Índice

Sesión con Ruanel, 30/11/11

Grupo Elron

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Ruanel.

 

Se habló de alguien que se hace pasar por el interlocutor, también de un tema de la editorial donde trabaja. Explicó el origen de la "biblia del diablo", unos avistamientos por aviadores llamados "Foo fighter", y una chica que vio un espíritu.

 

 

 

 

            Interlocutor: ¿Qué tal Maestro? ¿Ya está incorporado?

 

            Ruanel: ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

 

            Interlocutor: ¡Cuántos líos en este plano físico! Es un fastidio ese plano físico. No podemos descansar tranquilos.

 

            Ruanel: Sí, es una lucha de egos.

 

            Interlocutor: Maestro, ¿nos metemos directamente con las preguntas o usted quiere decir algo?

 

            Ruanel: Primero quería comunicarse el Maestro Rah explicando la relación entre el abrazo del árbol y la lucha de egos. Él explicaba que el árbol no tiene ego y que por eso permite ser abrazado sin pedir nada a cambio. Si quieres le doy paso… O si quieres...

 

            Interlocutor: Después, otro día. ¡Jejé! Hoy no, mañana sí. ¡Jejé!

 

            Ruanel: El Maestro Rah piensa que tú no simpatizas con él.

 

            Interlocutor: ¡No, por favor! ¡Jejé! Bueno, Maestro, no me haga apartar del tema. Lo primero que le quiero preguntar: usted sabe que hay alguien que se está haciendo pasar por mí. A mí mucho no me importa pero me da lástima por los otros, porque están tomando una bronca en mi contra. Es un problema de ellos porque alguien se está pasando. La pregunta es -no quiero que usted me diga nombres- si esta persona es simplemente un humorista que no tiene nada que hacer o es algún amigo del número uno o del número dos, a quienes yo tengo aquí anotados. ¿Tiene alguna finalidad? ¿Tengo que preocuparme? Y fundamentalmente: ¿de dónde puede haber sacado la clave? Porque utiliza mi correo y se supone que el único que sé la password, la clave, soy yo.

 

            Ruanel: Yo no visualizo en este momento una invasión o, como le llamáis vosotros, un hackeo a tu correo.

 

            Interlocutor: Pero alguien utiliza mi correo.

 

            Ruanel: No visualizo o percibo en el decodificador de gente cercana a ti –o no- que lo haya invadido. Sí en Facebook han hackeado y han puesto palabras que tú no has dicho...

 

            Interlocutor: O sea, ¿hay alguien que se está haciendo pasar por mí?

 

            Ruanel: Pero simplemente con una de las dos personas que has mencionado en una discusión, no en las notas, no en los escritos que tú escribes sobre distintos grupos. Sí, únicamente en una discusión que habéis tenido con una de las personas que tú mencionas, que no has sido tú. Pero en las notas que tú escribes, en todo lo demás, eres tú.

 

            Interlocutor: Pero Maestro, un momentito, pregúntele a Radael. Hoy hay una nota que partió de mi correo GrupoElron. Y esa nota no la escribí yo, y salió de mi correo. Entonces, ¿eso es hackeo?

 

            Ruanel: Claro. Pero no percibo el decodificador. Así como tú hace tres siglos podías buscar en una biblioteca un tomo tras otro una nota hoy, en un ordenador, puedes poner una palabra clave y de repente te pueden aparecer cien sitios acelerando tu tiempo en una búsqueda. Multiplica eso por mil o por un millón. Yo puedo bucear –si se permite la expresión- en la mente de aquellos que puedan tener algún mal interés para contigo y no percibo a nadie que haya entrado a esa cuenta que tú dices.

 

            Interlocutor: Pero lo que pasa es que eso no lo escribí yo. ¿Y quién escribió esto si yo jamás…? No sé si me entiende… Alguien escribió eso.

 

            Ruanel: Lo entiendo perfectamente, pero no…

 

            Interlocutor: Eso no lo escribí yo.

 

            Ruanel: No percibo a nadie que haya entrado a tu correo…

 

            Interlocutor: ¿Pero cómo puede ser eso? Porque entonces estaría equivocado yo.

 

            Ruanel: No percibo a nadie, no percibo a nadie.

 

            Interlocutor: Bueno. Para terminar: la persona que se hizo pasar por mí en Facebook, ¿es amigo de alguna de estas dos personas? ¿Es un tercero? No me diga nombres…

 

            Ruanel: Es alguien que hackeó el Facebook en esa discusión, porque no es tu manera de escribir con palabras tan groseras, si se puede decir. Si bien en una nota que has publicado has puesto un grueso epíteto, digamos, "qué hijo de…". Has puesto eso y eso es tuyo real.

 

            Interlocutor: Pero es la primera vez y se justificaba, es otra historia.

 

            Ruanel: Claro…

 

            Interlocutor: Pero no en contra de nadie.

 

            Ruanel: Es referente a determinado grupo que en forma sutil defenestra a este receptáculo. Esto lo vamos a tratar.

 

            Interlocutor: De cualquier manera, ¿usted a esa persona la ubica perfectamente?

 

            Ruanel: Sí. Correcto.

 

            Interlocutor: ¿Y podría decirme el nombre? No quiero que me lo diga pero hasta podría decirme el nombre. Me basta con esto. Sin que me lo diga. ¿Esto es así?

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: Bueno, listo. Terminemos con este tema, Maestro. Vamos a lo importante. ¿Leo?

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: Asunto importante: Como usted sabe –y todos saben, porque es vox populi- la editorial para la que trabajo está en liquidación por desavenencia de los socios y por un descenso digamos cíclico en la venta de libros jurídicos pero parece que dos de los tres socios van a continuar con la misma editorial o con otra pero con la apertura a otros libros, inclusive a los que podríamos llamar esotéricos. También usted sabe que hace muchos años que yo les vengo proponiendo editar los libros de Jorge y de otros sobre las enseñanzas de ustedes, los Maestros de Luz, y ahora parecería que es el momento. La pregunta es si ustedes, de alguna manera, están detrás en esta sugerencia y qué perspectivas hay para la difusión del material del Grupo Elron, ya que también depende económicamente de la editorial.

 

            Ruanel: Siempre estamos detrás de los proyectos buenos. El estar detrás no significa que los seres encarnados tengan éxito porque nosotros, como Maestros, lo que hacemos es…

 

            Interlocutor: Influir, diríamos.

 

            Ruanel: No, influir significa interrumpir su libre albedrío. Orientar, sugerir. Recordemos que el lenguaje es pobre.

 

            Interlocutor: Pero la pregunta es: ¿es una interesante perspectiva ésta que se plantea?

 

            Ruanel: Es interesante la perspectiva…

 

            Interlocutor: ¿Está moviéndose?

 

            Ruanel: Está moviéndose pero sigue incidiendo el factor económico, porque la idea de ellos es continuar, tener una continuidad con una editorial completamente distinta en cuanto al enfoque, hacer una apertura.

 

            Interlocutor: Está bien, eso no tiene importancia porque el nombre de la editorial no significa nada. La gente compra los libros por el tema, ni siquiera por el autor.

 

            Ruanel: Aparte, hay libros muy atrapantes que este receptáculo está escribiendo…

 

            Interlocutor: La pregunta es: ¿Se están ocupando de esta nueva editorial, diríamos?

 

            Ruanel: Sí, pero no con la celeridad que tú quisieras. Es como que –hago una especie de chiste- le piden permiso a un pie para mover el otro.

 

            Interlocutor: Claro, pero de cualquier manera usted sabe que yo les mando cosas… ¿Les estoy entusiasmando con los temas, de alguna manera?

 

            Ruanel: Sí, aunque no en la manera que tú quisieras.

 

            Interlocutor: La pregunta mía es porque usted sabe que dependo también económicamente de esta nueva situación.

 

            Ruanel: Acuérdate que ellos, los dos que quedan, tienen problemas de inseguridades por engramas, y esos engramas que se reactivan –de otras vidas- les crean condicionamientos de inseguridad actuales. Entonces se cuestionan cada paso que van a dar.

 

            Interlocutor: ¿Pero no hay otras personas que están también con ellos? No son solamente los dos, según tengo entendido.

 

            Ruanel: No, obvio. Hay otras.

 

            Interlocutor: Hay otras personas, también.

 

            Ruanel: Al contrario. Esas otras personas tienen más interés que los originales.

 

            Interlocutor: Lógicamente yo no puedo dirigirme a ellos porque sería pasar por sobre ellos.

 

            Ruanel: Claro, una falta de ética.

 

            Interlocutor: Pero, de cualquier manera, que yo les vaya mandando todo el material, o que, de alguna manera, entre comillas, les presione -no es la palabra-, ¿vendría bien que los mantenga…?

 

            Ruanel: Sí, pero mándales lo menos complejo, para no espantarlos. Si tú les mandas material muy avanzado se van a apabullar y quizá retrocedan. Va a hacer el efecto contrario. Mándales lo más prudente, lo que tú consideres más accesible a sus mentes, que no son tan amplias.

 

            Interlocutor: Está bien. De cualquier manera, ustedes harán un poco de fuerza, ¿no?

 

            Ruanel: Siempre hacemos fuerza.

 

            Interlocutor: ¿Y con la editorial jurídica seguirán también? Porque los libros jurídicos no los van a tirar a la basura. Supongo que van a seguir.

 

            Ruanel: No, van a hacer un paquete con todo.

 

            Interlocutor: Está bien. Maestro, dejemos este tema. Acá hay otra cuestión que le leo. Muy importante. Un grupo canalizador. La pregunta clave es quién está detrás de este grupo que solapadamente está en contra del Grupo Elron, de este receptáculo y, por supuesto, de la Luz. El truco es difundir verdades mezcladas con falsedades, como por ejemplo: Se hacen eco del evangelio de Judas donde se dice que Jesús le pidió que lo traicionara, algo que el propio Jesús desmintió porque eso igual sería traición y le crearía karma. El Maestro Jesús ya aclaró que Judas era el que menos entendía su misión, que era espiritual y no material. Judas se llenó de rencor contra Jesús y lo denunció. La pregunta es si los espíritus del error simulan ser, por ejemplo, el espíritu de Judas o de Djwhal Khul, el Tibetano. También hablan que en el plano físico existe la telepatía, contrariando las enseñanzas enseñadas por ustedes. Todo el sitio es tramposo y solapado porque por un lado reconocen la labor de Jorge pero por otro lado lo acusan de egoico, que cree ser el único que tiene la verdad, etcétera. Todo muy artero pero que lamentablemente es un sistema para atrapar incautos y enroscarles la víbora, como se dice vulgarmente. No sé si está clara la...

 

            Ruanel: Vamos a partir de la base de que la persona que es el supuesto médium de ese grupo, que se llama D. A. se basó en el evangelio de Judas.

 

            Interlocutor: ¿Pero lo sabía él lo que había dicho Jesús?

 

            Ruanel: No, él ya estaba predispuesto a hacer esa sesión con un altísimo porcentaje de ideas propias. O sea, que prácticamente fue casi todo idea de él y hay el agregado de espíritus del error.

 

            Interlocutor: Ahora, ¿fue una comunicación con el espíritu de Judas?

 

            Ruanel: No, para nada.

 

            Interlocutor: O sea, que todo el grupo canalizador, de Luz no tiene nada. ¿Todo es espíritus del error?

 

            Ruanel: Segundo: La sesión del Tibetano es exactamente lo mismo...

 

            Interlocutor: ¿Espíritus del error? ¿No es el Tibetano?

 

            Ruanel: Sí, porque hay muchos mensajes que no tienen coherencia. Tercero: La telepatía no existe en el plano físico. Directamente lo desmiento por completo. Lo que sí existe -eso lo hemos conceptuado muchas veces con el Maestro Johnakan, que es el que más profundiza en el tema- en el plano físico es la intuición entre dos mentes. No es como si fuera una mente indivisa pero sí hay como intuición entre dos mentes. Conozco seres en el plano físico -que no hace falta nombrarlos- que directamente una de las dos personas está tarareando una melodía en voz muy baja y la otra persona, justamente, en un programa de la web, coloca en su ordenador esa melodía. Eso no es telepatía porque la telepatía, tal como se conoce en el común denominador, es que yo, encarnado, pueda saber literalmente qué estás pensando tú palabra por palabra.

 

            Interlocutor: Maestro, eso está claro, no hay ninguna duda. Lo que yo quiero dejar bien aclarado es: ese grupo canalizador, ¿por qué se hizo? O sea, ¿directamente fue influencia de los espíritus del error para estar en contra del Grupo Elron y destruirlo? Ésa es la pregunta clave.

 

            Ruanel: No, para nada. No.

 

            Interlocutor: No es la función, aunque parezca.

 

            Ruanel: No, no es la función. D. A. lo hizo con las mejores intenciones y, aunque parezca paradójico, hay muchas sesiones que le pueden servir a quienes las escuchen. Por ejemplo: hay una sesión de Jehová, que está basada en “La Conspiración Elohim” que hizo este receptáculo, y es tal cual.

 

            Interlocutor: Pero la pregunta es: ¿Por qué no copia tal cual lo que hemos hecho nosotros y le pone las referencias? ¿Tiene que inventar una sesión nueva? A eso vamos: eso es plagio, es un delito, está mal.

 

            Ruanel: Hay una cosa que muchos supuestos universalistas dicen y que yo no comparto. Dicen: "La sabiduría es de todos". Entonces, yo quiero hacer una separación: vosotros, en vuestro grupo físico, dais todo gratuito -libros, artículos, notas, comentarios- en desmedro incluso de la venta de libros de este receptáculo -no sé si llega en este momento a trescientos libros en edición de papel contra un cuarto de millón de libros virtuales en PDF o en Word bajados de la web, dados en forma gratuita-. Eso habla de que la sabiduría sí se comparte, el conocimiento sí se está compartiendo porque en vuestro grupo y en las páginas adyacentes se da todo en forma gratuita. Entonces, significa que el conocimiento es para todos. Pero la idea básica de este receptáculo, que es lo que él ha creado -las técnicas de psicoauditación, de psicointegración, los paradigmas, los descubrimientos- no está mal que otra persona los use. Por ética, lo que esta gente tiene que hacer es, por lo menos, citar a la fuente. Ahora, si este receptáculo les dice que citen la fuente y la otra persona le dice que eso no es digno de un Maestro encarnado el ego es de la persona que se apropió de esas ideas.

 

            Interlocutor: Maestro, quiero concretar, porque si no me queda algo en la punta de la lengua: en este grupo canalizador jamás se ha canalizado un espíritu de Luz, ¿es así?

 

            Ruanel: Así es.

 

            Interlocutor: O sea, que no es un espíritu de Luz que se comunica y tergiversan el concepto.

 

            Ruanel: No.

 

            Interlocutor: ¿Todos los que han canalizado son espíritus del Error que han simulado ser o el espíritu de Judas o de Djwhal Khul?

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: O sea, ¿nunca se comunicó Djwhal Khul, el espíritu que animó a Djwhal Khul?

 

            Ruanel: No. Pero insisto: hay mensajes que pueden ayudar a muchos.

 

            Interlocutor: Eso es otra historia, Maestro. Yo quiero dejar en claro que solamente los espíritus del Error están detrás de este grupo. ¿Y usted dice que esos espíritus del Error no están directamente en contra del Grupo Elron?

 

            Ruanel: Los espíritus del Error están en contra de todo aquel que quiera avanzar. O sea, no es únicamente Grupo Elron.

 

            Interlocutor: Pero la forma de decir las cosas es propia de los espíritus del Error. O sea, por un lado alaban y después dan con un caño...

 

            Ruanel: Hay un mensaje para todos: supón que tú eres un catedrático y estás en una universidad dando una clase sobre filosofía y eres un profesor avanzado sobre el tema y tienes alumnos aventajados. Un día llegas tarde porque en tu casa hubo un pequeño problema, tú no tienes carro y tienes que tomar el bus y llegas tarde a la facultad. En ese lapso, dos de los alumnos aventajados pasan al frente y dan una pequeña clase contradiciendo lo que tú has enseñado en ese curso. Cuando tú llegas, obviamente te enteras por otros alumnos que son fieles a ti lo que esos dos alumnos han dicho y tú corriges contradiciendo a estos alumnos. Tú, al hacer eso, ¿te apropias de la verdad, eres dueño de la verdad o directamente lo que haces es ratificar tu enseñanza? Te lo pregunto.

 

            Interlocutor: Maestro, por un lapsus se me escapó una parte de lo que usted decía.

 

            Ruanel: Tú eres un catedrático que estás enseñando filosofía y tienes alumnos aventajados. Una noche llegas tarde a la facultad, esos dos alumnos aprovechan los minutos que tú llegas tarde para pasar al frente y decir: -El interlocutor se equivocó en esto, en esto y en esto porque nuestra idea es esta y esta y esta. Y buscan llevar ganado para su corral. Cuando tú llegas a la clase estos alumnos se sientan pero vienen los alumnos que son fieles a ti y te dicen Fulano y Mengano han dicho esto y esto y esto. Tú, en este momento, saltas y dices: -"No, la verdad es la que yo enseñé ayer y antes de ayer. Es así y así y así", poniendo en evidencia a estos dos alumnos. ¿Eso es hostil o es defender tu postura?

 

            Interlocutor: Defender la postura.

 

            Ruanel: Y defender la verdad. No es que tú te creas dueño de la verdad. Como profesor que hace veinte años que estás en esa facultad enseñando interpreto que tienes que conocer un poquito más que esos dos alumnos aventajados que, al fin y al cabo, son sólo alumnos que ni siquiera se han recibido. Entonces, ¿qué pasa si esos dos alumnos, en el patio de la facultad, se reúnen con un grupo de otros alumnos, te difaman y dicen: -Sí, este filósofo no nos permite tener amplitud de criterio, nos cercena nuestras propias ideas? En realidad, tú no estás cercenando nada, simplemente defiendes tu idea porque por edad y por sentido común sabes que es la verdad.

 

            Interlocutor: Claro, ése es el punto.

 

            Ruanel: No eres dueño de la verdad de Dios, simplemente tú sabes que es así. De repente, si tú dices que la velocidad de la luz –en física- tiene 299.999 kilómetros por segundo y viene otro alumno cuando tú no estás y dice “No, en realidad, la luz tiene 295.000 kilómetros por segundo”, tú, al corregirlo, no es que te creas dueño de la verdad, simplemente es lo que tú has aprendido por cientos de maestros...

 

            Interlocutor: Pero esa es la astucia de los espíritus del Error si le han canalizado eso. ¿O surgió del médium esa astucia?

 

            Ruanel: Entonces no se trata de que tú trates de imponer tu verdad, tú tratas de imponer el sentido común y la coherencia. Ahora, si esos otros alumnos del curso hacen disturbio primero los tratas de enmendar. Si ellos siguen con su teoría para que el resto de la clase no se manche tú no tienes más remedio que cercenar. Si tú eres médico y en un cuerpo humano tienes un tumor y no lo extraes, ¿qué pasa?

 

            Interlocutor: Pero Maestro, lo que yo quiero hacer, fundamentalmente, es hincapié en esa astucia de decir las cosas de una determinada manera para destruir más. Eso es lo que yo quiero...

 

            Ruanel: Entiendo y, aparte, percibo tu decodificador. Lo que tú le has dicho antes a ese receptáculo: Hablan bien del receptáculo pero después dicen: -Sí, pero tiene un rol del ego sutil...

 

            Interlocutor: Claro, es la forma más perversa de destruir.

 

            Ruanel: ...porque no permite que tengamos nuestras propias ideas. ¿Pero qué pasa si sus propias ideas contaminan?

 

            Interlocutor: Maestro, la pregunta es: ¿Eso es parte de los espíritus del Error o del médium, que canaliza de esa forma, astutamente?

 

            Ruanel: Los espíritus del Error se alimentan del ego del médium.

 

            Interlocutor: O sea, que es un equipo, diríamos.

 

            Ruanel: Sí. Totalmente.

 

            Interlocutor: Maestro, el punto está aclarado. ¿Para ir terminando le hago la última consulta?

 

            Ruanel: Pero los otros médium van a tomar esto –porque van a estar también cegados en su ego- como que la sesión está montada a propósito para cercenar a esos grupos. Por eso di el ejemplo, de los dos alumnos perturbadores de la facultad.

 

            Interlocutor: Está bien. Para mí está claro. Maestro, le hago la última pregunta. Hay una cosa que me intrigó: La Biblia del Diablo, Codex Giga. Leo: "Es un extraño libro -o más bien, manuscrito- no sólo por su tamaño de casi un metro y con un peso de setenta y cinco kilos, trescientas diez páginas de pergamino de ochenta y nueve por cuarenta y nueve centímetros, que nadie sabe quién lo escribió ni por qué. Contiene la Biblia y otros datos. Al parecer es la obra de un solo hombre, bastante perfecta, con pocos errores, que debería haber llevado, según cálculos que han hecho los investigadores, de veinticinco a treinta años". Hay una leyenda de que fue el Diablo el que lo escribió en un solo día. Bueno, esto sabemos que es puro mito. La pregunta: Entonces, ¿quién la escribió? ¿Por qué lo escribió? ¿Cuánto tardó realmente? Y la fecha en que fue comenzada, por lo menos. Tiene la característica que aparece pintado el Diablo en una de sus páginas. Es un asunto bastante curioso, por lo menos para nosotros, porque alguien que se ponga a hacer ese mamotreto durante veinticinco o treinta años... Porque parece que los investigadores han determinado que es la obra de un solo hombre. Usted no sabe quién lo escribió, ¿no?

 

            Ruanel: Tú que conoces el mundo espiritual y angélico sabes que la figura del Diablo no existe...

 

            Interlocutor: No, eso por supuesto. Es un comentario.

 

            Ruanel: ...simplemente los demonios, en esta parte del universo, comandados por Lucifer. Aclaro que hay otras entidades como Lucifer en otras partes del universo de esta misma Creación. Esta Creación que, dicho de una manera muy liviana, parece pequeña en este momento tiene una extensión entre 81 y 83 mil millones de años luz. Entonces, primero: cuando vosotros habláis de 72 Elohim, de los que quedan siete, no es que esos 72 Elohim estaban en toda la Creación, estaban en esta parte de la Creación. Hay otros Elohim en otras partes de la Creación. Hay miles de Elohim, miles. Setenta y dos es en esta parte de la Creación. La función de Lucifer -Luzbel- es en esta parte de la Creación.

 

            Interlocutor: ¿Nos estamos yendo del libro?

 

            Ruanel: Nos estamos yendo del libro pero era para aclarar a quienes escuchen esta grabación. El libro fue tergiversado. No fue obra de un hombre sino de un equipo de investigadores religiosos siglos atrás.

 

            Interlocutor: ¿En qué época, más o menos, lo comenzaron?

 

            Ruanel: Mil trescientos veinticinco.

 

            Interlocutor: ¿Fueron monjes Benedictinos o algo así?

 

            Ruanel: No, Benedictinos no. Eran directamente monjes pero no Benedictinos. Eran ocho. Después, uno murió de fiebre, y quedaron siete investigadores. Y no tardaron tanto tiempo: tardaron siete años y siete meses.

 

            Interlocutor: De cualquier manera, es una obra monumental.

 

            Ruanel: Sí. Todos los dibujos posteriores fueron hechos prácticamente en este presente. No son viejos. El texto es una cosa y el dibujo es otra.

 

            Interlocutor: O sea, ¿esto ha sido remozado, como los mapas de Piri Reis?

 

            Ruanel: Sí. Tal cual.

 

            Interlocutor: Entonces, ¿era una obra menor?

 

            Ruanel: Era una obra importante con infinidad de errores. Tú dices un montón de aciertos pero no estoy de acuerdo con eso.

 

            Interlocutor: Yo digo lo que dijeron los investigadores, que también se equivocaron en que fue la obra de un sólo hombre. ¿O lo dijeron a propósito para agrandar la obra?

 

            Ruanel: No, es la conclusión a la que ellos llegaron.

 

            Interlocutor: O sea, ¿que fue simplemente un equipo nada más?

 

            Ruanel: Sí.

 

            Interlocutor: O sea, ¿que sobre esto no hay ningún misterio?

 

            Ruanel: No, no hay ningún misterio.

 

            Interlocutor: ¿Cuántas hojas le pudieron haber agregado al manuscrito original?

 

            Ruanel: Le agregaron muy pocas hojas. Han modificado muy poco y, obviamente, no había dibujos.

 

            Interlocutor: ¿La obra no tenía dibujos?

 

            Ruanel: No.

 

            Interlocutor: Es una obra monstruosa para hacer letra por letra. Ahora lo hacemos apretando una tecla y sale. Bueno, ¿sobre esto no hay más que decir?

 

            Ruanel: No.

 

            Interlocutor: A ver, ¿los espíritus del Error hicieron de las suyas haciendo creer a los poseedores...?

 

            Ruanel: Los espíritus del Error, siempre se alimentan del ego de aquellos que buscan trascender.

 

            Interlocutor: Está bien, Maestro. Fin del tema. Yo le mentí: dije que era el último tema pero me tenía reservado éste para los últimos minutos. ¡Jajajá!

 

            Ruanel: No me mientes porque yo percibo tu decodificador. No me mientes. La telepatía sí existe en el plano suprafísico.

 

            Interlocutor: ¡Jajá! Bueno, Maestro, le preguntaba por un tema viejísimo que lo tengo ahí agendado. Los Foo Fighter. Los famosos Foo Fighter. ¿Leo? ¿Hay tiempo como para leer o usted responde?

 

            Ruanel: Tú te abusas de este receptáculo.

 

            Interlocutor: ¡Jajá! ¡Y también de usted! El nombre Foo Fighter viene de una mala pronunciación de feu –fuego, en francés- unido a fighter –caza, en inglés- queriendo significar el caza de fuego. Este término fue utilizado por aviadores de la Segunda Guerra Mundial para referirse a ciertos fenómenos aéreos que avistaban regularmente durante sus misiones de combate. Éstos eran descritos como esferas de apariencia metálica o bolas luminosas que aparecían individualmente o en grupo. Aunque muchas veces perseguían o acompañaban a los aviones militares no existe constancia de que algún Foo Fighter haya intentado algún tipo de ataque o interacción. Se caracterizaban por su alta velocidad y maniobrabilidad más allá de las posibilidades desarrolladas en la época. Los relatos indican que podían acelerar o desacelerar instantáneamente o flotar estacionarios. Los Foo Fighter fueron observados por pilotos militares británicos, norteamericanos, alemanes y japoneses. Los pilotos aliados inicialmente pensaron que podía tratarse de algún arma secreta de los nazis. Sin embargo, los dirigentes nazis pensaban que era un arma secreta de los aliados. Se dice que ambos bandos investigaron el fenómeno y abandonaron las investigaciones al comprobar que no eran una amenaza. Lo escucho.

 

            Ruanel: Tú ya lo sabes. Por lo menos lo leo en tu mente. Eran naves observadoras…

 

            Interlocutor: No aparatos sin tripulación.

 

            Ruanel: No, no. Eran naves observadoras de una guerra…

 

            Interlocutor: Tonta.

 

            Ruanel: Tonta, como tú dices, y estaban tan decepcionados de la conducta del habitante supuestamente más coherente de Sol 3 que ni siquiera se preocupaban por poner un campo energético de ocultación.

 

            Interlocutor: Ahora, ¿de dónde provenían?

 

            Ruanel: De un sistema solar bastante bastante lejano. Y no tiene que ver con ningún ser que esté interactuando en Área 51.

 

            Interlocutor: ¿Se puede saber de qué planeta eran?

 

            Ruanel: Es un sistema que está a 740 años luz, que muchas veces han visitado Sol 3 pero no interactúan.

 

            Interlocutor: Está bien. ¿Ésta es toda la historia?

 

            Ruanel: No tiene importancia porque simplemente vienen para observar la conducta. Quizá es ofensivo para la raza de Sol 3 pero es como cuando tú vas a un zoológico y ves la conducta de ciertos animales y dices: -¡Pero mira cómo se comportan!

 

            Interlocutor: Lo curioso es que no volvieron ese tipo de naves.

 

            Ruanel: Sí que han vuelto. Por supuesto que han vuelto.

 

            Interlocutor: Ah, ¿sí? ¿En el mismo lugar o lo que pasa es que no lo ubicaron como Foo Fighter?

 

            Ruanel: Porque después estaban con campos de energía que los encubrían.

 

            Interlocutor: Maestro, la última. Ésta en serio. Usted sabe que es importante esta pregunta que le quiero hacer. Pregunta Lidia B.: Dice que tiene una hija de veintitrés años que desde pequeña dice ver personas fallecidas y esto se ha intensificado. Dice, también, que hace unos días falleció un familiar en un accidente automovilístico y durante el velatorio su hija estaba aterrada, pues dijo que lo veía y que él estaba muy asustado, que no sabía qué estaba pasando. Dice que su hija, además de la congoja por ser un familiar el fallecido, sufría por la impotencia de no poder ayudarlo. ¿Eso es directamente de los espíritus del Error que estaban en funciones, diríamos, de burla o de lo que fuera, o realmente el fantasma, para llamarlo de alguna manera, del fallecido estaba realmente en un estado de…?

 

            Ruanel: A ver: así como antes yo dije que los espíritus del Error se alimentan del ego de los médium también se alimentan de la vulnerabilidad del ser encarnado cuando ese ser encarnado arrastra engramas de otra vida y, de alguna manera, esos engramas afectan al decodificador.

 

            Interlocutor: ¿De esa persona que estamos hablando?

 

            Ruanel: Claro. Esa persona tiene su decodificador con pequeñas alteraciones. Esas pequeñas alteraciones hacen a la joven vulnerable para que esos espíritus del Error "jueguen" con ella. Es cierto que vio al espíritu del familiar desencarnado, es cierto que estaba con angustia y tú sabes que muchas veces el espíritu desencarnado se puede presentar ante los ojos del ser encarnado…

 

            Interlocutor: En forma antropomórfica.

 

            Ruanel: Con el aspecto que tenía en vida, como para pedir ayuda. La mente reactiva del ser desencarnado lo obnubila tanto en su mente conceptual que piensa que el ser encarnado le puede prestar ayuda, y sabemos que no es así. Es eso. Obviamente, quien precisa ayuda no es el ser desencarnado -que la ayuda se la podemos dar nosotros, los Maestros de Luz- sino el ser encarnado.

 

            Interlocutor: ¿Ustedes le han dado ya ayuda a este espíritu?

 

            Ruanel: Sí, desde el comienzo.

 

            Interlocutor: ¿En estos momentos ya le podríamos tranquilizar a esta gente de que el espíritu está bien?

 

            Ruanel: De que está bien, no. De que está recibiendo ayuda conceptual. De que está bien, no.

 

            Interlocutor: Que no se preocupe, que está recibiendo ayuda.

 

            Ruanel: Exacto.

 

            Interlocutor: ¿Y con respecto a esta hija?

 

            Ruanel: Precisa ayuda a nivel físico.

 

            Interlocutor: ¿Físico?

 

            Ruanel: Físico significa que obviamente tiene que erradicar engramas y también, de alguna manera, que pueda ver a un profesional médico que también la pueda observar porque cuando hay un pequeño disturbio en la parte del decodificador no basta con erradicar engramas.

 

            Interlocutor: O sea, que le vendría bien Psicoauditación. ¿Y también le podría recomendar Psicointegración?

 

            Ruanel: Por supuesto. Y también ver la parte médica.

 

            Interlocutor: Maestro, muchas gracias. Y discúlpeme por las mentiras, que lo enredé, ¿eh? ¡Jajajá!

 

            Ruanel: A mí, no. Te has engañado tú.

 

            Interlocutor: Sí, ya sé, Maestro. Cuando yo voy usted viene hace rato.

 

            Ruanel: Si este decodificador no está cansado, entonces…

 

            Interlocutor: ¡Llamamos a Rah!

 

            Ruanel: ¡Por supuesto! ¿Ves que tú también tienes telepatía? ¡Tiene razón este receptáculo, entonces! Hasta todo momento.

 

            Interlocutor: Hasta todo momento. Y gracias.

 

 

 

Más información

Luzbel