Índice

Psicoauditación - Javier M.

Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

Si bien la Psicoauditación es la técnica más idónea para erradicar los engramas conceptuales del Thetán o Yo Superior de la persona, la mayoría de las veces se psicoaudita a thetanes que habitan en planos del Error y sus palabras pueden no ser amigables y/o oportunas para ser tomadas como Mensajes de orientación, algo que sí se da cuando se canaliza a Espíritus de Luz o Espíritus Maestros.
El hecho de publicar estas Psicoauditaciones (con autorización expresa de los consultantes) es simplemente para que todos puedan tener acceso a las mismas y constatar los condicionamientos que producen los implantes engrámicos.
Gracias a Dios, esos implantes son desactivados totalmente con dicha técnica.


Atte: prof. Jorge Olguín.

 

 

Sesión 10/07/07

Sesión 27/09/07

Sesión 08/05/08

Sesión 02/07/10

Sesión 12/08/11


Psicoauditación del 10/07/07

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó: Thetán de Javier M.

El thetán habló de dudas que a veces pueden existir y de la existencia de distintos caminos positivos. Relató algunas encarnaciones aunque estaba prácticamente libre de carga engrámica. Explicó que el thetán se compromete mucho con su 10% y es difícil que no se vea afectado por sus vivencias. También explicó el riesgo del 10% de caer en vanidad si relatase vidas donde consiguió grandes logros junto con otras entidades. Explicó el riesgo de encarnar y la sabiduría adquirida de las vivencias positivas y negativas. Finalizó contando su estado actual.

Sesión en MP3 (4.635 KB)

 

Javier M: Bien. Hoy es 10 de Julio de 2007 y es una sesión para mí, para Javier, de Buenos Aires.

 

Jorge Olguín: Después de la nevada.

 

Javier M: Después de la nevada. Exactamente.

 

Rovanor: Estoy aquí nuevamente, comunicado con el plano físico y parece irónico pero luego de cada tema que se aclara aparecen más dudas. Pero las dudas no son negativas, porque justamente las dudas sirven para que haya más consultas, más aclaraciones y entiendo que no hay un límite; entiendo que no hay un límite para despejar esas dudas porque seguimos aprendiendo en forma continua.

 

Si tomamos el aprendizaje como carga viviremos la vida como carga, si tomamos el aprendizaje como gozo viviremos la vida como gozo, tanto la vida física como la vida espiritual.

 

Noto en muchas entidades que también tienen un 10% encarnado que toman las dudas como un lastre. Piensan que cuando evacuaron algún interrogante ya tienen el camino allanado y cuando surgen nuevos interrogantes es como que les pesara. Reconozco -porque sería hipócrita si no- reconozco que cuando me contacté traduciendo mi concepto a lenguaje hablado en una primera vez, luego me sentía molesto de tener nuevas dudas, nuevos interrogantes y luego me puse a conceptuar como espíritu: ¿Está bien o está mal que surjan nuevos interrogantes? ¿Por qué no conceptúo todas mis dudas a la vez y las pongo en el planteo? Y yo me di mi propia respuesta. Dos respuestas. La primera es que había dudas más grandes que tapaban a dudas más pequeñas o dudas de muchas encarnaciones que no dejaban visualizar a otras dudas más recientes. O viceversa; dudas recientes que no dejaban ver dudas antiguas. Y lo otro, es que no tenía más dudas y que las dudas se fueron armando a partir de las respuestas porque si bien las respuestas me daban la pauta de lo que yo quería, a su vez me abrían una bifurcación.

 

Por eso digo, al comienzo me sentí molesto. Decía: "¿Pero cómo? Antes tenía un camino a tomar, con obstáculos, los obstáculos se fueron allanando y ahora que los obstáculos se han allanado me muestra dos caminos y seguro que si soluciono esto después me va a mostrar cuatro caminos".

 

Pero no es así; entonces me lo complica. Y por último me puse a  pensar: "¿No será que al adquirir más conocimiento, al aplicar mejor esa sabiduría interna uno mismo visualiza -para que me entendáis- uno mismo visualiza más posibilidades? ¿No será que al sacarnos las anteojeras uno puede visualizar 180 grados?". Hablo desde la perspectiva del plano físico, en el plano espiritual no existen los grados y si existieran, serían 360, ¿se entiende? Porque el concepto no tiene visión, el concepto tiene percepción.

 

Y después me puse contento porque digo: "Ok. Se me van a abrir veinte caminos para ver cuál elijo". ¿Pero quién dijo que hay uno correcto y diecinueve incorrectos? Tal vez haya varios correctos, tal vez haya varias vías. Sería muy injusto que hubiera una solución y diecinueve equivocaciones. Entonces apliquemos lo que hemos aprendido porque a mi 10% le pasa exactamente lo mismo. A medida que va desarrollando su perspectiva el horizonte se va ampliando. Aquel que su ego lo ciega se sentiría contrariado; diría: "Yo quiero que el horizonte se me achique, que me la hagan sencilla, fácil; que me la pongan ante mis ojos, la solución". ¿Pero esto no sería como vuestro cuento famoso de la crisálida que quiere salir del capullo y le allanan el camino y después, como se lo allanan y no hace esfuerzo después no puede volar porque no tiene las alas desarrolladas? El 10% de Inam-El, entidad angélica, dijo la frase: "Todo es por algo".

 

Bueno, entonces, en lugar de quejarnos de que el horizonte se amplíe caminemos conceptualmente. ¡Oh, obvio! No vamos a elegir un camino al azar; vamos a elegir el que creamos más conveniente. ¿Y si nos equivocamos? Desandaremos el camino y volveremos a andar.

 

Pero a mi 10% le pasa lo mismo y no está mal; lo obliga a que trabaje su decodificador. Yo desde mi parte le mando orientación a su cuerpo de ideas pero hay cosas que son demasiado complejas, que el 10% las tiene que ver por sí mismo.

 

Javier M: Para que quede grabado, ¿cuál es el nombre conceptual de esa entidad?

 

Rovanor: Mi nombre conceptual, real, donde me llamaron por primera vez hace 10.000 años es Rovanor y estuve en Andrómeda ayudando a un Maestro del 5º plano subnivel 9. Estuve en Aldebarán IV, en esta galaxia Vía Láctea. Estuve en un sistema en Bellatrix. Estuve dos veces como mínimo en Antares y la mayoría de las encarnaciones fueron en Sol 3. Quiero dar a entender que durante las distintas encarnaciones tuve idas y vueltas; traducido a vuestro lenguaje significa que tuve bajas, tuve altas, cambios de conducta, roles que me han hecho descender, estuve en el plano 2 retorciéndome de dolor, estuve en el plano 5 subnivel 9 colaborando con otros Maestros en un sistema Almirín, a 25.000 años luz del centro de la galaxia Andrómeda. Tengo recuerdos gratos, tengo recuerdos con emociones dolorosas, muchas veces me he preguntado a mi mismo: ¿Por qué, si ya tenía toda la sabiduría y colaboraba con los distintos Maestros, por qué el descender de plano? Estar en el plano 2 luchando con crueldad, ¿por qué ese rencor? ¿Por qué un 10% encarnado puede arrastrar a la parte espiritual? ¿Por qué la parte espiritual se prende si lo primero que sabemos es que son roles? Por curiosidad nos asomamos y quedamos prendidos de esa vivencia y cuando el 10% sufre injustamente, el 90% se posesiona de esa injusticia en lugar de verlo desde lejos sin comprometerse. Y mi pregunta es: "¿Podemos estar como thetán sin comprometernos cuando al 10% le pasa algo negativo? No hablemos del desapego, ¿podemos? Yo lo veo bastante difícil. Bastante difícil. Por eso muchas veces depende del 10% encarnado el subir o bajar de nivel.

 

Javier M: Para que quede claro, entonces, este nombre conceptual, Rovanor, ¿es el de mi thetán?

 

Rovanor: Es el nombre real que fue dictado por las entidades angélicas, por Inam-El y Domin-El que están en el plano 6.7 y 6.6. Hemos hecho tareas juntas hace milenios. Hemos estado en Atlántida hace 25.000 de vuestros años. Hemos estado en la Judea cuando estuvo encarnado el Maestro Jesús. Inam-El está encarnado como femenino, la otra entidad angélica no; sigue en su plano 6.6, todavía no encarnó.

 

Quiero dejar en claro con palabras entendibles, hay un sano orgullo de haber colaborado con esas entidades en distintas civilizaciones. Lo que pasa que a veces se obvia tocar esas vivencias porque son riesgosas para la parte encarnada. Son más riesgosas que si se tocara una sesión trágica del 10% en una vida pasada, porque el 10% puede entrar en vanidad, porque estamos hablando de misiones de dos entidades angélicas y dos entidades -del plano 5 espiritual- que han llegado a salvar civilizaciones en otros sistemas y hemos hecho muchísimo. Pero tres encarnaciones después, por razones poco digeribles he llegado a descender al plano 2 subnivel 2, un plano de extrema crueldad donde no aceptaba mi destino, donde mi parte encarnada, por distintos sufrimientos tomó justicia por su propia mano... aquí, en Sol 3, eliminando a decenas y decenas de enemigos que habían matado a su familia. Llegó a tener el poder reemplazando a su general en Alejandría matando cientos de enemigos, vengando la muerte de su familia y su hijo que se llamaba Máximo. Entonces uno aprende que no hay una garantía; el verdadero aprendizaje es que no hay una garantía de nada. La garantía real es que cuando el espíritu está por encarnar, que está 100%, el 10% tiene que estar empapado de esa Luz y aunque pierda la memoria reencarnativa lo que no pierde es su interior para evitar dejarse corromper por el entorno. Ese es el verdadero aprendizaje; no dejarse corromper por el entorno, porque a veces pasan situaciones muy injustas, muy muy injustas y el 10% zozobra, se hunde, cae en apatía, indiferencia o lo que es peor, con ánimos de revancha y si bien en este momento estamos en una época medianamente civilizada, medianamente civilizada, también se corren muchos riesgos.

 

Muchas veces otras entidades me han preguntado cómo podemos evitar, al estar encarnados, no caer en zozobra. Yo tengo la experiencia y nunca me sentí vanidoso de haber colaborado con entidades angélicas en rescatar planetas enteros de la barbarie teniendo la herramienta para poder hacerlo y tampoco nunca me sentí con ese complejo de culpa por haber descendido porque si bien es un error muy grave, entendí que somos falibles y que también son lecciones a aprender la lección de que en al plano físico nunca estamos exentos de caer, de tropezar. Yo puedo decir, con mucho dolor, que -no puedo decir que me avergüenzo, porque es una palabra que no la digiero en mi vocabulario espiritual- no me avergüenzo, simplemente me sentí durante mucho tiempo mal de la vida de Alejandría pero es un rol que lo he revertido en muchísimas vidas después. He ascendido nuevamente, me he estabilizado... y no lo pongo como excusa; simplemente quiero decir que así como vosotros en el plano físico, de un año al otro podéis pasar de estar sumidos en la indiferencia a estar en triunfo, es importante aprovechar ese momento de estar en la cúspide -por lo menos en esa cúspide, que no es la cúspide total- de tomarlo como aprendizaje también y de saber que la cúspide es un lugar muy pequeño y que cuando avanzáis podéis avanzar hacia abajo. Lo que nadie os va a quitar nunca es la sabiduría. Y una cosa que quizá nunca lo haya dicho en sesiones anteriores, el espíritu nunca pierde la sabiduría que gana y la sabiduría se adquiere tanto en las grandes misiones planetarias como en esos roles desastrosos donde se somete en humillaciones a los otros o pasa por humillaciones uno mismo como rol. De las dos maneras se adquiere sabiduría. Esa sabiduría nunca se olvida y aunque el 10% no tenga memoria reencarnativa es muy importante que se sepa que ese 10% aún no recordándose de nada, la sabiduría la tiene; quizá no la aplique porque no la sabe aplicar, porque se precisa de un contexto para aplicarla, pero conozco seres encarnados con sabiduría que han logrado acoplar su interior para aplicar esa sabiduría.

 

Entonces, como dijo Tar, lo que es arriba es abajo. Esto significa que vosotros, en una vida pequeñita -para lo que es la vida espiritual- de tan pocas décadas, también podéis aprender de lo bueno y de lo malo y si bien lo malo lo veis como algo negativo, sé de muchos seres encarnados que han aprendido más rodeados de gente negativa que de gente altruista. Un 90% -estamos hablando de gente que sabe aplicar su sabiduría, no del común denominador, que no aprende ni de lo uno ni de lo otro, estamos hablando de otra cosa, de aquella gente que sabe percibir- hay un 90% de esa gente, que ha aprendido más de la gente negativa que le ha rodeado que de la gente positiva. ¿Esto que significa, que la gente negativa lleva mérito y que entonces se le disculpa su acto hostil? No. Aquellos que cometen actos hostiles tienen karmas. Pero de alguna manera han servido como herramientas para perfeccionar a otros, a otros que han sabido digerir esa enseñanza. No todos saben digerirla. Hay mucha gente con acto hostil que hostiga -de alguna manera- a otros y se arma un conflicto en lugar de que el otro aprenda. ¿Se entiende?

 

Javier M: Bien.

 

Rovanor: Es muy ilustrativo lo que dije. Todo eso se puede aplicar a cualquier interrogante que tengáis. A cualquier interrogante. Todo interrogante va con este tipo de enseñanza. Todo. Cualquier pregunta, se aplica ese tipo de enseñanza. Cualquier pregunta. Un problema personal donde la persona no sabe que labor determinada es la idónea. Más de una vez habrá hecho una labor no muy a gusto pero que también tuvo que dejar enseñanza. O en su entorno directo hubo personas hostiles que han hostigado y que también fueron enseñanza. Como dije antes, no enseñanza  para todo el mundo porque no todo el mundo tiene la perspicacia -se podría decir- la sutileza de poder ver donde está la enseñanza. No vamos a aplaudir el acto hostil; claro que no, no lo vamos a aplaudir pero es como que de alguna manera en lugar de caernos y sumergirnos en lágrimas tratemos de ver que se saca en limpio de eso. Qué no hacer, qué no caminar, a quién no recurrir. Porque no hay una verdad, no hay una verdad; eso es lo que quiero dar a entender con este diálogo. No hay una verdad. Hay distintas verdades así como hay distintos caminos que dije al comienzo. Si de repente se bifurcan veinte posibilidades esto significa que tenemos veinte verdades; no es que haya una absoluta y diecinueve equivocaciones, puede haber muchas que sean potables. Ninguna de ellas será infalible porque aún las verdades, cuando se recorran, van a ser aprendizajes y como si tuviéramos un timón, sobre la marcha de ese camino podemos hacer un viraje, podemos cambiar de rumbo, porque se presentó un obstáculo o porque se presentó una alternativa. Entonces, los obstáculos también pueden ser enseñanzas y las alternativas también pueden ser enseñanzas. Lo importante es que lo hagamos con coherencia y con equilibrio, ese camino andado o por andar.

 

Javier M: Justamente, el tema del equilibrio, yo, obviamente, sé que me falta equilibrio, lo que no quiere decir que sea un desequilibrado, ¿no?, pero tengo cambios de ánimo abruptos por momentos que suelen durarme y que no hay a la vista un motivo real; hay que atribuírselo a esos cambios. ¿Hay alguna vida que tenga alguna carga importante, engrámica respecto a ese tema?

 

Rovanor: No me atrevería a decir que hay una vida. Me atrevería a decir que hay un conjunto de situaciones. Creo que eso empalma justo y lo dije antes de que tú lo presentaras en lenguaje hablado. Con respecto a las vivencias, a veces los altibajos suceden no porque tengamos un engrama no resuelto que nos haga cambiar de carácter de un momento al otro; es un conjunto de situaciones que yo, como entidad espiritual, he pasado, donde de repente colaboro para allanar el camino a una multitud gigantesca de millones de personas. Si mirarais al homo sapiens terrestre y tres vidas después encarno en un rol vengativo donde tomo la vida de cientos de personas y desciendo tres planos, en este momento no tengo engramas de eso; eso ya fue superado. Ni siquiera lo guardo como emoción dolorosa, porque si fuera emoción dolorosa sería engrámico conceptual. No lo guardo como emoción dolorosa.

 

Javier M: Entonces es como que asalta un recuerdo no definido y que me es transmitido. Una cosa así.

 

Rovanor: Totalmente; porque te transmito todo. Te transmito todo, aún lo que no quiero transmitir pero por momentos somos uno y es como que eso se cuela, es como que ese recuerdo se cuela, pero no como emoción dolorosa, tampoco recuerdo como una emoción de pedantería, 'la gran misión aquella', porque eso sería un rol de ego. Entonces, por momentos puedo transmitirte un exitismo tremendo donde te sientes a pleno y por momentos con una inquietud que no llega a ser congoja pero sí inquietud donde no sabes cómo estar en ese momento. Y obvio que es responsabilidad mía pero el hacho de plantearlo y el hecho de volcarlo a lenguaje hablado allana por completo para aquellos altibajos no que no se produzcan si no que se vayan produciendo cada vez menos.

 

Javier M: Yo tengo intención de que sea fluida la comunicación con...

 

Rovanor: Sí. Totalmente.

 

Javier M: ...una relación fluida. Para eso hay que empezar o entrar a tener un grado de thetán operante y lo que requiere estar libre de engramas. ¿Es mucho el camino que hay que recorrer en descarga engrámica para llegar a ese estado clear?

 

Rovanor: No, no, en absoluto. No. Considero que casi no tengo implantes engrámicos, me siento con una armonía casi total, no tengo en ese momento como thetán roles del ego y trato de orientarte en tu cuerpo causal para que tú vayas desprendiéndote de los pocos roles del ego que tienes, pero tampoco caigas en la persecución de ti mismo porque el ser encarnado, a diferencia nuestra, pasa por situaciones que pueden ser hostiles o bien incómodas sin llegar a ser hostiles y a veces puede escapar un rol aún estando en una alerta natural. Es muy fácil que a veces al 10% encarnado le invada una carga de adrenalina por algo que haya presenciado o vivido. Eso no es romper el equilibrio. Si doy un ejemplo tal vez demasiado común, es como si tú estás conduciendo un vehículo por la carretera y de repente no has visto una protuberancia y pegas con el volante y el vehículo se desvía y luego vuelves otra vez al centro de la carretera.

 

Javier M: Se entiende. Sí.

 

Rovanor: Entonces puede haber pequeños impactos de ego; lo importante es que tú los sepas aplacar con armonía. Que haya un ego integrado no significa que los roles no salten nunca, al contrario; los roles buscan la menor oportunidad para levantar la tapa donde están recluidos y salir. Pero si lo tomamos como un pequeño volantazo al vehículo, no va a haber ninguna marca permanente.

 

Javier M: Para tener como parámetro, en esta vida, ¿en qué plano estaba cuando encarné, que plano actual y qué puntos toqué en el medio, máximo, mínimo?, como para tener una referencia de cómo estoy yendo.

 

Rovanor: En este momento me siento bien, estoy en el plano 4.9, estoy en lo más alto del plano maestro para llegar al plano de Luz, no tengo ego, como thetán, sino no estaría en este plano y me siento con mucha mucha mucha armonía, con muchos deseos de crecer, con muchos deseos de brindar, con muchos deseos de dar. El recuerdo de las vidas pasadas hostiles no es en absoluto doloroso y eso es lo importante y eso es lo que te estoy transmitiendo. Hemos bajado, hemos crecido. No hay una avidez egoica de estar en el plano 5 subnivel x porque desde el plano 4.9 al igual que desde el plano 4.1, que estuve en determinado momento, se colabora de la misma manera. Si se puede hablar del plano 5, podría decir como que se ve un poquito más las pasiones de cada ser encarnado; hay más visualización, más percepción conceptual para poder ayudar en la tarea pero se colabora perfectamente.

 

Javier M: En una sesión del año pasado, en septiembre del 06 estabas en ese momento en el 3.9 y en una sesión posterior no se aclaró pero se visualizaba que iba a cambiar de plano y que se iba a pasar al plano 4, o sea que, se supone que...

 

Rovanor: Es mérito tanto de la parte encarnada como de mi parte. Cuando digo mérito no lo estoy diciendo de una manera egoica, la palabra -en el plano espiritual no existen palabras, existen conceptos- cuando digo mérito me refiero a esfuerzo, me refiero a tarea con amor, me refiero a que además de transmitirte a ti conceptos y elucubrar amor he colaborado con otras entidades maestras. Mi anhelo es volver al plano 5 subnivel 9, como alguna vez estuve, colaborando con las entidades angélicas, las cuales desde el plano 5 se pueden percibir perfectamente, desde el plano 4 se pueden conceptuar y el avance, como pasó hace muchísimo tiempo atrás colaborando con las entidades angélicas, no tiene que ser para agrandar nuestro ego sino para agrandar nuestro espíritu. El hecho de que estemos en un plano maestro colaborando, ayudando, tiene que ser para que caiga como polvo el resto de los roles y se puedan integrar y no molesten.

 

El hecho de que yo haya relatado esa visión conceptual sobre la ayuda en otra galaxia, el hecho que yo haya relatado muy por encima esa visión tenebrosa en Alejandría, que no hay engramas, entonces no tiene sentido profundizarlas, van a servir, de alguna manera, para evitar que como 10% tengas esos altibajos. Gracias.

-----

Consulta:

Quería preguntarle qué es el "nombre real" del que habla el thetán. ¿Es distinto del nombre conceptual?
Un abrazo.

En realidad no... pero da a entender que es un nombre que usa para las entidades espirituales y el otro, para los seres encarnados.
¡Ojo! Los espíritus se conectan mediante conceptos, o sea, no usan un nombre... pero intuyo que el "nombre real" sería el nombre del concepto con que se contactan ellos.
Abrazos: Jorge Olguín.


Psicoauditación del 27/09/07

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Javier M.

Entidad que se presentó: Thetán de Javier M. y Maestro Jesús.

El thetán habló sobre las interferencias en la comunicación, relató una vida en Aldebarán IV desgranando varias características del planeta. Fue relegado por su aspecto físico, tuvo complejos y rencor hacia los demás. Circunstancialmente se hizo popular. Explicó su vida sentimental. Finalmente logró evolucionar en compañía. Habló del amor, de la bellezas físicas y espirituales, de la necesaria descarga de los engramas, del estar atento, de los cambios de vibración y de nombres conceptuales. Hizo un resumen de sus encarnaciones y evolución espiritual, abundando y generalizando en este último punto. Habló de los espíritus que no crecen. El Maestro Jesús dio un mensaje sobre la importancia del presente, el contagio de las buenas vibraciones y acciones, la búsqueda interior, y del amarnos y amar.

Sesión en MP3 (7.117 KB)

Sesión en YouTube - 2a parte - 3a parte - 4a parte - 5a parte - 6a parte - 7a parte

Nota: En esta sesión se hace referencia a esta otra sesión.

Javier M: Ahora sí estamos en la sesión propiamente dicha.

 

Jorge Olguín: Y hoy estamos a día 27 de septiembre de 2007. Sesión para Javier, de Buenos Aires.

 

Rovanor: Percibo muchas entidades oscuras. No son entidades crueles del plano 2, son entidades del plano 3. Pero son densas porque tienen ansiedad, tienen ansiedad de conocimiento. El defecto que les noto, sin prejuzgarlos, es que buscan arrebatar ese conocimiento, como aquel alumno del plano físico que en lugar de estudiar arrebata un libro y huye con él en lugar de compartirlo. Esa avidez negativa de estas entidades, que si bien no son crueles como las del plano 2 -muchas de ellas, incluso, tratan de servir a otros tratando de ascender al plano 4- el grueso, la mayoría, actúa con inconstancia, con arrebatos y perturba, de alguna manera, mi vibración -aunque yo vibre en otro plano, en otra sintonía-. Es como cuando en el plano físico un atleta busca correr y tiene muchísimo viento en contra, que llega casi hasta voltearlo. A tal punto la avidez de estas entidades perjudica la comunicación con este decodificador que tan gentilmente se ha prestado.

 

Javier M: Tal vez debamos intencionar lo lindo que es compartir para –con buena intención- tratar de diluir un poco esa situación.

 

Rovanor: Totalmente. He aprendido -y no en esta encarnación sino también en encarnaciones anteriores- lo hermoso que es el compartir. Sucede que la mayoría de las veces, casi todas diría yo, cuando tenemos la posibilidad hermosa de comunicarnos con el plano físico y traducir el concepto al lenguaje hablado siempre buscamos vivencias con recorridos dolorosos para repasarlos y de esa manera borrar esos implantes engrámicos a nivel conceptual. Pero hay muchas vidas pasadas, de gran comprensión, de poder brindar, del poder dulcificar a otros y de tender mano tras mano, tras mano, tras mano, ayudando a levantar a muchos, pero como no eran pertinentes a los implantes engrámicos no se han tocado. Y, sin embargo, las hubo.

 

Javier M: Para que quede grabado: -¿Mi espíritu es Rovanor, quien está presente?

Rovanor: Sí, así es. Quiero dar un ejemplo de lo que estoy diciendo. Tuve una vida -tuve más de una pero quiero nombrar una- en un mundo donde mucha gente que ha encarnado en Sol 3 ha encarnado: Aldebarán 4. Y quería dar un testimonio de una vida allí.

 

Hace cerca de un milenio encarné en la región central de Aldebarán 4. En esa zona no había tantos conflictos bélicos como en la región norte. Había algún que otro escarceo, pero nada más. Aldebarán 4 es un planeta extraño para aquellos que nunca han encarnado en él porque en distintas zonas del planeta tienen distintas costumbres y es como si vivieran en distintas épocas. Para daros una idea, hay regiones donde se vive igual que en la Edad Media de Sol 3, hay otras regiones más obscuras donde se vive como la Edad Antigua de Sol 3 y algunas regiones de la parte ecuatorial donde se llega a vivir casi lindando como en la moderna -si bien no hay ningún tipo de tecnicismo- pero hay labranza, hay pequeños poblados, hay sembrados, hay animales muy similares a las vacas terrestres, a las cabras terrestres y por todo el mundo se cabalgan los hoyumans, que son animales muy similares a los caballos terrestres y que sirven para la batalla aunque en algunas regiones muy áridas y arenosas hay unos animales muy similares a los camellos terrestres.

 

Mi nombre era Ogrus. No era un ser muy agraciado físicamente. En medidas terrestres tenía una estatura de 1.60 metros y pesaba 95 kilos. Yo me consideraba obeso, no agraciado. Siempre fui despreciado por compañeros, por mi propia familia y por las jóvenes. Tenía dos trabajos: uno de ellos era trabajar con hierbas en la zona central, lo que para vosotros en Sol 3 sería la región ecuatorial. Había mucha gente que se especializaba en hierbas pero también me dedicaba al teatro. En esas regiones era muy común el teatro callejero y a mí me convocaban para hacer de feo o para hacer de ogro -como dicen aquí, en Sol 3- y eso correspondía bien a mi nombre –Ogrus- aunque allí no tenía ese mismo significado.

 

No era deforme, para nada, pero si tuviera que compararme con un personaje mítico de Sol 3, me compararía con el jorobado de la Iglesia de Nuestra Señora de París: Cuasimodo. Sería un Cuasimodo sin joroba y sin ninguna deformidad en los ojos pero con ese mismo complejo de inferioridad y rencor.

A medida que fui siendo adolescente, que tendría el equivalente a dieciséis o diecisiete años terrestres -porque en Aldebarán la edad se manejaba de otra manera y el planeta no giraba de la misma manera que gira Sol 3 alrededor de su estrella, giraba mucho más lento porque estaba mucho más lejos- cuando quería estar con una persona del sexo opuesto iba a las posadas populares pagando unas monedas y eso me molestaba más todavía porque cuando salía, una vez que había hecho el acto, me sentía vacío sin amor, sin nada, con más baja estima todavía por haber tenido que pagar para tener un contacto físico.

 

Ganaba muchas más monedas trabajando en teatro los fines de semana en la calle popular del pueblo que preparando las hierbas. Pero yo me consideraba inteligente -no sé si sabio- pero sí muy inteligente. Y hablando de años terrestres, desde los doce hasta los dieciocho, aprendí tanto o más que mi Maestro Orradio, que era un hombre que en Sol 3 representaría unos cuarenta años. Orradio murió un año después, de un problema pulmonar y yo, con mis diecinueve años, era el único en el poblado que sabía preparar las hierbas pero sin pena ni gloria. Y seguía los fines de semana exhibiéndome como monstruo de feria en el teatro, haciendo tonterías y riéndome aunque por dentro sufría tremendamente.

 

Había una joven, Nara, que no era muy bonita. Estaba en el teatro por lo mismo que estaba yo, porque era una rareza, rareza para la gente que solamente veía lo externo. Era bonita, no tenía ningún defecto pero medía en medidas terrestres 1,35 o 1,40 metros y los hombres allí buscaban mujeres altas, corpulentas y en lo posible con muchas carnes porque era el gusto de ellos.

 

Creí que cambió mi suerte a los veintiún años cuando una señora de otro poblado tenía un dolor muy fuerte en el costado derecho -que yo supuse sería un problema hepático- y le di unas hierbas en infusión. Se quedó una semana en nuestro poblado y salió absolutamente restablecida. Como ella tenía conocidos muy importantes se difundió la noticia y en menos de un mes, hablando de medidas terrestres de tiempo, ya era conocido en toda la comarca… ¡Ogrus! ¡Ogrus! ¡Ogrus y sus hierbas! Y una joven, más alta que yo, de cabello clarito como el color de los camellos, que siempre me había despreciado se me acerca y yo, cegado tal vez por su hermosura, acepto sus halagos y logré lo que pienso que no había logrado nadie: la logré besar. Con el tiempo intimamos y ella decía que me amaba. Yo sentía como que mi estima rebosaba a punto de explotar. Pero a veces, por la noche, pensaba: -¿Porqué se acercó ahora y no se acercó antes? Me di cuenta de que le gustaban las telas de colores que traían de una región del sur -que eran expertos en telas para vestirse- y claro, yo ahora tenía una pequeña fortuna y le podía comprar las telas. Hasta que razoné que no me amaba. Ella buscaba simplemente ser servida.

 

Pero llegué a una conclusión en ese rol de Ogrus que supongo habrán llegado los grandes Maestros en este presente, mil años después: yo no estaba siendo servidor de esta mujer, yo estaba siendo servil. Y el servilismo no es servicio, es dejarse usar para mantener o retener lo que uno quiere. Eso no es digno. Y donde no hay dignidad no hay amor. Y me sentí bien porque me di cuenta que yo tampoco la amaba; el mismo capricho que ella sentía por las telas de colores sentía yo por ella. Y no por orgullo ni por ego pero fui yo quien cortó la relación. Me imploró horas, días hasta que finalmente se mostró como era: -"Eres bueno para nada", "eres un figurín", "nadie se podría fijar en ti", "mírate en el arroyo", "eres detestable", "si no fuera por lo que me has comprado jamás permitiría que mi piel tocase la tuya", "las veces que me he bañado en el arroyo luego de estar contigo sacándome tu olor", etc. Pero yo no me ofendía porque ya no tenía poder sobre mí ni para bien ni para mal. Mucha gente es presa de las ofensas y se ofende. Y una gran mayoría es presa de los halagos, que es más peligroso.

 

Yo no caí presa de los halagos porque yo sabía quién era. Mi autoestima no bajó porque yo sabía que tenía algo dentro y que había creado fórmulas con las hierbas para sanar gente. Había perfeccionado fórmulas del viejo Maestro fallecido. Y cuando vuelvo a mi vieja casa estaba Nara esperándome. En ese momento me agarró un ramalazo de ego y le digo: -"¿Y tú, qué quieres de mí?", y me respondió: -"Verte, escucharte, dialogar. No preciso nada material porque me siento plena, porque tengo lo que quiero. Tengo vida, le brindo consejos a la gente, si bien soy huérfana tengo muchas amistades que me respetan, nunca tuve experiencia de conocer a un hombre pero sí tuve mucha experiencia de conocer muchas almas. ¿Y cómo es la mía? Lastimada pero cicatrizando y por primera vez se está sacando la venda y permite que tú te saques la venda y veas de verdad a las personas cómo son por dentro y no por fuera”. En ese momento la vi que brillaba. Tenía dulzura, su mansedumbre, pero no mansedumbre de sacrificio sino mansedumbre de bondad, de armonía, no de resignación -porque los que son mansos o resignados nunca van a recorrer el camino-. En ocasiones se puede mezclar mansedumbre con astucia para lograr objetivos obviamente sin herir a terceros, sin cometer actos hostiles.

 

Crecí mucho en compañía de Nara para lo que era esa época y para el poco conocimiento de la tecnología, que casi no existía en Aldebarán. Vivimos mucho y bien. Ella aprendió también el tema de las hierbas. Tuvimos dos hijos, dos varones que siguieron el mismo tema, ambos espirituales y desencarnamos con un año de diferencia. Yo le llevaba un año y los dos desencarnamos a los 55 años en las medidas terrestres. Cuando desencarnamos, con un año de diferencia, nos encontramos nuevamente como espíritu pleno en el universo suprafísico y teníamos una vibración tan hermosa ambos que solamente con contactarnos sentíamos un placer tan grande... Lógicamente era otro tipo de amor porque ya no era amor personal, si bien nuestro amor personal en Aldebarán era elevado porque nos dábamos y no nos quitábamos, como otros amores personales en ese mundo Sol 3. Percibo que hay amores personales dominantes, amores personales que compiten, amores personales que se quitan, amores personales que se reprochan, amores personales que se mal celan, amores personales que se echan en cara cosas, amores personales que se engañan, amores personales que se prometen pasión y al día siguiente hay absoluta indiferencia, gélida indiferencia, insoportable indiferencia. Nuestro amor personal era casi impersonal pero teníamos el deseo, teníamos la atracción… ¡éramos seres físicos! Ella nunca me vio feo. Fealdad, belleza son conceptos. En otros mundos donde los seres no son antropomorfos porque si bien en Aldebarán 4 hay diferencia de especies, predomina un ser que es absolutamente similar al homo sapiens sapiens de Sol 3, sin mencionar que también hay hombres alados, seres que tienen energía y desprenden como rayos eléctricos, seres mentales (los 'mentos', que llegan a tener una electricidad tan grande en sus neuronas que pueden causar dolor en la mente del otro). Pero hay mundos donde los seres que predominan son tipo insectos o seres marinos o donde predominó la vida vegetal o donde predominaron los saurios y tienen otro concepto de belleza tan diferente que podrían ver al ser más apuesto de Sol 3 y les causaría una repugnancia al verlos porque tendrían otro concepto de la belleza y está bien. En cambio, los seres insectos, los seres vegetales, los seres marinos, los distintos tipos de grises, los mentos y los alados tenemos el mismo tipo de espíritu y si aprendemos a ver eso, que es lo interno, vamos a captar otro tipo de belleza que es la que va a perdurar y que es la importante. Hay muchos seres, aquí en Sol 3, que saben captar ese tipo de belleza, lo que pasa es que a veces están tan metidos en sus propios problemas que no captan nada… se vuelven ciegos, sordos y andan deambulando con la vista fija en la nada, en el vacío y te atropella y no te percibe. Es una pena que así sea.

 

Tuve muchos engramas implantados. Me sentía absolutamente despreciado y con un rencor tremendo por la gente, con odio, con un desprecio tremendo por los demás, con ganas de hacer daño. Cuando tenía alguna intimidad con las chicas de la posada, que por un par de monedas se abrazaban a mí, me iba no solamente vacío espiritualmente sino con un rencor tremendo por mí y por ellas, pero por mí también. ¿Cómo no podía dominar mis impulsos?

 

Javier M: De todos modos, ese relato... así que, se produjo una descarga de todas esas...

 

Rovanor: Absolutamente, pero la descarga se produce con este repaso que estoy haciendo, porque si bien en el mayor porcentaje de vida que tuve -prácticamente desde los veintidós hasta los cincuenta y cinco años en medidas terrestres- fui otra persona, querido, respetado. Y recíprocamente yo quería, yo respetaba y ayudamos a cientos de personas tanto Nara como yo en esa encarnación. Pero eso me había quedado grabado a nivel interno en lo más profundo de mi ser. Lo que llamáis engramas.

 

Y aunque vibramos en Luz después y encontré al espíritu de Nara y nos “tocábamos” de manera vibracional el engrama había quedado grabado a nivel conceptual muy profundo, muy inconsciente, porque llegué a ser feliz en muchas encarnaciones y ese engrama no asomó. Pero otros Thetanes que percibo dicen que hay un núcleo que es como el grueso de la cebolla que tiene varias capas que se van sacando. Si bien no tengo roles del ego en este momento sí quería repasar ese engrama, un engrama que me podría volver desconfiado, ser reticente con cierta gente, no brindarme abiertamente, plenamente y estar como en guardia, como alerta por temor a un prejuicio. Esto no significa que ahora borrando, por ese repaso, todo implante conceptual y físico me entregue ciegamente a todos porque sé que hay mucha gente que comete actos hostiles. Siempre tenemos que estar alerta, cuidarnos, porque ciudándonos nosotros podemos cuidar a los seres que nos rodean también. Es lógico eso y no tiene nada de egoico. Pero ya al desactivar por completo y erradicar ese engrama ya no molesta y ya hay como un cierto relax y uno no está tan enervado, tan alerta, tan desgastado por pensar de dónde vendrá el daño. Porque estar atento es simple: el ser encarnado se acostumbra -si verdaderamente quiere recorrer el camino hacia la Luz- a estar atento. Y como dicen muchos Maestros de Luz, el estar atento llega a ser una costumbre tan plena que después uno no se da cuenta -es como respirar, en el plano físico- y uno está atento permanentemente a su conducta al punto tal de que cuando algo negativo quiere surgir, al tener una atención ya incorporada, automáticamente uno lo sujeta a ese discontinuo de conducta.

 

Javier M: A ese punto, justamente, de estar alerta, atento a todos los roles del ego que puedan aparecer. Después de ese relato quisiera aclarar un par de cosas que surgieron en sesiones, como para poder armar bien el rompecabezas personal de las vidas que he ido teniendo. Una de ellas es lo que tocamos al principio, el tema de los nombres, que Rovanor surgió como nombre en la sesión pasada de julio cuando en una anterior, en septiembre, justamente hace un año, septiembre de 2006, había surgido Parciafel. Entonces, bueno, después surgió todo un tema de la conceptualidad del nombre, pero quería saber si podría haber algo para agregar, para aclarar...

 

Rovanor: Lo que leo de este receptáculo que me alberga tan gentilmente es que a medida que vamos cambiando de vibración, las distintas entidades espirituales nos reconocen -porque la vibración básica es lo que somos: un espíritu- pero hay una vibración externa, las capas exteriores, por así llamarlo, que van cambiando a medida que vamos cambiando de plano y entonces nos damos a conocer de una manera –Rovanor o Parciafel- a medida que cambiamos.

 

Me permite este receptáculo leer su propio concepto y lo voy a traducir al lenguaje hablado: nosotros, como entidades espirituales, ya seamos espíritus puros o thetanes 90%, debemos corregir ello porque vosotros no captáis nuestra vibración y si cada vez alteramos nuestra vibración nos damos a conocer con un nombre distinto, cosa que para vosotros sería muy confuso. Entonces, yo, de mi parte -no puedo hablar por otras entidades Maestras- reconozco que es un error nuestro al hacer la transferencia porque el médium, con su decodificador, decodifica como nosotros le transmitimos. Entonces, el error es nuestro porque de acuerdo a como vibramos así nos llamamos.

 

Javier M: Está bien. Entonces, salvar el error y tenerlo en cuenta para posibles nombres diferentes de alguien más. Algo más que había surgido es que cuando se dio el nombre Rovanor a mi espíritu se dijo que fue el nombre conceptual por primera vez hace 10.000 años. Más adelante, la misma sesión de julio pasado se hace referencia que también estuve encarnado en Atlántida compartiendo una vida hace 25.000 años con entidades angélicas, Inam-El y Domin-El. Entonces, bueno, eso no encaja dentro de mi lógica de cuando fue creado el espíritu y una vida, se supone, anterior.

 

Rovanor: Nuestro espíritu tiene mucho más de ese tiempo. Nosotros encarnamos hace muchísimos años atrás en Lemuria, antes siquiera de que existiera la primera civilización. Entonces, nuestra vibración fue rotando más de una vez. Hemos bajado del plano 5º hasta la octava esfera, al plano -2, en luchas internas en Lemuria. Hemos llegado a conocer personalmente a quien era el Logos Sanat Kumara, que estaba en el plano 5. Hemos llegado a conocer en una de sus primeras encarnaciones aquí, en Sol 3, a Tar antes de que encarnara como Thot, el luego conocido como Hermes Trismegisto. Hemos levantado nuevamente el nivel en distintas encarnaciones y hemos vuelto a bajar en estado salvaje como cromañones. Encarnamos en Altántida. Encarnamos luego en una región de lo que se conoce como África donde por costumbres salvajes bajamos al plano 2, un plano de mucha crueldad. Luego subimos nuevamente de nivel hace 10.000 años, que es la fecha a la que tú te refieres. Bajamos nuevamente de nivel. Tuvimos una guerra tremenda en lo que es la región que hoy se conoce como China donde hubo miles de muertos, con ansias de poder. Estuvimos muchísimo tiempo en el plano -1 que es el plano de la absoluta soledad, donde no percibimos el más mínimo sentido de nada hasta que finalmente encarnamos en Egipto. Hicimos una buena vida ayudando a mucha gente y subimos nuevamente de nivel. Encarnamos dos veces en Egipto. Encarnamos dos veces en Judea. Tuvimos roles de samaritanos. Tuvimos roles de soldados hace más de 1.200 años; fue antes incluso de la encarnación en Aldebarán. Fuimos verdugos en lo que se conoce como la región francesa. Luchamos contra galeses. Si tuviéramos que hacer un plano de lo que fueron nuestras vibraciones, diría que hubo tremendas oscilaciones hacia arriba y hacia abajo por la inestabilidad de los roles pero con la ventaja de que a medida que fue pasando el tiempo y fueron pasando las eras los roles se fueron estabilizando, porque no es ninguna garantía estar en el plano 4 o en el plano 5 porque cuando encarnamos no sabemos quienes somos ni quienes fuimos y nada nos va a ayudar. Si bien los grandes Maestros dicen que el 10% se comporta tal cual es el Thetán y si bien un Thetán en el plano 5 es muy difícil que en el plano físico cometa actos hostiles graves hay excepciones y muchas veces ha pasado, sea por costumbres de la misma sociedad, por crianza, por cómo es la región donde el 10% vive, etc. Hemos encarnado en lugares donde era costumbre diaria hacer sacrificios de seres humanos a dioses inexistentes y mientras el Thetán en el plano 5 se afligía con lágrimas conceptuales diciendo: -¿Qué está haciendo mi 10%? ¿Cómo no entiende?... ¿Y cómo iba a entender si no tengo memoria reencarnativa y me están enseñando eso? Y encarno en la región Maya y eso era lo que yo conocía. ¿Y qué me pueden reprochar en ese momento, en esa encarnación?

 

Entonces, ¿el Creador juega con nosotros? Creo humildemente que es aprendizaje. Hay aprendizajes que son absolutamente barbarie, pero aprendizaje al fin y al cabo. Y es como que -y esto hablo por mí, no hablo de otros espíritus ni de otros thetanes- el espíritu se va afianzando y capaz que hace 10.000 años estaba en un plano 5 y por actos absolutamente hostiles estoy en la Octava Esfera, en el plano -2. En este momento resulta muy difícil -obviamente no en esta encarnación pues tú estás en la eterna búsqueda- porque 90% y 10% estamos muy conectados pero tú te puedes preguntar –o yo-: -¿Y qué pasará en la próxima reencarnación? ¿Cómo sabremos que ese rol no cometerá errores u horrores y descendamos de vuelta?

 

Javier M: No lo sabemos.

 

Rovanor: Pero lo podemos percibir. Lo podemos percibir porque estamos cada vez más estables. Estamos cada vez más estables y los roles son cada vez más estables. Entonces, hay muchas más posibilidades de que sea un rol que siga en la búsqueda Maestra a que sea un rol hostil.

 

Javier M: Justamente yo pensaba que en las distintas encarnaciones, era como que pensaba que no estaba todo totalmente librado de azar sin afectar a nuestro libre albedrío. Entonces, tal vez sea esto lo que yo trataba de redondear: el hecho de que el espíritu esté más estable hace que la condición de un rol siguiente, en una vida siguiente, pueda ser algo con un hilo conductor un poco más lógico.

 

Rovanor: Está bien, pero yo mismo me pregunto, siendo en que tengo que orientar, pero yo mismo me pregunto: -¿Y porqué más estable ahora? ¿Y porqué antes no había una garantía de que uno estuviera en un plano de Luz? Yo creo que la estabilidad -humildemente lo digo y vuelvo a decir que hablo por mí, no por otros espíritus- pero creo que la misma experiencia de todas las vidas, de mucho más de 25.000 años... ¿Qué te parece si hablamos de 1.000.000 de años? ¿Qué te parece si hablamos de Lemuria, de las grandes guerras? Hemos sumado muchísima experiencia y esa experiencia, para bien o para mal, es una experiencia de conocer a nivel espiritual tantos y tantos conceptos porque cada espíritu conoce tantos conceptos como si fuera una población completa. Entonces, tú, 10%, maestro, estás con treinta chicos y supón que a medida que los chicos van pasando de curso tú vas pasando con ellos de curso y al cabo de cinco o seis años conoces a los treinta y ya sabes cómo es cada uno. Y ellos han aprendido de ti y tú has aprendido de ellos. ¿Me sigues? Hemos aprendido de un millón de experiencias; entonces, tendríamos que tener más Sabiduría -y lo digo hipotéticamente- porque no todos los espíritus que han tenido un millón de experiencias han crecido en Sabiduría, han crecido en Conocimiento… Vosotros tenéis un refrán que dice: “Las palabras te entran por un oído y te salen por el otro"… bueno, yo lo pasaría al mundo suprafísico y diría: "Les entra por el concepto izquierdo y les sale por el concepto derecho" a muchos espíritus, porque la armonía se logra sabiendo digerir esas experiencias porque si no no tiene ningún sentido nada. Ése es el tema.

 

Javier M: Digerir y aplicarlas, ¿no? Aplicar todo ese conocimiento...

 

Rovanor: Totalmente. Entonces, a medida que vamos teniendo esa armonía es como que ya la sinusoide no va cambiando tanto, ya está más en el término medio; es como que el espíritu está más armonizado y es muy difícil que un espíritu Maestro al encarnar nuevamente acometa actos hostiles. Pero puede suceder que uno, por el afán de investigar, decide en el futuro -porque no conocemos el futuro- encarnar en un mundo como Aldebarán o similar y podemos volver a caer en una circunstancia nefasta donde la crianza es brutal, donde la sociedad es más que brutal, donde el entorno es más que más que brutal y caemos en un interrogante: -¿Pero porqué encarnaríamos allí? Y la respuesta es: -Para seguir experimentando, pero cada experiencia siempre tiene que ser en función de Servicio porque encarnar por encarnar… ¿Sabes cuántos espíritus del plano 2 y del plano 3 buscan encarnar -tanto en este mundo como en otros mundos donde están absolutamente bien, en otros mundos donde no se manejan con un sistema económico como Sol 3 sino de otra manera- en seres que no tengan ningún tipo de inconveniente con una genética perfecta para que tampoco tengan problemas de salud -no por lo menos en lo inmediato-, no asumen ninguna responsabilidad, no aprenden ninguna experiencia, no digieren ninguna vivencia ni positiva ni negativa -aunque nosotros como espíritus, generalmente, aprendemos más de lo negativo- y entonces esa vida pasa -y me copio de una frase terrestre- “sin pena ni gloria”… ¿Y para qué? ¿Porque sí? Los maestros antiguos dirán: "No habrá sido su momento". Me molestan ese tipo de actitudes. Pero no lo digo a nivel egoico sino simplemente quisiera “sacudir” a ese espíritu y decirle: -"Mira más allá". Pero es cierto: no deja de ser, de alguna manera, un pequeño ego que asoma de mi parte queriéndole enseñar lo que todavía no comprende porque no ha llegado su tiempo.

 

Javier M: Sí, son elecciones que uno no comparte, obviamente, pero bueno...

 

Rovanor: Pero es su elección y es el libre albedrío.

 

Javier M: Una cosita cortita sobre esas dos vidas en Judea, porque en una había surgido que era una persona llamada Elías que no formaba parte de los seguidores del Maestro Jesús y después creo que al pasar se dijo algo de que también habíamos encarnado en Judea que bueno, son esas dos vidas que se nombraron, que habíamos hecho algunas tareas juntos, también, con esas entidades angélicas. O sea, concretamente fue en la misma época de Jesús, seguramente con la diferencia de algunos años...

 

Rovanor: Sí, así es. Hay un mensaje que capto del Maestro Jesús que quizás es más recomendable en este momento para ti, como 10% -para no agotar tanto al receptáculo- que pase a lenguaje hablado lo que transmite el excelso Maestro, el excelso Logos. Me parece más importante a que profundice en alguna de esas vidas. Si tú me lo permites.

 

Javier M: Sí, perfecto. No hay problema.

 

Jorge Olguín: Vendría a ser una transmisión de concepto a concepto y de concepto a decodificador del receptáculo que me alberga. Entonces, es como que yo permito, no no permito… ¡estoy honroso de que directamente se exprese el Maestro Jesús!.

 

Maestro Jesús: Queridos hermanos, de verdad os digo que este presente es lo que importa. De verdad os digo que este presente es lo que vale porque percibo que muchos de vosotros buceáis en el pasado aún con recuerdos hermosos pero que os ata y no os permite gestar hasta formar este presente que va a ser el génesis del futuro. Haced hincapié en el hermano. A veces, con nuestras actitudes bondadosas, podemos transformar a quien está cerca nuestro porque la vibración se contagia y puedes tener, querido hermano, algún interlocutor que haya tenido un mal momento previo y tú con tu energía sutil le puedes contagiar alegría. La alegría, al igual que el amor, al igual que el estado armónico, no se impone y en algunos casos ni siquiera se propone porque la otra persona puede estar alerta para mal y rechazar toda propuesta aunque sea para bien. Entonces uno fluye y trata de contagiar esa fluidez de Luz. Y de verdad os digo, queridos hermanos, que en muchos casos se llega a lograr el efecto propuesto.

 

De verdad os digo que cada uno de nosotros es especial. Buscad dentro vuestro y no miréis a veces buscando el arco iris en un horizonte que no alcanzaréis -porque va corriendo al mismo paso que vosotros. Buscad en lo profundo de vuestra misma esencia, hermanos míos, y veréis un resplandor, que todos lo tenéis y que muy pocos lo saben ver. Pero ahí no termina todo, porque de verdad os digo que todo aquel que sabe buscar y percibir su propio resplandor podrá buscar y ver el resplandor de su prójimo.

 

Y por último, queridos hermanos, analizad esta frase: -"Ama a tu prójimo como a ti mismo". ¿Qué estoy diciendo, hermano, con esta frase? Porque la frase tiene un doble sentido: "Amad al otro, pero no dejéis de amaros a vosotros mismos". Ésa la única manera de poder lograr reciprocidad.

 

Gracias. Y toda mi Luz. Y gracias a mi querido discípulo que se ha prestado como receptáculo.

 

Javier M: Gracias a todas las entidades que se han hecho presentes: Maestro Jesús, Johnakan, Rovanor y a los que no se manifestaron y que seguramente estuvieron escuchando esta sesión. Muchas gracias.

 

 


Sesión del 08/05/08

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Javier M.

Entidad que se presentó: Thetán de Javier M.

Explicó que colabora con Maestros muy elevados, lo que le ayuda mucho a evolucionar. Como thetán envía involuntariamente algunas veces desestabilización a su 10% por vivencias no superadas, las cuales causan reactivación engrámica. Como thetán tiene que ser consciente y responsable de ello. Así mismo su 10% puede ser más estable también por sí mismo. La parte encarnada tiene un proyecto que no avanza, debido a miedos inconscientes al fracaso. Está plenamente preparado para el proyecto, tiene que superar la mente reactiva. Explicó lecciones de vivencias de su ángel y de su espíritu guía, quienes ahora le apoyan mucho. Relató una vida posterior a la vida del Maestro Jesús, donde escribía, y expuso uno de sus trabajos, un reconocimiento al Maestro. En esa vida tuvo rencor por la opresión y falsedad reinantes, aún ahora es mayormente así nuestro mundo. Es un espíritu investigador, y su avance positivo le implica desazón por la conciencia del sufrimiento de los demás. Finalmente dio datos de la vida inmediatamente anterior. Expuso las conclusiones de una vivencia de un comerciante mezquino.

Sesión en MP3 (5.329 KB)

            Javier M: Bien. Hoy es ocho de mayo de 2008 y estamos en sesión para Javier, de Buenos Aires.

 

Rovanor: Aquí estoy nuevamente reunido con noticias alentadoras de mí hacia ti, querido 10% Javier. Noticias alentadoras en el sentido de que estoy colaborando con distintos Maestros en diversas misiones, no arrastro roles del ego que en este momento me estén perturbando. No doy cabida. Sí, obviamente quedan algunos engramas, engramas que pueden perfectamente transformarse en simples recuerdos neutros. Pero digo que estoy exultante porque me sirve de mucho el poder ayudar a Maestros elevados, no en función o en afán de figurar, de compararme, simplemente como una especie de preparación para continuar con mi tarea de servicio que es muy importante.

 

Casi ningún thetán lo comenta, salvo algunos en forma aislada, pero muchas veces voy cambiando de vibración tonal -se puede decir- a medida que voy elevándome. Sé que todavía hay mucho por recorrer, pero sé que tú, como 10%, tienes la voluntad y tienes la capacidad para lograr ese estado de perseverancia. Si tuviera que poner la parte negativa a todo esto es que muchas veces, inconscientemente, como mi recuerdo es imborrable, transmito sin querer a tu parte encarnada estados de angustia, estados opresivos por situaciones pasadas que pueden llegar a alterar, seguramente, tu estado anímico y sensibilizarte. No es una excusa porque es bien cierto vuestro refrán que dice "mal de muchos, consuelo de tontos". Lo que importa -y eso lo dicen los grandes Maestros- es que todos estén lo mejor posible mancomunados, unidos y el famoso "igualar hacia arriba"; lo demás no tiene sentido. Lo que quería decir es que he notado en muchos thetanes esa comunicación negativa inconsciente donde le transmiten a su parte encarnada estados angustiantes. Obviamente que eso a mi no me causa ningún beneficio, porque el pensar "¡Ah, bueno!, hay otros que hacen lo mismo" inconscientemente, significa que esto es un estado de normalidad cuando no es así. Imaginaos en medio de vuestro océano más grande, el Pacífico, una isla donde hubo una plaga y hay un 90% de personas enfermas de la piel, el otro 10% irónicamente diría: -"Nosotros somos los anormales, los que no tenemos ninguna llaga, ninguna muesca”… Sería una forma tonta y necia de pensar. Entonces me causa mucha tristeza que muchos thetanes inconscientemente transmitan a sus partes encarnadas estados desesperantes.

A veces se retrocede porque muchas veces -como espíritus, aún estando en planos maestros- tenemos vivencias de roles que ya no nos afectan en determinada vida pero seguramente no repasamos otra vida donde pasamos por situaciones angustiantes similares -salvando la distancia, salvando las épocas-. Y no es que revivamos el engrama anterior porque eso ya quedó como una leyenda, como una situación que no produce ningún tipo de emoción, pero es como que de alguna manera se relacionara con este estadío anterior porque uno repite vivencias, errores, circunstancias y después uno, no egoístamente, tampoco diría instintivamente porque el instinto es del plano físico por un estadío de supervivencia, si se entiende, pero como vuestro lenguaje es tan pobre comparado con el concepto tomémoslo como si fuera instinto para que se entienda, más que nada. A veces el instinto nos hace ver cómo está nuestro 10% actualmente. Y aunque la época ha cambiado, aunque las situaciones son absolutamente distintas, aunque las familias son absolutamente distintas a la anterior y a la otra donde hubo estos engramas, a veces se perciben peligrosamente situaciones donde uno puede estar cuestionándose cosas y entonces se transmite lo que se llama feed-back: el 10% encarnado me transmite a mi determinado cuestionamiento, esos cuestionamientos los proceso en mi mente conceptual, los traslado a esa vida donde me cuestionaba cosas y es como que resurge de vuelta, como si fuera el estallido de un magma y sale la lava de ese volcán engrámico y a su vez eso potenciado se lo transmito al 10%. Pero sería muy injusto y tramposo de parte del thetán decir: -"Bueno, pero me lo provocó el 10%" porque aparte sería ilógico porque la parte encarnada puede tener la excusa de decir: -"Bueno, mi decodificador no funciona bien". Es un ejemplo, no tiene nada que ver con mi parte encarnada.

 

El espíritu nunca es ilógico, puede ser ilógica la mente reactiva del espíritu o la mente reactiva del 10% encarnado. La mente reactiva es ilógica porque no analiza. Entonces, un thetán no le puede decir a su 10%: -"Y bueno, al fin y al cabo, tú provocaste toda esta cadena de sucesos, tú desencadenaste toda esta hecatombe", figurativamente hablando. Pero el 10% no es un robot, el 10% siente, tiene cinco sentidos físicos, angustias, emociones, que nosotros, como entidades espirituales, no los tenemos.

 

Javier M: Bien, yo quería saber la respuesta de lo que voy a preguntar ahora porque creo haberlo percibido en un momento que tuvimos comunicación. ¿Por qué no termino de arrancar de una vez por todas con energía, con fuerza, el proyecto que tengo de escribir?

 

Rovanor: Por una razón: Hay un temor inconsciente, pero muy inconsciente y te lo digo sin que te sugestiones, porque a veces, yo como thetán… hazte cuenta que yo fuera otro ser encarnado que está frente a ti, te está diciendo esto, tú te sugestionas y en lugar de mejorar la situación la potencias en contra. Entonces te pido que no hagas eso. Hay como una especie de temor inconsciente a ciertos fracasos porque hubo fracasos en vidas anteriores e inconscientemente tienes temor a repetir circunstancias negativas. Entonces, es como que inconscientemente te frenas, buscas excusas, pospones, postergas, esperas, entras en estado de desidia, pero no una desidia abierta, que se vea, una desidia oculta y que tú mismo censuras porque si no lo censuraras no estarías con esa crítica, con este ánimo de crítica, estarías bien. Entonces, es como que te autoexcluyes, no permites jugarte. Por otro lado, tu mente analítica –porque la visualizo, porque formamos parte de un todo, de un todo 100% y que no tienes nada que perder y tienes muchísimo por ganar- está absolutamente preparada para enfrentar cualquier circunstancia. Es esa mente reactiva inconsciente que te crea un temor que los roles del ego no lo dejan asomar para que no lo razones porque si lo razona tu mente analítica automáticamente lo descarta porque no tendría razón de ser, porque todas las vidas son distintas. Si bien cada vida tiene episodios que pueden repetirse, esto no es realmente así porque nosotros forjamos nuestro destino debido al libre albedrío.

 

Entonces, yo estoy desenmascarando a ese temor que el ego no te permite ver, lo estoy sacando a relucir: -"Mira, ahí está, erradícalo porque no tiene ninguna razón de ser, no tiene ningún sentido". No hay porqué posponer más nada, no hay ninguna razón. Nada.

 

Javier M: No digo que sea ahora, ¿pero sería bueno alguna charla con el profesor Olguín respecto a psicointegrar algún rol del ego que ande flotando por ahí?

 

Rovanor: Seguramente que este receptáculo puede, de alguna manera, orientarte. Pero, de todas maneras, figurativamente hablando, te lo señalo: "Mira, ahí está", "Eso se puede ver", "No tiene porqué ocultarse". Cada vida es distinta. Repite circunstancias pero no necesariamente. No tiene porqué ser así. Así que el ego no busque más excusas.

 

Javier M: Está bien. Está claro. Nunca te pregunté en sesiones anteriores los nombres del espíritu y el ángel guía que tengo.

 

Rovanor: Hay un ángel guía que, a diferencia de muchos ángeles, encarnó como varón. Su nombre es Johan-El, está en el plano 6 subnivel 2 y había tenido bastantes problemas estando encarnado. Si me das unos minutos te lo relato...

 

Javier M: Sí.

 

Rovanor: Era un hombre que había encarnado en el año 1700 en el límite entre España y Francia. Remendaba zapatos y botas. Medía 1.52 -1.54 metros. Era muy corto de visión, usaba unos vidrios de mucho aumento, de una nariz bastante prominente y poco agraciado con el sexo opuesto. Su familia, aún estando en España, era de ascendencia judía. Le habían puesto de nombre Abraham. Su apellido era Vázquez. Era como una pieza que no encajaba. Nunca se quejó de su vida. Siempre fue noble. No tuvo suerte en las relaciones. Tuvo la mente analítica tan fuerte que jamás se creó rencor con la vida como muchos otros seres que por fracasos afectivos y/o económicos le echan la culpa a la vida o a las circunstancias de lo que les pasa.

 

Él, sin ser muy amigo de lo que es el mundo espiritual y angélico, siempre dijo: -¿Hay alguna razón del por qué mi físico es así?... porque no soy aceptado. Sin embargo era muy querido por los vecinos y todos recurrían a él. De grande sus facciones fueron siendo como más gratas a la gente. Tenía una barba de color ceniza, unos lentes que le caían sobre la nariz, el cabello rizado también grisado, unas orejotas grandes, parecía un gnomo alto antes que un hombre pequeño y desencarnó a los 59 años. Muy querido pero quedó con engramas, quedó con engramas de soledad, con engramas de falta de compañerismo de otros. Nunca recibió una burla de nadie, no fue despreciado abiertamente pero tampoco era invitado a otros círculos; sin embargo, tenía tanto amor por los demás...

 

No quiso encarnar más. Prefirió ser guía de otros y antes de ti fue guía de un espíritu que encarnó en el sur de Estados Unidos de América que se llamaba Jacson, un hombre de raza negra, y lo guió bien con amor, con tolerancia, con paciencia. No pudo evitar sus roles del ego y lamentó mucho que el hombre desencarnara famélico y tuberculoso a los 39 años. Y recién ahora, Johan-El viene a intentar guiar de vuelta y lo está haciendo con éxito, implantando -implantando está mal dicho, por eso siempre digo que el lenguaje es pobre (eso me lo enseñó Johnakan)- sino induciendo amor. Es un ángel que se expande en el amor y transmite amor.

 

Javier M: Bueno, voy a hacerle la tarea fácil a Johan-El, entonces.

 

Rovanor: Y el espíritu guía es un espíritu del plano 5.7. Había encarnado como femenino en Arabia, había sido una gran bailarina y desencarnó ultrajada de muy joven a los 29 años. Cuando fue espíritu 100%, a fines del siglo XIX, nunca condenó a aquellos que la ultrajaron en vida porque sabía que eran roles; al contrario, tuvo compasión por lo que les esperaba, por los karmas que se habían generado. Decidió estar una etapa sin encarnar y volcar toda esa compasión a nivel de guía espiritual. O sea, que son seres que me causan un placer en el sentido de poder conceptuar con ellos ante cualquier duda que se presenta...

 

Javier M: No me dijiste el nombre del espíritu guía.

 

Rovanor: Arbaigal. Está en el plano 5 subnivel 7.

 

Javier M: Rovanor, ahora voy a poder dirigirme a ellos por su nombre. Va a ser mucho más agradable eso. Quiero sacarme de una duda. Surgió en sesiones anteriores, que tuve dos vidas en Judea, en la época de Jesús. Una era Elías, que se dijo que no formaba parte de los seguidores de Jesús y más adelante, en otra, se nombró que también en la época de Jesús tuvimos un rol samaritano. ¿Cómo es, cronológicamente, la existencia de esas dos vidas en la misma época de Jesús?

 

Rovanor: Fueron, cronológicamente, una después de la otra. El rol de samaritano fue posterior.

 

Javier M: O sea, cuando nací en ese segundo rol...

 

Rovanor: Hacía ocho años que había desencarnado tu rol anterior. Jesús no estaba en el plano físico pero tenía muchísimos seguidores.

 

Javier M: ¡Ah! ¿O sea, que la segunda reencarnación fue una vez que había desencarnado Jesús?

 

Rovanor: Así es.

 

Javier M: ¡Ah! Está bien. Ésa era una duda. ¿Y en esa segunda encarnación encarné como femenino o como masculino?

 

Rovanor: No, como varón. Tu nombre era Jonás. Hay una situación de importancia aquí que quiero relatar. Jonás escribía y hay una especie de poema que me recuerdo puntualmente y voy a tratar de que el decodificador del receptáculo lo reciba puntual porque sería bueno que quede grabado...

 

Javier M: Bien, te escuchamos.

 

Rovanor: ...era dedicado al Maestro.

 

 -Querido Jesua. Son pocos los que han comprendido tu Esencia.

 -Son más pocos aun los que han entendido tu Percepción.

 -Y son contados los que han razonado tu enorme y sacrificada misión.

 -Querido Jesua. Te conozco. Te conozco como si hubiésemos compartido un cordero.

 -Te conozco como si hubiéramos compartido un fogón.

 -Te conozco porque entiendo cómo piensas.

 -Te conozco porque entiendo tu dolor.

 -Te conozco porque sé que has llorado por lo que no has podido hacer.

 -Te conozco porque las frustraciones jamás fueron tuyas sino por los demás.

 -Te conozco perfectamente.

 -Conozco tu alma.

 -No te visualizo como profeta.

 -No me interesa en sí la gran división que se ha hecho y no por tu causa sino por causa de los hombres que no te han entendido.

 -No voy a opinar de las masacres anteriores y posteriores.

 -No voy a hablar de los pueblos sometidos.

 -No voy a hablar del César.

 -Todos ellos están equivocados porque todos ellos buscan imperios terrenales a costa de blandir la espada en la cabeza de sus enemigos, enemigos que ayer eran amigos, primos o hermanos.

 -Traiciones como se visualizan en Egipto.

 -Traiciones como las que se visualizan en Roma.

 -Tú estás exento de todo eso porque es bien cierto lo del reino, un reino que no tiene nada que ver con esta tierra que estoy pisando, un reino que va mucho más allá y que todos, en algún momento, compartiremos.

 -Te respeto muchísimo, querido Jesua.

 -No anhelo como otros el decir: -"Quisiera haberte conocido", porque como digo siempre, te conozco.

 

Gracias a ese receptáculo por haber transmitido ese escrito que tuve en esa época como Jonás. No voy a hacer propaganda de mí mismo, en este rol, de decir: -"Soy una excelente persona”. Al contrario. A pesar de ese hermoso escrito he tenido mucho rencor por gente de Judea que despreciaba a otras regiones, que le lamía las botas a los romanos en función de estar bien ellos. Los romanos les pagaban esta lamida de bota con una cruz o con una espada enterrada en su pecho, con sometimiento, con esclavitud y con jefes que servían al César y que no les importaba nada su pueblo con tal de estar ellos bien. Entonces, era cierto que tenía un gran rencor -y lo admito-, un tremendo rencor que me duró toda esa vida física. Rencor por la opresión, rencor por la falsedad. Había grandes divisiones: los cristianos perseguidos pero los judíos también perseguidos por sus mismos hermanos que para quedar bien con los centuriones o con los generales vendían hasta a su madre. No me hablen de Judea. Y después ellos se jactaban de despreciar a los samaritanos hablando de que eran una raza inferior. Si pudieran abrir el pecho de cada uno y poder visualizar el alma de cada uno verían que el alma no tiene color ni religión, cosa que fue inventada para unir y solamente sirve para separar.

 

Y dos mil años después -y ahora como espíritu puro 90%- pienso de la misma manera. Pienso que este mundo Sol 3 está dividido por infinidad de intereses. Si tan sólo cada uno de los miles de millones que habitan este mundo pudieran alejarse del planeta a mil millones de kilómetros y pudieran verlo a la distancia lo pequeño que es, su ego caería al piso, se rascarían la nuca y pensarían: -¿Por qué estamos luchando?

 

Una vez, elucubrando con Johnakan, me transmitió lo que le transmitió el Padre. El Padre le dijo que este mundo era un enorme jardín de infantes, de niños que discuten, pelean y hasta se quitan la vida unos a los otros por nada. No toman conciencia de lo efímera que es la vida física, familias que se destruyen entre sí, traiciones, celos, dudas...

 

Javier M: Rovanor, sabemos que los espíritus tienen características. Hay espíritus investigadores, en fin… ¿cómo te definirías como espíritu? ¿Cuál es tu característica más preponderante o principal?

 

Rovanor: De un tiempo a esta parte es como que los Maestros me inyectaron… –y es una manera de decir, porque es uno el que elige, es uno el que decide-. Es como si tú de pequeño, encarnado vas a una biblioteca y el librero te dice: -"Mira qué hermoso" y te muestra unos libros y tú te encantas y te aferras a la lectura. Me estoy aferrando mucho a la investigación y a veces -como entidad espiritual- a medida que voy aprendiendo -porque aprendo a pasos agigantados, como decís vosotros en el plano físico- siento que estoy sufriendo más que antes y no tiene nada que ver ni con engramas ni con roles del ego ni contigo, como parte encarnada. Tiene que ver con la forma de visualizar las cosas. Me siento mucho más comprometido y ese mismo compromiso me hace sufrir. Mi concepto razona de otra manera. Lo consulto, a veces, asustado, con los Maestros, con mi espíritu guía, con el querido ángel y me dicen: -"No, está bien, porque los Maestros dicen que se sufre por el otro" pero es muy fuerte, es muy fuerte. A veces uno, como espíritu, se desespera y quisiera tomar a uno por uno de los hombros -de los que están encarnados- y sacudirlos y decirles: -"¡Despertad!" y no.

 

Javier M: Eso me lo transmites, sin duda, porque es lo que siento, como encarnado, muchas veces. Siento cierta desazón por cómo va la humanidad, por las contaminaciones, las formas de tratarse en la sociedad, en fin, todo lo que sabemos, ¿no? ¿En el plano donde estás, estás en un 90% o también estás entregando algún 10% en algún otro universo, en algún otro lugar?

 

Rovanor: Sí, hay un universo alterno donde estoy.

 

Javier M: O sea, que estás al 80% en el plano espiritual.

 

Rovanor: Sí. Así es.

 

Javier M: Que la última vez, el 4.9. No sé ahora...

 

Rovanor: Estamos en el plano 4.9. Me siento gozoso de poder colaborar con los Maestros investigadores pero, a su vez, con mucho dolor por todo lo que percibo. No es que, como espíritu, uno se comprometa más con un mundo que con otro, pero bueno, tú estás encarnado en Sol 3 y mi percepción es para Sol 3. Hay muchos estilos de vida en distintos mundos del universo, pero éste es especial por la variedad de razas. Son muy pocos los mundos en el universo que tienen tantos lenguajes, dialectos, etc. Es como que cada uno tratara de ser distinto, especial. La variedad de religiones, de políticas, de lenguajes, de falsos nacionalismos indica el ego que tenéis como planeta. Es casi cómico. No se percibe la unidad ni siquiera en una misma región. Hay países que buscan escindirse unos de otros, partirse en dos, se pelean en un mismo país, hermanos contra hermanos, desde siempre. La raza no ha avanzado espiritualmente.

 

Javier M: Es claramente preocupante. Esta colaboración con Maestros, que nombraste recién y al principio de la sesión, ¿se trata de los Maestros Johnakan y Morgan-El o son otros Maestros de Luz?

 

Rovanor: Con Johnakan y Morgan-El. Sí, así es. Me he comunicado muchas veces con Johnakan, con Morgan-El, con el ángel Kar-El, que también tiene mensajes para dar, tiene mensajes para brindar sobre lo que es el Caos, el borde del universo.

 

Javier M: Como curiosidad, ¿cuál fue la vida anterior a la presente que tengo ahora -como Javier- acá en Sol 3? La anterior más próxima.

 

Rovanor: Hay una vida en este mismo país, en una región central, en una provincia llamada Córdoba, y tal vez hasta puedas rastrear esa vida. El nombre del rol era Alberto Juárez, de 1846 a 1925, en lo que hoy se conoce como Córdoba capital. Alberto Juárez dejó muchos descendientes con ese apellido. Desencarnó en marzo de 1925. Tuvo muchos hijos, nietos, alcanzó a ver a dos biznietos. Muchos de esa familia siguen en Córdoba. Otra de esa familia se trasladó al norte, a otra provincia llamada Santiago del Estero. Ha sido un rol bastante discutido porque tenía bastante dinero, bastantes posesiones que le había dejado su padre, también Alberto, y se metió en todo lo que era la parte de política. Le gustaba mucho la política, lo que era la rama socialista aunque intereses creados de otros políticos no lo dejaron ascender pero, de todas maneras, era uno de los pocos que era respetado, no digo querido, pero respetado por otros colegas.

 

Javier M: Así que estuve bastante poco tiempo sin encarnar ¿no?, del 1925 al 1962 que nací en esta vida...

 

Rovanor: Hay espíritus que encarnan inmediatamente porque tienen avidez; están un día terrestre en el plano espiritual y vuelven a encarnar. O sea, eso del tiempo es relativo.

 

Javier M: Claro, se entiende. Bueno, sobre las consultas que había traído, las he hecho. No sé si tienes algo más para agregar, algún relato, algún cuento, algo que se necesite en ese momento.

 

Rovanor: Voy a relatar un cuento que fue real en lo que es Córdoba en el 1900. Había un comerciante, Zacarías, Alfredo Zacarías, que siempre gustaba del dinero. Tenía telas, prendas que traía de Buenos Aires, de lo que llamaban "La capital" y había cargado su carreta con tanta, tanta mercadería que apenas podía llegar. Y pasando la zona de lo que era Santa Fe había como bañados. Había llovido mucho, estaba todo el camino absolutamente barroso y forzó tanto la carreta que una de las ruedas directamente se partió y la mayoría de las telas se arruinaron. Y eso es lo que pasa en la vida cotidiana: no tiene sentido acaparar por el acaparar porque el acaparar hace daño. La mezquindad de ese hombre era tremenda y cuando llegó como pudo a Córdoba, estuvo semanas llorando su desdicha, su infortuna y todo el poblado se enteró de lo que le había pasado. Creo que ni uno tuvo lástima de su desdicha. Se cosecha lo que se siembra, ¿no?

 

Javier M: Sin duda.

 

Rovanor: El que siembra mezquindad después recoge indiferencia.

 

Javier M: Sí, no sé de quién leí por ahí, en relación a eso, que es más lindo todavía, según mi gusto, que la siembra es libre y la cosecha, obligatoria.

 

Rovanor: Veo que cada día estamos más conectados. Gracias, Javier.

 

Javier M: Muchas gracias, Rovanor. Agradecemos a Arbaigal, a nuestro espíritu guía, a Johan-El y bueno, a las entidades que siempre posan las sesiones.

 

Rovanor: El querido Johan-El tuvo un rol donde nunca guardó rencor y eso es lo que quiero para mí cada vez que encarno: ejercer la tolerancia por sobre todas las cosas. Gracias.

 

Javier M: Muchas gracias.

 

 


Sesión del 02/07/10

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Javier M.

Entidad que se presentó: Rovanor, Thetán de Javier M.

Habló de las medidas del universo, de la capacidad de mediumnidad de su 10% y de la técnica que recomienda para conseguirlo, sobre los condicionamientos, sobre el ser positivo, la captación de planos suprafísicos, las psicoauditaciones donde el espíritu encarnó en el otro sexo, problemas físicos psicosomatizados, y los espíritus en el caos.

Sesión en MP3 (4.319 KB)

            Entidad: Encantado de estar aquí. Quiero expresar una breve introducción.

           Nosotros, como entidades suprafísicas, incorporamos permanentemente conocimientos, pero hay una frase algo trivial que dice: “hay conocimientos y conocimientos”. Por ejemplo: puedo estar un siglo incorporando conocimiento y experiencias, y eso suma. Pero, de repente, incorporas conceptos impensados y todo cambia.

El hecho de conceptuar con otros Maestros de Luz y asimilar que existen otras creaciones a uno lo hace sentir –y esto no es ego sino una manera de definir- insignificante. El ser humano encarnado –por lo menos en ese planeta- tiene una pequeñísima noción del Universo. Sí es cierto que puede buscar manuales y hablar de medidas galácticas, pero son solamente números -100.000 (cien mil) años-luz, 1.000.000 (un millón) de años-luz, etc.-. Como dice un excelso Maestro: en su decodificador no les cabe la idea real de lo que están conceptuando, es decir, no entienden que, con la tecnología terrestre, tardarían entre 40.000 (cuarenta mil) y 60.000 (sesenta mil) años en recorrer 4 (cuatro) años-luz. Entonces, imagínense lo que es recorrer 2.000.000 de años-luz para llegar a una galaxia próxima…

            Gracias a los Maestros me estoy enterando de que el universo, en este momento, supera los 81.000.000.000 (ochenta y un mil millones) de años-luz… Y los grandes científicos terrestres del siglo XX decían que no se podía sobrepasar la velocidad de la luz.

            Entonces, la pregunta –no voy a responderla sino que la dejo abierta- es: ¿Cómo se explica, entonces, que si el Universo tiene 13.700.000.000 (trece mil setecientos millones) de años de antigüedad el actual tenga 81.000.000.000 (ochenta y un mil millones) de años-luz de extensión? ¿Se expandió a casi seis veces la velocidad de la luz? Sí, y sigue acelerándose todavía durante miles de millones de años más. Y ese tipo de conceptos, gracias a excelsos Maestros que averiguan, a uno lo dejan maravillado.

            Preguntaréis: ¿No es lo mismo un ser encarnado -que puede vivir 70, 80 o 90 años- a un espíritu que puede tener miles -o decenas de miles- de años? No tiene nada que ver porque a veces encarnamos en planetas “salvajes” –como vosotros los llamaríais- o en los que trabajan con luz sólida pero no profundizan en Astronomía. Por ejemplo: hay mundos que profundizan en los viajes en el tiempo pero no en viajes espaciales. Es más, hay mundos que se han extinguido con su estrella sin haber hecho contacto con otras razas…

 

Interlocutor: Bien. La inmensidad es así, ¿no? Es inalcanzable para nuestro entendimiento. Y calculo que, a nivel espiritual, también tiene su entendimiento, ¿no?

 

Entidad: Totalmente.

 

Interlocutor: Bueno, Rovanor, gracias por esta información cada vez más… Vamos a ir agrandando nuestra cabecita. Algunas cuestiones que tienen que ver conmigo: sabes que mi intención es desarrollar la capacidad mediúmnica que pudiera tener para poder mejorar mi comunicación con mis guías, contigo mismo y con todas las entidades que puedan ayudarme en cuanto a conocimiento y aprendizaje para después poder llegar a compartir y transmitir todo esto. Ésa es la idea. Entonces, ¿cómo ves esa posibilidad? ¿Qué condiciones puedo llegar a tener para esta actividad?

 

Entidad: Las condiciones están dadas. Y voy a hacer un juego de palabras -que en el plano suprafísico no existen porque nos manejamos con conceptos-: Las condiciones están sujetas a los posicionamientos. Ése es el juego de palabras. Esto significa que he percibido –conceptualmente- a Thetanes de jóvenes que están haciendo, en distintos lugares, sus primeros pasos en mediumnidad. No digo que canalicen con un porcentaje de fidelidad elevado, pero se atreven. La gran mayoría fracasará o, al no tener la suficiente experiencia, canalizará entidades que no son las adecuadas y puedan dañar su decodificador. Sabemos que hay muchos médium en distintas escuelas espiritistas que tienen problemas de decodificador justamente por las entidades del Error que buscan descargar su rencor haciendo foco energético en sus decodificadores. Esto no creo que los Maestros lo hayan mencionado.

En tu caso en particular tienes las condiciones y un gran caudal de conocimiento, es decir, una base bastante sólida. Y hay un asomo de atrevimiento; entonces, faltaría hacerlo.

 

Interlocutor: ¿Los condicionamientos serían de esta vida?

 

Entidad: Sí, de esta vida. No tiene nada que ver con otras vidas…

Un condicionamiento puede ser un interrogante muy tonto como, por ejemplo, “¿podré?”. Solamente preguntaré si eso es un condicionamiento…

 

Interlocutor: Sí, he estado escuchando estos días justamente algunos audiolibros del doctor Camilo Cruz…

 

Entidad: Correcto.

 

Interlocutor: …que no se lo consulté a Jorge todavía -porque es la primera vez que lo nombro- pero transmite tanta inyección anímica –por lo menos a mí- a quien escucha acerca de la mentalidad positiva de cómo llegar a la meta y cómo obtener sus logros…

 

Entidad: La actitud mental tiene mucho que ver -lo entiendo a través de tu concepto-. Si bien hay un desconocimiento de las distintas mentes -no deja de ser importante conocer las distintas mentes a la hora de poder trabajar en terapia- muchas veces una fuerza positiva produce al comienzo un efecto placebo. Luego la persona se va inyectando de positivismo, de confianza y va engendrando más voluntad, más perseverancia. Y, entonces, se afirma en ese crecer. Resumiendo: lo que al comienzo fue un efecto placebo luego se transformó en algo bastante sólido. Yo estoy a favor de la fuerza positiva. Pero no debemos ser tampoco estrictos pretendiendo que todos conozcan todo sino que muchos conozcan poco. Y la gran utopía: que el día de mañana muchos conozcan mucho. Es agradable transmitir esa vibración que uno va gestando como positivismo porque luego la contagia favorablemente a terceros.

 

Interlocutor: Todo esto venía a aquello de que, por ejemplo, en mi caso, no me pregunté si podré o si no... Quiero ver la forma de cómo hacerlo. Entonces, me preguntaba, Rovanor, si hay algún tipo de tácticas o ejercicios que puedas comentar.

 

Entidad: Voy a disentir con el receptáculo que me alberga, y no le tengas miedo a la palabra disentir porque no estar de acuerdo no significa que uno tenga razón y el otro esté equivocado sino que los dos pueden tener razón o pueden estar equivocados, es decir, son distintas maneras de llegar a una meta. Entonces, los ejercicios que este receptáculo recomienda están bien pero yo soy más -vosotros diríais pragmático-directo. Tú, directamente, te quedas en una relajación muy similar a la meditación. No hace falta que dejes la mente en blanco -como enseñan tanto en meditación- porque en esto no se puede dejar la mente en blanco ya que es necesario pensar en lo que uno va a hacer.

No dejo de lado captación de rayos, pero quiero ir a lo directo: se trata de –no hace falta estar en estado alfa o como lo llamen- estar en armonía, sin pensar en las cosas cotidianas; no hablo de vaciar la mente sino pensar únicamente en captar la idea.

Cuando uno habla de captar un espíritu no significa captar una esencia sino una idea que viene sola. El canalizador lo que tiene que hacer es volcar esa idea a lenguaje hablado, es decir, hablar lo que le surja porque va a venir de la entidad que canaliza en ese momento. En una cosa sí estoy de acuerdo con el receptáculo: para evitar que se filtren entidades negativas uno debe envolverse mentalmente en un amor impersonal o en un baño dorado para que actúe como una capa blindada que no permita el paso de energías densas. Pero eso luego se hace automático –la persona que tiene experiencia lo logra en segundos-.

Vamos al punto en cuestión: se trata de captar la idea. Al comienzo, la persona puede sentirse confundida o pensar que no lo logró. Le van a surgir un montón de ideas en el decodificador –o hablando en vuestra jerga, “en la cabeza”- y la persona puede dudar y condicionarse pensando: “¿No será mi pensamiento? ¿No será que no capto una idea y es mi pensamiento el que me engaña y me hace creer que la capto?”. En lugar de preguntarse eso lo que hay que hacer es volcar lo que sea a idioma hablado. A medida que el cerebro hace las veces de codificador -para codificar lo que antes decodificó- y lo codifica a lenguaje hablado, se transforma en un decodificador cada vez más fluido porque se trata justamente de decodificar el concepto espiritual y codificarlo a lenguaje hablado. Al comienzo pueden parecer frases sin sentido o muy pobres que pueden no ser responsabilidad de la entidad canalizada, o sea, el canalizador en ese momento va a transmitir lo que captó -capaz que poco- y una idea profunda y compleja la va a transmitir quizás en un 10% ó 20% de fidelidad hasta que vaya ejerciendo esa práctica. De eso se trata.

 

Interlocutor: Claro, darse los espacios para que eso ocurra, ¿no?

 

Entidad: Y entender que la idea es la entidad. Este receptáculo dice que nadie te va a hablar en el oído. Es la misma persona la que va a hablar fluidamente captando la idea de la entidad. Y para evitar filtraciones negativas, antes de comenzar hay que envolverse en amor impersonal y en Luz Dorada.

 

Interlocutor: Perfecto. Hay otra cuestión que me gustaría también estudiar y desarrollar. Ya la hemos hablado en otras sesiones. Se trata de las cosas que podemos llegar a captar por el rabillo del ojo, en cuanto al mundo espiritual se refiere. También se dijo, en otra sesión, que hay razas que tienen más desarrollada esa forma de percibir y logran captar más. Entonces, me preguntaba cómo el ser humano tiene esa capacidad –es posible que no la tenga desarrollada- y qué hay por hacer para poder ejercitar ese poder de captar.

 

Entidad: El ojo humano tiene una limitación. El rabillo o costado del ojo, por una cuestión de la unidad biológica, capta vibraciones que no puede captar el centro del ojo. No hay ejercicios que puedan modificar eso. Es cierto que hay seres que tienen el Don de tener una mayor observación y pueden captar de una manera más clara distintas entidades, sean espíritus de Luz, del Error, demonios o elementales, que son los más fáciles de captar.

Hay otros mundos donde esa característica –que es genética- les permite captar con mayor intensidad, lo cual no quiere decir que puedan ver un plano suprafísico 2, pero sí captan a otras entidades.

 

Interlocutor: ¿Sabiendo que son de otro plano espiritual?

 

Entidad: Sí.

 

Interlocutor: ¿Y existe -o podría existir- algún instrumento que pueda captar estas entidades?

 

Entidad: Sí, pero no en este mundo.

 

Interlocutor: Sí, claro.

 

Entidad: Hay mundos donde se contactan, mediante ordenadores especiales, con planos suprafísicos, sin necesidad de un médium. Y hay mundos que pueden abrir grietas artificiales para poder recorrer años-luz en segundos. Estoy hablando de adelantos que son impensados por esta civilización.

 

Interlocutor: Tengo una curiosidad: en todas las sesiones que hemos tenido -y has relatado vidas que hemos tenido u otras que no se han relatado pero se dijeron al pasar- nunca estuve encarnado como mujer. Entonces, me preguntaba cuál pudo haber sido la anterior más próxima -si es que estuve como mujer, porque también puede ser que no…-.

 

Entidad: Hay algo muy importante que los Thetanes no tocan pero no es que lo eviten. Generalmente –y aun los Thetanes que están en planos de Luz no tendrían por qué no tocar determinados temas puesto que, al no tener ego, no tienen prejuicios- es sumar uno más uno. Cuando la unidad suprafísica llamada espíritu -que es un paquete conceptual energético encarna el 10% casi siempre tiene egos no resueltos. Entonces, el Thetán no se contamina de ese ego porque está en un plano Maestro o de Luz pero va a hacer una especie de “guiño” y evitará tocar la vida donde tuvo otro sexo por una cuestión de machismo -si es varón- o de feminismo -si es mujer- porque, sacando los casos de homosexualidad donde está el homosexual varón o la lesbiana mujer, muy rara vez un ser encarnado se puede ver en una vida pasada como un ser de otro género sexual. Y, a veces, repasar una vida –donde incluso es posible que tuviese mínimos engramas- le puede traer engramas a esta vida, haciéndole dudar de su condición aún sabiendo de que somos roles cuando encarnamos. Sé de casos de otros médium que, aun canalizando con un 50% ó 60% de fidelidad, han tocado vidas pasadas de consultantes varones donde eran mujer y ese consultante se iba con cierta inestabilidad emocional, seguramente debido a su propia debilidad espiritual. No es tu caso, ni el mío como Thetán. Simplemente es una cuestión de común denominador, porque casi nadie lo hace…

 

Interlocutor: Sólo era curiosidad. Tampoco no es algo que me vuelva loco…

 

Entidad: La actual pareja de este receptáculo tuvo una vida pasada como varón y fue un escritor no muy famoso en sus libros pero con su personaje se hicieron muchísimas películas.

 

Interlocutor: Tengo una consulta personal, a nivel humano: a principios de este año he tenido algunas cuestiones físicas que se desacomodaron un poquito y que aún persisten. Si bien tengo sospechas de lo que realmente pasó me gustaría saber cómo está ese tema y si se podrá resolver solo, acomodarse otra vez mi cuerpo. Y, por supuesto, qué fue exactamente lo que lo produjo, para estar un poco más atento porque igual puede volver a pasar. No es nada grave pero sí incómodo cuando me pasa…

 

Entidad: Independientemente de la causa específica, hay una causa anterior, digamos un estado de ansiedad mezclado con nervios. Y esto perturba, de alguna manera, el organismo físico. Ni siquiera doctores avanzados tienen el verdadero conocimiento de hasta qué punto las situaciones estresantes inconscientes pueden afectar al organismo físico.

Es cierto que ya es común en los terapeutas holísticos –como les llaman ahora- decir que los estados emocionales afectan la parte física. Y ahí están generalizando. Yo soy más puntual: hay estados absolutamente inconscientes, a nivel de estrés, que pueden llegar a provocar problemas físicos –se podría decir que hasta “tragicómicos”-. Sé de Thetanes compañeros –que son con los que uno permanentemente intercambia ideas- que han encarnado como varones -y que tienen aproximadamente tu edad- y tienen problemas incómodos –aunque no son graves- como disfonía, hemorroides, colon irritable, problemas de sarpullido permanente, problemas de vitíligo, etc. Estoy hablando de problemas que no llegan a afectar a la vida de la persona pero sí son absolutamente molestos e irritantes, aunque hay problemas más profundos como trastornos cardiovasculares, digestivos, hepáticos, renales, etc.

            Es decir, lo psicosomático tiene tanta fuerza que llega a provocar en la parte física distintos problemas. Lo que ocurre es que el 10% a veces está tan metido en el plano físico, luchando contra distintos vientos que vienen en contra, que le es muy difícil abstraerse en una armonía total.

 

Interlocutor: Ya lo creo. Rovanor, no sé si tienes algo más para contarme…

 

Entidad: Una cosa más con respecto al Caos: distintos Maestros se han planteado entre ellos si el espíritu puede morir –según lo que vosotros llamáis muerte- y se dijo que no hasta tanto nos fundamos con el Creador y volvamos a ser todos uno. Y en lugar de desaparecer nuestra conciencia vamos a sumarla en una Unidad total, que es el Creador. A veces podemos correr el riesgo de que si una unidad biológica -como ya ha pasado más de una vez- entra con un aparato artificial -lo que llamáis “nave”- al caos –está el caso conocido vuestro de DoAsh- puede ser atrapado por la fuerza magnética de ese Caos y quedar allí, costándole cada vez más volver a su Creación. Supongamos que pasa el tiempo, la Creación termina de expandirse y empieza la contracción. Una vez que llega el Big Crunch el Creador no extiende un seudópodo y atrapa a ese espíritu huérfano que se desprendió de la Creación...

 

Interlocutor: ¿Este concepto es nuevo?

 

Entidad: Ese concepto es nuevo. Me lo dicta el amado Maestro Johnakan Ur-El. Si bien el espíritu no muere de la manera que vosotros entendéis la muerte queda desprovisto del Padre.

 

Interlocutor: ¿Como atrapado en un hábitat que no es el suyo?

 

Entidad: Exacto. No es sencillo. Mando todo mi amor. Hasta todo momento.

 

Interlocutor: Hasta todo momento y muchas gracias por todos los conceptos, Rovanor. Hasta siempre.

 

Más información sobre la mediumnidad, los planos, la psicoauditación, el caos.


Sesión del 12/08/11

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Javier M.

Entidad que se presentó: Rovanor, Thetán de Javier M.

Habló sobre las conductas egoicas que influyen sobre la persona pero que se producen mayormente cuando no se está en tiempo.
La indiferencia es el rol del ego más difícil de erradicar. Es la falta de interés. Que no podemos ayudar a todos, teniendo en cuenta que muchos no desean ser ayudados. Esto no debe producir disminución de escala tonal.
Habló sobre la meditación como un proceso no consciente, de segundo plano, habitual en todas las personas.
También relató brevemente un suceso que le llevó a desencarnar.

Sesión en MP3 (5.194 KB)

Jorge: Estoy reunido con Javier y voy a intencionar a su thetán Rovanor para que se exprese o responda interrogantes y lo que fuera necesario dilucidar.

 

Javier: Estamos a 12 de Agosto de 2011.

 

Jorge: El propio Javier va a ser su propio interlocutor de su thetán. Comenzamos.

 

 

            Interlocutor: Rovanor, ¿estás incorporado ya?

 

            Entidad: Es un gusto estar aquí. Es un verdadero placer el poder ser útil. En este lapso he profundizado en muchos temas y, sin querer usar el tiempo en explayarme en lo que he profundizado, hago un pequeño prólogo explicando las distintas conductas. Independientemente de ti, 10%, he profundizado conductas a través del concepto de otros thetanes e incluso de espíritus 100% desencarnados, avanzando las conductas egoicas, conductas sutiles, conductas manipuladoras, conductas que son casi tan imperceptibles que no se alcanzan a detectar pero que de alguna manera llevan a la persona a cometer errores - graves o no- y lo importante es trabajar en conjunción, mancomunado con otros maestros que de alguna manera formamos lo que se llamaría en el plano físico 'grupo de investigación' sobre conductas con el maestro Morganel, con el maestro Johnakan-Ur-El y con el maestro Radael. Si hay tiempo en esta sesión luego me explayaré en el tema pero vamos a lo que desee preguntar mi 10%.

 

            Interlocutor: Con respecto a esto que acabas de decir yo, en varios momentos, he estado pensando acerca del gran desinterés de las personas en general. ¿Esta investigación también tiene alguna relación con esto?

 

            Entidad: Sí, totalmente. El mismo maestro Johnakan transmite siempre que la indiferencia de alguna manera es ego porque el egocentrismo es que todo gire alrededor de la persona egocéntrica que no puede captar el sufrimiento más allá de sus narices y de ahí viene el desinterés por todo lo demás. Gente que no le interesa aprender, gente que no le interesa crecer, gente que no le interesa elevarse. El verdadero egocéntrico va más allá de lo que explica el terapeuta encarnado -dicho por el propio maestro Johnakan- puesto que egocéntrico es aquel que sólo se fija en sí mismo. En realidad no hay una definición concreta para lo que hemos, de alguna manera, detectado con Johnakan, con Morganel y con Radael, la persona que tiene desinterés hasta incluso por sí misma, que no le interesa ni siquiera cultivarse ella misma, ni siquiera eso. Eso también es un rol del ego.

            El rol del ego manipula porque si esta persona luego tiene un proyecto que no lo puede llevar a cabo porque quizá no tenga los conocimientos necesarios por no haber profundizado tal tema se echa culpa a sí misma por no haberlo logrado, siendo que el mismo rol del ego se lo "impidió" porque, al fin y al cabo, cada ser encarnado o cada espíritu tiene la voluntad para no dejarse envolver por esos roles. A veces es como que generalizo aunque yo, como thetán, no tenga ego. Somos cómplices de esos roles, de alguna manera. Como dice el excelso Johnakan "el ego no existe". El ego no deja de ser una parte de nosotros que lo tenemos que definir de alguna manera para poder separarlo de lo que es nuestro concepto interno, nuestro concepto básico, nuestro núcleo conceptual.

 

            Interlocutor: Sí, particularmente me he estado preguntando, planteando y elucubrando acerca de cómo intentar despertar distintos intereses en las personas y no he llegado a nada concreto. Seguramente tiene que ver justamente con esto de que no se llegó a nada en particular, entonces.

 

            Entidad: Quizá sea. Como dijo el querido maestro Ien-El, quién encarnó como Jesúa: "No le tiréis perlas a los cerdos". Esa frase no se puede tomar literalmente porque no se trata de llamar porcino a ningún humano; es una manera de decir, como diciendo "cómo le puedes explicar algo a quien no tiene deseos de aprender". Gastas energías y aparte, como dice Johnakan, el bien y el amor se proponen pero nunca deben imponerse debido a la hermosa ley del libre albedrío. Entonces, es imposible crear expectativas en el indiferente porque la persona ya es así. Seguramente su espíritu es así porque aún no está en tiempo.

 

            Interlocutor: Sí, estoy aprendiendo a vivir con eso. Me cuesta un poco realmente porque siempre doy el ejemplo a algunas personas que es como caminar en el desierto y descubrir que hay agua y decir a los demás "vengan hacía acá, hay agua, yo tomé" y, claro, están cansados de ver tantos espejismos que terminan no creyéndote y ni siquiera intentando el hecho de verificar.

 

            Entidad: Fíjate lo que expresa conceptualmente el maestro Johnakan, que dice que incluso -no tú 10%- pero hay muchos que enseñan por ego. Hay maestros, por ejemplo, que enseñan a niños, a chavales, a changos, a chavos -de acuerdo a qué región- que les enseñan egoicamente, queriéndose lucir ellos y tratando que esos niños aprendan de memoria en lugar de despertarles la expectativa porque lo único que logran con esos niños, imponiéndose o de repente contagiando su mal genio, es despertar en los niños una total indiferencia, logrando lo opuesto a lo que quería hacer, que es enseñar. No enseña, no enseña para nada y hay una frase del maestro Johnakan que dice "la canilla o grifo no son quienes satisfacen al sediento" y estos pseudomaestros son canillas o grifos, no son agua. Quieren ser agua pero solamente son meras canillas.

 

            Interlocutor: Entiendo. Yo quería ver qué tenías para decirme en este preciso momento de mi vida, que tengo por ahí vaivenes anímicos en base a esto que venimos planteando; el desinterés me produce algo feo. Yo no sé si hay alrededor de esto algún engrama o algún rol del ego preponderante en mí que tenga que tratar de superarlo.

 

            Entidad: Mira, trataré de expresarlo en un concepto sencillo a través de este receptáculo y con palabras entendibles. Tú no te puedes hacer cargo de todo porque a veces, al querer hacernos cargo, sí es ego. No somos responsables del fracaso de los demás, salvo que ese entorno directo esté a cargo nuestro o nos pida ayuda directa pero quien es ajeno a nuestro anhelo, a nuestro deseo y no tiene ningún interés en formar parte de ese anhelo tú no te puedes hacer cargo. Si tú de repente te preocupas en demasía y sabes -como dice la excelsa Kar-El- que preocuparse es ocuparse antes de tiempo en realidad estás pendiente de aquellos que son indiferentes y de alguna manera es como que buscas cierta aprobación y eso es ego, eso es ego real, puro, legítimo. Hasta el más elevado de los Maestros, de alguna manera, sufre por aquellos que aún no están en tiempo, que desprecian el aprendizaje, que desprecian el crecer pero no se hacen cargo. No confundir con ser indiferentes. Ejemplo: tú, de alguna manera, puedes difundir un mensaje y de cien personas encarnadas una puede escucharte y 99 no. Tú no te puedes hacer cargo por esas 99. Podrás sufrir impersonalmente pero no amargarte la vida o bajar la escala tonal de una manera notoria por ese 99% que no te escucha. El que te despreocupes no es indiferencia porque tú te has preocupado pero no puedes gastar más energía porque entonces estarías tratando de obligar, de imponer.

 

            Interlocutor: Entiendo.

 

            Entidad: Hay algo que me surge, que me dicta Johnakan y Morganel que es que siempre hemos hablado del amor personal y del amor impersonal. El amor personal es un amor que necesita porque abreva mitad del sentimiento y mitad de la emoción. Un amor personal equilibrado no es un amor que sufra puesto que está equilibrado; si el amor personal se desequilibra cela, manipula, puede llegar a sufrir si la persona es abandonada pero un amor personal equilibrado empieza primero por amarse a sí mismo, el ser, el sujeto, esta unidad biológica encarnada y sabe que cualquier fracaso afectivo no va a minar su propia importancia. El amor impersonal, directamente, como no necesita brinda, por lo tanto, no sufre bajo ninguna circunstancia.

            Entonces, con la ayuda es exactamente lo mismo. Si la ayuda es impersonal tú no te puedes hacer cargo porque te brindas a aquel que rechaza ese obsequio, ese regalo. Tú lo has brindado. El que lo rechaza no es tu problema, es un problema del otro. Entonces, no puedes sufrir. Entonces, también hay una especie de valorización impersonal, a diferencia de la valorización personal. Vendría a ser algo parecido al amor. Si tú te valoras personalmente sufrirás, tendrás oscilaciones de escala tonal ante fracasos de oídos sordos de los demás. ¿Hasta ahí se entiende?

 

            Interlocutor: Sí.

 

            Entidad: Pero si tú tienes una valorización impersonal tu misión es compartir. Aquel que no desee compartir ya escapa a ti. Entonces no te lo puedes tomar que es un agravio contra ti. Porque si te lo tomas de esa manera es tu ego.

 

            Interlocutor: Sí, no es que lo tome como agravio sino es...

 

            Entidad: Lo digo de una manera exagerada para que se entienda.

 

            Interlocutor: Sí, sí, como que una simple pena de que no se avance en una medida un poco más lógica.

 

            Entidad: Si esa pena, si ese dolor, si ese bajón de escala tonal te afecta afecta al ego porque cualquiera que pueda de alguna manera transmitir un mensaje, sea cual fuere -no necesariamente tiene que ser de los maestros de Luz, puede ser un mensaje que se te ocurra a ti, como 10%- si los demás hacen oídos sordos a ello seguramente te va a dar pena pero ya está. Esa pena tiene que diluirse porque si te afecta es porque de alguna manera necesitas del oído del otro y no tiene que ser así.

 

            Interlocutor: Si, si, necesitar es feo claro. También he notado, en lo personal, yo tengo un cúmulo de conocimiento, de información, mentalmente a través de Grupo Elron que lleva a un cambio. De todos modos, hay patrones mentales, hábitos, varias cosas que nos condicionan, que ofrecen resistencia a ese cambio para que sea un cambio pleno, total. ¿Cómo vencemos a esa mente controladora?

 

            Entidad: Primero hay que entender -y agradezco a los maestros de Luz que estén contactados en este momento conmigo conceptualmente- que lo espiritual no está reñido con lo material, cosa que hasta el propio Padre, el propio Absoluto dijo en varios mensajes. Uno puede ser espiritual, transmitir mensajes, cambiar, de alguna manera, algunas actitudes, pero sí es verdad que uno tiene que dejar de ser estructurado pero no hay una obligación de sí o sí de dar un giro de 180º ya. Uno de alguna manera va a ir evaluando qué puede ir modificando. Lo "negativo" sería que algunas costumbres o estructuras del plano físico impidan transmitir el mensaje. Pensemos, por otro lado, que en el plano físico necesitamos alimentarnos, vestirnos, comprar cosas, necesitamos lo que se llama labor, trabajo. Entonces, a diferencia de nosotros que tenemos todo momento para transmitir conceptos de misericordia y de armonía a los distintos cuerpos causales de los seres encarnados, al estar encarnado tienes que alimentarte, dormir, tener actividades aparte del trabajo. Entonces, no puedes estar, como decís vosotros, las 24 horas del día haciendo servicio.

Cierto que hay estructuras, cierto que hay estructuras pero esas estructuras no deben ser tomadas como obstáculo. Cada ser humano cuando encarna -transmitido por los Maestros- tiene una estructura porque nacen en determinado seno familiar, adquieren determinadas costumbres que no llegan a ser engrámicas pero sí, de alguna manera, es como que estructuran, van formando una especie de carácter en el ser encarnado que no tiene que ver con la personalidad, que quizá la personalidad sí se arrime a una postura egoica. Que se entienda bien: una personalidad puede arrimarse a una postura egoica; el carácter, no. Es la estructura con la que cada 10% se está formando pero una estructura puede ser maleable, moldeable y no tiene porqué incidir negativamente en brindarnos, si se entiende.

 

            Interlocutor: Sí. Una consulta particular: he hecho dos veces el test OCA, en el 2003 y en el 2011. En los dos casos me dio exactamente el mismo valor en la parte de comunicación, me dio un valor muy bajo, me dio 2, y no coindice con mi personalidad porque no sé en realidad que es lo abarcativo de esa comunicación porque yo me siento que soy comunicativo, no soy retraído. ¿Qué es lo que particularmente hay que mejorar para levantar ese punto?

 

            Entidad: Lo respondo: Hubo un excelso maestro encarnado, hace más de dos milenios, que cuyo rol se llamaba Sócrates. Él no ha dejado nada escrito pues lo ha dejado escrito su discípulo Platón pero él tenía una técnica llamada mayéutica en la cual debatía con discípulos que llegaban a una conclusión. El maestro Sócrates decía:

-¿Por qué tal conclusión? Vamos a desmenuzar esa conclusión.

A través de desmenuzar esa conclusión sacaban nuevas conclusiones.

-¿Por qué estas nuevas conclusiones? Vamos primero a desmenuzar ésta y luego aquella.

            Entonces, los discípulos desmenuzaban más aún las conclusiones hasta que sacaban la conclusión acertada. Eso es mayéutica.

            O sea, que hay distintas maneras de comunicarse mediante una enseñanza. Tú has escrito algo muy importante que lo has trasmitido a muchos: un libro. Tienes comunicación a nivel personal. Entonces, mi pregunta, a nivel de mayéutica, es: ¿a qué te acercas más tú: a la comunicación escrita o hablada -la cual yo sí percibo en ti- o a ese test que dice que esa comunicación está baja? ¿Quién crees tú que está más cerca de la verdad: mi observación, tú observación -debido a eso que has escrito- o ese test?

 

            Interlocutor: No, obviamente el test no, desde ese punto de vista para nada.

 

            Entidad: Esa también es mi respuesta, y si le diera paso a Johnakan hablaría mucho más sobre el tema pero no es necesario.

 

            Interlocutor: Una cuestión que estoy tratando de implementar pero no sé qué tan bueno es. El tema de la meditación. ¿Qué tanto beneficia a quien la practica? O sea, porque la meditación es tratar de estar en ese espacio de paz, de tranquilidad y justamente cuando tengo la voluntad de no pensar es cuando se me vienen todos los pensamientos de golpe. Entonces, no pasa a ser placentero porque es una lucha con el no pensar. ¿Cómo es el tema de la meditación?

 

            Entidad: Es muy gracioso porque eso le pasa al 90% de las personas que meditan. Cuando tú no piensas en meditar muchas veces en tu mismo trabajo -y como yo soy parte de ti yo sé lo que pasa contigo- te tomas 5 minutos sin querer, sin darte cuenta o dándote cuenta dejas la mente por un momento -que pueden ser instantes de segundos o pueden ser algunos minutos porque tú no te esfuerzas en meditar- y de repente sacudes la cabeza, no te acuerdas de nada y sigues trabajando. Ahí has meditado. ¿Hasta ahí entiendes?

 

            Interlocutor: Un maestro de yoga me decía siempre: "Uno nunca sabe cuánto es el tiempo de una meditación profunda: puede ser segundos, minutos o como algunos yoguis, que están horas".

 

            Entidad: Es que tú lo has hecho muchas veces mientras haces tu tarea. Ahora, cuando tú piensas en la meditación, ¿qué dije? Piensas, piensas...

 

            Interlocutor: Dejo de hacerlo.

 

            Entidad: Entonces, al pensar que vas a meditar no meditas pero eso es una cosa lógica. Dejar la mente en blanco es que en tu mente no haya ni pensamientos ni objetos visuales, nada, pero como tú estructuradamente piensas que vas a meditar no meditas. De todas maneras, ¿en qué te favorece? En que directamente descansas el decodificador pero no para otra cosa -y no lo digo yo, estoy de alguna manera auxiliado por los maestros-; favorece en que de alguna manera descansas tu decodificador. El decodificador tiene varias maneras de descansar. Mediante el sueño, cuando tú sueñas, en un sueño profundo -lo diré de una manera muy sencilla para que el decodificador lo traduzca, el decodificador de este receptáculo- se acomodan las conexiones, se equiparan las energías eléctricas, por así llamarlo, lo que en electricidad se llamaría "diferencia de potencial". Se equiparan de alguna manera es como se nivelan -porque la mente sigue trabajando- pero, en lugar de trabajar, cuando tú estás en estadío de no dormido -no digo despierto porque despierto es otra cosa, es en estado de alerta- durante el día tu mente trabaja como tú quieres que trabaje, piensas en un estudio, piensas en un proyecto, piensas en tu propio trabajo, piensas en una entrega, piensas en esto, piensas en aquello. Entonces, tu decodificador -que eres tú mismo- se presta, como si fuera una herramienta, a tu voluntad. Hasta ahí me sigues.

 

            Interlocutor: Sí.

 

            Entidad: Entonces, puede haber algunas partes de tu cerebro que estén más cargadas que otras. Mediante el sueño lo que hace es que esa diferencia de potencial deje de ser tal y se equipare. Entonces, de alguna manera es como que tu cerebro entra en equilibrio. La meditación es otra cosa. La meditación lo que hace es que descanses totalmente pero de todas maneras una meditación de una hora, para quien no está acostumbrado, es imposible. De todas maneras no es necesario. Como seres encarnados -por lo menos en Sol 3- estamos, de alguna manera, creados, por así llamarlo, como para que ese decodificador trabaje aun sin meditación y pueda trabajar bien. Para eso están las horas de sueño.

 

            Interlocutor: O sea, que esos minutitos intermedios en el medio de todo el lio llegan a ser buenos.

 

            Entidad: Llegan a ser buenos sí, sí. Y todo el mundo -cuando digo todo el mundo utilizo una frase muy terrenal porque en realidad no es todo el mundo, siempre hay excepciones- tiene unos momentos de "desenganche". Y algunos terapeutas, erróneamente, muy erróneamente, toma esos desenganches como una desconexión, como una falla en el cerebro y en realidad no es así; es una desconexión normal para que en esos momentos el decodificador descanse. Obviamente hay decodificadores con problemas en algunos seres encarnados -que no es tu caso- cuya "desconexión" es mayor de lo necesario y quizá entre en un mundo irreal, de modo que ya estamos hablando de un decodificador con problemas, pero éste es otro tema que no hace falta extenderse.

 

            Interlocutor: Te saco del presente, o sea, en realidad es una consulta que por ahí tiene que ver con algo que me pasa en el presente. En alguna sesión, vieja hace muchos años, hiciste referencia a un accidente en un carro, un vehículo, que no sé si lo dijiste en referencia a una vivencia que tuviste en alguna vida o era un ejemplo simplemente. Porque hay cierta cosita que yo tengo con eso. ¿Hay en alguna vida anterior alguna circunstancia de ese tipo?

 

            Entidad: Sí, pero no es de tu vida actual ni de tu infancia tampoco.

 

            Interlocutor: No, no...

 

            Entidad: Es de una vida anterior.

 

            Interlocutor: No, es de una vida anterior justamente. Porque me pesa mentalmente algo de eso cuando conduzco ahora, actualmente, y no hay ninguna razón en esta vida. Por eso lo consultaba.

 

            Entidad: Si quieres lo repasamos.

 

            Interlocutor: Algo cortito, para ver si puedo aliviar eso un poco, que me pesa, sí.

 

            Entidad: Hay una vida en Francia como Albert. Tú habías nacido en lo que es Bretaña, lo que es Inglaterra...

 

            Interlocutor: ¿En qué año?

 

            Entidad: En el siglo XVII. Fue una vida muy, muy corta. Ibas en una calesa cerrada, muy similar a las diligencias de América del Norte pero mucho más lujosa, con madera lustrada, con un tiro de dos caballos. Eras de clase alta, llevabas un monto para otra ciudad y un amigo, que no era tan amigo, conversó con otros dos secuaces e intentaron asaltarte. Hay una zona montañosa o la había en aquella época. En este momento no es así la geografía porque esos caminos han desaparecido y están atados con hierro para que no haya pequeños derrumbes. Aparte, son montañas pequeñas pero en ese momento había un precipicio alto y de un lado estaba la roca y del otro lado estaba el precipicio y atrás estaban los jinetes a caballo persiguiendo para quitarte el dinero. El conductor azuzaba a los caballos y tu entraste en pánico, tú querías abrir la puerta y mirabas para abajo, que estabas a centímetros del precipicio cuando, de repente, uno de los caballos se desbarranca y arrastra toda la calesa cerrada y, bueno, desencarnamos a una edad muy corta.

 

            Interlocutor: ¿Iba acompañado?

 

            Entidad: No, solo. Desencarnaste tú y el chofer. Lo cuento en tiempo presente: Desencarno y afortunadamente no siento ni rencor ni apego. Es verdad que tenía un amor personal por mis padres, por un tío que era como una especie de cómplice, en el buen sentido, porque era a quién más le contaba mis cosas sobre una joven que me gustaba pero no tenia compromisos afectivos a nivel de pareja. Y sí, el joven Gustav, que venía de un país de más al norte pero habíamos sido muy amigos, sentía una tremenda compasión por él, que no fue rencor sino compasión, por haber caído tan bajo de querer asaltar a su supuestamente amigo. No tuve apegos por esa vida pero sí me quedó un engrama de vértigo o de estar aprisionado dentro de un receptáculo en movimiento, dentro de un coche, dentro de un vehículo y en este momento, al sentir esta compasión por ese rol de Gustav, quien era mi amigo, siento una paz interna tremenda y, sin caer dentro de una escala egoica, verdaderamente me sentía autosuficiente de no sentir absolutamente ningún rencor sino compasión -tampoco lástima porque la lástima es ego- y, sí, verdaderamente, en este momento visualizo la escena nuevamente sin ningún sentimiento de temor, en absoluto, pero la vivencia fue tremenda porque duró más de 25 minutos esa persecución en cornisas de montañas. Ya me había hecho a la idea de que era imposible que sobreviviera porque faltaba mucho para llegar a un lugar llano y era imposible escapar, era imposible. Pero me siento bien.

 

            Interlocutor: Está bien, está bien. Creo que me sirve. Bueno, solo una curiosidad, que supongo que la sabrás, y si no por ahí podrás consultarla a algún otro Maestro. El tema de los ovnis: he notado tanto en videos como personalmente avistando el cielo nocturno que producen un luz a modo de latido algunas veces y después es como que a partir de ese momento se desplazan a una velocidad vertiginosa hacia algún lugar. ¿Eso tiene que ver con la energía a la que se desplazan? ¿Qué es ese proceso que he observado?

 

            Entidad: ¡Qué raro! ¡Lo tendrías que captar de mí! Es muy sencillo: hay de esos seres, de esa nave, en tierra que de alguna manera tienen aparatos para recepcionar señales y lo que están mandado son señales como si fuera un S.O.S., lo que en este caso no necesariamente tiene que ser un pedido de auxilio. Pueden estar transmitiendo, mediante códigos de luz, señales a quienes están en tierra de su misma raza como que pronto volverán o que recibirán víveres, o que se trasladen a otra región...

 

           Interlocutor: Sí, podrían comunicarse de otra manera más concreta mediante algún elemento. Yo lo asociaba con el desplazamiento...

 

            Entidad: Tú te preguntas: ¿por qué se comunican, en este caso, estos aparatos de una manera tan básica y que se puede percibir por, en este caso, Sol 3?

 

            Interlocutor: Sí, claro.

 

            Entidad: Porque la importancia que le dan es poca porque, en realidad, fíjate que en la mayoría de las regiones hoy la mayoría de los seres encarnados hablan de objetos no terrestres -hablan casi todos los que tú, como 10%, conoces- pero son pocos los que creen fehacientemente. Es así de simple, o sea, es tan sencillo que está a la vista. Entonces, es como que no le dan importancia. De todas maneras no lo hacen todas las tardes.

 

            Interlocutor: No, no. Yo suelo observar mucho el cielo y siempre capto cosas, luces en distintas direcciones, a distintas velocidades y, bueno, nunca termino de definir si son todas naves, si son satélites, si son qué, pero bueno…

 

            Entidad: Es muy fácil. Un satélite describe una órbita directa. Una nave, si es terrestre, va a dar un giro que tiene que ser lógico para su inercia. Aquellas naves que de repente cambian de dirección bruscamente, que tienen en su interior aparatos gravitatorios como para de alguna manera vencer esa inercia, obviamente no son de Sol 3.

 

            Interlocutor: Sí, sí. Eso no tuve la suerte de observar este cambio de direcciones bruscas. Bueno, Rovanor, ¿puedes redondear con algo más para acabar?

 

           Entidad: Lo que comencé. La indiferencia, como dicen aquellos maestros que en este momento están conmigo, es un obstáculo, quizá el obstáculo que haya en contra del amor. No el odio porque el odio es una emoción pero las emociones pueden ser maleables, maleables a favor del amor. A veces se puede odiar por envidia -no deja de ser un rol del ego-, se puede odiar por rencor -no deja de ser un rol del ego-, se puede odiar por despecho -no deja de ser un rol del ego- y generalmente se odia por insatisfacción, y cubierta esa insatisfacción ese odio desaparece, pero puede quedar algún rencor en personas que tienen baja estima.

           La indiferencia es más difícil de modificar porque a veces ni siquiera se capta emoción; si hubiera una aguja que midiera esa indiferencia marcaría cero. Y eso es lo más duro para modificar, aun desde la Luz, porque la indiferencia sería como un pozo negro donde la luz no entra, figurativamente hablando, figurativamente conceptuando.

 

            Interlocutor: Cero, si fuera el mínimo.

 

            Entidad: Entonces, eso es algo a transmutar, pero entiéndeme bien esta frase, que a ver si este receptáculo la transmite. Tú puedes transmutar lo que percibes, tú puedes transmutar lo que es tangible. Tú no puedes transmutar lo que no es tangible porque, ¿qué transmutarías? Tú puedes transmutar el odio, puedes transmutar el rencor -cuando digo transmutar lo digo de manera figurada porque depende de cada caso en particular, ¿no?, pero de alguna manera se puede intentar- pero la indiferencia, ¿cómo la transmutas? Tienes que esperar que ese ser que tenga esa indiferencia tome conciencia pero mientras no tome conciencia no puedes hacer nada y, como te dije antes, tú no te puede hacer cargo, no puedes ponerte mal porque entonces es como que te involucras con esa persona y tienes que evitar involucrarte. Tú me dirás de alguna manera -y eso lo digo cariñosamente tramposa-: ¿pero lo que tú me dices es que yo me transforme indiferente como él? No, no estoy diciendo eso. Tú sientes compasión por aquel que es indiferente pero si tú le tiendes la mano y la persona evita tu mano, te desentiendes y te enfocas en tender una mano a aquel que verdaderamente quiera ser ayudado. Entonces, no es que te transformas en indiferente sino que directamente cambias tu objetivo y le vas a ser útil a otro. Porque, si no, egoicamente insistes en aquel que es indiferente y ya estarías insistiendo desde el ego porque te encapricharías, te obcecarías y la obcecación es ego...

 

            Interlocutor: Se entiende perfectamente.