Índice

DoAsh - Experiencias en el Caos

Grupo Elron

 

Sesiones anteriores con Morgan-El sobre temas relacionados

SESIÓN DEL 29/4/08

 

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Manuel M.

Entidad que se presentó a dialogar: DoAsh.

 

Explicó datos sobre el sistema estelar de su 10% encarnado, su planeta, la evolución de la civilización, la tecnología, etc. Relató sus experiencias y la de sus compañeros tripulantes de una nave que fue a explorar el caos, hablando sobre su estado personal, diversas visiones y efectos en los componentes de la misión, y finalmente lo que sintió como espíritu.

 

Sesión en MP3 (6.543 KB)

 

 

    Bueno. Mi nombre es Jorge Olguín, Estoy reunido con Manuel.

 

    Vamos a intencionar, canalizar, al Thetán de un habitante en lo posible 'homo sapiens sapiens' o 'gray' pero que tenga una evolución tecnológica su 10% encarnado, y que su sistema estelar esté en el borde del Universo en expansión.

 

    Esto significa, para que se entienda, luego de la gran explosión o Big Bang el universo se fue expandiendo a lo largo de trece mil setecientos millones de años. Y el universo sigue en expansión hasta que llegue el momento que dejará de expandirse y comenzará a contraerse. Pero por coherencia, por lógica, por sentido común, hay un borde. Al haber expansión, hay un borde que separa al Todo, que es la Creación Universal, la Manifestación de Dios, de lo que denominamos el Caos.

 

    Se supone que en ese sistema estelar de ese brazo galáctico, de un lado se verán estrellas y del otro lado no se verá nada y por intuición o seguramente por contacto telepático con mi propio Thetán Johnakan Ur-El, sé que hubo naves de una civilización avanzada de uno de esos mundos que está situado en el borde que ha tratado de adentrarse en la ‘Nada’, en el ‘Caos’.

 

    Lo que vamos a intencionar es contactarnos telepáticamente con ese Thetán  para que relate no solamente las preguntas que están agendadas para hacerle, técnicas o no técnicas, sino también para que relate experiencias de su parte encarnada. Y bueno, esperemos que salga bien porque es la primera vez que se intenta. Por lo menos aquí en Sol-3 como diría un amigo de Grupo Elron.

 

 

    DoAsh: A lo largo, a lo largo de miles de millones de años luz de distancia logro contactarme a través de un receptáculo.

 

    Es la primera vez que me contactan y me resulta por demás, extraño. Aclaro que he tenido cientos de vidas en distintos puntos del Universo, en distintos mundos y en distintas formas.

 

    Es la primera vez que encarno en un sistema en lo que vosotros llamaríais el borde del Universo.

 

    Somos una civilización que tiene una tecnología de aproximadamente dos mil años de antigüedad.

 

    Nuestro planeta es el tercero que gira alrededor de una estrella amarilla y por lo que visualizo conceptualmente en el decodificador del receptáculo que me alberga es un sistema estelar muy similar al que habita quien me está canalizando.

 

    Somos un sistema que tiene cuatro planetas rocosos, nosotros somos el tercero. Luego gigantes gaseosos y por último tres planetas rocosos más. En total hay once planetas.

 

    La estrella la denominamos Aón así que a nuestro mundo le puedes decir Aón-3. Somos aonitas y me siento muy identificado con mi parte encarnada.

 

    Mi parte encarnada se llama Brac. Vosotros en vuestro lenguaje lo escribiríais be larga, erre, a, ce, ka. Brack. Y mi nombre como Thetán  es DoAsh. DoAsh, de, o, a, ese, hache. Estoy en el plano 3.9, tal vez por distintos roles del ego no he llegado de nuevo al plano 4 que es un plano Maestro y al contrario, estoy muy desestabilizado. Demasiado desestabilizado como Thetán  por lo que le está pasando a Brack en este momento. Dejo a vuestro criterio el responder preguntas o el relatar lo que le sucede a Brack primero. Eso queda a vuestra disposición.

 

 

    Interlocutor: Entonces, por favor DoAsh. ¿Podría relatarnos lo que le está sucediendo a su parte encarnada Brack? Por favor.

 

 

    DoAsh: Calculando que hablo como Brack, como primera persona, calculando que nuestro planeta gira a casi la misma distancia que el vuestro en vuestra estrella, los años son similares a los vuestros. Tenemos una leve inclinación de nuestro eje, tenemos estaciones con frío y calor, tenemos cuatro continentes, océanos, en este momento tenemos bastante paz en nuestro mundo a pesar de que hay un equilibrio estable entre la facción del norte y la facción del sur, pero hay un compromiso de paz porque sería imposible guerrear con las armas disgregadoras que tenemos. Destruiríamos el mundo en minutos. No tendría sentido guerrear entre nosotros.

 

    Tenemos dos mil años de desarrollo tecnológico y diez mil años aproximadamente de historia. Una historia parecida a la de cualquier mundo donde se empieza por construir una rueda, luego un carro y luego grandes naves.

 

    Hemos recorrido todo nuestro sistema. Somos el único mundo -en nuestro sistema- con vida y en lugar de aventurarnos a otros sistemas estelares tenemos una nave con tecnología suficiente para encontrar grietas espaciales e ir a años luz de distancia. Pero también tenemos motores gravitacionales, tenemos motores propulsores y tenemos motores iónicos. Nuestra misión es adentrarnos en lo que se llamaría el Vacío Absoluto para explorar con nuestros sensores sofisticadísimos. Detectan hasta la más mínima energía. Para que os deis cuenta de nuestros aparatos, podemos estar a cien millones de kilómetros de un mundo y detectar la energía de vida de una unidad biológica mamífera de cuatro centímetros de tamaño. Con nuestros sensores podemos detectar energía de una pequeña piedra imantada a millones de millas -hablando en vuestro lenguaje- para que entendáis la calidad de nuestros sensores.

 

    Ya salimos en ese momento de nuestro sistema. Dejamos atrás el sistema, dejamos atrás la galaxia y hace varios meses que estamos adentrados con nuestra nave en el Gran Vacío.

 

    Somos exactamente veintidós personas, somos catorce varones y ocho mujeres. Nuestra raza es absolutamente similar a la del receptáculo que me alberga porque en muchas partes del Universo hay lo que para vosotros denomináis 'homo sapiens sapiens' como también hay otro tipo de razas repetitivas que pueden diferir en un mínimo detalle, en ojos, en nariz, en orejas, pero sabemos que hacen un mismo mundo. Eso suele pasar.

 

    Tengo más de un título. Aparte de ser astrónomo tengo conocimiento en ingeniería mecánica, tengo también algo de conocimiento en biología y tengo conocimiento en motores de 'grieta' -como le decimos nosotros- para pasar a otro espacio. Los motores gravitacionales no sirven en este Gran Vacío porque a medida que nos estamos alejando del brazo galáctico no tenemos como propulsarnos ni como volver a atraernos. Por suerte es de los últimos modelos de nave donde tenemos cuatro tipos de motores y podemos perfectamente adentrarnos sin ningún tipo de incertidumbre. Tenemos visores ópticos, visores computarizados y distintos sensores aparte de un campo súper energético, un campo súper energético capaz de desafiar a las tormentas de los planetas gaseosos apenas bajando un cinco por ciento el escudo de la nave, el escudo energético.

 

    Por mi experiencia me considero un ser muy coherente, muy poco imaginativo. Nuestra civilización a diferencia de la vuestra no se basa en supercherías, en mitos. Somos una raza muy coherente después de tantos milenios de técnica y si bien creemos que puede haber energías desconocidas en universos no captados, tenemos sensores específicos que han llegado a captar por lo menos el más denso de los universos supra físicos. Entonces hemos desarrollado la teoría de que cuando nuestra vida física llega a su fin hay algo que nos anima y que pasa a esos otros universos vibracionales más elevados. Pero de todas maneras no somos impresionables, a diferencia vuestra no nos asusta la oscuridad por sobre la claridad y el misterio lo tenemos solamente para divertimiento para nuestros niños. Si bien tenemos recreaciones a través de hologramas animados, para que os deis cuenta de lo que hablo sería como vuestras películas pero en una tercera dimensión. Nos agradan los juegos, hacemos deportes, hemos superado todas las enfermedades conocidas y a veces cometemos el error de crear nosotros mismos nuevos virus, nuevas cepas virales y cepas bacterianas. A veces es como que pienso que nuestra civilización quiere jugar a ser creadora porque si bien somos un mundo muy materialista, a veces es como que nos preguntamos -como muchos otros mundos- de dónde venimos y por qué estamos. Por eso el afán de averiguar.

 

    Como Brack, tengo treinta y ocho años, he quedado viudo hace diez años, tengo un niño de doce llamado Shock que quedó en el planeta y lo extraño mucho; igual que a Flack a la que era mi gran amor y murió por no cuidarse en su laboratorio experimentando con energías que no supo controlar y quedó expuesta a algo similar a lo que sería vuestra radioactividad y en menos de cuarenta y ocho horas dejó de vivir.

 

    Hoy me duele mucho la cabeza. Estoy yendo para mi camarote. Tenemos un aparato que es muy similar a  vuestros relojes-pulsera y lo portamos en nuestra muñeca derecha. Nos va marcando -presionando los distintos botones- donde está cada unidad biológica en la nave, las veintidós personas y de repente veo al fondo, saliendo del comedor en uno de los paneles, la figura de una mujer que no la veo registrada en el sensor y me acerco y es ella.

 

    -¡Pero tú, tú estás muerta!

 

    -¿Quién lo dice, Brack?

 

    -¡Has muerto hace años! ¡Has quedado expuesta a una radiación! Yo mismo te he visto, yo mismo autoricé incinerar tu cuerpo.

 

    Mi sentido común me dice que lo estoy imaginando.

 

    -Tócame, si te parece que soy una imaginación.

 

    -No es eso. Supongamos que hubiera habido una confusión. Supongamos que tú no has muerto. Supongamos que murió otra científica en tu lugar y que tú has perdido la memoria. Puede haber mil variantes. ¿Pero qué haces en esta nave? ¿Por qué no te detecto con mi sensor?

 

    Y de repente veo que sus ojos cambian de color y me dice:

 

    -No me detectas porque nunca me has amado, porque eres una persona que está condenada a estar sola.

 

    -¡No! -Me pongo a gritar-.

 

     Y me pongo de rodillas y en ese momento cierro los ojos con fuerza, cierro mis puños...

 

    -Jamás dejé de amarte, no volví a formar pareja.

 

    Y cuando abro los ojos veo que no hay nada, que no hay nadie. Se lo cuento a Dan, que es el segundo oficial de a bordo y me dice:

 

    -Son muchos meses de encierro, el estrés, la soledad, nuestra mente nos hace jugarretas.

 

    La doctora Sackard me dice:

 

    -Yo no quise comentarlo pero ahora que Brack dice esto, yo me separé de mi pareja porque no nos llevábamos bien y como mi aspiración era crecer en mi trabajo, mi hijo Lick quedó con él y a los pocos meses me entero de que imprudentemente lo subió con él en su deporte favorito, que era carrera de aerocoches, y ambos se estrellaron muriendo en el acto.

 

    -¿Y qué tiene que ver eso?

 

    -Que lo oí al niño en mi camastro diciéndome:

 

    -Mamá, te extraño. ¿Cuándo vas a venir a casa?

 

     Lo abracé, lo toqué, sentí su calor, lo besé y después dije:

 

    -¡No! -y lo rechacé. –Es una jugarreta de mi mente. Tú estás muerto por culpa de tu padre.

 

    -¡Tú me quieres ver muerto, Ma!

 

    Y en ese momento cambió el color de sus ojos y sentí como un mareo y cuando he vuelto otra vez la cabeza no estaba.

 

    Yo, como Brack, me impresioné mucho del relato de la doctora pero coincidía con el mío.

 

    Le dije al capitán Ahur si no deberíamos volver, porque el viaje nos estaba desgastando.

 

    -Nuestras órdenes son captar alguna señal de energía.

 

    -Capitán, ¿No serán estas señales?, ¿No será que nosotros con nuestros sentidos captamos más que los sensores?

 

    Esa noche no pude dormir. Y digo noche porque nos manejábamos con un reloj computador en el Control, que nos hacía cumplir nuestro horario de veinticuatro horas. Porque como ya dije nuestro planeta tenía muchísimas similitudes con el vuestro, el que habita quien me está canalizando.

 

    Tuve pesadillas. Al día siguiente me levanto y no veo a nadie. Miro mi sensor y solamente veo mi punto en verde. Los otros veintiún puntos son rojos. No están. Me ataca pánico. Pánico a la soledad. Empiezo a correr por los pasillos. Escucho sonidos. Escucho como ulular, pasos, sonidos metálicos, puertas que se cierran, compuertas con una maneta giratoria, para que os deis una idea, muy similar a la de alguno de vuestros submarinos, llego al Control, no hay nadie, la voz al oído: “Papá” -del niño.

 

    Voy por uno de los pasillos persiguiendo la voz: "¡Papá! ¡Papá!" y lo veo, con las pequeñas pecas...

 

    -¡Tú no puedes estar acá! ¡Tú no estás acá!

 

    -Papá, soy yo... no me rechaces de nuevo. No me dejes solo. ¿Por qué siempre me dejas solo?

 

    -Yo no te dejo solo. Yo tengo que cumplir con mi misión. Yo no te dejo solo.

 

    -Papá, me has dejado solo toda la vida. ¿Por qué haces eso? Nunca me llevas contigo.

 

    -Tú no estás acá. Yo no estoy hablando contigo. Yo no quiero volverme loco. Mira, ¿Ves? No te capto. Tendrías que estar en mi sensor, ¿Ves? Y veo dos marcas verdes.

 

    -¿Ves que sí estoy? ¿Papá?

 

    -¡Es que no! ¡Porque como el sensor está en mi piel el verde sería yo, toda unidad biológica ajena sería en rojo!

 

    -¡Está en rojo papá!

 

    Y miro y estaba en rojo. Pero recién tenía en verde.

 

    -¡Porqué somos uno, papá! ¡Porque nos queremos mucho, papá!

 

    Siento como una especie de vahído y un semi desvanecimiento y cuando abro los ojos la doctora me pregunta qué me había pasado. Lo primero que hago es mirar el sensor y estaban los veintiún puntos rojos.

 

    -Soñé con algo, que no había nadie...

 

    Aparece el tercer oficial llorando a lágrima tendida. Lo paramos con la doctora y nos dice que no soportaba más, él amaba mucho a su madre. Tenía treinta y cuatro años y por cuidarla, nunca se casó. Y ahora justo cuando estaba saliendo en misión, ella haciendo rol de víctima le decía: "No me dejes sola porque cuando vuelvas no me vas a encontrar viva".

 

    Pero él quería cumplir con su misión y se fue. Ahora la había visto en su camarote, mucho más vieja, con el pelo blanco y cuando él buscó acariciarla, a ella se le empezó a desfigurar la cara, a caérsele todo el pelo hasta quedar como una calavera y él perdió el conocimiento y cuando lo recuperó no había nada y prácticamente once de los veintidós que habitamos la nave hemos tenido este tipo de experiencias insoportables, absolutamente insoportables.

 

    El capitán no quiere volver. Tenemos que hacer entrar en razón al capitán. No hablo de amotinarnos pero tenemos que apoderarnos de la nave porque algo malo va a pasar.

 

    La doctora entrando en razón me dice:

 

    -Primero hablemos.

 

    Y cuando marchamos hacia la sala donde estaba el capitán lo encontramos revolcado en el piso como si tuviera espasmos de una vieja enfermedad de un milenio atrás, muy similar a vuestra epilepsia. De repente queda duro. Le tomo el pulso en la yugular y escucho que respira. Siento en mis dedos la presión de la sangre y abre los ojos. Respira hacia dentro y me dice:

 

    -No puede ser. No puede ser. A mí no me gustaba la carrera militar. Lo hice para satisfacer a mi padre. Mi padre siempre me ha golpeado de pequeño diciéndome que yo no servía para el puesto. Me sentí tan molesto, me ofendió tanto que en la escuela militar fui el mejor. Esta es la tercera nave que comando. Y mi padre no tuvo el gusto de verme conducirla porque hace dos años que murió. Y ahora se me apareció en mi gabinete para decirme qué pretendía con esta estúpida misión, qué iba a descubrir en la Nada. Que siempre sería un fracasado. Lo tomé del cuello y le dije:

 

    -Yo no soy un niño. Ya no me puedes hablar así. Siempre serás un cretino, naciste cretino, viviste cretino y morirás cretino.

 

    Le di una bofetada, dos bofetadas, tres bofetadas; se reía más menos de sí. Apreté el cuello, apreté el cuello, apreté el cuello; quería verdaderamente matarlo hasta que razoné que no porque ya estaba muerto. Y en ese momento veo que estoy apretando nada, el aire, y me desespero y me agarra como un espasmo y salgo del gabinete y corro por el pasillo y caigo y... hasta que los veo a ustedes.

 

    -Volvamos capitán. Tengo una idea de que nos está pasando. Quizá hay sensores que son muy sofisticados pero no captan lo que hay aquí. Hay energías que se alimentan de nuestro dolor, de nuestros miedos. Energías que trabajan con nuestras emociones, con nuestros recuerdos y tienen tanto poder en nuestra mente que hasta... Mire capitán la doctora que ha llegado a abrazar a su hijo, a tocar a su hijo. Somos una raza coherente. Somos una raza fuerte. Tenemos cientos de años de cordura. No creemos en mitos. Las visiones no existen. Nadie tiene potestad sobre nosotros. Creo que no la tenían pero ahora parece que sí. Aparentemente no respetan nuestro libre albedrío. Y son energías con poder. Volvamos capitán, por favor.

 

    Quizá fue útil esto que le pasó para que nos escuche.

 

    -No. -dice el capitán-. Es un desafío. Tenemos que ver algo. Tenemos que llevar pruebas. Nuestra palabra sola no sirve. Nadie nos creerá. No tenemos nada grabado. No tenemos ningún holograma grabado. No tenemos nada en nuestros computadores. Cada uno de nosotros ha escuchado cosas pero cuando rebobinas, en el grabador de la nave no se escucha nada. Está en nuestra mente. Tenemos que seguir.

 

    Al día siguiente Shaphil, uno de los técnicos en un ataque de pánico tomó una herramienta, las que traban las compuertas y se la clavó en su pecho. Lo mismo Sayas, la ayudante de la doctora, que tomó del botiquín un bisturí y se abrió el cuello. Las dos primeras bajas.

 

    Lo busco de nuevo al capitán.

 

    -Vamos a morir todos. No tiene sentido. ¿Qué explicación le da a eso?

 

    -La explicación más lógica: somos una raza coherente. La soledad, el estrés, el extrañar a su familia...

 

    -No, capitán. Se nos aparecen cosas. Ahora a todos. Cada uno de los veinte que quedamos hemos visto algo o a alguien. Siempre a un ser querido, algo que nos conmueve, algo que extrañamos. Es una energía que juega con nuestros recuerdos, con nuestras emociones, con nuestros miedos, con nuestras aprensiones, con nuestros anhelos. Somos títeres de esas energías. Esas energías disfrutan destruyéndonos. Vamos a morir todos, la nave va a seguir sin rumbo hacia la Nada.

 

    No me prestó atención. Era tal el ego que tenía para demostrarle al recuerdo de su padre que él podría traer pruebas, que uno a uno se fueron dando las bajas.

 

    Y al final estoy yo, sentado en uno de los laterales. Miro el sensor: solamente una luz verde. Yo sólo no sé como dar vuelta a la nave. Tampoco sé cuánto hay de equipo vital para que pueda nutrirme de alimento, de oxígeno. Es una nave gigantesca pero no hay energía vital para muchos años, que por otro lado no sé si lo resistiré.

 

    Y escucho pasos y veo una figura como si fuera un holograma. Cuando me paro, desaparece. Y no tengo miedo, porque nuestra raza tiene sentido común. No hay nada fuera de los patrones normales que pueda interactuar con nosotros. Ni siquiera esas energías tienen potestad.

 

    Con el poco conocimiento que tengo de cada uno de los tripulantes veré de qué manera puedo manejar los controles de los computadores para que la nave retorne y una vez que se acerque nuevamente al brazo espiralado podré mandar una señal de auxilio por el sub espacio.

 

    Y me dirijo raudamente hacia los controles cuando de repente se cierra la puerta y se cierra la de atrás y dejo de escuchar el zumbido de los motores y la luz se apaga y me envuelvo en mí mismo, me quedo tiritando de miedo, de frío y siento que me acarician.

 

    -No te preocupes, hijo.

 

    -¡Mamá!

 

    -Aquí estoy. Quédate tranquilo.

 

    -Mamá, no eres tú. Hace muchos años que estás muerta. Pero es tu perfume...

 

    En la semi penumbra veo... veo sus manos arrugadas... y es ella... y es ella que me viene a buscar para que yo descanse. Porque no quiero luchar más. No quiero más visiones. No quiero más que jueguen con mis miedos.

 

    Y de repente ella se sienta y yo me acuesto y pongo mi cabeza en su regazo y me quedo dormido anhelando que mi corazón deje de latir.

 

    En ese momento me veo 100% espíritu y conceptúo en el espacio físico la nave que se aleja con los cadáveres, e intenciono conceptualmente regresar al brazo galáctico y es como que me cuesta desplazarme; porque muchas veces como espíritu, dentro lo que sería ese Universo, había como redes conceptuales donde uno se desplazaba y entonces lo que hago es enfocar mi concepto en el sistema más cercano, como cuando vosotros en vuestro mundo lanzáis un trípode, que se fija en un punto y así puedo acercarme lentamente para salir de ese Vacío que aún siendo espíritu me causa terror. Porque lo que menos quiero es que siendo espíritu se me aparezcan visiones como a mi 10% cuando estaba encarnado.

 

    Son energías que habitan lo que está más allá. Energías que se recrean, se sumergen en nuestros recuerdos y los sacan a relucir, se alimentan de nuestras emociones. Y entiendo que así como lo hacen con los seres encarnados, también lo hacen con nosotros 100% espíritu. Hasta que finalmente llego y siento como una estática. Ya estoy dentro de lo que es la Creación y si bien tengo entendido que el espíritu no hay manera de dañarlo, en este momento me siento protegido.

 

    Gracias por escucharme.

 

 

    Interlocutor: Gracias DoAsh. Muchas gracias.

 


 

Sesión del 02/07/10

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Javier M.

Entidad que se presentó: Rovanor, Thetán de Javier M.

Habló de las medidas del universo, de la capacidad de mediumnidad de su 10% y de la técnica que recomienda para conseguirlo, sobre los condicionamientos, sobre el ser positivo, la captación de planos suprafísicos, las psicoauditaciones donde el espíritu encarnó en el otro sexo, problemas físicos psicosomatizados, y los espíritus en el caos.

(enlace a la página)

 

 


 

Consultas recibidas

 

Hola Estimados Amigos,

He escuchado la grabación sobre el interesante viaje hacia el Caos de una
entidad encarnada, de la que me parece oír el nombre de Brag, cuyo Thetán se
llama DoAsh.

 

De esa experiencia saco lo siguiente:

1)      Brag estaba encarnado (digo "estaba" porque al final pasa a ser
espíritu 100%) en un mundo con una tecnología y ciencia muy avanzada que
presume de contar con individuos coherentes en el sentido de que, al ser muy
buenos científicos y técnicos, interpretan la realidad de una manera
razonada y científica.

 

Sí, totalmente... luego de la sesión le comentaba a Manuel que si la nave hubiera estado tripulada por terrestres sucumbían a las 24 horas...

 


2)      Su coherencia se pone en entredicho por apariciones sorpresivas que
aparecen cuando se están aproximando a la frontera que separa La Creación
del Vacío Absoluto ó Caos.

 

Su coherencia es lo único que permite que resistan tanto!!!

 


3)      Dichas apariciones se basaban en pasados traumáticos de los
tripulantes (muerte de un familiar ó por engramas), y eran provocadas por
"algo" (¿primordiales?).

 

Seguramente... ese "algo" provocaba estados emocionales que llevaban a los tripulantes a una situación límite...

 


4)      Las apariciones, ¿podrían ser focos energéticos ó un ilusionismo
mental, inducidos por los primordiales?

 

Tal vez ambas cosas...

 


5)      Si dichas apariciones estaban basados en información de pasado de
los tripulantes, ¿cómo obtenían la información los primordiales?
Posiblemente leerían la mente de la entidad encarnada, pero ¿qué hubiera
pasado si las cortinas conceptuales de la entidad encarnada y del Thetán
hubieran estado bajadas? Posiblemente, los primordiales hubieran provocado
miedos por ruidos inesperados provocando un estrés continuo de angustia (un
estrés continuo puede provocar la muerte como es el caso de Brag).

 

De alguna manera hubiesen buscado la forma de "penetrar las defensas conceptuales" de los thetanes... pero con la parte encarnada es más fácil, ya que un 10% no sabe cómo "bajar su cortina mental".

 


6)      ¿Qué hubiera ocurrido si los individuos de la nave hubieran
provenido de una civilización científica y tecnológica que creyera en lo
espiritual (incluyendo los fenómenos paranormales de las apariciones) y
fueran psicointegrados, y, además, clears? Sería interesante encontrar una
civilización, ubicada en un sistema estelar próximo al borde del Universo
con las características mencionadas en la pregunta, y contactar con un
Thetán de una entidad encarnada en esa civilización y que esté en una nave
realizando un viaje hacía el Caos.

 

Tengo mis dudas si aunque los tripulantes fueran mentalmente fuertes, estuvieran libres de engramas e integraran sus roles de ego, igual hubiesen resistido un acoso desconocido... ¡porque lo que más agota los nervios es no saber...!

 


Un abrazo a todos.

 

Saludo cordial: prof. Jorge Olguín.

 

 


Estimados amigos del Grupo Elron: ...Sinceramente sorprendente el relato de DoAsh sobre su experiencia en el caos...me llamó la atención cierta similitud con una película llamada "Event Horizon"  http://en.wikipedia.org/wiki/Event_Horizon_(film)  en la cual salen a relucir los miedos mas internos de los tripulantes de una nave espacial y esos miedos se ven reflejados en desagradables visiones que cada uno de los tripulantes va experimentando... el diseñador de la nave viaja con ellos como un tripulante pero en realidad es una entidad maligna que tortura a los tripulantes provocándoles esas visiones y les infunde un miedo enorme. Finalmente los tripulantes van enloqueciendo y son asesinados por esta entidad...

Personalmente me sucedió algo parecido una vez que estaba saliendo de mi cuerpo durante un desdoblamiento. Una entidad del error al parecer "entró "en mis recuerdos y me hizo percibir una cara muy fea (de una caricatura que he visto) mirándome al lado de mi cama y sentí que hacía un ruido muy desagradable, además, antes de salir levemente de mi cuerpo, sentí que esta entidad hizo foco y me "tocó" un hombro.....sé que esta entidad quiso asustarme y en realidad lo logró...pero segundos después pensé que no había nada que temer… y la comprendí como entidad en evolución que es. Me calmé y me envolví en amor y traté de transmitírselo a esta entidad...y todo acabó. Obviamente esas energías de las que hablo DoAsh, que me imagino eran los primordiales, tienen un poder tremendo comparado con un espíritu que quiere causar miedo... pero creo sinceramente que "iluminando la oscuridad" algo podemos hacer para protegernos...
Muchas gracias, abrazos.

 

 

Muchas gracias por compartir tu experiencia. Saludos. Daniel José.

 


Hola,
Estoy escuchando la Sesión con DoAsh, y es elocuente las sensaciones que transmite el Amigo Jorge Olguín.
Me recuerda este relato a la película “Solaris” en que actúa George Clooney, cuya representación fílmica está basada en una novela del psicólogo escritor Stalislaw Lem.
Saludos, al grupo y siempre atento a sus revelaciones y con mis elucubraciones en que algún día ordenaré y se las haré saber.


Saludos profesor Olguín,

 

Le escribo de Lima Perú.

Llevo algún tiempo leyendo las páginas del grupo Elron y me parece una gran labor la que usted y su grupo están llevando acabo, especialmente en este tiempo en que pocas personas escuchan ideas más razonables y lógicas.

Talvez sea como dijo que hay un alto porcentaje de espíritus en planos del error con egos que dominan sobre la razón.

Debo decir que antes de encontrar por casualidad la pagina del grupo Elron ya elucubraba algunos conceptos básicos y así fue fácil aceptar y complementar con las enseñanzas que usted emite.   

 

Ahora comentando un poco sobre la sesión con DoAsh me parece impresionante la experiencia y esto me trae a la memoria la total coincidencia con un episodio de la serie Viaje a las estrellas (Star Trek) la nueva generación con Patrick Stewart, en cuyo episodio llegaron a los extremos del universo con la ayuda de una extraña entidad alienígena que altero los sistemas de propulsión de la nave llevándolos bastante lejos en poco tiempo. El tema era la similitud de situaciones de alucinación y miedos entre los tripulantes salvando la situación cuando la misma entidad que los llevo llega a regresarlos. Claro está que nunca en el episodio observaron la causa exacta, ni enfocaron algún tema espiritual.

 

Espero que tenga éxitos ya que entiendo que esto es realmente difícil.

 

Se que es una persona muy ocupada, espero que no le haya ocupado mucho tiempo leer mi comentario.

 

Atentamente.

 

Edgar, no recuerdo ese capítulo, pero te comento que otros consultantes me pasaron datos de dos películas que tocan el tema: "SOLARIS"  y  "EVENT HORIZON".

Abrazos. Prof. Jorge.

 

Hola.

La serie Star Trek es espectacular, y sus diversos guionistas sin duda han sido inspirados mediúmnicamente muchas veces.

Saludos. Daniel José.

 


 

Qué tal Prof. Olguín:
 
Impresionante el relato dado por la entidad DoAsh sobre las entidades que habitan en el caos... mientras escuchaba el relato pareciera estar viendo de esas películas de ficción como la muy conocida de Alien, no muy alejado de la historia, en el aspecto de cómo el terror de lo desconocido corroe al ser y de allí la alimentación de estos seres llamados Primordiales. Es fascinante aunque no encuentro otra palabra adecuada de lo que ocurre allí, elucubrando entiendo que estos seres son por naturaleza negativa, el Odio en su máxima expresión y Eón todo lo contrario, el Amor en toda su magnitud. Esto me hace cerrar la idea como bien dijo Kar-El Thetán de su pareja Karina, que con el Amor cualquier entidad negativa se aleja por naturaleza, no soportan esa alta vibración...
 
Esto transfiriéndolo en el relato que ocurre en el plano físico es muy difícil, tiene que ser un espíritu muy alto, pero esto como bien explican los Maestros no es garantía por el ego que siempre está al acecho, hay que estar muy bien preparado, estás personas estuvieron preparadas en conocimiento tecnológico para mi entender creo que no tanto en el campo espiritual pero tenían un alto sentido común que eso los ayudo en cierta forma para seguir avanzando con el afán de investigar que hay más allá del caos, de lo manifestado.
 
Es increíble la forma como se manifiestan estas entidades, sí solo el hecho de saber que estas cosas lo hacen los espíritus del error pero veo y entiendo que en una expresión mínima de lo que pueden hacer estas entidades. Incluso no solo en los planos físicos sino abarcan los planos suprafísicos, es verdaderamente increíble de como todo es complicado pero a la vez simple, la diferencia es el camino que hay que recorrer, las trabas, los obstáculos...
 
Pero al fin al acabo es un aprendizaje y yo en esta encarnación estoy muy feliz de estar viviendo estas enseñanzas porque mientras más abarco comprendo un poco más lo manifestado y lo manifestado que entiendo que es la mejor forma correcta de expresar lo creado o lo increado del absoluto y por consiguiente, el aprender a respetar al semejante, en fin de todo lo que enseñan los Maestros de Luz...
 
Pero todo tiene su tiempo... vaya que sí... como bien se enseña también no hay correr, no se compite con nadie pero es hermoso compartir lo mucho o poco que se aprende...
 
Gracias por leerme

 

Danny, muy acertada tu visión de la sesión de DoAsh... por momentos daba la sensación de que los tripulantes de la nave eran totalmente frágiles en su estado de sensibilidad.

Han escrito dos consultantes por separado... uno de ellos compara el relato con la película "Solaris", cuya remake protagonizó George Clooney. El otro consultante hace referencia a la película "Event Horizont", que ayer alquilé para verla... y me dio escalofríos, ya que se trata de una nave de rescate que tras ocho meses de viaje llegan a la órbita de Neptuno a rescatar otra nave, cuyo nombre es el título del film. El hecho es que en esa nave no hay señales de vida y la trama explica que tenían una técnica para pasar por una "grieta espacial". Aparentemente lo hicieron y regresaron... peo los tripulantes no están.  El equipo de rescate pasa a la nave "Event Horizont" y tiene visiones similares a las que cuenta DoAsh en su relato.

Como dijo Johnakan en 1997: -Nada es casualidad.

Abrazos: Prof. Jorge.

 


Hola, Jorge. Me ha asaltado una duda mientras respondía a un consultante acerca de la experiencia de Brack y el Caos. ¿El relato de DoAsh es en tiempo presente, es decir, relata lo que le ocurre a su parte encarnada en ese momento o el Thetán está personificando una experiencia pasada?

 

Entiendo que es un relato en tiempo presente.

 

Por lo que he podido interpretar la nave entró en el Caos y los tripulantes murieron debido a la incompatibilidad de sus vibraciones con la vibración del Caos, no porque se "desconectaran" de Eón. Al menos eso no lo aclara el Thetán en la sesión.

 

Pienso que fueron ambas cosas: La incompatibilidad de sus vibraciones con el Caos y porque al ser parte de la Esencia de EÓN y estar fuera de ÉL, no sobrevivieron.

 

Luego el Thetán, que había sido arrastrado por su parte encarnada hacia el Caos, intenta desplazarse para adentrarse nuevamente en la Creación, cosa que logró con éxito. Sé que si un espíritu se adentra en el Caos (en un aparato físico, se entiende) Eón no podría lanzar un pseudópodo porque esa decisión de invadir el Caos debe respetarla y el espíritu, al quedar "desconectado" de la energía de Eón, se desintegraría, dejaría de existir. Pero se dijo que era un caso hipotético. Concretamente, ¿DoAsh fue ayudado por un pseudópodo de Eón o directamente escapó intencionando con toda su energía?

 

Él lo explicó. Es como que lanzó un trípode conceptual hacia la Creación y logró "sujetarse" a la misma. Y eso lo salvó.

 

Aprovecho el email para consultarte otra cuestión: Cuando se dice que el espíritu es energía, ¿de qué tipo de energía se compone el espíritu? ¿Acaso es energía electromagnética? Quizá este tema lo aclaró Morgan-El, pero yo no me he dado cuenta.

 

Sé que un espíritu es Energía Suprafísica Conceptual. Interpreto que es independiente de cualquier otra energía del plano físico.

 

Que sigas bien!!!!!!

Javier Redero.

 

¡Un cariño para ti! Jorge Olguín.