Índice

Diálogo 03/09/06

Superconciencia

Grupo Elron

 

J.Olguín: Según un relato tuyo estuviste muerta aproximadamente a los seis años, ahogada, y estuviste cardiaca y cerebralmente muerta durante algunos segundos en un espacio atemporal. Fue como que hubiera ocurrido mucho más tiempo. Estoy haciendo una pequeña síntesis. En ese lapso te encontraste en un plano desconocido donde tuviste una conciencia total de lo que es el todo, de lo que era la nada, y esto es independiente de otras personas que desencarnan y que directamente van a su plano y vuelven a encarnar y no tienen ninguna conciencia. El que es un espíritu del error a un plano del error y el que es un espíritu de luz a un plano de luz, sirve, es útil, pero no es como que de repente por un acontecimiento así haya desarrollado su conciencia.

Relataste aparte de que en un momento determinado te encontrabas como en un equilibrio donde podías visualizar todo tu pasado y todo el pasado, y eso es válido por que al estar desencarnada provisoriamente el espíritu puede ver todo su pasado. Lo que está fuera de toda lógica, de todo lo aprendido hasta ahora es que también tenías visión del futuro. Y en un momento determinado comentabas que el Absoluto, y voy a emplear una frase terrenal, el Absoluto en persona se aparece y le dicta a tu cuerpo causal espiritual que, no era el Absoluto de este presente, ni siquiera era el Absoluto del presente continuo; era el Absoluto de un futuro lejano para nuestro modo de ver el tiempo, el Absoluto de dentro de 25 mil millones de años donde te está explicando que ya todos los espíritus se están poniendo con Él, están haciendo una mancomunión como todas las gotas de agua que sin perder su identidad se juntan al mar y forman parte del mar. Y lo que relatas a continuación es que deseabas tener ésa unión y Eón, el Absoluto te sugiere, te dice que no, que no es tu momento porque eres más útil...

Karina: no, Él no me dijo que no. Me dijo que con mucho amor y con mucha dulzura que necesitaba, Él necesitaba que resucitara en este tiempo para hacer que esto sea posible, para colaborar a que eso fuera posible.

J.Olguín: Aproximadamente cuánto tiempo estuviste muerta, desencarnada.

Karina: No sé, algunos segundos a lo mejor.

J.Olguín: pero en ese plano de conciencia fue mucho más tiempo.

Karina: en ese plano de conciencia vi toda mi vida...

J.Olguín: tu vida de esta encarnación como Karina, correcto.

Karina: sí, sí, sí. Estuve consciente de todo lo que nosotros consideramos enigmas del universo.

J.Olguín: digamos que...

Karina: fue como un despertar de conciencia. Fue como que si en realidad yo eso lo sabía antes pero en éste cuerpo no lo puedo recordar.

J.Olguín: recordémosle a los consultantes que Karina, su thetán es una entidad Angélica del plano sexto. Ella relata posteriormente que hubo un gran conocimiento que le fue...

Karina: desperté al conocimiento.

J.Olguín: y es como que le fue sugerido a su campo conceptual todo ese conocimiento. Conocimiento que luego cuando recupera la conciencia en ese plano físico, lo que aquí se llama revive a la vida física, su mente analítica y el hecho de estar condicionada a lo que es el plano físico, hace como que solamente tenga flashes, solamente tenga deja-vu de todo ese conocimiento, pequeños flashes que a lo largo de su niñez los fue plasmando con lápiz en papel, fue plasmando a papel conocimientos de cosas que ni siquiera los físicos del siglo veintiuno tienen o y que por ser la criatura que era ella parte de su familia le ha destruido, le ha tirado esos apuntes. En este momento no queda absolutamente nada de esos apuntes. Y es algo muy lamentable porque si bien tiene la mente bastante, bastante despierta en el sentido que aprende muy rápido todo lo que se le explica, aquel conocimiento transmitido por el Creador a su campo conceptual, en este momento su mente condicionada lo va absorbiendo en cuentagotas. Es como que hay un olvido entre comillas de todo lo que aprendió. Tiene como el panorama, tiene como la visión, tiene como el pantallazo como decimos, el recuerdo de haber estado pero, los grandes secretos como se dice, y esos enigmas develados, pero enigmas develados de algo mucho más complejo de lo que se conoce en lo que es Sol 3, el planeta tierra, bueno, es como que en este momento está en standby, está ahí esperando. Digamos que tiene que volver a salir a la luz. ¿Es así?

Karina: sí, es así.

J.Olguín: no hay mucho para agregar, simplemente esto es algo bastante, bastante...

Karina: me pregunto cómo se puede estar en medio del pasado, del futuro. Cómo se puede estar, no sé, en un espacio así.

J.Olguín: mi humilde comentario es que, siempre lo hablamos con el profesor de que nosotros, como seres humanos estamos dentro del tren del tiempo, estamos dentro del tren del tiempo. Y Eón está dentro y fuera del tren del tiempo. Digamos que Eón es un eterno presente. Para Él, el Absoluto, el pasado, el presente y el futuro lo puede visualizar todo a la vez. Para Él está sucediendo la crucifixión de Jesús, el incendio de Roma, que Atila invade pueblos con sus huestes... Para Eón el futuro también es presente.

En ese momento, en tu iluminación, que yo creo que va más allá de una iluminación, es una comprensión del todo y de la nada, Eón te pasó por una razón que desconozco, humildemente reconozco que desconozco cuál es la razón, te transmitió en ese momento, el pasado, el presente y el futuro. Digamos te transmitió su visión. Y estuviste a instantes nada más de...

Karina: de poder tocar, por así decirlo, de poder unirme con esa luz.

J.Olguín: Estuviste a instantes de verte con esa luz, ¡estuviste a instantes del Big Crunch! Y es ahí cuando amorosamente el Absoluto te dice a tu mente causal, a tu cuerpo causal, como que vuelvas a esa época, digamos sí vamos a hablar de años terrenales de la era cristiana, llamémosle a 1978, una cosa así, a 1979. Y recuperas la vida física y bueno, a partir que recuperas la vida física es como que casi toda esa superiluminación, porque va más allá de la iluminación de Siddharta, va mucho más allá, estamos hablando de una captación del mismo tiempo, estamos hablando de una captación de más allá de lo que es el tiempo. Es como que tu espíritu en ese momento pudiera viajar por el tiempo, algo que según las reglas del plano físico y espiritual, los espíritus no lo pueden hacer.

Karina: No sé si viajé por el tiempo. Estaba todo al alcance, el pasado, el futuro, yo estaba en el medio. Mirando el pasado y el futuro.

J.Olguín: digamos que tu visión conceptual, tu visión conceptual porque los espíritus no ven como ve un ser encarnado, sino que había una visión conceptual, esa visión conceptual podía alcanzar todo, como si yo como humano tomo un lápiz que lo tengo a 50 centímetros a mi alcance, poder tomar conceptualmente ese futuro y saber, entre comillas, todo. ¿Es así?

Karina: Podía elegir hacia dónde quería ir. Si a mi vida terrenal, o si quería unirme con ese futuro.

J.Olguín: De todas maneras, y esto es una opinión muy muy humilde, es correcta la sugerencia entre comillas que da Dios de que vuelvas a ese presente de 1978, 1979 como para que al ir creciendo en el plano físico, en este pequeño tiempo que tenemos los seres encarnados, puedas colaborar con algo o con mucho en difundir temas que hasta hoy no fueron difundidos. O sea que de alguna manera Dios tiene el poder, don, llamémosle de la manera que nos sea más cómodo, de trasmitirle al espíritu parte de su visión.

Karina: Yo podía verlo como... podía verlo a Él y con Él a su futuro como una luz brillante y muy cálida que daba terribles deseos, uno sentía un terrible deseo de fundirse con esa luz. Era casi imposible decir no tengo ganas de fundirme con esa luz; era un deseo insoportablemente grande de querer estar en ese lugar. Pero en ese momento me dijo ese lugar tan luminoso, me dijo que yo era luz y que tenía que colaborar, sería bueno que colaborara para que eso fuera posible, para que esa unión espiritual fuera posible. Que mi misión era llevar luz donde había oscuridad. Y comprendiendo eso decidí bajar sabiendo que momentáneamente no estaba en ese lugar, pero que pronto me iba a fundir con su amor.

J.Olguín: Esto significa que si bien tu mente encarnada, tu parte encarnada porque la parte encarnada no tiene mente, la mente corresponde al espíritu... La parte encarnada tiene lo que se llama cerebro, a lo que nosotros, o mejor dicho mi thetán Johnakan llama decodificador, donde decodificamos los conceptos de las vibraciones superiores al plano físico, al lenguaje hablado. Llegaste a canalizar el concepto de Eón. Pero no un concepto desde un médium como canalizo yo a Eón y Eón transmite cosas, sino que directamente si se permite la expresión, y lo digo desde la forma más humilde, es como que penetraste en su núcleo y llegaste a absorber parte de lo que Él quería que vieras. Entonces pudiste comprender el todo, la nada, en ese momento, y estoy convencido de que si bien tu parte física al tener la mente condicionada por el plano físico como la tenemos todos, en este momento no puedes saber seguramente fórmulas incluso que hayas captado, fórmulas cuánticas. Estoy convencido que tu parte espiritual o angélica mejor dicho en este caso, no las ha olvidado, porque el shock fue únicamente para la parte física.

Para terminar con este pequeño diálogo, para que los consultantes entiendan, ¿el episodio este donde estuviste parcialmente muerta fue en?

Karina: Mar del Plata.

J.Olguín: Mar del Plata es en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires, Argentina, donde Karina se internó en el mar y creyendo que uno de los padres la cuidaba...

Karina: me llevaba mar adentro.

J.Olguín: fue llevada mar adentro y se ahogó. Cuando es rescatada y llevada a la orilla estaba inconsciente pero le toman el pulso y no tenía pulso.

Karina: yo me vi desde arriba, era consciente que me llevaban a la playa.

J.Olguín: su parte espiritual vio que llevaban su cuerpo hacia la playa. Es en ese momento cuando...

Karina: En ese momento tomo conciencia de, a partir de ahí viene la historia de estar, claro, de estar en otro espacio donde puedo estar en conocimiento de lo que es el universo, de la misión de Dios. Y lo final fue que estuve en ese tiempo que yo considero que fue un espacio entre el pasado y el futuro, porque yo podía ver toda mi vida y por otro lado podía estar en contacto con el conocimiento de Dios, transmitiéndonos pensamientos, conceptos como dices, y de una forma me mostró cual es la misión y hacia dónde vamos, no, la misión que es la purificación de las almas, o sea que cada espíritu debe evolucionar, y evolucionar, y evolucionar hasta que llegue un momento que su alma sea tan pura que esté en condiciones de poder fundirse con otras almas similares...

J.Olguín: y a su vez todas con el Creador.

Karina: Exacto. Por que todos somos parte de Él.

J.Olguín: Claro. Y aparte de que todos somos parte de Él...

Karina: celularmente somos parte de Él...

J.Olguín: Sí, somos parte de Él y aparte tenemos cada uno de nosotros como esa pequeña lucecita dentro que somos una partícula de Él. Recordemos, para aquellos que no están al tanto de esto, Dios no solamente se manifiesta en el universo físico, sino que Dios también se manifiesta en el universo espiritual. O sea que el propio espíritu y el propio ángel también es la manifestación de Dios. Como muchos tampoco pueden entender que los demonios también son manifestación de Dios, las energías lúdicas que tanto juegan en contra nuestra aparentemente, también son la manifestación de Dios. Igual que las energías divinas, la Esencia, y los Elohim son sus servidores y creadores de universos físicos. Mientras que el Absoluto es el creador total.

Quiero agregar como último que tuvimos una pequeña conversación donde si nosotros decimos que el Big Bang y el Big Crunch es solamente una fracción de distintos Big Bang y Big Crunch, y hay una eternidad de Big Bang y Big Crunch, eso se podría entender como que el universo existió siempre, y que la manifestación de el Absoluto en este universo surgió siempre, y una pregunta que nosotros nos hacemos es si todo existió siempre, y el universo estuvo siempre manifestado a través de distintos Big Bang y Big Crunch como si fuera una cinta de Moebius que es una carretera eterna, que no tiene mi comienzo ni final, entonces al Absoluto no le cabría, y esto lo digo con todo respeto y humildad, no le cabría la palabra creador, porque algo que estuvo siempre no fue creado. Si podría llamarle a Él, a mi padre, a nuestro padre el increado, el que estuvo siempre, el que estuvo siempre. Y el que estuvo siempre se manifestó en este universo que nosotros conocemos, y en universos que todavía no conocemos, y en algunos que no llegaremos a conocer, por lo menos no en esta encarnación. ¿Es así?

Karina: De alguna formas sí, de alguna forma sí. Cada Big Bang y cada Big Crunch es para Dios como sería para nosotros un latido de nuestro corazón. Nosotros aquí decimos en nuestro mundo la lucha del bien y el mal. Dios es el amor más supremo y la energía más pura, más pura, pura, pura que podamos imaginarnos. O sea es un amor infinito. Un amor infinito que es tan grande que bueno, ha estallado, por así decirlo en casi infinitas partículas para estar en cada parte del universo.

J.Olguín: Esto significa como que su explosión de amor formó el universo manifestado, tanto el físico como el suprafísico. Es una definición muy hermosa, una definición muy hermosa. O sea que Dios es amor, por qué es la única palabra que se puede comparar a Dios...

Karina: es amor infinito.

J.Olguín: Dios es amor y el universo en el que nosotros vivimos, con nosotros mismos incluidos, con las partículas suprafísicas incluidas, es el estallido de ese amor.

Karina: exacto.

J.Olguín: Bien. Gracias Karina.