Índice

Sesión con Ruanel, 12/10/11

Grupo Elron

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Ruanel.

 

Habló sobre viajeros del tiempo, la aparición de una ciudad fantasma en China, desequilibrios que envejecen, ayuda física de espíritus de luz, la escalera de la capilla Loreto, el club Bilderberg, el cometa Elenin, y otros temas.

 

.

 

 

            Interlocutor: ¿Qué tal, Maestro? ¿Ya está incorporado?

 

            Ruanel: ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

 

            Interlocutor: ¿Qué tal, Maestro? ¿Cómo le va? Bueno, no tanto tiempo… ¿No es cierto?

 

            Ruanel: No, no.

 

            Interlocutor: Bueno. ¿Usted tiene algo para decir?

 

            Ruanel: No. Vamos directamente a las preguntas.

 

            Interlocutor: Bueno. A ver qué tal resulta esa sesión. Voy a leerle y después vemos. ¿Qué le parece?

 

            Ruanel: Bien.

 

            Interlocutor: La primera es una consulta sobre los viajes en el tiempo, algo que me dejó como intrigado. Jorge, este receptáculo, mencionó que en la Tierra suspendieron los viajes en el tiempo porque el viajero del tiempo manifestaba haber cambiado los hechos y, al regresar, no se observaba ningún cambio. Esta explicación me pareció totalmente incoherente porque al cambiar los hechos se abriría un universo alterno y éste no se modificaría en absoluto, y como desde este universo no podemos ver el universo alterno que se abrió, ésta sería la explicación. Eso sería la primera parte que quizás esté relacionada con este otro asunto que leo: Arrestan a hombre del futuro –supuestamente, después usted lo confirmará o no- en Suiza, dentro del gran colisionador de hadrones. Se llama Eloy Cole y asegura tener la misión de eliminar el colisionador para evitar la destrucción mundial. Cole fue arrestado y trasladado a un hospital mental en Ginebra, del cual se desvaneció misteriosamente a las pocas horas de ingresarlo. Yo no sé si eso es real o no. Lo escucho y después dialogamos.

 

            Ruanel: Lo primero: Los viajes en el tiempo se suspendieron momentáneamente porque, obviamente, cuando el viajero regresa al futuro y ve que nada se ha modificado -desconociendo la posibilidad de que podía abrirse universos alternos- pensaron que el viaje había sido un fracaso. Luego, investigando más, llegaron a la conclusión de la pluralidad de mundos alternos. Entonces, de esa manera, los viajes volvieron a realizarse.

 

            Interlocutor: Pero el asunto es con qué objeto. Si no solucionan nada modificando sólo abren un universo alterno, que entre nosotros sabemos que en el eterno presente ya están hechos.

 

            Ruanel: Cambiaron la mentalidad directamente sabiendo que ya no podían modificar nada porque la historia ya estaba escrita. Lo hacían más que nada como la pasión de investigación. Y como muchos viajeros eran emocionales intentaban de todas maneras cambiar situaciones y abrían nuevos universos alternos igual, aún a sabiendas que no iban a modificar nada. Tú mismo, en este presente que tú tienes como interlocutor, ves una película de un hecho real, por ejemplo, el Titanic. Tú sabes que hace casi un siglo que se hundió. Sin embargo, cuando tú ves la película mentalmente haces fuerza como para que se desvíe del témpano. Eso lo hace todo aquel que está encarnado porque se implica emocionalmente con la película. ¿Qué es ilógico? Sí, es ilógico porque si el hecho ya está consumado por más que tú hagas fuerza mental el Titanic se va a hundir.

 

            Interlocutor: Pero la pregunta es: ¿Hay forma de percibir ese universo alterno desde este universo? ¿Alguna máquina o algo?

 

            Ruanel: No con la tecnología de esa época, aún en el futuro.

 

            Interlocutor: O sea, que son unos viajes un poco raros porque si no ven el universo alterno que se abre... O, en todo caso, el único que sabe que modificó los hechos, aunque después no pueda verlo, es el viajero del tiempo. ¿Sobre esto no habría nada más que decir?

 

            Ruanel: No. Y con respecto al colisionador de hadrones, obviamente no es un viajero del tiempo. Es un disparate la historia.

 

            Interlocutor: ¿Es inventada la historia?

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: ¿Pero inventada, diríamos, periodísticamente?

            Ruanel: Sí. Es verdad que en un momento dado apareció una persona con un desequilibrio mental, una persona a la que han detenido.

 

            Interlocutor: O sea, ¿en realidad existió o existe Eloy Cole?

 

            Ruanel: Han desfigurado la historia original. Hubo una persona que intentó, de alguna manera, dañar al colisionador como para que dejase de actuar...

 

            Interlocutor: ¿Pero era un desequilibrado?

 

            Ruanel: Era un desequilibrado...

 

            Interlocutor: ¿Que fue el que internaron en un manicomio?

 

            Ruanel: No, directamente lo detuvieron y lo internaron en un centro. Y no es cierto que esa persona haya escapado.

 

            Interlocutor: ¿Ni desaparecido tampoco?

 

            Ruanel: No.

 

            Interlocutor: ¿En este momento está detenida?

 

            Ruanel: Es una persona que está internada con tratamiento psiquiátrico. Pero no es ningún viajero del tiempo.

 

            Interlocutor: Entonces no vale la pena continuar. ¿El famoso Andrew era Carlssin? ¿Lo recuerda usted? ¿Sigue detenido o pudo escapar?

 

            Ruanel: No, no pudo escapar.

 

            Interlocutor: O sea, que sigue detenido.

 

            Ruanel: Correcto.

 

            Interlocutor: A otro tema, esto está bien aclarado. Leo: El siete de julio de 2011 apareció de la nada una ciudad fantasma sobre la bruma del río Xin'an, en China. Aparentemente existe el reporte de algo similar ocurrido también en China en 2006. El fenómeno podría ser lo que se conoce como un espejismo superior en el que la trayectoria de los rayos luminosos es convexa hacia arriba. Cuando esto se produce un barco, una montaña, una ciudad, etc. parecería flotar en la atmósfera. Bueno, todo eso se trata de un suceso muy confuso y hasta se habla de un proyecto secreto del gobierno chino y de su ocultamiento a la población.

 

            Ruanel: Verdaderamente es un disparate eso de algo secreto chino. Es directamente un espejismo, como cuando tú estás en el desierto y ves un oasis, digamos, a mayor medida.

 

            Interlocutor: ¿Ésta es toda la historia?

 

            Ruanel: Ésta es toda la historia.

 

            Interlocutor: Porque no es éste solo -que yo sé que han aparecido- sino que muchas veces han aparecido ese…

 

            Ruanel: Sí, pero no.

 

            Interlocutor: O sea, que es el mismo espejismo que aparece en la arena del desierto y que aparece también en un río, en un mar, en la bruma. Una cosa así.

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: O sea, sin ningún tipo de trascendencia.

 

            Ruanel: Todo eso está alimentado por la ignorancia de la gente. Fíjate que en un país del norte de América han encontrado una supuesta hada. Y hasta incluso había filas de tres calles para ver esa hada y hasta le donaban dinero a la familia y resultó ser un símil de un dibujo animado. O sea, un elemental no se visualiza de la manera que estaba allí. Era una burla para gente ignorante. La ignorancia alimenta ese tipo de mitos.

 

            Interlocutor: Maestro, así como de pasada, aunque no lo tenía anotado en la agenda pero lo tengo acá, en otro lado. ¿Es otro invento que le encontraron un microchip a Napoleón? ¿Otro disparate o hay algo real?

 

            Ruanel: No. No es algo real, no.

 

            Interlocutor: ¿Es un disparate? ¿Un invento?

 

            Ruanel: No, no. En absoluto.

 

            Interlocutor: En absoluto. ¿Ni merece perder el tiempo en eso?

 

            Ruanel: Directamente voy a aclararlo que no, que no es cierto.

 

            Interlocutor: ¿Qué es? ¿Un invento periodístico? Siempre de los investigadores que quieren...

 

            Ruanel: Tú echas un rumor y el rumor corre como reguero de pólvora, pero no es más que un rumor.

 

            Interlocutor: Nada más. Listo.

 

            Ruanel: No tiene asidero.

 

            Interlocutor: No. Está bien. Polybius. ¿Ubica usted la máquina? ¿Existió esa Polybius? ¿La ubica o lo dejamos para otro momento?

 

            Ruanel: La ubico pero no tiene...

 

            Interlocutor: ¿Hay alguna cosa rara acá que merezca tratarse?

 

            Ruanel: No.

 

            Interlocutor: ¿También se ha inventado cosas sobre eso?

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: Entonces continúo. Vamos a algo más serio: ¿Qué es un “vuelco senil”? El término no figura en internet, lo cual es raro. La psicoanalista que me atendía a mí en una época diagnosticó respecto a mi padre que tenía ”vuelco senil”. Algo pasaba porque mi padre –esto es real- envejeció de golpe y se le vino el pelo blanco casi instantáneamente. ¿Qué hay de cierto?

 

            Ruanel: Generalmente, a veces el cabello se encanece por una emoción externa grave como puede ser una pérdida, un abandono, una tremenda discusión, una convivencia tóxica. La persona, de alguna manera, es como que encanece “de un día para el otro”. Y eso está comprobado clínicamente.

            En la parte mental una persona puede deteriorarse rápidamente por un problema neurológico. O sea, no vamos a relacionar lo neurológico con el tinte de cabello, que son dos cosas separadas. Lo neurológico te puede afectar y te vuelves senil, pero no de un momento para el otro…

 

            Interlocutor: ¿Un mes?

 

            Ruanel: En poco lapso, sí.

 

            Interlocutor: A ver: ¿Usted dice neurológico y no engrámico?

 

            Ruanel: No. Neurológico.

 

            Interlocutor: O sea, un problema físico.

 

            Ruanel: Sí, físico-mental. Y hay testimonios al respecto de personas que están bien y que tienen, de alguna manera, un pequeño desequilibrio quizás engrámico o quizá por roles del ego.

 

            Interlocutor: O químico.

 

            Ruanel: No. En este caso -hablamos de personas que tienen un problema engrámico o de roles del ego- si es internada quizá la persona no se adapta, no se adecúa al tratamiento que le dan en ese lugar de internación y se deteriora a ojos vista. Personas que de repente caminan y al mes tienen que estar en silla de ruedas porque no tienen ni fuerza para caminar, porque cambian su alimentación, su dieta, su horario de dormir, la compañía, la falta de contención y un montón de cosas. Y eso tiene que ver con lo psíquico y lo neurológico. Lo psíquico afecta a lo neurológico también.

 

            Interlocutor: Esto aparte, que me quedó en el tintero. Desde el mundo espiritual, ¿se puede influenciar desde el viento? Por ejemplo: un barco a vela varado por falta de viento.

 

            Ruanel: Pero se tendría que hacer foco con mucha cantidad de entidades espirituales.

 

            Interlocutor: ¿Pero sería posible?

 

            Ruanel: Sería posible, sí, sería posible, pero habría mucho desgaste de energía suprafísica de las entidades espirituales. Pero sí se podría lograr. Hipotéticamente, sí.

 

            Interlocutor: Se podría. Cosa que no se hace por el esfuerzo y la cantidad de espíritus que se necesitan para algo así.

 

            Ruanel: Correcto.

 

            Interlocutor: Pero esto no quita que, por lo pronto, los espíritus del error haciendo foco puedan hacer viento.

 

            Ruanel: O tú también me puedes preguntar capciosamente: ¿Y por qué no se juntan miles de espíritus de Luz a salvar una nave que está varada?

 

            Interlocutor: Claro.

 

            Ruanel: Quizá la respuesta podría ser que muchos de esos espíritus están en misión involucrados con cientos de personas y capaz que en esa barcaza hay cuatro o cinco personas y dejan de atender a esos cientos de personas para salvar a cuatro. Entonces, lo que prevalece es la cantidad de gente que están en ese momento "sacando adelante". Por esto no se involucran.

 

            Interlocutor: Pero la pregunta es: ¿alguna vez, excepcionalmente, lo han hecho?

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: A veces sí, entonces.

 

            Ruanel: Claro, pero cuando dices “a veces” no es asiduamente.

 

            Interlocutor: Casi remotamente, diríamos.

 

            Ruanel: Remotamente.

 

            Interlocutor: Está claro. ¿Los espíritus del error pueden hacer llover? Me refiero del mundo espiritual. O sea, sería la misma pregunta que la anterior.

 

            Ruanel: Claro. Habría muchos factores en el medio porque –me copio de una frase vuestra terrenal- “no es soplar y hacer botellas”. O sea, que se precisa de muchos factores para la lluvia. Entonces no es que el espíritu haga foco a una nube y ya de repente llueva.

 

            Interlocutor: Está bien. Maestro, hay algunas cositas que no son para tratar ahora pero la pregunta es si podría ser algo interesante tratarlo. Por ejemplo: ¿hay algo interesante en el misterio del estrangulador de Boston? Hay dudas, según lo que he leído, si era Di Sango. O sea, si había algo interesante como para tratar allí, o nada.

 

            Ruanel: No, no. Es la historia conocida.

 

            Interlocutor: ¿Se acuerda de Caryl Chessman? Es de su época. Él siempre negó que fuera el asesino de la linterna roja. ¿Lo era?

 

            Ruanel: No. No lo era.

 

            Interlocutor: O sea, que ahí valdría como para reivindicarlo.

 

            Ruanel: El de la celda 13345, en el pabellón de la muerte.

 

            Interlocutor: ¿Sería interesante una sesión? Para, por lo menos, reivindicarlo en ese aspecto.

            Ruanel: No era. Han hecho incluso un film al respecto. Libros al respecto.

 

            Interlocutor: O sea, que sería interesante como para reivindicarlo. A este hombre lo ejecutaron porque lo consideraron el asesino de la linterna roja.

 

            Ruanel: Hubo postergaciones, hubo declaraciones mal hechas, testimonios truncos...

 

            Interlocutor: O sea, que la ejecución fue injusta. La pena de muerte es injusta pero en este caso...

 

            Ruanel: La condena fue injusta, para redondear el tema.

 

            Interlocutor: O sea, que fue ejecutado mal, diríamos.

 

            Ruanel: Sí. Fue condenado mal. El hecho de ser condenado puede ser ejecutado o no.

 

            Interlocutor: ¿Habría que hacer una sesión o con eso que usted dice basta?

 

            Ruanel: No, es suficiente, salvo que el espíritu de quien haya sido Chessman quiera dar detalles. Pero eso es una historia aparte.

 

            Interlocutor: Está bien. Y ya que estamos acá hay una polémica de ejecución en Estados Unidos de Troy Davis que creo que en canalización lúcida Jorge percibió que era inocente y que armaron pruebas en contra. ¿Esto es así?

 

            Ruanel: Es así. Correcto. Hasta testigos comprados y todo.

 

            Interlocutor: ¿Nada más? ¿Es una cuestión de prejuicio racial o simplemente por ganar el caso?

 

            Ruanel: Entiendo que también prejuicio racial porque no entienden que el espíritu no tiene raza, credo, no tiene cuanta bancaria... Y el ser humano encarnado, lamentablemente, es prejuicioso.

 

            Interlocutor: Y también intención de ganar el caso por las buenas o por las malas.

 

            Ruanel: Totalmente.

 

            Interlocutor: No para tratar estos temas a fondo sino para tener una idea. El holandés errante: ¿hay algo de verdad en este mito de un capitán de un barco fantasma condenado a vagar eternamente? Se cuenta que muchos marinos lo han visto. ¿Son los espíritus del error haciendo de las suyas o alucinaciones o…?

 

            Ruanel: Es todo un mito. El María Celeste… Es todo un mito.

 

            Interlocutor: El María Celeste ya sabemos que los tripulantes fueron abducidos.

 

            Ruanel: Claro, pero en este caso, que es muy similar al otro, tiene mucho que ver la mitología y los espíritus del error que han engañado a otros tripulantes de otras naves.

 

            Interlocutor: Y les han hecho ver cosas que no existían.

 

            Ruanel: Sí. Totalmente. En este caso no hubo abducción. En este caso, nada. Directamente es un mito que han reforzado las entidades del error.

De todas maneras, visto de afuera, y para que quede bien aclarada la respuesta, es muy similar a la historia de María Celeste con otro final.

 

            Interlocutor: Está claro. Bueno. La escalera de la Capilla Loreto. Yo hice una página web basada en un médium -que no voy a nombrar- que no canalizaba y que inventó todo. ¿Hay extraterrestres de por medio o nada que ver?

 

            Ruanel: No, no. Digamos que se ha tergiversado todo. A nivel de carpintería, a nivel de ingeniería, se puede hacer una escalera caracol sin bases. ¿Que haya tardado un día, como dicen las leyendas? No es verdad; eso se ha tergiversado. ¿Que la persona, luego, se fue sin cobrar? Sí es verdad. No es que se fue sin cobrar sino que tenía hospedaje, tenía comida y había cobrado algo de dinero. Una vez que terminó eso, como era una persona muy religiosa, directamente dejó el lugar. Pero decían que era un José encarnado, y sabemos que eso no existe porque una vez que tú tienes un rol no puedes volver a tener el mismo rol. Decían que era José, el papá adoptivo de Jesús.

 

            Interlocutor: Está bien pero de alguna manera, entonces, era un hábil carpintero para…

 

            Ruanel: Muy hábil carpintero. Pero no es cierto que haya terminado todo en un día. No es cierto. Eso por un lado. Por otro lado sí se puede hacer sin base, que tenga un soporte central, una escalera caracol. Esto se lo puedes preguntar a cualquier carpintero experimentado.

 

            Interlocutor: Pero no es un trabajo que lo pueda hacer cualquiera.

 

            Ruanel: Por supuesto que no.

 

            Interlocutor: Bueno. El Club Bilderberg. ¿Es realmente una organización perversa, como dicen algunos?

 

            Ruanel: Es realmente una organización que maneja muchísimo dinero, que tiene muchísimo poder. Poder, digamos, como para poder manejar hasta la política de muchos países. ¿Perversa? Depende de qué punto de vista la miremos.

 

            Interlocutor: ¿Hay asesinatos de por medio o nada que ver?

 

            Ruanel: Mira, sí han habido asesinatos de por medio. Pero muchos de los integrantes son idealistas. O sea, que si tú canalizaras o este receptáculo canalizara al Thetán de uno de ellos te hablaría maravillas de la organización.

 

            Interlocutor: Hablan maravillas de Bin Laden; también de Bush, ¡jéjé!

 

            Ruanel: Es política.

 

            Interlocutor: Está claro, Maestro.

 

            Ruanel: Una pregunta más porque el receptáculo ya está muy cansado.

            Interlocutor: A ver qué le puedo hacer. Tengo acá tres; a ver con cuál terminamos. Cometa Elenín, vórtice en las aguas del golfo de Adén y catalepsia.

 

            Ruanel: Cometa Elenín es un cometa que pasa a millones de kilómetros de la Tierra y no es causante de nada, de ningún cataclismo a nivel de Sol 3. Que detrás o delante del cometa estaba presidido por naves es otro disparate, no tiene ningún sentido coherente ni lógico. Porque, aparte, que las naves sean detectadas por telescopio, ¿para qué se van a hacer notar? Siendo que los telescopios van a "apuntar" al cometa, ¿las naves para qué se van a poner en evidencia? Es cuestión de usar el sentido común y ahí no hay sentido común en esa historia. Y ahí terminamos, por ahora. Lo de la catalepsia es muy importante.

 

            Interlocutor: ¿Y lo del vórtice?

 

            Ruanel: También, pero lo dejamos para la próxima sesión.

 

            Interlocutor: OK. Hasta entonces, Maestro. Hasta luego y gracias.