Frase aleatoria: No hay que competir para tomar el mando de un grupo, sino para servir a vuestro prójimo. No se dejen guiar por la soberbia, porque les será imposible transmitir la palabra con sinceridad. Otra