Índice

Tera-El. Nikola Tesla

Grupo Elron

 

Sesión 10/02/10

Sesión 24/02/10

Sesión 22/03/10

Sesión 29/09/10

Sesión 10/01/12

Sesión 04/03/13


 

Sesión del 10/2/2010

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Tera-El, thetán de quien fue Nikola Tesla

 

Explicó su origen extraterrestre y algunas vivencias de sus primeros años.

 

Sesión en MP3 (3.803 KB)

 

Versión en inglés

 

            Entidad: Queridos hermanos, estoy aquí contactado con vosotros para relatar una vida anterior a la actual. Soy un thetán que habito en el plano suprafísico 5 subnivel 9, y mi misión, aparte de orientar, es develar distintos misterios.

 

            A veces, para no confundiros, prefiero evitar dar detalles de mi encarnación actual. Si queréis darme un nombre conceptual podéis llamarme Tera-El, así, de alguna manera, se establece un lazo.

 

En 1856, un militar llamado Milutín observó en el cielo una estela de fuego que cambiaría su vida. Una estela de fuego en la zona que se conoce como Serbia y que él siguió con sus ojos marchando hacia el lugar. Encontró un aparato volador con un bebé muy pequeño y una mamá que no presentaba signos de vida.

 

Milutín era un hombre de fe, un hombre que siempre predicaba el amor a Dios, un hombre que si bien vivía para crecer, también vivía para los demás; amaba y era amado por su esposa y si bien era respetuoso de las leyes como buen militar, no denunció lo del artefacto volador.

 

            Tomó al bebé en sus manos y con dos hombres de su confianza, Slavic y Vortic, hombres de su íntima confianza, hicieron desaparecer el aparato. Estos dos hombres se caracterizaban por tener pocas luces; le preguntaron a Milutín qué había sucedido. Y como el aparato estaba tan deformado, él adujo que era un aparato terrestre enemigo y que aparentemente una mujer espía era quien lo dirigía. Pero como él no quería que se fomente más hostilidad le dijo a sus camaradas de no comunicarlo al alto mando. El aparato fue –entre comillas- desaparecido y la mujer enterrada.

 

El joven Milutín se llevó al bebé del cual, sus camaradas, nunca supieron su existencia en ese aparato.

 

El doctor Fardek, amigo íntimo de la familia, firmó un certificado de nacimiento y el niño, o sea, yo, figuré que nací en Serbia en una localidad llamada Smiljan el 10 de julio de 1856.

 

            Fue tal la sorpresa de mi padre al ver que ese niño que habían adoptado como propio no era de este mundo que fortificó más aún su fe. Abandonó la carrera militar y se convirtió en sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Serbia.

 

La que fue mi madre adoptiva, no tenía una educación formal pero tenía un espíritu brillante, una memoria excepcional y fue quien me apoyó en mi crecimiento físico, espiritual e intelectual.

 

            Pero antes de esta historia donde yo figuro como nacido en Smiljan el 10 de Julio de 1856 hubo otra historia. En un mundo lejano donde mis padres biológicos eran absolutamente opuestos: Una madre amorosa, investigadora, inteligente, estudiosa de todo lo que era la astrofísica, una de las pocas mujeres en ese mundo recibida de piloto de astronaves. Mi padre, en ese mundo, militar, al igual que Milutín en la Tierra pero absolutamente distinto: despiadado, vosotros diríais sin alma. Varias veces la llegó a agredir de hecho a madre pero como él en ese mundo tenía un gran poder militar y político, madre no podía seguir más.

 

Cuando padre fue a hacer una gira a otro continente para –irónica e hipócritamente- dar una conferencia de paz, siendo que él era amante total de la guerra y del sometimiento de los países pobres, que en ese mundo los había y muchos, madre aprovechó para tomar lo poco necesario y con un invento suyo, que sería un aparato anti radar, –lo digo de esa manera porque es un concepto inentendible para traducir al receptáculo- escapó de ese mundo. Y a pesar de ir en una nave pequeña tenía capacidad interestelar y en sus computadores detectaba lo que vosotros llamaríais grietas espaciales para llegar a Sol 3, a la Tierra.

 

            Pero no es todo tan sencillo, la última paliza que había recibido madre la había dejado muy lastimada por dentro y la única manera de protegerme era escapar de ese padre biológico.

 

            La trayectoria de la nave fue indetectable para los científicos de ese mundo. Mi padre biológico en esa encarnación lo único que supo es que faltaba una nave, mi madre y yo. Al poco tiempo se olvidó de nosotros. Qué sucedió con él es lo que menos importa en esa historia.

 

            Con lo último que le quedaba de sus fuerzas llegó hasta la atmósfera terrestre y protegiendo la nave con un mínimo campo de fuerza energético perdió el sentido y la nave cayó. El campo de fuerza más la antigravedad interna impidió que el aparato se hiciera trizas y evitó en mí, como bebé, heridas.

 

Paradójicamente cuando Milutín –mi padre adoptivo- me encontró, yo tenía exactamente un año terrestre, o sea, que en realidad sería del 10 de Julio de 1855 y se ha anotado un año después, obviamente.

 

            Os preguntaréis: "Si uno -como espíritu- planifica determinada vida en determinado mundo para efectuar determinada misión, ¿cómo es que termina ese 10% mío en otro mundo con otra misión que fue completamente distinta?". Pero no es tan así; así como vosotros en vuestro precioso juego Ajedrez, aquellos que sois expertos podéis visualizar movidas antes de que se realicen, incluso muchas movidas antes y podéis tener un cálculo de probabilidades alto, en mi caso, como concepto mental, hago lo mismo con los seres del plano físico, evalúo las posibilidades, y presentía que una de las movidas de esa jugada era que mi madre biológica escapara de ese mundo y había una alta posibilidad por la no compatibilidad entre ellos, mis padres, por los altos estudios astronáuticos de la que era mi madre. Preguntaréis: “¿Y por qué no intencioné directamente encarnar en Sol 3 como hijo de Milutín?”. Quizá también eso sea parte del juego del Ajedrez.

 

            Milutín me amaba como si fuera su hijo de sangre pero a su vez me veía como una señal de Dios; por eso abandonó la carrera militar, por eso hizo los votos como sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Serbia.

 

            A madre, le dijo –hablo de mi madre adoptiva- que me había encontrado en los campos. Lo mismo, obviamente, le dijimos al doctor. O sea, que para mamá siempre fui un niño terrestre.

 

Pero de verdad que tenía una memoria prodigiosa; aprendí varios idiomas, me gustaba mucho investigar, leía textos en distintas lenguas pero por sobre todas las cosas me preguntaba qué era la vida, qué era el mundo, qué misión había traído. Como 10% encarnado ignoraba que había venido de otro mundo.

 

            Cuando cumplí seis años, padre, en uno de sus paseos, me contó en un idioma sencillo, con palabras simples pero concretas, quien era yo, anteponiendo a toda frase, que me amaba de una manera tan profunda, tan profunda, que su propia vida era inferior al amor que sentía por mí.

 

            Mi respuesta fue: -Padre, lo mismo siento yo por ti y por madre. Os amo de una manera profunda.

 

            Fui creciendo. En casa armaba y desarmaba cosas, me gustaba investigar todo lo que era mecánico y mientras crecía tenía tanta dedicación al estudio que llegué a descuidar mi parte física, había noches que dormía cuatro o cinco horas. Me debilite, me debilité mucho. Contraje malaria, tuve altísima temperatura, estuve dos veces al borde de la muerte, dos veces.

 

Mi padre, Milutín se preocupó tanto, y vio que a mí me gustaba la ingeniería pero sabía que requería años de intensos estudios, una fuerte disciplina y tenía miedo de que me debilitara más. Y me dijo: -Hijo, quizás así como tú fuiste una señal para mí, quizás hoy, Dios, con esta debilidad tuya, me manda una señal a mí para que tomes los hábitos y seas religioso.

 

            -No, padre, creo que mi misión va por otro lado y esto no desmerece el amor que siento por el Padre, por el Creador.

 

Estudié la carrera de ingeniero en el Alto Gimnasio Real de Croacia, me dediqué a la experimentación eléctrica, en tres años terminé exitosamente la carrera que normalmente llegaba a demandar cuatro o cinco años en el mejor de los casos. Pero era mi futuro, un futuro que estaba escribiendo.

 

Cuando terminé los estudios, mis padres, ambos, se pusieron de acuerdo y me manifestaron que era el mayor exigente conmigo mismo y que por favor, haga una carrera religiosa, no importa el título de ingeniero.

 

            Contraje cólera, estuve otra vez, por tercera vez al borde de la muerte y en ese momento recibí el llamado del ejército para servir en él.

 

            Mi padre, Milutín, estaba muy mal anímicamente. “Si mi hijo sobrevivía al cólera se sumaría al ejército…”.

 

Él haría lo imposible porque yo continúe una carrera religiosa.    Por momentos mi escala tonal bajó, me sentí muy mal, apenas tenía fuerzas para levantarme de mi lecho, estaba hasta incluso de mal humor, es como que algo me estaba sacando de los planes trazados, que yo en realidad, no sabía lo que había trazado mi parte espiritual, pero como que tenía cierto instinto. Mi padre me vio tan mal que me dijo: -¿Quieres seguir ingeniería eléctrica? ¡Hazlo, hazlo! Por favor… Me envió a un sitio de descanso para que me recupere. El verde, los árboles, el aire fresco…

 

Y Milutín, como le quedaron amigos en la Fuerza usó sus influencias para evitar que haga el servicio militar.

 

            Me recuperé de mis problemas de salud y me volqué de lleno a mi trabajo. Me atrapaba todo lo que era el tema de electricidad porque sabía que la electricidad no era el presente, la electricidad era el futuro y que gracias a la electricidad podía lograr muchas cosas, muchísimas cosas. En el fondo presentía que no hacían falta cables, no hacían falta hilos, que se podían transmitir mensajes a distancia y que yo debía inventar esos aparatos, porque en el fondo tenía la noción de cómo hacerlo y mis inventos iban a revolucionar el futuro del planeta Tierra.

 

Y a veces los planes, al igual que las jugadas de Ajedrez, se cumplen, porque este joven serbio que en realidad fue encontrado allí por Milutín y anotado el 10 de julio de 1856 cambió con sus inventos al planeta Tierra.

 

            Cuando desencarné, el 7 de enero de 1943, es como que me quedé con ganas de más. Quería seguir con mi misión de ayudar.

 

            Tres años y medio después volví a encarnar, en este momento estoy encarnado, también cumpliendo misión.

 

            Ahora me retiro y seguiré relatando pormenores de las cosas que he inventado. Podéis decirme Tera-El, plano 5, subnivel 9.

 

            Queridos hermanos, les mando toda mi Luz. Hasta todo momento.

 


Sesión del 24/2/2010

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Tera-El, thetán de quien fue Nikola Tesla

 

Habló sobre algunos de sus inventos y sobre la fórmula más conocida de Einstein.

 

Sesión en MP3 (2.668 KB)

 

 

            Entidad: Queridos hermanos, estoy nuevamente reunido con vosotros para transmitiros un nuevo mensaje y aspectos de mí ante última vida. Me he dado a conocer con el nombre conceptual de Tera-El.

 

            Mi padre me había bautizado como Nikola, me había anotado como fecha de nacimiento en 1856 y fui creciendo. Como dije en una sesión anterior, tuve distintas enfermedades: malaria, cólera, estuve al borde de la muerte; muy pocos supusieron que mi físico no tenía los anticuerpos para combatir bacterias y virus de Sol 3.

 

No voy a hacer en esta sesión una biografía detallada de mi vida año por año, época por época; voy a comentar aspectos de lo que he diseñado, de lo conocido, de lo no conocido y fórmulas de grandes mentes del siglo XX, como Albert Einstein, con las cuales no he estado de acuerdo en muchas teorías desarrolladas.

 

            Partamos de la base que he dibujado croquis con pistolas que lanzaban rayos energéticos, nada que ver cómo han desarrollado después lo que llamasteis armas láser, hablaba de otro tipo de energía que es muy difícil de transmitir en este momento a este decodificador siendo que es un decodificador muy afín, muy, muy afín, pero no tiene el conocimiento y si no tiene el conocimiento no le puedo transmitir exactamente el tipo de energía. Sólo puedo decir que había armas de microondas en mis croquis, ondas especiales -que podían provocar incluso problemas de sordera, mareos, vértigos y problemas más graves, problemas donde hasta podía perder el ser humano su función psicomotriz- armas de ultrasonidos, armas electromagnéticas, un electromagnetismo potenciado… Muchos de esos croquis, bastante antes de mi muerte, los he destruido porque entendía que esta civilización no estaba preparada para tener consigo esas armas.

 

Seguí a desarrollar campos de energía para blindar aparatos voladores de tal manera que hasta una bomba no les hacía mella. Esos croquis no los he destruido y sé que luego de mi muerte, en 1943, muchos de mis inventos que no fueron llevados a la práctica se guardaron ultra secretamente.

 

Hubo un gran hombre en la antigüedad, llamado Sócrates, que había creado un estilo llamado Mayéutica. La Mayéutica, lo que hacía con los jóvenes era hacerlos pensar. En lugar de la enseñanza tradicional donde tú tienes veinte alumnos en sus pupitres y les explicas determinada lección, Sócrates los hacía pensar. A mí me gustaría que vosotros penséis, que uséis el sentido común.

 

            Comencemos con la fórmula que revolucionó el siglo XX: “E igual eme por ce al cuadrado” (E = m * c^2). Esto significa que la masa es el equivalente a la energía siempre y cuando la masa fuera llevada al cuadrado de la velocidad de la luz, algo impracticable -según Einstein- porque toda masa que llegue a la velocidad de la luz se haría infinita.

 

            El hermano Morgan-El dijo en más de una oportunidad: “¿Velocidad de la luz con respecto a qué? ¿Con respecto a un punto fijo en el universo? ¿Más de esa velocidad no se puede pasar?”. Porque ya se había dicho que si con una linterna apuntamos a la derecha, con otra linterna apuntamos a la izquierda, ambas con sus haces de luz, teóricamente, esos haces se alejarían uno del otro a 600.000 kilómetros por segundo. La teoría de Einstein dice que no es así, invalida ese concepto; por lo tanto invalida que galaxias en extremos opuestos de esta Creación se alejen unas de las otras a más de 300.000 kilómetros por segundo. Por supuesto que sí se alejan a más de esa velocidad, por supuesto que sí.

 

            Pero vayamos de nuevo a la fórmula. El 10% encarnado de Morgan-El se había topado con una pared de granito, una pared no puesta por él sino puesta por los distintos matemáticos del plano físico. El 10% de Morgan-El explicaba cómo sacamos la velocidad de la luz al cuadrado, porque no es lo mismo kilómetros por segundo que millas por segundo. Obviamente, nosotros, en el plano suprafísico, al no depender de números, de cifras, de millas, de kilómetros, directamente conceptuamos la velocidad de la luz; dejamos de lado en ese momento si es en millas por segundo o en kilómetros por segundo, porque no daría lo mismo al cuadrado, pero eso no es un problema nuestro ni del universo, ese es un problema del ser humano encarnado en Sol 3 que se ahoga en sus propios números, se ahorca en sus propios números, zozobra en sus propios números.

 

Si la energía es igual a la masa por la velocidad de la luz al cuadrado, nosotros sabemos que más allá de la velocidad de la luz -en vibración, no en desplazamiento, en vibración- alcanzamos un plano no físico que es el plano suprafísico. Entonces, si la energía es igual a la masa por la velocidad de la luz al cuadrado, ¿de qué energía estamos hablando?, porque la luz en sí ya es una energía, la electricidad en sí es una energía; estamos hablando de energía suprafísica, estamos hablando de una energía imperceptible por los instrumentos físicos.

 

E = m * c^2: ‘c’ al cuadrado (c^2) lleva a ‘m’ a transformarse en una energía suprafísica. Por lo tanto, la teoría de la relatividad basada en esa fórmula es inconsistente en su explicación.

 

            Sé que vosotros dependéis de un decodificador. El decodificador no es instantáneo como el pensamiento conceptual nuestro sino que las neuronas vuestras tienen que hacer un entretejido de axones. Pensadlo, pensadlo tranquilamente; tomad un papel, coged un lápiz, haced números y veréis.

 

E = m * c^2: Una ‘m’ que se transforma en ‘E suprafísica’. Pensadlo, pensadlo.

 

Antes de retirarme les voy a comentar que hay una función del cerebelo que todavía desconocéis. Vosotros sabéis –por distintos mensajes en esta última casi década y media- que la amígdala cerebral es el alojamiento de la mente reactiva, de los impulsos, de lo básico, y que el córtex es donde está el pensamiento abstracto, la mente analítica. El cerebelo, independiente de las funciones que bien las describen los neurólogos cumple la función de conectar al decodificador completo o cerebro completo con el concepto espiritual. Ese cerebelo tiene una conexión con el sistema auditivo; cuando hablamos de una mediumnidad real, en muchos casos puede correr riesgos el sistema auditivo del receptáculo que está canalizando.

 

Sé que me he repetido en muchos aspectos y quizá hubierais preferido que relatara parte de mi vida anterior como Nikola pero era muy importante que os revele esto porque hay muchas fórmulas que tienen que ser modificadas en el futuro.

 

            Y sabemos que vuestros científicos no son tontos, son listos, y a veces se toman del clavo ardiendo antes de ahogarse, prefieren quemarse la mano y tomarse del clavo ardiendo. En este caso, el clavo ardiendo es una información sacada de fuentes no oficiales. Son listos pero son orgullosos; entonces, es casi imposible que reconozcan sus fuentes primordiales. Su capricho infantil les impide reconocer que existe un mundo más allá del que ellos perciben, un mundo suprafísico que una fórmula escrita hace tanto tiempo –para lo que es la vida física- ya develaba el mundo suprafísico y lo irónico o paradójico es que su propio creador no captó ese concepto.

 

            Les mando toda la Luz. Con vosotros, llamadme Tera-El.

 


Sesión del 22/3/2010

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Tera-El, thetán de quien fue Nikola Tesla

 

Habló sobre algunos de sus inventos no publicados, algún conflicto que tuvo en vida, el aprovechamiento de la energía del Absoluto...

 

Sesión en MP3 (2.613 KB)

 

Karina: Bienvenido.

 

Tera-El: Querida hermana, mi nombre es Tera-El, estoy en el plano 5 subnivel 9 y voy a relatar alguna de mis experiencias cuando encarné como Nikola Tesla.

 

Karina: Es un gusto tenerle aquí entre nosotros.

 

Tera-El: El gusto de verdad es mío y tú, como interlocutora, eres valiosa, puesto que tu 90% es una entidad angélica y verdaderamente como Tera-El soy muy afín a Kar-EL.

 

Karina: Muchas gracias, antes de que comiences quiero  hacerte una pregunta, ¿en este momento estás encarnado en algún 10% de este universo?

 

Tera-El: Sí, en este momento estoy encarnado, pero es un tema que no lo voy a tocar por ahora...

 

Karina: ¿Puedes decirme al menos en qué año naciste?

 

Tera-El: Sí, en 1946… quiero comentar lo que sucedió en aquella oportunidad. Se festejaba el siglo a comienzos del 1900 y yo les decía a aquellos colegas que querían escucharme que faltaba un año, que el siglo comenzaba el primero de enero de 1901. Tenía muchos conocidos que escuchaban humildes charlas mías, siempre me gustó, ¡¡¡ no la soledad !!!, sino es como que no me sentía del todo comprendido por la sociedad de aquel entonces, incluso colaboraba con algunos científicos que (lo digo con total humildad y con cero vanidad) sentían envidia y cierto rechazo por mi forma de ser, porque hasta tenían hasta miedo de que los sobrepase. Es como que ellos vivían compitiendo, y a mí lo que me interesaba era investigar, investigar, amaba el tema de la electricidad. Pero se me había cruzado por la mente (que seguramente algo me lo dictaba).
Tú sabes como interlocutora que el Absoluto se manifestó en esta Creación ¿sí?

 

Karina: Sí.

 

Tera-El: Tú sabes que el Absoluto es una Energía... y si bien se manifestó solamente en un 10%, es una Energía Suprema. Yo, como Nikola, como parte encarnada, entendía que si el universo era la manifestación de Dios, tenía que haber una energía remanente, oculta, no percibida, una energía de Dios.
En semi-sueños, en semi-sueños, de la misma manera que un día algo me dictó (más adelante fue esto ¿no?) que la fórmula de la Teoría de la Relatividad de Einstein estaba incompleta. A comienzos de 1901 entendía que podía armar una máquina para captar la energía del universo. Hoy, más de un siglo después (en este planeta), se sabe que en el universo hay distintos tipos de energías.

 

Karina: Tú, como thetán, ya no como Nikola Tesla, como thetán, calculo que has de tener mayor conocimiento del que tenías en esa vida encarnada. ¿Puedes hacernos alguna revelación o una ampliación de tus descubrimientos?

 

Tera-El: Mira, justamente en esa vida y en 1901, armé infinidad de croquis, hasta llegar a un dibujo donde en un cuaderno tenía infinidad de fórmulas matemáticas de cómo diseñar un aparato, con bobinas especiales, donde podía canalizar la energía del Creador, pero voy más allá, ¡¡¡ no solamente canalizar sino redireccionarla !!! Estamos hablando de una trillonésima de trillonésima parte de esa energía, si no se va a mal entender como que se canaliza la energía total del Creador, ¡¡¡ no, no, no, no !!!, se canaliza una infinitésima parte de esa energía y se la redirecciona en un tubo de energía...

 

Karina: ¿Con qué finalidad?

 

Tera-El: Con la finalidad de luego armar un campo eléctrico, y ese campo eléctrico redireccionarlo dentro de esa energía creadora para difundir en todo el planeta la electricidad sin hilos, obviamente eso se hizo público, NO que yo podía canalizar la energía del Absoluto, sino de que podía lograr la electricidad sin hilos. Pero obvio que había boicot. Había fábricas que comercializaban con el cobre, y si yo lograba plasmar ese invento, las compañías se iban a la bancarrota. Entonces les era más fácil desacreditarme. El propio Edison, el propio Edison, tenía un sentimiento antagónico hacia mí, y yo no competía con él, ¡¡¡ para nada !!!. El propio Marconi, ha sacado “14 de mis investigaciones” para luego él “patentar” un instrumento que iba a cambiar en ese momento la transmisión en el planeta y durante décadas, él figuró como el autor de mi invento.
A lo que quiero llegar, querida interlocutora, es que logré plasmar en distintos croquis esa energía del Absoluto, que me eran útiles a mí y al mundo, no solo para difundir la electricidad inalámbrica, sino también para transmitir ondas, sino también para condensar esa energía en una potencia tal que con un aparato disparador se podían barrer en el aire cientos de aviones, pero eso me daba temor, porque no sabía en qué manos podía caer. Un rayo que otros, no yo, llamaron “rayo de la muerte”. Hay más..., podía utilizar esa energía del Absoluto, que es una energía que hasta el día de hoy todavía no la han sabido captar, para hacer un “escudo energético”, como en otros mundos hay, como en la nave que mi madre me trajo, un escudo blindado que hasta puede resistir ¡¡¡ cargas nucleares !!!

 

Karina: ¿Qué piensas que se podría hacer para proteger al mundo de sus propios habitantes?, en realidad es porque es el hombre el que atenta contra la vida del planeta Tierra.

 

Tera-El: Claro, eso se escapa a, eso se escapa a Nikola Tesla, porque en mi encarnación actual tampoco lo puedo hacer, cambiar al mundo…

 

Karina: Pero piensas que esa energía podría ser utilizada actualmente... para...

 

Tera-El: ¿Para el bien?

 

Karina: Para cambiar, para extender la vida de nuestro planeta.

 

Tera-El: No, mira..., si tú buscas información sobre mi vida anterior, veras que hay infinidad de inventos que me adjudican y hay inventos que el grueso de la población desconoce, como el escudo energético, lo desconoce totalmente; estoy hablando del verdadero escudo energético, un escudo energético que puede proteger a naves inter-espaciales o inter-estelares. Gracias a esa energía del Absoluto he podido fabricar un radar que podía percibir ciertos agujeros en el “continuum espacial”, que hubiera podido servir para viajes inter-estelares.

 

Karina: ¿Qué opinas acerca de la tele-transportación?

 

Tera-El: La tele-transportación yo la logré, yo la logré, a fines del siglo 19 la logré. Todas las fórmulas, libros, croquis, todo, lo que no han destruido, lo han guardado secretamente.

 

Karina: ¿En manos de quienes está este material?

 

Tera-El: Ese material lo tienen en el país del norte, en Estados Unidos de América tienen todo ese material. Tú fíjate que...

 

Karina: Perdón... ¿el gobierno o algún grupo especifico?

 

Tera-El: No, no, no, lo tiene directamente el gobierno, pero lo tienen repartido en distintas instalaciones. Lo que es la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) fue la primera que se apropio de mis cosas. Siempre tuve una salud precaria, malaria, cólera, pero fue porque mi cuerpo, al no haber nacido aquí (en esa vida), sus defensas no estaban preparadas. Si tú me vieras en mis últimos años, era prácticamente piel y huesos, no me alimentaba, conservaba mi lucidez intacta, pero prácticamente todas las fotos mías son de joven. Se pueden haber escondido algunas de cuando tenía 50 o 60 años, algunas están retocadas incluso, pero casi nadie conoce las últimas fotos que me sacaron. Verdaderamente tú te asustarías si vieras una foto mía, ya prácticamente pasados los años 40 del siglo 20. Y tú te sientes... con toda esa inteligencia para aplicar, ¡¡¡ en un cuerpo que no te responde, en unas manos que te duelen al cerrar, donde te tienen que sujetar el brazo para que puedas caminar !!!, y te miran con...,  -bueno señor Tesla tome asiento-, ¡¡¡ pero les molesto, les molesto, tengo más cosas para decir !!!,  -bueno, bueno, quédese tranquilo ya nos va a decir-, y yo los miro con mis ojos gastados y digo: -pero que, o sea, me están ignorando, no me están prestando atención, no me están prestando atención. No estoy hablando de rayos X, que es un descubrimiento mío, estoy hablando de un rayo especial que es superior, porque es un rayo energético que puede visualizar el cuerpo humano, ¡¡¡ más allá todavía de la resonancia magnética nuclear  y no me han prestado atención, y desencarné antes de poder llevarlo al papel !!!,  entonces es como que quedé con una asignatura pendiente.
En mi encarnación actual, si bien está haciendo muchísimo está en otro tema, pero quiero que sepáis que he logrado “condensar” la energía del Absoluto.

 

Karina: ¿Bajo las mismas condiciones físicas normales?

 

Tera-El: Lo explico de esta manera..., un espíritu, un espíritu, es dos cosas a la vez, es energía y es concepto, ¿hasta ahí me sigues?

 

Karina: Si.

 

Tera-El: Pero a su vez es una sola cosa, ¡¡¡ es energía conceptual !!!

 

Karina: Estamos de acuerdo.

 

Tera-El: Pero se pueden separar. El que tú llamas Dios, Padre o yo lo llamo el Absoluto es energía conceptual. Obviamente, je, je, su 10% del tamaño del universo, pero dejando de lado su Supremo concepto, que ÉL es Todo, en esta Creación al menos, Él es energía también, y esa energía… ¿por qué no habría de ser canalizada de la misma manera que este receptáculo puede canalizar una entidad? ¿Por qué con un aparato “no podríamos” canalizar a esa Energía? Hay otras energías en el universo pertenecientes al Absoluto, la energía oscura, la materia oscura, que se le llama materia oscura, pero también es una energía, todo es energía, pero la energía impalpable (para que se entienda) es la “Energía del Absoluto”. Y a través de esa energía se podrían hacer tantas cosas que no se han llevado a cabo, ¡¡¡ muchas por intereses creados, muchas por intereses creados !!!
Eso es lo que, querida hermana, quería transmitir, y ahora con todo mi amor y con toda mi luz, me retiro.

 

Karina: Pero, ¿podemos volver a conversar en otro momento?

 

Tera-El: No tengas duda, no tengas duda de que así será, no tengas duda de que así será, querida Kar-El, ¡¡¡ hasta todo momento y les mando toda mi Luz !!!

 

Karina: Hasta todo momento.

 


Sesión del 29/9/2010

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Tera-El, thetán de quien fue Nikola Tesla

 

Explicó que es guía espiritual de varios 10% encarnados en el plano físico. Dio ejemplos de conceptos que ofrece para aumentar la comprensión del ser encarnado y enviarle contención

 

Sesión en MP3 (2.879 KB)

 

            Tera-El: Es una dicha profunda que sacude con Luz hasta los rincones más profundos del concepto, el poder servir como guía espiritual. Mi vibración, como entidad del 5º plano, subnivel 9 se modifica permanentemente. He tenido distintas tonalidades vibratorias, he tenido la fortuna de encarnar en seres que de alguna u otra manera han cumplido una misión generalmente incompleta pero que ha ayudado a miles de personas a encontrar su camino. No creo que los mensajes sean trascendentes puesto que siempre el mensaje va a caer en un alma necesitada, que eso es lo más importante.

 

Me han conocido con muchos roles en el plano físico pero también he encarnado en otros mundos. Podéis llamarme Tera-El. En mi encarnación anterior he colaborado con muchos descubrimientos, en la encarnación actual estoy colaborando con muchos paradigmas.

 

¿Qué es un espíritu guía?: Aquel espíritu que busca orientar a un 10% encarnado que está en el camino cuyo thetán puede estar en un plano 5 de Luz o en un plano 6º angélico pero cuyo 10% está pasando por distintas crisis quizá no graves, quizás existenciales. Y como les ha sucedido a muchos guiados por mí, no saben, a veces, cual es la decisión más práctica, cual que estuvieran frente a una senda que se bifurca en dos y pueden pensar: -¿Tomo el camino de la izquierda?, ¿el de la derecha? ¿Este será bueno?, ¿aquel, no? ¿Los dos me llevarán a buen puerto o los dos terminarán en un estrecho callejón donde no haya vuelta atrás?

 

            Pero pensad, pensad bien, no soy yo quién tiene que decir qué camino tomar, me refiero a que cada ser es responsable de sus decisiones. Por supuesto que yo, como guía, tengo la posibilidad de orientar, pero a veces, ese 10% se debate en una lucha interna que quizá sean roles de ego y en ese momento –entre comillas- hace oídos sordos a mi concepto. Me atrevo a decir -quizá muy imprudentemente- que no hay ser encarnado en Sol 3 que no haya pasado por un momento de crisis grande o pequeña, de indecisión grande o pequeña, y en muchos casos sentirse parados al borde de un abismo esperando el empujón final o que unos brazos te sujeten y te tiren hacia atrás apartándote de esa profundidad.

 

            Somos importantes cada uno en lo suyo y no tiene nada que ver si encarnamos como masculino o femenino, o en qué región o con qué familia, o si estamos solos o si tenemos una familia, si nos sentimos apoyados o nos sentimos marginados, si nos creemos autosuficientes o tenemos baja estima; tiene que ver con comprender que si encarnamos es por una razón determinada y debemos hacer honor a esa encarnación porque independientemente de nuestra elección, es una gracia divina el haber encarnado, y quejarnos consciente o inconscientemente en nuestro pensamiento o a voz abierta no deja de ser una ingratitud hacia nuestro Padre que tanto nos ama.

 

Siempre se presentan encrucijadas. Esas encrucijadas deben ser resueltas por nosotros mismos entendiendo, comprendiendo, aprehendiendo, captando nuestra inmensidad interior. Somos el universo mismo, figurativamente hablando. Lo que hoy es una desdicha o una soledad o una incomprensión o una duda o un anhelo, esta incomprensión se transforma en comprensión, la duda en certeza, el anhelo en abrazo, la obscuridad en luz, la desconfianza en confianza.

 

Debemos estar alerta ante vibraciones densas pero no caer en la contradicción paradojal de que ese alerta nos desgaste aún más que las mismas vibraciones nefastas. He dicho en más de una oportunidad que la euforia filtra vibraciones negativas, he dicho también que no siempre podemos vibrar en euforia. En mi plano, miles de veces he sufrido por el otro. Como 10% encarnado he llorado, literalmente, y sigo haciéndolo, llorando por la desdicha del otro, por la incomprensión del otro, por seres que quizá no entienden tu pensamiento, por seres que son de Luz en el plano espiritual y que en el plano físico zozobran cogidos por roles del ego que los jalan y jalan y jalan hacia abajo. En el plano espiritual se sufre mucho pero la dicha, la dicha de ver que alguien sale adelante, te compensa.

 

Una anécdota que ya conocéis pero que la vuelvo a relatar: Cuando el querido Maestro Jesús caminaba con pocas fuerzas hacia el Gólgota, aquellos que le habían tirado pétalos de flores cuando entró a lomos de un borrico, ahora lo salivaban y le tiraban piedras. Por su rostro corrían hilillos de sangre y lágrimas de sus ojos, pero no lloraba por lo que le esperaba sino por aquellos que dejaba y que no le habían entendido y que no habían captado en profundidad su mensaje. Se sufre por el infortunio del otro pero se goza si salvas un alma.

 

Tengo la fortuna, la dicha, el goce de guiar a varias personas en el plano físico, masculinos y femeninos. Generalmente, un guía no se designa. Acordamos con el thetán del ser encarnado si desea ser orientado aunque luego ese 10% no te capte sumido en sus problemas terrenales o en sus luchas egoicas que no necesariamente tienen que ser reactivas; a veces son luchas con uno mismo de pensar: -No encajo en esta sociedad, el entorno no me comprende, lo que yo necesito no lo tengo aquí, tuve vidas mejores en el pasado.

 

El pasado es un ancla que te lleva al fondo del mar. El aquí, el ahora, este momento es el que te será útil; este momento, el momento donde tú dices: -Yo puedo. Debo ponerme de pie. Debo confrontar, debo mirarme al espejo y con sano orgullo sentir que tengo la capacidad de lograr las metas y saber que puedo ser útil y saber que puedo lograrlo, y entender que me quieren y entender que el amor es el sentimiento más grande, y entender que formo parte del Padre. Y entender que cerca o lejos tienes alguien que te ama.

 

Estaré siempre en contacto. Tera-El: plano 5 subnivel 9.

 

He recorrido tantos caminos, he gastado tantas suelas de sandalias, he abrazado a tanta gente, he estado en tantos mundos... soy un eterno agradecido. Tú también lo debes ser.

 

Que la dicha te colme, que el amor inunde tu ser y la comprensión te alcance.

 


Sesión del 10/01/2012

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Tera-El, quien encarnó como Nikola Tesla

 

Habló sobre la mente reactiva y su interacción con el ego y sus roles, dio una descripción clara sobre la naturaleza del ego y los lastres que este nos puede hacer cargar en la vida. La tolerancia, el Amor y la contención pueden ayudarnos a desechar los lastres que el ego acumula.

 

Sesión en MP3 (2.278 KB)

 

 

Estoy aquí comunicado con todo mi amor y toda mi Luz. Mi nombre es, para vosotros, Tera-El, estoy en el quinto plano subnivel nueve.

 

He vivido distintas vidas extrañas, siempre en cada una de ellas dejando huellas, huellas como protagonista, huellas apoyando a aquel que viene a hacer una gran misión, pero siempre en roles que han dejado huellas en la historia de Sol 3.

 

Quiero hablar de roles del ego, contención, comunicación, porque todo se mancomuna. A veces dialogamos con una persona, a veces departimos con una persona y no nos ponemos de acuerdo en lo que pensamos, ambos tenemos distintas verdades y no concordamos. Y no se trata de que uno tenga la razón y el otro no, porque desde el punto de vista de cada una de las partes ambos tienen la razón.

 

He visto a lo largo de los siglos, -estando encarnado como siendo espíritu 100%- a seres que discuten de una manera estéril, yerma, lastimándose quizá por falta de argumentos y en lugar de dar contención a la otra parte, la lastiman. Pero la otra parte -como el universo es un espejo- actúa exactamente de la misma manera, lastimando por falta de argumentos.

 

Muchos de vosotros sabéis y entendéis el daño que causa la mente reactiva, pero a veces creo, pienso humildemente que no os dais cuenta del tremendo poder de la mente reactiva y como nubla el entendimiento hasta en las personas más calificadas espiritualmente, son muy pocas las personas en este plano físico que la mente reactiva no les obnubila el entendimiento.

 

La mente reactiva actúa de tal manera que en ese momento la persona actúa como si fuese ciega y sorda, no escucha lo que debe de escuchar, no ve lo que debiera ver y hasta su mente se nubla porque no comprende lo que debiera comprender. Y es cierto que muchas veces se dijo: "Esperad, si queréis tener un buen diálogo con otra persona, esperad hasta que se apacigüen sus impulsos y luego hablad". Pero a veces no hay tiempo, a veces es necesario aclarar las cosas ya, porque la persona puede marchar o porque no se verán por un tiempo y si no, quedarían malentendidos por un tiempo largo o a lo eterno.

 

Sabed que en el plano físico es muy difícil ser perfecto si ni siquiera somos perfectos en los planos suprafísicos. Aprendemos hasta el último día de esta Creación y supongo de la próxima y de la próxima, porque si bien es cierto que fuimos creados en los planos más altos, el propio Eón nos puso sobre los hombros conceptuales la mente reactiva con sus frutos: engramas, roles del ego, etc.

 

No es lo mismo vivir pendiente del otro, estar pendiente del otro para ver que necesidades podemos cubrir, que estar pendiente de los demás, buscando su aprobación. El concepto espiritual está clarísimo, lo que pasa es como ya se dijo más de una vez, el lenguaje hablado es muy pobre y si bien hay cosas que "suenan" parecidas, son opuestas.

 

Vivir pendiente de los demás tiene dos acepciones: Podemos vivir pendientes para ser útiles a aquel que tiene carencias y también podemos vivir pendientes de los demás para que nos den aliento ante nuestras propias carencias. En el primero de los casos estamos exentos del ego porque buscamos tender una mano, brindarnos. En el segundo de los casos es nuestro ego el que nos impulsa. Y el ego se justifica, el ego siempre se justifica, el ego justifica lo errores: "Mira, esto, al fin y al cabo, lo hice por responsabilidad tuya".

 

El ego siempre busca opacar al otro, el ego no reconoce errores y si los reconoce, siempre, de alguna manera, que fueron provocados por una acción anterior del otro. El ego por su propia manera, por su propia consistencia nunca va a decir "mea culpa" porque ya está en su naturaleza protagonizar, hacerse notar.

 

Poned un trozo de carbón en ropa blanca, está en su naturaleza mancharla, y si el carbón tuviera vida propia, diría: "La única manera de no manchar la ropa es no acercarme a ella". Pero con el ego no pasa lo mismo porque el ego está incorporado en el espíritu y el ego no se puede destruir. El ego se puede sostener cual caballo con una rienda, pero si le dais rienda, el ego hace de las suyas.

 

He percibido a lo largo de los siglos a distintas parejas, ambos con buenas intenciones, ambos tratando de elevarse espiritualmente y sin embargo recriminándose uno al otro cual enemigos acérrimos.

 

Por qué no dejar actuar unos instantes la mente analítica y veréis, percibiréis la claridad de las cosas ¡Qué fácil! Muchas veces con un: "Tienes razón, el error fue mío", cómo se arregla todo. Muchas veces con un agachar la cabeza, ¡cómo se arregla todo!

 

Han dicho los filósofos que en el cristal que se ha quebrado, la marca queda siempre, pero bueno, busquemos no quebrarlo más. Y eso no sucede solamente en las relaciones de pareja, sucede en las amistades, en las relaciones de familia y lo que es peor sucede con la propia persona, la propia persona que a veces inconscientemente se desprecia o se culpa o se responsabiliza a sí misma por errores cometidos. Pero otros Maestros, a los que amo, han dicho que el pasado es inmodificable y que el futuro se construye a partir del ahora. No se puede tapar lo hecho si lo hecho fue hostil pero sí se puede compensar, pero no compensar tipo indemnización, eso suena muy grosero.

 

Podemos modificar nuestra actitud aún más. ¿Por qué no exigirnos en ello? ¿Por qué no? ¿Por qué en lugar de levantar el dedo acusatorio no buceamos en nuestro interior a ver qué cosas son útiles en nuestro arcón y qué cosas pesan y que nos hacen hundir y que podemos tirar? Como en ese altillo donde el abuelo guardaba chucherías y nos preguntamos muchas veces: "¿Para qué quería esto?" Y cogemos una bolsa y la llenamos de chucherías y la sacamos para que se la lleven.

 

Dentro nuestro también tenemos muchas chucherías para sacar, muchos objetos inútiles para descartar. ¿Y qué nos hace guardar esos objetos inútiles?: El ego. El ego es un cachivachero, si entendéis por cachivache aquellos objetos que no tienen ninguna función. El ego se apega de todo, de lo útil y de lo inútil. Y no todo lo que es útil puede ser útil para determinada persona. Haceros cuenta de que sois un barco que tiene sobrecarga y hay una tormenta llamada vida; sacad el sobrepeso para no zozobrar, sacad el sobrepeso.

 

El amor, la tolerancia, la comprensión y el entendimiento del otro, son flotadores y permiten que ese barco llegue a puerto. Tolerancia, comprensión, contención, y dejad de pensar tanto en lo que nos pasa y levantad la vista y ver qué le pasa al otro.

 

Ya se dijo alguna vez: "El apego no es malo mientras haya equilibrio". Todas las acciones que podamos hacer en la vida física, hechas con equilibrio pueden rendir frutos. Cambiemos acusaciones por comprensión, rencor por compasión, odio por Amor, reproches por caricias. Cambiemos. Es para beneficio propio también, si queréis pensarlo de esa manera.

 

Hasta todo momento y les mando toda mi Luz.

 


Sesión del 04/03/2013

Médium: Jorge Olguín.

Consultante

Entidad que se presentó a dialogar: Tera-El, quien encarnó como Nikola Tesla

 

Percibe que a pesar de los adelantos tecnológicos no hemos avanzado en espiritualidad, en hermanamiento. Que seguimos como niños batallando por lo que no nos vamos a llevar de aquí, que perdemos de vista los valores esenciales por codiciar bienes materiales. Se explayó en el concepto relativo del tiempo y que este depende de cada planeta, de su gravedad. Recordó a dos grandes Maestros que enseñaron lo que hoy pocos aplican.

 

Sesión en MP3 (3.413 KB)

 

 

Entidad: Es un gusto estar aquí reunido con vosotros no solamente para develar enigmas sino también para asesorar, orientar o bien tender una mano conceptual a aquellos que necesitan de ella. Mi nombre es Tera-El.

 

He percibido, he notado que en el plano físico a veces somos esclavos de nuestras pasiones, de la misma manera que vosotros sois esclavos de la palabra puesto que, como he afirmado más de una vez, el lenguaje es pobre comparado con el concepto. Cuando hablo de pasiones se entiende que es uno de los roles del ego donde a veces el ser encarnado pone tanto de sí y termina desencantado porque su expectativa va más allá de lo racional, de lo que le dicta su sentido común y se frustra. ¿Pero por qué? Porque el sentido común desciende de la mente analítica, las pasiones de la mente reactiva.

 

La pasión no deja de ser una intensa emoción y agrego que todo lo que se haga con equilibrio está bien. Podéis ser emotivos, tener un sano orgullo y amar de manera personal. Seguramente habrá una pizca de ego en ello pero es un ego, entre comillas, inofensivo: El tener orgullo por lograr un premio o haber recibido un diploma, y podría dar muchísimos ejemplos. Pero el ego en el ser humano no solamente atenta contra una relación afectiva sino que atenta también contra una relación de amistad, contra una sociedad, contra una relación laboral, atenta contra lo familiar, atenta la convivencia.

 

Alguien dijo alguna vez: "El atesorar, el codiciar, no solamente el codiciar sino también el que actúa como el tigre cebado que a pesar de haber saciado su apetito sigue rasgando la presa". Hay seres que se comportan con la misma manera con los bienes materiales. Hay países que se comportan de la misma manera saqueando a otros países y aunque no quede nada por escarbar siguen y siguen horadando esa región a ver qué más pueden llevarse de botín.

 

Y como dijo una entidad colega: "Es más fácil salir de un agujero negro que poder llevarse algo físico al plano suprafísico". Y he vistos seres humanos con problemas graves de salud que siguen atesorando o que siguen teniendo apetitos de poder. Y sin faltarles al respeto copio una frase vuestra "están con un pie en el plano físico y con otro pie en el plano suprafísico", figurativamente hablando, y siguen atesorando y es algo que ni siquiera yo con mi alta capacidad puedo comprenderlo.

 

De la misma manera que hablo del ser humano puedo hablar de regiones, de imperios. Si vosotros cogéis un libro y estudiáis la historia del planeta de los últimos tres milenios veréis que hubo distintos imperios y todos han caído por su propio peso o porque se han desgastado. Mirad, buscad los mapas a lo largo de los siglos, el Imperio Romano y recientemente -recientemente para mí, viéndolo desde el punto de vista conceptual- el Imperio Otomano. ¿Y para qué? ¿Y qué decir de las religiones? Estando encarnado he estudiado cada una de las religiones y hoy, nuevamente encarnado, sigo estudiando las religiones donde cada Dios habla de bondad, de no agredir al otro. Todas esas religiones monoteístas son todas invasores, por lo menos los practicantes de esas religiones, todas. Entonces parece una hipocresía global.

 

Pero avanzáis, avanzáis en el parte técnica mucho más que en la parte espiritual, avanzáis aun con conceptos equivocados. Hace poco más de un siglo he hecho descubrimientos que si hubiera tenido en ese entonces los aparatos actuales, los ordenadores actuales, la técnica actual, ¡cómo los hubiera potenciado!

 

Consultante: ¿Quién fue en esa encarnación? ¿Se puede saber?

 

Entidad: ¿En aquella encarnación? El Maestro Tesla.

Y hoy hay un concepto donde se relaciona el tiempo con la velocidad de la luz, como que cuando un objeto se va acercando a la velocidad de la luz el tiempo se va dilatando al igual que el objeto en sí. El error, el gran error de mi espíritu colega en vida fue no pensar "Velocidad de la luz, ¿con respecto a qué?", porque si estuviéramos dentro de una nave en un espacio interestelar a años luz de la estrella más próxima donde la gravitación fuera casi inexistente y viajáramos casi a la velocidad de la luz preguntaría: "Velocidad de la luz, ¿con respecto a qué? ¿Con respecto a qué objeto? ¿A qué Sol?". Y no se ponen a pensar que es al revés: no es que la velocidad de la luz vaya haciendo que el tiempo se dilate sino que la gravedad de los cuerpos hace que el tiempo corra más deprisa. Es al revés.

 

Se han hecho pruebas en vuestro mundo con relojes que tienen precisiones de hasta una millonésima de segundo donde astronautas orbitando su reloj le atrasaba con respecto a los técnicos que estaban en tierra, luego de un par de días de orbitar el planeta.

Entonces razonaron: -Einstein tenía razón puesto que si a treinta mil kilómetros por hora podemos llegar a medir que una parte de un segundo atrasa con respecto al reloj de tierra significa que si hipotéticamente se pudiera centuplicar esta velocidad el tiempo sería más lento para quien está en órbita.

Pero es al revés. Si bien un aparato que está en órbita es un aparato que tiene una caída permanente, la misma fuerza centrífuga, que se equipara a la centrípeta, hace que la gravedad le afecte mucho menos. De allí que el tiempo se estira no por la velocidad sino por la menor gravedad.

 

Por otro lado, y esto es muy común en la mayoría de los astros, cuanto más grande es el cuerpo celeste más rápido va a orbitar para equiparar su propia masa gravitatoria porque la gravedad al fin y al cabo es una curvatura y para que la curvatura no se haga tan evidente el cuerpo gira sobre sí mismo. Por ejemplo, vuestro planeta hace una órbita cada casi 24 horas.

 

Consultante: Me da la sensación que cada vez pasa más rápido el tiempo aquí. Eso tiene que ver porque cada vez somos más en el planeta y estamos ejerciendo un mayor peso sobre...

 

Entidad: No, eso es una sensación, es una sensación psicológica, querido consultante, es una sensación psicológica. Pero si tú estudias la velocidad con que rota Júpiter, el planeta más grande de vuestro sistema, verás que compensa su enorme tamaño porque gira muchísimo más rápido que vuestro planeta, muchísimo más rápido. Y si queréis ir más lejos todavía veréis que un agujero negro, que tiene una masa mil o más veces más grande que Júpiter, orbita sobre sí mismo cual trompo a velocidades increíbles.

 

En el último siglo vuestro -en el que llamáis siglo XX- habéis hecho tantos o muchos más descubrimientos que en toda la historia de vuestro planeta pero en vuestro interior, en vuestro caudal de partícula divina que sois no habéis avanzado de la misma manera. Antes erais un guerrero con espada, hoy un soldado con fusil, mañana un guerrero espacial con un rayo descohesionador de moléculas. Y a lo que un espíritu debe aspirar es a crecer interiormente, a no ser presa de las pasiones, a no competir por el hecho de sobresalir, a no ser exitista, a tener el placer de poder ayudar a otro, a aprender a quererse a uno mismo y eso no es ego porque de la única manera que uno puede lograr que el otro le quiera es queriéndose uno, con equilibrio, sin caer en la obviedad de luego desestimar al otro, porque justamente el fortificarse interiormente siempre va en función de tender una mano al otro.

 

Sois seres tan sensibles que caéis presa del halago, del elogio, de la ofensa, os irritáis. He percibido maestros avanzados que sienten que les arrojan el guante cuando alguien les hace una broma inocente, se sienten tocados en su ego, lo que vosotros llamáis amor propio. Amor propio es una palabra vana, ilusa porque es un rol del ego. La autoestima no porque es bueno aceptarse, quererse y sentirse importante, pero no para subirse en un pedestal y que los demás os adoren, sentirse importante para poder ayudar a otros.

 

Es bueno que a lo largo de los siglos hayáis crecido tecnológicamente. Hace siglos atrás había ilustres filósofos que decían "Es una locura pensar que algo más pesado que el aire pueda volar". Y mirad, hoy pensáis "Con las tremendas distancias siderales tardaremos cientos de miles de años en llegar al sistema estelar más próximo" ignorando que el día de mañana habrá ordenadores cuánticos, como dijo un espíritu colega, que detectará grietas por donde acortaréis camino. ¿O pensáis que los seres que os visitan de otros mundos han hecho cientos de miles de años de recorrido?

 

Sois un mundo pequeñito y se generan luchas de poder por cosas que si prestan atención no tienen ningún valor. Fuera de la vida y del amor que podamos dar y recibir no hay otra cosa que tenga valor. Por supuesto la salud en el plano físico, porque sin salud no se puede lograr nada de eso pero fuera de la vida con salud y del amor todo os quedará allí en el plano físico, todo. Si sois buenas personas quedaréis en el recuerdo "inmortalizados" en aquellos que quedan.

 

Es importante que uno entienda su propio valor, es importante que uno entienda su naturaleza creativa. Y es importante entender por sobre todas las cosas que hay una sola manera de demostrar el amor al Creador de este Universo: comprendiendo a todas las partículas divinas, que son vuestros hermanos. Y no hablo sólo de los otros seres humanos, hablo de todas las partículas vivas: los animales, las aves, las plantas, cosas que pueden parecer superfluas pero no lo son.

 

Habéis hecho tanto y a la vez habéis hecho tan poco, tan poco trabajo interno... Percibo a tantos hermanos que hablan de la Luz, de la fraternidad, del hermanarse y cuando se dan la espalda vuelven las criticas, los susurros. Sois niños, sois niños disfrazados de reyes. Estáis jugando, jugáis a tener pompa, a vestiros de gala, a viajar en carroza, estáis jugando. Pompa y humildad no son sinónimos. No es lo que enseñó aquel gran Maestro, Jesús en este planeta, Axxón en un planeta gemelo hace cien mil años. No es lo que enseñó tanto el uno como el otro. Y sé de lo que hablo porque yo estuve en ambos lados.

 

Gracias por escucharme.