Índice

Psicointegración - Dependencia Conceptual

Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

 

Psicointegración 14/12/2017

Profesor: Jorge Raúl Olguín

 

 

El apego al plano físico es el causante de dependencias que el ser suprafísico no puede satisfacer. Debe entender que cambió de estado al desencarnar y aceptar consejo y ayuda que los Maestros le brindarán.

 

Sesión en MP3 (829 KB)

 

Jorge Olguín: Entidades del error que desencarnan con un exacerbado apego.

 

Son entidades que tienen un apego tan grande por el plano físico que ese 10% que desencarna no acepta el ya no estar en el plano físico y no llega a querer unirse con su 90%. Obviamente lo hace, pero ese 10% que había estado encarnado vive una fantasía en su concepto.

 

Hay un ejemplo muy práctico en la película Ghost con Patrick Swayze, donde el fantasma del subte sigue estando conectado con el plano físico de alguna manera y haciendo foco energético en modo permanente molestando a los que sí están vivos. Pero no deja de tener apetencias físicas.

 

¿Hay una dependencia? La dependencia es conceptual, mental. Ejemplo: Patrick Swayze ya desencarnado le pide que le enseñe a hacer foco energético, el fantasma del subte no quiere saber nada y en un momento determinado haciendo foco energético golpea una marquesina donde expenden cigarrillos y caen como veinte paquetes al suelo, el fantasma del subte se desespera por las ganas de fumar que tiene. Ahora razonemos, razonemos; no hay una dependencia a la nicotina puesto que no es una unidad biológica, no tiene nicotina en la sangre, no es un ser físico, entonces, ¿dónde está la dependencia? En lo conceptual.

Lo mismo sucede con algunas entidades que tienen dependencia por el sexo puesto que en su vida física o han fracasado o tenían baja estima y entonces buscan "desquitarse" al estar desencarnados. ¿Y qué hacen? "Visitan" a una persona del sexo opuesto e intentan hacer foco energético para desahogarse.

 

Ahora lo voy a explicar de una manera sencilla. Si nosotros, seres físicos que habitamos el plano físico, vemos un pollo rostizado en una vidriera y nos da apetito, podemos estar una hora en la vidriera y vamos a seguir con el mismo apetito porque no vamos a comer ese pollo. Bien. Ese ser espiritual que hace foco energético en la persona que está acostada en una cama no tiene manera de desahogarse, primero porque la dependencia es conceptual, no física porque no hay físico, no tiene físico; entonces, si no tiene manera de desahogarse termina peor. Como el fantasma del subte con los deseos de fumar, no puede fumar si no tiene físico, entonces se retroalimenta esa dependencia, esa furia por no poder fumar o por no poder tener sexo.

 

Se habla mucho de los visitantes de dormitorio, mujeres que por ejemplo han sentido -como se dice comúnmente- que se les sube el muerto, sienten alguien encima de ellas y algunas, hay testimonios, han llegado al orgasmo. ¿Pero qué pasa con ese ser suprafísico, logra su cometido? No, justamente porque es un ser suprafísico y va a seguir con la misma dependencia, con ese mismo deseo de sexo, de fumar, de comer y no lo va a poder satisfacer.

¿Cuál es la solución para ese ser suprafísico? Que entienda conceptualmente que está desencarnado, que acepte que desencarnó y que se deje guiar por los seres más elevados conceptualmente y va a ser la única manera que deje su dependencia, esa dependencia que cada día lo va a torturar más porque si es una dependencia física y la persona está viva, está en el plano físico, puede canalizarla. Si no está en el plano físico, si es una entidad suprafísica no puede canalizarla, así de sencillo. ¿La solución? Aceptar que ya no está más en el plano físico y dejará de molestar a los que sí siguen estando en el plano físico.

 

Es todo.