Índice

Sesión 15/11/07 - Krab-El

Grupo Elron

 

SESIÓN DEL 15/11/07

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Maestro Krab-El.

 

Explicó que hace un año y medio que ha encarnado con la voluntad de poder ayudar, lo que ha conseguido en diversas encarnaciones anteriores. En su última vida fue un pianista austriaco judío, aunque no transcendió por circunstancias ajenas a su voluntad. Relató alguna vivencia y sus sensaciones en esa encarnación. También explicó su misión para esta nueva vida, hablando de su comunicación con su 10%. Habló del servicio, de los triunfos y fracasos. En otra vida encarnó en Aní, y actuando de pacifista logró una paz temporal entre dos bandos. Habló sobre el halago y la indiferencia, de las principales ideas altruistas para difundir, del amor personal, de la captación que tienen todos los niños antes de ser condicionados, de su voluntad de sobresalir para ser un ejemplo positivo.

 

Sesión en MP3 (3.552 KB)

 

Me encuentro aquí comunicado, luego de haber intencionado el receptáculo este contacto para poder transmitir de forma conceptual mis ideas, mi modo de pensar, qué pretendo al volver a encarnar. Mi nombre es Krab-el. Estoy en el plano 5.5 y soy un espíritu encarnado recientemente. Encarné en misión de poder ayudar, de poder ser útil y sé que toda encarnación es un riesgo como ha pasado con miles y miles de seres que encarnan para determinado cometido y los que son sus mayores luego cumplen el de ellos porque el haber encarnado antes muchas cosas las deciden por el recién encarnado.

Tengo recuerdos de vidas anteriores donde ejercí distintas profesiones, distintas trabajos, distintos oficios. Fui desde carpintero hasta un eximio maestro de piano. Tengo 70 encarnaciones, 20 de las cuales fueron en otros mundos y 50 en Sol 3. Siempre he tratado de encarnar para tratar de ser útil y he tenido en casi todas mis encarnaciones un contacto muy fluido con mi parte física. Digamos que si bien mi parte física no conocía mis vidas pasadas y no sabia cual era mi cometido, algo le despertaba yo como Thetán a medida que la parte física iba creciendo.

El núcleo familiar actual tiene una expectativa que debo desmentirla porque presumen que podía haber sido la reencarnación de quien sería supuestamente mi abuelo físico y no es así. Hacía un siglo que no encarnaba, la ultima encarnación la tuve en Austria. Era de religión Judía y si bien todavía no había la persecución que había mucho después, en muchos casos no triunfaba en lo que yo hacía justamente por ejercer mi religión.

Mi nombre era Albert Edelman y mi profesión era pianista. He escrito decenas de melodías, incluso lo que aquí se conoce como Chardas Húngaras que las composiciones fueron luego destruidas luego que desencarné, ninguna de las composiciones salió a la luz. Pero había temas hermosos que si tú me permites, a través de este receptáculo voy a tratar de que conceptúe la música que le transmito, que la decodifique y pueda darla a conocer en una breve entonación.

(El receptáculo entona dicha música).

Es una pequeña parte de una de las tantas composiciones que se han perdido en el olvido. No es lo mismo escucharla a través de la garganta de un médium que es el receptáculo que me alberga a escuchar 15 minutos 40 segundos de piano, violín y bajo tal como fue escrita, y sin desmérito de otros bien tocada está a la altura de grandes canciones de hace 2 siglos.

En la última encarnación no he tenido tiempo, mejor dicho, he tenido tiempo pero he tenido mis preferencias y he relegado la idea de formar una familia.

Me dediqué a la música, nunca tuve una vida con excesos, fue una vida bastante, bastante tranquila. Nací en 1846 y desencarné a los 60 años en 1906. No tenía vicios, es cierto que a veces me fumaba lo que llamáis ahora un puro, pero cuando veía el teclado mis manos corrían, hasta mis 52 años de vida, porque si todavía hoy un poquito más de 100 años después la medicina todavía no puede dominar cuando las arterias se ponen duras, imagínate en esa época donde yo quería tocar y me costaba, el sufrimiento espiritual que sentía. Porque vosotros decís que la música es el sonido de los ángeles, yo iría más lejos, yo diría que la música es donde los seres se comunican de verdad, más que con el lenguaje, porque la música te transporta y el lenguaje a veces te ata a tierra.

Mi misión en esta vida es poder ejercer una profesión donde pueda ayudar a muchos. Obviamente la comunicación que tengo con mi 10 % es limitada porque su decodificador recién está aprendiendo la compresión del entorno a su cortísima edad biológica. Trato, en su corta edad, de transmitirle, sin cargar su decodificador por supuesto, a su cuerpo de ideas, sonidos, sonidos mentales para que con el tiempo desarrolle un buen vocabulario fluido y generarle la curiosidad por la música.

No soy ningún ingenuo como entidad espiritual y sé que los tiempos en el plano físico han cambiado, a pesar de que en este siglo los medios de comunicaciones son masivos, tenéis televisión, tenéis Internet, tenéis radio, tenéis videos móviles que algunos maestros compañeros míos lo decían de hace mucho años.

Depende de la parte física que quiera captarnos, porque estaría mal dicho escucharnos, captarnos, de todas maneras se entiende. Cuando digo que los tiempos han cambiado, y aun existiendo los medios de comunicación masiva no significa que se le facilite el camino para la música porque hoy la música está desvirtuada. Yo como entidad espiritual amo la música y amo todo tipo de música. Sería muy mezquino de pensamiento si solamente amara la música clásica. Hay música no clásica que es muy bella, absolutamente bella, pero hay que tener amplitud de criterio para entenderla. Aquellos amantes de la música clásica a los cuales respeto, pero que se cierran en ella, quedan limitados, y se pierden del todo. Es como el que ama un color y no ve el arco iris porque no lo quiere ver.

Entonces debemos elucubrar en contacto con mi 10% qué es lo que le conviene para poder transmitir mejor a los demás. Porque muchos seres encarnado no tienen conocimiento de lo que es el servicio, el servicio no es solamente socorrer al otro, y en eso acuerdo con el Maestro Johnakan; el servicio también es transmitir ideas, conceptos, ya sea a través de la música, ya sea a través de las matemáticas, como lo haces tú, ya sea a través de la física, a través de la medicina, todo es útil, en tanto y en cuanto se haga con amor y con honestidad. Y que no se estudie únicamente para enriquecerse en el plano físico.

Aclaro, porque muchos seres encarnados también tienen un mal concepto de lo que es el dinero. El dinero como fin no tiene ningún valor. El dinero como medio tiene un altísimo valor, esa es la diferencia; utilizarlo como medio o utilizarlo como fin. Yo quiero transmitirle a mi 10 % a que pueda tener una gran carrera en lo que le sea más útil en su momento y que pueda tener un dinero para que sea un medio para actos altruistas, sin descuidarse como ser humano. Todo debe ser hecho con equilibrio.

Lo que mas ciega el camino del ser humano no son los fracasos. Es cierto que a veces el fracaso te deja impotente, y es cierto que hay personas que montan en depresión por una actitud demasiado egoica y bajan su autoestima hasta tal punto de no volver a intentar ese camino. Pero más te ciega el triunfo, porque el triunfo saca a relucir otra faceta del ego, la faceta exitista, la faceta que te exige, y te acostumbras a paladear ese sabor de gloria y como en el plano físico tenemos momentos, hay momentos en que vuelves a opacarte, y si te has acostumbrado a la miel, luego otro sabor distinto seguramente te va resultar insulso. Claro que el triunfo ciega más que el fracaso y entiendo que de los dos se aprende si uno tiene un pensamiento ecuánime.

Mi meta como ser encarnado recién de un año y medio es crecer, fortalecer a mi entorno, y por sobre todas las cosas, poder ayudar a otros. Desconozco el futuro, ningún espíritu lo conoce, lo que importa es la intención de poder ser útil como lo estoy siendo yo en este plano y en este subnivel, donde colaboro con otras entidades de luz que a su vez colaboran conmigo, nos mancomunados y no solamente ayudamos en este mundo sino en otros mundos. He encarnado muchísimo tiempo atrás, hace cerca de un milenio, en un planeta llamado Aní que hoy esta regido por un Logos llamado Kether, que es uno de los pocos logos que está encarnado, significa que no es Logos como espíritu sino logos como Thetán. Y así como Kether encarnó para dar fin a una contienda entre los dos hemisferios norte y sur, hace un milenio estando el planeta menos avanzado logré como pacifista que dos regiones de guerreros pacten una alianza. No logré la paz definitiva pero un siglo terrestre donde no hubo contiendas, imagínate las vidas que se salvaron. Y lo logré en vida y no permití que ese éxito me cegara. Al contrario, a mayor éxito mayor humildad. Cuando me halagaban, aceptaba el halago y luego lo enterraba. El halago no tiene que ser tomado como una capa porque luego esa capa te entierra. El halago alimenta el ego y no te deja ser quien eres en realidad.

Es muy importante entender que hay muchas maneras de ser útil como dije antes, que hay muchas maneras de ejercer el servicio. No es únicamente extender la mano, es transmitir conceptos, desparramar, esparcir la idea del amor; es una de las maneras más importantes de hacer servicio. El famoso efecto dominó de ese juego terrenal tiene que ser usado para esparcir favores. Se ha escrito un libro sobre el tema, sobre la famosa cadena de favores y tengo entendido también que hicieron un filme sobre el tema, y eso es hermoso y me da una tremenda pena, un tremendo dolor ajeno cuando veo, percibo, noto, conceptúo que mucha gente lee ese u otros libros o ve esa u otras películas y una vez que sale del cine o cierra el libro vuelven a su vida cotidiana y esa cadena de favores queda cortada por el eslabón que son ellos.

Una de las mejores maneras, porque no hay la mejor, no existe la mejor, la mejor todavía no llegó, la mejor todavía falta, eso es lo bueno, pero una de las mejores formas de hacer servicio es difundir, difundir las enseñanzas y las enseñanzas no están reñidas con ninguna religión ni con ningún concepto. Se trata de solidaridad, de misericordia, de altruismo, de honestidad, de fidelidad, se trata de gentileza, de caballerosidad en el varón, gentileza en la mujer. Se trata de piedad, se trata de compasión, todas esas virtudes no están reñidas con ninguna corriente, ni religiosa ni espiritual. Entonces, cuando se habla de esparcir a todos aquellos que quieran escuchar, poner en práctica ello, no se hiere la susceptibilidad de nadie, como me transmite el Maestro de quien he aprendido mucho Johnakan Ur-el, que es el Maestro de la compasión.

Y quiero hacer un agregado sobre la compasión, así como muchas veces se ha hablado, porque puedo captar vuestras mentes conceptuales, sobre el tema de que el perdón la mayoría de las veces es egoico, la compasión no es egoica, porque la compasión se basa en la piedad que es un sentimiento absolutamente puro. No es un sentimiento emotivo, el amor tampoco es un sentimiento emotivo, es un sentimiento puro. Un sentimiento emotivo es el amor personal que en el plano físico es importante porque de cierta manera genera ciertos apegos. Si bien los maestros de la antigüedad hablaban de que los apegos siempre fueron nefastos, yo sería más humilde en mi concepto y diría que hay apegos y apegos, como para que me entendáis. Una cosa es tener un apego por un adorno y otra cosa es tener un apego por un hijo o por un hermano. No toméis eso como un apego egoico, es un amor hermoso, donde la vida física del otro es más valiosa que la de uno. El amor personal por las religiones tradicionales siempre ha tenido conceptos erróneos, lo han tomado como un amor denso, bajo. La palabra amor en sí, impide que este sea denso. Porque ya cuando la otra persona pasa a ser posesiva o manipuladora no está amando, por eso no puede haber un amor egoico, sino una actitud egoica. Porque el amor también se nutre del respeto y la persona que es manipuladora no respeta, la persona que es manipuladora busca su propio beneficio, no está respetando al otro.

A lo largo de todas mis vidas y de las otras 20 en otros mundos he aprendido muchísimo y estoy contento de lo mucho que me falta por aprender que eso es lo importante, más importante que lo que he aprendido. Y agradezco a los distintos maestros que en estos momentos están conectados en sintonía conmigo para transmitirme conceptos que yo no tenía en claro y que puedo elucubrar más fácilmente y transmitir a este receptáculo más fácilmente, sería como que estuviera conectado en paralelo con ellos. Así que les agradezco a los otros maestros que se han contactado conmigo para permitirme dar esta pequeña charla.

No arrastro engramas, no arrastro roles de ego, obviamente porque estoy en el plano 5.5 y si quisiera encontrarme una pequeña macula, una pequeña mancha, es mi avidez. Mi avidez de saber qué va a pasar con mi 10% encarnado, cuánto absorberá de lo que le transmito, si el mundo físico lo ensordecerá como hace con los niños entre los 5 y 6 anos, donde empiezan a aprender y desaprenden lo de siglos, donde tienen una visión más profunda de la sociedad y pierden la otra visión, la visión astral que todos los niños poseen. Porque no hay un niño que no haya visualizado un ángel; que después se les olvida, es otra cosa.

Para cerrar, antes de retirarme, en esta primera vez que me comunico con el plano físico estando en espíritu, el servicio más importante es el poder esparcir ideas de confraternidad, de compasión, de piedad, y si podéis transformad el amor en obra y haced servicio directo. Los grandes maestros dicen de que el protagonismo es uno de los principales roles del ego, y sin contradecir, porque tengo un respeto tremendo y los amo impersonalmente a todos los maestros, pero como el lenguaje hablado es mucho más pobre que el concepto que expreso y no tengo otra palabra para expresar a través de este receptáculo, creo que voy a ser entendido cuando les digo, sed protagonistas, en el buen sentido sed protagonistas. Hasta todo momento.

 

 

Sesión sobre Kether y Aní

 


Consulta recibida

Condicionamiento a los niños y música en los planos espirituales

Hola, que tal, buenas noches desde México.
 
Estoy muy sorprendido por la cantidad de conceptos que se pueden obtener de esta sesión que han publicado, pero al mismo tiempo me asaltan muchas dudas que solamente ustedes me podrán ayudar a iluminar. Por ejemplo, hablan de que todos los niños antes de ser condicionados han visto un ángel, pero ¿antes de ser condicionados por quién? ¿Condicionados a qué?

Condicionados por la sociedad, que cuando llega la época de que los mandan a clases, les crean dogmas y doctrinas asfixiantes, con la excusa de que van a ser hombres de Bien.
Aclaro que no estoy en contra de una Educación, sino de los Condicionamientos que esta trae consigo.

Y la forma de ver a los ángeles ¿de qué forma puede ser? ¿En forma de luces, los ángeles les dicen algo a los niños? Es decir que cuando un niño comenta ya sea que en un sueño o en algún momento vio o creyó ver un ángel es verdad?

Los ángeles se perciben como trazos de Luz, pero se dejan ver de mil formas... las dos más conocidas son como niñitos con alas o como adolescentes rubios alados.

Por otro lado hablan también de la música, la cual a mi parecer merecería una sesión completa del tema ya que es bastante extenso y hay muchas preguntas, por ejemplo Krab-El comenta que ama la música, todo tipo de música, pero si la música es algo digamos... material, es hecha terrenalmente, ¿un espíritu puede crear música? ¿Entonces los espíritus tienen también esa forma de comunicarse con nosotros o de "manifestar ciertos conceptos"? ¿en forma de sonidos que pueden formar música?

La música la conocen por haber encarnado... pero en el mundo suprafísico hay otro tipo de música: música conceptual, con notas más variadas que las que brinda el sonido físico.

 
En fin, muchas más preguntas surgen, pero poco a poco y con lo que publican en sus paginas se podrán ir resolviendo.
 
Reciban un cordial saludos y gracias.

Un saludo cordial: Prof. Jorge.