Índice
Resumen de técnicas
Grupo Elron
Sección Autoconocimiento y Salud - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

 

Psicointegración es la técnica mediante la cual una persona comprende qué es y por qué actúa en una forma determinada.

Actuamos adecuadamente cuando razonamos nuestros actos, es decir, cuando tomamos los parámetros que conforman una situación y decidimos racionalmente cuál es la actitud correcta a tomar.

Entonces lo que nos impida actuar de ese modo nos aleja del objetivo de proceder de la mejor forma posible.

El principal impedimento son los roles o yoes. Los roles o yoes son determinadas formas de actuar en las cuales la persona sigue un guión, como si fuera un actor.

Entonces, en lugar de tomar la mejor decisión posible, toma la decisión consecuencia de ese rol, de ese guión que está siguiendo.

Algunos ejemplos:

  • Rol de inferioridad: Ante una dificultad la persona se desvaloriza en vez de afrontarla.
  • Rol de inquisidor: Ante una idea que no se considera normal, la persona reacciona reprimiendo al otro.
  • Rol de pacífico: Al darse una situación con cierto nivel de tensión, la persona mantiene la calma sin racionalizar la situación.
  • Rol de sabio: Cuando se toma la actitud de orden y comprensión aparentes pese a las dudas que se tenga sobre lo que se está diciendo.
  • Algunas frases típicas que denotan un rol de ego: “no me dejes”, “no puedo vivir sin ti”, “no vales nada”, "¿porqué me pasa esto a mí?", "no me comprendes", etc.

Como puede verse hay roles aparentemente positivos, pero que no dejan de ser roles porque la persona no está actuando según su patrón óptimo.

Los roles son producto del ego, es decir, de la sobrevaloración o infravaloración que tiene de sí misma o de los demás la persona. Por tanto el ego es alejarse de la realidad de lo que son las cosas.

Cuando la persona actúa según roles se dice que la persona no está integrada, o también que no tiene integrado el ego. Y cuando actúa sin roles, según su patrón óptimo, se dice que está integrada, que actúa según su yo central, yo íntegro o yo trascendental.

Un ejemplo aproximado de lo que podría ser alguien actuando de forma no integrada, sería el de una orquesta en la que, en ausencia del director, toma por turno la batuta cada uno de los integrantes, imprimiéndole a la ejecución una modalidad acorde con su propia personalidad o idiosincrasia. Así, el impulsivo violinista obliga a la orquesta a una ejecución exaltada, el reflexivo y abúlico violonchelista, a una ejecución triste y aburrida. Más tarde, cuando asume la dirección el histérico tenor, brinda una ejecución perturbadora, incomodando a todos los presentes, y cuando lo hace el risueño y extrovertido saxofonista, transforma la profundidad de la 5ta. Sinfonía de Beethoven en una ópera bufa de Rossini. Y así por el estilo. Cuando por fin regresa el juicioso director estable, le imprime a la pieza el carácter que le corresponde y la orquesta queda integrada... y todo va perfectamente bien hasta que de nuevo se ausenta y vuelven a tomar la batuta y a dirigir la orquesta los distintos ejecutantes. Es decir, la persona que ha integrado su Ego no está libre de reincidir, porque los Yoes están a la expectativa, agazapados y listos para tomar nuevamente el mando. La vigilancia del Yo Íntegro o Yo Trascendental debe ser constante. La falta de unidad en el hombre es una de las causas que provocan los mayores conflictos, porque las ideas o las actitudes varían de acuerdo al Yo que haya tomado el mando en ese momento.

Quien comprende qué son los roles y empieza a estar alerta a cómo se está comportando en cada momento, poco a poco pasa a tener control de sí mismo. No es infrecuente ver por ejemplo que alguien que ante una contradicción reaccionaba destrozando cosas, al comprender qué son los roles deje de hacerlo por darse cuenta que no estaba ejerciendo el control.

Información complementaria:

 

Otro concepto muy importante son los engramas. Un engrama es un registro de un incidente que le ocurrió a la persona en su pasado y que contenía dolor e inconsciencia (por ejemplo, la conmoción producida por un accidente de tránsito, una operación quirúrgica con anestesia, etc.). El engrama, en realidad, es una imagen mental que contiene, además de dolor e inconsciencia, una amenaza real o imaginaria contra la supervivencia. No está al alcance de la conciencia de la persona como experiencia porque el engrama, precisamente, se recibe cuando la persona está inconsciente.

Son engrámicas las reacciones o acciones que se dan puntualmente ante hechos determinados.

Algunos ejemplos:

  • Cuando llaman cobarde a alguien y este reacciona en una forma determinada, probablemente queriendo demostrar fehacientemente su no cobardía.
  • La repetición mental continua de una música sin tener control sobre ello.
  • Un tic que aparece al darse una situación tensa.
  • Una reacción negativa que se da sistemáticamente contra la misma persona.

Aquí es importante introducir el concepto de mente reactiva, que es un mecanismo de defensa del cuerpo que trata de dirigir al organismo mediante estímulo-respuesta (dado un cierto estímulo hay cierta respuesta). Sólo piensa en identidades: A=A=A=A. La mente reactiva no está bajo el control de la voluntad del individuo y ejerce poder de mando sobre su conciencia, propósitos, pensamientos, cuerpo y acciones. Los engramas se graban en la mente reactiva.

Como puede observarse, los engramas son similares a los roles en el sentido que evitan que la persona actúe razonablemente, y en cambio la impulsan a actuar según un patrón.

¿Qué utilidad tiene la mente reactiva? El quitar la mano automáticamente cuando nos estamos quemando, el apartarnos instintivamente al oír el pitido de un coche, etc.

Por tanto la mente reactiva tiene su utilidad, aunque también nos genera problemas si no sabemos cómo actúa y nos generamos engramas.

Quien está integrado, quien tiene sus roles integrados, es muy difícil que se grabe engramas por estar analítico, o si se le graban engramas cuando está inconsciente o con su capacidad analítica disminuida, luego no se le van a activar al estar consciente.

Hay una técnica en la anterior técnica que limpia los engramas, la técnica de auditación, y se basa en conseguir que la persona sea consciente de los incidentes que le causaron los engramas. Cuando la causa del engrama pasa a la conciencia del individuo, este deja de tener poder sobre la persona. En el Grupo Elron compartimos algunos de los conceptos de la anterior técnica, aunque diferimos de algunos de sus métodos. A parte de la auditación dianética, el resto de técnicas explicadas en esta página son exclusivas del Grupo Elron y han sido creadas por el profesor Jorge Olguín.

 

Otra causa principal de inestabilidad y desintegración proviene en cierta forma de fuera de la persona. Estamos hablando de la inestabilidad que se da en su parte espiritual. En este punto es importante comprender los conceptos de esta página (estructura del hombre) antes de seguir leyendo.

El thetán está unido con su 10% encarnado, y por tanto le envía sus problemas. Entonces a veces no es suficiente con Psicointegración y la auditación de la anterior técnica, y lo conveniente es ayudar a liberar al thetán de sus pesares. Esto se consigue con Psicoauditación.

¿Qué sucedería si pudieras auditar al 90 % del espíritu no encarnado de la persona (su Thetán o Yo Superior) o a un espíritu 100 %? Obviamente también trabajarías sobre los engramas grabados en su mente virtual o conceptual… y allí sí se eliminarían definitivamente TODOS los engramas: Los físicos, grabados a nivel celular, y los emocionales, grabados a nivel conceptual.

Para realizar esa técnica no se precisa al sujeto, pues basta con canalizar telepáticamente a través de mediumnidad a su Thetán y auditar al mismo. No solo va a descargar las grabaciones engrámicas a nivel conceptual hasta llevarlo al estado de clear (libre de engramas), sino que incluso, al rememorar el Thetán sus vidas anteriores, se podrá trabajar también sobre sus lecciones kármicas pendientes (pendientes de comprender).

La mayoría de los problemas del thetán provienen de vidas pasadas, las cuales este recuerda con todo detalle, y al repasar sus vivencias traumáticas a través del médium ocurre algo similar al liberado de engramas de la anterior técnica, es decir, el tethán pasa a ser completamente consciente de esas vivencias y puede confrontarlas.

Aquí es muy importante aclarar que el médium tiene que estar libre de engramas, tiene que estar integrado (libre de roles), tiene que tener el ego integrado y estar elevado espiritualmente para poder hacer una comunicación mediúmnica fluida y libre de influencias. Desgraciadamente a fecha de hoy apenas hay médiums que puedan hacer esto con garantías, principalmente por la poca difusión de los conceptos detallados en esta página.

Información complementaria:

 

En cualquier caso parte de la problemática que se piense que puede arreglarse con estas técnicas puede derivar de un problema físico, y por tanto lo razonable sería que la medicina tradicional tratase la parte física, independientemente de que se complemente con estas técnicas para mejorar la parte espiritual.

Daniel José.

 

Información complementaria:

Ego y roles

Engramas

Emails de contacto para consultas y tratamientos

 


Comparar nuevas técnicas con habituales

¿Podría preguntarle a usted cómo fue que conoció los anteriores estudios sobre la mente y cómo supo que esa era la respuesta en comparación a otros estudios como la psicología? Gracias 

Apreciado: En mi caso particular, debido a gravísimos problemas mentales, depresión, alcoholismo, tabaquismo, drogadicción, me psicoanalicé con uno de los mejores psicoanalistas del país que también era psiquiatra. Incluso era jefe del Neurosiquiátrico Borda. No lo mencionaré por razones obvias. Estuve con él durante más de 20 años y mi situación en lugar de mejorar empeoró por los fármacos que tomaba, en especial para la epilepsia, como Saceril, Tegretol, etc. Un día se me ocurrió dejar estos fármacos para ver si podía prescindir de ellos y sufrí el tan conocido "síndrome de la abstinencia", por lo que no tuve más remedio que continuar tomándolos.

Un día alguien me acercó un volante de Dianética para hacer un test gratis. Lo hice y el test salió pésimamente mal. Transcurrió mucho tiempo antes de que me atreviera a dejar el Psicoanálisis y probar Dianética. Finalmente, como mi situación empeoraba, lo decidí. En Dianética me audité, aprendí a auditar, hice cursos y finalmente logré dejar toda la medicación que tomaba gracias al Recorrido de Purificación, que incluso limpió de drogas todo el organismo. Como yo había estudiado mucho Psicología pude hacer las comparaciones entre el Psicoanálisis y la técnica de Dianética y las razones por las cuales el Psicoanálisis era ineficaz y la técnica de Dianética era eficaz.

Cuando yo creía que la anterior técnica eran lo último en técnicas de la mente, me encontré con el Profesor Olguín y tomamos contacto con los Maestros de Luz, incluso con la entidad espiritual que había encarnado, ya fallecido. El profesor Olguín desarrolló técnicas complementarias pero superiores a la anterior técnica, como Psicointegración (integra la mente y la equilibra) y también Psicoauditación. La característica de Psicoauditación es que limpia de engramas no solamente los incidentes de esta vida, sino también de vidas anteriores. Éstas técnicas completaron mi curación, llamémosle así, porque me equilibraron completamente.

No obstante, te aclaro que ninguna de estas técnicas es la panacea universal, y voy cada dos meses al médico clínico para que me recete medicamente para la presión y para el colesterol. Pero mi mente funciona 10 puntos. 

Nota: Como te imaginarás, mi experiencia de estudio y práctica dentro de la Psicología, el Psicoanálisis, la anterior técnica, Psicoauditación, Psicointegración, no puede ponerse en estas pocas líneas. Necesitaría hacer varios libros de mil páginas cada uno. No obstante, estoy a disposición para responderte tus preguntas.

¡Ah, me olvidaba decirte!, desde que entré en Dianética dejé para siempre, además de las drogas que mencioné, el cigarrillo y el alcohol. Y te aclaro que no necesité hacer ningún esfuerzo para ello. Por eso es falso lo que dicen los psicólogos que el alcoholismo no se cura y que se necesita vigilancia continua. El alcoholismo y el tabaquismo se deben a impulsos engrámicos y cuando se eliminan los engramas respectivos estos vicios desaparecen natural y definitivamente. El juego compulsivo y cualquier otra aberración desaparecen también con estas técnicas porque en todas hay engramas detrás.

 

Agrego que no es cierto lo que afirma Alcohólicos Anónimos, de que la persona es "enferma" para toda la vida. Me resulta ridículo hablar con personas que hace diez años que no toman una gota de alcohol y me dicen: -Soy alcohólico- y piensan que si prueban una copa de vino, vuelven a caer en la adicción.
Aclaro que la falta de fuerza de voluntad también es engrámica, reforzada por el ego, que saca a relucir los roles de víctima. 
Atte.: Prof. Jorge Olguín.