Índice
Contactos telepáticos 2006-B
Grupo Elron

SESIONES DE CONTACTO TELEPÁTICO

CELEBRADAS EN 2006

 

IMPORTANTE: Para pasar este libro a Word sigue estos sencillos pasos: 1) Seleccionar. 2) Copiar. 3) Abrir el archivo de Word elegido. 4) Edición. 5) Pegado especial. 6) Texto sin formato. 7) Aceptar. 8) Aplicar la tipografía y el formato deseado. 9) Paginar. 10) Imprimir.

 

Recuerda que cuando tengas el libro en Word puedes ubicar fácilmente cualquier palabra o número del texto utilizando “Buscar” (Ctrl B).

 

Para agrandar o reducir el tamaño de las letras haz clic en Ver y luego en Zoom.

 

 

SESIÓN DEL 18/4/06

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Maestro Jesús, actual Logos Solar y Radael.

 

.

 

SESIÓN DEL 9/3/06

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron  a dialogar: Ruanel y el espíritu de Albert Michelson, físico químico (1842-1928).

 

PRIMERA PARTE

Interlocutor: ¿Maestro Ruanel?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Qué tal, Maestro, como le va, después de tanto tiempo?

Ruanel: Muy bien, trabajando. Cuando digo trabajando me refiero a trabajando en el nivel conceptual, en todo  lo que es poder colaborar con otros espíritus Maestros para el beneficio de aquellos que ya estén con la mano tendida para ser rescatados de esos roles tan perniciosos.

Interlocutor: Antes de comenzar quisiera preguntarle acerca de quienes están conmigo ayudándome cuando trabajo en este menester de pasar en limpio las sesiones o armar las páginas Web del Grupo Elron. Lo pregunto porque presiento esa ayuda.

Ruanel: En mi caso siempre estoy presente como guía cada vez que estás preparando algún proyecto o simplemente elaborando las ideas que tu propio Thetán te sugiere. También de alguna manera estoy cubriéndote con Energía Dorada para evitar perturbaciones de las entidades del Error, que a veces suelen distraer.

Interlocutor: ¿Perturban a pesar de la protección?

Ruanel: Así es, a pesar de la protección. Y también a veces hay Maestros de Luz que pueden enviarte algún concepto en tu cuerpo causal…

Interlocutor: ¿Eso sucede cuando por ejemplo yo pienso “ah, esto es justo lo que me faltaba para completar la idea”?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Le parece que comencemos con las preguntas?

Ruanel: Sí, después sobre la marcha vamos viendo.

Interlocutor: Aquí tengo un tema que puede resultar interesante. Me refiero a la noticia que apareció en el diario Clarín el 8/3/06 referente a una familia turca que camina apoyándose en el suelo con las manos. Le leo el texto para que quede grabado:

 

Cinco hermanos y hermanas pueden caminar nada más que ayudados por sus manos. Hablan, además, con un vocabulario limitado de apenas un centenar de palabras. Tienen entre 18 y 34 años y viven en un pueblito perdido de Turquía meridional junto a otros 13 hermanos y con sus padres, que son primos entre sí.

La comunidad científica está convulsionada. En opinión de algunos científicos, el descubrimiento de esta familia —que es el tema central de un documental que será transmitido por la BBC— podría aportar nueva información sobre la forma cómo los seres humanos evolucionaron y pasaron de homínidos cuadrúpedos a caminar en posición erecta.

El investigador que los descubrió no tiene dudas. Uner Tan, docente de Fisiología en la Universidad de Cukurova en Adana (Turquía), aseguró que en su opinión son el eslabón faltante entre el hombre y los simios. Otros, en cambio, son de la opinión de que se debe estudiar mejor este caso.

"Se trata de una ventana extraordinaria a nuestro pasado", sostuvo Nicholas Humphrey, psicólogo evolutivo de la London School of Economics. "No creo que hayan estado destinados a ser cuadrúpedos por sus genes, pero su composición genética única les permite serlo", agregó.

Los cinco hermanos saben pararse de forma erecta, pero sólo por breves instantes y con las rodillas y cabeza doblados. Además, todos ellos dan muestran de sufrir de un atraso en su desarrollo mental. Los problemas con el lenguaje que tienen son causados por una forma de subdesarrollo del cerebro conocida como ataxia cerebral.

Pero, ¿de qué forma caminan exactamente? Con las piernas estiradas y apoyando en el piso las palmas de las manos, a diferencia de los gorilas y chimpancés que se apoyan sobre los nudillos. De este modo, los dedos se ven protegidos y quedan en condiciones de cumplir con las operaciones complejas que caracterizan a la especie humana.

Humphrey, que trabajó como asesor del documental de la BBC, sostuvo que su forma de caminar es un retorno a una forma de comportamiento abandonada por los seres humanos hace más de tres millones de años.

Paralelamente, Humphrey explicó al "Times" que su conducta podría ser, en parte, el resultado del hecho de que sus padres toleraron esta costumbre durante su infancia.

"Caminan como animales y esto es sumamente impactante en un primer momento. Pero también quedamos muy conmovidos con el gran afecto y humanidad de esta familia", confesó al diario "The Times" Jemina Harrison, de la productura Passionate Productions. El documental de la BBC sobre esta familia, que lleva el título "The family that walks on all fours" (La familia que camina en cuatro patas), se transmitirá el próximo 17 de este mes por la BBC.

Interlocutor: La pregunta clave es si se trata de algo karmático, engrámico o directamente una costumbre adquirida. Por supuesto que la pregunta fundamental es si un ser humano que nace normalmente tiende en forma espontánea a caminar de modo bípedo y no cuadrúpedo.

Ruanel: La tendencia es bípeda. El hombre, desde el principio, aun antes del homo sapiens sapiens, siempre tendió a ser bípedo.

Interlocutor: ¿Es decir que el hombre, no importa lo primitivo que fuere, nunca fue cuadrúpedo?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Y qué ocurre entonces con estos hermanos que caminan en forma cuadrúpeda?

Ruanel: Se trata de un trastorno kármico genético. Arrastran karmas de vidas pasadas y como ya se dijo, y esto lo reiteró muchas veces Johnakan, no existen los “lazos kármicos” porque nadie debe nada a nadie, salvo a sí mismo. En este caso han encarnado todos juntos en una misma familia por decisión propia.

Interlocutor: ¿Los karmas son similares?

Ruanel: No, cada uno tiene un karma distinto que lo está revirtiendo con esa dificultad en el caminar. También ya se dijo que el karma no es un castigo sino una lección a aprender.

Interlocutor: ¿Tienen realmente un retraso mental como dice el artículo periodístico?

Ruanel: Si, es real, y ese retraso les hace caminar de esa manera. Es decir que no es por falta de información ni porque tengan poca cultura ni porque nunca hayan sido instruidos al respecto.

Hay casos de personas que han sido criadas alejadas de toda civilización y que están en estado salvaje, lleno de piojos, barbudos, y comiendo con las manos, etc., pero que al caminar lo hacen normalmente. 

Interlocutor: Entiendo... ¿Se podría decir que estos hermanos tienen una orden a nivel celular de caminar de esa forma?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Si a estas personas se las hipnotiza y se le da la orden de caminar erguidas, ¿lo hacen? Me refiero a si la parte física está apta para hacerlo.

Ruanel: En este momento, de tanto estar caminando apoyándose con las manos, su columna ha formado un arco anómalo que si bien no les incomoda para caminar sólo con las piernas, si lo hicieran su andar sería muy irregular, como a los saltos.

Interlocutor: ¿Es decir que no se sentirían cómodos con un andar bípedo?

Ruanel: Así es. Aunque se los obligara, después volverían a caminar otra vez apoyándose con las manos.

Interlocutor: ¿Se ha formado también algún engrama?

Ruanel: Por supuesto. Esto pasa siempre.

Interlocutor: En concreto, si los hipnotizaran y les dieran la orden de caminar con dos piernas podrían hacerlo pero mal… ¿Es así?

Ruanel: Correcto. Podrían hacerlo porque funcionalmente son bípedos, pero no caminarían en forma normal como lo hacen ustedes.

Interlocutor: Si cuando nacieron se los hubiera obligado de alguna manera a caminar erguidos, es decir, sin apoyarse en las manos, ¿qué hubiera sucedido?

Ruanel: Hubieran caminado normalmente.

Interlocutor: ¿A pesar del retraso mental?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Y a pesar de la orden genética…

Ruanel: Por supuesto, porque las órdenes genéticas pueden ser perfectamente modificadas. Lo que no se puede modificar es una orden genética de color de piel, de color de cabello o de ojos… Cuando hablamos de posturas, cuando hablamos de movilidad, cuando hablamos de orden genética de manera de ser, el espíritu puede luchar perfectamente contra ello como para cambiarlo, como para vencerlo, y si es con ayuda externa a favor, mejor aún.

Interlocutor: Es decir que como esto sus padres no lo sabían lo dejaron estar y finalmente el organismo se anquilosó, para decirlo de una manera gráfica…

Ruanel: Exactamente, ésa es la respuesta correcta.

Interlocutor: O sea que todas las elucubraciones de los científicos que hablan del eslabón perdido…

Ruanel: ¡Que liviandad de opinión que tienen algunos científicos!

Interlocutor: Tengo presente que este asunto ya fue aclarado, creo que fue Johnakan, en el sentido de que cada especie evoluciona como esa especie y nunca se transforma en otra. Concretamente un simio nunca se transforma en un ser humano.

Ruanel: Así es. Cada especie evoluciona en su especie. No es que el chimpancé al cabo de un millón de años sea un homo sapiens. Seguramente, si la Tierra continuara durante millones de años, el chimpancé sería más lampiño, caminaría más erecto, iría evolucionando, su cociente intelectual de acuerdo a su decodificador mental avanzaría y llegaría a tener un córtex mayor hasta pensar en abstracto, etc. Desde ya que todas estas son meras elucubraciones, pero el hecho cierto es que va a ser chimpancé.

Interlocutor: Está claro.

Ruanel: Sus genes van a seguir siendo así, y aunque vayan mejorando –porque los genes mejoran–, van a mejorar en función de su ADN, y su ADN va a ser siempre chimpancé, nunca humano.

Interlocutor: ¿Los seres humanos son los que tienen el decodificador mental más elevado o más sofisticado del universo? Al decir seres humanos estoy incluyendo a lo humanoides también. La pregunta apunta a si un Langar, aun perteneciente al reino animal, puede llegar a tener en millones de años de evolución un decodificador tan elevado como el de los seres humanos.

Ruanel: Se ha dicho más de una vez que el espíritu que encarna en un organismo humano también puede encarnar en el cuerpo de un Langar. Se ha dicho también que para que un espíritu con pensamiento abstracto como lo tengo yo, lo que llamamos “mente conceptual”, pueda encarnar en un determinado organismo es necesario que el decodificador mental sea adecuado. Puede ser un decodificador adecuado como el actual o puede ser un decodificador como hace un millón de años.

Tú quizás te preguntarás por qué el espíritu, si hace cinco millones de años tenía el mismo concepto, el mismo pensamiento abstracto que el actual, podía encarnar en un cuerpo cuyo decodificador todavía no pensaba en abstracto.

La respuesta es que era posible simplemente porque ese cuerpo estaba preparado por ese espíritu para ir evolucionando, porque de alguna manera se presentía que ese cuerpo iba a evolucionar.

Expresado de otra forma, un espíritu puede encarnar en un humano como puede encarnar en un Langar como puede encarnar en un Gris. Pero no puede encarnar en un chimpancé, porque al chimpancé le faltan millones de años de evolución para llegar al pensamiento abstracto.

Interlocutor: Pero sí podría encarnar en un chimpancé de otro planeta que haya evolucionado…

Ruanel: Correcto, pero hablemos exclusivamente de la Tierra. ¿Por qué entonces sí podía encarnar un espíritu con pensamiento abstracto en un Australiapithecus, si el Australiapithecus apenas tenía un poco más de discernimiento que el chimpancé? La respuesta es porque su decodificador mental estaba apto para desarrollar conceptos abstractos, algo que no sucedía con el chimpancé. El decodificador mental del chimpancé no era compatible con el pensamiento abstracto. 

Interlocutor: Está claro.

Ruanel: En este momento, si Yo, Ruanel, desencarnado 100 %, quisiera encarnar en un chimpancé, no encajo, y ahora estoy utilizando una expresión del plano físico. Automáticamente el cuerpo físico del chimpancé me rechaza.

Interlocutor: ¿Es como si el espíritu rebotara?

Ruanel: Correcto… Yo quiero enviar un 10 % mío al cuerpo del chimpancé y me rebota.

Interlocutor: Entonces hay mucha diferencia entre el decodificador de un animal, como por ejemplo un Langar, y el de un ser humano… Me refiero que al final de la evolución, al final de esta Creación, nunca el decodificador de un Langar se equiparará al de un humano, que será siempre privilegiado.

Ruanel: Correcto, pero sin embargo los Langar tienen naves y los seres humanos no… Entonces ellos tienen un pensamiento abstracto… Sucede que su pensamiento abstracto no se volcó al por qué o al cómo, como lo hizo el humano, se volcó a lo práctico.

Un Langar de repente dice “acá hay una pieza, acá hay otra pieza, no encajan, entonces la tiro”; “aquí hay otra pieza, encaja, la guardo”. Se volcó a lo muy práctico, mientras que el humano terrestre se volcó más al preguntarse por qué, cuándo, para qué. Esto no está mal. Digamos que en ese sentido hay un privilegio porque el decodificador del ser humano explota al máximo el concepto del espíritu.

Digamos que ese 10 % encarnado en el ser humano está cómodo porque desarrolla su concepto mental a pleno.

Interlocutor: Esto está claro. Ahora quiero concretar esta idea… Digamos una gallina, ¿al final de la evolución podría llegar a tener un decodificador mental tan elevado como para poder albergar al espíritu del Maestro Jesús? En concreto, ¿el decodificador mental de un animal va a llegar a ser tan sofisticado como el de un ser humano? Ésta es la pregunta que quiero hacer…

Ruanel: No me atrevo a decir eso, porque si tú extraes ADN de los Langar quizás sea similar, porque por fuera tienen una conformación parecida, al de las langostas terrestres. Aun siendo otro planeta, una vida con ADN de langosta pudo desarrollarse al punto de poder crear naves ultralumínicas…

Interlocutor: ¿El espíritu del Maestro Jesús podría encarnar en un Langar o lo haría con dificultad?

Ruanel: Podría hacerlo, pero no tendría sentido, porque el Maestro Jesús ya experimentó, cuando descendió a la Octava Esfera, el sufrimiento extremo y un estrechamiento de la mente de los espíritus que estaban allí. Pero reitero que podría encarnar en un Langar.

Interlocutor: Haciendo una digresión quiero consultarle algo que siempre me preguntan: ¿mi Thetán, es decir, con sólo el 90 % de espíritu, podría descender a la Octava Esfera, o solamente lo puede hacer siendo espíritu 100 %?

Ruanel: Lo podría hacer perfectamente como 90 %, pero el problema pasa por otro lado y es muy grave…Supongamos que tu Thetán, Radael, va a la Octava Esfera como para experimentar el sufrimiento de quienes están allí y no está preparado para el choque…

Interlocutor: ¿El sacudón me lo puede transmitir a mí como 10 %?

Ruanel: Así es, y puedes sufrir un revés tremendo de engramas.

Interlocutor: Entiendo.

Ruanel: Es como si de repente tú, físico, te encerraran, incluso con tu aprobación, en un nosocomio carcelario donde hay personas que han perdido la razón y las circunstancias allí imperantes te sobrepasaran…

Interlocutor: Podría colapsar…

Ruanel: Por supuesto, y pedirías desesperadamente a las pocas horas de estar allí que te sacaran.

Interlocutor: El concepto está claro… Ahora la pregunta de rigor es por qué razón un espíritu puede interesarle encarnar en un Langar…

Ruanel: Simplemente porque son espíritus por lo general del plano 2 que tienen avidez de conquista, avidez de deseo, avidez de someter a otros, ¿y qué mejor que encarnar para ello en un Langar? Los Langar pasan su vida sometiendo, matando, depredando…

Otras razas no pueden entender esta actitud porque a piensan con lógica que  a ellos les sería más fácil hacer alianzas con otros mundos, darles tecnología, tener graneros y no saquearlos. Está bien que hay miles y miles de mundos, pero supongamos sólo por un momento que su cantidad fuera limitada, los Langar, al cabo de tres o cuatro generaciones, se extinguirían porque no tendrían más mundos que saquear.

Interlocutor: Lo que hacen los Langar, en definitiva, es una estupidez sin sentido…

Ruanel: Exacto. Porque saquean mundos, matan a sus habitantes, se comen todo su alimento y cuando el lugar queda estéril se van. ¿No les sería más fácil hacer un intercambio con los habitantes de esos mundos dándole tecnología o perfeccionándole la que tengan a cambio de comida? De esta manera no tendrían que depredarlos. Pero no se lo puedes hacer entender.

Interlocutor: Bueno, nadie dijo que los extraterrestres son inteligentes…

Ruanel: En realidad son inteligentes porque tienen naves espaciales que los terrestres no las han logrado aún. Pero la inteligencia la tienen en ese sentido solamente. Jamás se preguntan el cómo, el cuándo, el para qué, que son preguntas básicas para evolucionar en el plano físico.

Interlocutor: Esto quedó claro. El otro tema que le quería consultar porque también siempre me preguntan es el de los dragones. ¿En el planeta Tierra los dragones son lisa y llanamente mitología?

Ruanel: Sí, en otros mundos existen. Uno de ellos es Aldebarán 4.

Interlocutor: ¿Esos dragones lanzan incluso fuego por la garganta o es un mito?

Ruanel: No, no es un mito… Así como las ballenas respiran y lanzan un chorro de agua, los dragones tienen un mecanismo que les permite lanzar un aire muy caliente que cuando lo miras a través percibes como un temblor…

Interlocutor: Sí, entiendo a que se refiere, ¿pero expide fuego?

Ruanel: No, fuego como un lanzallamas no, pero ese aire caliente puede llegar a quemar.

Interlocutor: ¿Cómo si fuera agua hirviendo?

Ruanel: Salvando las distancias podría resultar algo así, porque en definitiva es vapor lo que lanzan.

Interlocutor: Me parece haber leído o visto algún documental respecto a que aquí en la Tierra se han encontrado o directamente existen dragones pero en miniatura, como del tamaño de una lagartija…

Ruanel: Se los llega a llamar “dragones”, incluso en los diccionarios figuran así, pero no son los dragones alados que lanzan vapor hirviendo por la boca como los de Aldebarán 4.

Interlocutor: Entiendo. ¿Damos por terminado este tema y pasamos al siguiente?

Ruanel: De acuerdo.

Interlocutor: Aquí tengo agendado para consultar acerca de la llamada “Leyenda de El Dorado”. Le voy a leer el resumen que hice para que quede grabado:

 

Existe una leyenda de una mítica ciudad de oro, al parecer originada en una ceremonia de los indios muiscas en la que un cacique se sumergía en las aguas de la laguna Guatavita, luego salía y era espolvoreado con oro en polvo. A continuación penetraba otra vez en la laguna para desprenderse del oro y depositarlo en el lecho.

Al mismo tiempo los sacerdotes lanzaban a la laguna vasijas y joyas de oro como ofrenda. Este ritual desapareció pero dio origen a la leyenda de una mítica ciudad de oro que nunca fue hallada.

Varios países de Suramérica reivindican ser la fuente original de El Dorado, pero muchos historiadores coinciden en afirmar que la Laguna Guatavida, a unas dos horas al norte de Bogotá, es el centro de la leyenda.

Se han rescatado de esta laguna unos 100 kilos de oro. Pero el gobierno cerró la laguna y hoy descansa tranquila guardando su secreto, si lo hay.

 

Ruanel: Obviamente la leyenda tiene que ver con una raza extraterrestre. Lo de las ofrendas era directamente para los extraterrestres, lo que no es cierto es lo que dicen algunos investigadores de que un sacerdote se sumergía y salía dorado y luego se sumergía de vuelta y ese polvo se iba para el fondo.

Interlocutor: ¿Pero cómo era entonces en realidad todo este asunto?

Ruanel: En esa época había en la zona extraterrestres similares al homo sapiens. Eran de constitución parecida a los denominados Friendship…

Interlocutor: Para los nativos debían parecer casi como dioses… ¿Convivían con ellos?

Ruanel: Así es, pero su piel era completamente dorada, pero no como el oro puro sino más bien el tono era oscuro.

Interlocutor: ¿Algo así como un bronceado?

Ruanel: Un bronceado que era casi tan oscuro como la raza negra del planeta Tierra.

Interlocutor: ¿Podríamos decir que era un color cobrizo?

Ruanel: Sí, porque esa idea es la que más se acerca al color de su piel.

Interlocutor: ¿Cómo surgió la leyenda de una mítica ciudad de oro o dorada?

Ruanel: Durante más de doscientos años estuvo una nave extraterrestre en el fondo de la laguna estudiando la ecología del lugar…

Hay dos maneras de alejar a los curiosos, una es asustándolos y la otra es atrayéndolos. Sí tú eres curioso por algo mío, yo, estando encarnado, te lo muestro directamente, aunque disfrazándolo. Y tú, una vez que satisfaces tu curiosidad, te conformas con lo que te digo y me dejas en paz.

Interlocutor: O sea que estos extraterrestres, en lugar de asustarlos con un monstruo holográfico como el de la laguna Ness…

Ruanel: Proyectaron holográficamente una ciudad.

Interlocutor: ¡Pero entonces se trataba de una ciudad a la que los nativos nunca pudieron ir!

Ruanel: Por supuesto.

Interlocutor: ¿No estamos hablando para nada de una abertura dimensional ni nada parecido?

Ruanel: En absoluto.

Interlocutor: En concreto, entonces, era una ciudad en el aire…

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Le ponían algún obstáculo electrónico como para que no se acercaran y descubrieran el truco?

Ruanel: No, porque caminaban hacia ella y nunca llegaban.

Interlocutor: ¿Ése era entonces el truco, es decir, la ciudad se alejaba de ellos?

Ruanel: No, no era así, lo que ocurría era que cuando caminaban hacia ella la ciudad desaparecía.

Interlocutor: Ahora entiendo, la ciudad solamente se podía ver desde lejos…

Ruanel: Exacto.

Interlocutor: Todo entonces era una especie de engañifa para mantener de alguna manera entretenidos con otra cosa a los nativos mientras ellos hacían tranquilamente sus investigaciones ecológicas...

Ruanel: Correcto… Aparte, el color de esos extraterrestres les hacía creer que eran seres dorados y que la ciudad era toda de oro. Esto motivó a los nativos a hacerles ofrendas propiciatorias y por eso celebran ceremonias rituales donde arrojaban a las aguas de la laguna objetos de oro, copas, joyas, etc.

Interlocutor: ¿Hay aún oro en la laguna o ya lo sacaron todo?

Ruanel: No, no lo sacaron todo.

Interlocutor: ¿El tesoro está sobre el lecho de la laguna o debajo, en el barro?

Ruanel: Está debajo del lecho, enterrado en el barro.

Interlocutor: ¿Es muy valioso el oro que hay? Me refiero a la cantidad de dinero que supone.

Ruanel: Debe haber  varios millones de dólares.

Interlocutor: ¡Vaya, que dato interesante! ¿De dónde provenían esos extraterrestres?

Ruanel: De una estrella que es gemela a Betelgeuse y gira cercana a ella.

Interlocutor: ¿Cuál es el nombre de esa estrella?

Ruanel: No tiene nombre, pero sus habitantes la llaman “Aler”.

Interlocutor: ¿Aler 4?

Ruanel: No, Aler 5.

Interlocutor: ¿A cuántos años luz está de la Tierra?

Ruanel: Está relativamente cerca, a 420 años luz.

Interlocutor: ¿En qué año vinieron aquí?

Ruanel: Vinieron aproximadamente para el año 1350.

Interlocutor: ¿Y cuándo se fueron?

Ruanel: Se fueron para el 1600 más o menos. Se habrán quedado algo así como dos siglos y medio…

Interlocutor: ¿Se llevaron algunos nativos?

Ruanel: No, no se llevaron a ninguno.

Interlocutor: ¿Esa ciudad mítica estaba proyectada holográficamente sobre la laguna?

Ruanel: No, sobre la laguna no, sino sobre una de las laderas de la montaña.

Interlocutor: ¿Era muy grande esa proyección?

Ruanel: Si, era grande. Además, como los nativos la podían ver solamente desde lejos porque cuando se acercaban desaparecía, les daba la impresión de ser más grande todavía de lo que en realidad era.

Interlocutor: La laguna donde los nativos ofrendaban el oro es la llamada Guaitavida?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿El sacerdote que oficiaba la ceremonia era acaso extraterrestre?

Ruanel: No, era directamente un nativo muy creyente y muy imaginativo, pues deliraba más de lo que veía. Aparte, su decodificador mental se había alterado por la presencia de esos seres cobrizos y alucinaba.

Interlocutor: ¿El oro les interesaba a los extraterrestres?

Ruanel: No, en absoluto, y la prueba está en que cuando se fueron no se llevaron nada. El interés de ellos era el estudio del limo de la laguna y la fauna de los alrededores. Como eran pacíficos armaron toda una “mise en scéne” para desviar la atención de los nativos.

Interlocutor: Bueno, esto está aclarado y creo que esto no da para más… ¿Quedaría algo por decir sobre esto?

Ruanel: No, lo más importante ya se dijo.

Interlocutor: Bien, entonces paso a otro tema… Muchísimos seguidores nuestros nos han preguntado sobre el video de un presunto extraterrestre. El asunto resumido es así:

 

En México hay una nueva polémica por un video en el que aparece la mano de un supuesto extraterrestre que trata de alcanzar a uno de los chicos que estaban jugando en el lugar. 

La grabación la hizo uno de ellos con un teléfono celular. Pero todo parece ser una broma que alcanzó proporciones considerables a causa de la ingenuidad del investigador Ovni Jaime Maussán. No obstante se dice que el físico astrónomo Jorge Guerrero declaró que encontró en el lugar radiactividad.

 

Interlocutor: En lo personal pienso que los chicos lo embaucaron a Maussán, pero bueno, uno siempre espera una gran revelación…

 

Ruanel: Todo es un fraude.

Interlocutor: ¿Cómo cayó en ese fraude tan tonto Jaime Maussán?

Ruanel: Su misma avidez lo perdió. Hay muchas personas que están desesperadas para creer en algo y buscan la confirmación a toda costa, esto los lleva a la desconexión analítica y a que su mente impulsiva haga presa de ellas. Entonces creen cualquier cosa que se les presente, por más banal que sea.

Interlocutor: ¿Por casualidad los espíritus del Error están acosando a Jaime Maussán de la misma forma que acosan a Uri Geller y les doblan las cucharitas haciéndole creer que tiene poderes mentales?

Ruanel: ¡Por supuesto que sí!

Interlocutor: ¿Cómo fue todo este asunto? ¿Estos chicos estaban jugando con una filmadora digital y uno de ellos se le ocurrió hacer algo tan tonto como una mano de un extraterrestre y fingió querer atrapar a uno?

Ruanel: Fue simplemente un juego infantil y ni siquiera los niños se esperaban esa desmedida repercusión.

Interlocutor: ¿No lo hicieron entonces para engañar a Jaime Maussán?

Ruanel: No, para nada.

Interlocutor: Fue uno de los chicos el que hizo la broma para asustar a los otros o estaban todos en combinación.

Ruanel: No, los otros no sabían nada, fue la broma de uno de los chicos a los otros, y después vino la gran repercusión.

Interlocutor: ¿Después todos los chicos se hicieron cómplices?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Para sacarle dinero a Maussán?

Ruanel: No, no les interesaba el dinero sino la broma. No te olvides que se trata de niños.

Interlocutor: ¿Si hubieran sabido la repercusión que adquiriría lo hubieran hecho igual?

Ruanel: No, en absoluto.

Interlocutor: ¿Están asustados ahora los chicos?

Ruanel: No, pero no quieren hablar del asunto y lo mantienen en secreto como esas escuelas de los grados superiores que guardan silencio sobre lo que hacen.

Interlocutor: Entiendo… Pero tengo entendido que a algún periodista le dijeron la verdad.

Ruanel: Sí, eso es correcto.

Interlocutor: ¿Algo más sobre este asunto?

Ruanel: No, para nada.

Interlocutor: Paso ahora al tema denominado “El fantasma de las niñas de Ávila”. Los hechos, resumidos, son los siguientes:

 

El 21 de mayo de 2005 el sitio de “ikerjimenz.com” publicaba que en un determinado pueblo de la provincia de Ávila había, desde hace más de un siglo, rumores sobre apariciones en el cementerio. Esto movilizó a algunas personas a ponerse a hacer psicofonías y a tomar fotos a la noche, y en una de las fotos aparecieron las figuras de tres niñas etéreas.

 

Interlocutor: La pregunta concreta es si fue un engaño de Iker Jiménez o algún otro al público, es decir, a través de una fotografía trucada, o actuaron, como siempre, los espíritus del Error haciendo “foco”.

Ruanel: Recordemos que los fantasmas son, para decirlo de alguna manera que se entienda, un “foco holográfico” de los espíritus del Error que se muestran de manera antropomorfa, humana, para ser reconocidos.

Interlocutor: Tengo entendido que las imágenes nunca son claras…

Ruanel: Por supuesto, nunca son claras. La pregunta es: ¿Puede fotografiarse una imagen espiritual? Y la respuesta es que no, no se puede. Entonces los espíritus del Error proyectan una imagen de tipo holográfica haciendo foco para que la cámara fotográfica la pueda tomar.  

Interlocutor: Para que no quede ninguna duda, ¿en este caso el truco provino de los espíritus del Error o de alguien avisado que quiso aprovecharse de la credulidad de la gente?

Ruanel: Fue directamente un truco de los espíritus del Error. Cómo tú lo has dicho muchas veces, un espíritu del Error no tiene por qué ser tonto. Un espíritu del Error puede ser un ser absolutamente sabio, más sabio que muchas entidades de Luz que están en mi plano, y sin embargo, manipulados por su ego, utilizan ese tremendo conocimiento que tienen para hacer foco en función de hacerse un festín egoico.

Es como si a ti te invitaran, si tuvieras ese tipo de inclinaciones, a una tremenda bacanal.

Para las entidades del Error, que buscan ese tipo de entretenimientos, una vez que encuentran un sitio donde pueden divertirse, y de esa manera malgastar su tiempo, no se van más de allí.

Interlocutor: ¡Hace un siglo entonces que se están divirtiendo allí!

Ruanel: Por supuesto… Y la diversión es a costa de la ignorancia de los pobladores que les hacen el juego.

Interlocutor: En concreto, entonces, todo lo que sucede en ese cementario son burlas de los espíritus del Error y punto.

Ruanel: Sí, exacto. ¿Si hay fantasmas allí? ¡Sí los hay! Si un fantasma es al fin y al cabo un espíritu del Error que se presenta, que hace foco sobre su energía para proyectarse antropomórficamente.

Interlocutor: ¿Y otra cosa no hay, entonces?

Ruanel: No, es simplemente eso, pero pueden emitir ruidos, pueden incluso hacer tacto y palpar a una persona.

Interlocutor: Maestro, ¿le parecería hacer un descanso para luego dialogar con Michelson?

Ruanel: Correcto, hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta  luego, y gracias…

 

 

SEGUNDA PARTE

 

Interlocutor: ¿Michelson?

Albert Michelson: ¡Hola, que tal!, ¿cómo estás tú?

Interlocutor: Bien, bien… Aquí Jorge me ha anotado algunas preguntas que quiere hacerle…

Albert Michelson: Puedes comenzar…

Interlocutor: La primera pregunta es por qué razón no hay memoria reencarnativa en el ser encarnado.

Albert Michelson: La respuesta tradicional es porque seguramente le causaría engramas al 10 % encarnado “saber” que en vidas anteriores puede haber tenido vivencias quizás demasiado fuertes como para asimilarlas en la presente encarnación.

Entonces es como que según la ley de la encarnación no hay memoria reencarnativa, salvo uno que otro déjà vu, que todo encarnado tiene en algún momento de su vida, por el cual a veces visualiza, como ráfagas o flashes, algunas vidas anteriores.

Interlocutor: Esta claro…

Albert Michelson: Mi respuesta, a nivel científico, es la siguiente: el decodificador mental del ser encarnado es limitado. Si bien puede recordar cosas de su niñez, como lo que estudió en la escuela primaria, la secundaria, etc., como defensa del decodificador físico el ser humano no solamente va borrando las vivencias negativas –que sí le pueden quedar implantadas en la mente reactiva a nivel celular como engramas–, sino que también va borrando a nivel analítico aquellas experiencias que en este momento no estén en uso.

Si no fuera así no tendría suficiente espacio físico en su red neuronal para el recuerdo de todas las vidas.

Interlocutor: ¿Y en su parte espiritual ?

Albert Michelson: En su parte espiritual sí, porque el espíritu lo guarda como un concepto y el concepto en el plano suprafísico no ocupa lugar.

Interlocutor: Entiendo, en el mundo espiritual el conocimiento no ocupa espacio pero sí lo ocupa el conocimiento grabado en las neuronas.

Albert Michelson: Correcto.

Interlocutor: ¡Qué interesante lo que usted dice !

Albert Michelson: Entonces, así como tú tienes un ordenador o computadora, de acuerdo a cómo le llaman en cada lugar, que tiene una determinada capacidad en su disco duro o disco rígido y no puede grabar más información porque no le cabe, de la misma manera en el cerebro de un ser encarnado no podría guardar información de tantas vidas.

Interlocutor: Está clara la idea… ¿Usted, desde su plano, podría percibir el cerebro de Jorge y el mío respecto a qué porcentaje lo tenemos lleno y cuánto faltaría para llenarlo? Me refiero haciendo la comparación con el disco duro de la computadora…

Albert Michelson: Siempre se ha dicho que el ser humano encarnado común utiliza el 10 ó 12 % de su cerebro, y que algunos científicos renombrados podrían utilizar el 18 %, el 22 %, el 25 %, etc. Esto es relativo. Primero, porque científicamente tal aseveración no ha sido confirmada, y segundo porque no es tan así.

En realidad, el ser humano utiliza más de su cerebro. La mayoría de las neuronas del córtex son “explotadas” para transmitir el concepto espiritual al lenguaje hablado.

Sí es cierto que mi receptáculo, el profesor Jorge, y tú, utilizan un porcentaje mayor en función de que tienen mayor fluidez.

Este receptáculo, como canalizador de las entidades espirituales, y tú han adquirido en estos últimos nueve años la sabiduría de poder confrontar, dialogar y hasta debatir alguna vez con los Maestros de Luz cuando traducen sus mensajes.

Entonces, sí es verdad que pueden tener un mayor uso de lo que es el córtex cerebral, lo que nosotros en el mundo espiritual llamamos “decodificador”.

Interlocutor: A ver si entiendo… Vamos a suponer que mi cerebro sea de 100 gigas. Estoy haciendo una comparación con el disco duro de la computadora. Si yo adquiriría en esta vida mayores conocimientos de 100 gigas, ¿mi cerebro explotaría?

Albert Michelson: Simplemente sucedería que el excedente no lo asimilarías. En  realidad podrían suceder dos cosas: 1) que entres en una tremenda confusión, o 2) como le ocurre a muchos que tratan de abarcar más de lo que pueden, entres a tener problemas psicosomáticas.

Interlocutor: ¿Eso es meramente teórico o ha sucedido en algunos seres humanos ?

Albert Michelson: No es teórico, pues ha sucedido en personas que han investigado más allá de su capacidad y han tenido trastornos en su decodificador al punto de haber perdido muchos la razón.

Tú sabes que el espíritu puro 100 %, o el Thetán 90 %, jamás pierden la razón porque no tienen un decodificador que pueda entrar en cortocircuito.

El que pierde la razón es el ser encarnado, sea por una mayor asiduidad de contacto eléctrico entre sus neuronas, o bien por impedimento de los axones en cuanto a la comunicación.

Tú en este caso manejas 40 gigas de 100.

Interlocutor: ¿Esto significa que yo tengo capacidad para incorporar a mi cerebro o a mis neuronas el 60 % de conocimiento más en razón de tener completado hasta el 40 %?

Albert Michelson: Así es, porque tu cerebro aún se encuentra ágil.

Interlocutor: ¿Cuándo se nace ya el cerebro está limitado en su capacidad de acumular conocimiento, digamos a 100 gigas, o de alguna manera puede ampliarse, digamos a 120 gigas o más?

Albert Michelson: No tiene tanta elasticidad porque la materia en el plano físico es limitada. No obstante, hay neuronas y tejidos de redes neuronales –o los axones, que son los que hacen comunicación–,  que en  algunos decodificadores tienen mayores circuitos, lo que les permite albergar, y repito tu ejemplo, mayor cantidad de gigas.

Interlocutor: Entiendo… ¿Las neuronas destruidas se pueden reparar? ¿Se pueden crear nuevas neuronas?

Albert Michelson: En contra de la opinión de muchos neurólogos que en la antigüedad afirmaban que no se podían regenerar, sí se pueden regenerar. 

Interlocutor: ¿Estamos hablando de regeneración a nivel espiritual o a nivel físico?

Albert Michelson: La regeneración es a nivel físico.

Interlocutor: Perdón, hice mal la pregunta… Me refiero a si esa regeneración es a través de una máquina o directamente es la propia genética la que la hace.

Albert Michelson: Es directamente la propia genética la que la hace.

Interlocutor: ¿Es automático el proceso, entonces?

Albert Michelson: Así es. De todas maneras, sí es cierto que en algunas personas de edad avanzada, que por alguna enfermedad las neuronas han quedado deterioradas, hay recuerdos que ese ser encarnado ha perdido y no los recupera.

Interlocutor: ¿O sea que no en todos los casos hay una regeneración de las neuronas?

Albert Michelson: Puede haber una regeneración neuronal, pero eso no significa que se recuperen los recuerdos perdidos.

Interlocutor: Ahora entiendo… El punto está perfectamente aclarado. Otra pregunta que me agenda Jorge es ésta: ¿Qué había antes del Big Bang? En realidad, no sé bien a qué apunta esta pregunta…

Albert Michelson: Los científicos dicen que hace 13.600 millones de años hubo una gran explosión llamada Big Bang y que este universo tiende a dos posibilidades, la primera, a que en este momento está expandiéndose, a que llegue al fin de la expansión, a que haya una contracción y a que derive en un Big Crunch…

Interlocutor: Que es lo real…

Albert Michelson: Exacto, que es lo real. O bien, la otra teoría, que no es real,  a que el universo siga expandiéndose y enfriándose hasta que termine en la nada.

Interlocutor: La verdadera teoría, entonces, es que el universo se expande y luego se contrae.

Albert Michelson: Correcto… Tu pregunta fue qué es lo que había antes del Big Bang… ¿La nada? ¿No había tiempo? No, había otro universo. Esto significa que hubo una gran explosión y luego una gran implosión, otra gran explosión y luego otra gran implosión, y así ad eternum.

Entonces, el universo es eterno, ha existido siempre, una continuación de cada ciclo de 40.000 millones de años aproximadamente, Big Bang-Big Crunch, Big Bang-Big Crunch…

Interlocutor: ¿Algo así como un latido de 40.000 millones de años?

Albert Michelson: Correcto… Entonces, si bien el universo físico es la manifestación de un Creador, que se da a conocer ante vosotros como Eón, el universo acompañó siempre a Eón a lo largo de la eternidad. Una prueba, justamente, y fíjate cómo Eón nos pone las herramientas en  el camino, es que mi receptáculo hoy leyó una noticia donde decía que cuando el universo comenzaba hace un poco más de 12.800 millones de años, se visualizó ahora una explosión, o mejor dicho una implosión, de una estrella, y por la medición se ha visto que tenía distintos tipos de átomos, contra la teoría de los científicos que decían que al comienzo del Big Bang solamente podía haber los átomos primarios como Hidrógeno y Helio.

El hecho de que en una estrella tan joven, a pocos millones de años luz de la Creación del universo actual, haya compuestos ratifica la teoría –no dicha por mí sino por Johnakan, el Thetán de este receptáculo, muchos años atrás– de que hubo un universo anterior donde ya había una composición anterior de una materia compuesta.

Interlocutor: Está clara la idea… Ahora bien, mi pregunta es si desde el punto de vista de ustedes, es decir, del mundo espiritual, pueden percibir qué había antes de este Big Bang…

Albert Michelson: Presumo que era similar al universo actual y que –por una cuestión de que es así y no de otra manera– así como el calor eleva la temperatura y la falta de calor la baja, el universo de la única forma que puede funcionar no es siendo estático, sino expandiéndose y luego entrando en contracción. En este momento se está expandiendo porque el efecto Doppler muestra que hay corrimiento hacia el rojo.

Interlocutor: ¿Le parece dar por terminado este tema, por lo menos por ahora, para pasar a la otra pregunta que tengo agendada?

Albert Michelson: De acuerdo.

Interlocutor: Bien, la pregunta es sobre la evolución de los genes, que tampoco tengo idea hacia donde apunta…

Albert Michelson: Es un tema muy importante… Los genes en muchas especies evolucionan y en otras no. No soy quien lo ha descubierto, pero sí ratifico de que hay dos cadenas en el ser encarnado, el ADN y el ARN.

Se ha descubierto hace poco, y nosotros a nivel espiritual ya lo habíamos anticipado, una base de genoma humano donde, con determinada lectura, se puede incluso saber, y esto ya ha sido constatado científicamente, qué enfermedad puede tener determinada persona en tal edad de su vida, qué tiempo de vida le queda…

Le hacen una lectura de ADN a un niño de cinco años físicos y con esa lectura pueden incluso llegar a establecer hasta qué edad puede vivir…

Obviamente todo esto que estoy diciendo está condicionado a cómo va a ser la experiencia de vida de ese niño, su nutrición, su forma de vida, sus cuidados…

Obviamente, si se trata de un niño que después de grande resulta ser un fumador empedernido tal vez engendre un cáncer que haga que su expectativa de vida de por ejemplo 79 años se reduzca enormemente.

Interlocutor: ¿Es decir, en concreto, que la persona puede modificar, conforme a su modo de vida, esa lectura de su ADN?

Albert Michelson: Así es… Lo que no se ha detectado aún a nivel de conocimiento en el plano físico, que también ha sido dicho a nivel espiritual, es la lectura del ARN o ácido ribonucleico, que también con determinadas lecturas marca incluso la duración de cada especie. Éste es un tema para tocarlo más adelante.

Debido a ese ARN, que marca la duración de cada especie, hay especies que no llegan a evolucionar sus genes, como sí lo hace en este momento el homo sapiens sapiens, que incluso sigue evolucionando, a pesar de la teoría, desde ya falsa, que señalaba que hacía 10.000 años que había dejado de evolucionar. Esto no es así. No, aún.

Interlocutor: ¿Usted mencionó concretamente el ácido ribonucleico?

Albert Michelson: Así es, el ARN, el ácido ribonucleico, a diferencia del ADN que es el ácido desoxirribonucleico, que forma las cadenas de doble hélice…

Interlocutor: Ahora entendí… Está perfectamente claro… Paso a la otra pregunta de Jorge… ¿Por qué la gravedad atrae a la luz?

Albert Michelson: Ésa es una pregunta que incluso muchos astrónomos no tienen la respuesta. Incluso yo mismo, estando encarnado como Michelson, en colaboración con otro ser que he apreciado mucho y con el cual he hecho algunos descubrimientos, he estudiado la velocidad de la luz llegando a la conclusión de que no existía el éter, un éter que frenaba las ondas de luz…

Y se ha llegado a la conclusión de que la luz se expandía a 300.000 km  por segundo, a casi 300.000 km por segundo…

Ahora bien, ¿la luz tiene límite? No, porque se ha llegado a demostrar que si en una nave que viaja a 300.000 km por hora y hacia delante se proyecta una luz, esa la luz se va a seguir proyectando a casi 300.000 km por segundo independientemente de la velocidad de la nave que lleva el aparato impulsor de luz.

Bien. Se ha comprobado que la luz se comporta de dos maneras, como partículas y como ondas, porque el fotón se puede comportar como onda o como corpúsculo, y si bien es como una partícula de masa 0, su comportamiento como partícula hace posible que la gravedad incida en esa partícula.

Por eso, cuando la luz pasa por un cuerpo lo suficientemente grande como para atraerla, la luz desvía su línea, e incluso si la luz pasa por un agujero negro el agujero negro la “traga” y no permite que esa luz salga.  Porque la luz, en ese caso el fotón, se comporta como corpúsculo y no como onda.

Interlocutor: Creo que la idea está clara… Paso, entonces, a la última pregunta de Jorge, que me da un poco de vergüenza hacerla nuevamente porque ya la respondió el Maestro Jesús. Yo la tengo clara, pero en fin, siempre otra respuesta puede dar una nueva perspectiva al asunto… ¿Por qué hubo mamíferos que se extinguieron? Bueno, haciendo una chanza, algunos habrán desaparecido porque me los comí yo…

Albert Michelson: Te los habrás comido en la época en que eras un troglodita…

Interlocutor: Seguramente…

Albert Michelson: Se afirma que grandes bestias como el tigre Dientes de Sable, el megaterio, el mastodonte, el mamut, fueron todos diezmados por los humanos de aquella época. Esto es un error.

Vamos a partir de la base de que en este momento, en este planeta, hay casi 7000 millones de personas, me pueden corregir si me equivoco en esto. Pero hace 2000 años atrás la población era muchísimo menor y menor aún hace 10.000 años atrás.

Aparte, la posibilidad de desplazarse era casi nula, si bien se ha comprobado que había humanoides que eran nómades… Y hace 20.000 años atrás la posibilidad de desplazamiento era infinitamente menor, incluso algunas tribus se alojaban en grandes cavernas y quedaban allí asentados en forma permanente.

Interlocutor: Está claro…

Albert Michelson: Bien, a lo que quiero llegar es que no había tanta cantidad de humanoides o humanos como para acabar con esas especies. Salvando las distancias, no es como los indios de América del Norte que casi extinguieron a los bisontes.

Interlocutor: No, por supuesto que no…

Albert Michelson: Primero, porque en esa época lejana había muchos tipos de animales diseminados por todo el planeta y no había tantos homos como para terminar con todas las especies al mismo tiempo, con los megaterios, con los gliptodontes, con los mamut, con los mastodontes, con los tigres Dientes de Sable, etc. Era absolutamente imposible.

 Entonces, la respuesta que ya se dio antes, y que yo confirmo, es que el segundo código genético, que es el código de duración de la especie, es lo que tuvo que ver y estuvo haciendo estéril, ya sea al macho, ya sea a la hembra, y de esta manera la población animal fue empequeñéndose hasta concluir como especie.

Interlocutor: Resumiendo, entonces, la extinción final de las grandes bestias se debió al código genético de cada especie, sin perjuicio de que también fueron diezmados, sea por el hombre o por factores climáticos o por enfermedades o por meteoritos, o por falta de alimentos, entre otras causas…

Albert Michelson: Estamos hablando de dos épocas distintas. Hace miles de años los grandes mamíferos a los que me referí recién fueron extinguidos por un código genético ya establecido. Hace 65 millones de años los llamados dinosaurios o “Lagartos terribles”, también les sucedió exactamente lo mismo. No todos fueron extinguidos por ese meteorito de Yucatán, ya que muchas especies siguieron viviendo.

O sea, lo más importante de los científicos al investigar sería que usen el sentido común. Porque si no hubiera habido alimentos para unos tampoco habría alimentos para otros.

Interlocutor: Obvio…

Albert Michelson: ¿Queda otra pregunta ?

Interlocutor: ¿Está bien la distinción que hago yo entre “diezmar” y “extinguir”? Las grandes bestias se extinguieron totalmente a causa del código genético, pero fueron diezmadas, es decir, disminuidas, por enfermedades, causas climáticas, depredadores, etc.

Albert Michelson: Es correcta tu apreciación. Muchos animales pueden haber sido diezmados, y esto es cierto. Pero no diezmados totalmente. Quiero diferenciar esto con algunos animales del siglo XIX y del siglo XX de esta era, que sí han sido exterminados, lamentablemente, por el que se dice el animal más inteligente de Sol 3, el hombre… ¿Hay otra pregunta?

Interlocutor: ¿Un rostro indica tendencia o inteligencia? No entiendo bien que quiere saber Jorge con esta pregunta…

Albert Michelson: Se ha dicho muchas veces que hay personas estudiosas de los rasgos humanos que pueden detectar tendencias altruistas, tendencias egoístas, tendencias homicidas, y esto no es así.

También se ha dicho que un  rostro noble puede indicar una alta inteligencia, mientras que otros rostros no. Esto tampoco es así.

Puede ser así únicamente en aquellos rostros demasiado marcados. Es decir, hay rostros que están tan marcados –no hablo ahora de aquellos niños que sufren del síndrome de Down o de alguna otra enfermedad genética que puede deberse a un retraso madurativo–, sino de personas que tienen un cociente intelectual mediano, pero que su rostro tiene rasgos tan marcados que aquél que lo mira puede deducir que, como dicen ustedes en el plano físico, tiene “pocas luces”.

Eso sí es notorio. Se sabe que si hay un rostro que indica torpeza no va a sobresalir como científico. Y no estoy generalizando, simplemente estoy marcando algunas pautas.

Lo que no se puede detectar es, por ejemplo, un asesino serial o un violador en los rostros. Hubo violadores y asesinos seriales que tú los mirabas y su rostro era angelical. Sin embargo, estas personas urdían, bajo la influencia de roles del ego y del decodificador averiado, y seguramente –¿por qué no?– dominados por un Thetán que estaba en plano 2 que, lamentablemente, siempre hacía hincapié en su cuerpo de deseos incitando a cometer actos atroces.

En concreto, el hecho de que en casos extremos pueda hacerse alguna deducción observando un rostro, eso no significa que pueda hacerse en todos los casos.

Interlocutor: En los gabinetes criminológicos de la Policía a veces se hace, cuando se busca un determinado asesino, un perfil psicológico. Yo, personalmente, pienso que es un disparate, porque habiendo engramas de por medio, que por definición son impredecibles, algo así no se puede lograr.

Albert Michelson: Excelente tu apreciación… En efecto, hay órdenes implantadas que quedan en el cuerpo como engramas celulares o como engramas conceptuales en la parte espiritual, que hacen que ese ser humano se comporte de manera impredecible, y al ser impredecible no se puede prever su conducta.

Interlocutor: Quisiera hacer una última pregunta cuya respuesta quizás puede ser interesante… ¿Existe en algún planeta alguna técnica para proyectar en una pantalla el pensamiento? Más concretamente me refiero a que si una persona comete un crimen se le pueda conectar algún aparato en el cerebro como para proyectar en una pantalla vívidamente las imágenes del asesinato…

Albert Michelson: Hoy por hoy queda en la ciencia ficción, y no me estoy refiriendo solamente al planeta Tierra sino a todos. Actualmente no lo visualizo en ninguna civilización.

Lo que sí puede haber es aparatos que registren estallidos o impulsos emocionales que puedan marcar una tendencia, pero no pensamientos.

Interlocutor: ¿Y el instrumento de la anterior técnica? Me refiero a si podría determinar si un sospechoso de asesinato es realmente el asesino…

Albert Michelson: El instrumento marca impulsos, pero si hay personas que son lo suficientemente analíticas e integran sus roles de ego, pueden llegar a engañar de alguna manera a esos aparatos y a otros similares. Algunos lo han logrado anulando sus impulsos emocionales y otros escondiéndolos.

Interlocutor: Esto está claro… Finalmente, mi última pregunta es la siguiente: Sabemos que en algunos planetas existe el viaje en el tiempo incluso como turismo. La pregunta es si sería posible que la propia Policía utilice ese sistema para ir al pasado, por ejemplo al día anterior, para investigar un crimen y saber con certeza si el sospechoso es o no culpable.

Albert Michelson: Si es factible que alguien viaje en el tiempo para asesinar a otro, también es factible que una entidad policíaca pueda viajar para constatar un determinado crimen.

Interlocutor: Entonces incluso podía ir al pasado a evitar ese crimen… Bueno, se abriría un universo alterno que complicaría las cosas..

Albert Michelson: De todas maneras, el viaje en el tiempo, mediante la física cuántica y otras físicas aún no investigadas en la Tierra, es un tema para tratar con más tiempo en otra oportunidad.

Interlocutor: Lo tendré en cuenta… ¿Le parece concluir la sesión aquí?

Albert Michelson: De acuerdo…

Interlocutor: Entonces hasta luego, Michelson, y gracias.

SESIÓN DEL 28/3/06

.

Médium: Jorge Olguín. a dialogar: Ruanel.

 

 

Ruanel: Hola, ¿como estás?

Interlocutor: Bien, Maestro, con una agenda muy nutrida… ¿Pasamos directamente a las preguntas?

Ruanel: De acuerdo.

Interlocutor: La primera pregunta está relacionada con un mail que me han enviado sobre el fantasma de las Niñas de Ávila, que leo para que quede grabado:

 

Estimado profesor: Acaba de terminar el programa de televisión de Íker Jiménez, Cuarto Milenio, demostrando en una de las secciones de dicho programa que tales figuras eran un fraude, que todo ha resultado ser un fotomontaje. Un fotomontaje de unas imágenes encontradas en una página web de Nueva Zelanda en que salen tres niñas de la misma manera. Esto no coincide con lo que ustedes me confirmaron... ¿Realmente están tan ciegos tales investigadores? O quizás

Entidad que se presentó

los Maestros de Luz se han equivocado? Sé que usted siempre dice que no se equivocan pero llegando a este extremo no sé a quien creer porque las dos explicaciones son lógicas... Raúl C.

 

Ruanel: Visualizo esas fotos, y las imágenes no son exactamente las mismas, o sea descarto totalmente lo del fotomontaje. Está bien que en la actualidad hay técnicas especiales que se pueden hacer con distintas imágenes, alargarlas, engordarlas, hasta se puede lograr cambiar rostros…

Interlocutor: Está bien, pero a ver si entiendo… ¿Cómo hicieron los espíritus del Error para que se impriman en la película esas imágenes? ¿Tuvieron algo que ver los espíritus del Error con esa fotografía que estaba en la Web de una niñas de Nueva Zelanda?

Ruanel: No, no tuvieron nada que ver con esa fotografía, pero sí tuvieron que ver con la del famoso fraude.

Interlocutor: ¿Cómo hicieron el truco?

Ruanel: Directamente haciendo foco energético… El foco energético… la energía… En el plano físico es una cuestión que se conoce poco, pero en el plano espiritual es materia de todos los días… Estoy siendo irónico para que se entienda lo que quiero significar… Lo que quiero decir es que es mucho más sencillo para las entidades del Error encausar distintas energías que en el plano físico.

Estas energías pueden causar un toque en la persona encarnada, que lo siente perfectamente, pueden generar ruidos, imágenes, olores… Con esa energía pueden incluso llegar a modificar una imagen fotográfica.

La energía espiritual es mucho más compleja de lo que cualquier físico terrenal podría comprender.

Interlocutor: ¿La imagen de las tres niñas la crearon totalmente los espíritus del Error? ¿O la sacaron de algún lado?

Ruanel: Esas imágenes las crearon totalmente los espíritus del Error. Reitero que no fue un fotomontaje como se ha dicho. Si de alguna manera esas imágenes pueden tener cierto parecido, cierta semejanza con esa fotografía que mencionaste, es porque los espíritus del Error pueden haber tomado como idea esa fotografía de las tres niñas.

Interlocutor: ¿Pero no lo pueden haber hecho a propósito para crear más confusión?

Ruanel: No hay ninguna duda, porque los espíritus del Error se alimentan con la confusión, con el dolor, con el pesar, y algunos si no se alimentan egoicamente a través de eso, por lo menos disfrutan viendo la confusión del ser humano encarnado, de la misma forma que éste se divierte viendo a los artistas en una obra de teatro. 

La diferencia es que los artistas que están en el escenario lo hacen en forma premeditada y en cambio en este caso los seres encarnados son víctimas inocentes de las burlas de estos seres del Error.

¿Por qué lo hacen? En realidad no hay una explicación válida. Lo hacen para sembrar todo tipo de confusión, de discordia, de debates…

Interlocutor: ¿Por qué dijeron finalmente que era un fotomontaje si no lo era? ¿Mintieron entonces?

Ruanel: Dijeron que fue un fotomontaje porque las imágenes eran bastante similares a la foto de esas tres niñas de Nueva Zelanda, pero recalco que no eran la misma foto.

Interlocutor: Yo vi las fotos en la Red y realmente eran bastante parecidas…

Ruanel: Obviamente los espíritus del Error abrevaron en esa foto para hacer el truco. Pero no es un montaje hecho en el plano físico, esto es lo que hay que dejar bien en claro.

Interlocutor: ¿Pero entonces se equivocaron cuando dijeron que era un montaje fotográfico?

Ruanel: Se equivocaron en este sentido: mañana pueden aparecer una, dos, diez personas que digan “sí, soy el responsable de ese montaje”, pero lo hacen simplemente para ganar notoriedad, no porque lo haya en verdad hecho. Esto sucede muchas veces, por ejemplo cuando hay una supuesta trampa, la persona para hacerse famosa simula ser el autor. Pero reitero que la finalidad es sólo adquirir notoriedad, que de otra manera no la lograría.

Interlocutor: ¿En este caso se dijo que la fotografía fue un fotomontaje con ese fin?

Ruanel: Exactamente, fue con ese fin.

Interlocutor: ¿Iker Jiménez?

Ruanel: Iker Jiménez piensa que fue un fotomontaje terrenal.

Interlocutor: ¿O sea que él lo dice pero no tiene ninguna prueba de que sea verdaderamente así?

Ruanel: No, por supuesto que no… No puede tener ninguna prueba tangible porque no hay cómo demostrarlo.

Interlocutor: Bien, doy por terminado esta cuestión porque creo que no da para más, y paso al tema de la levitación, si le parece.

Ruanel: De acuerdo.

Interlocutor: Este tema de la levitación, que creo que es bastante importante, no sé por qué razón se me pasó desapercibido hasta ahora. El punto clave es éste: Si Jesús sólo pudo levitar sobre el agua, ¿a qué es debe tantas referencias a personas que han levitado fuera del agua?

Ruanel: Voy a aclarar el punto… Las energías del mundo espiritual pueden ser manipuladas de tal manera que se pueden lograr efectos que en el plano físico no tendrían una explicación lógica.

Interlocutor: ¿Cuándo hablamos de “energías” estamos hablando de las energías del plano espiritual o de las “Energías Divinas”?

Ruanel: Estamos hablando de las energías del plano espiritual.

Interlocutor: Perfecto…

Ruanel: No estamos hablando de “energías pensantes”, como son las Energías Divinas, no de energías de concepto, sino de “fuerzas energéticas”.

Interlocutor: Está claro el punto…

Ruanel: Hay mentes… Sabemos que los decodificadores mentales transforman ese concepto al lenguaje hablado mediante un circuito eléctrico en miniatura, que es lo que tiene el cerebro del ser encarnado.

Hay cerebros especiales que tienen un mayor engranaje eléctrico, por así llamarlo, y pueden hacer que su propio cuerpo levite…

Interlocutor: ¿Desafiando la ley de de gravedad?

Ruanel: Así es, desafiando de alguna manera la ley de gravedad. Pero esto tampoco es un milagro, sino un hecho científico. Y si Jesús caminó sobre las aguas y no hizo levitaciones mayores, por lo menos ante la vista de otras personas, fue porque su prioridad era otra.

Interlocutor: ¿No porque no lo pudiera hacer?

Ruanel: Correcto, no porque no lo pudiera hacer. Porque incluso, y esto es algo que el propio Maestro Jesús no ha contado, en el episodio de la Transfiguración ha levitado.

Interlocutor: ¿Sin intervención de la Energía Crística? Lo pregunto porque creo que se dijo que el Maestro Jesús levitó sobre el agua ayudado precisamente por la Energía Crística.

Ruanel: La Energía Crística puede, de alguna manera, generar un foco energético de la misma forma que los espíritus del Error… Si los espíritus del Error pueden, ¿cómo no lo van a poder hacer entonces las Energía Divinas?

La Energía Crística de alguna manera acostumbró al cuerpo de Jesús para que después su propio decodificador utilice su propia energía… Es algo similar al niño al que le compran su primera bicicleta con dos rueditas suplementarias acopladas a la rueda trasera para acostumbrarlo al equilibrio.

Una vez que el Maestro Jesús, o cualquier otro Maestro, aprende a realizar su propia levitación ya no precisa una ayuda de la Energía Crística o de alguna otra Energía Divina.

Interlocutor: Entiendo perfectamente la idea… Para aclarar definitivamente esta cuestión de la levitación, ¿qué  le parece si yo le voy diciendo el nombre del personaje y usted me dice si levita o no?

Ruanel: De acuerdo.

Interlocutor: David Cooperfield.

Ruanel: Truco.

Interlocutor: ¿Vuela utilizando alambres, maquinaria, luces, etc.?

Ruanel: Es truco, no le des más vueltas al asunto. La única función que cumple es entretener. Es lamentable el desperdicio de su vida que hace este ser porque encarnó para muchísimo más.

Interlocutor: Sí, recuerdo que varias veces se habló de esto… ¿David Cooperfield podría levitar con la ayuda de los espíritus del Error?

Ruanel: Los espíritus del Error pueden levitar a una persona haciendo foco, pero no es éste el caso.

Interlocutor: Perfecto… Sigo con David Blaine y Cris Ángel… David Blaine y Cris Ángel son ilusionistas que entre otras cosas hacen levitaciones callejeras. Yo vi un video en Internet, no estoy seguro de quién de los dos era, donde se ve que el mago levita a varios metros de altura.

Ruanel: Es fraude.

Interlocutor: ¿Los dos son fraudes?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Cómo lo hacen?

Ruanel: Son trucos similares a los de David Cooperfield…

Interlocutor: ¿Utilizan entonces aparatos especiales?

Ruanel: Así es, y en algunas filmaciones pueden visualizarse hasta los alambres si se presta un poco de atención a las imágenes.

Interlocutor: ¿Hay trucos de cámaras?

Ruanel: Sí, a veces también utilizan trucos de cámara.

Interlocutor: ¿Las personas que estos ilusionistas supuestamente hacen levitar son actores pagados?

Ruanel: No todos, pues algunos se prestan voluntariamente y después quedan decepcionados porque no era lo que ellos esperaban.

Interlocutor: Concretamente, entonces, y para terminar con David Blaine y Cris Ángel, no levitan sino a través de trucos…

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Paso a Daniel Dunglas Home. Leo esta nota que encontré en la Red de este personaje para que quede grabado:

 

El viconde Adare, el sr. Lindsay y el capital Wynne contemplaron como el famoso médium Daniel Junglas Home se elevaba en el aire, salía flotando por una ventana de la casa y entraba también flotando por otra, a unos 24 metros de altura. En una ocasión levantó un piano de cola y en otra levitó hasta el techo.

 

Interlocutor: ¿Alucinaciones producidas en los presentes por los espíritus del Error? ¿Incluso Home alucinaba? Home declaró hasta su muerte que los espíritus lo levitaban o lo ayudaban a levitar.

Ruanel: En este caso han sido alucinaciones producidas por los espíritus del Error que alteraron el decodificador de todos los que estaban presentes. En este caso no hubo fraude, sino directamente alucinación.

Interlocutor: ¿Alucinación?

Ruanel: Alucinación colectiva.

Interlocutor: ¿A Home también?

Ruanel: A Home y a todo los presentes.

Interlocutor: Concretamente, entonces, este hecho, que se toma como histórico, aunque por supuesto hay detractores, nunca existió salvo en la mente de esas personas.

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Home también fue engañado por los espíritus del Error? Lo pregunto nuevamente para que no quede ninguna duda al respecto.

Ruanel: Lo reitero, sí, fue engañado por los espíritus del Error.

Interlocutor: Es realmente sorprendente las hazañas que pueden realizar este tipo de entidades.

Ruanel: Sin embargo, lo que hicieron en este caso no es ninguna proeza, pues ha habido casos en que alucinaron a miles de personas…

Interlocutor: Lo que ocurre es que este médium, me refiero a D. D. Home, levitó muchas otras veces ante gran cantidad de personas…

Ruanel: Entiende esto que te voy a decir para que comprendas cómo actúan los espíritus del Error… Tú de pronto eres arisco con la comida y por azar encuentras un restaurante donde te atienden a las mil maravillas, es económico y la comida muy buena… Bueno, salvo algún problema de distancia o de salud, nunca dejarías de acudir allí mientras ese restaurante estuviera abierto porque te has encontrado con el “Tesoro del Rey Midas”…

Interlocutor: Por supuesto.

Ruanel: Bien, cuando los espíritus del Error encuentran una persona tan dócil, tan dispuesta para sus maquinaciones como Home, no la dejan hasta que desencarna.

Interlocutor: Entiendo…

Ruanel: Ellos se regodean con eso, y cuando de pronto tienen algo para entretenerse no lo desaprovechan… Los espíritus del Error tienen un ego tan grande que no les interesa Servir porque el Servicio les aburre, no les interesa ayudar al otro porque primero piensan en ellos mismos. ¿Entonces cuál es la mejor manera de satisfacerse?

Interlocutor: Engañando…

Ruanel: Engañando, buscando alguna persona ingenua que les crea, etc. Fíjate que ninguna entidad del Error, valga la repetición, le interesa Servir al otro.

Interlocutor: Esto está aclarado, pero la pregunta clave es: ¿Home alguna vez levitó, aunque sea cinco centímetros?

Ruanel: No, nunca levitó.

Interlocutor: ¿Nunca levitó?

Ruanel: Jamás.

Interlocutor: ¿Alguna vez utilizó trucos?

Ruanel: Después, sí. Su decodificador llegó a estar tan deteriorado que necesitaba demostrar en público que él podía levitar.

Interlocutor: ¿Concretamente, entonces, utilizó trucos como David Cooperfield, David Blaine y Cris ángel?

Ruanel: Después, sí.

Interlocutor: ¿Ayudado por los espíritus del Error?

Ruanel: Los espíritus del Error siempre están presenten donde pueden engañar o confundir…

Interlocutor: A ver si entiendo… ¿Cada vez que Home se presentaba en público para supuestamente levitar los espíritus alucinaban a todos los presentes?

Ruanel: Antes de utilizar trucos, la respuesta es categóricamente sí.

Interlocutor: ¿Hasta ese punto?

Ruanel: Hasta ese punto… Tienes que tener en cuenta que los espíritus del Error pueden focalizar la energía de modo de hacerle ver a todo un público lo que quieren hacerle ver…

Interlocutor: Para concretar definitivamente esta cuestión vamos a suponer que yo estuviera en el salón donde Home se presentaba y que los espíritus del Error no hubieran podido alterarme el decodificador, es decir que estuviera fuera de su influencia, ¿qué vería?

Ruanel: Verías a la persona sentada sin hacer nada y a la gente maravillada y tú no entendiendo nada porque la persona no levita en absoluto.

Interlocutor: ¡No lo puedo creer!

Ruanel: El ejemplo que tú pones no es meramente teórico porque ya ha sucedido muchas veces. Personas muy elevadas espiritualmente y a las que los espíritus del Error no han podido influenciar, y que veían la realidad que otros no veían, se asombraban al ver la algarabía sin sentido de todos los que presenciaban supuestamente un acto de levitación.

Interlocutor: Reitero que apenas puedo creer que algo así tan burdo pueda suceder… ¿Es como si todos estuvieran hipnotizados menos yo?

Ruanel: El ejemplo es muy bueno. Es algo así. 

Interlocutor: ¿Es una especie de hipnotismo el que practican los espíritus del Error al alucinar?

Ruanel: No es literalmente hipnotismo, sino foco energético en los sentidos de la persona, en los sentidos perceptivos.

Interlocutor: ¿Les hacen ver o les hacen creer que ven?

Ruanel: Pueden directamente hacer foco sobre los nervios ópticos de la persona y hacerles ver lo que quieren que vean.

Interlocutor: ¿Imágenes?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Paso al siguiente personaje que tengo agendado, San José Cupertino. Leo para que quede grabado:

 

Cupertino levitaba con frecuencia ante testigos. Supertino resultaba muy molesto para sus superiores, que durante 35 años fue excluido de todas las ceremonias públicas a causa de su desconcertante costumbre de levitar.

 

Ruanel: Llegó a levitar.

Interlocutor: ¿Levitaba por é mismo o ayudado por los espíritus del Error?

Ruanel: Levitaba por él mismo. Su propia energía mental lo hacía levitar.

Interlocutor: ¿De cuántos centímetros estamos hablando? ¿O su energía mental lo hacía volar como un pájaro?

Ruanel: No, diez centímetros, veinte centímetros, treinta centímetros como máximo.

Interlocutor: ¿El resto es alucinación producida por los espíritus del Error a los que supuestamente lo vieron volar?

Ruanel: Correcto. De todas maneras Cupertino, como muchos supuestos Santos de la antigüedad, ponía poco énfasis en la ayuda al prójimo porque su mente estaba sometida engrámicamente a mandatos de sus superiores que no tenían nada que ver con el Servicio. 

Interlocutor: Concretamente, entonces, la levitación de Cupertino era real en cuanto a los pocos centímetros que se elevaba del suelo, pero irreal en cuanto a que su vuelo eran alucinaciones provocadas por los espíritus del Error…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Bien, paso a Santa Teresa de Ávila.

Ruanel: Nunca levitó. Todas sus supuestas levitaciones fueron alucinaciones provocadas por los espíritus del Error en el decodificador mental de quienes estaban cerca de ella.

Interlocutor: ¿A Teresa también la engañaron?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Y Colin Evans? Señalo con el dedo la foto de su levitación o supuesta levitación que saqué de Internet.

Ruanel: Es un truco.

Interlocutor: ¿Totalmente un truco?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Nunca levitó, entonces?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Y el yogui Subbayah Pullavar? Le señalo la foto que también saqué de Internet. ¿Es un truco?

Ruanel: No, en este caso no es un truco. La levitación es real.

Interlocutor: ¿A qué distancia del suelo levitaba? Lo pregunto porque en la foto parece que levitaba bastante…

Ruanel: Levitaba hasta cuarenta o cincuenta centímetros.

Interlocutor: ¿Como este yogui han levitado muchas personas o se trata de casos muy excepcionales?

Ruanel: Se trata de casos excepcionales, pero aun así son muchos los que tienen la habilidad de levitar, de la misma forma que hay muchos que tienen distintas aptitudes, sea para ejecutar algún instrumento musical o para curtir cueros, porque se van capacitando para ello.

De la misma forma hay seres que directamente invirtieron parte de su tiempo en canalizar esa energía para levitar y lo han logrado.

Interlocutor: ¿Este yogui es un espíritu del 5º nivel?

Ruanel: Es un espíritu del 4º nivel.

Interlocutor: ¿Tiene alguna relación su espiritualidad con el hecho de que pueda levitar?

Ruanel: No, porque simplemente se trata de una habilidad que algunas personas pueden desarrollar.

Interlocutor: ¿La levitación la puede hacer en cualquier momento que desee hacerlo?

Ruanel: tiene que ser en algún momento en que la persona se encuentre serena, preparada, etc.

Interlocutor: Bien, otro asunto que tengo agendado es el de los que practican Meditación Trascendental, que aparentemente levitan. Digo aparentemente porque en realidad más parece un salto que levitación propiamente dicha. En concreto, se ponen en la posición del loto y en un momento dado se elevan del suelo, algo así como medio metro o algo más.

Ruanel: No, eso no es levitación. Su 10 % está como preparado para un viaje astral y da la sensación de levitación.

Interlocutor: Pero elevar se elevan…

Ruanel: Si, pero reitero que no es levitación.

Interlocutor: ¿Algo más sobre esto?

Ruanel: No, porque no tiene ninguna relevancia.

Interlocutor: Pasó al último de los personajes que tengo agendado, un tal José Nuzum. Le señalo con el dedo estas fotografías que saqué de Internet y donde se ve que está como sentado en el aire…

Ruanel: Son fotos trucadas…

Interlocutor: ¿Es un fotomontaje, entonces?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: Pero lo que ocurre es que esta persona levitó en presencia de un investigador.

Ruanel: Fueron los espíritus del Error los que lo hicieron alucinar para que creyera que esta persona levitaba.

Interlocutor: Ahora bien, resulta que este investigador dijo que él supo que era un truco y que sabía cómo lo hacía, aunque no lo reveló.

Ruanel: No, no es cierto que lo supiera.

Interlocutor: ¿Mintió, entonces?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: En concreto, por lo tanto, en el caso de José Nuzum los espíritus del Error tanto lo engañaron a él como al investigador haciéndoles creer a ambos que la levitación era real.

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿El investigador dijo que era un truco porque en realidad no pudo descubrir cómo supuestamente levitaba?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Algo más sobre esto?

Ruanel: No, porque con lo que hemos dicho es suficiente.

Interlocutor: ¿Y con la levitación en general?

Ruanel: Tampoco hay necesidad de ahondar más.

Interlocutor: En definitiva, entonces,  hay casos reales de levitación, pero de pocos centímetros sobre el suelo, y el resto o es un truco o una burla de los espíritus del Error. 

Ruanel: Exacto.

Interlocutor: Bien, doy por terminado el tema de la levitación y paso al siguiente tema... ¿Por casualidad la desaparición tan enigmática del líder camionero Jimmy Hoffa se debió a una abducción extraterrestre? Lo pregunto porque en 30 años no pudo obtenerse ninguna pista, ni la más mínima, de lo que le sucedió.

Leo este resumen para que quede grabado:

 

Su nombre verdadero era James Riddle. Líder del sindicato de camioneros. Desapareció el 30 de julio de 1975 y jamás se supo más nada de él. Su esposa lo vio por última vez cuando salió de su casa en los suburbios de Chicago para asistir a una reunión con el mafioso Anthony “Tony Jack” Giacalone, ex vicepresidente de los camioneros. Dos testigos declararon que vieron a Hoffa en el restaurante Machus Red, en la pequeña ciudad de Bloomsfield, Michigan, alrededor de las 3.30 de la tarde. Nunca más se ha vuelta a saber nada sobre él.

 

Ruanel: La situación es muy simple, directamente fue víctima de un atentado por un grupo de gangsters porque no les convenía la campaña que él estaba haciendo.

Interlocutor: ¿Quiénes componían ese grupo?

Ruanel: Estaba compuesto por personas cercanas a él que fingían ser sus amigos, y en un almuerzo programado no se pusieron de acuerdo en determinados temas y entonces lo hicieron desaparecer.

Interlocutor: ¿Estamos hablando del mafioso Anthony Giacalone?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Hoffa fue asesinado el mismo día en que se encontró con Giacalone?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Dónde fue enterrado? Obviamente siempre que se pueda decir…

Ruanel: Lo hicieron desaparecer directamente cremando el cuerpo. Luego lo tiraron al río cercano.

Interlocutor: ¿Y ésta es toda la historia?

Ruanel: Así es… Es única forma de hacer desaparecer un cuerpo de modo que no quede nada de él.

Interlocutor: Quedo asombrado por la conspiración de silencio alrededor de este crimen, porque nadie abrió la boca…

Ruanel: Bueno, hubo periodistas que investigaron y se acercaron demasiado a la verdad y fueron acallados.

Interlocutor: ¿Asesinados o compraron su silencio.?

Ruanel: Dos de ellos fueron asesinados.

Interlocutor: ¿Es cierto lo que dijeron esos dos testigos que vieron a Hoffa en el restaurant Machus Red, de la ciudad de Bloomsfield, Michigan, alrededor de las 3 de la tarde?

Ruanel: Sí, es cierto.

Interlocutor: Quiere decir que entonces lo mataron ese mismo día…

Ruanel: A las 20 horas.

Interlocutor: ¿Dónde fue que lo cremaron? ¿En una panadería? Lo pregunto porque en todas las películas de gangsters siempre hacen desaparecer los cuerpos en un horno de panadería…

Ruanel: No, no fue en un horno de panadería sino en un taller de coches.

Interlocutor: ¿Algo más sobre esto?

Ruanel: No, no hay necesidad de entrar en mas detalles.

Interlocutor: Bien, paso al extraño caso del pequeño humanoide de Chile. Leo el resumen para que quede grabado:

 

A principio de octubre de 2002, un niño llamado Julio perteneciente a una familia de vacaciones, la familia Henriquez Carreño, en la sureña ciudad de Concepción, Chile, encontró en unos arbustos lo que parecía una pequeña criatura humanoide. El minúsculo ser medía alrededor de 7.2 cm de longitud. El niño afirma que la criatura permaneció ocho días vivos y que incluso en algunos momentos abrió los ojos. Asombra que cuando al parecer murió seguía estando caliente, y lo estuvo durante mucho tiempo.

 

Ruanel: Esa criatura era un extraterrestre.

Interlocutor: ¿En qué vino a la Tierra?

Ruanel: En una nave, pero no vino él sólo, sino con otros compañeros.

Interlocutor: ¿Y qué fue le sucedió?

Ruanel: Tuvo un problema con los virus terrestres, no se pudo adaptar a este planeta.

Interlocutor: ¿Por qué no se lo llevaron? Lo pregunto porque cuando lo encontró el chico esta aún vivo.

Ruanel: Simplemente no quisieron comprometer la salud de la nave.

Interlocutor: ¿Y así nomás decidieron dejarlo aquí abandonado?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Estaba expirando cuando lo dejaron?

Ruanel: No, no estaba tan grave aún.

Interlocutor: ¿Fue con la aceptación diríamos pasiva del enfermo?

Ruanel: No, obviamente que no, él quería que lo llevaran a una cámara aislante como para que se estudiara de alguna manera su problema y se tratara de solucionarlo.

Interlocutor: ¿Fue una crueldad de sus compañeros?

Ruanel: Fue directamente una indiferencia.

Interlocutor: No entiendo…

Ruanel: Son seres que tienen esa idiosincrasia, que los les interesa lo que le suceda al otro.

Interlocutor: ¿Qué edad tenía este ser?

Ruanel: Alrededor de 38 años terrestres.

Interlocutor: ¿Cuántos años promedio viven estos seres en su planeta?

Ruanel: Más o menos 112 años.

Interlocutor: ¿De qué planeta provenían?

Ruanel: De un planeta que está bastante, bastante lejos, unos 6000 años luz. Fíjate que las estrellas cercanas están a decenas de años luz.

Interlocutor: ¿Qué tamaño tenía la nave? Lo pregunto porque estos seres eran muy pequeños y deberían tener un aparato acorde con su tamaño… ¿Todos los habitantes son así de pequeños?

Ruanel: Obvio que sí… En cuanto al tamaño de la nave, medía aproximadamente 180 metros terrestres.

Interlocutor: Teniendo en cuenta la pequeñez de su estructura, considero que se trataba de una nave bastante grande…

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Cómo se llamaría el planeta?

Ruanel: Horix, y estos seres serían horixanos.

Interlocutor: Entiendo… ¿3 ó 4?

Ruanel: Horix 4.

Interlocutor: Obviamente todo el ambiente de Horix está proporcionado a estos seres, árboles, animales, etc.

Ruanel: Sí, por supuesto.

Interlocutor: ¿Esto sería todo o habría algo para agregar?

Ruanel: Sobre el asunto consultado, no.

Interlocutor: Bien, el siguiente tema está referido a Jesse James, me refiero a su verdadera muerte, que tanta polémica ha desatado. Creo que usted me comentó en la sesión pasada que había algo interesante aquí. Leo el resumen para que quede grabado:

 

Jesse James fue un salteador de bancos norteamericano muy famoso de cuya muerte ocurrida el 3 de abril de 1882, a la edad de 34 años, de aún se duda: Oficialmente se afirma que murió asesinado por su compañero Robert Ford. Sin embargo algunos dudan sosteniendo que Jesse James fingió su propia muerte para poder escapar de sus perseguidores y que la fotografía de Jesse James yaciente no es de él. Al parecer, un juez de Missouri dio permiso para reabrir la tumba donde oficialmente estaban sus restos, el 18 de julio de 1995, para extraer restos identificables con la prueba de ADN, y cuando se hizo el resultado fue afirmativo, es decir que era la tumba de Jesse James. Pero sin embargo la polémica ha continuado.

 

Interlocutor: Concretamente, ¿esta foto que le exhibo y que es la oficial sobre su muerte es auténtica?

Ruanel: Jesse James fue muerto a traición, porque era la única forma de que lo pudieran matar y su hermano Frank lo sobrevivió.

Interlocutor: ¿Pero hay algo extraño en su muerte?

Ruanel: No, no hay nada extraño, no es cierto que haya vivido más tiempo, y sí es cierto que fue enterrado…

Interlocutor: ¿La historia oficial sobre su muerte, entonces, es la verdadera? Me refiero a que fue asesinado por su compañero Robert Ford en la fecha mencionada?

Ruanel: Así es, y la fotografía que me muestras es verdaderamente la de él, muerto.

Interlocutor: ¿Todo el resto es pura fabulación?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Habría algo de interesante en este asunto?

Ruanel: No, salvo que de alguna manera el mito de Jesse James se relaciona con el del bandido William Boonie, que sí fraguó su propia muerte a manos de Pat Garret y vivió hasta casi los 60 años.

Interlocutor: ¿Usted se refiere a Billy The Kid?

Ruanel: Así es, a Billy el Niño, que sería su traducción al español.

Interlocutor: ¿Valdría hacer otra sesión con este personaje?

Ruanel: No, no es necesario.

Interlocutor: ¿Jorge puede soportar algunas preguntas más?

Ruanel: Sólo una o dos, porque está bastante agotado en razón de que tuve que extraer mucha información de otros espíritus y de algunos Thetanes de seres encarnados que le han minado bastante la energía.

Interlocutor: ¿Hay algo interesante para tratar en la próxima sesión sobre el misterio de los ataúdes inmóviles? Le leo el tema para que quede grabado:

 

A comienzos del siglo XIX, en la localidad de Oistin (Barbados) unos inexplicables sucesos asolaron el cementerio local. El 16 de julio de 1812 se enterraba a la señora Dorcas Chase en un panteón familiar donde ya reposaban los cuerpos de las difuntas Thomasina Goddard y Mary Anna Maria Chase. La tumba familiar estaba cubierta por una pesada losa de una superficie de cuatro por dos metros que costó gran trabajo levantar al personal. Una vez levantada, se procedió a colocar el ataúd de Dorcas Chase. Momentos después, tras una férrea oscuridad, los asistentes al sepelio fueron testigos de una escena dantesca cuando los enterradores encendieron sus antorchas. Los ataúdes habían sido totalmente descolocados, quedando empotrados contra las paredes. Durante los años siguientes, cada vez que se procedía a levantar la losa del panteón para enterrar a un nuevo miembro de la familia Chase, los mismos sucesos se repetían. Los sirvientes negros fueron acusados de los sucesos, sin embargo, comprobado ya que no tenían nada que ver, ni siquiera las medidas que adoptó el vizconde Combermere para evitar nuevas profanaciones sirvieron para nada. Los ataúdes seguían moviéndose del lugar donde eran colocados y no se logró aclarar los extraños sucesos. Tampoco los investigadores ni el colaborador de Combermere, Nathan Lucas, dieron con la clave de los siniestros sucesos.

 

Ruanel: No, porque se debió a alucinaciones producidas por los espíritus del Error.

Interlocutor: ¿No hay nada más que esto? ¿Ninguna intervención extraterrestre?

Ruanel: No, reitero que lo único que hay –no puede haber otra cosa–, es que la intervención de los espíritus del Error para burlarse de la ingenuidad de los encarnados.

Interlocutor: Casi ni valdría la pena hacer una página Web con esto, salvo para hacer hincapié una vez más en el hecho de que son otra vez los espíritus del Error burlándose de los encarnados haciéndoles ver lo que en realidad no existe…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Bien, dos cosas le querría preguntar para concluir esta sesión, y la primera es ésta, que leo para que quede grabado:

 

Pregunta Luz Marina por su hijo de 22 años, que hace dos años entró en una depresión profunda y que intentó varias veces suicidarse. Dice que el problema inicialmente comenzó con una irritación en el colon, y un fuerte acné que según él mismo dijo lo derrumbó porque se sentía sucio y por tal motivo se sumió en un encierro total y no volvió a hablarle a nadie, recibió tratamiento psiquiátrico que lo único que hizo fue crearle miedos que antes no tenía. Ahora se la pasa leyendo, dice que su problema no tiene solución y que no quiere buscar más ayuda.

 

Ruanel: Esta persona tiene tremendos engramas de vidas pasadas, entre ellos de violaciones reiteradas que ha sufrido, de agresiones físicas, ha sido golpeado por amistades, ha sido un niño solitario, ha padecido despechos, desprecios, agravios, y esos engramas de poca valía se los está transmitiendo su 90 % al 10 %.

Interlocutor: ¿Ésta es la razón de que sienta que lo suyo no tiene solución?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿En concreto, entonces, es un problema engrámico?

Ruanel: Totalmente.

Interlocutor: ¿La única forma de ayudarlo sería con Psicoauditación?

Ruanel: Psicoauditación es una de las maneras…

Interlocutor: ¿Le serviría de algo la terapia médica?

Ruanel: No, porque prácticamente le sería inútil.

Interlocutor: ¿Y la terapia de la anterior técnica?

Ruanel: Podría ser importante para la parte física si esta persona aceptara, porque por lo menos aliviaría sus engramas celulares.

Interlocutor: Y los engramas conceptuales con Psicoauditación…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Antes de hacerle la otra consulta quiero preguntarle sobre una duda que tengo… ¿Cuándo desencarné como Nerón fui al plano -2? La pregunta concreta es, mejor dicho, ¿cuándo desencarné de qué vida fui a parar a la Octava Esfera? Muchos consultantes me lo preguntaron pero no supe responder con certeza porque yo también tengo una confusión con respecto a este tema…

Ruanel: Al plano -2 descendiste cuando desencarnaste como Nerón.

Interlocutor: ¿Y cuando desencarné como verdugo?

Ruanel: Has estado dos veces en el plano -2…

Interlocutor: ¿Dos veces?

Ruanel: Así es. No se trata de una mala información, sino de una información incompleta.

Interlocutor: ¿Puede ser interesante que hagamos una sesión con mi Thetán para que nos relate esas experiencias en la Octava Esfera?

Ruanel: Sería muy interesante una comunicación con tu Thetán para que de algunos mensajes que pueden ser importantes para todos…

Interlocutor: ¿Pero sería algo anodino el relato de la experiencia en la Octava Esfera?

Ruanel: Por supuesto… Yo te sugeriría que no pierdas tiempo y que la próxima sesión la dediques a tu Thetán para que relate sus vivencias…

Interlocutor: De acuerdo, lo haré… Bien, la última pregunta está referida a cuáles son los puntos físicos que se presionan para acortar la pierna en Biomagetismo. Es una pregunta de alguien que duda de los Maestros de Luz y rechaza lo que nosotros decimos en la Web sobre esta materia, es decir, que se trata de una teoría errónea.

Ruanel: Los músculos reaccionan a todo lo que es presión eléctrica. Incluso los conocidos calambres, que cualquiera ha padecido, y no se necesita ser médico para conocerlos, son contracciones musculares. Lo que se necesita para evitar esos calambres es alongar justamente la parte contracturada. Si tú tienes, por ejemplo, un calambre en el muslo, lo que tienes que hacer es doblar la pierna para que el músculo se elongue. Y de la misma forma en cualquier otra parte del cuerpo que se contracture.

Ahora bien, con respecto a la pregunta que ha hecho esa persona, la respuesta es: Son los puntos donde están los centros musculares.

Interlocutor: Maestro, a ver si podemos concretar mejor esta cuestión… La persona que consulta, llamada Guillermo S., pregunta concretamente “cuáles son los puntos físicos que se presionan para acortar la pierna en Biomagnetismo”. Y luego hace una acotación irónica: “Maestro de Luz, estudie iatrogenia médica y las medicinas alopáticas urgente, por favor. Gracias por tanta literatura, pero sólo necesito lo puntual”.

Ruanel: Con todo respeto por esta persona, la pregunta suena más a un ego sin satisfacer que a una real necesidad de aprender... La respuesta, reitero, es que hay que hacer presión en el centro del músculo.

Interlocutor: ¿Esta persona sigue con Biomagnetismo a pesar de nuestras advertencias? Lo pregunto para saber si de alguna manera despertó…

Ruanel: No, no despertó.

Interlocutor: Entonces con lo que decimos ahora tampoco va a despertar…

Ruanel: Él se mantiene en su tesitura, obviamente.

Interlocutor: O sea que está perdiendo lastimosamente el tiempo…

Ruanel: Dejemos que cada cual utilice su tiempo como mejor lo crea conveniente. Yo pienso que si a la persona le hace bien estudiar eso, aunque su provecho sea mínimo, pero alimenta su espíritu distrayéndose de alguna manera, el tiempo no lo pierde. De lo contrario también tendríamos que decir que pierde el tiempo aquel que escucha música o va a ver algún espectáculo de entretenimiento.

Interlocutor: O sea que aprender cosas inútiles también tienen valor por aquello de que un “dato se evalúa con otro dato de la misma magnitud”. Lo digo porque yo aprendí una terapia ineficaz como es el Psicoanálisis, y sin embargo ese aprendizaje me sirvió para comprender mejor la anterior técnica.

Ruanel: Es así, pero en tanto y en cuanto la persona no caiga en la pedantería de pensar que algo erróneo como el Biomagnetismo es lo único verdadero que ha aprendido. Y eso sí que sería una pena…

Interlocutor: ¿Le parece que finalicemos la sesión aquí?

Ruanel: De acuerdo… Hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.

 

SESIÓN DEL 18/4/06

 

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Maestro Jesús, actual Logos Solar (Primera parte) y Radael(Segunda parte).

 

PRIMERA PARTE

Interlocutor: ¿Maestro Jesús?

Maestro Jesús: Hermanos, tengo la alegría de poder comunicarme…

Interlocutor: ¿Cómo le va, Maestro, tanto tiempo? Bueno, lo de “tanto tiempo” es una forma de decir…

Maestro Jesús: Estoy permanentemente con todos ustedes… Sé por qué me habéis convocado…

Interlocutor: Si le parece voy a leer para que quede grabado un mail que he recibido de uno de los consultantes, Daniel Z., y que se refiere al denominado “Evangelio de Judas”.

Maestro Jesús: Correcto.

Interlocutor: Bien, el texto es el siguiente:

 

Se está haciendo mucho escándalo por la aparición de un evangelio del cual surgiría que Judas no fue el traidor que vendió a Jesús por unas monedas, sino el discípulo privilegiado al que encarga la misión más difícil, sacrificarlo. Este documento, llamado precisamente “Evangelio de Judas”, ha sido dado a conocer por National Geographic.

Se trata de un papiro de 26 páginas encontrado en Egipto en 1978 y que ha rodado desde entonces por los círculos de anticuarios, pero cuyo contenido y edad se desconocían hasta ahora. Según National Geographic los análisis de carbono 14, la tinta, el estilo de escritura y el contenido han hecho llegar a la conclusión de que fue escrito alrededor del año 300 aproximadamente.

Terry García, vicepresidente ejecutivo de esta organización, calificó el- documento en una rueda de prensa como uno de los tres textos antiguos más importantes descubiertos en el último siglo, junto con los manuscritos del Mar Muerto y los de Nag Hammadi (Egipto).

Se conocía la existencia del Evangelio de Judas por una referencia hecha por el obispo Irineo de Lyon en el año 180 en su tratado “Contra la herejía”, pero hasta ahora nadie sabía lo que decía. El libro comienza así: “El relato secreto de la revelación que Jesús hizo en conversaciones con Judas Iscariote durante una semana antes de que celebrasen la Pascua”.

En él se pinta a Judas como “el único discípulo que conoce la identidad verdadera de Jesús”, según George Nurse, profesor de la Universidad de Augsburg, en Alemania.

“No lo traicionó, sino que sólo hizo lo que Jesús le pidió”, afirmó Craig Evans, profesor de Nuevo Testamento de Acadia Divinity College, en Canadá. Así, Jesús dice a Judas en el libro: “Tú superarás a todos ellos. Tú sacrificarás al hombre que me recubre”.

 

Maestro Jesús: Hermano, en realidad hubo un evangelio –así los llamáis vosotros– escrito en el año 120, según vuestra era. Es un evangelio escrito por los primeros cristianos, que fueron llamados “gnósticos”, los del conocimiento.

Muchas cosas son ciertas y muchas cosas no. Es cierto que yo he dicho, pero no sólo a Judas sino a todos mis apóstoles, que hay un Dios que no se mezcla con los hombres. Pero lo dije en un determinado sentido, como para que fuera entendido en esa época, porque el Padre, en realidad, sí se mezcla con los seres humanos, al momento en que está dentro de cada ser humano…

Interlocutor: Obvio…

Maestro Jesús: Yo me refería al dios menor del Antiguo Testamento que sí se mezclaba con los hombres, sí tenía intereses, y estaba poseído, lamentablemente –he sufrido mucho por ello–, de un tremendo rol del ego, al punto tal que su comportamiento era similar a un espíritu del plano 2, y hasta del plano -2 en algunos casos.

Pero no está en mí juzgar al dios menor, sino que simplemente estoy exponiendo lo que yo en ese momento pensaba como 10 % encarnado.

Es falso que yo pueda haber preferido a un discípulo por sobre los otros, porque aun con Juan, mi discípulo amado al que tanto quería, también lo he reprendido en momentos en que se lo merecía.

No es cierto que tenía una confianza mayor con Judas que con los otros. Y también es algo absolutamente absurdo que yo pueda querer desprenderme de mi rol físico comprometiendo karmáticamente a un ser para que me entregara.

Interlocutor: ¿Pero, más allá de un afecto especial, no habría existido en alguno de sus discípulos una comprensión mayor de sus enseñanzas? Me refiero concretamente a Judas.

Maestro Jesús: Si bien lo que tú dices es factible, en este caso no es así. Primero y principal porque Judas estaba al lado nuestro no sólo como uno de los dos contadores de nuestra magra economía, sino que él buscaba en realidad un reino material.

Yo diría que, al contrario, fue uno de los que menos me ha entendido, porque motivaba en los demás apóstoles el uso de la violencia y –¡oh!, muchos de los que hoy se llaman “católicos” no lo entenderían–, el segundo que motivaba violencia en los demás apóstoles era Pedro, el Pedro que es tan amado por esa iglesia que no nunca he creado…

Hubiera sido muy simple para mí desencarnar de mil maneras sin necesidad de comprometer a otra alma para que me entregue y crearle karmas, porque aunque el obedezca una orden mía eso no le impide crearse karma, ya que está cometiendo un acto de traición.

Y aunque sea una obediencia debida no deja de crearse karma, porque cada uno es responsable de sí mismo. Él podía negarse, por supuesto en el caso de que esa historia fuese cierta.

Interlocutor: ¿Esta historia, entonces, no tiene ningún viso de realidad?

Maestro Jesús: No, en absoluto, e incluso ese escrito fue reescrito, con distintas modificaciones, entre los años 278 y 280 de esta era, en idioma copto. Y esos fueron los papiros que han descubierto y han tratado de armar con técnicas verdaderamente envidiables para otras épocas.

Interlocutor: A ver si entiendo… Ese papiro reconstruido que se ha encontrado es, entonces, una especie de refrito de otro del año 120?

Maestro Jesús: Así es.

Interlocutor: ¿Y quién escribió el papiro?

Maestro Jesús: También fueron los primeros cristianos llamados gnósticos.

Interlocutor: ¿Era más verosímil el texto anterior?

Maestro Jesús: Sí, pero siempre con la tendencia de darle importancia a Judas. Evidentemente estas personas, que de alguna manera también buscaban el reino del Padre pero que se sentían sometidos por el yugo romano, les interesaba mucho una revolución material, y entonces es como que querían reflotar la figura de Judas tomándolo como adalid de una libertad física, algo que yo nunca he pregonado entre mis seguidores.

Esto es cierto porque en más de una oportunidad he dicho que mi reino no era de este mundo. Y no me refería a “mi” reino como mío, sino al reino que yo había descubierto a través de visiones.

Interlocutor: Concretamente, entonces, Judas…

Maestro Jesús: Judas era solamente uno más y varias veces he tenido cambios de palabras con él porque me enfrentaba con descaro. Si hay algo que él tenía, a diferencia de los otros apóstoles, era la propensión a no tener el pudor que tenían otros, el respeto que sí me tenían otros. Un respeto, por otra parte, que yo no quería, porque si bien mi discípulo amado siempre ha pregonado de que el respeto forma parte del amor personal, el respeto temeroso no forma parte de este amor.  

Una cosa es el respeto por amor y otra cosa muy distinta es el respeto por temor, que es el que me tenía la mayoría de los apóstoles. ¿Y temor de qué? ¡Si yo pregonaba el amor continuamente! Cada segundo, cada respiración, yo pregonaba el amor, y Judas no me tenía ese respeto, y entonces me increpaba directamente.

Tal vez lo que han visto muchos testigos, y luego esparcido como rumores en los que seguramente abrevaron los gnósticos, es que él tenía una confianza distinta conmigo, pero una confianza distinta que él mismo se había tomado, no que yo se la hubiera dado.

Estamos hablando de una confianza irrespetuosa, porque yo estando encarnado le daba confianza a todo el mundo, me abrazaba con todo el mundo…

Estamos hablando de esa confianza irrespetuosa de hasta dudar de algunas cosas que yo pregonaba. ¿Se entiende lo que yo quiero decir? 

Interlocutor: Perfectamente…

Maestro Jesús: Eso es lo que han visto los gnósticos y lo han interpretado erróneamente como que Judas tenía una ascendencia mayor que los otros, pero era una ascendencia de irrespetuosidad…

Interlocutor: Está clarísimo, Maestro, lo que usted dice… ¿Pero de dónde salen estos evangelios? ¿Lo dictan los espíritus del Error?

Maestro Jesús: En algunos casos lo dictan los espíritus del Error y en otros casos surgen directamente por intereses creados.

Interlocutor: ¿Los espíritus de Luz también han influido?

Maestro Jesús: No, jamás los espíritus de Luz. Es por intereses creados de los mismos seres encarnados que buscan de alguna manera desfigurar los mensajes…

Interlocutor: Lo digo porque algunas cosas que dicen esos papiros son interesantes…

Maestro Jesús: Aquí lo único interesante es lo que ha trascendido, y que he dicho a los apóstoles, sobre que el Dios con el que yo me comunico, al que yo llamo mi Padre, que no se mezcla con los humanos… Él trasciende todo eso.

El Absoluto no busca recompensas porque el Absoluto no necesita nada. El Absoluto es Todo. Eso es lo que no entendía la gente de aquella época e incluso hoy mismo, en lo que vosotros denomináis siglo XXI…

Interlocutor: No sé si usted lo ha dicho o no, pero no trascendió que usted haya dicho que Jehová era solamente un elohim…

Maestro Jesús: No lo he dicho con toda claridad, pero sí he dicho, y está en ese papiro, que mi Padre –así llamaba yo al Creador– no tenía nada que ver con ese dios que se mezclaba con los hombres. Eso fue dicho claramente.

Interlocutor: ¿Pero en este papiro esa idea fue influida por los espíritus del Error? Lo digo porque sabemos que los espíritus del Error, para ser más creídos, dicen algunas verdades mezclados con falsedades…

Maestro Jesús: Correcto, han transmitido verdades con tergiversaciones.

Interlocutor: ¿Concretamente, entonces, Judas traicionó al Jesús histórico?, llamésmole así al rol que usted interpretó hace dos mil años…

Maestro Jesús: Así es.

Interlocutor: ¿En realidad fue una vil traición? Lo pregunto para saber si fue de alguna manera tan presionado que cualquiera podía haber sucumbido.

Maestro Jesús: Él no estaba presionado más que por sus ideas.

Interlocutor: ¿Usted se refiere a que solamente sus ideas eran las que lo presionaban y no el Sanedrín?

Maestro Jesús: Cuando Judas terminó de digerir que a mí lo único que me interesaba estando encarnado era mostrar el amor por los demás y que ésa era la única manera de poder llegar al Reino –yo no podía a esa gente hablarle de planos y de vibraciones espirituales porque no lo entenderían–  empezó a crear rencores en sí mismo y lo invadieron los roles del ego tremendamente. 

Interlocutor: ¿O sea que de alguna manera Judas “se dio vuelta”, para expresarlo de una manera concreta?

Maestro Jesús: Así es. Llegó a tener una especie de odio por todo lo que yo predicaba porque no iba a sacar nada en limpio. Él sentía como que era un esclavo de una política mayor y que la única manera de liberarse de esa esclavitud era fomentar un movimiento revolucionario pensando que yo tenía poder de captar un sinnúmero de gente para crear una revuelta.

Y por esta razón no sólo me ha entregado, sino que –y esto es una novedad porque nadie lo sabe– ha fomentado en el Sanedrín la idea de una revolución de mi parte. Él quería que me aprendieran diciendo que yo era un revolucionario y que buscaba crear un levantamiento en Judea en contra de Roma.

Interlocutor: Por lo que usted está diciendo tengo que deducir que si no fuera por Judas a Jesús no lo hubieran crucificado… ¿Es tan así?

Maestro Jesús: En realidad ya había rumores de que yo intentaba perturbar la paz, pero Judas de alguna manera fomentó más esa idea…

Interlocutor: ¿¿Podríamos decir que fue la gota que rebalsó el vaso?

Maestro Jesús: Claro… ¡Pero qué paradoja!, porque el propio Judas se aparta de mí al darse cuenta de que yo no fomentaba ningún movimiento revolucionario, y al Sanedrín le dice lo opuesto. En su mente calenturienta, en su fantasía, al verse frenado de esos deseos, sus propios deseos de levantamiento me los transfiere a mí… ¿Se entiende lo que quiero decir?

Interlocutor: Sí, Maestro, está perfectamente claro.

Maestro Jesús: Esos propios deseos de sublevación me los transfiere a mí y así se lo comunica al Sanedrín: “Vengo a denunciar un hecho, de alguien que es un agitador”, cuando en realidad el espíritu agitador era el de él.

Interlocutor: Está claro…

Maestro Jesús: He tenido más de veinte conversaciones personales con Judas, pero no porque él tuviera un mayor ascendiente sobre mí que los otros, sino porque él tenía esa irrespetuosidad de enfrentarme, algo que los otros discípulos por respeto no se hubieran atrevido a hacerlo.

Acuérdate cuando Juan Zebedeo, en su corta edad de 16 años, me zamarrea del brazo enojado y dice: “Aquellas tierras que se sublevan, tú que tienes el poder de comunicarte con el Padre, ¿por qué no las reduces a cenizas?”, circunstancia en la que yo lo tomo de la oreja, lo sacudo y lo reprendo cariñosamente, pero también un poco enojado, al ver que Juan no aprendía.

Interlocutor: Recuerdo el episodio…

Maestro Jesús: Una cosa es lo que hacía Juan con la inocencia de su corta edad de encarnado, y otra cosa es lo que hacía Judas trabajando de atrás y fomentando el rencor, más el rencor, más el rencor, tergiversando su idea, transfiriéndomela a mí, y agitando al Sanedrín. Ésta es la razón de su impiedad para conmigo.

Ponte en el lugar del Sanedrín, ¿cómo no iba a estar sugestionado con una rebelión si uno de mis propios discípulos está diciendo que yo, aparte de proclamarme un nuevo dios, estoy fomentando el desorden y creando una sublevación armada?

Interlocutor: Entiendo…

Maestro Jesús: ¿Cómo no iban a querer apagar esa llama que era mi parte encarnada? Y esto sin perjuicio de que también desde los distintos templos buscaban acallarme porque yo trataba distintos trastornos mentales que enfermaban al cuerpo, y es como que les quitaba gente al templo y por esta razón no podían recibir de ellos el consabido diezmo. Como dicen ustedes, ya me tenían “fichado”…

Interlocutor: Todo esto daría la pauta de que Judas encarnado en aquella época era una figura nefasta… ¿Es así?

Maestro Jesús: Al último pudo más su rencor, pero al comienzo era un idealista con grandes deseos de crecer, con grandes deseos de cooperar con nuestro grupo, pero luego, al ver que su semilla, que era la semilla de la rebelión, no daba frutos hizo un giro de 180 grados, como decís vosotros en el plano terrenal…

Interlocutor: Y se puso en su contra…

Maestro Jesús: Así es, pero lo comprendo… No es cierto que yo haya dicho que al que me traicione más le valiera no haber nacido

Interlocutor: ¿Realmente no dijo eso?

Maestro Jesús: No, por una sencilla razón. Cada encarnación es para revertir determinado karma. Si la persona no aprende la lección, y en esa encarnación se va con más karmas de los que vino, tendrá una próxima encarnación para reparar ese error y aprender una nueva lección… o no.

Pero decir “más le valiera no haber nacido” es como si yo impidiera que esa persona encarne para aprender esa lección. Todas son experiencias. Hubiera sido una falla de mi parte, una torpeza tremenda, si yo hubiera dicho eso. Que esto lo razonen aquellos que me siguen, no importa la religión que profesen…

Interlocutor: ¿En qué nivel espiritual está Judas en este momento?

Maestro Jesús: En el nivel 3 y con muchas ganas de crecer, pero siempre su espíritu tiene un sentimiento que sería como un mensaje doble. Por un lado tiene ganas de ayudar y por el otro tiene un montón de quejas. Y a veces no acepta la orientación de los espíritus del plano 5º. Es como que por momentos se rebela. trata de elevarse y luego desciende. Está en un continuo giro. Y no se puede forzar el libre albedrío que el Padre da a todos.

Interlocutor: ¿Judas realmente se suicidó? Lo pregunto para confirmarlo de modo que no quede ninguna duda.

Maestro Jesús: Así es.

Interlocutor: ¿Cuál fue la verdadera razón?

Maestro Jesús: Por una cuestión lógica de arrepentimiento, por un sentido de culpabilidad, que también era producido por sus roles de ego… Tú sabes que los roles del ego producen desde euforia hasta la más absoluta depresión. Se sentía tremendamente culpable…

Interlocutor: Buscaba, entonces, huir de esa depresión a través del suicidio…

Maestro Jesús: Correcto.

Interlocutor: ¿Se ahorcó?

Maestro Jesús: Así es.

Interlocutor: ¿En el mismo momento en que usted era crucificado?

Maestro Jesús: Judas desencarnó unas horas antes que yo.

Interlocutor: ¿Directamente fue al plano 3?

Maestro Jesús: No, al plano 3 no, fue al plano -2, la Octava esfera.

Interlocutor: ¿Cuáles fueron las razones de ese descenso al plano vibratorio más bajo?

Maestro Jesús: Judas tenía un tremendo rencor sumado a una gigantesca depresión producida por un inmenso arrepentimiento. Ese arrepentimiento por momentos no era tal, porque él transfería culpas a los demás y consideraba que esa situación no la tendría que haber pasado.

Interlocutor: ¿Rol de víctima?

Maestro Jesús: Rol de víctima, rol de inquisidor… Estaban todos los roles mezclados. Era algo así como esos perros rabiosos encadenados que buscan tirar tarascones a todos lados… Lamento mucho lo que ha sufrido Judas…

Interlocutor: De cualquier manera, salir del plano -2 y elevarse hasta el plano 3 es todo un éxito…

Maestro Jesús: Sí, hermano, así es… Reitero que lamento mucho su dolor… Era una persona equivocada… Ya lo ha dicho mi discípulo amado, en este caso Johnakan, el enemigo del bien es la indiferencia,  la desidia, todo aquello que evita el compromiso…

Interlocutor: Creo que el tema de Judas está suficientemente aclarado, pero quiero aprovechar la ocasión para consultar algo que me preguntan mucho los consultantes, y es sobre las consecuencias del suicidio.

Concretamente, ¿a dónde va el espíritu cuando el suicida desencarna? Me refiero a si sigue en el mismo plano o desciende, porque lo que quiero saber es cómo incide el hecho de quitarse la vida en cuanto al plano en el que está su espíritu. En el caso de Judas pienso que no fue necesariamente su suicidio el que lo hizo descender a la Octava Esfera, sino una acumulación de hechos negativos…

Maestro Jesús: Por supuesto, hermano…

Interlocutor: Para precisar mejor mi pregunta supongamos que una persona buenísima, por diversas circunstancias se suicida… ¿Regresa al mismo plano o desciende?

Maestro Jesús: Hay una explicación muy lógica. Toda persona que le quita la vida a otro está causando un dolor en el plano físico a los que quedan enganchados en el amor personal a quien ha desaparecido, y entonces ese asesinato en muchos casos hace que el que lo hizo descienda de plano.

En el suicidio el caso es similar, porque el asesinato lo comete el propio suicida contra sí mismo. Tú me dirás que debe haber atenuantes en aquellos casos de extrema depresión, donde el decodificador de la persona está tan averiado en ese momento que ignora el propio acto,  y que seguramente tendrá otra evaluación…

Interlocutor: Por ejemplo el de alguien que está siendo torturado y en la desesperación busca alivio en el suicidio…

Maestro Jesús: En  ese caso seguramente no desciende de plano, pero sí pueden descender aquellos que se suicidan sin tener ese sufrimiento extremo, por ejemplo por soledad o porque han tenido alguna pérdida… Es otro tipo de karma el que tienen que aprender… Tienen que aprender a completar su ciclo….  

Interlocutor: ¿Después de esa encarnación en la que se suicidó, Judas volvió a encarnar?

Maestro Jesús: Volvió a encarnar varias veces más, en el siglo III, en el siglo V, en el siglo VII…

Interlocutor: ¿Fue alguien conocido en alguna de esas encarnaciones?

Maestro Jesús: No, para nada.

Interlocutor: ¿Volvió a cometer los mismos errores?

Maestro Jesús: En el siglo III sí. Era una persona que buscaba manipular a otros, un estudioso de todo lo que era el Cristianismo que se estaba gestando en ese momento. Incluso en ese siglo III ha estudiado la figura de Judas y simpatizado con ella.

Interlocutor: ¿Ignorando…?

Maestro Jesús: Ignorando que había sido él mismo en otra encarnación.

Interlocutor: ¿Volvió a descender otra vez a la Octava esfera?

Maestro Jesús: No, al plano -2 no.

Interlocutor: Quiero confirmar la idea que tengo de que el espíritu que está en el plano -2 no puede encarnar…

Maestro Jesús: Pueden encarnar los espíritus de todos los planos hasta el -1, el de la Soledad. Pero del plano -2 no. Encarnan incluso las entidades angélicas del plano 6, pero no las Energías divinas del plano 7ni obviamente los elohim del plano 8.

Interlocutor: En concreto, entonces, y para que quede claro, encarnan solamente los espíritus y las entidades angélicas.

Maestro Jesús: Correcto. Los espíritus del plano -2, reitero, no pueden encarnar, pero sí pueden hacerlo los del plano -1, pero en este caso el encarnado prácticamente no tiene ninguna directiva del Yo Superior.

Interlocutor: Un tema que nunca hemos tocado es el de sus encarnaciones anteriores…

Maestro Jesús: No es cierto, siendo sólo una “leyenda urbana”, como dicen ahora en el plano físico, que he tenido encarnaciones anteriores en otros seres también llamados “avatares. Esto descártalo por completo. Sí he tenido encarnaciones no solamente en este planeta sino también en otros. Nunca he cometido errores, he sido un espíritu que en todas mis encarnaciones he dado mensajes de amor. Pero he pasado desapercibido, como un buen amante esposo, como un buen directivo… He encarnado en la antigua Grecia como un maestro que ha ayudado a los jóvenes a pensar, similar a lo que ha hecho Sócrates…

Interlocutor: ¿Ni por asomo figura en los libros de historia?

Maestro Jesús: No, para nada.

Interlocutor: ¿Y esos nombres tan conocidos que lo sindican como una reencarnación suya?

Maestro Jesús: Descártalo totalmente.

Interlocutor: ¿Encarnó como mujer alguna vez?

Maestro Jesús: Sí, así es.

Interlocutor: ¿Cuántas encarnaciones tuvo?

Maestro Jesús: En realidad he tenido pocas encarnaciones, en total nada más que doce.

Interlocutor: ¿Por alguna razón en especial?

Maestro Jesús: Siempre he querido cooperar desde el plano espiritual, donde me encuentro muy cómodo. No porque no desee encarnar en el plano físico, sino porque en esa época me interesaba mucho conectarme con el cuerpo causal de los seres encarnados. Y me parecía más útil estar como espíritu 100 % en el plano 4º, donde yo estaba, que estando encarnado.

Interlocutor: Yo le haría una última pregunta que no estoy seguro si correspondería hacer, ya que creo que hay cuestiones que deben permanecer dentro de la intimidad de cada uno y nadie tiene que investigar al respecto. Me refiero a la vida sexual de Jesús…

Maestro Jesús: Solamente voy a decir, hermano, antes de retirarme, que cuando estuve encarnado en Galilea como Jesús nunca tuve problemas con mi sexualidad y nunca la vi como algo distinto, ni nunca la vi como algo raro. Simplemente quiero decir que mi sexualidad era normal, y al decir que era normal quiero significar que para mí nunca fue prohibitiva, independientemente de que yo haya tenido contacto o no. Eso dejémoslo en la incógnita.

Quiero dejar constancia que lo único que interesa hoy en día, y lo que interesó en todas las épocas sobre la sexualidad, es tenerla con amor por el otro. Todo lo demás no tiene ningún sentido. Reitero, entonces, que la sexualidad debe ser hecha con amor por el otro, con respeto por el otro, teniendo en cuenta al otro. Nada más ni nada menos que eso, hermano.

Te pido toda mi Luz para ti y para todos aquellos que quieran seguir el Camino, y a aquellos que aún no estén preparados para seguirlo los voy iluminando de a poquito para que de a poquito vayan encontrándolo.

Hasta otro momento…

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.

 

SEGUNDA PARTE

 

Interlocutor: ¿Eres tú, Radael?

Radael: Así es…

Interlocutor: Si te parece da tu mensaje y en su transcurso yo haré las preguntas que considere pertinentes…

Radael: Bien… No es sencillo mantenerse en determinado plano cuando somos el Thetán de la parte encarnada, porque es más fácil hacerlo cuando somos espíritu puro.

Interlocutor: Esta claro eso…

Radael: Tú, que eres mi parte encarnada, tienes dos vertientes, por un lado eres una persona que cooperas tremendamente con lo que es la Luz, y hasta me contagias de Luz a mí, pero no por trascender, no me interesa trascender, me interesa el poder ser útil.

Entonces, en tu vida de Servicio no hay mácula en ti, es una vida donde verdaderamente te juegas, tienes algunas cosas de niño, donde a veces te trenzas con algunos consultantes en batallas estériles pero risueñas al fin y al cabo.

Pero también tienes turbaciones como 10 %, en tu vida personal, donde sientes que hay una insatisfacción en cosas que quedan pendientes y que no has logrado. Veo en ti como una insatisfacción.

No hablo de roles del ego, ni estoy hablando de engramas, porque tú mismo, si se permite el término –tú a este término le escapas un poco–, te analizas, tú mismo te recorres, tú eres tu propio salvador, por así llamarlo. No quiero decir “psicólogo” porque a ti esa palabra no te gusta…

Interlocutor: Es cierto,  no me gusta para nada…

Radael: Eres tu propio observador y bueno, digámoslo igual, eres tu propio analista, pero desde un punto de vista de lo que vosotros llamáis diccionario. No lo tomes como que te estoy enmarcando en una materia determinada.

Y tu propio análisis sobre ti mismo es como que no estás conforme. Es como que sientes una gran pesadumbre. Desde el plano de Servicio, del 1 al 10 estás en 10, pero desde el punto de vista del rol de ser humano, sientes como que algo no has podido lograr.

Eso no mancha para nada tu carrera, y digo carrera de una manera metafórica, refiriéndome al Servicio máximo. Pero puede haber una cierta disconformidad que me contagia a mí cierta congoja, que yo luego puedo potenciar y de pronto enviártela a ti.

Mi temor es que esa congoja que tú me transmites llegue a ponerme débil y llegue a crear en mí como cierto rol del ego, y ya sabes que en el plano 4 no se puede tener ego…

Interlocutor: ¿Ni siquiera un poquito?

Radael: En realidad no es que no se pueda tener ego, todo se puede, pero eso no significa que te jale, que no te jale a un plano denso.

Interlocutor: Entiendo…

Radael: Entonces, cuando me invade esa congoja, lo primero que hago como protección –y no es nada que tenga que ver contigo– es despersonalizarme. Digo: Tú eres un rol, el rol tiene la congoja, yo no la tengo, la congoja es un rol…

Entonces, en ese momento me despersonalizo y te transmito sentimiento de euforia, euforia de proyectos.

Interlocutor: Un poco de consuelo me vendría bien… Obviamente lo digo como chanza…

Radael: No te puedo transmitir consuelo porque, y esto quiero que lo sepas tú y que lo sepan aquellos que eventualmente escuchen este mensaje, a veces el consuelo, en una persona que tiene congoja, hace que la persona fortifique esa congoja y aumente su rol de víctima.

Interlocutor: Entiendo…

Radael: Eso no lo saben esos seudoterapeutas del plano físico. A veces un consuelo mal entendido puede crear, en aquel que necesita ese consuelo, como un agarrarse más de esa contención y crear un rol mayor. Es como que esa contención sea una fragua para que crezca más la llama egoica. ¿Se entiende?

Interlocutor: Sí, perfectamente… Pienso que esa congoja puede estar muy relacionada con el estrés… Lo digo porque como tú sabes estoy muy metido con la computadora y me paso horas y horas frente a la pantalla… Quizás me falte un equilibrio y hacer otras actividades que no tengan que ver con la computadora…

Radael: Voy a aclararte el panorama par que no tengas un malentendido…

Interlocutor: Escucho…

Radael: El estrés no te lo trae la computadora ni lo que haces, porque todo lo que tú haces gustosamente nunca te va a producir estrés. El estrés te lo provoca tu entorno.

Voy a dar un ejemplo: imagínate que estás en lugar paradisíaco, que puede ser una isla desierta, un bosque, donde tú estás –ya que estamos imaginando sigamos imaginando– en una cabaña con una computadora,  sin rendir cuentas a nadie y de repente dejas la computadora y vas al arroyo a pescar, pescas una trucha, la pones a cocinar, la comes, descansas un poco, luego vuelves a la computadora a trabajar… Yo te aseguro que no tienes ningún estrés…

Interlocutor: Entiendo, no lo había pensado desde ese punto de vista.

Radael: El estrés no pasa por el trabajo que tú haces, porque eso te provoca euforia, euforia disimulada, tapada por el entorno que te presiona. El estrés no viene por el trabajo, sino, reitero, por el entorno que te presiona, que te condiciona, y tú entonces haces el trabajo sometido a ese condicionamiento. 

Interlocutor: ¿Esos dolores de cabeza que a veces tengo tampoco son por el trabajo?

Radael: No, no es por el trabajo, sino por el entorno que de alguna manera al condicionarte  te lo provoca. Entonces, te pones horarios para que ese entorno que de pronto se ausenta no te moleste y puedas trabajar tranquilo, o trabajas rápido para terminar antes de que retorne…

Interlocutor: Está clarísimo lo que dices, se ve que como Thetán no se te escapa nada…

Radael: Porque aunque nadie te perturbe en ese momento, tú estás pendiente igual de ese entorno porque crees que puede llegar a perturbarte. Es como si tú estuvieras estudiando sentado en un barril de pólvora y la pólvora esté completamente seca, y tú estás inquieto porque te pones a pensar lo que sucedería si de pronto aparece una chispa y la pólvora se enciende…

Interlocutor: El ejemplo no deja dudas de a qué te refieres…

Radael: El problema, entonces, no es el trabajo, sino la preocupación que te causa tu entorno. El barril de pólvora es tu entorno que directa o indirectamente te presiona, no el trabajo en sí.

Interlocutor: Entendí perfectamente… Entonces, encontrado el origen de esa congoja a la que te refieres, ¿cómo se puede solucionar? ¿O es que no tiene solución? Por lo que me explicas parecería que me tengo que ir a vivir a una isla desierta… O quizás la solución es que no tengo que tomarme tan en serio ese entorno…

Radael: La respuesta es tener equilibrio, es decir, no tomarte tan en serio ese entorno ni tampoco descartarlo. En concreto, darle la cabida justa, pero sin que el entorno te impida hacer tu tarea. Si tú haces la tarea condicionado te crearás una congoja inconsciente y podrás creer que esa congoja te la provoca la tarea en sí, cosa que no es cierto.

Interlocutor: Bueno, esto quedó claro… Ahora quiero preguntarte algo que hace mucho tiempo me tiene intrigado: ¿En qué momento se abrió un universo alterno donde yo formé pareja con “Mariana Popea”?

Radael: Fue en el momento en que hemos hecho las psicoauditaciones, o mejor dicho nuestras Psicoauditaciones.

Interlocutor: No entiendo, ¿cómo es eso?

Radael: Claro, al hacer las Psicoauditaciones…

Interlocutor: Esto va ser para mí una gran sorpresa…

Radael: No te confundas, hay muchos universos alternos. Tú ya tenías un universo alterno al haber dejado el contacto con quien era la reencarnación de Popea, y a la que tú llamas Mariana Popea. Ahí se abrió el primer universo alterno. El segundo universo alterno…

Interlocutor: ¿O sea que éste universo sería un universo alterno?

Radael: No, el universo alterno es el otro. Siempre pensemos que el universo alterno es el otro. Éste es un universo real… Se abrió un segundo universo alterno. Podemos abrir un universo alterno todos los días. Pero con respecto a esta persona, hay dos universos alternos en los cuales tú estás en contacto –estamos en contacto– con la otra persona.

Uno es cuando dejaste por primera vez el contacto físico real con ella y no verla más.

Interlocutor: Qué es este…

Radael: Correcto… Pero hubo un segundo universo alterno cuando hicimos la Psicoauditación… Hicimos una Psicoauditación doble cuando repasamos la historia de Nerón, cuando repasamos las distintas historias donde tú has dejado de lado esos impulsos que te dominaban, y donde has asentado tu Yo Superior, tu Yo Real, dejando de lado los roles y entendiendo que la otra persona también era un rol, entendiendo que la otra persona era otro espíritu, y que en otra encarnación esa persona podía ser una persona que te desagrade, porque lo que tú veías en la persona no era la parte de espíritu sino la parte física, algo que había entrado por los ojos y que tú te pensabas que había entrado por algo más que los ojos y no era así.

Interlocutor: ¿Pero cómo comenzó ese segundo universo alterno?

Radael: Porque en esa Psicoauditación, donde tú das por sentado de que lo que era imprescindible ya pasa a ser prescindible, hay una parte de ti que se rebela y que no desea eso y que va en busca de la persona, hasta lograr encontrarla y que a lo largo de meses forma una relación de pareja.

Interlocutor: A ver si entiendo… En ese segundo universo logro lo que no logré en éste, porque en este universo no intenté ubicarla. Me refiero que aquí no la busqué y en otro la busqué hasta encontrarla, convencerla y formar pareja con ella… Mi sorpresa es que nunca creí que fuera capaz de hacer algo así…

Radael: Pero aparte te has creado infinidad de karmas, porque has dejado de lado misión, has dejado de lado familia, no continuaste con esta tarea espiritual que estás haciendo ahora…

Interlocutor: ¿Y ese karma no pesa en este universo?

Radael: No, para nada.

Interlocutor: No entiendo… ¿Cuando desencarne ese karma no me afecta?

Radael: No, porque eres tú el real, el que tomó la decisión real, el que tiene este universo real, el que pesa principalmente…

Interlocutor: ¿Entonces ese otro universo alterno no me afecta, o mejor dicho, no nos afecta, para nada?

Radael: Así es, porque el que ha seguido con el cauce del río eres tú, los demás son ramificaciones que no pesan.

Interlocutor: ¿Y existe en este momento ese universo alterno?

Radael: Existe, pero no he reparado más en él, han pasado años, pero mientras esa relación dure sigue con todo un universo formado distinto, donde tú por ejemplo puedes haber renunciado a tu trabajo, donde tú tienes otra tarea, donde tú has puesto una oficina inmobiliaria, donde tú eres un gestor y la otra persona es tu pareja y te acompaña como secretaria…

Interlocutor: Ahora bien, en ese otro universo que yo he creado con mi decisión, ¿todo es real? ¿Todas las personas que me rodean son reales?

Radael: Sí, por supuesto.

Interlocutor: ¿O sea que yo con mi decisión he creado ese universo donde también están todos los demás?¿O sea que los involucré a todos los demás?

Radael: Claro, porque los universos alternos van a miles, a miles de miles de millones. Esto es así porque cada persona hace un universo alterno. Tú puedes estar en un universo con infinidad de personas que te conocen.

Interlocutor: Voy entendiendo, aunque es bastante complicado este asunto.

Radael: Puede haber una persona que conozcas que de pronto está relacionada contigo por alguna razón determinada, y esa persona en un momento dado decide hacer otra cosa y entonces se forma un universo alterno y te arrastra a ti. Pero si ese tú de ese universo alterno, creado por esa persona, comete un error, obviamente que tú no vas a tener un karma porque no tienes nada que ver.

Es como que esos universos alternos, para que se entienda, son universos fantasmas…

Interlocutor: Ahora comprendo… ¿Y qué sucede con los otros dos universos más que se pueden crear?

Radael: Lo que no ha sido aclarado por los Maestros de Luz es que esos universos alternos donde yo formo otro 10 % y otro 10 % son universos fantasmas, son universos creados por una decisión mental. Entonces, si ese tú de ese universo se dedica con esa supuesta inmobiliaria o gestoría a estafar gente, no te va a crear un karma como 10 % original o en mí, como Thetán 90 %, porque, lo reitero, son universos fantasmas.

Interlocutor: ¿Sería algo así como las copias virtuales que se hacen en Internet, donde el original siempre es el que prima por más copias que se hagan?

Radael: Claro… Fíjate que se ha dicho que un Thetán puede dividirse hasta en un 30 % para que haya un 10 % y un 10 % en otros dos universos alternos más, pero hay cientos, miles, millones de universos alternos que no han sido creados con tu decisión.

Por ejemplo, este receptáculo que tan gentilmente me alberga, Jorge, también puede crear con distintas decisiones universos alternos, y esos universos alternos, como tú formas parte del conocimiento de Jorge, ¡claro que te va a arrastrar a esos universos, y a todas las personas que conoce!

Interlocutor: ¿Pero de donde salen tantos universos si el espíritu sólo puede tener hasta un 30 % de encarnaciones, o sea tres universos solamente?

Radael: Es que son universos fantasmas que no comprometen a ningún porcentaje del espíritu.

Interlocutor: ¿De dónde saca esa capacidad mental el espíritu para tener tantos universos alternos de sí? Lo pregunto porque estamos hablando de miles de millones de universos alternos…

Radael: Lo aclaro, las dos primeras fragmentaciones importantes… Porque tú, a lo largo de tu vida, desde pequeño, en esta encarnación, has creados decenas o centenas de universos alternos. De repente querías tal juguete, querías tal libro, y tus padres no te lo han comprado, y entonces has creado infinidad de universos alternos.

Universos alternos importantes es cuando tú, de pronto, por un estado emocional determinado, por ejemplo con una pareja, con un hijo, o con un trabajo que tú anhelas mucho, o con un proyecto que deseas tremendamente, formas un universo alterno importante donde yo sí tengo la capacidad de brindar un 10 % más para que esa parte lo vivencie. 

De lo contrario yo no doy ningún 10 %, sino apenas una milésima de mí.

Interlocutor: Pero de cualquier manera das una parte de ti…

Radael: Sí, doy una parte de mí, pero es una parte tan ínfima, tan insignificante, porque tengo miles de raíces... Cada espíritu tienes miles de raíces en distintos universos alternos, y cuando esos universos alternos se secan, se acaban, esa raíz vuelve a su fuente de origen, como una ameba que ha… 

Interlocutor: ¿Y no se afecta para nada tu capacidad conceptual?

Radael: No, para nada en absoluto.

Interlocutor: ¿Tú ves esos numerosos universos alternos?

Radael: No, porque son tan pequeños que no les presto atención. Si yo les prestara atención, entonces sí que afectarían mi capacidad conceptual, porque los espíritus no somos el Creador, los espíritus somos limitados. A pesar de que nosotros decimos siempre que nuestro concepto es tan grande que un espíritu conceptúa en segundos lo que tú con otra persona del plano físico tardarías años en hablar, así y todo somos limitados. Somos solamente espíritus, no el Creador…

Interlocutor: ¿En cuántos universos importantes estás, o mejor dicho estamos, en este momento?

Radael: En tres universos alternos, en el real, que es éste, porque yo sé que es el real, y en dos más…

Interlocutor: Me gustaría saber…

Radael: Son dos más en los cuales estás con esta persona que llamas Mariana Popea. Digamos que como te ha motivado tanto has creado dos universos a los que yo me tomé el atrevimiento de darle un 10 % a cada uno de ellos.

Interlocutor: ¿Eso también depende de la voluntad de uno?

Radael: No, depende del interés que tenga cada uno. Hay personas que tienen proyectos de viaje tan, pero tan, grandes que cuando ven que esos proyectos se frustran crean por otra decisión un universo alterno donde producen ese viaje.

Entonces, el Thetán de esa persona encarnada le da otro 10 % de sí mismo para que cumpla esa fantasía. Pero al 10 % original, al cual el Thetán le cumple esa fantasía, no le afecta, ni a favor ni en contra. No es que lo descarga.

Voy a dar un ejemplo. Tú de alguna manera has revertido el problema porque la Psicoauditación te ha quitado esos roles de ego. Y gracias a Dios yo tampoco tengo esos roles de ego. Pero, cuando tú desencarnes, ese universo alterno, si en ese momento continúa, deja de ser, porque entonces tú ya serías 100 % espíritu.

Interlocutor: Está claro…

Radael: Yo tendré la memoria de que cuando tú estabas encarnado, el sujeto A, tú A, tuvo la misión con el grupo Elron, y el sujeto B y el sujeto C han calmado, tal vez, esa apetencia por ese otro rol del plano físico, Mariana, que en una primera instancia se llamó Popea. Entonces yo me sentiré satisfecho como espíritu y te lo transmitiré a ti 10 % y seguramente mamarás de mi concepto como que eso fue real.

Los dos otros tú, que en este momento están cumpliendo esta fantasía tuya, se unirán todos en mí, y ese 100% nuestro –cuando desencarnes– compartirá esa vivencia. Y ellos compartirán también la vivencia tuya de haber crecido espiritualmente.

Interlocutor: Bueno, pero también esto que estoy pasando en este universo es una fantasía…

Radael: No, porque esto es algo real. Este es el universo A, el universo real.

Interlocutor: ¿Incuestionablemente, entonces, éste sería el universo real…

Radael: Así es…

Interlocutor: Ahora bien, cuando yo desencarne esos 20 % nuestros…

Radael: Cuando tú desencarnes formarás parte de mí...

Interlocutor: Eso está claro…

Radael: Repito, cuando tú desencarnes formarás parte de mí y los otros 20 % también formarán parte de mí, y como seremos un espíritu único, tú, 10 %, dirás: “¿A ver, de qué me he perdido? Y harás un repaso dentro de mi propio espíritu… Es como que ese 10 %... Siempre hemos dado el ejemplo de un globo grande donde se hace otro globito más pequeño con el 10 % del aire, se ata con un piolín y luego se suelta el aire y vuelve a formar parte del mismo globo grande. Si luego se hace otro globo con el 10 % de aire, ese 10 % no será seguramente el mismo aire que el anterior 10 %.

Interlocutor: Sí, es un ejemplo que siempre doy…

Radael: Esto significa que el 10 % que eres tú no necesariamente va a ser el mismo 10 % que animó a Nerón, porque tal vez es otro 10 % que está en mi espíritu. A eso ni siquiera le prestamos importancia.

Pero quiero decir que como tú, 10 % –y aquí estoy utilizando un lenguaje físico–, te “desayunarás” cuando desencarnes diciendo: “A ver, qué ha pasado con ese universo alterno”, y de pronto vivirás todo lo que sucedió en ese universo alterno.

Interlocutor: A ver si entiendo… ¿cuando yo desencarne seguirán existiendo esos dos universos alternos?

Radael: No, porque al desencarnar tú, es decir, del universo principal A, los otros 10 % automáticamente también desencarnan.

Interlocutor: ¿Pero de qué forma desencarnan? ¿Simplemente desaparecen en el aire?

Radael: No, desencarnan de la misma forma que desencarnas tú. Si tú de pronto desencarnas a determinada edad porque tienes un problema de insuficiencia coronaria o porque tienes ya determinada edad y tu cuerpo se ha desgastado, pues lo mismo le pasará al tú B y al tú C.

Interlocutor: ¿Entonces cuando desencarna el tú A, los otros dos, el B y el C, también desencarnan?

Radael: Claro…

Interlocutor: Por lo que deduzco, los universos alternos están combinados…

Radael: Por supuesto… No es que tú desencarnas y los otros siguen estando. Pero supongamos que pase al revés, y aquí ya es distinto. Si el tú B y el tú C hicieron una mala vida, se dedicaron al alcohol y al tabaco y por un problema cardíaco desencarnan antes, a ti no te ocurre nada porque sigues estando en el plano físico.

Pero si fuera al revés, es decir que tú, A, fueras el dejado, el que descuida su físico y desencarnas antes, entonces automáticamente los otros dos desencarnan, supongamos de un ataque cardíaco: “¿Oh, pero qué ha pasado si estaban perfectamente bien, eran un roble y de repente han desencarnado por un ataque cardíaco?”.

Lo que ocurre es que no pueden seguir los otros universos alternos si en el universo original no está el sujeto encarnado.

Interlocutor: Pero al revés sí se puede…

Radael: Claro, al revés sí se puede… Esto nunca fue dicho…

Interlocutor: Nada de lo que has explicado ha sido dicho, y por eso tengo una tremenda sorpresa porque jamás hubiera imaginado que lo de los universos alternos era algo así…

Radael: Lo importante es que todo cierre.

Interlocutor: Cierra, por supuesto, y cierra muy bien… Te aclaro que a veces tengo la fantasía de ir a esos universos alternos y…

Radael: No se puede…

Interlocutor: Ya me lo imaginaba, nada es como uno quisiera que fuera… En definitiva, universos fantasmas o no universos fantasmas, hay otro yo que está gozando de Mariana Popea y yo aquí no… ¡Esto es lo real para mí!

Radael: Lo que le encanta al receptáculo que me toma, Jorge, es que yo le transmito siempre risa…

Interlocutor: ¡Ah, con razón siempre está con la sonrisa en la boca!

Radael: Aún me acuerdo de la tremenda risa de deshogo cuando recordé los incendios de Roma cuando estábamos encarnados como Nerón…

Interlocutor: Todo lo que hemos pasado con Mariana Popea en esos dos universos alternos ¿como quedarán?

Radael: Quedarán como memoria cuando volvamos a ser espíritu puro, porque yo lo estoy vivenciando “desde arriba”. Está mal dicho desde arriba, pero bueno, lo digo así para que se me entienda.

Interlocutor: La pregunta clave es si tú, como Thetán mío, estás disfrutando lo que están haciendo esos yoes B y C…

Radael: Yo soy el Thetán, yo soy impersonal… Yo no puedo disfrutar, porque disfrutar sería un rol del ego. Si yo disfrutara de un rol estaría actuando mi ego.

Interlocutor: ¡Qué interesante!

Radael: Yo no tengo ego. En mi plano yo no tengo ego. Yo tengo que despersonalizarme… Volvamos al comienzo de esta charla, para mí muy amena… Como te he dicho, si a ti te invade de pronto una congoja, yo tengo que evitar que esa congoja me salpique, porque si no lo hago a mí me crearía roles del ego.

Entonces, yo me tengo que despersonalizar y decirme: “Yo en este momento es un rol, y yo en este momento lo que tengo que hacer es transmitirle euforia a ese rol. No consuelo, sino euforia. Y hacerle entender que eso es una cosa provisoria.

Pero si tú gozaras enormemente y yo me prendiera de ese goce, si se entiende lo que quiero decir, es obvio que me invadiría el rol del ego, y automáticamente me jalaría hacia abajo como una catapulta. No puedo engancharme ni en goce ni en sufrimiento. Yo tengo que mirar neutro. Por lo menos desde este plano.

Interlocutor: ¿Qué quieres decir con “desde este plano”?

Radael: Quiero decir que si estuviera en un plano más bajo tal vez asomaría mis narices, como decís vosotros en el plano físico.

Interlocutor: Está todo muy claro ahora… ¿Cómo está Jorge para continuar?

Radael: Está bastante agotado, con la energía muy baja, por todo lo que hemos transmitido… Y ten en cuenta que así como este hermoso Jorge hace una Psicoauditación y a veces tiene que “soportar” relatos de vidas pasadas de los Thetanes de algunos consultantes, también esto le da una transferencia de energía agotadora que le cuesta bastante revertir… No seamos crueles con él…

Interlocutor: ¿Dejamos la sesión aquí?

Radael: Si tienes una pregunta más, hazla.

Interlocutor: Es una pregunta que tengo que reservada para Eón, pero te la voy a hacer a ti…

Radael: A ver…

Interlocutor: Es algo que yo te transmito a ti o tú me transmites a mí…

Radael: A lo sumo con toda humildad te diré que no sé la respuesta…

Interlocutor: Bien, la pregunta es ésta: Desde el punto de vista del Absoluto es todo un presente. En ese Eterno Presente Jesús es constantemente crucificado y está sufriendo horrores en este mismo momento, y lo mismo Hitler, que está sufriendo eternamente en el nivel -1, de la Soledad…

Radael: Correcto, eso sería un repaso… ¿Cuál es la pregunta concreta que me quieres hacer?

Interlocutor: La pregunta es cómo se puede entender que haya tanto sufrimiento constante, que nunca acabe. El sufrimiento pasa para cada uno de nosotros, pero desde el punto de vista del Absoluto no, siempre lo está sufriendo…

Radael: ¡Te equivocas! Ese sufrimiento constante el único que lo visualiza es Eón. Pero como Eón es todo Amor va a padecer ese sufrimiento constante y al mismo tiempo va a gozar con el placer constante que todos los seres que hemos encarnado también hemos tenido.

A nosotros no nos afecta porque para nosotros la Creación no es un eterno presente. Nosotros, como estamos subidos –y lo digo así para que los que escuchen esto lo entiendan– al tren del tiempo, no es un eterno presente. Nosotros vivimos día a día, minuto a minuto, segundo a segundo y por eso no es un eterno presente.

Para nosotros lo de Nerón fue pasado, y lo de Kronbus será futuro… Nosotros tenemos que vivir el hoy cada día, cada minuto, cada segundo… No nos enganchemos en esa problemática difusa…

Si yo me pusiera en el lugar Eón, y que Eón me disculpe por pretender ponerme en su lugar, yo pensaría humildemente que si yo soy Eón, y para mí es todo un eterno presente, para mí va a ser un eterno presente el incendio de Roma, pero también va a ser un eterno presente el invento de Edison o la revolución francesa… Y va a ser un eterno presente el hundimiento de la Atlántida, o el resurgimiento de la civilización, o los grandes goces de los miles, de miles, de millones, de millones de mundos donde hubo civilizaciones nuevas creadas que en este momento que son poetas… Hay eternos sufrimientos pero al mismo tiempo también hay eternos goces que Eón los absorbe…

Interlocutor: Lo curioso, y esto es lo que hace más sorprendente la cuestión, es que todo eso Eón no lo creó, sino que existió siempre. Si Eón hubiera creado algo en algún momento, es obvio que habría que preguntarse qué había antes de esa Creación, y después seguiríamos preguntando y antes, y antes, y antes…

Radael: Entonces entendamos, y esto no es algo definitivo porque nosotros, para no crearle confusión a los consultantes, como espíritus también somos limitados, tanto como 10 % como 90 %, mi razonamiento me dice si Eón existió siempre, entonces Eón también existió siempre con los Big Bang y los Big Crunch.

Interlocutor: Obvio…

Radael: Y no podemos ir más allá en nuestro entendimiento…

Interlocutor: Por eso yo le quería hacer esta pregunta a Eón, porque es bastante extraño… Y curiosamente a mí, cuando más sé más confuso estoy sobre la Creación y más confuso estoy sobre la verdadera esencia de Eón…

Radael: Te hago una pregunta y con esto termino y ya me despido: A mí, desde mi plano, me da goce seguir investigando, ¿y a ti no te da goce desde tu plano seguir investigando?

Interlocutor: Sí, por supuesto… Capto a dónde quieres llegar…

Radael: Hasta todo momento…

Interlocutor: Hasta luego Radael, ya te volveré a convocar…

 

 

 

SESIÓN DEL 2/6/06

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó  a dialogar: Ruanel y Radael.

 

 

PRIMERA PARTE

 

Interlocutor: Querido Maestro Ruanel, ¿ya está incorporado?

Ruanel: Hola, ¿cómo estás?

Interlocutor: Antes de comenzar la sesión en sí quisiera hacerle una pregunta sobre mi nieto mayor, que ya tiene siete años, que dice que de pronto ve todo chiquito, como alejado, y lo ve desde arriba… No se sabe explicar muy bien. Sus padres, como era lógico, lo llevaron al oculista y lo encontró perfectamente bien de la vista. ¿Qué puede estar sucediendo?

Ruanel: No veo en él ningún nervio óptico dañado, no veo ningún disfuncionamiento, tiene que ver con lo esotérico, es como que él tiene su Tercer ojo desarrollado como para poder visualizar cosas más allá del plano físico y como aún es pequeño –en esta encarnación– y no sabe, de alguna manera, mezclar las visiones, confunde la visión astral con la visión física.

Interlocutor: ¿En concreto lo que él está teniendo, además de la física común que tenemos todos, es la visión astral?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Hay que corregirlo o hay que decirle que no tiene importancia alguna?

Ruanel: Lo importante es que no vaya creándose engramas, porque hay un tipo de engramas, que con vuestra licencia yo llamaría “autoengrama”, que la propia persona puede autocrearse.

Es algo similar a lo que ocurre con aquellos ancianos hipocondríacos que creen estar realmente enfermos pero que los médicos le están ocultando la verdad. Esta creencia puede llegar a que se autocreen un engrama.

Interlocutor: Está claro…

Ruanel: Hay que decirle que no tiene ninguna importancia y que eso se va a normalizar con el tiempo.

Interlocutor: Está bien. Concretamente, entonces, y para que no quede ninguna duda, este problema no tiene nada que ver con la vista común sino con la vista astral que se mezcla con ésta… ¿Es así?

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: ¿Qué es ese Tercer ojo tan famoso del que hablaba Lobsang Rampa, precisamente en su libro llamado así?

Ruanel: Lobsang Rampa lo toca de una manera muy equivocada. En realidad el Tercer ojo no existe, es simplemente el chacra del entrecejo que es un centro energético que de alguna manera permite visualizar conceptualmente las cosas hasta llegar a darles forma. Entonces la criatura puede llegar a confundir esa visualización conceptual con una visión real.

Por este motivo puede llegar a ver las cosas deformadas, fuera de foco, como una cámara que se desenfoca.

Interlocutor: ¿Pero no se le puede explicar de alguna manera lo que le ocurre?

Ruanel: No, porque no tiene edad como para entender algo así y en definitiva le puede crear más problemas del que ya tiene.

Interlocutor: ¿Es decir que lo que hay que decirle concretamente es que no tiene que darle ninguna importancia?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Algún tratamiento?

Ruanel: No, simplemente hazte su compinche sin que los padres supongan que lo quieres llevar para tu terreno. Dile, por ejemplo, “cualquier duda que tengas pregúntame, yo sé entenderte, una vez a mí me pasó lo mismo”.

Interlocutor: Lo que se llama comúnmente “mentiritas piadosas”…

Ruanel: Claro… La idea es que la criatura piense “¡ah, entonces no soy yo sólo el que ve así, al abuelo también le sucede!”. Puedes decirle que te ha ocurrido muchas veces e incluso inventar alguna experiencia para que él vea que es algo común y que no tiene que preocuparse. Estas mentiritas desde ya que no tiene nada que ver con la elevación, ya que se dicen solamente para tranquilizarlo.

Interlocutor: ¿Los padres han tenido algún tipo de experiencia similar?

Ruanel: No, para nada.

Interlocutor: Por todo lo que usted me ha dicho, ¿cualquier médico que lo revise no le encontrará nada?

Ruanel: Es así porque sus análisis van a dar bien en visión, y cualquier lente que le pongan no le solucionará el problema.

Interlocutor: ¿A los padres hay que decirles, entonces, que no se preocupen?

Ruanel: Puedes decirle que es algo psicosomático de la criatura y que no tienen que preocuparse. Porque si tú les explicas algo más allá lo van a tomar como que estás tomando injerencia en la criatura.

Interlocutor: ¿Pero mi propia hija va a pensar así? ¡No lo puedo creer!

Ruanel: Si tocas demasiado el tema lo puede llegar a pensar…

Interlocutor: Está bien… ¿Esta grabación se la puedo hacer escuchar?

Ruanel: Hacérsela escuchar es hacer injerencia en el tema… Pero bueno, es tu decisión…

Interlocutor: Está bien… ¿En el futuro qué puede desarrollar mi nieto?

Ruanel: Primero digo lo negativo. Lo negativo es que si el niño de alguna manera fuerza la vista como para… Voy a dar un ejemplo muy práctico: Si tú de pronto miras el rostro de una persona a un metro y a 30 centímetros de tu rostro te pones el dedo índice vas a ver dos dedos índice, porque tus ojos están más enfocados a la distancia.

Interlocutor: Obvio…

Ruanel: Por el contrario, si achicas la vista y miras tu dedo índice vas a ver dos rostros, porque tu foco va a estar más  cerca, y desenfocarías el rostro de la persona. Si miras el rostro de la persona desenfocarías el dedo índice. ¿Hasta aquí me entiendes?

Interlocutor: Totalmente…

Ruanel: Haz de cuenta que la criatura tiene un Tercer ojo físico real y entonces si trata de encajar las imágenes que ve, conceptuales, con las imágenes físicas puede llegar a sufrir una pequeña distrofia en su vista y con el tiempo precisar un oftalmólogo.

Interlocutor: Está claro… ¿Mi nieto tiene seguido este tipo de visión doble?

Ruanel: Sí, muchas más veces de las que en realidad cuenta…

Interlocutor: ¿Y lo positivo de esta problema?

Ruanel: Lo positivo es que puede ir desarrollando visión interior y también puede ir desarrollando su intuición.

Interlocutor: ¿Tiene grandes dotes de mediumnidad?

Ruanel: Así es…

Interlocutor: ¿Cómo Jorge, es decir, más de un 95 %?

Ruanel: No, a ese límite no, pero sí en un 80 %. Lo que ocurre es que por ahora es una criatura, no tiene firme aún la conciencia de la realidad y de la irrealidad. Entonces todo este tipo de práctica por ahora para él está vedada. No la recomiendo en absoluto.

Interlocutor: ¿Además de decirle que no tiene importancia esta distorsión de la vista hay algo más que se le pueda decir?

Ruanel: En estos momentos no cabe otra que decirle que no tiene ninguna importancia. Hay que ser coherente con la criatura para no crearle problemas futuros.

Interlocutor: ¿Algo más sobre este tema?

Ruanel: No, esto es todo por ahora.

Interlocutor: ¿Le parece tocar ahora el tema de la desaparición de todas las Web del Grupo Elron provocada por Hernán Toro?

Ruanel: Mi explicación va a ser muy sencilla: no visualizo ningún problema karmático, no visualizo ninguna lección a aprender, lo visualizo como una persona, que eres tú, bastante impulsiva en determinado momento como para tratar de imponer una idea a quien no tenía interés, haciendo caso omiso a la parábola de Jesús “no tiréis perlas a los cerdos” –lo querías empachar con perlas– y de parte de la otra persona una tozudez como un toro miura de España.

Entonces, entre la tozudez de él y el empaque de tu parte hubo una eclosión y lo que se derrumbó fueron las páginas de Internet del Grupo Elron.

Interlocutor: Maestro, esto está claro y reconozco que me ofusqué y que no actué claramente… Ahora quisiera tocar el tema de la vida como un juego, porque todo esto, en definitiva, no es más que un juego… Lo digo porque tuve la sensación de que a mí me faltaba juego y por eso inconscientemente lo provoqué a Hernán Toro… Imagínese, de cada mil mail que recibimos de felicitaciones sólo uno o dos en contra… Estaba resultando todo un poco aburrido…

Ruanel: Quiero hacer una digresión y explicar algo muy importante.. ¿Sabes por qué la mayoría de la gente grande no se lleva bien con la gente joven?

Interlocutor: No sé a dónde quiere apuntar…

Ruanel: Porque la gente grande con el tiempo se transforma en abúlica, en indiferente, en amargada, o bien el otro extremo, son dueños de la verdad, donde los jóvenes no pueden emitir opinión, no tienen derecho a pensar, no tienen derecho a tener razón, y su alegría es algo contaminante y perverso.

Entonces, lamentablemente, ese tipo de gente vive rodeada de amargura y jamás va a subir de nivel. El método, y no lo digo yo sino lo dice Johnakan, el Yo Superior de este receptáculo que me alberga, dice lo mismo que dice su Maestro Jesús, que debemos ser como niños, que debemos estar actualizados…

Mi receptáculo dice una frase muy lógica y también muy cómica –cómica en el buen sentido se entiende– “los seres humanos debemos ser como los ordenadores, debemos actualizarnos todos los años”.

Debemos actualizarnos en música, debemos actualizarnos en películas, en vestimenta, en ritmos, en todo. Y siempre vivir haciendo bromas. Pero tener la coherencia y el equilibrio de estar serios en el momento en que debemos hacer una labor seria.

¡Pero qué triste es aquel adulto que vive amargado pensando que ésa es su manera de ir viviendo su destino!

Ahora repíteme tu pregunta…

Interlocutor: Preguntaba si el episodio con Hernán Toro yo lo provoqué inconscientemente para tener un juego…

Ruanel: ¿Tú te imaginas a un adulto amargado jugando?

Interlocutor: Obviamente no.

Ruanel: Yo tampoco… Entonces, aquel adulto que busca no lo lúdico, sino que busca ocupar su tiempo graciosamente, con goce, sin tratar de imponer nada ni lastimar a nadie, de una manera jugando con la labor que hace, no solamente va a mover sus endorfinas físicas, haciendo que la persona se fortifique con euforia y rechace todo lo negativo, sino que le va a dar un nuevo lei motivo para avanzar. Es como aquel conejo al que le ponen una zanahoria delante…

Interlocutor: Maestro, yo no estoy diciendo que comencé a jugar un juego sano, sino más bien aberrado…

Ruanel: No, no es aberrado, porque tal vez el debatir con otro no lo veo como un juego aberrado… El secreto es no invalidar. Si tú eres el sujeto A, y yo encarnado soy el sujeto B, y yo te digo: “Mira, esto es así”, y tú me dices, “no, yo lo veo de otra manera”, y yo te respondo: “Sí, pero yo lo veo de esta manera porque fíjate la forma que tiene”, y tú me respondes: “No, no es así, porque fíjate que su superficie es distinta”…

Interlocutor: Pero Maestro…

Ruanel: No quiero cortarte la idea, pero déjame concluir… Eso es debatir. El juego aberrado sería si yo, sujeto B, encarnado, te dijera: “Lo tuyo es inútil, en realidad tú eres el inútil, y todo lo que estás haciendo no tiene ningún sentido porque tu propia vida no tiene ningún sentido”.

Interlocutor: Está claro…

Ruanel: Si yo te dijera algo así te estaría menospreciando e implantando engramas y creándome yo mismo karma. Todo lo demás, haciendo un ida y vuelta como en el juego que ustedes llaman tenis, no me parece mal, no deja de ser un juego.

Interlocutor: Entiendo, pero lo que a mí me ofuscó fue la estupidez, porque los escépticos no son personas que razonan ni siquiera medianamente bien…

Ruanel: Si te ofusca la estupidez de un ser encarnado te invito a que no veas más películas…

Interlocutor: Bueno, bueno, Maestro, pero a eso es a lo que me refiero, estoy reconociendo mi error, olvidándome de los roles… No estoy diciendo que estuvo bien que me ofusque ante la estupidez, sino todo lo contrario… Reconozco que hubo un momento en que esa estupidez me sobrepasó y tiré a la basura todas las enseñanzas de los Maestros de Luz…

Ruanel: Lo más importante de todo ser humano son dos cosas: por una parte, el intercambio de conocimiento y sabiduría, y por el otro, el intercambio de energía. Estas dos cosas son las que todo ser humano encarnado tendría que experimentar diariamente.

Interlocutor: Por lo que estoy viendo, creo que este tema no da para más…

Ruanel: Esta bien, lo dejamos…

Interlocutor: ¿Y con respecto a la vida como un juego?

Ruanel: Simplemente voy a decir que la vida debe ser tomada como un juego, pero un juego responsable. Juego responsable significa… porque la palabra juego se la interpreta mal… Tiene que ser un juego en el que uno lo goza, un juego en el cual uno se divierte, un juego en el cual uno se entretiene viviéndolo con todas las ganas y con todo el énfasis, pero a su vez con toda responsabilidad.

Ese juego debe ser concluido de forma tal que uno se sienta con la conciencia tranquila de haber llevado a cabo el proyecto que tenía. Esto es muy importante y es lo que quiero destacar.

Interlocutor: Comprendido el punto… Paso a otro tema… Una persona se quejó por las imágenes que hemos puesto en nuestras Web sobre lo que hemos llamado “Humor escéptico. Reconozco que algunos gráficos, especialmente sobre sexo, son bastante subidos de tono.

Ruanel: Es un tema bastante delicado porque yo, obviamente como Maestro de Luz, sé que eso no es pornografía, sino simplemente chistes gráficos subidos de tono, pero sí percibo que mucha gente no lo dice, se lo calla para sí… Yo capto tu pensamiento de que mientras sea uno, dos o tres los que se quejen no habría problema, pero lo que ocurre es que son muchos los que se sienten molestos pero no lo manifiestan…

Interlocutor: Eso no me lo imaginaba…

Ruanel: Así es, muchas personas se quedan como desconcertadas al encontrarse con esas páginas formando parte de un sitio espiritual.

Interlocutor: ¿Pero acaso nuestro grupo no es fundamentalmente científico y no espiritual?

Ruanel: Es científico y es espiritual, porque los mensajes que nosotros damos son de índole espiritual puesto que somos espíritus.

Interlocutor: Realmente no lo había pensado así… El problema que se plantea es que si le hacemos caso a la gente que no le gusta lo que nosotros decimos y empezamos a eliminar las páginas Web…

Ruanel: No, no hay necesidad de llegar a eso… Sugiero poner una aclaración para que cada uno entre al sitio bajo su responsabilidad, por ejemplo señalando que algunas de las imágenes pueden afectar la sensibilidad de los lectores… La idea es que quede de manifiesto que ese humor gráfico no forma parte del corazón del Grupo Elron, que son los Enigmas develados, y que sólo se ponen al solo efecto de destructurar a aquellas personas con ideas demasiado arraigadas en la mente.

Interlocutor: Comprendo… También se podría eliminar por completo…

Ruanel: No, no hay necesidad de llegar a ese extremo porque el material puede llegar a ser instructivo para algunos.

Interlocutor: El propósito de los chistes subidos de tono es sacarle al sexo la idea de lo pecaminoso…

Ruanel: No comparto la idea de que sea pecaminoso, al contrario, estoy de acuerdo con lo que dice mi hermano Rah, de Antares 4,  en el sentido de que el abrazo crea un orgasmo celular completo. Y si en la Tierra se practicara eso, yo creo que el 50 % de la población mundial tendría un estado de salud más óptimo.

Interlocutor: En cuanto a la persona que se quejó…

Ruanel: Es una persona que tiene problemas a nivel emocional y obviamente ese humor le ha caído mal.

Interlocutor: Maestro, ¿le parecería que le haga una pregunta más y luego le damos cabida a mi Thetán para que comente sobre su –nuestra– experiencia en el plano -2, la Octava Esfera?

Ruanel: De acuerdo…

Interlocutor: Bien, la pregunta está referida a esos psíquicos o videntes que aparecen en algunos documentales en la televisión y que ayudarían a los detectives médicos o policiales en el descubrimientos de crímenes y sus autores. El problema es que no hay nada concreto sobre si estas personas ayudan o no, y tienen tantos detractores como fanáticos…

Ruanel: La mayoría son engañosos, es mentira que ayudan, no tienen la videncia que dice que tienen. Aparte la adivinación no existe, lo que tienen es simplemente una leve intuición, pero muchos juegan con eso para ganar dinero o notoriedad.

Por otra parte, es obvio que, como ya se dijo en otras oportunidades, si ustedes quisieran ayudar en hechos policiales y dieran datos que nadie sabe, al final ustedes mismos terminarían siendo sospechosos.

Interlocutor: Eso está claro… Para precisar más este tema, ¿cuál sería la mayor capacidad que podría tener o que tuvo un ser humano hasta la fecha sobre esta materia? Lo que quiero saber, en concreto, es si una persona, digamos la más hábil que exista, puede tener la capacidad de ver en su mente, con toda claridad, como en una película, un asesinato, dónde está enterrado el cadáver y quien es el autor. Aclaro que me estoy refiriendo al 10 % exclusivamente, no al 90 %. No hablo de las comunicaciones que le puedan hacer al psíquico los espíritus del Error o los espíritus de Luz o su propio Thetán.

Ruanel: Hablemos del 10 % solamente. En efecto, hay personas que tienen una gran intuición y pueden percibir, cuando tienen cierta empatía con la víctima, el lugar donde está enterrado el cadáver. En realidad no es exactamente empatía, pero empleo esta palabra a falta de un término mejor en el lenguaje terrenal.

Es algo similar a las varillas de radiónica que detectan agua. También tiene cierta semejanza con el hecho de que yo, encarnado, teniendo una gran afinidad contigo, puedo percibir cómo estás.

Interlocutor: Bueno, pero usted me está hablando de casos excepcionales… ¿Es que no existe algo, diríamos, más rutinario?

Ruanel: Por supuesto que estoy hablando de casos excepcionales, ya que no estoy avalando la técnica.

Interlocutor: ¿El ser humano, entonces, no tiene para nada ese tipo de facultades? ¿Qué es eso de la “videncia”, “clarividencia”, “clariaudiencia”, etc. Lo que yo quiero establecer concretamente es si existen o no tales facultades…

Ruanel: Si tú lo quieres considerar como una facultad paranormal, ¿sabes lo que significa “videncia”? Pues significa simplemente “ver con los ojos”.

Interlocutor: ¡Pero eso lo tienen todos los seres encarnados!

Ruanel: Por supuesto que sí, salvo aquellos que están ciegos.

Interlocutor: Quiero precisar un poco la idea. Lo que yo quiero separar nítidamente es lo que le puedan transmitir a una persona los espíritus del Error para hacerle creer que tiene percepciones fuera de lo común o lo que le pueda transmitir su propio Thetán.

Pongamos el ejemplo de Jorge, su receptáculo en este momento… Supongamos que decide ayudar a la Policía, ¿qué capacidades tiene él para hacerlo?

Ruanel: Muy pocas, su capacidad está desarrollada, en la actualidad en más de un 96 %, exclusivamente para la mediumnidad.

Interlocutor: Supongamos entonces otra persona… ¿Hasta dónde puede llegar para ayudar a la Policía a descubrir al autor de un crimen? Por ejemplo, ¿una persona con una gran intuición podría ver en su mente como en una pantalla de cine todo lo que ha ocurrido en un hecho delictivo?

Ruanel: No, categóricamente no.

Interlocutor: ¿Pero los espíritus del Error sí pueden transmitírselo para que lo perciba?

Ruanel: Sí, eso sí.

Interlocutor: ¿Y su propio Thetán también podría?

Ruanel: Sí, pero la persona tendría que estar preparada para tener un contacto pleno con su Thetán o con las entidades del Error para que se lo digan. En la mayoría de los casos les dan ideas confusas.

Interlocutor: ¿En resumidas cuentas todo esto que se habla de la clarividencia y demás es falso? ¿Concretamente, entonces, nadie tiene la capacidad para ver lo que está haciendo en este mismo momento determinada persona?

Ruanel: No, porque eso no existe… Aparte quiero aclarar algo sobre la videncia. Cuando yo recién hablaba de que la videncia significa ver, es porque los esotéricos toman  la videncia no como clarividencia sino como precognición, lo que aquí se llama premonición.

Interlocutor: ¿Existe algo de eso?

Ruanel: La precognición, en realidad, es una facultad elevada donde tú dices: “¡oh, alguien me está por tocar el timbre o me están por llamar por teléfono!, y al rato eso sucede. O piensas en una persona llamada Ernesto y al rato Ernesto te está llamando.

Interlocutor: Bueno, pero eso también me sucede a mí…

Ruanel: Eso ocurre porque los Thetanes se comunican entre sí y tu Thetán te avisa que te va a llamar tal persona.

Interlocutor: Ahora entiendo…

Ruanel: Lo que quiero dejar sentado es que no es tanto misterio el que hay sobre esto…

Interlocutor: Bueno, confieso que tenía la impresión de que estas facultades existían en algunas personas, pero usted ahora me advierte que tengo que desestimarlas…

Ruanel: Si existen están tan poco desarrolladas que no merecen tenerse siquiera en cuenta…

Interlocutor: ¿Pero el Thetán no podría ayudar un poco aunque sea? Claro que la persona tendría que tener muy desarrollado el decodificador mental y una conexión muy especial con su Thetán…

Ruanel: ¡Por supuesto! Tú mismo, a pesar de que tienes tan buena comunicación con tu Thetán, tu Thetán te va a transmitir una idea y es muy difícil que la llegues a captar.

Interlocutor: ¿Pero por qué es así?

Ruanel: Es así porque a veces los mismos ruidos del plano físico te impiden captar a tu Thetán.

Interlocutor: Bueno, creo que entendí perfectamente el punto… ¿Le parece que le demos cabida a mi Thetán para que hable de la Octava Esfera?

Ruanel: De acuerdo… Los dejo con toda mi Luz…

 

 

SEGUNDA PARTE

 

Interlocutor: ¿Ya estás incorporado, Radael?

Radael: Así es…

Interlocutor: Como ya sabrás, tenemos pendiente el asunto de nuestro descenso a la Octava Esfera…

Radael: Así es…

Interlocutor: Lo primero que quiero preguntarte es si los universos alternos son como una especie de “Isla de la Fantasía”. Lo pregunto porque en la sesión anterior se había hablado de que en un universo alterno la había ido a buscar a Mariana “Popea”, y yo no me considero tan audaz como para hacer algo así…

Radael: Lo que ocurre es que la entidad encarnada que fue a buscar a esa persona llamada Mariana en el plano físico tiene otra personalidad distinta de la tuya. Es un impulso que dio origen a un universo alterno. Así de simple. Si todos tuviéramos la misma idea y la misma manera y el mismo impulso, entonces no existirían los universos alternos, de los cuales hay millones. Y hay universos alternos que pueden formarse contigo sin que tú lo sepas. De pronto tienes un conocido que creó un universo alterno porque abandonó a su familia y en ese universo alterno te conoce a ti y tú en ese universo alterno conoces a tu amigo, pero no felizmente casado sino con otra persona, abandonando su trabajo, etc.

Interlocutor: ¿Podría decirse, teniendo en cuenta los universos alternos, que somos cocreadores con el Absoluto?

Radael: Llamarno cocreadores sería demasiada pedantería.

Interlocutor: ¿Y dejando la pedantería de lado?

Radael: Sí, podría ser, porque en realidad somos creadores de situaciones, y en este sentido sí seríamos cocreadrores.

Interlocutor: Además, somos parte del Creador y de alguna manera el Creador mismo…

Radael: Desde ese punto de vista, sí…

Interlocutor: ¿Vamos a la Octava Esfera entonces?

Radael: Ve tú primero y espérame allí que yo voy dentro de un par de meses…

Interlocutor: Capto la chanza… ¿El 10 % puede ir a la Octava Esfera?

Radael: No, para nada.

Interlocutor: Bien, ¿la primera vez que fuiste, o mejor dicho que fuimos, a la Octava Esfera cuándo fue?

Radael: La primera vez fue cuando desencarnamos como Nerón.

Interlocutor: Me gustaría que me recuerdes la experiencia…

Radael: Visualizo a nivel conceptual mucho seres…

Interlocutor: Quisiera comenzar desde el momento en que encarnados como Nerón nos suicidamos…

Radael: Me siento muy incómodo recordando esos episodios…

Interlocutor: ¿Pero cómo puede ser si eso ya lo hemos superado con Psicoauditación?

Radael: Lo que ocurre es que estar reviviendo la Octava Esfera no es tan sencillo, en este momento estoy reviviendo el sufrimiento de miles y miles de seres…

Interlocutor: Está bien, Radael, pero quisiera partir desde el momento en que nos suicidamos… la daga atravesándonos el corazón… ¿Hay alguna luz? ¿Descendemos inmediatamente? ¿Cómo es el proceso?

Radael: En ese momento visualizo todo negro, pierdo la noción de los sentidos, de todos los sentidos, y siento una lucidez tremenda, una claridad mental y una calma, es como si hubiera escapado de algo, es como si esa muerte física me liberó de algo horrendo y siento como una especie de éxtasis… Aparte, mi concepto se desarrolla de una manera inconmensurable y todo lo que yo creía haber perdido del gusto, del tacto, del olfato, de la vista, del oído, vuelven de una manera superlativa, y en ese momento siento un goce tan, pero tan grande, hasta que de pronto mi concepto empieza a captar dolor…

Por primera vez voy a explicar cómo es el dolor espiritual… El dolor espiritual es un dolor inenarrable que te retuerce, que te causa angustia, pesar, penar, impotencia, ganas inmensas de desaparecer de allí… y de repente capto otro, y otro, y otros seres que sufren y van apareciendo de a miles, todos espíritus que sufren, y se forma como una telaraña de dolor…

Una vez lo explicó el Maestro Johnakan, que si tú en el plano físico tienes un dolor de muelas muy grande tu escape puede ser el desmayarte, pero en el plano espiritual no existe el desmayo porque no somos físicos. Entonces imagínate sintiendo mil, millones de dolores de muelas, y un solo organismo conceptual. En ese momento, por más que hipotéticamente te contacten con sus antenitas virtuales, tú no quieres saber nada con otro ni con nadie porque estás, metafóricamente hablando, como enroscado, y en ese momento no deseas nada, y le pides a Dios, y le aúllas a Dios, y le ruegas a Dios, y lo maldices en ese momento a Dios, y odias a Dios, porque quieres salir de ese estado…

Interlocutor: ¿En ese momento comprendemos la razón de por qué estamos en la Octava Esfera padeciendo?

Radael: No, porque mi dolor superó a mi concepto de pensamiento, lo superó, lo borró en ese momento, hasta que vino la transformación…

Interlocutor: ¿Pero sabíamos o no que estábamos en la Octava Esfera?

Radael: Sí, lo sé conceptualmente porque visualizo el lugar… además, ya estaba informado…

Interlocutor: ¿Sentimos como que pasábamos de largo el plano -1, el de la Soledad, hacia abajo, descendiendo?

Radael: Si te tuviera que dar un ejemplo es como un superelevador que desciende pasando pisos como sombras que no te das cuenta… Lo que quieres es cerrar tu cortina como para no escuchar nada…

Interlocutor: ¿Todos los espíritus que están en la Octava Esfera perciben el mismo sufrimiento o cada uno lo percibe de acuerdo a sus actos hostiles?

Radael: Cada uno lo percibe en su medida… Lo que ocurre es que no todos tenemos la misma capacidad de resistencia… Es algo aberrante… Aparte, en realidad no visualizamos porque no tenemos ojos, conceptuamos, conceptuamos lamentos, aullidos, arriba, abajo, al costado, a la derecha, a la izquierda, es algo que te traspasa, hasta que llega un momento en que te acostumbras al dolor, como te acostumbras a un zumbido, como te acostumbras a un aleteo, y a veces es más fácil acostumbrarte a un ruido intenso que a un ruido pequeño. Y en el plano físico existe la prueba de lo que digo. Tú de pronto cerca de donde vives puede haber una sierra eléctrica y tú tienes una modorra tremenda y puedes dormirte con el zumbido que produce. Pero posiblemente a la noche te recuestas y si hay una canilla que gotea, el ruido que produce te impide dormir. ¿Y cómo puede ser si a la tarde te dormiste con el zumbido de una sierra eléctrica? Aquí sucede lo mismo, uno se acostumbra a los grandes dolores, a los grandes pesares. Y es cuando al acostumbrarte dejas de pensar un poquito, sólo un poquito, en tu persona y empiezas a ver al otro, lo percibes y notas su dolor, y apenas sientes una pequeña congoja por lo que le pasa al otro, automáticamente subes de nivel, porque dejas de pensar en tu dolor para pensar en el del otro.

Interlocutor: ¿Tan así es?

Radael: Sí…

Interlocutor: ¿Y así fue?

Radael: Sí…

Interlocutor: ¿Cuánto tiempo estuvimos en la Octava Esfera?

Radael: No tengo una noción temporal exacta del tiempo, pero podrían haber sido varios meses porque me pareció toda una eternidad…

Interlocutor: ¿Cómo nos dimos cuenta de que pensando en el otro ascenderíamos de plano? ¿O no lo sabíamos?

Radael: No me di cuenta, solamente sucedió… Cuando me acostumbré al dolor empecé a percibir a las demás almas, y a tratar de averiguar qué les pasaba, por qué se lamentaban, y sentí como una especie de congoja por el otro, y de pronto me veo en un plano más alto, el plano 2.

Interlocutor: ¿Con quién nos encontramos en la Octava Esfera? Me refiero a alguien conocido…

Radael: Había muchos personajes malévolos, jefes de tribus que masacraron a muchos seres…

Interlocutor: ¿Y alguno conocido?

Radael: Entre ellos estaba Moisés, que si no fue dicho es una exclusiva… 

Interlocutor: Obviamente salió del allí…

Radael: Sí, por supuesto…

Interlocutor: ¿Hay espíritus que están mucho tiempo en la Octava Esfera, siglos por ejemplo?

Radael: Pueden estar mientras no reparen en el dolor del otro. Quiero reiterar lo que ya dijo Johnakan en una oportunidad, que el infierno bíblico del castigo eterno no existe, eso es una fantasía.

Interlocutor: Eso está claro… ¿Cómo vivíamos en la Octava Esfera los actos hostiles que habíamos cometido siendo Nerón, que fueron muchos como todos saben?

Radael: Al comienzo, con el dolor tremendo que sentía no pensaba en ellos, sólo percibían el dolor de millones de seres y no me interesaba Nerón, ni Roma, ni nada, lo único que me interesaba era mi ser espiritual y me retorcía buscando la manera de salir de allí y resulta que me hundía más como si el lugar fuera un enorme pantano…

Interlocutor: ¿Antes de encarnar como Nerón en qué plano estábamos? A lo mejor se dijo pero no lo recuerdo en  este momento…

Radael: Estábamos en el plano 4, después bajamos de nivel… Hemos recorrido todos los planos…

Interlocutor: ¿En el 5º plano estuvimos?

Radael: Sí, cuando fuimos creados por los elohim…

Interlocutor: Tienes razón, me había olvidado de ese detalle, que el propio Ruanel explicó en una sesión hace algunos años… ¿Algo más para recordar de esta caída a la Octava Esfera?

Radael: Le estoy desgastando enormemente las fuerzas a este receptáculo, al punto que parece como si estuviera dopado…

Interlocutor: Bien, voy a apurar la sesión… Subimos al plano 2, ¿y qué sucede?

Radael: Yo no me sentía compatible con el plano 2 porque veía las maldades de muchos espíritus, y con todo lo que yo había sufrido no quería saber nada con ellos… Rápidamente ascendí al plano 3…

Interlocutor: ¿Y luego encarnamos?

Radael: Así es… El receptáculo está con tan poca energía que balbucea…

Interlocutor: ¿Lo dejamos para la próxima sesión?

Radael: Correcto…

Interlocutor: ¿Puede ser interesante la otra encarnación donde al desencarnar volvimos a descender a la Octava Esfera?

Radael: Sí, puede ser muy interesante…

Interlocutor: Entonces te convoco para la próxima…

Radael: Bien, me retiro…

Interlocutor: Hasta luego, entonces… 

SESIÓN DEL 11/7/06

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron  a dialogar: Ruanel y Radael.

 

Interlocutor: Querido Maestro, ¿ya está ahí?

Ruanel: Hola, ¿qué tal?

Interlocutor: Bien, ¿empezamos directamente o dará algún mensaje primero?

Ruanel: Empezamos directamente.

Interlocutor: Lo primero que quiero preguntarle es sobre un enigma de principios del Siglo XX, ocurrido en Australia, y que se ha dado en denominar como “El misterio de Hanging Rock”, pero que no se sabe a ciencia cierta si ocurrió o no.

Gran parte de la historia está basada en la novela de Joan Lindsay “Picnic en Hanging Roch (1967). Pese a que ésta es una obra de ficción, su autora desea que sus lectores la tomen por una historia real.

Leo el resumen del tema para que quede grabado:

 

En el día de San Valentín de 1900, en el pueblo de Woodend, cerca de Melbourne, Australia, cuatro colegialas y una maestra del colegio para señoritas Appleyard desaparecieron durante una excursión anual en el paraje Hanging Rock (“roca que se balancea”). Una de ellas regresó en ese momento y la otra fue encontrada una semana más tarde. Con este suceso incluso de hizo una película: Picnic at Hanging Rock (1975), del director Peter Weir.

Hacia las tres de la tarde, tres de las chicas mayores pidieron permiso para explorar la roca: Irma Leopold, Marion Quade y una muchacha llamada Miranda, todas de 17 años. Se lo dieron y también a Edith Horton, de 14 años, que pidió acompañarlas y que fue una de las que regresó, pero no pudo relatar nada de lo que sucedió.

Después de una semana de búsqueda infructuosa sorpresivamente apareció Irma Leopold, pero tampoco pudo recordar nada de lo sucedido.

El libro relata que una de las personas que desaparecieron junto con las colegiales fue la profesora de matemáticas miss Greta MacCraw.

En  la novela también se cuenta que los relojes de Ben Hussey y de mis McCraw se habían parado a mediodía, y que fue avistada una nube rosa.

También se cuenta que la directora del colegio subió sola a Hanging Rock y se tiró o cayó desde arriba falleciendo de inmediato.

 

Ruanel: El hecho básico fue real, pero los nombres fueron cambiados lo mismo que la historia, que fue un poco adornada, es decir, la autora agregó de su propia cosecha muchas cosas que eran solamente fruto de su fantasía…

Interlocutor: ¿Hubo algún tipo de abducción?

Ruanel: No, para nada, en este caso no se trató de ninguna intervención extraterrestre…

Interlocutor: Bueno, es lo primero en que uno piensa…

Ruanel: Correcto, pero no es así en este caso. Sí, sucedió algo extraño, digo extraño para la mentalidad terrenal. Así como hay portales dimensionales en distintas partes de América, ya sea en el sur de México, en la baja California, o más al sur del México Central, en la parte de Perú, en la parte de Colombia, donde hay portales dimensionales, así también en Hanging Roch hubo un portal dimensional…

Interlocutor: ¿En concreto, entonces, estas colegialas y la maestra que las acompañaba pasaron a través de un portal dimensional?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Y las dos chicas que no pasaron?

Ruanel: Las dos chicas que no pasaron se encontraron igualmente con una tremenda energía, a diferencia de otros portales, porque no todos los portales son iguales, y les afectó su decodificador perdiendo la memoria a corto plazo, por lo que no pudieron después recordar lo que había sucedido con sus compañeras.

Interlocutor: ¿Pero vieron algo antes de perder la memoria?

Ruanel: Una de ellas, la que estaba más cerca, vio que sus dos compañeras desaparecieron en el aire al pasar por una hendidura.

Interlocutor: Entiendo… ¿Ese portal dimensional estaba fijo?

Ruanel: No, fijo no. Era una especie de vórtice inestable.

Interlocutor: Tengo entendido que la maestra fue más tarde a buscarlas, es decir que su desaparición fue posterior…

Ruanel: Así es, no fue en el mismo momento, sino algo más tarde, y también pasó a través de ese portal.

Interlocutor: ¿Por ese mismo portal?

Ruanel: Correcto… El pasar por un portal no es algo que se vaya sintiendo. La persona va percibiendo una energía que puede sumirla en un sopor… De repente ve que hay una especie de grieta en la roca, de repente camina, y de repente está en el otro lado. Y cuando quiere regresar mira hacia atrás y ya no está el mismo paisaje. No siempre se vuelve del portal, porque no todos los portales energéticos son ida y vuelta.

En la parte de Perú sucede algo parecido. Hay unas selvas tropicales donde hay portales dimensionales, incluso algunos de ellos son atemporales, por donde se viaja en el tiempo. Y hay otros portales energéticos que no fueron hechos por seres inteligentes sino que son directamente producto de la naturaleza y por los cuales se viaja a otros mundos.

Los portales dimensionales, muchos de ellos, tienen la misma dinámica cuántica, similares a los portales que había en las Pirámides de Egipto, que transportaban, tipo agujero de gusano, a los extraterrestres a su planeta Orión 3.

Interlocutor: Pero obviamente esos portales en las Pirámides eran artificiales…

Ruanel: Correcto…

Interlocutor: O sea que hay portales dimensionales construidos artificialmente y hay otros que los construye, vamos a decirlo así, la propia naturaleza.

Ruanel: Es así, con la diferencia de que los portales de la naturaleza no son estables, sino sumamente inestables, porque se van alimentando de lo que se llamarían nadis o vórtices, donde se cruzan “meridianos” y “paralelos” –llamémosle así para ser entendido– energéticos inestables y que de pronto desaparecen.

Es algo similar a como de pronto mediante sistemas de aire frío-caliente se forman tifones o tornados, y luego cuando se estabilizan a una determinada temperatura el tifón o tornado ya no tiene razón de ser y entonces desaparece.

Aquí sucede lo mismo: cuando la energía, que sería lo que en electricidad se llamaría “diferencia de potencial” –conocido comúnmente como “tensión” o más aún como “voltaje”–, se estabiliza, es decir, existe un solo potencial, el portal ya no tiene razón de ser y desaparece.

En cambio, los portales construidos artificialmente siempre son alimentados con diferencia de potencial y por eso son estables. Reitero, entonces, para que quede claro, que los portales de la naturaleza, llamémosle así, son formados por la diferencia de potencial,  de modo que cuando esta diferencia deja de ser el portal también deja de ser y la persona que fue trasladada ya no tiene forma de regresar.

Interlocutor: Las dos colegiales que regresaron, entonces, en realidad no regresaron en el sentido de que no pasaron por el portal y volvieron… ¿Es así?

Ruanel: Así es, no pasaron. Una de las compañeras, la que llegó a visualizar bien la desaparición de sus compañeras fue afectada en su decodificador mental por la diferencia de potencial del portal produciéndole una especie de sopor y como ya dije después le produjo amnesia.

Interlocutor: ¿La otra compañera que no pasó no presenció nada?

Ruanel: No porque estaba más atrás, pero igual fue afectada por el vórtice energético, y cuando vio que la otra regresaba sola volvió con ella.

Interlocutor: Tengo una confusión, porque según el relato de la autora del libro una de las compañeras fue encontrada una semana después.

Ruanel: No, éso es una de los adornos a los que me referí más arriba y que utilizó la autora para hacer más atractiva la novela. No llegó a las dos horas el tiempo que transcurrió hasta que ambas regresaron.

Interlocutor: Entiendo… Ahora bien, ¿cuál es la razón de que los periódicos de la época al parecer no informaron de la noticia? Lo digo porque los investigadores del hecho relatado por la autora no encontraron nada que apoyara la historia de la novela.

Ruanel: Hubo un par de periodistas que investigaron pero como dos de las chicas tenían problemas con sus padres pensaron que simplemente huyeron del hogar y no le dieron trascendencia alguna para no molestar a las familias.

Interlocutor: ¿Y la maestra?

Ruanel: A la maestra le dieron todavía menos importancia porque pensaron que tenía problemas psicológicos y su desaparición no la relacionaron con la de las colegiales.

Interlocutor: Aparentemente, según el libro, la directora del colegio fue hasta el lugar y apareció muerta al pie de las rocas…

Ruanel: No, eso nunca sucedió, es otro de los adornos de la novela.

Interlocutor: En concreto, entonces, los periódicos de la época no se hicieron eco de lo sucedido y por eso no publicaron nada…

Ruanel: Así es…

Interlocutor: ¿La autora del libro canalizó también detalles de los sucedido?

Ruanel: Canalizó, pero su mediumnidad apenas sobrepasaba el 50 %. Una mediumnidad no elevada siempre va a tergiversar los mensajes.

Interlocutor: Bueno, quizás se la pueda justificar porque lo que quiso hacer en realidad fue una obra de ficción…

Ruanel: Correcto.

Interlocutor: Bien, sigamos entonces con la historia. Estas tres personas, las dos colegialas y la maestra pasan a través del vórtice dimensional… ¿A dónde van, al futuro, al pasado o al mismo presente?

Ruanel: Van al mismo presente, pero en otro mundo…

Interlocutor: ¿Mundo paralelo?

Ruanel: No, a otro mundo, en este mismo presente, en otro sistema estelar…

Interlocutor: ¿Cuándo dice otro mundo se refiere a otro planeta?

Ruanel: Así es…

Interlocutor: ¿O sea que esa puerta dimensional las trasladó a otro planeta como si el vórtice fuera un “worm”, un agujero de gusano?

Ruanel: Sí, de la misma forma que los extraterrestres de Orión 3 construyeron en las Pirámides, con la misma técnica, una abertura dimensional para regresar a su mundo. Pero con puertas estables.

Interlocutor: Hubo un piloto chileno conocido como el teniente Bello que desapareció porque también pasó con su avión a través de un agujero dimensional y apareció en otro planeta de este mismo presente…

Ruanel: Hubo muchos otros pilotos, por lo menos hay 25, que pasaron por una situación similar y no solamente de Chile, sino también de Estados Unidos…

Lo que quiero hacer notar ahora es que una vez que el portal dimensional desaparece porque la diferencia de potencial dejó de ser, aunque se formen nuevos portales es prácticamente remota la posibilidad de que se pueda abrir un portal similar al anterior y en el mismo lugar y en la misma época, donde la persona que fue trasladada pueda regresar…

Interlocutor: Está clara la explicación… En estos momentos me estoy acordando del famoso explorador coronel Fawcett que desapareció con su hijo y un amigo  en la selva amazónica porque también atravesaron un portal dimensional… ¿Es un caso similar?

Ruanel: Es un caso similar, pero se trató de otro tipo de portal, aunque también era inestable.

Interlocutor: Bien, ¿qué le sucedió a las dos colegialas y a la maestra cuando se encontraron de pronto en otro lugar completamente distinto sin poder encontrar la forma de regresar? Me refiero a la sorpresa, al susto, en fin, a sus emociones…

Ruanel: No hubo tal susto porque el mundo al que fueron era similar al de la Tierra, con un clima más húmedo, con muchísimas más plantas… De inmediato se dieron cuenta de que algo no estaba bien, que algo no les cerraba. Respiraban una atmósfera con mucha clorofila…

Lo que la mayoría de los seres encarnados en el planeta Tierra ignora es que aunque haya otros mundos con una proporción similar de oxígeno, con una proporción similar de nitrógeno, su aire sea completamente respirable, su atmósfera sea completamente compatible con el organismo de los seres del planeta Tierra. No, no es así…

De la misma forma como tú viajas de una ciudad a otra y puedes encontrar un olor distinto, aun en este mismo planeta, cuando tú vas a otro hábitat el olor va a ser absolutamente distinto y lo notarás hasta tanto te acostumbres.

Hay mundos que son muy similares a la Tierra y los viajeros que han venido desde esos mundos no contaminados, cuando llegan a la Tierra, antes de sacarse sus cascos de protección o su barrera energética de protección, miden con aparatos la cantidad de cada gas para ver si es respirable para ellos, y cuando respiran el aire terrestre en su olfato es como si tú te sumergieras en una cloaca…

Interlocutor: Entiendo la idea…

Ruanel: Sucede que tú en el planeta no lo sientes porque te has criado, has nacido…

Interlocutor: Uno se acostumbra…

Ruanel: Es que ni te acostumbras, directamente naces en este mundo, encarnas en este mundo y entonces no sientes ninguna diferencia.

Interlocutor: Está clara la explicación… ¿Continuamos con la historia?

Ruanel: Bien, llegan a ese mundo, todo perfumado, con olor a clorofila, algo tirando a menta…

Interlocutor: ¿Se sienten mejor con ese olor?

Ruanel: Se sienten con más euforia… Hay una poca mayor cantidad de oxígeno, que no llega a marearlas…

Interlocutor: ¿La gravedad era la mima?

Ruanel: En ese mundo es un poco más pesada, 1.1, pero no les afecta…

Interlocutor: ¿Viene gente a recibirlas, por ejemplo?

Ruanel: No, porque el paraje al que llegan está desierto… Ven aves distintas… La profesora, como ya he dicho, aparece después y las colegiales se acercan a ella como protección, pero ella está tan confundida como ellas… Miran hacia atrás y ven solamente matorrales…

Interlocutor: ¿Es decir que las famosas Rocas Colgantes han desaparecido de la vista?

Ruanel: Totalmente… Entonces se dan cuenta de que algo raro ha sucedido…

Interlocutor: ¿El color del cielo es distinto?

Ruanel: Es de un color celeste tirando a verdoso…

Interlocutor: ¿Y la hora era más o menos la misma?

Ruanel: Era también de tarde… Tenían la ventaja de que su sol es una estrella amarilla, apenas un poco más grande que el sol cuya luz baña la Tierra… El planeta gira a unos 160 millones de kilómetros de su estrella, o sea que la temperatura es muy similar a la terrestre, se encuentran con habitantes, que son similares a los humanos, son compatibles con los humanos, tienen un ADN muy, pero muy similar.

Interlocutor: ¿Tiene nombre ese planeta al que se trasladaron?

Ruanel: Los humanos de ese lugar al planeta lo llaman Barrin…

Interlocutor: ¿Barrin 3 ó 4?

Ruanel: No, no, a la estrella la llaman de otra manera. La llaman de una manera muy similar a como nosotros llamamos a nuestro sol: Elios. Entonces el planeta sería Elios 3, pero ellos lo llaman Barrin.

Interlocutor: Entendí… ¿Le cuentan la aventura que tuvieron?

Ruanel: Al principio no se pueden contactar porque el idioma es distinto, pero ellos hablan igual que los humanos terrestres, con cuerdas vocales, o sea que son exactamente humanos…

Interlocutor: ¿No están avanzados como para tener algún aparato traductor?

Ruanel: No, todo lo contrario, porque es una civilización que comparada con la Tierra sería el año 1700 ó 1800…

Interlocutor: ¿Es decir un atraso de 100 ó 200 años?

Ruanel: Aproximadamente, pero no es una comunidad belicosa, la mayoría son granjeros, diríamos bonachones, para utilizar una jerga española…

Interlocutor: ¿Los animales son parecidos a los de aquí?

Ruanel: Sí, hay animales similares a las vacas, a las ovejas, pero las aves son distintas, de muchos colores, como algunos papagayos…

Interlocutor: Recuerdo ahora algo que puede ser importante… ¿En algún planeta existen los “Pegasos”, es decir los caballos voladores? Desde ya que descuento que aquí no existen y es pura mitología…

Ruanel: No, no, un animal así no existe en ningún planeta…

Interlocutor: Está bien, el punto quedó aclarado… ¿Les creen cuando finalmente aprenden el idioma y pueden contar lo que les sucedió?

Ruanel: A los pocos meses aprenden el idioma de ese mundo y ahí es cuando comienzan a relatar su historia, es decir, de que ellas estaban en su mundo, ven unas rocas, ven una grieta, y de repente se encuentran en otro lugar, con otro panorama…

Interlocutor: ¿Las viajeras se dan cuenta finalmente que se trasladaron a otro planeta?

Ruanel: Sí, totalmente, en cuanto aprenden el idioma de esta gente…

Interlocutor: Obviamente tienen libros…

Ruanel: Tienen libros, tienen una historia, una historia que les cuenta que en el pasado hubo guerras…

Interlocutor: Algo similar a lo de la Tierra… Es decir, como se dice vulgarmente, “en todos lados se cuecen habas…”.

Ruanel: Es un mundo de granjeros, es un mundo en general de colaboración, aunque no es un mundo como el de Antares 4, el mundo de Rah, donde todos colaboran con todos. Es un mundo más similar al terrestre, pero no se pelean por territorios. Tampoco es un mundo donde todos colaboran con todos…

Interlocutor: Entiendo el punto… Para no hacer la historia demasiado larga…

Ruanel: La historia termina en que las chicas se adecuan y forman pareja. La maestra queda sola a nivel afectivo, pero sí se hace de muchos amigos, enseña muchas cosas de su mundo… 

Interlocutor: ¿Es decir que le creen la aventura?

Ruanel: Si, le creen… En ese mundo no creen en un Dios sino en distintos seres, en distintos dioses, y llegan a pensar que alguno de sus dioses fue el que hizo el traslado.

Interlocutor: ¿Las dos colegiales se casan entonces?

Ruanel: Así es, se casan y tienen familia normal en ese mundo, lo que significa que tienen el mismo ADN, son felices…

Interlocutor: ¿No trataron nunca de regresar?

Ruanel:  No, porque no sabían donde buscar... Digamos como que al comienzo sí buscaban pero luego dejaron de hacerlo… Lo que más les dolía era el extrañar a su familia…

Interlocutor: ¿Escribieron en ese mundo algún libro sobre lo que les sucedió?

Ruanel: Las chicas no, pero sí la profesora. Escribió libros relatando la historia de la Tierra, y los habitantes de ese mundo quedaron horrorizados por las luchas de aquí, más religiosas que de otra cosa. Especialmente se mostraban extrañados antes la gran cantidad de religiones, porque si bien ellos creían en muchos dioses, todos estaban de acuerdo con esa idea religiosa.

Interlocutor: En el libro se relata que los relojes de algunas personas que fueron al picnic se detuvieron y que vieron una nube rosa… ¿Es verdad?

Ruanel: No, eso forma parte de los adornos de la novela porque nunca ocurrió.

Interlocutor: ¿Hay algo más para acotar sobre este asunto?

Ruanel: No, salvo agregar que la vida en ese mundo es más placentera que la de la Tierra porque, por ejemplo hay menos ánimo de manipular a otros… Es mundo más tranquilo, hay menos habitantes que en la tierra, 1200 millones de habitantes más o menos…

Interlocutor: ¿Hay automóviles?

Ruanel: No, se manejan con carruajes tirados por animales parecidos a nuestros bueyes.

Interlocutor: Por curiosidad, ¿a qué plano fueron las viajeras cuando desencarnaron?

Ruanel: Al plano 4 las tres, porque se adaptaron, han ayudado… Es interesante acotar que en todos los mundos existen enfermedades, pero la gran ventaja que tenían las jóvenes es que no se han contagiado ninguna enfermedad bacteriana o virósica de ese mundo.

Interlocutor: ¿A ese lugar llegaron también seres de otros planetas como en la Tierra?

Ruanel: No, pero sus habitantes creen que algún día serán visitados.

Interlocutor: ¿A las chicas y a la maestras no las tomaron al principio por extraterrestres?

Ruanel: No, por extraterrestres no, sino como traídas por algunos de los dioses.

Interlocutor: ¿Entonces nada de adoración ni nada por el estilo?

Ruanel: No, porque no son tan atrasados…

Interlocutor: ¿El color de piel era similar?

Ruanel: Sí, impera en todo el planeta una raza similar a la blanca pero más morena, digamos como una raza similar a la latina terrestre, no hay distintas razas.

Interlocutor: Bueno, creo que este tema está agotado… ¿Habría algo más para decir?

Ruanel: No, lo fundamental ya ha sido dicho…

Interlocutor: Tengo una pregunta en el tintero desde hace mucho tiempo, y es con respecto al famoso libro de Gastón Lerorux titulado “El fantasma de la ópera”… ¿Existió realmente Eric, alguien desfigurado que dio origen a la novela? Lo que quiero saber fundamentalmente es si hay alguna historia real parecida a la de la novela…

Ruanel: Había una historia similar, no existía el personaje como tal, sí había una persona desfigurada, sí había una persona enamorada de una actriz…

Interlocutor: ¿Es un tema que sería interesante tratar en una sesión?

Ruanel: No, no lo es porque no se dio ninguna de las circunstancias de los capítulos relatados en el libro…

Interlocutor: ¿Pero Eric era en concreto un personaje real que estaba verdaderamente desfigurado?

Ruanel: Así es, es un personaje real que estaba desfigurado, usaba una máscara…

Interlocutor: ¿Ayudó, como dicen algunos investigadores, a construir el edificio de la Ópera?

Ruanel: No, eso fue una invención del autor… Por eso digo que no es un tema como para darle cabida en una sesión

Interlocutor: Bueno, entonces lo dejamos y pasamos a otro tema que tengo agendado, referido a lo que se ha dado en llamar, en algunos casos, la Dama de Blanco y en otros casos Autoestopistas fantasma. Leo una síntesis de esta historia para que quede grabada que extraje de Wikipedia:

 

La autoestopista fantasma es una leyenda urbana. Al igual que la mayoría de estas supersticiones no tiene un origen definido, y está dispersa por una extensa área geográfica. Son muchas las versiones que hay sobre la misma, dependiendo de la región donde se la relate y del momento histórico. Todas coinciden en que gente viajando en vehículos se encuentran con autoestopistas que luego desaparecen sin explicación alguna, generalmente desde el vehículo en movimiento.

Esta leyenda viene siendo reportada desde hace siglos, y es encontrada por casi todo el mundo en diferentes versiones. Hay incluso una versión que se relata en la Biblia (Hechos 8:26-39).

La forma básica es la siguiente: La leyenda cuenta que una joven vestida de blanco con un vestido rasgado (a veces de novia y otras de luto) aparece frente a los viajeros a la vera de los caminos, por lo general cerca de una curva peligrosa. Les pide a los viajeros que la lleven, cuando la suben por lo general transcurre un tiempo en silencio total, y luego ella desaparece del vehículo en movimiento. Se suele contar luego que el viajero termina enterándose que la mujer había muerto en un accidente o de alguna forma trágica. La versión que la viste con traje de bodas dice que ella murió con su novio.

Esta misteriosa aparición puede tener varios significados; siempre que la chica aparece haciendo autoestop pueden ocurrir varias cosas, una es que ella te alerte de la curva peligrosa en la que ella misma se mató. También la chica te puede causar ella misma la muerte o indirectamente por no alertarte del peligro de la curva.

En sus versiones más antiguas la joven paraba a los jinetes para que la subieran al carruaje, o a la grupa de su caballo. Al igual que la leyenda actual el objetivo de esa misteriosa joven era alertar a quien le parara, y también se decía que la chica podía adivinar el futuro sobre lo que pasaría, pero aquellos que no parasen con su señal sufrirían un terrible final.

Hoy en día esta leyenda sigue presente, se encuentran muchas versiones, identificada con muchos nombres como la chica de la curva, la curva de la muerte, la muchacha del baile, o con otros nombres.

Una de las versiones que explica el porqué la chica va vestida de novia es La curva de Torreseca:

Según cuenta la leyenda esto sucedió durante una noche lluviosa, sobre las 11:45 de la noche una pareja de recién casados se dirigía a su viaje de novios, ambos estaban felices, aunque el muchacho conducía de una manera temeraria y la chica le preguntó:

-¿No crees que vas muy deprisa? -!No!-dijo él-.!Vamos, voy a setenta! -Sí, pero está lloviendo- replicó ella cada vez más inquieta. -No te preocupes...

Justo después, el coche patinó, se deslizó por la carretera y cayó por el barranco al pie de una curva muy cerrada; los dos murieron en el acto.

Al año siguiente en esa misma curva comenzaron a surgir una serie de rumores sobre una misteriosa joven la cual avisaba a los conductores sobre el terrible peligro que allí se encontraba.

 

 Interlocutor: Hasta aquí llega la historia resumida… ¿Es posible que se trate de experimentos extraterrestres como los de Jack el Saltarín? A lo que me refiero es que quizás las Damas de Blanco que aparecen en los castillos son directamente fantasmas y los autoestopistas fantasma serían directamente extraterrestres… ¿Es así?

Ruanel: Descarta a los extraterrestres por completo, y al hecho de que sean teletransportados para hacer sus apariciones, pues en todos los casos se trata de espíritus del Error del plano 2, que en algunos casos hacen bromas jugando con los viajeros y en otros casos tienen un apego tan grande que hacen doble foco, uno para ser visualizado en forma humana –recuerda que las entidades espirituales son trazos– y otro para ser reconocidos, materializándose por lo general como han sido vistos en su última encarnación.

Es cierto que hubo casos de mujeres que estaban a punto de contraer matrimonio y han sufrido accidentes, a veces también muriendo el novio, cuyo apego al plano físico es tan grande que se crean en su plano 2 una fantasía conceptual donde todavía sienten que están “vivas”, que sienten que están encarnadas, y entonces interactúan con el plano físico deteniendo a los carruajes y haciendo las escenas conocidas. 

Interlocutor: Pero hay relatos que dicen que han tocado a estas apariciones y las sintieron reales…

Ruanel: Eso no es cierto… Lo que ocurre es que en estos casos los espíritus del plano 2 hacen una especie de foco energético como para que el conductor o los pasajeros ocasionales del vehículo creyeran que estaban tocando un cuerpo sólido. Y una vez que cumplían este pequeño objetivo, como un capricho egoico, automáticamente dejaban de hacer foco y, como consecuencia, también de ser visibles para los viajeros encarnados.

Interlocutor: ¿Y los males que se dicen que ocurrían después de estos hechos?

Ruanel: No, eso es una fantasía. Lo que sucedía es que si el conductor no lo levantaba, si el espíritu era muy vengativo se transportaba delante de los caballos y les hacía frente como para espantarlos, y entonces sí se producía un accidente.

Recuerda que son seres del plano 2, y aparte no es una sola entidad la que se aparece. Hubo muchísimos casos de este tipo a lo largo de la historia. Ten en cuenta que los espíritus, en los distintos planos, se contactan entre sí, y como muchos tienen historias y vivencias parecidas en el plano físico, hacen como una especie de comunidad o cofradía, “la comunidad de las novias abandonadas”, “la comunidad de las novias muertas”… Estos ejemplos simplemente los doy para ilustrar mejor estos hechos. De cualquier manera se trata de sucesos excepcionales, no meramente rutinarios…

Interlocutor: Entiendo… ¿Qué es eso de que generalmente se aparecen al lado de una curva peligrosa? ¿Es porque en esos lugares esos espíritus han tenido un accidente?

Ruanel: Sí, es por esa razón, te lo confirmo.

Interlocutor: ¿Tienen la bondad de advertir el peligro que significa ese lugar?

Ruanel: No, al contrario, siendo un lugar peligroso lo que hacen con su actitud es provocar un accidente, por lo que son también responsables kármicamente de de la muerte del conductor y de los eventuales pasajeros.

Interlocutor: Está claro… En concreto, entonces, tanto los autoestopistas fantasma, como las apariciones en los castillos, son espíritus del Error que forman comunidades…

Ruanel: Estos espíritus del Error del plano 2 tienen un apego tan grande que no se quieren despegar del plano físico… Obviamente ya no están en el plano terrenal, y por eso hacen foco para ser visualizados…

Interlocutor: ¿No es otra cosa que eso?

Ruanel: No es otra cosa que eso.

Interlocutor: ¿Así de simple?

Ruanel: Así de simple… Les brindo toda mi Luz y dejo paso a Radael.

Interlocutor: Bien, hasta luego Maestro, y gracias… ¿Ya estás incorporado, Radael?

Radael: Así es…

Interlocutor: ¿Te parece que empecemos directamente o darás algún pequeño mensaje antes?

Radael: Quiero sólo comentar brevemente que la mayoría de las entidades espirituales desean encarnar. Lógicamente surge la pregunta de por qué queremos encarnar si en el plano físico estamos expuestos a infinidad de factores adversos. El propio Maestro Johnakan dice, precisamente, que el plano físico es un enorme pozo gravitatorio que atrae, atrae, y ni siquiera la luz sale de él. Naturalmente que esto lo dice en forma figurativa.

Entonces, si tenemos en el plano espiritual la oportunidad de comunicarnos conceptualmente sin necesidad de sentir dolores, la pregunta es a qué se debe esa “ansiedad” por encarnar.

Primero, por la experiencia, la experiencia de seguir sumando vivencias. No es cierto que se encarne solamente para elevarse espiritualmente o para revertir karmas, porque uno puede revertir karmas desde el plano espiritual, apoyando, alentando, consolando.

No es cierto entonces, reitero, que solamente se revierten karmas desde el plano físico. Pero sí hay una avidez de encarnar para sentir los sentidos físicos. Puede parecer algo superfluo, pero no lo es. Esto es lo que quería decir…

Interlocutor: Bien, lo primero que quería preguntarte es algo que me quedó pendiente de aclarar, y es el episodio que me ocurrió cuando iba con el Fiat 600, por un camino totalmente desierto, hacia la Rioja, desde la ciudad de San Juan, donde me encontré con dos chicos, un niño y una niña, respectivamente de más o menos cinco y siete, y que cuando me detuve me pidieron agua. Recuerdo que me asombró encontrarlos en ese lugar donde no había un alma ni vegetación en varios kilómetros a la redonda.

Los chicos estaban pobremente vestidos aunque muy limpios, pero el tachito con el cual me pidieron agua estaba oxidado.  Les pregunté para qué era el agua y me dijeron que para beber. Entonces les di tres botellas de un litro llenas de agua fresca y me quedé con sólo medio litro.

Este acto fue casi un suicidio, porque más que para tomar, el agua la llevaba para el radiador del vehículo, ya que es sabido que el motor del Fiat 600 calienta y consume agua a rabiar. Quedarme varado en ese sitio desierto, donde parecía que nadie transitaría, era toda una locura. Pero en ese momento no pensé en mí sino en ellos.

También les di toda la comida que tenía y más no porque no tenía. Creo que lo único que sólo les di un poco fue dinero –mucho no tenía tampoco– porque pensé que allí no les serviría.

A lo lejos, a 70 metros, estaba una mujer que supuse era la madre, pero lo curioso es que la vivienda era muy pequeña, no creo mayor de dos metros por lado y alrededor sólo había desierto. Ni siquiera se veía un solo arbolito y la tierra estaba completamente reseca y cuarteada por el inclemente sol.

Me bajé del auto como para estirar un poco las piernas mientras los niños iban hacia su madre, que me agradeció con un gesto de una de sus manos.

Luego, consternado y sin poder explicarme lo que había sucedido, y sabiendo que nada podía hacer más por ellos, seguí mi camino.

Cuando consulté este suceso en sesión, no recuerdo si fue el Maestro Ruanel o Johnakan, se me dijo que eran dos entidades angélicas que se materializaron para probarme.

Hasta aquí todo estaba claro, pero me quedó la duda sobre si esos chicos eran exteriores a mí o todo sucedió en mi mente. La pregunta es si un tercero que hubiera visto la escena también habría percibido a los niños y a la madre.

Radael: Fue un hecho exterior. No fue en tu mente. Fue hecho por las entidades angélicas que hicieron un foco energético para que tú las visualices.

Interlocutor: ¿Pero otro también podría haberlos visualizado?

Radael: No, vibraban únicamente en tu sintonía visual. Así como cada ser humano tiene un aura que vibra en una determinada sintonía, también hay otra aura que vibra en la misma sintonía, como por ejemplo la de las almas gemelas, como dice Johnakan. Y también cada órgano del cuerpo vibra en una determinada sintonía. Entonces, cualquier entidad espiritual puede hacer un foco energético como para que cada ojo visualice algo que el ojo de otra persona que esté al lado no pueda captarlo.

Interlocutor: ¿Concretamente, entonces, a pesar de que los niños eran una apariencia exterior sólo yo podía percibirlos, y un tercero presente en ese momento no hubiera visto nada? Salvo, por supuesto, que conversaba con el aire…

Radael: Correcto. Y esa persona hubiera pensado que tu decodificador estaba averiado.

Interlocutor: La intriga es qué sucedió por ejemplo con las botellas que yo les puse en el tachito a los niños y las otras cosas que les di. Lo pregunto porque cuando me fui ya no las tenía en el vehículo, habían desaparecido…

Radael: No desaparecieron, tú las dejaste al lado de la ruta.

Interlocutor: ¿Afuera del vehículo?

Radael: Así es.

Interlocutor: ¿Tú me estás diciendo que las tres botellas de agua, la comida y el dinero, todo quedó en el piso tirado?

Radael: Correcto.

Interlocutor: ¿Un tercero, entonces, sólo hubiera visto que yo tomaba todas esas cosas y las depositaba en el suelo entregándoselas a nadie como si estuviera alucinado?

Radael: Así es. Y si alguien más tarde las encontró hubiera dicho “gracias, Dios, por este pequeño regalo”…

Interlocutor: ¡La verdad es que no puedo menos que reírme!

Radael: Ten en cuenta que a diferencia de los espíritus de los planos densos, las entidades angélicas no hacen bromas ni juegan con las expectativas de las personas, sino que todo lo hacen para bien porque son seres todo amor. Simplemente lo que sucede es que a veces se trata de pruebas para ver la misericordia de una persona, su compasión, su desprendimiento, y de esa manera, como decís vosotros en el plano físico, “sumar puntos”. Y lo has logrado…

Interlocutor: Entiendo… Bueno, este suceso ahora lo tengo perfectamente claro… ¿Qué te parece si vamos ahora al momento en que sales, o mejor dicho salimos, de la Octava Esfera y ascendemos al plano 2… Creo recordar que en la sesión anterior dijiste que no nos sentíamos a gusto en ese nivel…

Radael: Visualizo que en un momento determinado me preocupo, conceptúo a infinidad de seres que tienen un desgarro interno, conceptual…

Interlocutor: ¿Estamos hablando del plano del Error 2?

Radael: No, estamos hablando del plano -2, de la Octava Esfera… Conceptúo, y al conceptuar automáticamente algo se desgarra dentro mío, se desgarra conceptualmente, se entiende, y subimos de plano porque pensamos en el otro.

Interlocutor: ¿Es decir que el solo hecho de pensar en el otro nos hizo subir de plano?

Radael: Así es… El plano 2 es un plano de intolerancia, es un plano de competencia, es un plano de crueldad. Así como en la Octava Esfera todos sufren el dolor del otro, y millones de dolores en un solo ente conceptual, y es absolutamente insoportable, en el plano 2 eso no sucede porque la tortura es individual, propia de cada uno, la tortura de competencia, la tortura de querer ser, la tortura de trascender, la tortura de sentirse importante, la tortura de no sentirse importante, la tortura de crecer, la tortura de ocultarse, la tortura de no comunicarse, la tortura de querer comunicarse con todos… Cada ser es distinto, pero cada uno tiene su propia tortura egoica…

Interlocutor: Pero en ese lugar no estábamos a gusto…

Radael: Aparte queríamos más, queríamos… Es como si algo se hubiera iluminado dentro nuestro y así ascendimos al plano 3. El plano 3, que muchos piensan que es un plano donde ya pasó todo, que es un plano donde lo único que se piensa es en elevarse, sigue siendo un plano del Error. Y si bien no es un plano de extrema crueldad como lo es el plano 2, es un plano donde cada espíritu conceptúa “yo no me merezco estar aquí”, “yo soy un maestro”…

Puede haber una competencia como en el plano 2, pero mas sutil, menos cruel… No buscan hacer daño al plano físico ni meterse en el cuerpo de deseos, sino que se preocupan más por ellos mismos, pero no dejan de ser yo, yo, y yo… No dejan de tener ese tremendo ego…

El plano 3 es un plano egoico, tan egoico como el plano 2, pero desde otra problemática, de la problemática de la confusión, de la problemática de decir “yo quiero servir, yo quiero ser útil, ¿por qué estoy aquí, yo no me merezco esto”.

Llegan a enceguecerse conceptualmente, porque siempre cuando hablamos de falencias, nunca son falencias físicas, son falencias espirituales. Es una ceguera espiritual de no entender que si esa entidad está en el plano 3 es porque, precisamente, el lastre que en ese momento tiene no le permite llegar al plano de Maestría 4.

Interlocutor: Todo esto está claro, Radael… Antes de seguir, lo que deseo saber es si antes de nuestra encarnación como Maurice Dubois –que fue aquella en la que terminé siendo verdugo en un castillo, y que al desencarnar nos envió otra vez a la Octava Esfera–, hubo otra anterior.

Radael: Sí, hubo una anterior donde encarnamos como mujer.

Interlocutor: ¿Hay algo importante como para recordar de esa encarnación o fue anodina?

Radael: Al desencarnar quedamos en el plano 3.

Interlocutor: ¿O sea que no hubo cambios?

Radael: Así es.

Interlocutor: Bien… Estamos en el plano 3 después de desencarnar como mujer. ¿Por qué decidimos encarnar otra vez? Lo que me interesa es aclarar, antes de continuar, cómo se reencarna…

Radael: Para encarnar, simplemente se intenciona…

Interlocutor: A ver si entiendo… Yo, espíritu, intenciono encarnar ¿y ya está? Supongo que antes de encarnar tenemos que consultar con los Lípikas…

Radael: No, porque impera el libre albedrío. Si se consulta con los Lípikas es solamente para que den una orientación de una mejor opción. Pero ellos no ordenan encarnar. Impera el libre albedrío divino en todo…

Interlocutor: ¿Un espíritu del Error, por ejemplo, sabe encarnar así como así?

Radael: Sí, por supuesto. Intenciona y encarna…

Interlocutor: Bien, entonces estamos en el plano 3, ¿qué sucede? ¿Tenemos ansias de encarnar? ¿Cómo es el proceso?

Radael: Tenemos ansias de vivenciar, ansias de volver a vivenciar, porque en el plano 3 hay mucha confusión, hay sentimientos de culpa, esos sentimientos de culpa de decir “entonces fui yo el que hice algo”… Pensemos que los roles del ego están, como decís vosotros en el plano físico, a la orden del día. Entonces, los roles del ego, es como que te “volvieran loco”, y lo digo entre comillas porque en el plano espiritual no hay nada de esto. No existe la locura en el plano conceptual, sino la confusión.

Interlocutor: ¿Pero hay ansias de encarnar aun sabiendo que sólo encarna el 10 %?

Radael: Si, por supuesto, porque ese 10 % te transmite todas las vivencias… Tú me transmites a mí todas las vivencias. Pero esto es una cosa lógica…

Interlocutor: Pero te transmito todas las vivencias como desde afuera, porque no te involucras…

Radael: Así es, no me involucro, pero muchas veces, cuando un 10 % determinado comete tal error, tal tropelía, y a veces el Thetán está en el plano 4, el Thetán dice ¡oh, oh!, ¿en qué problemas me está metiendo este 10 %? Y entonces trata de enviarle a su cuerpo causal el mensaje de conciliación, el mensaje de serenidad,  y obviamente no es escuchado, porque, y esto te lo he dicho infinidad de veces, cuando yo me comunico contigo tú no vas a escuchar una palabra terrenal en el oído, sino que vas a tener una idea, un concepto…

Lo que ocurre es que el ruido del plano físico va a hacer que no percibas esa idea, ese concepto, y vas a seguir con la tuya…

Interlocutor: Entiendo… Decidimos, entonces, encarnar… ¿Qué hacemos después?

Radael: Directamente intencionamos…

Interlocutor: ¿Nos tiramos y ya está?

Radael: No existe el “tirarse”, eso es una imaginación de los escritores terrenales.

Interlocutor: Lo que quiero saber es cómo es todo el proceso de la encarnación, ya que es un tema que nunca se tocó.

Radael: Yo soy espíritu y deseo encarnar en tal familia. Sé que tal mujer está a punto de engendrar, y seguramente va a haber un choque de intereses con otros espíritus, quizás centenas, que quieran encarnar allí.

Interlocutor: ¿Y entonces?

Radael: Llega el que intencionó primero. O sea que no hay nada más simple que esto. Tú de repente en el plano físico estás en una ciudad gigantesca y buscas un auto de alquiler, corres hacia uno vacío y otro te gana de mano y lo toma primero y tú te quedas en medio de la calzada frustrado. Bueno, salvando la distancia, llega el que intencionó primero.

Interlocutor: ¿Así de simple?

Radael: Así de simple. Y a veces hay tantas entidades esperando encarnar que los espíritus están al acecho, y más en aquella época en que no había tantas mujeres que engendraban, por lo menos en este planeta…

Interlocutor: Para mí esto es toda una novedad…

Radael: Tu pregúntate lo siguiente: Espíritu puro, deseas encarnar, pero no hay una entidad humana que en este momento está gestándose. Por más que intenciones no vas a encarnar porque no hay habitáculos disponibles…

Interlocutor: Bueno, pero si no será en un habitáculo de este planeta puede ser de otro, de la misma forma que si uno no toma un taxi puede tomar el siguiente…

Radael: Correcto, es así de sencillo, pero lo que no es sencillo es la misión que tú te propongas…

Interlocutor: A ver, vayamos por partes… ¿En qué momento se encarna?

Radael: Cuando se empieza a gestar la entidad en el útero…

Interlocutor: ¿Así tan simple?

Radael: Así es… Nuestra avidez de misión, por miles de razones, siempre depende de aquellos espíritus que encarnaron antes. Te nombro algunas como para concluir porque quiero dejar descansar al receptáculo que está bastante agotado.

Puede suceder que haya un aborto por accidente, puede haber un aborto provocado y la entidad que encarnó de repente se encuentra nuevamente en el plano espiritual…

Si es una entidad maestra va a comprender, no a compartir, el pensamiento de aquellos que lo sucedieron, y de alguna manera va a sentir compasión o misericordia por aquellos seres que quedaron en el plano físico.

Si es una entidad del error, que quería encarnar por capricho, para sentir el plano físico o lo que fuera y de repente es abortado, va a sentir odio, rencor, ánimo de revancha contra esos seres que le han cortado esa posibilidad, porque tiene que volver otra vez a la espera de encarnar.

Esto por un lado. Por el otro te pueden cortar la misión de otra manera. Tú de repente amas la Filosofía desde el punto de vista conceptual espiritual, y quieres encarnar como filósofo, y de repente tus mayores, es decir, aquellos que encarnaron antes y que son tus progenitores, desean otra cosa de ti, por ejemplo que seas arquitecto o matemático, y entonces te imponen estas disciplinas y tú te adecuas, te adaptas a esa situación, y tu deseo de filosofar queda disuelto en la nada.

Entonces, no siempre determinada misión se cumple, pues depende mucho del azar. Por ejemplo quieres estudiar Medicina para ser un médico de renombre y terminas siendo contador.

Quizás tú te preguntas cómo hago yo, o sea tú, una vez encarnado, para recordar lo que como espíritu planifiqué. La respuesta es que no, no me lo recuerdo. Pero como tú y yo estamos conectados, yo, como 10 %, tengo una pequeña noción de lo que quiero hacer, pero como soy un niño no lo recuerdo. Algo pasa por mi mente: “¿Qué es lo que está sucediendo, a mi me gustaría hacer tal cosa cuando sea grande”, como dicen los pequeños.

A medida que tú vas creciendo se va gestando ese deseo de ser filósofo. Pero hay infinidad de razones que pueden impedirlo. De repente tienes un hermano que está estudiando otra cosa y te entusiasmas con esa materia y entonces se te borra de la mente la idea de ser filósofo. 

Interlocutor: Vamos a esta encarnación nuestra. Yo tengo mucha facilidad para la escritura y no tengo facilidad por ejemplo para la música, porque la misión mía no era ser músico sino escritor. Perfecto…

Radael: ¡Pero tienes un gran oído para la música!

Interlocutor: Mi pregunta apunta a saber cómo digo yo, Radael, como espíritu, “bueno, tengo gran capacidad para la escritura y voy a encarnar para ser escritor”, ¿o tenemos capacidad para todas las materias, para las matemáticas, para la pintura, para la escultura, etc. ?

Radael: Es muy simple. Tenemos aprendizajes de acuerdo a lo que hemos vivenciado en encarnaciones anteriores. Si tú en una encarnación anterior has sido experto músico, al desencarnar ese 10 %, ese rol de músico va estar en mí como espíritu 100 %. Voy a tener el mismo conocimiento que tenía ese 10 % mío encarnado.

Interlocutor: Vamos a suponer que Radael es experto ajedrecista, experto músico, experto escritor, experto pintor, experto actor teatral, pero elige la misión de ser escritor, ¿cómo anula las otra habilidades?

Radael: No las anula…

Interlocutor: ¿Pero entonces como hace para que una vez encarnado prime una habilidad sobre las otras?

Radael: Tiene que ver con la genética del receptáculo que se ha elegido para encarnar. La genética tuya como 10 % elimina, por así decirlo, el resto de las habilidades, habilidades que yo como espíritu sigo teniendo, pero aunque te las transmita no las vas a desarrollar porque vas a tener un impedimento físico-genético.

Interlocutor: ¿Eso quiere decir que mis padres, en esta encarnación, eran aptos para que yo, como 10 %, desarrollara especialmente la escritura?

Radael: Correcto.

Interlocutor: ¿Y ésa es toda la historia?

Radael: ¡Ésa es toda la historia! De la misma forma como el receptáculo que me alberga en este momento también es escritor pero pésimo dibujante.

Interlocutor: Para concluir y luego continuar en la próxima sesión, ¿cuál era la misión que quisimos realizar al encarnar como Maurice Dubois? Supongo que uno no decide encarnar como verdugo… ¿Un espíritu del plano 2 puede querer encarnar para ser verdugo, por ejemplo?

Radael: A veces sí. Pero un espíritu del plano 3, a pesar de su confusión siempre trata de apuntar hacia la Luz, no hacia lo denso.

Interlocutor: ¿Pero cuál era nuestra misión?

Radael: La misión era tratar de ser un asesor de personalidades de poder. Pero todo eso al encarnar desapareció. Hubo infinidad de factores que conspiraron en contra de esa misión, como por ejemplo la misma época y el entorno. A veces también influye obstaculizando la misión el entorno que rodea al ser encarnado. El entorno afecta mucho. Por eso se habla de que la mayoría de los seres del plano físico están condicionados.

Interlocutor: ¿El espíritu vive como un riesgo, como un juego, el hecho de encarnar

Radael: Sería una falta de respeto al espíritu decir que lo vive como un juego.

Interlocutor: Me refiero al juego en el buen sentido… Podríamos haber encarnado en Antares 4 si hubiéramos querido…

Radael: Digamos mejor que lo vive como un riesgo… El lenguaje hablado es muy pobre comparado con el concepto espiritual… Es muy cómodo encarnar en Antares 4 siempre, porque es un mundo donde todos se brindan con todos. Generalmente, si tu quieres un buen aprendizaje vas a encarnar en un lugar donde seas necesario. Esto es lo más importante.

En un momento determinado hemos leído un libro ficticio donde había un mundo que era todo felicidad, todo paz, donde todo el mundo vivía como una época de vacaciones, y tú lo hablaste con este receptáculo y este receptáculo te comentó que si existiera un mundo así sería un mundo completamente egoísta, porque el verdadero camino de elevación hacia la Luz es el compromiso. Y un mundo donde todo es “felicidad”, felicidad entre comillas, donde no existen el compromiso, por lo menos el 90 % de sus Thetanes estarían en el plano 3… Hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta luego Radael, la próxima sesión continuamos con este tema.

 

ESTE LIBRO SE CONTINUARÁ CON NUEVAS SESIONES