Índice
Contactos telepáticos 2005-B
Grupo Elron

 

2005-B

 

SESIONES DE CONTACTO TELEPÁTICO

CELEBRADAS EN 2005

 

IMPORTANTE: Para pasar este libro a Word sigue estos sencillos pasos: 1) Seleccionar. 2) Copiar. 3) Abrir el archivo de Word elegido. 4) Edición. 5) Pegado especial. 6) Texto sin formato. 7) Aceptar. 8) Aplicar la tipografía y el formato deseado. 9) Paginar. 10) Imprimir.

 

Recuerda que cuando tengas el libro en Word puedes ubicar fácilmente cualquier palabra o número del texto utilizando “Buscar” (Ctrl B).

 

Para agrandar o reducir el tamaño de las letras haz clic en Ver y luego en Zoom.  

 

 

SESIÓN DEL 7/6/05

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Ruanel.

 

Interlocutor: ¿Maestro Ruanel?

Ruanel: Aquí estoy una vez más… Siempre trabajando en Servicio…

Interlocutor: Le pregunto como rutina si va a dar algún mensaje…

Ruanel: El mensaje lo daré al responder las preguntas.

Interlocutor: Bien, lo primero que me surge preguntarle es cómo ven los Maestros de Luz el tremendo atraso que tengo con las consultas, ya que como bien sabe no doy abasto.

Ruanel: Lo vemos como algo normal porque es como si alguien quisiera trasladar la arena del Sahara a otro lugar…

Interlocutor: Entiendo, se pasaría la vida haciéndolo.

Ruanel: Correcto… Como dice siempre este receptáculo, “la meta es la búsqueda” y hay que gozar cada momento. Esto significa que es buena noticia no dar abasto precisamente porque hay mucho trabajo y si hay mucho trabajo significa que también hay mucho interés. Las cosas hay que tomárselas con calma. Con calma no significa “con desidia”, sino “sin prisa pero sin pausa”.

Interlocutor: Entiendo…

Ruanel: La clave es no atosigarse más de lo debido y gozar con cada cosa que se hace. Lo que están haciendo ustedes es un Servicio potenciado.

Interlocutor: Está claro… Pasando a otro tema, ¿Carlos R., la persona que se lesionó la mano, subió de plano o sigue en el plano 3º?

Ruanel: No, no ha subido aún porque está con algunos conflictos en su 10 %.

Interlocutor: ¿Le convendría escuchar la grabación de la sesión donde psicoaudité a su Thetán?

Ruanel: Sería lo ideal si esta persona no estuviera tan reacia. Pero como ya lo sabemos los seres de Luz, nunca hay que forzar las situaciones. Cuando a veces decimos en los planos de Luz que hay que dejar que las cosas se decanten solas no significa esperar debajo de un árbol a que la manzana caiga, porque puede estar muchos días sin caer y la persona que espera terminar muriéndose de hambre.

Interlocutor: ¿Y cuál sería la actitud a seguir?

Ruanel: Simplemente hay que ver cuál sería el momento adecuado para actuar. En estos casos sirve de mucho dejarse guiar por la intuición.

Interlocutor: ¿Cómo va con la cuestión del crecimiento de los nervios? Lo pregunto porque aún no tiene sensibilidad en los dedos. El cirujano que lo operó dijo que hay que hacerle más adelante una pequeña operación para mejorar la conducción de los nervios…

Ruanel: Dejando de lado la parte engrámica –recordemos que ha reactivado engramas de vidas anteriores–, y enfocándonos exclusivamente en la parte física, hay partes tendonales que aún no han quedado bien unidas, de modo que una microcirugía le sería beneficiosa.

Interlocutor: Está claro… Ahora, antes de pasar directamente a los asuntos que tengo agendado quería preguntarle por algunos mareos que he tenido últimamente. La pregunta es si se trata de la mente reactiva que siempre está haciendo de las suyas o se trata de algún pico de presión… 

Ruanel: No, no tiene nada que ver con los engramas sino con la presión. Sería conveniente que te hagas un pequeño chequeo.

Interlocutor: ¿Me habré abusado de la sal sin darme cuenta?

Ruanel: Con toda certeza… Tú sabes que hay muchos productos que puedes consumir que tiene un porcentaje de sodio muy mínimo…

Interlocutor: Sí, los conozco, pero a veces uno se siente bien y se olvida, especialmente cuando le ponen en la mesa una pizza de ésas que hacen época… ¿El problema, entonces, de esos mareos es el abuso de la sal que produjo un pico de presión?

Ruanel: Tienes que agregar también el estrés… Las cosas hay que hacerlas, como ya dije, sin prisa pero sin pausa. No se puede hacer más de lo que podemos hacer. De lo contrario sería como el estudiante que tiene que rendir un examen y pretende en la última hora estudiar toda la materia… Con toda seguridad cuando llega a la mesa de examen va a tener la mente en blanco…

Interlocutor: ¿La alta presión mía se debe más al estrés que a la sal?

Ruanel: Mitad y mitad.

Interlocutor: Es decir que en definitiva tendría que cuidarme con la sal por un lado y tranquilizarme por el otro…

Ruanel: Así es. Tienes que tener en cuenta que existe un máximo que se puede hacer diariamente sin estresarse. De lo que se trata, entonces, es de no sobrepasar este límite.

Interlocutor: Entiendo…

Ruanel: Además, hay algo que vence al famoso distrés y que es la euforia. Si tú de alguna manera estás gozando con cada cosa que haces, sabiendo que es de una enorme utilidad para mucha gente que los sigue, esa misma euforia anula los efectos del estrés. E incluso, y esto ya ha sido dicho muchas veces, despega como si fuera una sopapa los engramas

Interlocutor: Entendí perfectamente… Voy ya a las consultas porque el tiempo apremia…

Ruanel: De acuerdo.

Interlocutor: Bien… La primera pregunta, y esto hace varios años que la tengo en carpeta, ¿quién colocó en su lugar a la famosa Piedra Movediza de Tandil? Se considera un misterio de la naturaleza y es un símbolo de esta ciudad…

Leo para que quede grabado… Tandil es una ciudad de la provincia de Buenos Aires que tenía enclavada en el borde de una pequeña colina una enorme piedra de más 300 toneladas. Esta piedra estaba en un precario equilibrio y era algo rutinario que los visitantes colocaran debajo de ella una botella para comprobar cómo al oscilar –era un movimiento casi imperceptible– la rompía. Esta piedra más tarde se cayó –fue exactamente el 29 de febrero de 1912– sin que nadie pudiera atinar el por qué.

Además, no muy lejos de allí hay un enorme peñasco, también al borde de una colina, y en ambos casos nosotros sabemos que no se trata de ningún misterio de la naturaleza sino de que “alguien” lo hizo.

Ruanel: Fueron los mismos extraterrestres que están afincado en el Sur de Chile.

Interlocutor: ¿O sea que fue la misma raza que construyó los Mohai?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Estuvieron afincados en esa zona?

Ruanel: Sí, pero por poco tiempo… Fíjate que es imposible que la naturaleza haga algo así. Pensarlo por un instante siquiera ya revela falta de sentido común.

Interlocutor: Entiendo… ¿Hubo algún motivo en especial? Me refiero a si tenía alguna utilidad práctica.

Ruanel: No, ninguna de las dos piedras tenía finalidad alguna. Lo hicieron simplemente por diversión.

Interlocutor: ¿Había indígenas en ese lugar?

Ruanel: Sí, por supuesto.

Interlocutor: ¿De qué fecha estamos hablando? Me refiero a la fecha en que colocaron esas piedras, la llamada Piedra Movediza y el Centinela.

Ruanel: Fueron puestas exactamente en el 992.

Interlocutor: ¿Y qué dijeron los indígenas? ¿Acaso las endiosaron?

Ruanel: No, simplemente las atribuyeron a que vinieron del cielo.

Interlocutor: ¿Las piedras eran de la zona o las trajeron de otro lugar?

Ruanel: No, eran de la zona, de la zona más bien cordillerana.

Interlocutor: Por lo que veo en todo esto no hay ningún misterio, simplemente extraterrestres que en un momento dado se les ocurrió como un juego poner esas piedras y ya está.

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Faltaría solamente entonces saber cómo se cayó la enorme roca… Algunas teorías lo atribuyen a la vibración producida por las explosiones de una cantera cercana y otros especulan que alguien en lugar de una botella puso debajo algo más sólido y le hizo perder el equilibrio…

Ruanel: No, ninguna de esas cosas… Se cayó simplemente porque con el transcurso del tiempo la piedra al oscilar erosionó la base.

Interlocutor: ¿No la tiró nadie, entonces?

Ruanel: No, fue un hecho natural.

Interlocutor: ¿Ésta es toda la historia?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Descuento que esos extraterrestres utilizaron máquinas antigravitatorias…

Ruanel: Por supuesto.

Interlocutor: Es una lástima que no hayan podido volverla a colocar allí. Conozco que se han hecho algunos intentos pero fracasaron.

Ruanel: Hay que hacer cálculos de equilibrio con tanta precisión que para los terrestres actuales es un logro imposible. Además, hay que contar con máquinas antigravitatorias, algo que aún está lejos de los seres humanos. Esto demuestra cabalmente que no fue el hombre el que la puso allí.  

Interlocutor: ¿En qué época llegaron a esa zona los extraterrestres?

Ruanel: Llegaron alrededor del 915 y se quedaron un siglo exacto porque en el 1015 se fueron.

Interlocutor: Y en el 992 pusieron las piedras…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Damos por terminado el tema?

Ruanel: De acuerdo.

Interlocutor: Bien, paso ahora a Napoleón Bonaparte. Concretamente, ¿fue envenenado como sugieren algunos investigadores?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Con arsénico?

Ruanel: Correcto. Con arsénico acumulado.

Interlocutor: Entiendo… Ahora bien, el problema que se plantea es porque se ha determinado por el examen de su cabello que la mayor dosis de arsénico la recibió antes de que fuera confinado en la isla Santa Elena.

Ruanel: Lo que ocurre es que no fue envenenado en este lugar.

Interlocutor: ¿Ah, no?

Ruanel: No, fue mucho antes.

Interlocutor: ¿Quién fue el asesino?

Ruanel: Gente de su confianza.

Interlocutor: ¿Quiénes fueron entonces?

Ruanel: Uno de ellos es una mujer muy cercana a él y el otro es un mariscal muy conocido, que estuvo muchos años a su lado.

Interlocutor: ¿En qué año empezaron a envenenarlo?

Ruanel: Cuatro años antes de ser deportado a la isla Santa Elena.

Interlocutor: ¿Solamente estas dos personas estaban involucradas o había más?

Ruanel: Había otras dos personas.

Interlocutor: ¿Cómo lo envenenaron?

Ruanel: Con dosis muy pequeñas de arsénico, pero tan pequeñas que era imposible que Napoleón sintiera molestias al ingerirlas.

Interlocutor: ¿El envenenamiento entonces fue por acumulación?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿La mujer que usted dice era acaso la amante del emperador?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Y este mariscal era muy allegado a él?

Ruanel: Sí, era uno de los principales.

Interlocutor: ¿Quiénes eras las dos personas que estaban en conocimiento del asunto?

Ruanel: Eran dos lugartenientes del mariscal que conspiraba.

Interlocutor: ¿Y el motivo? ¿Pasional acaso?

Ruanel: No, directamente político.

Interlocutor: ¿Nada más que político?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿La mujer también tenía motivaciones políticas?

Ruanel: A la mujer le habían prometido suculentas recompensas a nivel económico.

Interlocutor: ¿El envenenamiento se prosiguió en la isla?

Ruanel: No, en la isla no hubo envenenamiento. En la isla tuvo una enorme recaída por las dosis de arsénico que tenía acumuladas en su organismo.

Interlocutor: A ver si entiendo… Napoleón murió por envenenamiento por arsénico y ésta fue la única causa de su muerte.

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Estaba involucrado el gobernador de la isla?

Ruanel: No, para nada.

Interlocutor: Según he leído, Napoleón tenía la idea fija de que le habían dado órdenes para envenenarlo…

Ruanel: No, reitero que el gobernador no tuvo nada que ver porque el organismo de Napoleón al llegar a la isla ya portaba la cantidad suficiente de arsénico como para matarlo. Estaba enfermo de muerte al llegar a ella.

Interlocutor: ¿El gobernador tampoco sabía que a Napoleón lo habían envenenado?

Ruanel: No, para nada. Era un secreto guardado entre esas cuatro personas nada más.

Interlocutor: ¿Es decir, en definitiva, que el gobernado de la isla era totalmente inocente?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: También se lo ha acusado al conde francés Charles de Montholon…

Ruanel: No, no tuvo nada que ver.

Interlocutor: Concretamente, entonces, ¿ni el gobernador inglés de la isla, Hudson Lowe, ni el conde francés Charles de Montholon, estaban al tanto de la conspiración? Insisto en la pregunta para no dejar ninguna duda sobre esto.

Ruanel: Así es, ambos eran inocentes, ni habían participado en la conspiración ni tampoco sabían nada.

Interlocutor: ¿Pero no eran antagónicos a Napoleón?

Ruanel: Si, pero no intervinieron en el hecho concreto de su asesinato.

Interlocutor: Déjeme adivinar… ¿La mujer que lo envenenó fue acaso la amante más famosa de Napoleón?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Es bastante extraño que Désirée haya conspirado contra su amante…

Ruanel: Ella no conspiró…

Interlocutor: ¿Es decir que solamente fue el brazo ejecutor?

Ruanel: Correcto… Le dijeron mil cosas para convencerla… Le aseguraron que Napoleón iba a caer en desgracia y que ella iba a ser fusilada…

Interlocutor: ¿Es decir, en definitiva, que la pusieron entre la espada y la pared?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Se podría decir que para ella fue una cuestión de supervivencia aceptar ser el brazo ejecutor?

Ruanel: Sí, totalmente.

Interlocutor: ¿En síntesis, entonces, todas las investigaciones que se hicieron sobre el envenenamiento de Napoleón son reales, salvo que se equivocaron de lugar y de personajes?

Ruanel: Así es. Los investigadores, al considerar erróneamente que el envenenamiento ocurrió en la isla no tenían otra alternativa que sospechar de él. Pero como ya dije no tuvo nada que ver.

Interlocutor: ¿Si los médicos que lo atendían en la isla hubieran sabido que había sido envenenado lo habían podido salvar?

Ruanel: No, porque la dosis de arsénico ya era demasiado grande. En el momento de ser deportado ya estaba condenado a muerte.

Interlocutor: Mi pregunta estaba dirigida a aclarar si la muerte fue acelerada por el tratamiento médico, porque algunos investigadores hablan de un error médico.

Ruanel: No, descártalo, Napoleón murió a causa de que fue envenenado.

Interlocutor: ¿Y definitivamente los ingleses tampoco tuvieron que ver con su muerte?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Fin de este tema, entonces?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Bueno, creo que la verdad sobre la muerte del emperador quedó debidamente aclarada… Me queda una última pregunta… ¿Napoleón era una gran estratega realmente? Lo pregunto porque leí un artículo que lo catalogaba de farsante porque se atribuía triunfos que en realidad eran de quienes lo asesoraban.

Ruanel: No, no era un farsante, era un genio realmente de la estrategia… Detractores hay en todos lados.

Interlocutor: Paso rápidamente a otro tema porque los minutos de la sesión pasan volando… Aquí tengo agendado un personaje extraño, John Titor… Si le parece bien voy a leer lo que se sabe de él para que quede grabado y luego haré las preguntas…

Ruanel: De acuerdo.

Interlocutor: Los datos que transcribo los extraje de http://www.misterios.s5.com/misterios-14.html:

 

John Titor dice ser un soldado americano con una misión que cumplir. Hasta aquí no habría nada de extraño ni sorprendente, pero si a todo esto se le agrega que el dice venir del futuro (año 2036) la cosa cambia.

Según John Titor, este soldado americano de 38 años, tenia una misión de volver desde su presente (año 2036) hasta el pasado (año 1975) para recuperar un modelo de computadora de la empresa IBM, el cual es necesario en su presente (año 2036), para ayudar con unos códigos de sistemas operativos. Uno hasta aquí podría decir pero cómo con semejante tecnología capaz de viajar en el tiempo es imprescindible viajar hacia el pasado para llevarse consigo al futuro un viejo modelo de computadora personal; pero lo cierto, siempre según John Titor, es que en su presente (mas de 60 años atrás en su tiempo) esos códigos y arquitectura ya no se encuentran, por lo tanto el ejército americano le habría encomendado semejante misión.

Pero aquí no termina todo, luego de recoger esta computadora en el año 1975, John Titor ha venido hacia nuestro presente (año 2000) y ha permanecido entre nosotros por el lapso de unos 6 meses (aprox. Octubre 2000 / Abril 2001).

Durante todo ese tiempo él ha escrito en numerosos foros y entrado a diferentes chat, dando a conocer todos estos temas a quienes lo quisieran escuchar; es más, ha llegado a publicar fotografías sobre su supuesta máquina del tiempo y los planos de la misma...

Durante estos meses que ha permanecido entre nosotros ha anticipado varios acontecimientos para nuestra humanidad...

Ha mencionado que en América comenzará una guerra civil entre 2004 y 2005, alcanzando su máximo potencial hacia el año 2008, destruyendo todo en Estados Unidos hacia el 2012 y que para el año 2015 se desatará una guerra nuclear intercontinental.

Bueno, hasta aquí las predicciones no son gran cosa, ya que no da fechas exactas, sino a grandes rasgos, y tampoco predijo lo de las Torres Gemelas, ocurrido seis meses después de su partida.

La historia es tal cual aquí fue relatada, la pueden creer o no, pero es ésta.

 

La pregunta obvia es si esta persona era un viajero del tiempo…

Ruanel: Sí, era un viajero del tiempo, pero se trató de algo insignificante…

Interlocutor: No entiendo lo de insignificante…

Ruanel: Me refiero a recuperar una reliquia.

Interlocutor: Sigo sin entender…

Ruanel: Quiero decir que venir del futuro para recuperar una reliquia como ésa no es una misión importante.

Interlocutor: Ahora entendí… ¿Pero no era algo realmente importante recuperar ese modelo de computadora de la empresa IBM?

Ruanel: No, no era importante… Hay un código que se llama ASSCII y que ellos lo precisaban, como el viejo sistema DOS.

Interlocutor: Estoy un poco confundido porque no logro hilvanar bien la historia… ¿Esta persona vino del 2036?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Pero acaso ya en esa época había en la Tierra máquinas del tiempo?

Ruanel: No, lo que ocurrió es que esta persona tomó contacto fortuitamente con una persona que era un crononauta llamado John Vasos…

Interlocutor: ¿John Vasos era un viajero del tiempo entonces?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿De cuántos años del futuro provenía?

Ruanel: De 500 años…

Interlocutor: ¿Acaso de 2550?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Y qué estaba haciendo John Vasos en el 2036?

Ruanel: Estaba investigando las erupciones solares y de qué forma éstas afectan a la Tierra y a los seres vivos, especialmente en la parte dermatológica, cáncer de piel y todas esas cosas. En esa ocasión se hizo muy amigo de John Titor.

Interlocutor: Ahora voy entendiendo todo un poco mejor… ¿Fue una amistad larga?

Ruanel: De unos cuantos meses…

Interlocutor: ¿Pero cómo fue el encuentro? Me refiero a si John Vasos se le apareció de pronto a John Titor y le dijo ¿hola, qué tal?, aquí estoy, soy un viajero del año  2550…

Ruanel: No, no fue así… Se trató de un encuentro casual, como sucede tantas veces, y recién cuando hubo confianza John Vasos le confesó que era un viajero del tiempo, pidiéndole obviamente que el secreto quedara solamente entre ellos…

Interlocutor: Ahora está claro… ¿Y cómo fue la cuestión del viaje de John Titor al año 1975? Me refiero al motivo.

Ruanel: John Titor trabajaba en un empresa de computación y les dijo a sus directivos que él podía conseguirle una tecnología, que en el 2036 ya no se usaba y que era muy difícil de conseguir, para crear un nuevo sistema…

Interlocutor: ¿Qué tipo de nuevo sistema?

Ruanel: Un sistema similar al que hoy se llama Windows, pero con tecnología ASSCII, como para que el sistema operativo de esa época fuera mucho más veloz y mucho más confiable.

Interlocutor: ¿Pero quiénes se lo encargaron?, ¿acaso los militares con él dijo?

Ruanel: No, era una empresa privada.

Interlocutor: Otra vez entré en confusión… ¿John Titor se presentó a los directivos y les dijo: “Señores, yo puedo viajar al pasado con una máquina del tiempo y conseguir esos sistemas operativos?

Ruanel: No, no fue así… Los directivos simplemente le dijeron a John Titor que si podía conseguir esos viejos sistemas operativos, que como ya dije en el 1036 ya estaban en desuso, le pagarían determinada suma de dinero.

Interlocutor: ¿Entonces él no dijo que estaba en contacto con un viajero del tiempo?

Ruanel: No, por supuesto que no. Los directivos pensaron que esos viejos sistemas podría tenerlos algún coleccionista y que John Titor podría encontrarlo.

Interlocutor: Ahora lo tengo claro… ¿John Titor le pidió permiso a John Vasos para ir a la empresa donde trabajaba y ofrecerle a los directivos conseguir esos antiguos sistemas con el fin exclusivo de ganar dinero y John Vasos lo autorizó?

Ruanel: Así es… Te lo voy a explicar con un ejemplo para que lo tengas bien claro… Imagínate un automóvil del año 2030 cuya duración sea de 4 ó 5 años. Bien, suponte que los directivos de una empresa de esa época que fabrica automóviles te pidiera que consigas de algún coleccionista un Ford antiguo, de esos que tenían tanta durabilidad, para estudiarlo, y que tú en lugar de buscar un coleccionista viajaras al pasado…

Interlocutor: Estoy entiendo perfectamente…

Ruanel: En tu país, Argentina, se dio algo parecido a esos Ford antiguos con un automóvil de marca Siam…

Interlocutor: Sí, recuerdo a los “Siam Di Tella”, así los llamábamos, que asombraban por su durabilidad…

Ruanel: Este automóvil estuvo vigente desde el año 1957 a 1985, es decir casi 30 años…

Interlocutor: Sí, es cierto, e incluso se usaba mucho como “taxi”… Recuerdo perfectamente que su increíble resistencia era algo muy comentado por todos, ya que es sabido que este tipo de transporte de pasajeros desgasta rápidamente al vehículo por el intenso trajinar.

Ruanel: Este automóvil por su durabilidad contrastaba con otros vehículos cuya durabilidad era muchísimo menor, que a los cuatro o cinco años ya eran inútiles.

Interlocutor: ¿Tenía algo misterioso para que durara tanto?

Ruanel: No, simplemente se trataba de componentes del motor de alta durabilidad y resistencia… Si la industria argentina tuviera hoy algún cerebro con más de dos dedos de frente, y estoy utilizando una expresión común entre ustedes, y pudiera usar en el 2010 esa tecnología para construir un motor mejor, más perfeccionado, podrían construir un coche que durara 50 años.

Interlocutor: A ver si entiendo… ¿Usted con este ejemplo me está diciendo que si un empleado de una fábrica de automóviles del año 2010 le ofreciere a sus directivos conseguirle un “Siam Di Tella”, que en esa época ya no existe, o solamente lo tiene algún coleccionista de vaya uno a saber dónde, por una suma de dinero equis, y ellos aceptaran, él trataría de conseguírselos? ¿Es algo así?

Desde ya que ese empleado diría eso porque sabe de antemano que lo podrá conseguir simplemente viajando al pasado, a la época en que los Siam Di Tella estaban vigentes, y no buscando el chasis o el motor en algún coleccionista, algo completamente aleatorio, por otra parte.

Ruanel: Exacto.

Interlocutor: Con este ejemplo entendí perfectamente lo que sucedió con John Titor… ¿Y los dibujos que dejó en Internet supuestamente de la máquina del tiempo?

Ruanel: Fueron delirios de esta persona.

Interlocutor: No entiendo…

Ruanel: El hecho del viaje al pasado lo perturbó completamente porque no estaba preparado para una cosa así… Su decodificador se deterioró y empezó a delirar.

Interlocutor: ¿Para nada es válido entonces lo que dijo?

Ruanel: No, para nada… Es como si de pronto tú tuvieras un vehemente deseo de viajar a determinada isla paradisíaca, y lo lograras, y quedaras tan impactado con el lugar y tan eufórico que tu decodificador se altera a tal punto que cuando vuelves comienzas a delirar diciendo que te has encontrado con bellísimas doncellas, con animales extraños, con cavernas con inmensos tesoros en su interior y todas esas cosas, fruto nada más que de tu imaginación exacerbada.

Interlocutor: Entiendo… En su página Web hay una foto supuestamente del interior de la máquina del tiempo… ¿Hay algo real en ella?

Ruanel: No, para nada. Es una foto trucada.

Interlocutor: ¿Pero por qué lo hizo?

Ruanel: Simplemente porque deliró. No estaba en sus cabales porque, reitero, el viaje en el tiempo lo trastornó.

Interlocutor: ¿Tengo que suponer que los viajeros del tiempo se entrenan de alguna forma para que eso no les suceda? Me estoy acordando en este momento del entrenamiento intensivo de los astronautas y de los buceadores…

Ruanel: Por supuesto, además están despersonalizados y ya saben en teoría cómo será su viaje al pasado. Con John Titor fue algo de golpe, sin ningún tipo de preparación.

Interlocutor: Puedo imaginarme el impacto... ¿Cuál fue la razón de que John Vasos accediera a la petición de Titor?

Ruanel: No hubo ninguna finalidad de lucro, sino que simplemente lo hizo por amistad…

Interlocutor: Hay algo que me extraña… ¿Tan fácil es aprender a manejar una máquina del tiempo?

Ruanel: John Titor no aprendió, fue John Vasos quien lo llevó.

Interlocutor: ¿Viajaron los dos al pasado?

Ruanel: Sí, por supuesto, lo que ocurrió fue que Vasos quedó en la sombra sin figurar.

Interlocutor: Entiendo… ¿Y cuánto tiempo se quedaron?

Ruanel: No fue un solo viaje sino cinco.

Interlocutor: ¿Viajaron al pasado, regresaron, volvieron a viajar, etc., cinco veces?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Este hecho es toda una novedad… ¿Cómo es la máquina del tiempo en la que viajaron? Me refiero a si es algo parecido a la famosa máquina del tiempo de Wells…

Ruanel: No, no era tan grande, porque en este caso se trató de dos máquinas pequeñas individuales.

Interlocutor: Supongo que John Vasos desde su máquina controlaba o manejaba la de John Titor

Ruanel: Claro, a través de un campo cuántico, porque así no había peligro de extravío.

Interlocutor: Está perfectamente claro… Dando un ejemplo tonto, ¿sería algo así como dos hamacas conectadas por una cadena?

Ruanel: Sí, algo así, pero en lugar de la cadena un campo cuántico.

Interlocutor: En concreto, entonces, lo único real es que John Titor era una especie de viajero del tiempo “clandestino”, que se trasladó al pasado con el viajero “oficial” John vasos, haciéndolo éste por amistad y aquél para ganar algún dinero. Y todo el resto fue puro delirio de Titor… ¿Es así?

Ruanel: Es así.

Interlocutor: ¿La Web donde John Titor dejó sentada su experiencia también es cierto?

Ruanel: Es cierto lo de la página Web, pero no las cosas que dijo, como los vaticinios, que sólo salieron de su mente afiebrada.

Interlocutor: Ahora quedan claro sus disparates… Fue una lástima que quedara tan trastornado porque hubiera podido dejar una prueba clara de la posibilidad del viaje en el tiempo, por ejemplo anticipando el ataque a las Torres gemelas.

Ruanel: Prácticamente lo único en lo que no deliró fue en que viajó al pasado para recuperar viejos sistemas operativos a fin de crear uno nuevo y mejorar los ordenadores del año 2036.

Interlocutor: Usted mencionó que vinieron varias veces… ¿Con qué fin?

Ruanel: El fin fue la investigación de varios temas, pero nada en especial, de modo que no vale la pena mencionarlos.

Interlocutor: ¿Cuánto tiempo se quedó John Vasos en el 2036?

Ruanel: Aproximadamente un año.

Interlocutor: ¿John Vasos es un viajero del tiempo compañero de Kronbus?

Ruanel: Así es, de Kronbus y de otros viajeros del tiempo también.

Interlocutor: ¿Algo más para agregar sobre este tema?

Ruanel: No, porque lo principal ya fue dicho.

Interlocutor: Perfecto, paso al siguiente tema, la Cueva de los Tayos, que usted ya me había dicho que había una puerta dimensional…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Bien, le leo el texto sobre el tema para que quede grabado… El asunto es así:

 

En 1969, alguien llamado Juan Moricz, un espeleólogo aficionado, investigó en Ecuador una caaverma llena de túneles y galerías subterráneas llamada “Cueva de los Tayos” en razón de que en ella se encuentran precisamente una especie de aves nocturnas llamadas así.

En el acta notarial en la que Juan Moricz dejó sentado su hallazgo, con fecha 21 de julio de 1969, en la ciudad costeña de Guayaquil, dice que “he descubierto valiosos objetos de gran valor cultural e histórico para la humanidad. Los objetos consisten especialmente en láminas metálicas que contienen probablemente el resumen de la historia de una civilización extinguida, de la cual no tenemos hasta la fecha el menor indicio…”.

 

Ruanel: Hay puertas dimensionales producidas por los “vortex” que no solamente permiten trasladarse en el tiempo, sino también a universos paralelos… Se trata de “puertas cuánticas”…

Interlocutor: ¿Moricz pasó por esta puerta dimensional?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Sorpresivamente o directamente la vio y pasó a través de ella?

Ruanel: No, pasó sorpresivamente.

Interlocutor: ¿Es decir que no había nada que hiciera percibir esa puerta?

Ruanel: No, nada.

Interlocutor: ¿Y adonde pasó?

Ruanel: Pasó directamente a un universo paralelo.

Interlocutor: ¿Se trata de una puerta dimensional o una puerta cuántica?

Ruanel: Son términos sinónimos.

Interlocutor: Ahora entiendo… Concretamente, entonces, por un azar del destino, llamémosle así, Juan Moricz pasó a través de una puerta dimensional en forma inesperada y se encontró en uno de los 22 universos paralelos… ¿Es así?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Este universo al que pasó Moricz tiene alguna particularidad especial o es como todos?

Ruanel: No, no es como todos, es distinto al universo actual en el que vivimos nosotros.

Interlocutor: No entiendo…

Ruanel: En todos los demás universos paralelos hay seres similares a nosotros –al decir “nosotros” me incluyo porque yo también estuve encarnado– pero en el universo al que pasó esta persona no.

Interlocutor: Sigo sin entender… ¿En qué es distinto? ¿No estamos allí también nosotros?

Ruanel: No, no estamos.

Interlocutor: ¿Es decir que este universo sería una excepción?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Y qué encontró Moricz allí?

Ruanel: Encontró una civilización Neandertal…

Interlocutor: No entiendo por qué usted dice que es distinta a la nuestra, si los Neandertal también formaron parte de nuestro universo…

Ruanel: Los Neandertal y los Cromagnon, de donde descendemos nosotros –reitero que digo “nosotros” porque yo encarné como humano la última vez–, convivimos juntos.

El Homo sapiens sapiens como el Cromagnon están en el planeta Tierra desde hace 100.000 años, y ya se ha dicho que estuvo prácticamente 60.000 años sin ninguna chispa en su decodificador. Encarnaba a un espíritu como yo, pero su decodificador no estaba apto como para transmitir el pensamiento abstracto.

El ser Homo sapiens se alimentaba, tenía relaciones sexuales, hacía sus necesidades, etc., pero no tenía pensamiento abstracto.

Hace 40.000 años atrás es como que algo despertó en él, en su decodificador, y entonces pudo comenzar a transmitir los conceptos del espíritu.

Con el Homo Neandertal de ese otro universo paralelo pasó exactamente lo mismo, convivieron. El Homo Neandertal estuvo hasta 18.000 años atrás, es decir que durante miles de años convivieron juntos el Homo Neandertal y el Homo sapiens.

Incluso el Neandertal tenía una capacidad craneana superior a la del Homo sapiens…

Y te doy la primicia de que en ese otro universo paralelo al que pasó Moricz ya hubo pases en la parte de Canadá…

Interlocutor: No entiendo eso de que hubo “pases”…

Ruanel: Hubo un pase, mediante un elemento físico…

Interlocutor: ¿Usted se refiere a un aparato?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: No sabía que habíamos construido un aparato para pasar a un universo paralelo…

Ruanel: Fue al revés…

Interlocutor: ¿Cómo al revés?

Ruanel: Claro, son los seres Neandertal de ese universo paralelo los que pasaron a éste…

Interlocutor: Ahora entendí…

Ruanel: Hubo un científico Neandertal de ese otro universo paralelo que descubrió la forma de pasar a este universo por la zona de Canadá.

Interlocutor: ¿Esto es vox populi entre los científicos?

Ruanel: No, para nada, aún es algo secreto.

Interlocutor: ¿Hay alguna prueba de ello?

Ruanel: Sí, muchas, e incluso le han sacado fotos.

Interlocutor: A ver si entiendo, este científico Neandertal de ese otro universo paralelo pasó al nuestro e hizo contacto con científicos de Canadá… ¿Es así?

Ruanel: Correcto…

Interlocutor: ¿Y esto no lo saben nada más que unos pocos científicos y lo mantienen oculto?

Ruanel: Así es, pero uno de los científicos se lo comentó a un escritor, y éste escritor escribió sobre el tema pero disfrazándolo de una historia de ciencia ficción.

Interlocutor: ¿Es algún escritor conocido, como Artur Clarke o Asimov?

Ruanel: No, no es conocido, aunque ha ganado algunos premios. Se llama Tayler…

Interlocutor: Bien, continúo… Primeramente quiero aclarar algo que me confunde… ¿Ese científico avanzado que logró pasar desde su universo al nuestro convive con los Neandertal?

Ruanel: No convive con los Neandertal, sino que ese científico avanzado es un Neandertal… El homo sapiens había desaparecido en ese otro universo hacía 18.000 años.

Interlocutor: ¿O sea que al contrario de lo que sucedió en el nuestro, en ese universo paralelo evolucionó la raza Neandertal?

Ruanel: Correcto… Incluso los Neandertal de ese universo paralelo tenían  un concepto muy pobre del humano: afirmaban que si su frente era tan amplia y su mentón tan estrecho es porque eran vegetarianos, si su boca era tan pequeña se debía a que era idiota y se babeaba…

Interlocutor: ¿Usted se está refiriendo a los humanos de ese otro universo paralelo o del nuestro?

Ruanel: Me estoy refiriendo a los humanos de ese otro universo paralelo… Los científicos Neandertal pensaban eso de los humanos de allí.

Interlocutor: Ahora entiendo…

Ruanel: Y si desapareció hace 18.000 años fue porque su cuerpo era tan endeble que las bestias los exterminaron, y cosas así por el estilo pensaban de ellos.

Interlocutor: Ahora está claro… ¿Crían ganado allí como nosotros?

Ruanel: No solamente crían ganado, sino que también aún hay mamut y mastodontes.

Interlocutor: Es realmente increíble… Estoy pensando en que esos científicos Neandertal tienen que estar muy evolucionados como para llegar a construir aparatos que puedan trasladarse de un universo paralelo a otro…

Ruanel: Así es, hay laboratorios que trabajan para ello.

Interlocutor: ¿Lograron también pasar a otros universos paralelos?

Ruanel: No, por ahora solamente al nuestro.

Interlocutor: Volviendo a Moricz, él penetra en la cueva, pasa sorpresivamente a través de una puerta dimensional ¿y con qué se encuentra? Lo pregunto porque de los relatos de esta persona no se extrae nada concreto…

Ruanel: Fue tanta la sorpresa que su decodificador no aceptó lo que vio y entonces inconscientemente lo rechazó.

Interlocutor: ¿Pero con qué se encontró?

Ruanel: Se encontró con seres neandertalenses.

Interlocutor: ¿Moricz tomó contacto con estos seres?

Ruanel: Así es, y quedó como espantado… Son seres que están vestidos con uniforme, tienen animales, la conformación terrestre también es la misma, con los mismos continentes… La diferencia es que son poquísimos habitantes en comparación con los de nuestro planeta, ya que apenas llegan a los 700 millones… 

Interlocutor: ¿También hay diversidad de idiomas como aquí?

Ruanel: No, hablan un solo idioma.

Interlocutor: ¿Viven en el mismo presente que nosotros?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Moricz conversó con ellos?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿De qué forma?

Ruanel: Mediante un pequeño computador… Cada uno de los neandertalenses tiene un computador en su muñeca con varias funciones, entre ellas la de permitir saber, a una especie de central, donde se encuentra cada uno en cada momento y lo que está haciendo. Están siendo permanentemente filmados y por eso en ese universo paralelo no hay crímenes. A ese aparato le llaman “Observador” y es como un implante.

Interlocutor: ¿Similar al que tienen puestos los funcionarios del Área 51?

Ruanel: Algo así.

Interlocutor: ¿Estuvo mucho tiempo Morizc en ese universo paralelo?

Ruanel: Alrededor de 15 días…

Interlocutor: Pero al parecer el no recuerda nada de eso…

Ruanel: Reitero que lo borró de su mente por su incapacidad de confrontarlo… Hubo también un engrama de por medio que le impidió aceptarlo…

Interlocutor: Ya entiendo…

Ruanel: Simplemente pensó que había pasado por una puerta dimensional pero que todas esas cosas las vio como un sueño.

Interlocutor: ¿Es decir que para él no fueron reales?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Según leí, Moricz trajo de ese universo paralelo una planchas metálicas…

Ruanel: Es así.

Interlocutor: ¿Neil Amstrong, el famoso astronauta, se las llevó? Lo pregunto porque esas planchas desaparecieron.

Ruanel: No, eso no es cierto.

Interlocutor: Se habla de que vino una expedición y se llevó unas misteriosas cajas…

Ruanel: No, eso tampoco es cierto, son habladurías solamente.

Interlocutor: Haciendo una digresión, ¿en ese otro universo paralelo han logrado viajar al espacio como nosotros o más allá aún?

Ruanel: No, eso todavía no lo han logrado. Se dedican más a la física cuántica.

Interlocutor: Esa expedición que mencioné, incluso Neil Amstrong, logró pasar a través de esa puerta dimensional como Moricz?

Ruanel: No, el único que pasó fue Moricz, y como ya dije su decodificador mental se deterioró por la tremenda experiencia negando todo lo que vio.

Interlocutor: ¿Dónde están esas planchas metálicas? Lo pregunto porque al parecer desaparecieron.

Ruanel: Se los llevaron los Hombres de negro al Área 51, para variar…

Interlocutor: ¿Le encontraron alguna utilidad a estas chapas?

Ruanel: No, ninguna.

Interlocutor: Según leí, los indígenas de la zona de la Cueva de los Tayos estaban muy enojados con una supuestas cajas con reliquias o algo así que se llevó Neil Amstron o la expedición que mencione, no recuerdo bien… 

Ruanel: No, no hubo nada de eso. Reitero que son habladurías…

Interlocutor: ¿Y el famoso escritor Erich Von Däniken?

Ruanel: Es uno de los escritores más fantasiosos del Siglo XX.

Interlocutor: ¿Inventó todo, entonces?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¡Vaya con la noticia! ¿Y Neil Amstrong, qué declaró a los medios de prensa, después de haber estado tres días en la Cueva de los Tayos, que su visita al mundo subterráneo había superado su vivencia en la Luna?

Ruanel: No es cierto, son fantasías, no las tengas en cuenta para nada.

Interlocutor: Concretamente, entonces, sólo Moricz pasó a través de la puerta dimensional, estuvo dos semanas en ese otro mundo paralelo conviviendo con los científicos Neandertal, su mente lo rechazó, y nadie más pasó a través de ella, Neil Amstrong y la expedición no encontraron nada de valor en la cueva, las chapas metálicas las robaron los Hombres de negro, y Erich von Däniken inventó todo para vender libros… ¿Es así?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Y las cuatro cajas de madera que contenían?

Ruanel: Nada que perteneciera a ese otro universo paralelo.

Interlocutor: Creo que este asunto está aclarado… ¿Habría algo más para aclarar?

Ruanel: No, salvo decir que los científicos de Canadá estaban en un laboratorio instalado en una cueva muy profunda haciendo experimentos con el agua pesada y se encontraron con los científicos Neandertal del otro universo. Este hecho lo conocen muy pocos.

Interlocutor: ¿Qué tipo de laboratorio es el que usted menciona?

Ruanel: Es uno de los más conocidos de Canadá que experimenta con el agua pesada.

Interlocutor: ¿Siguen en contacto?

Ruanel: No, en este momento el paralaje está cerrado, pero estuvo abierto alrededor de 15 días.

Interlocutor: ¿Ese paralaje solamente lo pueden abrir desde ese otro universo paralelo o también del nuestro?

Ruanel: No solamente desde ese otro universo paralelo, porque aquí aún no tienen el conocimiento necesario para hacerlo.

Interlocutor: ¿Creen en Dios, por ejemplo?

Ruanel: No, para nada, incluso se asombran de que aquí tengamos crímenes, que haya guerras, que no tengamos “observadores”…

Interlocutor: ¿Usted se refiere al aparatito de control?

Ruanel: Así es… Tienen un concepto muy pobre de nosotros, los seres humanos, porque al tener tantas creencias, y más aún en un “Dios castigador”, vivimos completamente acomplejados. En cambio ellos, los neandertalenses, no tienen complejos de culpa, ni crímenes, ni guerras, ni traumas, ni engramas, porque al tener el aparatito “observador” están filmados las 24 horas.

Interlocutor: Bueno, yo no sé si podría soportar estar permanentemente vigilado como si estuviera en una cárcel… Eso cortaría de alguna manera mi libre albedrío…

Ruanel: Eso mismo es lo que le dijo el científico terrestre al científico neandertal, pero éste le respondió que era preferible el sistema de ellos porque de esta manera no tenían crímenes y que a pesar de haber 700 millones de habitantes no tienen  ningún muerto salvo por vejez o cáncer…

Interlocutor: El argumento es muy consistente…

Ruanel: Y uno de los de los científicos terrestres pidió divulgar la experiencia, a lo que le respondieron: “Hazlo, total nadie te va a creer”.

Interlocutor: ¿Volverán a contactarse o ya nunca lo harán?

Ruanel: De lo poco que pude extractar del Thetán del científico Neandertal cuando estuvo aquí es que la idea es volverse a contactar.

Interlocutor: ¿Solamente Moricz pasó a un universo paralelo?

Ruanel: No, en la Tierra hubo otros seres humanos también.

Interlocutor: ¿Pero siempre por casualidad?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Un terrestre puede ser llevado a otro universo paralelo por alguien que viniera desde ese otro universo paralelo al nuestro?

Ruanel: Sí, por supuesto, no hay ningún tipo de problema.

Interlocutor: ¿En el Área 51 llegaron a pasar a otro universo paralelo? Lo pregunto en razón de que allí hay también extraterrestres.

Ruanel: No, aún no.

Interlocutor: Bueno, doy por terminado el tema… El siguiente trata de la posibilidad de aprender durmiendo. Ya son varios los consultantes que me han hecho esa pregunta. Creo que el sistema se llama “Hipnopedia”.

Ruanel: Si, es posible, algunas cosas llegan.

Interlocutor: No entiendo… ¿Cómo que algunas cosas llegan? ¿No llegan todas?

Ruanel: Reitero que algunas cosas llegan, que quedan grabadas como recuerdos subliminares.

Interlocutor: ¿Qué porcentaje es el que se graba?

Ruanel: Menos de un 5 %.

Interlocutor: ¡Prácticamente nada! ¿Pero cuál es el impedimento de que no se grabe más?

Ruanel: El tema es así: cuando duermes, tu decodificador aprovecha esta circunstancia –y esto lo hemos dicho en varias oportunidades– para equilibrar el potencial eléctrico del cerebro, porque puede estar en un lado equilibrado y en otro no. Entonces lo empareja.

Interlocutor: Entiendo…

Ruanel: Cuando se le está enviando subliminarmente al cerebro una determinada lección a través de auriculares conectados a un grabador, como el cerebro tiene desconectada esta función del aprendizaje porque está ocupado en otras tareas, es decir, la de reparación, será poco entonces lo que recepte.

Además, al enviar al cerebro esa lección cuando éste está en funciones de reparación, lo que se está haciendo es interferir en esa labor, lo cual es obviamente contraproducente.

Interlocutor: ¿No es, por lo tanto, que uno se duerma con un grabador encendido y a la mañana tenga toda la lección archivada en el cerebro y la sepa de memoria?

Ruanel: No, no es así.

Interlocutor: ¿Pero de toda esa lección, sí tendrá un 5 %?

Ruanel: Menos de un 5 %.

Interlocutor: ¿Al precio de haber interferido con la labor de reparación del cerebro?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Por lo que veo no es un sistema como para recomendar con entusiasmo…

Ruanel: Así es. Pero tampoco se puede decir que no sirva en absoluto… Depende de cada caso.

Interlocutor: De cualquier forma es tan ínfimo el resultado que en mi opinión preferiría dejar descansar al cerebro, por las dudas.

Ruanel: Tu opinión es válida.

Interlocutor: Bien, paso a otro tema, ya para terminar. Son dos consultas que me hicieron sobre sonambulismo… ¿Cómo está el receptáculo para continuar?

Ruanel: Tiene el cuello muy contracturado.

Interlocutor: Bueno, entonces voy a ser breve… Susana J. me consulta sobre su hijo de 11 años que es sonámbulo, dice que se levanta siempre a eso de la medianoche, algo que le da obviamente mucho miedo porque viven en un ático, y su preocupación es que pueda salir a la terraza, que es peligrosa, sin que ella se de cuenta. Pregunta si hay algún tratamiento o si tiene que visitar a algún especialista.

Ruanel: Son engramas de vidas pasadas que tiene su Thetán en su parte conceptual.

Interlocutor: ¿Le podría recomendar la anterior técnica?

Ruanel: No, la anterior técnica no, porque hay que auditar al Thetán, es decir al 90 % de espíritu y no al 10 %. Reitero que se trata de engramas que arrastra de vidas pasadas pero archivados en la parte conceptual.

Interlocutor: ¿La solución pasa por Psicoauditación, entonces?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Algo más sobre esto?

Ruanel: No, simplemente quisiera agregar que no siempre el sonambulismo es engrámico, ya que hay una zona de México llamada Puebla en la que los niños tienen crisis de esta enfermedad, pero se trata de alteraciones del decodificador producidas por extraterrestres que están experimentando con ellos.

Interlocutor: Bueno, paso a la última consulta. Mario R. dice que tiene una hija de ocho años que por las noches camina y hasta habla dormida. Pregunta si tiene que llevarla a un psicólogo.

Ruanel: Es un caso similar al anterior, pues tiene engramas de vidas pasadas que se le han restimulado en esta vida. Recomendar a un psicólogo es siempre un arma de doble filo porque como no saben nada de la mente reactiva y de los engramas hay peligro de que le implanten más engramas.

Interlocutor: ¿Qué le recomiendo, entonces?

Ruanel: Con toda certeza Psicoauditación, para los engramas de vidas pasadas, y cuando tenga 12 años o más, la anterior técnica.

Interlocutor: ¿Le digo entonces, que la anterior técnica por ahora no?

Ruanel: Así es. La auditación la anterior técnica necesita de la colaboración de la persona y a los 8 años no se tiene la comprensión que se necesita para el tratamiento, ya que la anterior técnica es una labor de equipo.

Interlocutor: ¿Podría hacerle una pregunta más?

Ruanel: Una sola porque el receptáculo está muy dolorido por la contracción del cuello.

Interlocutor: Bien… Le leo el texto para que quede grabado:

 

Un científico de Phoenix - Arizona - quería probar una teoría. Necesitaba un voluntario que llegase a las últimas consecuencias. Lo consiguió en una penitenciaria. Era un condenado a muerte que sería ejecutado en la penitenciaria de SST. Louis en el estado de Missouri, donde existe la pena de muerte ejecutada en la silla eléctrica.

Propuso lo siguiente: Él participaría en un experimento científico, en el cual sería hecho un pequeño corte en el pulso, lo suficiente para gotear su sangre hasta la última gota. Tenía la probabilidad de sobrevivir, en caso contrario fallecería por pérdida de sangre, o sea una muerte sin sufrimiento ni dolor.

El condenado aceptó, pues era preferible eso a morir  en la silla eléctrica, además tenia un chance de sobrevivir.

El condenado fue colocado en una cama alta, de hospital, y amarraron su cuerpo para que no pudiera moverse. Hicieron un pequeño corte en su pulso. Abajo de su pulso fue colocada una pequeña vasija de aluminio.

Se le dijo que oiría su sangre gotear en la vasija. El corte fue superficial y no alcanzó ninguna arteria o vena, pero fue lo suficiente para que él sintiera que su pulso fue cortado.

Sin que él supiera, debajo de la cama había un frasco de suero con una pequeña válvula. Al cortar el pulso, fue abierta la válvula del frasco para que creyese que era su sangre la que caía en la vasija.

En verdad, era el suero en el frasco lo que goteaba. De 10 en 10 minutos, el científico, sin que el condenado lo viera, cerraba un poco la válvula y el goteo disminuía. Mientras tanto el condenado creía que era su sangre la que estaba disminuyendo.

Con el pasar del tiempo fue perdiendo color, quedando cada vez más pálido. Cuando el científico cerro por completo la válvula, el condenado tuvo un paro cardíaco y murió, sin ni siquiera haber perdido una gota de sangre.

El científico consiguió probar que la mente humana cumple, al pie de la letra, es decir,  todo lo que le es enviado es aceptado por el individuo, sea positivo o negativo y que tal acción envuelve a todo el organismo, sea en la parte orgánica o psíquica.

 

La primera pregunta obligada es si este experimento se realizó…

Ruanel: Si, el experimento es real.

Interlocutor: ¿Y el condenado murió?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿De qué murió realmente?

Ruanel: Esta persona tenía engramas y su muerte se debió a un ataque de pánico.

Interlocutor: ¿Debo suponer que este experimento solamente fue válido para esta persona y que el resultado no se puede extender a todos los casos?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Y si ese condenado a muerte hubiera sido hipotéticamente un clear, le hubiera sucedido lo mismo?

Ruanel: No, para nada, probablemente se hubiera quedado dormido.

Interlocutor: Bueno, Maestro, esto es todo…

Ruanel: Los dejo con toda mi Luz.

 

 

SESIÓN DEL 16/8/05

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Ruanel.

 

Interlocutor: ¿Ya está incorporado, Maestro?

Ruanel: Si, ya estoy…

Interlocutor: Como pregunta de rutina, ¿va a dar un mensaje o empezamos directamente con las consultas?

Ruanel: Vamos directamente a las consultas.

Interlocutor: Bien, la primer pregunta que tengo agendada es la referente a los famosos “Triángulos voladores”, que asombran a los investigadores de Ovnis porque por norma éstos son más bien redondos, tipo plato.

Ruanel: No son Ovnis, sino aparatos totalmente terrestres construidos por una organización gubernamental de Estados Unidos. Además, no son exactamente triangulares…

Interlocutor: ¿Qué velocidad desarrollan?

Ruanel: Aproximadamente 930 km/h.

Interlocutor: ¿Usted me ratifica, entonces, que son exclusivamente terrestres y no tienen nada de tecnología extraterrestre?

Ruanel: Sí, totalmente.

Interlocutor: ¿Alguna relación con el Área 51?

Ruanel: No, en absoluto.

Interlocutor: ¿Esta empresa que fabrica estos aparatos ni siquiera sabe del Área 51”?

Ruanel: No, porque no todos saben del Área 51.

Interlocutor: Insisto en la pregunta para que no quede ninguna duda que se trata simplemente de aviones construidos por una fábrica que no tiene nada que ver con extraterrestres.

Ruanel: Es así exactamente.

Interlocutor: Pero los investigadores los han confundido con Ovnis…

Ruanel: Es un error porque no tienen nada que ver con extraterrestres.

Interlocutor: ¿Dónde construyen estos triángulos voladores?

Ruanel: Están construidos en un complejo militar ubicado en las montañas rocosas de Cheyenne, Colorado… Son aviones experimentales. Además, no son tan veloces como otros aparatos, también de construcción terrestre, que pueden llegar hasta los 4000 km/h.

Interlocutor: ¿Y éste es entonces todo el misterio?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Algo más para agregar sobre esto?

Ruanel: No, porque no hay ningún misterio.

Interlocutor: Bien, paso entonces ahora a las Caras de Belmez de la Moraleda, un asunto que hace años que tengo agendado…

Ruanel: Son espíritus del error…

Interlocutor: ¿No hay ninguna intervención exaterrestre?

Ruanel: No, los extraterrestres aquí no intervienen para nada.

Interlocutor: ¿Pero por qué se ensañan tanto haciendo aparecer esas caras?

Ruanel: Lo hacen en parte por maldad y en parte por diversión… Experimentan con las reacciones de las personas. 

Interlocutor: ¿Este asunto no tiene ninguna relación con cementerios o algo parecido?

Ruanel: No, para nada.

Interlocutor: No entiendo cómo pueden insistir con algo así durante tantos años…

Ruanel: Vamos a partir de la base de que hay distintas categorías de extraterrestres…

Interlocutor: Maestro, no entiendo… ¿No dijo usted que no tenía nada que ver este asunto con extraterrestres?

Ruanel: Lo voy a explicar… Quienes producen las caras son espíritus del Error que estuvieron encarnados en entidades extraterrestres…

Interlocutor: Ahora entiendo…

Ruanel: Sus roles de ego son tan grandes, pero tan grandes, que ellos todavía sienten, de la misma forma que pasa con los terrestres que desencarnan, que están vivos, y siguen con las mismas ganas de fumar, de beber, de sexo... A pesar de que no tienen cuerpo ni ninguno de los sentidos físicos, que no tienen dolor físico ni esa necesidad física, siguen teniendo una necesidad conceptual…

Interlocutor: Entiendo…

Ruanel: Como dirían los psicólogos, tienen una “necesidad psicológica”. Pero nosotros decimos “necesidad conceptual”.

Interlocutor: Está claro.

Ruanel: Ellos tienen necesidad conceptual de seguir molestando de la misma forma que lo hacían cuando estaban encarnados como extraterrestres.

Interlocutor: ¿En que planeta estaban encarnados?

Ruanel: Son los mismos extraterrestres que provocaron la famosa leyenda de “Jack el Saltarín”.

Interlocutor: Ahora está todo claro… ¡Con razón! ¿De qué plano son estos espíritus del Error?

Ruanel: Del plano 2. Les gustó tanto ese rol de molestar que al desencarnar lo continuaron desde el plano espiritual.

Interlocutor: Lo que me sorprende es su insistencia durante tantos años…

Ruanel: ¡Pero cómo no van a insistir si gozan tremendamente haciéndolo! Para ellos es como un juego.

Interlocutor: Y con respecto a los investigadores…

Ruanel: Los investigadores tienen tres gramos de decodificador…

Interlocutor: ¡Maestro, usted me hace reír con el eufemismo que usa para no llamarlos directamente estúpidos!

Ruanel: Sin comentarios…

Interlocutor: A veces me admiro del humor que usted tiene… Lástima que no puedo ponerlo por escrito de manera que todos puedan entenderlo. Lo que ocurre es que por lo general se considera que los espíritus son serios, graves, severos…

Ruanel: Ya lo dijo Eón, el humor forma parte de la Creación como el amor…

Interlocutor: Sí, lo recuerdo… ¿Cómo hacen esas caras y esas figuras?

Ruanel: Hacen foco…

Interlocutor: ¿Y cómo moldean el material, los colores, etc.?

Ruanel: Lo hacen todo a nivel energético. Además son un centenar los que trabajan en eso.

Interlocutor: ¿Tantos?

Ruanel: Sí, porque para ellos es una diversión. Ellos gozan tremendamente con la perplejidad que causan en los encarnados. Salvando las distancias, es algo similar a esos niños que llegan de la escuela y miran en la televisión su programa favorito y que no pueden perdérselo ni un solo día.

Interlocutor: El ejemplo está claro.

Ruanel: El programa favorito de estos espíritus del Error es que en un momento determinado se juntan todos, después que descansaron conceptualmente, y hacen foco para seguir divirtiéndose creando nuevas figuras.

Interlocutor: ¿Y por qué han elegido este lugar?

Ruanel: Lo han elegido como podían haber elegido cualquier otro y como vieron que les daba resultado simplemente lo han seguido haciendo.

Interlocutor: ¿Cuando usted habla de resultado supongo que se está refiriendo a que ha provocado investigaciones y polémicas?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Tengo que suponer que si la fabricación de esas caras no hubiera provocado nada hubieran dejando de hacerlas?

Ruanel: También es correcto. Siguen allí y seguirán estando allí mientras que lo que hagan tenga repercusión.

Interlocutor: ¿Quiere decir entonces que los investigadores lo único que están haciendo es avivar el fuego como se dice vulgarmente?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Si encontraron otro lugar, por ejemplo, donde tuvieran más repercusión o pudieran molestar más se irían a este otro lugar?

Ruanel: Por supuesto. Pero lo que harían es juntar más espíritus para molestar en los dos lugares.

Interlocutor: Maestro, ¿quiere que le diga algo con toda sinceridad? ¡Estoy completamente decepcionado porque yo esperaba algo grandioso y en realidad todo este asunto de las famosas Caras de Belmez no es más que una soberana tontería!

Ruanel: Lo que ocurre es que la gente a veces deja volar la imaginación, y lo que parece más complicado de resolver resulta al final ser lo más sencillo.

Interlocutor: ¿Cómo catalogaría usted a los investigadores de todo este asunto?

Ruanel: Los catalogaría de ingenuos.

Interlocutor: Creo que con ese término ha definido este caso: las Caras de Belmez es un caso de total ingenuidad.

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Bien, paso entonces a otro asunto… ¿Usted ubica el famoso caso llamado “El cojo de Calanda”?

Ruanel: Sí, lo ubico.

Interlocutor: ¿Puede habido alguna intervención extraterrestres? Lo pregunto porque se trata de un caso aparentemente bien documentado en que a alguien llamado Miguel José Pellicer, que le habían amputado la pierna a causa de un accidente, le volvió a crecer. El milagro se lo atribuyen a la Virgen del Pilar.

Ruanel: Es una farsa.

Interlocutor: ¿Farsa en qué sentido?

Ruanel: Primero porque dentro de las leyes del plano físico creadas por el Absoluto una pierna amputada no puede crecer.

Interlocutor: Eso está perfectamente claro, ¿pero cómo puede haberse montado algo así que ha engañado a todos?

Ruanel: Hay muchísimos engaños en el plano físico, como la niña de la visión de rayos X, el vidente de Bosnia, y tantos otros… ¡Por favor!

Interlocutor: A ver si entiendo, ¿esta persona siguió entonces con su pierna amputada y nunca le creció?

Ruanel: No, es al revés, nunca le fue amputada.

Interlocutor: ¿El sacerdote estaba involucrado?

Ruanel: No, fue una víctima más.

Interlocutor: ¿Cómo fue el asunto?

Ruanel: Había una persona que conocía de trucos circenses y simuló que a esta persona le habían amputado la pierna y luego le volvió a crecer invocando un milagro a la Virgen.

Interlocutor: ¿Y con qué motivo hicieron algo así?

Ruanel: Por dinero.

Interlocutor: ¿Esta persona pedía limosna en un iglesia fingiendo ser cojo?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Maestro, este suceso ocurrió en 1640, una época de tremenda ignorancia… Supongo que esta farsa no podría haberse hecho en la época actual…

Ruanel: No estés tan seguro…

Interlocutor: Entiendo lo que me quiere decir.

Ruanel: En esa época era muy común que las personas fingieran ser lisiados para obtener mayor beneficios económicos al pedir. El truco lo aprendían de los ilusionistas de los circos ambulantes de la época. Además, muchos eran contorsionistas y tenían facilidad para dislocar sus huesos y así simular ser mancos o cojos.

Interlocutor: Que es el caso de este Miguel José Pellicer…

Ruanel: Así es.

Interlocutor: En concreto, entonces, todo este asunto del Cojo de Calanda no fue más que una farsa circense de la época…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Algo más para agregar?

Ruanel: Perderíamos un tiempo precioso si le dedicáramos a esto un segundo más.

Interlocutor: Está bien…. Paso a otro tema en el que tengo bastante confusión. Lo he leído pero como me falta la clave he quedado completamente perplejo. Me refiero a todos estos seres que han aparecido y siguen apareciendo en infinidad de lagos del planeta y en otros lugares, en campos, caminos, etc. Concretamente hago referencia al “Hombre polilla” (Mothman), el monstruo del lago Champlain, Minipogo o Manipogo, etc.

Ruanel: Empieza con uno…

Interlocutor: Bueno, el Hombre polilla, que debe ser de su época…

Ruanel: No, no es de mi época, es más nuevo, después del 60…

Interlocutor: ¿Tiene alguna relación con Jack el Saltarín?

Ruanel: No, para nada… Los avistamientos del Hombre pollilla fueron muchísimo, de modo que no puede dudarse que realmente existió, incluso se hizo un film sobre el tema.

Interlocutor: No lo vi pero tengo la referencia, actuó Richard Gere.

Ruanel: Así es… Este ser apareció en muchos lugares…

Interlocutor: ¿Era uno solo o eran varios?

Ruanel: No, no era uno solo, sino varios. Tenían una tremenda potencia a nivel mental.

Interlocutor: ¿Telepatía?

Ruanel: No, no estoy hablando de telepatía, sino de que podían de alguna manera enviar ondas energéticas como para transmitir temores en la gente.

Interlocutor: ¿Cómo lo logran?

Ruanel: Los seres humanos encarnados tienen en el medio del cerebro una glándula que se llama amígdala. En esta glándula está el centro de lo que es la mente reactiva. Esta glándula estaba más desarrollada en el hombre prehistórico que en el actual.

Interlocutor: Entiendo la razón…

Ruanel: Bien, esa amígdala es la base de los impulsos y en el hombre que comete hechos de violencia está más desarrollada. Sabemos que en el córtex está la mente analítica… El Hombre polilla tenía la posibilidad, la ventaja, de que con su mente podía enviar una energía al centro de la amígdala ubicada en la caja craneana del ser humano y así le infundía como una especie de terror. La amígdala es justamente un centro reactivo que puede reaccionar tanto para agredir como para huir o escapar.  

Interlocutor: ¿Cuál era el motivo de que hicieran esto? ¿Para experimentar o entretenerse?

Ruanel: En este caso era para experimentar.

Interlocutor: No entiendo… ¿Qué clase de experimentos hacían?

Ruanel: Lo explico… Estos extraterrestres no tienen ascendencia unos con otros porque su amígdala es muy pequeña, entonces utilizaban a los terrestres para ejercitar su poder y hacerlo más potente.

Interlocutor: O sea que nos utilizaban simplemente como cobayos…

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿De qué planeta provenían?

Ruanel: Aldorán 4.

Interlocutor: ¿Nada que ver con Aldebarán?

Ruanel: No, no, Alcorán.

Interlocutor: ¿A qué distancia está de nosotros?

Ruanel: Alrededor de 460 millones de años luz del Sol terrestre.

Interlocutor: En qué época exactamente estuvieron

Ruanel: Estuvieron desde 1952 a 1977.

Interlocutor: ¿25 años?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿De qué cantidad de estos extraterrestres estamos hablando?

Ruanel: El contingente no pasaba de los 30.

Interlocutor: Era un contingente más bien pequeño…

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Tenían algún asentamiento en tierra?

Ruanel: No, la base la tenía en la nave y utilizaban como medio de traslado la teletransportación.

Interlocutor: Tengo que suponer que en tantos años debieron haber muchas víctimas, la mayoría sin registrar…

Ruanel: Así es, las víctimas aterrorizadas por estos extraterrestres fueron muchísimas.

Interlocutor: ¿Todas la víctimas salieron indemnes del susto o con secuelas?

Ruanel: No, ninguna salió indemne y muchas quedaron severamente afectadas en su decodificador mental a causa de la tremenda emisión de temor en su amígdala.

Interlocutor: Estamos hablando de implantes engrámicos de temor…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿De qué tamaño era la nave?, por lo menos para tener alguna una idea.

Ruanel: Era una nave más bien pequeña en comparación con otras.

Interlocutor: ¿Una sola?

Ruanel: Sí, era una sola.

Interlocutor: ¿Qué tamaño tenía?

Ruanel: Alrededor de 90 metros, pero con mayor capacidad que un avión  de línea actual por el hecho de que era circular, tipo plato, y de una altura de 30 metros.

Interlocutor: Bueno, 90 por 30 mts. es bastante espacio…

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Estos seres eran muy grandes en tamaño? Creo haber leído que algunos lo compararon con un avión Cessna…

Ruanel: No, tan enormes no, se trataba de seres más pequeños. Medirían alrededor de 2,40 m.

Interlocutor: ¿De altura?

Ruanel: Sí, de altura.

Interlocutor: ¿Y la envergadura de sus alas?

Ruanel: Más o menos tres metros.

Interlocutor: ¿Volaban con sus alas solamente o con aparatos como Jack el Saltarín?

Ruanel: No, volaban directamente con sus alas.

Interlocutor: ¿La gravedad terrestre los afectaba en algo?

Ruanel: No, no había variación, incluso como la gravedad de la Tierra era mayo que la de su planeta, su peso se aligeraba.

Interlocutor: ¿Eran de aspecto horrible para nuestro gusto?

Ruanel: Sí, totalmente.

Interlocutor: Es decir que el aspecto aumentaba el susto.

Ruanel: Por supuesto.

Interlocutor: ¿Son fidedignos los dibujos que han hecho de ellos?

Ruanel: Si, porque realmente se parecían a una polilla gigantesca.  

Interlocutor: ¿Ya no están más aquí?

Ruanel: No, hace 30 años que se fueron.

Interlocutor: Para ir terminando, ¿estos seres alados eran de diversas razas de extraterrestres o solamente de una?

Ruanel: Los que aparecieron en West Virginia y que los terrestres bautizaron El hombre polilla, era solamente una raza.

Interlocutor: En otros lugares aparecieron también estos hombres pájaros…

Ruanel: Sí, pero son otro tipo de extraterrestres, no son los mismos.

Interlocutor: Entiendo… ¿Algo más para agregar sobre esto?

Ruanel: No, por ahora no.

Interlocutor: Bueno, paso ahora al asunto de los lagos, donde parece hacerse realidad aquello de “cada laguito con su monstruito”. En principio, ¿en cuántos lagos aparecen un monstruo del tipo de “Nessie”, del lago Ness?

Ruanel: Todas son proyecciones, el monstruo que aparece no existe en la realidad. No confundir con bestias prehistóricas que ya se extinguieron hace millones de años. Hay lagos que se formaron con posterioridad a la extinción de esas grandes bestias, de modo que no podrían albergar tales monstruos. Es una cuestión de sentido común.

Interlocutor: Eso está perfectamente claro, Maestro.

Ruanel: Si nosotros partimos de la base de que los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años y la mayoría de los grandes lagos tienen fosas de entre 5 a 6 millones de años, algunos 25 millones de años, aun así fueron muy posteriores a su desaparición.

Interlocutor: Eso está clarísimo…

Ruanel: Entonces, especular con que en un determinado lago, como el lago Ness o el Nahuel Huapi, puede haber un plesiosaurio es demasiado ingenuo.

Interlocutor: Concretamente, entonces, el monstruo del lago Champlain es una proyección… Ahora bien, ¿la base es similar a la del lago Ness?

Ruanel: Así es, son bases perfectamente desmontables.

Interlocutor: ¿Los extraterrestres del lago Champlain son los mismos extraterrestres que están en el lago Ness?

Ruanel: No, provienen de mundos distintos. Lo que ocurre es que entre los mismos extraterrestres se copian los estilos. Si algo sale bien y es útil, simplemente lo copian, pero no porque vengan del mismo lugar.

Interlocutor: ¿La base del lago Champlain está en el fondo?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Los Ovnis entran por el lago solamente?

Ruanel: No, tienen cavernas por donde también entran. Han venido hace mucho y han construido ciudades subterráneas, pero muy pequeñas. Son como talleres, de material del tipo plástico, plástico duro.

Interlocutor: ¿Hay alguna razón de que no utilicen metales?

Ruanel: Sí, porque el metal es fácil de captar.

Interlocutor: Entiendo… ¿Están debajo del lago o dentro del lago, en el fondo.

Ruanel: Están debajo del lago.

Interlocutor: ¿Por qué razón hacen sus bases debajo de los lagos?

Ruanel: Porque en esos lugares están más seguros de no ser detectados.

Interlocutor: Concretando, entonces, ¿las naves espaciales entran y salen tanto por el lago como por las cavernas adyacentes al lago?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿De dónde provienen los extraterrestres del lago Champlain?

Ruanel: Provienen del sistema de Altair, Altair 4.

Interlocutor: ¿Cómo son morfológicamente hablando?

Ruanel: Son grises, más bien grises amarronados, altos, 1,80 m., que para este tipo de extraterrestre es bastante alto. 

Interlocutor: ¿Tienen alguna relación con el Área 51?

Ruanel: No, en absoluto.

Interlocutor: Me suena Altair… ¿Hay algún otro contingente de este lugar en la tierra?

Ruanel: Si, han venido de Altair 3.

Interlocutor: ¿Actualmente hay extraterrestres en la base del lago Ness?

Ruanel: Sí, en este momento sí.

Interlocutor: ¿Qué actividad realizan estos extraterrestres del lago Champlain?

Ruanel: Experimentan con rocas, con todo lo que es suelo, con abonos y también con el agua, porque el agua de la Tierra tiene algunas bacterias que no tienen los hielos en el resto del sistema solar. Muchas veces los consultantes han preguntado por qué vienen a llevarse el agua de nuestros lagos y ésta es la respuesta. Hay asteroides con grandes masas de hielo que los extraterrestres utilizan para sus naves, pero que no contienen bacterias, y entonces utilizan el agua de nuestros lagos.

Interlocutor: ¿De qué contingente estamos hablando en este lago?

Ruanel: Alrededor de 120 personas.

Interlocutor: Me olvidé de preguntarle quiénes son los extraterrestres que están actualmente en el lago Ness…

Ruanel: Los nuevos extraterrestres están desde 1998 y provienen de Espiga. Estos extraterrestres son conocidos porque desde este sistema nos han venido a visitar varios contingentes, de Espiga 3, 4 y 5. En uno de ellos hay tres razas distintas, es decir que en total hay cinco razas divididas en tres planetas.

Interlocutor: ¿Siguen proyectando el famoso Nessie?

Ruanel: No, en estos momentos no.

Interlocutor: Para tener un panorama general, ¿cuántos lagos habría en estos momentos en nuestro planeta con extraterrestres?

Ruanel: En la Tierra hay exactamente 30 lagos con bases extraterrestres.

Interlocutor: ¿Y en su mayoría proyectan algún animal antediluviano para alejar a los curiosos?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Siempre con la misma idea infantil de algo así puede dar resultado?

Ruanel: Así es. Los extraterrestres se olvidan que la idiosincrasia de los terrestres es hurgar, y el lugar que más interesa investigar es precisamente donde hay algún misterio que descubrir.

Interlocutor: Hay un monstruo en uno de los lagos, el lago Manitoba, Canadá,  llamado Minipogo o Manipogo…

Ruanel: Sí, sí, también son proyecciones. No existe tal monstruo.

Interlocutor: ¿Es decir que yo puedo hacer una reseña de todos los lagos donde se han visto monstruos y afirmar que solamente se trata de proyecciones extraterrestres y en ningún caso se trata de un monstruo real?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿En algún momento en que tengamos tiempo podríamos hacer una reseña sobre qué tipo de extraterrestres se encuentra en cada lago?

Ruanel: Por supuesto.

Interlocutor: Bien, por ahora entonces doy por terminado este asunto de las bases extraterrestres en los lagos… Paso a otro tema que tengo agendado, el de las piedras esféricas de Costa Rica…

Ruanel: Son extraterrestres.

Interlocutor: ¿Su propósito era similar a las señales de Nazca y Stonehenge, es decir señales radiactivas para indicar a sus compañeros donde se encontraban o para señalar la ruta?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿De dónde provenían?

Ruanel: De una estrella que está a 190 años luz llamada Agena 4.

Interlocutor: Obviamente ya no están aquí…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿En qué época vinieron más o menos?

Ruanel: Hace por lo menos 1000 años.

Interlocutor: ¿No tenían entonces ningún otro propósito que el mencionado?

Ruanel: No, era ése solamente.

Interlocutor: ¡Una intriga tan grande para algo tan simple! ¿Habría algo más para agregar?

Ruanel: No, sobre el tema de las esferas, no.

Interlocutor: Bueno, para ir terminando la sesión le pregunto por el llamado “Mal de las vacas locas”.

Ruanel: El Mal de la vacas locas les afectó el decodificador y se creían ovejas…

Interlocutor: ¿¿¿??? Maestro, casi caigo en la trampa, ¡no me haga esos chistes!

Ruanel: ¿Qué quieres, que sea siempre serio?

Interlocutor: No, está bien, pero aclare enseguida que es un chiste porque puedo creérmelo y después ponerme rojo de la vergüenza…

Ruanel: El Mal de las vacas locas es un problema virósico que las ataca y les afecta la parte nerviosa.

Interlocutor: ¿Le han encontrado la solución? Lo pregunto porque no profundicé mucho en el tema…

Ruanel: No, aún no.

Interlocutor: ¿Y cómo apareció?

Ruanel: El virus fue inyectado directamente por extraterrestres.

Interlocutor: ¿Por extraterrestres?

Ruanel: ¡Pero es algo lógico! Si fuera un virus terrestre los científicos ya habrían dado “pie con bola”, como dicen ustedes.

Interlocutor: Me quedo totalmente pasmado…

Ruanel: Fueron vacas inoculadas para experimentar y así la enfermedad se difundió.

Interlocutor: ¿De qué experimento se trata?

Ruanel: Pretenden averiguar cómo luchan los anticuerpos ante una invasión viral que afecta todas las extremidades nerviosas del ganado vacuno.

Interlocutor: Concretamente, entonces, el virus fue inoculado en las vacas por extraterrestres, ¿pero el virus es terrestre o extraterrestre?

Ruanel: El virus, como dije, no es terrestre, porque si lo fuera quienes investigan ya hubieran encontrado la forma de revertir la enfermedad.

Interlocutor: ¿Nosotros podríamos dar algún dato para ayudar a los científicos terrestres?

Ruanel: El tema es que cuando es viral lo que tendrían que modificar es todo lo referente al ADN. Si los científicos terrestres investigaran más el tema del ADN, como ya se ha dicho en infinidad de oportunidades con respecto a enfermedades terrestres, revertirían el 99 % de las enfermedades tanto de animales como de humanos.

Interlocutor: ¿De dónde provienen estos extraterrestres?

Ruanel: Provienen de un sistema estelar llamado Procyon, casi vecino al nuestro, pues está aproximadamente a 11 años luz.

Interlocutor: ¿Estos extraterrestres siguen aquí?

Ruanel: Sí, por supuesto.

Interlocutor: ¿Tienen base sólo en la nave o también en la superficie terrestre?

Ruanel: Tienen bases desparramadas por el continente americano.

Interlocutor: ¿Y en Europa?

Ruanel: No, en este momento no tienen ninguna base en Europa.

Interlocutor: ¿Las bases están en los lagos?

Ruanel: Están más en las montañas.

Interlocutor: ¿Siguen infectando a las vacas o el experimento terminó?

Ruanel: El experimento continúa. 

Interlocutor: ¿Dónde originaron la enfermedad?

Ruanel: En todo lo que es la parte de Gran Bretaña.

Interlocutor: ¿Estos extraterrestres vinieron aquí en la misma época en que infectaron a las vacas?

Ruanel: No, están aquí desde hace 14 años, aproximadamente en 1991…

Interlocutor: ¿La infección entonces apareció mucho después, cuando ya estaban bien afincados aquí?

Ruanel: Correcto

Interlocutor: ¿Concretamente, entonces, para qué hacen esos experimentos estos extraterrestres?

Ruanel: Buscan obtener anticuerpos para fabricar vacunas para ellos.

Interlocutor: ¿Las vacas, además, se infectan unas a otras? Lo pregunto para saber si el mal es transmisible sin la inoculación.

Ruanel: Sí, totalmente.

Interlocutor: ¿Está aumentando en estos momentos la enfermedad?

Ruanel: Sí, está aumentando. Había mermado pero ahora se está propagando nuevamente, desde el 2003 a esta parte.

Interlocutor: ¿Es porque los extraterrestres están nuevamente inyectado el virus o directamente porque la enfermedad se propaga por contagio?

Ruanel: Fundamentalmente porque los extraterrestres están inoculando nuevamente el virus.

Interlocutor: ¿En América también hay casos? Lo pregunto porque no recuerdo haber leído sobre esto.

Ruanel: Sí, también hay casos, pero no les han dado tanta importancia.

Interlocutor: ¿Y por qué estos experimentos que tantos problemas nos causan no los hacen directamente en la nave o en sus bases en tierra?

Ruanel: Porque no les importa para nada los humanos, ni lo que piensen ni los que le pueda pasar.

Interlocutor: ¿El Mal de las vacas locas puede contagiar al hombre?

Ruanel: Sí, puede contagiarlo. No hay casos fehacientemente comprobados, aunque hay científicos que dicen que sí. Inclusive hay problemas para comerciar su carne y todo eso…

Interlocutor: ¿Si yo ingiero la carne de una animal que tiene esta enfermedad me infecto yo también?

Ruanel: Si el virus está activo con toda certeza que sí.

Interlocutor: ¿En estos momentos qué están haciendo los científicos terrestres para combatir el mal?

Ruanel: Están probando con diversas vacunas pero no con el genoma.

Interlocutor: O sea que no lo pueden solucionar…

Ruanel: No, aún.

Interlocutor: ¿Algo más sobre esto?

Ruanel: No por el momento.

Interlocutor: ¿Cómo está el receptáculo para continuar?

Ruanel: Está muy agotado porque tiene un bajón de presión.

Interlocutor: ¿Le parece que terminemos la sesión aquí?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Bueno, Maestro, será hasta la próxima y gracias.

Ruanel: Los dejo con toda mi Luz.

 

 

SESIÓN DEL 2/9/05

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Ruanel.

 

Interlocutor: ¿Maestro Ruanel?

Ruanel: ¡Hola!

Interlocutor: ¿Cómo le va, Maestro, comenzamos directamente?

Ruanel: Antes te cuento una infidencia… Hay muchos seres del plano físico que se extrañan que yo esté en un plano de Luz…

Interlocutor: ¡Y eso que no menciono las bromas que usted me hace! Lo que ocurre es que es muy difícil poner por escrito su fina ironía y puede ser malinterpretada… Maestro, hoy tengo una agenda muy cargada… ¿empezamos?

Ruanel: Adelante…

Interlocutor: Lo primero que le quiero preguntar es que como tengo el compromiso con muchos consultantes –naturalmente que también forma parte de mi interés– de dialogar con el Maestro Jesús para conocer episodios ignorados de su vida, especialmente de su juventud, sus hechos extraordinarios, etc., si podríamos hacer una parte de la sesión con usted y otra parte con Jesús… Hoy desde ya no creo porque los temas que tengo para preguntar son algo candentes y presumo que nos llevará toda la sesión…

Ruanel: No hay ningún problema, decídelo tu.

Interlocutor: De acuerdo… Bueno, el primer tema que tengo agendado es el de Piano Man, que ahora parece que ha hablado diciendo que es alemán, que había decidido suicidarse cuando lo encontraron, y que además era homosexual. Pero lo más curioso es que ahora los que antes decían que sabía tocar el piano lo desmienten, y hay diarios importante de por medio que han recogido la noticia. Verdaderamente es para volverse loco…

Ruanel: La respuesta es muy pero muy sencilla…

Interlocutor: Sí, Maestro, ya sé lo que quiere decir, pero es como los trucos de ilusionismo, que recién son obvios cuando uno conoce el truco… Bueno, lo escucho…

Ruanel: Actualmente, tanto los doctores que lo atendieron como los  enfermeros niegan que el joven tocara el piano, y que ni siquiera puede llevar el compás de una melodía de tres o cuatro notas seguidas…

Interlocutor: Sí, eso es lo que me extrañó, que borraran con el codo lo que escribieron con la mano… ¿Le pagaron acaso para que dijeran eso?

Ruanel: No, sucede otra cosa. Esos mismos enfermeros y esos mismos médicos tiempo atrás, como tú dices, decían que tocaba maravillosamente. Es decir, nadie con dos gramos de decodificador les puede creer lo que están diciendo ahora.

Interlocutor: Precisamente es eso lo que enloquece…

Ruanel: Lo voy a aclarar. Empecemos por el principio. A este joven en el Área 51 le implantaron un conocimiento musical que él no tenía. Estos extraterrestres tienen un conocimiento científico tan grande que pueden injertar memoria artificial. Doy un ejemplo…

Doy un ejemplo: yo, espíritu, tengo memoria conceptual de todas la vidas que he encarnado. Inclusive tengo memoria conceptual de lo no encarnado, de lo vivido en el plano 5, de lo vivido en otras épocas cuando estuve en otros planos… Esto está grabado en mi memoria conceptual. Pero en el plano físico esa memoria conceptual del Thetán se graba de alguna manera, de la misma forma como si tú grabaras un anillo, en las células llamadas neuronas, generalmente sobre las que están en la base del córtex, que es la raíz de la mente analítica… ¿Me sigues?

Interlocutor: Sí, perfectamente.

Ruanel: Pero los extraterrestres pueden implantar, gracias a su sofisticada tecnología, chips con una memoria artificial, una memoria con cosas que la persona jamás ha vivido…

Interlocutor: Pero que cree hacer vivido…

Ruanel: Exacto. Y le pueden implantar padres falsos, incluso hermanos que en la realidad no tiene. De esta forma le pueden implantar toda una vida que jamás vivió.

Interlocutor: Apenas puede creerse…

Ruanel: Y le implantaron, y que esto quede bien registrado, una memoria musical…

Interlocutor: ¿Pero y las manos? Lo pregunto como pianista que soy, porque las manos hay que ejercitarlas…

Ruanel: La respuesta es que cuando le implantan la memoria musical, como el cerebro es que digita las manos, al comienzo puede haber una leve torpeza, pero enseguida le toma la mano, para utilizar una frase de ustedes, y puede ejecutar piezas como si fuera un gran maestro.

Interlocutor: Sigo sorprendiéndome…

Ruanel: ¿Pero que sucede? Ahora hicieron lo opuesto…

Interlocutor: ¿Desde el Área 51?

Ruanel: No, desde el Área 51 no, sino que dos agentes fueron trasladaron hasta el lugar donde estaba recluido este joven…

Interlocutor: ¿Los llamados “Hombres de negro”?

Ruanel: Así es… Estos extraterrestres tienen aparatos con los que logran la invisibilidad…

Interlocutor: ¿La invisibilidad?

Ruanel: Sí, no te asombres… Hay una película del espía James Bond, ése que tú siempre pones como ejemplo del rol, con el actor Pierre Brosnan, donde se ve cómo su automóvil se hace invisible.

Interlocutor: Sí, he visto hace poco la película, no recuerdo el nombre pero creo que es la última que se filmó de la serie…

Ruanel: Bueno, esa invisibilidad existe y ya se ha logrado en Japón…

Interlocutor: Sí, creo haber leído algo al respecto…

Ruanel: Esta tecnología fue dada a los terrestres por los extraterrestres y se han presentado dos agentes del Área 51 y le han implantado al joven, con un láser especial que no deja herida alguna, y le han borrado toda la memoria musical…

Interlocutor: Ahora voy entendiendo… ¿Estos dos agentes se presentaron al instituto psiquiátrico en qué carácter? Dijeron, por ejemplo, “somos médicos y queremos ver a este paciente”?

Ruanel: No, directamente lo teletransportaron a tierra y los dejaron cerca del instituto psiquiátrico, pero totalmente invisibles. Y de allí se dirigieron hasta el lugar en que estaba el joven.

Interlocutor: ¡No lo puedo creer! ¿Usted me quiere decir que dejaron a los agentes por ahí, totalmente invisibles, y ellos se pasearon como decimos nosotros “como Pancho por su casa?”.

Ruanel: Tal cual, pero con cuidado de no tropezar con nada, ni siquiera rozar, porque invisibles no significa etéreos, porque tienen masa…

Interlocutor: ¿Desde la propia Área 51 los transportaron?

Ruanel: No, los acercaron con una nave espacial y de allí los teletransportaron a tierra cerca del instituto psiquiátrico.

Interlocutor: ¿Qué eran en realidad esto dos agentes?

Ruanel: Científicos espías.

Interlocutor: ¿Para entrar hicieron como en las películas del hombre invisible, que aprovecha que alguien abre la puerta para introducirse sin que lo vean?

Ruanel: No, directamente ellos abrieron con una llave maestra especial la cerradura y penetraron sin ningún problema.

Interlocutor: ¿Cuándo entraron “Piano man” estaba sólo?

Ruanel: No, había un enfermero al que le dispararon un rayo somnífero y lo dejaron inconsciente y trabajaron sobre él creándole una memoria artificial armando en su cabeza toda una historia falsa para que la gente se olvide del tema. Inclusive han tomado una familia alemana, cerca de dieciséis personas, que no tenían ningún vínculo de ninguna índole con el joven y a todos les injertaron memoria artificial con esa historia falsa.

Interlocutor: Sé que es verdad lo que usted me dice, a pesar de lo increíble que es, pero dudo si ponerlo o suprimirlo o “adornarlo” de alguna manera… ¿Quién va a creer algo así?

Ruanel: La respuesta la tienes en lo que tú mismo has escrito, que el Grupo Elron no tiene líneas ocultas…

Interlocutor: Sí, tiene razón, Maestro, yo lo pongo y que después cada uno haga lo que quiera con los datos… En concreto, esta gente no fue pagada para que admitiera al joven como si fuera un familiar, sino que directamente les fue implantada esa creenciar…

Ruanel: Así es, tomaron a una mujer X, a un hombre X, le hicieron un lavado de cerebro con el láser, le implantaron una memoria falsa para que “recordara” que tenían un hijo de tal edad, en tal lugar, y que en cuanto lo vieran lo iban a reconocer como propio. Y lo mismo hicieron con el joven, le lavaron el cerebro, le sacaron, como dije, toda la memoria musical que tenía…

Interlocutor: ¿Por qué se la sacaron?

Ruanel: Simplemente porque sí, ya que no tenía ningún sentido que lo hicieran… Y le implantaron una nueva memoria con esos nuevos padres.

Interlocutor: ¿También estuvieron con esas personas en forma invisible?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Es decir que a estos agentes los transportaron hasta el lugar donde estaban estas familias, se hicieron invisibles y actuaron?

Ruanel: Correcto…

Interlocutor: Hay algo que no encaja… ¿Y si había un pariente que estaba digamos a 100 kilómetros y que sabía que esa pareja no tenía hijos?

Ruanel: Es que había un pariente, un primo, en las condiciones que tú dices, y también le hicieron un lavado de cerebro y le implantaron el falso recuerdo de que esos padres tenían un hijo. Y también se lo hicieron a una cuñada,  a un vecino, que conocía a la familia desde hacía 18 años, y lo mismo a un comerciante que también conocía a la familia…

Interlocutor: ¿Es decir que a todos los involucrados le implantaron el falso recuerdo de un hijo?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Es simplemente alucinante… ¿Pero no están de por medio las autoridades que pueden comprobar mediante el ADN la paternidad?

Ruanel: Lo han hecho directamente con todos e incluso con el ADN porque ellos tienen la tecnología para manipularlo.

Interlocutor: ¿Usted se refiere al ADN de Piano Man?

Ruanel: Sí, y de cualquiera, porque lo pueden hacer perfectamente. Siempre van a haber lectores que digan que esto es imposible, que cómo van a poder modificar el ADN… Hubo un lector que hace poco que criticó el material de las Vacas locas por este motivo, aduciendo que no existe la manipulación genética… Bueno, ¿cómo puedes convencer a este tipo de personas de que sí es posible?

Interlocutor: Entiendo… ¿Pero con qué finalidad realmente?

Ruanel: Estos extraterrestres han montado un escenario tan grande, pero tan grande, con la finalidad de experimentar la manipulación de las masas.

Interlocutor: ¡Ahora entiendo por qué se han tomado tanto trabajo!

Ruanel: No solamente han manipulado las 16 personas del entorno de esos falsos padres sino que también han manipulado a autoridades del pueblo. Piensa en lo siguiente: ¿cómo puede ser que le hayan tomado meses atrás huellas sin poder determinar quién era y ahora de pronto lo pueden comprobar fácilmente? En la actualidad existen medios electrónicos como para que una persona ponga los dedos en una pantalla y de inmediato pueda determinarse quién es porque en segundos se comunican con las autoridades de cualquier parte del mundo. Esto lo hacen en las embajadas y en los consulados.

Interlocutor: Sí, conozco el sistema.

Ruanel: Lo hacen con todas las personas que viajan a otro país en avión. Y esto tú lo sabes porque has viajado a Alemania a ver a tu hija y has pasado por esto.

Interlocutor: Así es.

Ruanel: La persona pone los dedos en una pantalla y eso es directamente una huella digital y sin necesidad de ensuciarte los dedos…

Interlocutor: El famoso “pianito” policial…

Ruanel: ¿Cómo puede ser entonces que a este joven le hicieran un montón de pruebas con sus huellas digitales y no aparecía nada y ahora como por arte de magia resulta que “sí, es tal persona”?

Interlocutor: Le implantaron huellas digitales falsas…

Ruanel: ¡Pero por supuesto! Sería ridículo no hacerlo con la tecnología que tienen…

Interlocutor: ¿Esta situación nueva había sido prevista como experimento a hacerse en el futuro por el Área 51?

Ruanel: Sí, categóricamente sí. Y en este experimento había mucho de vanidad…

Interlocutor: ¿En qué sentido vanidad?

Ruanel: Claro, porque era una demostración del poder que tienen, tanto los extraterrestres como los cretinos terrestres que los apoyan.

Interlocutor: Obviamente el ego nunca deja de estar presente… Concretamente, entonces, los médicos y enfermeros que atendían a Piano Man cayeron en la trampa… Me refiero a que actuaron de buena fe.

Ruanel: Obvio, esta gente es sincera con lo que está sucediendo porque no sabe el trasfondo que hay. Incluso hubo un médico que se había encariñado enormemente con este joven, de alrededor de 54 años, que a veces se quedaba fuera de sus horas de trabajo escuchándolo con enorme deleite tocar el piano. ¿Y sabes lo que han hecho con este médico? Pues le han borrado ese recuerdo y si tú le preguntas ahora si el joven tocaba el piano te responderá que jamás lo escuchó.

Interlocutor: Es difícil creer que estas cosas que parecen de pura ciencia ficción suceda en la realidad.

Ruanel: ¡Pero para estos extraterrestres hacer eso es muy fácil, esto es lo que hay que entender!

Interlocutor: Maestro, le confieso algo, por un momento pensé, con un dejo de ego, que todo el escenario había sido montado para contrarrestar las revelaciones del Grupo Elron… ¿Hay algo siquiera de esto?

Ruanel: No, para nada.

Interlocutor: ¿Pero saben de nuestra página Web donde revelábamos la verdad?

Ruanel: ¡Por supuesto que saben! Pero no le dan ninguna importancia.

Interlocutor: ¿Pero no se preguntan acaso cómo es que lo hemos sabido?

Ruanel: No los terrestres, pero los extraterrestres sí saben que nosotros nos estamos contactando con ustedes.

Interlocutor: ¿Pero cuál es la razón de que no se preocupen en absoluto de que revelemos sus secretos?

Ruanel: La respuesta es muy simple, por un lado saben que el 99 % de las personas no les van a creer, y por el otro, aquellos que sí lo creen son personas inofensivas y no le representarán ningún problema.

Interlocutor: Ahora entiendo… ¿Concretamente, entonces, nada, absolutamente nada, ni en lo más mínimo, lo que están haciendo es para contrarrestar nuestra página?

Ruanel: No, no, no, ustedes no cuentan para nada. De cualquier manera me gustará ver, a nivel conceptual se entiende, lo que hacen estos funcionarios del Área 51 cuando ustedes publiquen esta página

Interlocutor: Antes de que me olvides, ¿lo de la homosexualidad también es un invento?

Ruanel: ¡Pero por supuesto!

Interlocutor: Concretamente, entonces, en esta trampa del Área 51 cayeron todos, desde el personal que lo atendió hasta todos los medios periodísticos.

Ruanel: Así, es, y ratificado que no nació en Alemania sino en Polonia.

Interlocutor: ¿Dónde está ahora Piano Man?

Ruanel: En Alemania.

Interlocutor: ¿Con esa familia que lo “reconoció” como hijo?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Quedo un poco triste porque creía que nuestros website tenían más importancia.

Ruanel: No, tienen importancia porque hay miles de lectores de varias partes del mundo de habla castellana, incluso italiana… La página se puede ver hasta en Australia, en Bélgica, en toda América, en parte de los Estados Unidos también. Fíjate que cuando hablamos de la gente “oficial”, ya sea periódicos, radio, gubernamentales, ellos los desestiman. Y sólo se comunican los que están en el tema.

Interlocutor: Sí, ya lo he notado… Bueno, creo que este tema por ahora está agotado… ¿Habría algo más que agregar sobre este asunto?

Ruanel: No, por ahora no.

Interlocutor: Bueno, paso al siguiente tema, el truco del autodenominado “Mago de la mente” Anthony Blake para hacer creer al público que había acertado el número 8103 que resultaría premiado en el Sorteo de Navidad de la Lotería Nacional española de diciembre de 2002, el famoso “Gordo de Navidad”. 

Ruanel: En principio que quede claro que no adivinó nada porque la adivinación no existe en el plano físico…

Interlocutor: Sí, Maestro, eso lo doy por sentado, pero muchos dicen que hubo un enano dentro del pedestal que sostenía la urna que contenía supuestamente el número que iba a salir premiado. Personalmente no creo en algo tan burdo porque hay otras formas de hacerlo…

Ruanel: No, no hubo ningún enano sino un truco, un truco muy sutil pero truco al fin.

Interlocutor: ¿Concretamente cómo fue?

Ruanel: Esta persona es un médium muy elevado y tiene un contacto muy fluido con su Thetán.

Interlocutor: ¿Pero él sabe que es médium y que tiene este contacto?

Ruanel: No, no lo sabe, cree que es él el que tiene poderes.

Interlocutor: Ahora voy captando el asunto…

Ruanel: El Thetán de Blake, que es un espíritu del Error del plano 3, pudo saber en el momento del sorteo el número que salió premiado gracias a que se lo transmitió el Thetán, también espíritu del Error, pero del plano 2, del que digitalizaba los números de la lotería.

Interlocutor: A ver si entiendo: sale el número de la lotería 8103, lo cantan los Niños de San Ildefonso desde el  Salón de Loterías y Apuestas del Estado el premio Gordo de 2002, el Thetán del empleado a cargo del bolillero se lo transmite al Thetán de Anthony Blake y éste de inmediato se lo hace saber a su 10 %... ¿Es así?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Queda claro que el Thetán del empleado a cargo del bolillero no pudo saber el número sino después que salió sorteado… ¿Es así?

Ruanel: Por supuesto.

Interlocutor: Bien, el número que salió sorteado lo recibe finalmente Anthony Blake de su Thetán, pero él cree que es una facultad de él…

Ruanel: Así es, y lo reitero: sale el número premiado, en fracciones de segundo el Thetán de la persona a cargo del juego de lotería se lo transmite al Thetán de Blake y éste a su 10 %. Es algo muy sencillo.

Interlocutor: Tengo que suponer que Blake tiene una desusada capacidad mediúmnica para recibir los números que le pase su Thetán…

Ruanel: Sí, así es

Interlocutor: ¿Se comunica también con seres de Luz?

Ruanel: No, para nada, es demasiado egoica como para eso. Hago votos para que en el futuro cambie, pero por ahora no lo veo.

Interlocutor: Presumo desde ya que de todo esto el 10 % del empleado que estaba a cargo del bollillero no sabía nada…

Ruanel: Por supuesto.

Interlocutor: Ahora bien, el Thetán del encargado del bolillero le transmite el número al Thetán de Blake…

Ruanel: No, en realidad no es así…

Interlocutor: No entiendo…

Ruanel: Un espíritu del plano 2 no le puede transmitir nada a un espíritu del plano 3 porque desde los planos inferiores no se pueden contactar los planos superiores. Ya sabes que desde los planos superiores se pueden percibir los planos inferiores pero no al revés.

Interlocutor: Sí, tengo bien en claro ese dato…

Ruanel: Así como los espíritus del plano 3 no pueden percibir a los espíritus del plano 4, los espíritus del plano 4 no me pueden percibir a mí si yo no lo deseo.

Interlocutor: Está claro…

Ruanel: Siempre de arriba se contactan para abajo.

Interlocutor: Lo entendí perfectamente…

Ruanel: Quiero dejar aclarado que se trata de casos muy excepcionales porque los espíritus se manejan con conceptos y nunca dan cosas concretas, porque de lo contrario sería muy fácil para cualquier médium contactarse con su Thetán para que éste le de la primicia, por ejemplo, de un terremoto que ocurrió a miles de kilómetros. Es muy raro que puedan comunicarse con temas tan concretos.

Interlocutor: ¿Lo que usted me quiere decir es que algo como lo que hizo Blake lo podrán hacer uno o dos médium nada más?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Queda de manifiesto entonces que la razón por la cual Blake no compró el billete que iba a salir premiado es porque no pudo saber el número antes de que sea sorteado…

Ruanel: Por supuesto. Reitero que la adivinación no existe.

Interlocutor: ¿Es algo parecido a lo que hizo David Copperfield, que en el año 2001 “adivinó” los números ganadores de la “Lotto” alemana?

Ruanel: Sí, son juegos de Thetanes, pero que quede claro que es sólo para lucimiento egoico del 10 %, nada más.

Interlocutor: ¿Pero el Thetán de David Copperfield no está en un plano de Luz, el 4º?

Ruanel: Así es, pero su 10 % es el que lo está jalando hacia abajo con todas las cosas materiales que hace.

Interlocutor: ¿En este caso el empleado a cargo bolillero también estaba en el plano 2?

Ruanel: No, en este caso estaba en el plano 3. El Thetán de David se comunicó con él desde su plano 4, ya que al revés no se puede, como ya dije. Yo, desde mi plano 5º, puedo comunicarme con un espíritu del Error del plano 2, pero respeto su libre albedrío si quiere o no comunicarse conmigo. Si él no se quiere contactar yo me abstengo. Pero él no puede contactarse conmigo. Lo que puede hacer es intencionar y pedir y entonces yo me contacto. Pero no puede contactarse directamente porque no me percibe, de la misma forma que tú, desde el plano físico, no puedes percibir el plano espiritual.

Interlocutor: Está clarísimo, Maestro… ¿Por qué se prestó un espíritu de Luz como el de David Copperfield para algo así?

Ruanel: Lo hizo, viendo que con eso no dañaba a nadie, para que su 10 % se quede satisfecho con ese tipo de cosas.

Interlocutor: ¿Está bien hacer algo así?

Ruanel: No quiero juzgar, pero yo éticamente no lo haría.

Interlocutor: ¿David Copperfield sabía que es su propio Thetán el que le comunicaba el número premiado?

Ruanel: No, para nada, creyó que es él. Vuelvo a recalcar que se trata de casos excepcionales, porque de lo contrario los lectores pueden pensar que lo puede hacer todo el mundo.

Interlocutor: Está claro… ¿Descuento entonces en forma absoluta que dentro del libro no había escrito ningún número con anticipación al sorteo?

Ruanel: Descártalo totalmente.

Interlocutor: ¿Cómo hizo entonces Blake para poner el número en el libro?

Ruanel: Mediante un viejo truco…

Interlocutor: ¿Descartamos en forma absoluta enanos, niños y contorsionistas dentro del pedestal?

Ruanel: Por supuesto.

Interlocutor: ¿El propio Blake hizo el truco de escribir el número en el libro? Lo pregunto porque tengo entendido que nunca se acercó a la Urna…

Ruanel: No, no lo hizo Blake, sino un cómplice de él. Utilizaron un doble fondo y todas esas cosas propios de la profesión de ilusionista.

Interlocutor: Por lo que me dice estoy viendo que no fue instantáneo todo este asunto…

Ruanel: Pero por supuesto, eso es lo que trato de decirte. Hubo un tiempo desde que el número salió premiado hasta que Blake se lo transmitiera a su cómplice y que éste hiciera el truco de anotarlo en el libro que estaba guardado en la urna.

Interlocutor: ¿Cómo hizo Blake para transmitirle el número a su cómplice?

Ruanel: Directamente con un juego de palabras acordadas. Este truco es muy viejo y se usa desde hace muchísimo tiempo, no menos de 70 años.

Interlocutor: Sí, creo que sé a qué se refiere. De acuerdo a las palabras expresadas el ilusionista puede transmitirle a su partenaire el objeto del público que tiene en la mano, cédula de identidad, incluso su número, billeteras y su contenido, etc.

Ruanel: Correcto, son palabras clave como “anda”, “dile”, “vamos”, “pronto”, “rápido”, etc., cada una significando un determinado objeto o un determinado número.

Interlocutor: ¿El cómplice era una persona cualquiera o alguien avezado en estos trucos?

Ruanel: No, era un profesional del ilusionismo de primera categoría. 

Interlocutor: ¿Y como hizo para escribirlo?

Ruanel: Lo hicieron con un aparato especial de magia. No es ningún misterio porque lo usan todos los que se dedican a estas cosas, y lo hacen constantemente. Por ejemplo, te dan un sobre vacío para tú te pongas en el bolsillo, te dan a elegir una carta, te la hacen firmar, luego la rompen y la tiran. A continuación te piden que saques el sobre vacío de tu bolsillo y que lo abras, y allí está la carta que tú habías firmado y que supuestamente el mago había roto.

Interlocutor: Sí, Maestro, conozco el truco por haberlo visto hacer muchas veces.

Ruanel: Es un ilusionismo perfecto y por favor que quede aclarado que no se trata de transmutación ni nada parecido.

Interlocutor: ¿Quiénes sabían el truco? Concretamente, ¿lo sabían por ejemplo las personas que prepararon el programa?

Ruanel: Nadie estaba al tanto.

Interlocutor: ¿El único que lo sabía, entonces, era el cómplice de Blake?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Y qué más sabe el cómplice de este asunto?

Ruanel: El cómplice no sabe nada del mundo espiritual ni de Thetanes y cree que es una facultad que posee Blake.

Interlocutor: Facultad que también Blake cree poseer…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Por qué los empleados del programa hablaron de un enano?

Ruanel: Eso fue nada más que una tontería, fruto de la ignorancia.

Interlocutor: En definitiva, el “enano” existió pero estaba afuera…

Ruanel: En realidad, el enano era un ser normal de una estatura normal… 

Interlocutor: ¿Si yo le preguntar usted me puede decir exactamente su altura? Es una curiosidad nada más…

Ruanel: Si, esa persona mide 1,66 m exactamente. O sea que era un hombre bajo pero de ninguna manera un enano.

Interlocutor: Me surge ahora la pregunta de cómo pudo ser Blake tan tonto de poner un pedestal de un volumen tal que diera lugar a sospechar que allí podía haber estado escondido alguien…

Ruanel: Lo hizo a propósito porque eso daría lugar a especulaciones que aumentarían la polémica.

Interlocutor: ¿Algo así como “a río revuelto ganancia de pescadores”?

Ruanel: Algo similar.

Interlocutor: ¿Algo más para decir sobre esto?

Ruanel: No, no vale la pena.

Interlocutor: Para terminar con este tema, usted sabe que hay algunas personas que parecen tener alguna habilidad para acertar…

Ruanel: Es azar, puro azar.

Interlocutor: ¿No hay nada de percepción de algún número que puede salir o algo parecido?

Ruanel: Reitero que es totalmente azar, no le busques la vuelta. Fíjate que hay personas que van al Casino y ganan ponchadas de dinero porque aciertan un determinado número. Y no me estoy refiriendo a colores ni docenas sino directamente a un número sobre 36 y sin embargo aciertan dos o tres plenos.

Interlocutor: ¿Y cómo lo hacen?

Ruanel: Es azar.

Interlocutor: ¿Desde el mundo espiritual no se puede saber ni siquiera un segundo antes el número que va a salir?

Ruanel: Yo lo puedo saber fracciones de segundo antes por un cálculo matemático, por ejemplo si veo una bolilla que está girando en la ruleta, de acuerdo a la velocidad a la que va, al peso que tiene y la rapidez con que gira el plato…

Interlocutor: Es decir en concreto que no sirve como para que yo vaya con Jorge al Casino y gane algunos pesos…

Ruanel: No, para nada. Además, es imposible porque tú tienes que apostar, como pauta, antes de que el croupier haga girar la bolilla. De nada serviría, entonces, que yo tuviera un acuerdo contigo y que tú pudieras captar perfectamente lo que yo te transmito…

Interlocutor: Está claro. ¿Y poniendo en la ecuación a los espíritus del Error?

Ruanel: Hay casos en que algunas personas que se sirven de los espíritus del Error para lastimar a otros pueden ser ayudados por éstos. Los espíritus del Error no se desprenden de estas personas porque les traen “presas”, para decirlo de alguna manera.

Interlocutor: ¿Pero de qué forma la pueden ayudar?

Ruanel: Supongamos que una persona de este tipo le puso varias fichas al número 32. Bien, mientras rueda el plato de la ruleta y la bolilla va girando de un lado al otro, hacen foco hasta que caiga en ese número.

Interlocutor: ¿Eso alguna vez ha sucedido?

Ruanel: Por supuesto… Si haciendo foco pueden mover un vaso, golpear a una persona o hacer sentir a una mujer que la penetran, ¿cómo no van a poder mover una simple bolilla?

Interlocutor: Entiendo… ¿Algo así sucede constantemente?

Ruanel: No, muchas veces no porque el espíritu del plano 2 es tan egoísta que por ahí piensa ”¿y por qué la voy a ayudar?, ¿qué gano a cambio?”. Y un día lo ayudan y al otro día le hacen perder todo. Son espíritus del plano 2 y con esto está dicho todo.

Interlocutor: Bueno, Maestro, creo que este asunto quedó definitivamente aclarado.

Ruanel: Me despido con toda mi Luz.

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.