Índice

Sesión 23/07/10 con los Maestros Ruanel y Johnakan

Grupo Elron

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar: Ruanel y Johnakan Ur-El

 

El Maestro Ruanel explicó un aparente error en la sesión anterior sobre la respuesta falsa del mensaje de Arecibo. La aparente capacidad adivinatoria del pulpo Paul es azar. Los espíritus del error alguna vez pueden influenciar en deportistas. Aclaró una abducción, un viaje a un universo alterno y sobre un ovni en Moscú y otro en China. Finalmente Johnakan explicó que la hipótesis sobre la muerte de un espíritu dada en la sesión con Rovanor no puede darse.

 

 

 


           Ruanel: Hola. ¿Qué tal?

 

Interlocutor: ¿Qué tal, Maestro? ¿Cómo le va?

 

Ruanel: Bien.

 

Interlocutor: Usted sabe que andamos con el tiempo contado. Si le parece nos abocamos directamente a las preguntas.

 

Ruanel: Bien.

 

Interlocutor: Bueno. El primero es aclarar un presunto error en la sesión anterior con respecto a la contestación falsificada del mensaje de Arecibo que apareció el 19 de agosto de 2001. En la sesión se dijo que Carl Sagan creyó que el mensaje era verdadero, lo cual es imposible porque falleció en 1995. Es decir, a la fecha de su fallecimiento los falsos agroglifos o pictogramas que se hizo suponer que era la respuesta aún no habían sido realizados.

 

Ruanel: En primer lugar, Sagan desencarnó en 1996 y no en 1995…

 

Interlocutor: Ajá. Sí, me equivoqué yo, evidentemente.

 

Ruanel: Y segundo: el investigador se refería a Crop Circles que estaban en Harborough y en Petersfield -en Hampshire-, cerca de donde se hizo la otra falsificación. Estos círculos fueron hechos en 1994.

 

Interlocutor: O sea, que la referencia está a una presunta respuesta anterior a la de 2001…

 

Ruanel: Por supuesto. Y no se hizo conocida porque se hicieron más conocidas las que están cerca de donde estaban los investigadores. Una falsificación de las más conocidas…

 

Interlocutor: Está bien. ¿La connivencia es de los observatorios que estaban allí?

 

Ruanel: Claro. Pero estamos hablando de la falsificación de 2001. Los otros estaban en Harborough y Petersfield.

 

Interlocutor: ¿Y constará eso en Internet? ¿Lo percibe? Porque yo lo busqué…

 

Ruanel: No lo percibo.

 

Interlocutor: Claro. Está bien. Entonces…

 

Ruanel: No lo percibo porque son falsificaciones menores. Pero no son, en este momento, ciudades pequeñas como para que pasen desapercibidos.

 

Interlocutor: Está bien. Entonces, ¿esto queda aclarado?

 

Ruanel: Correcto. Entonces, estamos hablando de que el…

 

Interlocutor: La referencia era a un pictograma o agroglifo anterior que se hizo suponer como respuesta.

 

Ruanel: En dos campos distintos. Hay un tercer campo que había nombrado el Maestro Johnakan, y que yo desconozco.

 

Interlocutor: Está bien. Ahora, todos estos… Carl Sagan no tuvieron nada que ver. Simplemente...

 

Ruanel: No.

 

Interlocutor: ...los creyó. No se lo dijeron. ¡Bah!

 

Ruanel: No. Exacto. Él no estaba en esta cosa.

 

Interlocutor: Claro. ¿Y siempre están involucradas las mismas personas?

 

Ruanel: Sí. Así es. Aparte, hay una cosa muy importante: como tú siempre dices, es de sentido común que generalmente los trazados hechos por los hombres es más torpe y rudimentario.

 

Interlocutor: Más rudimentario, diríamos…

 

Ruanel: En este caso se han esmerado como para hacerlo muy similar a los verdaderos –llamamos “verdaderos” a los hechos por extraterrestres-.

 

Interlocutor: Está bien. Listo, Maestro, con este tema. ¿Le parece?

 

Ruanel: Sí. Bien.

 

Interlocutor: Aquí tengo agendado algo que les está dando vueltas en la cabeza a muchos. Me refiero al famoso pulpo “Paul". ¿Cuál es el secreto de sus aciertos? El pulpo “Paul” (nacido en 2008) es un octópodo que ha sido empleado como oráculo para predecir los resultados de la selección alemana de fútbol en competiciones internacionales - concretamente en la Eurocopa del 2008 y en el Mundial de Fútbol 2010- donde también fue empleado para predecir otros resultados, acertando todos los emparejamientos que se le propusieron. Según el director de Sea Life “Paul” demostró pronto una destacada inteligencia y afirmó que su peculiar forma de mirar a los visitantes llevó a sus cuidadores a intentar comprobar su talento.

En concreto, las predicciones parecerían ir más allá del azar...

 

Ruanel: De cualquier manera, los aciertos son azar, por la sencilla razón de que no existe la adivinación en el plano físico. Sería un absurdo total que nuestro Creador, Eón, se ocupase de transmitir en la mente conceptual del cefalópodo para que oriente sus tentáculos hacia tal o cual bandera...

 

Interlocutor: Eso está claro pero uno podría pensar, legítimamente, que el Thetán de un viajero del tiempo se confabuló con los espíritus del Error para que éstos, haciendo "foco", influenciasen de alguna manera al pulpo.

 

Ruanel: Sí, pero no en este caso. También podría suponerse que el tema del pulpo estuviese arreglado por las autoridades del lugar, por ejemplo, poniendo alguna trampa, manjar o un color más vistoso que hiciese que el animal se inclinara por una u otra bandera pero, en este caso, habría que otorgarle el mérito a quien lo manipulase y esto es imposible porque, como ya aclaré, la adivinación no existe en el plano físico.

 

Interlocutor: Lo que ocurre es que ante los aciertos tan contundentes del pulpo uno no puede dejar de preguntarse: "¿Tanto azar?".

 

Ruanel: Reitero, que no hay adivinación…

 

Interlocutor: Concretamente, entonces, ¿todos los aciertos atribuidos al pulpo son, lisa y llanamente, azar, sin ningún atenuante?

 

Ruanel: Así es. Todo es puro azar. Sería infantil siquiera imaginar que alguna autoridad, basada en que el pulpo es capaz de adivinar el futuro, ofreciese al país que lo tiene una gran suma de dinero para adquirirlo. Y sin perjuicio de considerar, por otra parte, que este tipo de animal tiene un ciclo de vida muy limitado.

 

Interlocutor: ¿Muchas veces ha sucedido algo de tanta casualidad?

 

Ruanel: Ha sucedido con muchos animales, como elefantes y otros, que han acertado números...

 

Interlocutor: A mí me sucedió una vez, jugando al juego de cartas llamado Truco, que varias veces seguidas el repartidor me entregó el As de Bastos, siendo una de las cartas más altas junto con el As de Espadas. Fue algo asombroso. Y menos mal que jugábamos en familia porque si hubieran sido extraños habrían pensado que estábamos haciendo trampa…

 

Ruanel: Es como si en el juego de dados llamado "Generala" sacaras "Generala Servida", que en algunos países llaman "Dormida" y al afortunado jugador le dicen "te has dormido" -es una manera de expresarse en este juego-. O que saques tres veces seguidas "Generala Servida"… O que en el juego de la ruleta apostaras al mismo número tres veces, duplicando cada vez la cantidad de dinero, y las tres veces saliera ese número. ¡Puede pasar!

 

Interlocutor: Todo esto está perfectamente claro pero ahora me surge preguntarle si los espíritus del Error pueden influir en los partidos. Concretamente, la pregunta va dirigida a si han influido en los partidos del Mundial para que gane tal o cual equipo...

 

Ruanel: A veces los espíritus desencarnan con apego a un equipo de fútbol y, entonces, se reúnen varios espíritus del Error para afectar la mente de algún jugador del equipo que quieren que pierda deprimiéndolo -bajándolo en su escala tonal-, transmitiéndole pensamientos negativos, etc. Este tipo de cosas sí han pasado.

 

Interlocutor: ¿Pero concretamente ha pasado en este Mundial 2010?

 

Ruanel: Sí, ha pasado, pero no es una excusa para que un equipo pierda o gane porque si el técnico ve que un jugador -¡qué temas estamos tocando!- está como "dispersado" -si se entiende a qué me estoy refiriendo- pues lo saca y pone a otro...

 

Interlocutor: Maestro, creo que este tema está lo suficientemente aclarado y si no hay nada más que decir lo doy por concluido...

 

Ruanel: De acuerdo.

 

Interlocutor: Bueno, Maestro, dejemos ese tema entonces. Acá, rápidamente, tengo una consulta de una persona, María Elena, que está muy angustiada. Dice que estaba acostada en la cama leyendo un libro y, de pronto, su corazón comenzó a latir agitadamente y a respirar con dificultad. Intentó levantarse de la cama y no pudo. Le parece que las luces de la habitación aumentaron de potencia hasta enceguecerla. Tuvo la sensación de estar encandilada por un corto tiempo pero cuando despertó era ya de mañana. La vecina la llamó por teléfono insistentemente porque había visto unas luces en el cielo y quería preguntarle si ella también las había visto, pero no hubo contestación. La consultante dice que no oyó el teléfono aunque éste estaba al lado de su cama.

 

Ruanel: Hubo una abducción de 55 minutos.

 

Interlocutor: ¿Inocua?

 

Ruanel: Inocua. O sea, no hubo ni implantes, ni siquiera extracción de sangre o de linfa, no. Directamente con unos aparatos desconocidos en Sol 3 han –para que se entienda la palabra- escaneado su cuerpo y luego la teletransportaron y la devolvieron.

 

Interlocutor: Cincuenta y cinco minutos. ¿De dónde provenían esos seres?

 

Ruanel: De un mundo que ya conocéis: Espiga.

 

Interlocutor: O sea, los llamados visitantes dormitorio.

 

Ruanel: Correcto.

 

Interlocutor: Está bien. ¿La puedo tranquilizar con que no van a volver a hacerlo?

 

Ruanel: No podría decir eso.

 

Interlocutor: Está bien. ¿Confrontará esta persona que se le diga la verdad? Yo considero que siempre hay que decir la verdad…

 

Ruanel: Sí. De todas maneras ya tiene engramas, o sea, la durmieron pero su mente reactiva estaba alerta y le han sido implantados engramas.

 

Interlocutor: O sea, tendría que tratarse con Psicoauditación para eliminar…

 

Ruanel: Tendría que profundizar en su tema.

 

Interlocutor: Está claro. Otra consulta, rápidamente: pregunta Augusto sobre un misterio de su vida, que lo resumo así: “Augusto estaba de vacaciones con unos amigos en Carlos Park, una ciudad cordobesa de la Argentina. Salieron a hacer una excursión y se dedicaron a buscar unas pequeñas piedras brillantes pero cada uno se fue separando. Augusto pasó a través de un hueco que dejaban dos piedras muy grandes y se encontró con un paisaje diferente en el que todo era distinto y donde el cielo no era azul con nubes sino más bien rojizo pleno. A lo lejos había árboles más altos que los que había visto jamás. Pudo ver una especie de plantas –por decirlo así- que brillaban y cambiaban de color constantemente. El pasto era corto y de un color azulado muy vivo. Dice que expresaba vida, al igual que las plantas. Regresó para avisar a sus amigos pero cuando volvió a pasar con ellos por el hueco ese paisaje ya no estaba y era todo normal. Por supuesto tuvo que aguantar las bromas de sus amigos. Pero hay más: cuando sacó su celular estaba sin batería, a pesar de que la tenía cargada. Su amigo Jorge le prestó su celular y cuando lo sostuvo en sus manos apareció el aviso de poca batería y se apagó. Es decir, que el tomarlo en sus manos lo descargó. Y con todos los amigos sucedió lo mismo: le daban el aparato y se descargaba. Todos los celulares estaban plenamente cargados. Ya en el hotel volvieron a cargar los celulares y no se volvieron a descargar”. Ésa es la pregunta.

 

Ruanel: Evidentemente, pasó por un vórtice energético a un universo alterno…

 

Interlocutor: ¿Universo alterno?

 

Ruanel: Sí. La diferente densidad energética de ese universo alterno le afectó momentáneamente el decodificador haciéndole visualizar distintos tonos de colores brillantes. O sea, eso ocurrió en su decodificador…

 

Interlocutor: O sea, los habitantes de ese mundo alterno no vieron -o no ven- lo que vio esta persona.

 

Ruanel: Correcto. Y esa misma distinta densidad energética fue lo que afectó a la batería de su teléfono móvil.

 

Interlocutor: Un momentito. El…

 

Ruanel: Él quedó momentáneamente con una carga distinta y cuando retorna al universo original, en esos minutos que duró esa distinta vibración en su cuerpo, hizo descargar las baterías.

 

Interlocutor: Eso está muy claro, entonces. Bueno, perfecto. Acá…

 

Ruanel: Aparte, hay cientos de testimonios parecidos al de esta persona en distintas regiones de América porque no están en todo momento, ya que no son vórtex provocados sino que directamente son terrestres. Hay más en el continente que llamáis América que en Europa o Asia.

 

Interlocutor: Está bien. Está claro. Acá yo tengo la imagen de un vídeo: “Ovni triangular en Moscú”, del 19 de diciembre de 2009. ¿Es real esta imagen o está digitada?

 

Ruanel: Es real como también lo es la de julio de 2010 de China, pero las autoridades de ambos países están contrarrestando esa realidad publicando –primero Rusia, obviamente- que hubo una falsificación del vídeo. Están tratando de ocultarlo para que les hagan creer a aquellos lectores que las imágenes fueron falsas o que el aparato directamente era terrestre y que hubo una confusión.

 

Interlocutor: Está bien. ¿Intervino en esto Álamo Gordo o Área 51?

 

Ruanel: No.

 

Interlocutor: ¿Los gobiernos de Moscú y China están en contacto con extraterrestres?

 

Ruanel: Están en contacto pero estas dos naves no tenían nada que ver con los seres que con los que se contactan. Eran naves de observación. Y hay una cosa que es extraña: si bien generalmente las naves tienen –lo transmito fácil a este receptáculo para vosotros- “campo de invisibilidad” y “campo antirradar” el hecho de que se hayan dejado ver se debe a que no les interesaba ocultarse, pues saben del gran escepticismo que hay…

 

Interlocutor: Claro, juegan con esto. ¿Se puede saber por curiosidad de dónde venían? ¿Eran del mismo lugar ambos?

 

Ruanel: No. Las naves eran completamente distintas.

 

Interlocutor: En el de Moscú, ¿de dónde provenían?

 

Ruanel: De un mundo que queda a 600 años-luz y cuyo nombre es difícil de pronunciar para la garganta de este receptáculo.

 

Interlocutor: ¿Eran grises?

 

Ruanel: Sí.

 

Interlocutor: ¿Ambos?

 

Ruanel: Ambos.

 

Interlocutor: Está bien. Y el otro, ¿se puede…? El de China.

 

Ruanel: El otro era de 38 años-luz nada más, bastante más cerca.

 

Interlocutor: ¿También grises?

 

Ruanel: También grises, pero más altos y tirando a marrón.

 

Interlocutor: Está bien. Yo creo que lo que tenía agendado ya está. No sé cuánto queda de tiempo y si Johnakan podría hablar de la muerte de los espíritus o de algún otro tema. O usted. Se lo dejo a su criterio hasta que se cumpla el tiempo.

 

            Ruanel: ¿Qué tema deseas tocar?

 

Interlocutor: No, el que usted desee tocar. ¿Tenemos 20 minutos? Sería interesante que Johnakan hablase de la muerte de los espíritus porque tiene 20 minutos y en ese tiempo a lo mejor puede desarrollar el tema.

 

Ruanel: Voy a dejar paso al Maestro Johnakan, entonces.

 

Interlocutor: Bueno, gracias. Hasta luego, Maestro.

 

Ruanel: Hasta luego.

 

Johnakan Ur-El: Hola, queridos hermanos.

 

Interlocutor: Hola Johnakan, ¿cómo estás?

 

Johnakan Ur-El: Bien. Estoy aquí para dar mi humilde testimonio. Hubo un caso que vosotros habéis sacado a la luz, el de DoAsh, quien con una nave llegó al borde de la Creación entrando en el Caos, donde sus mentes conceptuales fueron presa de los Primordiales. Algunos de vosotros pensáis que como todo lo que está en la Creación forma parte de nuestro amado Padre...

 

Interlocutor: ¿Estamos hablando de Eón?

 

Johnakan Ur-El: De Eón.

 

Interlocutor: ¿No de Abba?

 

Johnakan Ur-El: No, de Eón. La Creación es producto de la manifestación del 10% de Eón. El planteamiento del querido Rovanor era: ¿qué sucedería –hipotéticamente- a ese espíritu encarnado en una nave que se aleja fuera de la Creación si en ese momento se produce el Big Crunch y el Universo deja de manifestarse?

Alguno de vosotros -muy coherentemente- decís: “El Creador extendería un seudópodo y atraparía a ese espíritu perdido”. En realidad no es así porque existe el Libre Albedrío. Automáticamente habría un ¡blup! y esta Creación se cerraría. Recuerda que estoy hablando de una manera básica porque es muy difícil transmitir el concepto al lenguaje hablado, cosa que he dicho más de cien veces. Ese espíritu quedaría “huérfano” y, al no tener la Esencia del Creador -si el Creador deja de manifestarse el espíritu deja de ser porque el espíritu forma parte de éste- es como si desenchufases una lámpara eléctrica de la toma y el filamento dejase de estar incandescente porque ya no fluye más corriente. Supongamos que esa incandescencia es lo que se llama “vida conceptual”, ya que los espíritus somos una energía conceptual. Y la energía sería la corriente eléctrica, donde si se desenchufa la lámpara la corriente eléctrica deja de circular. Si Eón deja de manifestarse la energía del espíritu deja de ser y se disgrega. O sea, un espíritu puede morir.

 

Interlocutor: Claro, pero es relativo porque siempre está dentro de Abba. ¿O vamos demasiado lejos?

 

Johnakan Ur-El: No, porque el espíritu, querido hermano, forma parte de Eón, no de Abba.

 

Interlocutor: Pero Eón está dentro de Abba.

 

Johnakan Ur-El: Claro. Pero Eón y los espíritus tienen una vibración especial, y Abba tiene otra vibración diferente. Si Eón deja de manifestarse no significa que Abba lo tenga bajo sus alas -para que se entienda- sino que el espíritu deja de manifestarse también. Si no se cobija dentro de Eón se disgrega.

 

Interlocutor: A ver si entiendo: Yo pensaba que no puede zafar el espíritu fuera de Eón. Ahora usted me dice que sí…

 

Johnakan Ur-El: Estamos hablando de algo hipotético que planteó Rovanor, también con mi sugerencia. De todas maneras, la cuestión de la nave es imposible y voy a explicar por qué: en el proceso del Big Bang -y no sé si esto será un nuevo paradigma porque, evidentemente, los científicos lo saben- se tarda millones de años en formar galaxias, y luego estrellas y planetas. No es que inmediatamente hay una gran explosión y automáticamente está todo el cosmos formado como se ve ahora. ¿Hasta ahí se entiende? De la misma manera, cuando el Universo se va a contraer, en los últimos millones de años antes de que se forme el Big Crunch ya se disgregan las galaxias, los soles y los planetas. Es decir, deja de haber vida física millones de años antes de que el Big Crunch se lleve a cabo, y ya sólo quedamos como espíritus. ¿Hasta ahí se entiende?

 

Interlocutor: Sí.

 

Johnakan Ur-El: Lo reitero: se produce el Big Bang y pasan millones de años hasta que se forma el Universo tal y como está consolidado ahora, es decir, no es que inmediatamente haya una gran explosión y se forme todo de golpe.

 

Interlocutor: Hay un proceso.

 

Johnakan Ur-El: Y al revés es exactamente lo mismo: hay un proceso donde la vida tal y como la conocemos a nivel físico deja de ser millones de años antes del Big Crunch y el Universo se empieza a disgregar. Si esto los físicos no lo saben ya se copiarán de vosotros cuando lo transcribáis…

 

Interlocutor: Está bien. Pero, a ver...

 

Johnakan Ur-El: Entonces, es hipotético el caso de la nave que va con ese sujeto de determinado planeta, éste muere y el espíritu queda huérfano. Nunca va a ser porque millones de años antes ya no va a haber vida a nivel físico…

 

Interlocutor: Está bien. Bueno, ésa era la pregunta que yo tenía: eso es tan hipotético que nunca sucederá y nunca sucedió.

 

Johnakan Ur-El: Exacto. Pero está bien aclararlo porque la gente se pregunta. Y como dice este receptáculo que me alberga, que creo que lo conozco de algún lado -¿me habrá contagiado Ruanel lo jocoso?-: “Justamente a la gente no hay que darle misterios sino resolvérselos”. Entonces, es algo hipotético porque nunca se va a producir.

 

Interlocutor: Está bien. ¿Esto era lo que ibas a hablar sobre de la muerte del espíritu?

 

Johnakan Ur-El: Claro. Otra cosa más: el espíritu, por sí mismo, no puede salir de la Creación. Puede salir de la Creación cuando hay un 10% en un artefacto pero, por sí mismo, no puede salir porque está acogido dentro de ésta.

 

Interlocutor: Es de la misma forma que los viajeros del tiempo, que el espíritu no puede viajar...

 

Johnakan Ur-El: Solo.

 

Interlocutor: ...solo diríamos...

 

Johnakan Ur-El: A menos que viaje en un artefacto fabricado por el 10%.

 

Interlocutor: Claro.

 

Johnakan Ur-El: Muy bien. Exacto.

 

Interlocutor: Hay una próxima sesión pendiente pero habría que hablar con muchos para preguntarle al 90% de Eón, ya que nunca nos hemos comunicado...

 

Johnakan Ur-El: Sería maravilloso.

 

Interlocutor: Y también, por supuesto, a Abba. Es una de las cosas que quisiera preguntarle a Abba pero no sé si me lo podrás responder tú. Se trata de la cuestión del movimiento porque si Abba es Todo no puede moverse porque si se pudiera mover no sería el Todo. Y, después, la otra pregunta que me intriga mucho: ¿cuál es el último número? O sea, como no puede existir el último número la paradoja es: si Abba es el Todo, ¿el último número tendría que existir?

 

Johnakan Ur-El: Eso podría ser una trampa pero te diría: “El último número es el primer número”.

 

Interlocutor: Sí, pero no lo entendería… ¡Je, jé!

 

Johnakan Ur-El: Vale. Quedamos en contacto permanente. Toda mi Luz.

 

Interlocutor: Hasta luego, Johnakan, y gracias.

 


 

Información complementaria

Sesión del 5/7/10 con el Maestro Ruanel

Universos alternos

Sesión del 2/7/10 con Rovanor