Índice

Sesión 24/01/2016 Mensaje para estos tiempos de cambio

Grupo Elron

 

Sesión del 24/01/2016

Médium: Esperanza.

Entidades que se presentaron a dialogar: Maestro Jesús, Maestro Johnakan Ur-El (Juan Zebedeo) Maestro Siddhartha-Gautama y Orbelian (Yo Superior de la médium)

 

Animosa canalización donde confluyen varios grandes Maestros. Nos proponen paciencia, comprensión y ilusión ante los cambios que están preparados en el plano suprafísico para este mundo, la Tierra. Ya están ocurriendo pero deben materializarse. Costará nuevas encarnaciones, varias generaciones, pero si el Maestro Jesús, Johnakan, Siddhartha y Orbelian confían en ello, ocurrirá.

 

 

 

MAESTRO JESÚS

 

Maestro Jesús: Hola, soy el Maestro Jesús. Voy a dar un mensaje en representación de la Jerarquía Planetaria.

 

Muchas veces hemos hablado sobre la importancia de comunicar información valiosa para la elevación espiritual. Es un esfuerzo que diariamente hacemos muchas entidades, entre las que me incluyo, por ayudar a los espíritus encarnados en este mundo, Sol 3.

 

Estamos en un tiempo importante porque hay varias cosas que están cambiando en vuestro mundo aunque quizás no os hayáis dado cuenta. Hay varias cosas que se están decantando hacía nuevos caminos. Es un momento de conflicto porque los paradigmas viejos y los paradigmas nuevos chocan. La resistencia a las nuevas ideas es algo que conocemos bien. La propia naturaleza y el propio clima político-social están agitados. Los seres humanos se vuelven más hacía dentro intentando obviar la realidad de afuera como si tapándose los ojos y los oídos pudieran pasar de todo aquello que está ocurriendo ahí fuera. No es exclusivamente por desinterés sino también como una manera de buscar la calma y el auto-control. Todos los cambios que están aconteciendo, unos tras otros, generan sensaciones de descontrol pudiendo hacer daño al ser humano en su manera de ver las cosas, en sus conceptos preconcebidos. Es como aguantar una sucesión de olas de diferentes intensidades. Es un momento de embates energéticos y esto se manifiesta físicamente en cambios que estáis viviendo ahora. Por esto, muchos de vosotros os sentís confusos.

 

De pronto, aparecen a vuestra conciencia de hoy temas antiguos, bien de esta vida o de vidas pasadas. Son lecciones kármicas que están insistentemente llegando al concepto de los seres encarnados presionando su resolución en el momento actual como si no quedara tiempo para comprender dichas vivencias y extraer su sabiduría espiritual. Sí que hay tiempo, pero ahora es un momento propicio para libraros de ellas a través de la comprensión. No es algo que se viva de manera individual. La sensación de que es tiempo de cambios lo está viviendo toda la especie humana encarnada en este planeta, pero también los demás seres vivos del reino animal y vegetal, así como todas las entidades de carácter espiritual que trabajan en este mundo físico o con los seres encarnados en el, los reinos elemental, espiritual y angélico; igualmente todas las Energías Divinas y entidades más elevadas de diferente naturaleza. Todos estamos notando cambios.

 

Es un momento de transición. Se puede asimilar a esas grandes mudanzas donde uno se quiere mudar a un nuevo hogar. Se genera estrés, incertidumbre, no se sabe si se puede llevar todo el equipaje, que precio se tendrá que pagar por el peso extra del equipaje (lecciones no entendidas, apegos), si perderemos algo en la mudanza bien porque no lo podíamos portar, bien porque lo olvidamos, bien porque no lo queremos. ¿Cómo será la nueva casa? ¿Será mejor, será peor? Aparece el miedo, aparece la inseguridad. ¿Podré acomodar todo lo que traigo de mi casa antigua en la nueva? ¿Entrará la decoración? ¿Funcionará todo lo que he construido hasta ahora en este nuevo entorno? ¿O tendré una casa nueva de la que me sentiré orgulloso, pero tendré que volver a cambiar toda la decoración? Metáforas que nos sirven para entender lo que está ocurriendo. La corriente energética que llega al mundo trae nuevas percepciones, nuevas conciencias espirituales, la sensación de un cambio de era y de un cambio en el planeta. Esto es lo que causa incertidumbre, si eso hacia donde nos dirigimos será el lugar soñado del que tantas veces se ha hablado y si será de esa manera en que se ha dicho. Si se podrá uno adaptar a ello o si una vez llegados también va a generar discrepancia porque haya que limar de un lado o de otro. O en metáfora, porque vais a tener que meter 5 litros de agua en una botella de 10 litros y se quede medio vacía, o 10 litros en una botella de 5 litros, y se desborde.

 

Como miembro de la llamada Jerarquía Planetaria, vengo a hablar a través del canal para explicar esto. Para inspiraros paciencia. A aportar ánimos a todos los seres de este mundo para que conserven la calma y que recuerden que después de todo cambio viene el sosiego. Que cuando uno tiene que hacer un cambio, igual que cuando uno tiene que hacer una mudanza, es necesario mover muchas cosas y requiere de mucha paciencia. Lo sé, lo reconozco y me hago cargo de la incomodidad que se siente porque genera incertidumbre, malestar. Podéis llegar a sentir que no estáis a gusto en vuestros hábitats, ambientes y hogares, que incluso os halláis extraños en vuestro propio cuerpo físico. Como dije, es porque vuestro campo energético y mental está a rebosar, las cosas del pasado vuelven para ser resueltas. Es momento de mucho cambio y de mucho revuelo.

 

Reitero mi mensaje para transmitiros paciencia. Todo cambio es costoso, todo cambio es a través de muchas etapas. Todo cambio ha requerido mucha planificación, mediación, y acuerdo entre todas las partes para poder llevarlo a cabo satisfactoriamente en el momento de materializarlo. No obstante, no podemos evitar estos efectos colaterales, estos movimientos indeseados. Todo viaje emprende una sensación de riesgo y comprende una sensación de incertidumbre. Por eso, acudo a dar un mensaje para todos, para todas las personas que puedan escucharme y para todas las personas a las que yo pueda llegar por otros medios. Alentaros en paciencia, en amor y en empatía hacia el otro, y contaros que este cambio es necesario. Saldréis más fuertes y nutridos de él. Que lo viváis desde la sensación de mejorar. En ningún momento esto es una especie de karma planetario o una especie de castigo donde estamos azuzando seres vivos de todos los estratos de la creación o seres espirituales para ponerlos a prueba y sacarlos de esta nueva etapa o no. No, para nada es eso. 

 

Lo que ocurre es que toca ir más allá de lo que hemos ido hasta ahora, porque a medida que avanzamos en el juego de la vida las fichas con las que jugamos se quedan cortas. Ocurre que solamente replican de nuevo todo lo que ya sabemos. Los mismos aprendizajes, las mismas situaciones kármicas, los mismos problemas... Para que tengamos una nueva perspectiva diferente y haya luz nueva es necesario un cambio y una elevación una octava superior. Y para hacer eso, hay que sujetar bien todo el equipaje en todos los lugares, de todas las maneras. Hay que tener en cuenta hasta al último de los insectos de este mundo, hasta la hierba más pequeña de este planeta, hasta el último ser humano encarnado en el rincón más recóndito de la tierra al igual que todas sus contrapartes espirituales, cada una en un momento evolutivo, así como cada línea energética de esta Tierra, ese gran entretejido que conformamos entre todos a nivel material y espiritual. Es un cambio de una delicadeza sutil y muy importante.

 

Por ello este mensaje de paciencia, de calmar incertidumbres, de contener la expectación. Es importante señalar también que esto no es un fin. Que nadie lo vea a nivel de fin de mundo, porque cuando se perciben cambios y uno asoma las narices al precipicio la mente racional se cubre de miedo ante el vértigo y piensa que todo se va a acabar. No es un final, va a ser una continuación. Pero sí notaréis incomodidad y cambios en todos vosotros, porque para avanzar en este sentido, sí que requiere de haceros un traspaso de vibración. Como si en lenguaje moderno, quisiéramos mudar un foro a través de servidores, a un dominio mejor y que dé nuevas opciones. Esto requiere de mucha planificación previa, durante y posterior.

 

Y esto es lo que estáis notando, ambientes enrarecidos, naturaleza enrarecida, posturas humanas enrarecidas. Estáis notando todo esto en este momento. Se están alzando las voces que intentan buscar un cambio, que intentan ir más allá, que intentan hacer una nueva justicia social, que intentan ser más respetuosos con el planeta, con la pluralidad viéndolo de una manera mucho más global y empática, consciente y reconociendo el valor de cada parte.

Este es el nuevo aprendizaje que viene. Pero para que se materialice del todo aún vamos a tener que estar décadas trabajando en ello, ya lo he contado a través del canal alguna vez. Primero ocurre el cambio desde el mundo espiritual, segundo se materializa en lo físico. La revolución ya está hecha en lo espiritual. El cambio energético ya está hecho. Ahora lo que va a pasar es que hasta que se materialice van a pasar décadas o siglos. Entonces, los seres que habitáis en este mundo, que tenéis consciencia, con esta encarnación que tenéis ahora en curso, estáis entre dos corrientes (vieja y nueva) y es cierto que va a ser incómodo, que va a ser una encarnación retadora. Pero también os digo, podéis entrar hacia el interior vuestro y obtener vuestras respuestas, incluso esas personas que no tienen conciencia del mundo espiritual, no importa, hay mucha gente que aún sin tener conciencia del mundo espiritual tiene conciencia social, conciencia ética. Mirad hacia los ojos de los demás, no sólo vosotros estáis agitados, todo el mundo está agitado porque todo está cambiando, y el consuelo lo podéis hallar en las nuevas maneras de relacionaros e intercambiar altruistamente con los demás.

 

Vais a ser pioneros y genuinos en nuevas maneras de hacer las cosas en este mundo. Por ello, os doy las gracias y os felicito porque todos los que han decidido encarnar y estar aquí en esta época, sabían de este cambio, de que tocaba este espacio, sabían que no iba ser fácil. Muchos lo eligieron porque podía ser un aprendizaje acelerado y rápido, un "quita-karmas” (aprendizaje de lecciones kármicas) eficaz y resolutivo. Otros espíritus lo eligieron porque se iba a acabar la manera de vivir en la Tierra tal y como se conoce ahora, y querían aprovechar una última encarnación para poder hacer aquello que luego les iba a ser más difícil de hacer aquí. A esos espíritus que están en un momento de conciencia donde aún les gusta dominar o poseer se les irá acabando esta manera de hacer poco a poco aquí, por eso también a nivel social tantos casos de corrupción, abusos de poder, etc. Han venido todos corriendo, porque se acaba, se va acabando esta manera de hacer las cosas. Y querían vivir una última encarnación en la Tierra con todas las ventajas que tenía este lugar. Pero también ya hay suficientes seres encarnados con una capacidad conceptual amplia de entender el mundo que viene, que han sido capaces -a pesar de la injusticia-, de entender situaciones, defenderse y avanzar, denunciar, sacar por delante lo que no está bien y posibilitar entre todos el cambio.

 

A nivel animal también os comento que los animales que están viniendo junto a vosotros a completar este espacio son animales cada vez más conscientes. A medida que vuestra consciencia es más amplia y sois más empáticos con ellos y les deis el tiempo que merecen, vais a descubrir muchas cosas muy importantes por ellos. Ellos también han evolucionado en cada uno de sus organismos a lo largo de los siglos de su especie y del progreso universal. Y no es lo mismo un espíritu encarnado en un perro de hoy, que el que encarnó hace 3.000 años. No tiene nada que ver. El de hace 3.000 años estaba más primitivo quizás, era mucho más impetuoso e impulsivo, tenía una menor capacidad conceptual y no había desarrollado factores de empatía y concientización hacia otros seres. Los espíritus que hoy encarnan en perros u organismos similares son mucho más conscientes del papel que ocupan en este mundo. Ocupan papeles de servidores incondicionales a aquellas personas que los cuidan, equilibradores de lugares y de conflictos entre humanos, ayudadores, aportadores de apoyo y de energía. Muchos animales están teniendo está consciencia de que están aquí por algo fuera ya de su programa básico de alimentación-supervivencia. Hay muchísima más conciencia entre los animales de todas las especies, cada uno según sus pautas evolutivas.

 

Esto abre también una nueva puerta, porque en la medida de que ellos avancen su conciencia y vosotros como seres humanos también, llegará un momento donde os tendréis que plantear nuevas conclusiones éticas sobre como relacionaros con ellos y será uno de los retos a abordar de cara a los milenios venideros.

 

En cuanto a las plantas deciros que así como tienen menos conciencia en general que el mundo animal sí que tienen gran conciencia de cómo está la calidad de un entorno ambiental actual y por tanto son mucho más sensibles a poder vivir en entornos contaminados o no. Esto es importante. Vais a tener plantas más sofisticadas y más conceptuales, pero también serán más delicadas. Vuestro reto con ellas va a ser otro, si posibilitar entornos naturales aptos para ellas teniendo cuidado con las sustancias que puedan dañarlas o no tenerlo en cuenta y dejar a su suerte su posible extinción. A su vez, va a haber otras líneas de evolución en las plantas que serán más resistentes a nivel biológico y van a abrir una vía nueva de evolución donde también tendrán más conciencia. Ellas también saben cuál es su función en este mundo y lo hacen. Así que os corresponde a vosotros como seres humanos tener conciencia y tener un debate muy importante sobre esta contaminación y ese cuidado y respeto al mundo vegetal igualmente.

 

El siglo XXI y el XXII y los que siguen va a ser un momento de cambio de muchas ideas preconcebidas, de muchos experimentos nuevos, porque lo viejo no funciona, de muchas ideas novedosas que se van a poner a prueba, muchas quedarán en el camino porque no serán buenas, otras serán las que os traerán ese futuro de siglos venideros y os ayudaran a asentar la civilización que podáis ser a partir de ahora. Tenéis en vuestras manos la capacidad de modelarla para un nuevo trayecto. Todos los cambios a nivel energético y conceptual ya están hechos, ahora sólo queda que se materialice.

 

En cuanto a cómo está la calidad de los ambientes naturales del planeta, me comentan mis hermanos del reino elemental, que aunque es cierto que el planeta está sufriendo por desequilibrios contaminantes en este momento, están satisfechos porque creen que podrán hacerse cargo lo suficiente para compensar dichas contaminaciones hasta que vosotros, como seres encarnados, toméis conciencia y aportéis vuestro parte al cuidado del medio ambiente. Dicen que podrán llevar al planeta a una nueva era y a una nueva esfera con el ser humano en él, así como con otras muchas especies. Esto viene a razón de la gran preocupación que tenían por los grandes desequilibrios a nivel de contaminación y que habían venido expresando en sesiones pasadas. Se encuentran ya más tranquilos sobre este tema, pero no voy a ser portavoz de decir que con esto ya está todo logrado. Aún hay mucho que hacer, aún hay mucha contaminación, aún hay mucho riesgo para vuestra propia salud y sí que tenéis que poneros las manos a la obra de decidir más sosteniblemente para la Tierra y arreglar los desequilibrios, porque aún puede decantarse el futuro de forma que podáis ser una sociedad más sensible y avanzada a nivel espiritual y tecnológico, pero heredar un planeta mucho menos rico en recursos. También eso es un futuro posible. Así que ahora estáis en el punto de poder cuidar toda esta riqueza de biodiversidad y que continúe también más allá.

 

Este ha sido mi mensaje de cambio de tiempo, un mensaje para todos, para todas las esferas de la Creación a todos los niveles, donde espero que cada uno de los seres sepa hacerse cargo de la parte que le toca y del compromiso que ha adquirido. Ahora, más que nunca, es momento de ser perseverantes y responsables para no dejarnos vencer por lo que es fácil, por el desánimo, por dejarnos llevar, y seguir remando activamente hacia ese futuro prometedor e interesante para el planeta a nivel espiritual y material, donde cabemos todos.

 

Esto es lo que puedo expresar como Maestro Jesús en este momento desde esta Jerarquía del Planeta Tierra.

Gracias por haberme escuchado y haber transmitido mi mensaje. Mi saludo y mi agradecimiento a todos los seres que escuchan y ayudan e intentan hacer las cosas cada vez mejor. Y también a todos aquellos que escuchen este mensaje y dediquen tiempo a reflexionar sobre él. Gracias de todo corazón, desde el respeto y el cariño más absoluto hacia la humanidad y todo este planeta físico como tal. Hasta en todo momento.

 

 

 

MAESTRO JOHNAKAN UR-EL (JUAN ZEBEDEO)

 

Maestro Johnakan Ur-El (Juan Zebedeo): Hola, soy Johnakan-Ur-El y transmito a través de este canal para comentar y secundar el mensaje del Maestro Jesús.

Desde mi posición espiritual también contemplo los cambios del mundo y comparto que es un momento de mucho movimiento donde muchos espíritus están revisando vivencias y su trayectoria evolutiva. Estamos muy comprometidos a nivel de ayudar a los seres espirituales y sus partes encarnadas a comprender las lecciones kármicas de otras vidas.

 

De mi parte siempre he tenido esperanza en el ser humano, llamadme iluso si queréis, pero es verdad que aún en mis encarnaciones más complicadas a nivel de trabas físicas siempre he tenido fe en el ser humano. Me considero un humanista tremendo, tanto encarnado, como desencarnado y creo que a pesar de que a veces hay cosas que son difíciles, los seres humanos son capaces de mejorarlas, de salir adelante y de ser mejores de lo que ya son cada vez.

 

Veo un mundo lleno de esperanza, con una capacidad inmensa de mejorar e ir haciendo cambios que no habíamos esperado o que no podíamos imaginar tiempo atrás. Creo en el altruismo, creo en la empatía más profunda de un ser humano hacía otro y considero que va a ser posible lo que se ha venido llamando un despertar de la conciencia en esta nueva era, una elevación espiritual y un sentido de mayor cuidado hacia los ambientes y todos los seres vivos, sean humanos, animales o vegetales.

 

Me considero optimista y otros me dicen que incluso soy ingenuo a veces por llevar esta faceta positiva al trato con mis hermanos y hermas del Plano Espiritual. Creo que no es así, sino que mi manera de ver las cosas es un soplo de aire nuevo. Cuando otro hermano que es mucho más resolutivo en su concepto dice que hasta aquí hemos llegado, no podemos llegar a más, no se me ocurre como. Yo digo, "Pero siempre hay esperanza. Espera, esperemos, y de la espera también surgen cosas. También hay que tener confianza en cada ser".

 

Esta es mi manera de tomarme las cosas, aunque bromeen sobre ello o se sonrían a veces. "¡Qué risueño eres, que ingenuo y optimista eres!", dicen y yo digo "Bueno quizás sea un espíritu milenario que tiene un alma de chiquillo". Pero creo que esto es lo que puedo aportar al final, ¿no? Lo que hemos hablado muchas veces, si todos pensamos lo mismo y sentimos igual, ¿cómo va a haber riqueza de aportaciones? Sería más difícil. Ya que estamos viviendo una experiencia de división ilusoria por el tema de la encarnación, por el tema del devenir del Universo, pues por lo menos que cada uno también aportemos eso que nos hace únicos e individualizados desde la humildad, desde la tranquilidad del conocer que los demás también son únicos y aportarán aquello que salga de su esencia, desde saber que yo aporto esto y tú aportas lo otro y lo mío es bueno y lo tuyo también y que cada una de nuestras pequeñas partículas que nos hacen únicos son partículas de esa gran Divinidad, de ese Ser-Consciencia universal que nos une a todos y que hace que estemos en constante progreso.

 

Así que mi mensaje es de esperanza. Esperanza para estos años que vienen, esperanza para el ser humano, esperanza por las cosas fabulosas que vamos a ver, y un gran amor por los seres de este planeta que han elegido encarnar ahora aquí. Ese es mi mensaje para vosotros, para quién me quiera escuchar.

Comentaros que es una época de búsqueda, de escuchar, de libertad, de experimentar, donde también hay permiso para equivocarse. Cuando hay tantos cambios, cuando salimos de paradigmas viejos y de repente hay que saltar a un nuevo paradigma y no sabemos a dónde vamos a ir porque estamos innovando... Pues quién innova también se puede caer, ¿no? Soy optimista también en esto, tenemos que innovar, tenemos que buscar, tenemos que conceptuar más allá... Bueno, ¿podemos equivocarnos? Sí. En esto está el reto. Esto significa superar nuestras fronteras de sabiduría y elevación e ir cada vez más allá, en continuo progreso. Y no pasa nada si alguien se equivoca, creo que la equivocación desde una integración de espíritu simplemente es aceptar que me he equivocado. Pues, venga, ahora voy para este otro lado para mejorar con toda la tranquilidad del mundo y siempre con este espíritu de ilusión que nos embarga.

 

Doy muchos ánimos a todos los seres espirituales que están aquí encarnados, sea que estén en seres humanos o en otras formas de vida del planeta. Les doy mi ánimo, ilusión y les invito a soñar y esperanzarse con un futuro que podemos construir entre todos y que cada vez sea mejor para todos. Más acorde y posible para la vida para todos. Que no sea tan desequilibrado para unos, para otros, sino uno más equilibrado, donde todos arrimemos el hombro y reconozcamos nuestras propias necesidades desde la humildad, sin una sensación egoica.

Reconocer que a veces no necesitamos tanto y que podemos dar más. Y quitar el miedo de que otros no nos ayuden, no nos den, o que nos tomen por tontos por dar nosotros. Empezar a abrirnos desde este punto de vista y que esto sea como una cadena donde yo me confíe más de ti, tú te confíes más de mí; yo me dé más y tú te des más; y de repente estamos haciendo una nueva manera de relacionarnos donde nos basamos de nuevo en la confianza, en el espíritu de empatía, de cooperación, y esto es lo que se abre ahora al futuro y donde yo estoy esperanzado y me encanta y sorprende el ser humano como tal.

 

Mucha suerte en todo lo que estáis emprendiendo, seres encarnados, espíritus valiosos que estáis ahora en encarnación, y recordad que todos venimos del mismo lado, todos somos lo mismo en el fondo. No importa tanto que a mí me llamen Maestro, sino que lo más importante es lo que cada uno llevamos en nuestro interior. Y la pregunta que podemos hacernos en el momento de hoy es ¿Qué puedo aportar en este momento? ¿Qué puedo dar que sea genuinamente mío que pueda hacer que el mundo se eleve un poquito más y que haya un poquito más de sonrisas, bienestar y armonía? Y esto es independiente del lugar donde estemos ahora y de lo que nos haya pasado en el pasado. No importa. Todo día es un día para volver a empezar y hacer las cosas con ganas, ilusión y optimismo. Hasta todo momento.

 

 

 

MAESTRO SIDDHARTHA-GAUTAMA

 

Maestro Siddhartha-Gautama: Paz. Hola, yo hablaría de paz. Soy aquel que conocisteis por Siddhartha, el Buda. Si mi hermano Johnakan ha hablado de esperanza y el Maestro Jesús ha hablado de la paciencia, yo hablo de la paz, de sosiego, de espera sosegada y de confiar. No en vano todo el curso del planeta está en buenas manos. Es lo que conceptúo y veo en lo que me hago cargo. Y creo que es un momento muy interesante para aprender e ir más allá, como dicen mis hermanos.

 

Hablaría de ese sosiego que trae la paz, de esa sensación de desapegarnos, pero no desapego desde el desinterés sino desapego desde eso que ha expresado Johnakan. Es decir, ¿necesito tanto realmente? O sea, ¿realmente necesito tanto dinero? ¿Realmente necesito ese coche tan bueno? ¿Realmente necesito esa ropa de última moda? ¿Realmente necesito que corra tanto ese grifo de agua? Lo pregunto, ¿eh?, no es con acritud. Que cada uno reflexione sobre sus hábitos porque con muy poquito podemos ser muy felices y muy completos. ¡Pero da miedo soltar! Y quizás en este momento haya que replanteárselo porque vamos a hacer un cambio y estamos en ello, pues igual las maneras en que hemos compartido hasta ahora y como han estado repartidas las cosas hasta ahora puede que varíen. Eso da miedo. Hay que mirar muy adentro. Ver donde pega. Muchos de vosotros tenéis engramas (recuerdos traumáticos) de vidas pasadas o de esta vida presente: engramas de hambre, de desamparo, de desarraigo, de penurias económicas... Os quedáis asustados. Ahora decís, ¿cómo vamos a hacer un experimento de compartir? ¿Se van a aprovechar de nosotros, de nuestro altruismo aquellos que sean más egoicos si nos damos más? Bueno, lleváis muchísimo tiempo encarnando en este planeta, sois espíritus super sabios ahora mismo, no en vano estáis aquí todos encarnados en estos momentos de cambio. Si, ya sabéis, ¿no? Sabéis lo que os trae cada uno de vuestros vecinos y hermanos. Sabéis a quién abrir la puerta y a quién no. Sabéis donde poner vuestros límites, ¿verdad? Sabéis como ayudar desde vuestro centro sin lastimaros ni dejaros lastimar. Claro, ya lo sabéis. Tenéis otras herramientas a estas alturas. Abriros con tranquilidad y cuidado allá donde podáis, cerraros y poner vuestra seguridad y vuestros frenos allá donde penséis que no viene bien, que tenéis que protegeros o guardar vuestra dignidad. Pero que ya sabéis como hacerlo sin generar daño intencionado a terceros. Lleváis un montón de encarnaciones aquí.

 

Sed un poquito valientes, sé que da vértigo, y reflexionad para dentro, ahí, sobre esto. ¿Qué me quedo? ¿Qué doy? Para que otro sea un poco mejor, ¿qué tengo que dar yo? Y eso hará que yo sea más infeliz o me hará más feliz.

 

Es tiempo de compartir. Tiempo de otro tipo de cosas. Nuevos paradigmas. Bueno, está bien. Lo podéis hacer. Valéis, estáis preparados para ello. Yo no tengo ninguna duda. Ocurrirá. Como decía el Maestro Jesús, ya todo está preparado aquí, en el Plano Espiritual, así que nosotros nos vamos a dedicar a ver cómo se va materializando, teniendo la fe y la confianza de que el planeta en su conjunto, con todos los que estáis aquí encarnados, vais a saber cómo hacer este nuevo paso.

 

Esto era lo que quería decir para vosotros. Paz, calma, desapego, tranquilidad. Con calma, no es tiempo de prisas, tranquilos, hay tiempo. No todo se hace ya, hay tiempo. Pero ir pensando. Poco a poco, "Sin prisa, pero sin pausa", que dice el refrán. Como el río, fluid, no os paréis, seguid fluyendo, pero no hace falta correr.

 

Un gran apretón a todos, un gran abrazo conceptual, un gran saludo desde el centro de mi ser para cada uno de vosotros. Hasta en todo momento. 

 

 

ORBELIAN

 

Orbelian: Hola, como Yo Superior de la parte encarnada que transmite ahora, decir que también me sumo al mensaje de las entidades anteriores. Es importante transmitir los tres mensajes, porque también son tres maneras de ver la misma cosa. Y esto es lo interesante de ser tantos y tan diferentes, como decían antes. A algunos les llegará lo del Maestro Jesús, a otros lo de Johnakan, a otros lo de Siddhartha. A cada uno que le llegue lo que le tenga que llegar, que es tiempo de esto, no son tiempos de imposiciones, son tiempos de sembrar y confiar en que las semillas se aposentaran y darán frutos y que cada uno en su momento despertará y hará aquello que tiene que hacer con su tiempo, con su libre albedrio.

 

Un gran cariño para toda la humanidad y para todos los seres que nos puedan escuchar o que puedan estar al tanto del mensaje. Siempre estamos con vosotros, en continuo diálogo permanentemente en todos los tiempos y lugares.

 

¡Ánimo y adelante!

 

Sesión relacionada