Índice
Universos alternos
Grupo Elron

Canalización telepática
realizada el 16/10/2000.

Comunicación con Johnakan Ur-el

-Mi nombre es Johnakan Ur-el y soy el Thetán
de este receptáculo. Me contacté para referirme
a grandes descubrimientos que van a realizar
los físicos cuánticos. Tengo la ayuda del Thetán
de un afamado físico llamado Paul Davies.
[1]
Me ha trasmitido ideas nuevas y conceptos nuevos,
que paso a desarrollar.

Cuando hablamos del universo conocido sabemos
que está dentro del espacio tiempo y, según esta
imagen, el pasado y el futuro son tan reales como
el presente. Entonces, se deduce que
las cosas
no ocurren en el espaciotiempo, simplemente son.

Sin embargo, cuando todos hablan en el plano
físico del tiempo, se refieren al mismo de dos
formas distintas: 1) como la aparente existencia
de un ahora o instante presente. 2) como un flujo
o movimiento desde el pasado hacia el futuro.
Con respecto al punto 1, en realidad no existe
el presente. Sí – dirán algunos – es lo que separa
el pasado del futuro. Pero cada momento del
tiempo es el momento presente “cuando ocurre”.
¿Y qué es en realidad ese supuesto presente?
¿Un segundo, una décima de segundo, una
milésima de segundo o una fracción de tiempo aún
menor? Entonces el “ahora” no es más que una
manera de etiquetar los instantes.
Ahora me referiré al punto 2: ¿Es un flujo que se
mueve regularmente por la cuarta dimensión?
Según la física cuántica, esa explicación de
movimiento
en el tiempo implicaría otro tiempo,
externo al espaciotiempo, donde se mediría dicho
flujo.

En el plano físico, la gente piensa que el reloj
recoge ese flujo del tiempo o mide la velocidad a
que avanza, cuando en realidad el reloj mide los
intervalos del tiempo, no la velocidad del tiempo.
En el mundo objetivo del espaciotiempo, que
incluye todos los acontecimientos de todos los
tiempos, no hay pasado, presente ni futuro.
No de la manera como nosotros queremos
interpretar los momentos. Porque así como
derecha e izquierda definen direcciones, no
lugares; de la misma forma, pasado y futuro
definen direcciones temporales y no momentos.
La noción de espaciotiempo es compleja para la
época actual. Pero más compleja es aún la
noción de un superespacio. El mismo conten-
dría infinitas dimensiones y el espacio conocido
sería la proyección tridimensional de dicho
superespacio.
Trataré de explicarlo: así como cuando los
seres encarnados en el plano físico miran una
película y ven las imágenes bidimensionales de
la misma, el mundo tridimensional está confor-
mado por una proyección realizada desde un
supermundo.
Antes les hablé del concepto del tiempo y del
superespacio. Ahora voy a hablarles de los
universos paralelos y los universos posibles.
Ambos son mundos alternativos, pero vistos
desde distinta óptica.
Los universos paralelos son similares en todo:
poseen las mismas leyes físicas, fueron creados
al mismo tiempo, todos están habitados y se
sabe que hay 22 universos paralelos en total.
Todos tienen realidades independientes y,
mientras en un planeta Tierra los aliados
ganaron la 2º guerra mundial en la mitad del
siglo XX, en otro planeta Tierra ganó el
nazismo. A nivel personal pasa algo similar,
pues en un mundo puedes ser médico,
casado, con 2 hijos y en el otro, ejecutivo,
divorciado, sin hijos. Y en otro universo, ni
siquiera has encarnado... o ya has muerto.
En cambio, los universos posibles son alter-
nativas distintas de realidad.
Los mundos posibles se forman debido a
la indeterminación cuántica, que crea una
incertidumbre en cuanto a situaciones y a
decisiones.
Cada alternativa que se da abre un nuevo
futuro y forma (forzosamente) un nuevo
mundo posible. Se forman otras realidades.
Les brindo un ejemplo que me da Paul Davies:
Imaginemos un mundo donde le hubiera
ocurrido un accidente a uno de nuestros
antepasados hace diez mil años. Si en este
mundo todos sus descendientes están actual-
mente vivos, no existirían en esa realidad
alterna.
Trato de ser lo más claro posible con las
explicaciones.
O sea, hay un superespacio multidimensional
que las limitaciones vuestras impiden captarlo,
de la misma forma que una supuesta criatura
bidimensional que habite sobre determinada
superficie no podría captar arriba ni abajo.
Hay universos múltiples (alternativos), que
se van formando momento a momento, al
determinar alguien una conducta a seguir o
tomar una decisión.
Y existen universos paralelos que, a su vez,
desarrollan diversos mundos alternativos.

Por último, y aquí viene lo más complicado,
cuando Dios crea el universo conocido, lo
realiza con determinadas leyes que son
inherentes al mismo, como la gravedad, el
magnetismo o las fuerzas nucleares. Pero
hay otras leyes que los físicos ignoran
porque obviamente no las han desarrollado.
Y esas leyes que, teóricamente eran
inmutables, van a ser modificadas.

Doy un ejemplo: se decía que solo los Logos
Dimens
ionales (y supongo que también los
Elohim) tenían la facultad de “pasar” a un
universo paralelo. Bueno, ahora sabemos
que en vuestro futuro, la física cuántica
estará tan avanzada que el ser humano del
planeta Tierra estará en condiciones de
trasladarse a otros universos.... ¡Y como
Dios permite el libre albedrío, la ley de
universos alternos independientes dejará de
ser!
Mediante la física cuántica se podrá crear un
ordenador tan complejo que, a su vez, podrá
decodificar un organismo vivo y traducir la
información a un sistema electrónico. Ese
mensaje decodificado podrá pasar a través
de minúsculos worm o agujeros de gusano,
que están en la espuma cuántica de la misma
manera que los agujeros de vuestro queso.
Luego, esa información electrónica se
codificará en un universo paralelo... y el
organismo vivo “aparecerá” en ese universo.
Ustedes me preguntarán: -¿Qué sucede con
su parte espiritual? ¿O esa réplica no tiene
Alma o Thetán?
En realidad, no. Porque no fue un organismo
que se fue formando en el vientre materno
hasta nacer, sino que se replicó instantánea-
mente. Pero en los diversos planos existen
los llamados “espíritus de reserva”, los
cuales están destinados exclusivamente para
cada “replicante”. La inserción del espíritu
es simultánea con la aparición del organismo
replicado en el universo paralelo
[2].
No puede haber vida física sin parte espiritual.
Esa ley sí es inmodificable.
La diferencia que habría entre clonación y
réplica es que la primera se consigue a través
de ingeniería genética, o sea, el clon nace.
En cambio, el replicante siempre tiene la edad
del replicado. Tiene también los recuerdos, la
misma información genética...
es la persona,
pero duplicada
. Mas no todo es tan así, pues
el espíritu de la réplica no necesariamente es
igual al espíritu del original. In
cluso, en los
diversos universos paralelos, los espíritus de
la misma persona no son necesariamente
afines. Quiero decir que tú puedes ser
carismático y altruísta en este mundo,
indiferente en otro y cruel en un tercero.
Acá no hablo de médico, casado o ejecutivo,
divorciado. Hablo de defectos o virtudes
en un mismo ser con distinto espíritu.
Redondeando el concepto, se decodifica a
un ser carente de ego, dadivoso y se lo
codifica en otro universo. ¿Piensan que la
réplica va a ser igual al ser original? No es
así en todos los casos, pues como lo
"toma" un espíritu diferente del que posee
el replicado, a partir de allí ambas personas
van a actuar de manera distinta. ¿Por qué
sucede esto? ¡Porque el discernimiento
está en el espíritu, no en el ser encarnado!
El cerebro solo es un mecanismo que
decodifica la idea y la codifica para que el
ser se exprese. Los miles de millones de
neuronas son los que descifran la idea
espiritual compleja y la transforman en
lenguaje hablado.¿Se entiende? Entonces,
la réplica va a guardar los recuerdos hasta
ese entonces porque, independientemente
del espíritu, también fueron almacenados
en una parte del cerebro.
Pero, a partir de esa bifurcación, serán
entes independientes con pensar también
independiente.

Ahora, una confidencia. Si fueron creados
los espíritus de reserva... es porque los
Elohim “sabían” que habría una posibilidad
de replicar seres y de viajar a otros
universos. También sabían entonces que
esa supuesta ley inmutable donde solo
“pasaban” los Logos Dimensionales iba a
ser alterada.
¿Y por qué? Porque en el espaciotiempo
las cosas no ocurren, simplemente son.
¡Y lo que va a ocurrir puede estar ya
ocurriendo o ya ocurrió!
Antes de terminar les doy un método para
ser felices: no cuestionen el tiempo y
fluyan como el río... pero siempre en
función de Servicio. Eviten que la mente
reactiva genere el ego, pues éste es
sinónimo de infortunio. Es distinto
cuando la mente reactiva nos alerta de
un riesgo, pues esa sería una mente
automática, una mente alerta. El riesgo
está en la mente que protagoniza. Forjen
un destino de Luz y se unirán a la Luz. Si
se lo proponen, así ocurrirá... ¿o ya
ocurrió?
Que el Rayo violeta les ilumine.



[1]Paul Davies es profesor de matemáticas aplicadas y física
teórica en el King´s College de Londres.

[2] Recordemos que solo encarna un 10% del espíritu y
el otro 90% queda en el plano correspondiente.


Hay gran cantidad de información complementaria aquí y dentro de las sesiones con Radael