Índice

Psicoauditación - Camilo M.

Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

Si bien la Psicoauditación es la técnica más idónea para erradicar los engramas conceptuales del Thetán o Yo Superior de la persona, la mayoría de las veces se psicoaudita a thetanes que habitan en planos del Error y sus palabras pueden no ser amigables y/o oportunas para ser tomadas como Mensajes de orientación, algo que sí se da cuando se canaliza a Espíritus de Luz o Espíritus Maestros.
El hecho de publicar estas Psicoauditaciones (con autorización expresa de los consultantes) es simplemente para que todos puedan tener acceso a las mismas y constatar los condicionamientos que producen los implantes engrámicos.
Gracias a Dios, esos implantes son desactivados totalmente con dicha técnica.


Atte: prof. Jorge Olguín.

 

Sesión del 21/11/2016

Sesión del 30/11/2016

Sesión del 06/12/2016

Sesiones de roles relacionados

 


Sesión 21/11/2016
Médium: Jorge Raúl Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Thetán de Camilo M.

La entidad relata un fragmento de su niñez en Umbro. Creció feliz en su familia hasta que más tarde, desavenencias conyugales desembocaron en ruptura y quedó a cargo de su padre. Siguió una época de armonía para todos. Estaba contento.

Sesión en MP3 (3.109 KB)

 

Entidad: Siempre me han incomodado los preconceptos y los prejuicios.

 

Una de las vidas pasadas más difíciles fue en una región donde había distintos tipos de seres humanos, algunos de ellos podían lanzar pequeñas descargas eléctricas con las manos. Diréis, en vuestro mundo y en vuestro concepto tan pobre y pequeño, "Es una alucinación". Pues entonces tocad una anguila eléctrica, y si no conocéis de biología os preguntaréis cómo puede ser. ¿Cómo puede ser que un tardígrado pueda resistir doscientos setenta y tres bajo cero en el vacío o resistir altísimas temperaturas si os han enseñado que hirviendo el agua a cien grados Celsius se matan todas las bacterias? ¿Cómo explicáis que hay bacterias en los costados de un volcán a más de cuatrocientos grados de temperatura? ¿Los han domesticado como sociedad diciéndoles "Esto es así, así debéis aprenderlo? Y tened cuidado de modificar algo de vuestros pensamientos porque vuestra obligación es estar preso de esos pensamientos y vuestra libertad es sólo una ilusión. Portaos bien, vivid como autómatas y tendréis la ilusión de ser felices. ¡Ah! Y acordaros de censurar o de apartar o de señalar a aquellos que no se comportan de la manera que vosotros queréis, que no están domesticados, que no aceptan esas reglas, que no están de acuerdo con dogmas ni doctrinas establecidos para teneros presos para jalarlos de las narices".

 

Nací en un mundo llamado Umbro, mi nombre era Ezeven, con "z" y "v", Ezeven.

Me sentía feliz con mis padres, Eleazar y Ervina, ellos tenían ciertos dones mentales, podían provocar en otros seres dolores de cabeza al punto tal de dejarlos inconscientes. Papá Eleazar incluso iba más allá, tenía el don de lo que vosotros en Sol 3 llamáis telequinesis, podía mover algunas piedras a distancia y hasta lanzarlas mentalmente. Como vosotros tenéis las anteojeras que en vuestro mundo le ponen a los caballos de tiro, -aquí las monturas se llaman hoyumans, que son similares a vuestros caballos-, con esas anteojeras mentales os cuesta aceptar algo más allá de vuestro raciocinio, de vuestra coherencia.

¿Sabíais acaso que hace miles de años se había medido a vuestro mundo Sol 3, con aproximadamente cuarenta mil kilómetros de circunferencia y que casi dos mil años después, en la oscura Europa, se hablaba de que más allá de cierto mar había un abismo? Os han manipulado, os siguen manipulando. Y aquí no se trata de ser ilusos y de creer en todo lo que os dicen, pero existen muchas cosas más allá de vuestra comprensión.

Desconozco si tengo sabiduría, no puedo medirme a mí mismo como ser espiritual pero sí tengo muchísimo conocimiento, conocimiento dado a lo largo de centenas de vidas. Ese conocimiento me permite elaborar este concepto que el receptáculo que me alberga traduce al lenguaje hablado. Imaginaros a Newcomb, que decía que nada más pesado que el aire podía volar, viendo hoy una nave surcando los espacios.

 

Mis mejores recuerdos de mi infancia, como Ezeven, era cuando iba con mi padre, Eleazar, lejos del valle a la montaña, le decíamos a madre, Ervina, que íbamos a practicar lucha de espadas con armas de madera cuando en realidad jugábamos a ver quien desplazaba piedras arrojándolas más lejos o bien hasta qué tamaño podíamos levantarla mentalmente. Madre también era de raza mento pero ella no tenía el don de la telequinesis.

A veces veía que discutían. Si bien yo tenía cierta inteligencia era niño y no entendía la discusión de los mayores. Sí, estaba todo bien. Estaba bien el trabajo, nos llevábamos bien con los vecinos, yo tenía muchos amiguitos con los cuales jugar. Padre y madre me advertían: "Ezeven, jamás muestres tus habilidades delante de tus amiguitos porque no lo van a entender". ¡Je, je, je! ¿Acaso no pasa lo mismo en Sol 3, en el mundo que llamáis Tierra, que cuando hay uno que es distinto ya lo prejuzgan? Esa palabra que habéis adoptado, que se llama Bulling, te acosan porque eres distinto, feo, lindo, bajo, alto, delgado, obeso, raro, nerd, porque en vuestra sociedad domesticada os han enseñado que los niños son inocentes. ¡Je! Y no es así, los niños son crueles, porque lastiman con su sinceridad. El grande, el adulto, aprendió a ser hipócrita, sigue pensando de la misma manera cruel, despótica pero lo disimula. Disimula su manera de ser escondido en su hipocresía. El niño no, y muestra su crueldad acosando, molestando, castigando.

 

Pero os han enseñado que no es así, el candor, en la inocencia del pequeño... Si hasta los más pequeñitos se llegan a golpear compitiendo por ver quien tiene ese juguete y no se llegan a lastimar demasiado porque al ser tan pequeños son débiles, pero es como que en sus genes ya llevan ese comportamiento. Quizás el único beneficio de la sociedad domesticada sea que ocultan, bajo la alfombra de la hipocresía, ese comportamiento siendo amables, atentos, sonrientes con ceremonia, con gentileza. Sí, por supuesto que hay seres que son Amor, Servicio y es lo que vale el esfuerzo de que en cada mundo la raza siga existiendo, porque como dijo un excelso maestro "Si unos pocos pueden, todos pueden", el tema es que quieran, el tema es que deseen.

 

Y fui creciendo. A mis siete años ya comprendía mucho más las peleas, las discusiones entre papá Eleazar y mamá Ervina. Padre es como que estaba sacando a relucir su carácter, su personalidad, era bastante hosco, arisco, molesto. A veces es como que trataba, mi mente, de borrar los recuerdos perniciosos para protegerme pero recuerdo que una vez íbamos en la carreta al poblado a buscar provisiones, intentaron asaltarnos y padre con su mente lastimó mucho a esos asaltantes. No supe, en ese momento, si los había dejado inconscientes o directamente los había matado. Lo mismo en el poblado, ya no me llevaba, iba solo. Después me enteré por madre que tuvo una discusión con uno, con dos, con tres habitantes del poblado y acabó con ellos, con su vida.

 

Umbro era un mundo difícil, vivíamos en una eterna edad entre antigua y medieval, como se llamaría en Sol 3, el que vosotros llamáis Tierra. Se escribían pocos libros pero había aprendido que lo largo de los siglos no se avanzaba, había lugares feudales, granjas, poblados, hordas que saqueaban. Sí que era un mundo difícil, y padre es como que estaba enojado con ese mundo y no soportaba a aquellos que trataban de hacer mal, el problema es que su respuesta era más dañina que lo que querían hacer aquellos provocadores.

 

A mis nueve años, con un tremendo dolor en todo mi ser, comprendí que padre y madre se separaban. Me dolía el pecho. -Y le transmito ese dolor a mi receptáculo porque mi receptáculo no solamente visualiza todo lo que yo, como thetán, repaso en el rol de Ezeven sino que también siente mi dolor, siente mi emoción, siente mi malestar-. Padre Eleazar le dejó a madre la granja con una pareja de mayordomos, entiendo que también tenían hijos. Le dejó también bastantes metales, digamos, como para que ella no pasara penurias, pero se quedó conmigo, o sea, me fui con Eleazar.

Si tuviera que decir lo bueno de todo lo negativo es que cada siete amaneceres, como nos mudamos a un poblado vecino, me permitía viajar a lomos de hoyuman para ver a madre, pero ya no éramos una familia, ya mis padres no eran pareja y trasladé, quizá porque nadie me orientó, esa culpa a todo mi ser, cuando yo era una víctima inocente de la conducta negativa de padre y la pasividad de madre, que en realidad no podía prejuzgarla porque ella no podía hacer nada.

 

Padre es como que cambió, se separó de madre y su carácter mejoró. En este nuevo poblado no lo conocían, no mostraba sus habilidades. Se instaló en una nueva granja.

Yo ya había cumplido once años y era feliz ayudando a padre y es como que iba a visitar a madre y también era feliz. Y dije "Gracias, Señor -dirigiéndome a aquel que está más allá de la estrellas-, gracias porque la separación ha sido para bien".

Mamá Ervina estaba feliz en su armonía, en su tranquilidad y papá trabajaba con pasión pero con alegría. Entonces yo me sentía dichoso hasta que cumplí los doce.

A los doce años, papá Eleazar conoció a Maneva y empezaron a salir. Al mismo tiempo veía que mamá se frecuentaba con un señor llamado Mureno, que ya tenía una hija de una pareja anterior. Lo tomé como algo normal porque no sabía lo que iba a venir, no sabía las nuevas desdichas que iba a tener. Pero eso es otra historia.

 

Gracias por escucharme.

 

 

 

 


Sesión 30/11/2016
Médium: Jorge Raúl Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Thetán de Camilo M.

De niño, mento, ya tenía poderes. Sus relaciones familiares eran complejas, padre y madre tenían segundas parejas. En cada entorno había algo que le incomodaba.

Sesión en MP3 (2.971 KB)

 

 


Sesión 06/12/2016
Médium: Jorge Raúl Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Thetán de Camilo M.

La entidad comenta una vivencia en Umbro donde era distinto a otros, tenía el poder de mover objetos. Esta capacidad no era una carga para él, la aceptaba de buen grado pero no era bien vista por su padrastro y esto le ponía reactivo al punto de auto lesionarse.

Sesión en MP3 (1.815 KB)