Índice

Sesión 28/10/09 con Johnakan sobre consultas de Karina

Grupo Elron

 

Sesión del 28/10/09

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Karina.

Entidad que se presentó a dialogar: Maestro Johnakan Ur-El

 

Karina habló de su experiencia de salida del cuerpo producida en un paro cardíaco. Explicó detalles de su encuentro con Eón y la visión del pasado y del futuro pronto a la comunión con el Padre. Johnakan expuso su interpretación.

 

Sesión en MP3 (1.805 KB)

 

 

            Entidad: Tengo el gusto de estar comunicado con el plano físico y poder responder algunos interrogantes. Todo interrogante es bueno en la medida en que la respuesta sirva para aclarar las dudas no solamente de la persona que hace la pregunta sino de todo aquel, de toda aquella que se pueda interesar en distintos misterios o supuestos misterios.

 

Interlocutor: Buenas tardes. Bienvenido nuevamente. Quiero hacerte algunas preguntas con respecto a la vida después de la muerte. Tengo algunas apreciaciones, algunas sensaciones que me han quedado, o sea que yo a los seis años tuve esa experiencia y me gustaría poder charlarlo con vos, o sea, que no conozco muchas personas que han podido volver para contarlo y no puedo compartir esta experiencia con otras personas.

Recuerdo cuando salí de mi cuerpo, recuerdo haber visto que sacaban mi cuerpo del agua y yo ascendía. Había una voz que me tranquilizaba -voz entre comillas- porque ahora entiendo que eran conceptos que se me transmitían en forma telepática, o sea que como no tenía cuerpo en este momento era mi espíritu el que sentía ese concepto, era imposible oírlo.

Recuerdo que seguí subiendo y llegué a un lugar, primero atravesé una especie de agujero de gusano –por poder explicarlo de alguna manera en forma muy rápida- y llegué a un lugar que parecía estar en medio del universo. Allí me encontré con Dios porque vi y sentí su Sensación, su Luz y su Amor, irradiaba Amor y entendí que era Dios, que era el Creador. Me mostró su Creación y llegamos hasta los confines del universo.

Y me transmitió un montón de conocimientos, era como que mi espíritu en ese momento despertaba a un conocimiento que ahora mi consulta es… todo lo entendía, no había misterios, no había enigmas, no había… Era todo entendible para mí.

Quería consultarte si -sobre este conocimiento- si Dios me lo transmitió o si al salir de mi cuerpo, de alguna forma, mi thetán recuperó –entre comillas- la memoria.

 

Entidad: Bien. Primero y principal, no tenías muerte cerebral, no es que estabas clínicamente muerta. Cuando deja de dar latidos cardíacos la persona sigue estando viva en el plano físico y la persona muere literalmente en el plano físico cuando hay muerte cerebral. Esto es, cuando el electroencefalograma marca plano. No era tu caso. De todas maneras tuviste una experiencia cercana a la muerte donde no fue tu thetán el que se encontró con el Creador sino tú, como 10%, fuera del cuerpo, como un viaje astral, por así llamarlo. Entonces no puedo decir que ese thetán tenía una memoria y la reactivó, esa memoria.

 

Interlocutor: Entonces, esos conocimientos que me estaba transmitiendo el Creador…

 

Entidad: Estos conocimientos te los estaba transmitiendo el Creador, ignoro el motivo, pero sí sé que tú como 10%, fuera del cuerpo físico puedes incorporar muchísimo conocimiento que luego -al tomar vida plena, física, de vuelta- depende de tu decodificador, lo que aquí se llama cerebro. Y el cerebro limita ese conocimiento, lo limita, lo filtra. Entonces la proporción que voy a hacer es una proporción absolutamente inexacta, es simplemente para que tengas una idea, si el Creador te transmitió 10 de conocimiento, tu mente o decodificador filtró de tal manera que puedes recordar dos sobre diez. Entonces es como…

 

Interlocutor: Solamente me quedó esa sensación de haber estado ante la presencia de un conocimiento muy muy grande. Ya solamente puedo recordar algunas cosas inclusive cosas como que las voy recordando con el tiempo.

 

Entidad: Claro, porque obviamente tu espíritu las tiene, simplemente que tu decodificador las filtra y de a poco de a poco puede esa memoria activarse para que te recuerdes temas, fórmulas o lo que te pueda haber pasado. Lo que ignoro –porque a muchos seres terrenales les molesta la palabra ‘ignorancia’, significa no conocer determinado tema- lo que ignoro es el por qué te lo ha transmitido. Quizás el Creador te lo transmitió ese conocimiento para que en el plano físico pudieras hacer determinada misión y al no trabajar tú –esto no es una crítica, simplemente estoy exponiendo mi concepto, no es una crítica para nada- al no trabajar tú ese recuerdo, no digo forzándolo pero tratando de profundizarlo, queda como escondido en tu mente conceptual y no sale a la luz. Si el Creador te lo transmitió es para que lo ejerzas, lo uses en el plano físico en función de algo.

 

Interlocutor: Bueno, una de las cosas y que sí recuerdo era exactamente mi misión, mi misión como la misión de muchas personas. Inclusive estuve en la posibilidad de elegir. En aquel momento recuerdo que tenía ganas de abrazar esa Luz, fundirme con esa Luz, de darle una especie de abrazo espiritual y el Creador me dijo que si seguía avanzando no iba a poder volver y me mostró que al igual que las estrellas en medio de la obscuridad del universo, de la misma forma son los espíritus que están es esta Tierra para cumplir una misión que es ayudar a que el Amor de Dios se difunda en el mundo.

Y vi esa obscuridad tan grande, vi las estrellas y cuánto faltaba para que sea todo una plena Luz…

 

Entidad: Digamos que te has asomado conceptualmente con tu 10% al borde del universo conocido.

 

Interlocutor: Puede ser. Que dije: “¡Oh, cuánto falta! Yo, si amo a Dios es que tengo que demostrárselo”. Y me limité, no seguí avanzado, no le di ese abrazo y inmediatamente dije: “Tengo que demostrárselo a Dios cuánto lo amo” y bajé. Inmediatamente luego desperté.

Y bueno, quería charlarlo, quería que me comentes un poco el por qué también tuve la sensación de que en este lugar cerca de la esencia de Dios, era un lugar como que estaba en presencia del pasado, del presente y del futuro. Yo podía hablar de mi pasado, revivirlo como si lo estuviera, valga la redundancia, viviendo nuevamente, podía vivir, revivir el pasado pero no como si viera una película, como si estuviera yo dentro de ese rol del pasado y podía saber lo que pensaba, lo que sentía, lo que decía…

 

Entidad: Está bien, porque mi humilde explicación es que tú al estar fuera del cuerpo -y digo tú como 10%, no el thetán el 90%, tú como 10%- también tienes memoria reencarnativa, memoria reencarnativa que al estar despierta –entre comillas- queda borrada o casi borrada, porque muchos que estáis encarnados tienen ese famoso “déjà vu”.

Entonces, obviamente que te puedes recordar no un rol, mil roles de otras vidas. Lo que me quedo conceptuando o pensando, como decís vosotros, es que también tenías una plenitud de conocimiento de futuro.

Nosotros como entidades espirituales y tú como entidad angélica, no tienes el don -ni yo como entidad espiritual- de percibir el futuro. Eso lo has logrado porque el Creador ha permitido que mames, que absorbas parte de esa visión del eterno presente de Él, de su eterno presente. Él, al ser un eterno presente, podría decir que prescinde de pasado, de presente, de futuro paradójicamente porque Él es el pasado, es el presente, es el futuro. Por eso para Él es un eterno presente. Si Él te permitió atisbar, si Él te permitió percibir, es una muestra cabal de que te has asomado dentro de Él de la misma manera que todos haremos cuando llegue el Big Crunch. Y has percibido ese futuro. Ahora bien, ¿tú te recuerdas algo de ese futuro que has percibido?

 

Interlocutor: Sí, son mi presente, yo estaba como en el presente, veía hacia mi izquierda, podía revivir el pasado y hacia la derecha el futuro, que lo veía a través de Él, o sea, a medida que yo trataba de ver su Luz, que era una Luz muy… que no era una luz que te cegara, era una Luz…

 

Entidad: Era fulgurante pero no incandescente.

 

Interlocutor: Exacto. Era una Luz muy grande. Y quería ver… y cada vez que me acercaba para ver… y quería… y pude ver a través de Él, dentro de esa Luz vi que había entidades y vi que eran, que conservaban su individualidad y vivían, estaban dentro de esa Luz, dentro de Él. Entonces dije: “¡Oh Dios! ¿Entonces cuando nosotros nos unamos a ti no vamos a perder nuestra entidad?” Y me dijo que no. “¿Y cuándo va a comenzar? ¿Cuándo comenzaremos a fundirnos contigo?” Y me dijo: “Eso ya ha comenzado”.

Entonces me quedé pensando durante mi vida qué era lo que eso significaba, si era que estaba viendo en realidad el futuro a través de Dios.

 

Entidad: Entiendo. O sea, que no percibías un futuro de un planeta sino percibías el futuro del universo en función de Dios. Pero sí en un momento dado, el Creador dijo que cuando ocurra el Big Crunch nos fundiremos todos en Él como la gota se funde en el mar y deja de ser gota porque hay una solución de continuidad; ya la gota no es gota porque pertenece al mar.

 

Interlocutor: Eran dos partes de esta Luz, estaban dentro de Él pero pude percibir que cada entidad seguía conservando su identidad…

 

Entidad: Seguramente, querida Kar-El, no llegaste al futuro total de este universo donde se percibía el Big Crunch sino que era instantes antes.  Es mi humilde opinión, porque conversando con Él hemos entendido que nos fundimos y perdemos la identidad.

 

Interlocutor: Gracias.


 

Información complementaria

El enigma de la muerte