Índice

Sesiones con el Maestro Targaz-El

Grupo Elron

 

Sesión del 22/02/2008

 

Médium: Jorge Raúl Olguín.

Entidades que se presentaron: Targaz-El, Thetán de Teresa , Johnakan Ur-El, Thetán de J.R.Olguín, Jesúa Ben Yosef, Maestro Jesús.

 

Sesión en MP3 (1.859 KB) 15:30


            Targaz-El: Que grato es estar aquí, qué grato es estar en este lugar traduciendo mi concepto al lenguaje hablado.

Qué difícil es para aquellos seres que viven en el plano físico entender el mundo espiritual. Creen que leyendo o instruyéndose ya tienen el conocimiento y no entienden que eso es apenas es un esbozo de lo que en realidad uno es.

Teresa es un rol. Los Maestros de Luz dicen que sólo somos roles cuando encarnamos. Pues sí, lo somos. Somos más, las cosas nos duelen.

Ellos dicen que las dolencias de la parte física no tienen remedio. Y yo digo que hay dolencias mayores contradiciendo el pensar de ellos.

Cuatro seres que están incorporados dentro mío. Y no me digáis que es apego, creo humildemente que es amor, un amor bien entendido.

No es cierto que uno gasta su vida física en dar amor, yo creo que utiliza su vida física en aprendizaje.

Y es cierto que el amor desgarra a veces porque el apego es tanto, tanto que como dicen los poetas "Amar duele".

En una época de Junio de 1928 fue donde mi rol comenzó, donde mi mente reactiva reclamaba una mente reactiva útil en ese momento.

Pero a medida que uno va creciendo y que uno deja de ser hija para ser madre, cómo cambian las cosas en el plano físico, cómo cambian las cosas.

Jamás me arrepentiré, como entidad espiritual, de haber amado de una manera incondicional.

¿Perfección? No. En el plano físico no existe la perfección. En el plano físico existe el aprendizaje.

¿Dudas? Sigo teniendo, como espíritu, dudas. Las dudas son las que te empujan a asomarte y querer saber más.

¿Errores? Todos cometemos errores: un grito fuera de lugar, un pequeño momento de arrebato, de cólera, una permisiva complicidad... todos cometemos errores en un momento determinado.

Solo puedo decir que los dolores físicos no son nada con el extrañar a los seres queridos porque uno sabe que el plano físico es breve. ¿A quién no le ha pasado que a veces se extraña antes de viajar? O sea, que lo piensa mucho.

Nunca debemos arrepentirnos de amar. Nunca debemos arrepentirnos de sentir.

Les habló Targaz-El. Plano cuatro, subnivel cuatro.

No es apego el plano físico, es amor. Y cuándo el amor es recíproco, es más amor todavía.

 

Johnakan Ur-El: Queridos hermanos, les habla Johnakan Ur-El para dar una orientación a todos aquellos en el plano físico que desean escuchar el concepto del amor.

Yo siempre dije que el amor no es sacrificio, siempre dije que el amor es servicio, porque el sacrificio es estéril, no tiene ningún sentido sacrificarse. Dios no quiere sacrificios, Dios quiere servicio, que seamos útiles al otro.

Pero debo corregirme, como jerarquía planetaria debo corregirme porque a veces cuando una madre está en vela sin dormir porque su hijo está con fiebre, cuando una madre se preocupa porque su hijo llega tarde, cuando no cena esperando que llegue el hijo para compartir una cena, eso es sacrificio y no es estéril, es un sacrificio del Espíritu Maestro que está demostrando el verdadero sentido del amor.

Muchos seres encarnados preguntan a través de este receptáculo -que es mi 10%- por qué hay seres encarnados que sufren dolencias, ¿son lecciones kármicas a aprender? ¿Es algo genético?

La hija de este receptáculo, Inam-El, ángel, plano 6.7, dijo la frase "Todo es por algo".

A veces el espíritu se templa con el dolor. Y como dijo este querido espíritu que precedió a mi charla, hay dolores más fuertes que el dolor físico, el dolor de extrañar, el dolor de apegarse a los seres que uno quiere.

Porque el querido Maestro Siddharta decía "No aferrarse a las cosas fútiles" ¿pero por qué no a lo que es importante?

Como seres en busca de la perfección me incluyo. Tenemos mucho que aprender sobre el amor todavía.

Generalizando, sigo insistiendo que el amor es Servicio, no sacrificio. Pero hay honrosas excepciones donde uno se inclina ante el amor hecho ser humano. Uno se inclina con respeto ante ese afecto tan espontáneo.

Y está bien que los seres humanos sean falibles porque es la única manera de elevarse hacia la perfección, porque sólo se puede ser útil amando. No hay otro camino. No lo hay.

Antes de finalizar la sesión, voy a dejar paso a mi querido Maestro Jesúa Ben Yosef.

Gracias.

 

            Jesúa Ben Yosef: Hermanos, no sabéis qué júbilo tengo dentro mío de saber que hay seres que buscan crecer y que saborean mis perlas de sabiduría, de amor, de conocimiento como si fuera un néctar.

Pero sabed además que esas perlas no son para atesorarlas, son para repartirlas a aquellos y aquellas que también buscan ese tesoro de conocimiento y amor mezclados.

De cierto os digo, queridos hermanos, que la verdad está en cada uno de vosotros porque no hay una sola verdad salvo la del amor.

Y de cierto os digo también, como dijo mi querido discípulo recién, que el amor se siente, el amor se digiere, el amor se brinda, el amor se da, el amor se experimenta, pero no terminamos de conocer las distintas facetas de ese sentimiento tan puro.

Y le doy gracias a mi Padre, a nuestro Padre, por habernos empapado de ese amor.

Toda mi bendición para vosotros y todo mi amor. Y que el rayo dorado caiga en vosotros.

Amén.

 

 


Sesión 12/4/09 con el Maestro Targaz-El, con epílogo de Johnakan Ur-El

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar: Maestro Targaz-El y Maestro Johnakan-Ur-El.

 

Ha desencarnado recientemente. Ha tenido una vida positiva, con diversas experiencias que le han servido de aprendizaje. Sigue teniendo amor personal estando en el plano 4º sin que le pese, al mismo tiempo que ayuda desde allí. Seguidamente Johnakan Ur-El corroboró que existe amor personal no egoico en los planos de luz puesto que no tiene sentido que desaparezca al desencarnar. El amor personal equilibrado estando encarnados contagia positivamente a los demás. El 10% de Targaz-El se acopló con su 90% sin dificultad.

 

Sesión en MP3 (2.234 KB)

 

Jorge Olguín: Se busca convocar a la entidad Targaz-El, quien en vida animara el rol de Teresa.

...

Targaz-El: Nuevamente es muy grato para mí comunicarme con vosotros y agradezco a este receptáculo el traducir mi concepto al lenguaje hablado.

Ya dije en alguna oportunidad que era muy complicado para quienes viven en el plano físico captar el concepto del mundo espiritual. Es un concepto tan amplio, tan amplio, tan amplio, que a veces, el plano físico que te apresa con su lenguaje no te permite expresarte en libertad y se presta a confusiones.

Hoy me siento con una gran satisfacción de haber amado, de que mi rol haya sido amado. Y explicarles a aquellos que quedaron en el plano físico que en mi plano estoy ayudando a orientar a otros seres encarnados y explicándoles que el Amor es infinito porque como viene de Dios no se agota nunca.

Y en el plano físico sucede lo mismo, queridos, porque ya lo he dicho en otra oportunidad, que no se gasta la vida física en dar amor sino que se utiliza esa vida en aprendizaje. Quizás en el plano espiritual tengo la ventaja de que amo de una manera 100% impersonal, 100% espiritual, porque en el plano físico somos presa de los apegos. Por más desinteresados que seamos, por más desapegados que estemos de nuestros seres queridos y no intervengamos en su crecimiento, el apego te condiciona.

Es verdad que en un plano maestro, en un plano 4, se sufre por el otro pero estando encarnado como femenino el sufrimiento por el otro era muchísimo. Ya lo dije en otra oportunidad que, a veces, amar dolía.

Y en el plano físico fui creciendo. Fui cambiando de roles: rol de niña, rol de adolescente, rol de madre, y en cada rol tenía un aprendizaje.

 

Y cuando uno va siendo mayor en el plano físico -donde, como dicen algunos, los años van pesando- suceden dos cosas: Primero, que uno absorbe cosas negativas pero a su vez es rico en experiencias, es rico en conocimientos y a veces aprendemos equivocándonos. Todos aprendemos equivocándonos. Más de una vez, en mi rol femenino, fui permisiva, otras veces he tenido momentos de arrebato, y eso ya lo he dicho en otra oportunidad.

Cuando decidí encarnar, a casi la tercera década del siglo XX, tenía expectativas; expectativas que luego fueron cambiadas porque los que encarnaron antes que yo, mis mayores, tenían tal vez otros proyectos amén de que en esa época la mujer no tenía tanta libertad de poder optar como el varón. Ahora los tiempos han cambiado un poco a casi un siglo de mi nacimiento. Pasaron más de ocho décadas y recuerdo claramente momentos, detalles, situaciones, porque al no estar presa de un decodificador que se va deteriorando, el espíritu tiene la memoria completa.

Pero a su vez -y esto ya lo han dicho algunos Maestros de Luz del 5º plano- invaden nuestros recuerdos decenas y decenas de distintas vidas. Entonces ya dejamos de ser un rol, dejé de ser Teresa para ser Targaz-El.

Pero quiero ser honesto como espíritu: Aquellos que amamos en el plano físico -y esto lo puedo debatir con cualquier Maestro del plano 5º-, aquellos que amamos en el plano físico por los cuales hemos tenido un apego tremendo, aún ahora que amo de manera impersonal hay un pequeño apego a esos roles. Vosotros me diréis "Pero eso no puede ser porque en el plano 4 no hay roles de ego y el apego es ego". Y yo digo que no es así del todo, porque entonces con ese criterio habría una frialdad tan grande...

El amor personal no se va como por encanto, no se deshace como por encanto. Sé de Maestros de Luz encarnados que están en el plano 5 subnivel 9, el nivel más alto, que aún con un desapego total y tan grande como el que tienen, tienen una familia a la que aman desesperadamente. El famoso "Amar, duele".

Y no es que cuando desencarnen, ¡tac!, se olvidan de repente de aquellos seres que formaron parte de su grupo directo. No es así. Aparte, hay orgullo sano de aquel que tiene un ser querido que se desempeñó bien en su trabajo o se sacó una buena nota en el colegio... y eso no es ego porque sino seríamos desalmados. La palabra desalmado, que tan mal la interpretan, significa "Ser sin alma". Obviamente es un juego de palabras porque el cuerpo viste al alma, no el alma al cuerpo. Entonces, no existe "Ser sin alma". El hecho de "Ser" es porque ya hay un alma. El alma "Es". Entonces no se puede "Ser" sin ese alma. Por eso digo que es un juego de palabras pero la sociedad encarnada interpreta desalmado como el insensible, el que no siente, el que le da lo mismo.

Quiero decir que estéis tranquilos, que el sentimiento lo guardo aquí en mí corazón conceptual, si se permite esa palabra. El espíritu tiene mente conceptual, no corazón conceptual, por eso lo tomo como una licencia del lenguaje, como una licencia idiomática. Tengo el sentimiento por vosotros en mi corazón conceptual.

Y ahora, despidiéndome, voy a dejar paso a este querido Maestro de Luz que es Johnakan Ur-El, el thetán de este receptáculo que me alberga.

Gracias.

 

            Johnakan Ur-El: Queridos hermanos. Ya dije alguna vez que el amor no es sacrificio, el amor es servicio, porque el sacrificio es estéril. En cambio, el servicio es una semilla que crece, es una siembra que da una cosecha maravillosa.

Yo puedo decir que es imposible en el plano físico estar con desapego total salvo que ese ser encarnado esté desligado de todo, que no tenga familia, que no tenga amigos, que no tenga compromisos y que se aleje de toda perspectiva de acercamiento de parte de amistades. Pero ese alma, de la manera que lo interpretaba Targaz-El, este querido Maestro, hace sentir, hace vibrar, hace amar, hace lograr resultados favorables, porque el amor contagia, porque -como dije ya en determinadas ocasiones- el universo es un espejo y recibimos lo que damos. Damos amor, nos retorna amor. Damos Luz, nos retorna Luz.

El 10% de Targaz-El desencarnó recientemente y admiro la fuerza de voluntad de Targaz-El porque como rol tenía un tremendo amor personal por sus seres queridos y actualmente tiene un apego no egoico, un apego que no pesa, un apego que no es denso, un apego impersonal.

Y no pesa y no es denso porque goza orientando impersonalmente a aquellos que quedaron en el plano físico, porque ya ha dejado de lado su rol, porque el 10% se ha unido al otro 90% restante y ahora es un 100% de espíritu. Targaz-El no es más thetán, es espíritu puro y deja de lado ese amor personal para cumplir su misión de espíritu orientador volcando un amor de sentimiento puro, que es el amor impersonal, y abarcando en los brazos conceptuales a cientos y cientos de seres a los que les da orientación.

Me siento -como Maestro de Luz- sanamente orgulloso por Targaz-El porque es un ser que vibra en amor. Diréis "Todos los del plano maestro vibran en amor". Pero ya vibraba en amor su rol encarnado también.

No fue conflictivo, como en muchísimos casos que conozco, el acople -si se permite la expresión- del 10% al 90% para formar el espíritu puro Targaz-El, fue una unión de amor. Y en este momento sigue mandando rayos de amor.

Y si bien Targaz-El dejó de ser el rol que era -estando encarnada cómo femenino-, repitiendo su concepto en palabras, su corazón conceptual de allí sigue emanando amor.

Gracias por escucharme. Les mando toda mi Luz.

Les habló Johnakan Ur-El, el thetán de este receptáculo.

 

Información adicional

Estructura del hombre

Desencarnación