Índice
Psicointegración
(técnica para integrar la mente)
Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

índice del numero 33, noviembre de 2004

LOS ROLES Cuando la mente no está integrada, los diversos yoes se turnan en el mando y el Yo Central deja de ser el amo para convertirse en un esclavo.



GEORGE IVANOVITCH GURDJIEFF En el siglo pasado fue quien más hizo hincapié en la falta de unidad en el hombre.






JORGE RAÚL OLGUÍN Director del Grupo Elron, creador de Psicointegración. Consultas sobre su técnica: olguin_jorge@yahoo.com

 

 

 

PSICOINTEGRACIÓN

Técnica de integración de la mente

desarrollada por Jorge Raúl Olguín

 

PRIMERA PARTE

La palabra trans significa "después de", tanto en el espacio como en el tiempo.

Transpersonal observa a la persona después de haber actuado, pues el estudio se basa en la experiencia.

El término "transpersonal" fue adoptado para referirse a personas que extienden su identidad más allá de la individualidad y de la personalidad.

Transpersonal indaga sobre la naturaleza esencial del Ser.

 

¿Qué es ser transpersonal?

Trascender más allá de la persona. Y solo se trasciende integrando el ego . Eso se logra con Psicointegración.

 

Maestro y alumno se representan con el diagrama del Yin y el Yang, donde la verdad tiene una dosis de error y el error posee una dosis de verdad.

La verdad es Sabiduría. El error es ignorancia. ¿Cuál es el error en la verdad? Tratar de imponer el Conocimiento. ¿Cuál es la verdad en el error? Resistirse a la imposición, porque el maestro impone por ego y al darse cuenta de la resistencia del otro, aprende de esa manera que no transita el sendero correcto.

 

El dar para hacernos querer es depender de nuestro ego.

El dar para sentirnos bien es parte de ego y parte de espíritu.

El dar sin comprometer la emoción, es acción del espíritu.

El dar comprometiendo la emoción es equilibrar nuestro interior, integrando ego y espíritu.

 

SEGUNDA PARTE

Te dicen algo que no te agrada, una frase que no te gusta. Hay algo dentro tuyo que se subleva. También hay otro Yo, quizás más profundo, que se enoja con el primero porque éste se sublevó de su estado de armonía. Pero "el segundo Yo", queriendo corregir al primero, también sale de su paz interior.

Obviamente, ese primer Yo se encuentra invadido por el ego y está en una etapa de aprendizaje. Pero el otro Yo, algo más sabio, también pierde el control por los impulsos emocionales del primero. Sucede que ese Yo, maestro del primero, también está en una etapa de aprendizaje. O sea que, a su vez, es alumno de otro Yo más interno.

Vencer el ego no significa tomar partido por ese tercer Yo y dejar de lado los dos primeros, buscando que éstos se desintegren. ¿Por qué? Porque tomar partido es, de alguna manera, partir algo. E intentar desintegrar los "yoes" afectados es ser discriminatorio con parte de nosotros mismos.

Si tomamos partido por determinada postura, automáticamente dejamos afuera a las otras. Si tratamos de integrar todas las tendencias. lograremos el equilibrio.

Lo acertado sería no tomar partido por ninguna postura interna, por más elevada que sea, pues eso llevaría a una disgregación de nuestro estado inconsciente, logrando enfrentamientos entre los diversos "yoes" y provocando, sin querer, una personalidad cambiante e insegura. Al no tomar una postura determinada, no hay desintegración de los "yoes", pues "nada se parte". Entonces, se avanza al segundo paso, que es buscar la integración de las distintas tendencias, unificándolas en la más elevada. Por ende, el ego no se destruye ni tampoco se lo relega a un estado vegetativo, sino que se le da el rol que le corresponde, que es apuntalar la autoestima. De ahí surge una persona segura y, al ser segura, puede ser tolerante. Al ser tolerante, aprende a no perder el control por ninguna agresión verbal externa [1] .

Esa postura de tolerancia, sin protagonismo, es la base de la Psicointegración.

 

TERCERA PARTE

La Psicología original se remonta a la antigüedad clásica y explicaba la actividad del ser humano a través de su alma racional.

En la segunda mitad del siglo XIX, la Psicología se independizó de la filosofía y se eliminó toda vinculación con la metafísica. Se limitó al estudio de la conducta observable, profundizando el análisis.

El cometido de la Psicología es tratar de resolver los conflictos internos del ser humano para lograr su bienestar.

Psicointegración avanza un paso más allá, pues busca que el Ser se encuentre consigo mismo y logre un equilibrio, para así darse cuenta que el verdadero bienestar es empatizar con el otro, logrando canalizar correctamente sus emociones más profundas.

La emoción

La emoción, sin equilibrio, puede ser perniciosa. Una emoción introvertida provoca rencores, odios y también traumas en la persona que la sufre.

Una emoción extrovertida puede desembocar en todo tipo de agresiones hacia quien, creemos, nos agrede a nosotros.

No sería positivo despojarnos de toda emoción, porque dejaríamos de involucrarnos con nuestro entorno. Nuestro ego crecería en forma desmesurada al no canalizarlo en ningún sentido.

Por otra parte, una emoción no contenida nos transformaría en individuos totalmente impulsivos.

Es necesaria una contención analítica para las emociones descontroladas. También es imprescindible una sensibilidad de conciencia para aquellas personas que creen que, dominando las emociones, son menos vulnerables y terminan siendo insensibles con el sufrimiento ajeno.

Una emoción equilibrada es la base para que la persona tenga el control de sus impulsos y así, pueda dar y recibir amor.

 

CUARTA PARTE

El ser humano tiene varias facetas o distintos "yoes". Puede estar triste, melancólico o depresivo. Lo importante es que no identifique ese estado con una totalidad. Por ejemplo: -"Hoy es un día triste, estoy totalmente bajoneada, no soporto mi estado general, etc." Nadie está "totalmente bajoneada", es el ego de esa persona que se identifica con un rol. El ego está triste, el ego está melancólico, el ego está "bajoneado".

 

Son roles de la persona, no es la persona en su totalidad. Esa persona puede tener proyectos, planes o ideas que quizás cambien parte de su estado anímico. Y si los roles del ego se "acostumbran" a hacer de víctima, hay que tener en cuenta que también una palabra de aliento, una ayuda espiritual o una grata compañía pueden aliviar la depresión y, de a poco, transformarla en euforia.

Se puede evitar que el ego se identifique con un rol determinado y es "desidentificándonos".

 

Irónicamente, es el mismo ego el que impide que el ser humano pueda llegar a despersonalizarse, pues está permanentemente en "la periferia" del campo de la consciencia y tiene el control del sujeto.

Un ejemplo muy visto se da en personas con una autoestima tan deteriorada que viven necesitando de la atención de los otros y su ego transforma a esas personas en seres totalmente absorbentes y manipuladores. Viven como algo natural protagonizar roles de víctima y transferir culpas, y no se dan cuenta el rechazo que causan en los otros, pues su ego les obnubila el discernimiento.

 

 

QUINTA PARTE

Psicointegración es un camino tan sencillo que es obvio. Significa integrar todos los roles, todos los yoes. Los seres humanos tiene distintos yoes, esos yoes hacen que la persona tenga cambios en su conducta: sea informal, con personalidades erráticas. Porque cada Yo quiere ser el protagonista y desea sobresalir opacando a los otros yoes. Mas no se da cuanta que los demás yoes piensan de la misma manera.

Hay un Yo Central, desprovisto de ego , que tiene todo el discernimiento y es el canal que comunica con el Yo Superior, aclarando que el Yo Superior es el 90 % de nuestro espíritu, que está en el plano correspondiente [2] . Cuando el espíritu está desencarnado el Yo Central y el Yo Superior son la misma cosa.

En los espíritus del Error, ese Yo Superior no tiene sus roles protagónicos integrados y, por lo tanto, aunque el Yo Central del sujeto encarnado se comunique, la guía que reciba no será valiosa. Por el contrario, exacerbará más el personaje actuado de los distintos yoes.

El ego posee muchos roles: uno de los más perniciosos es la soberbia. No se puede tener soberbia si no se tiene ego . No se puede ser susceptible si no se posee ego . Ese lastre hace que la persona se ofenda, monte en cólera, se sumerja en un mar de dudas, etc.

Integrar el ego es un triunfo del espíritu. La persona que no protagoniza no es prejuiciosa, no da cabida a la ofensa, no trata de manipular a otros. El ser humano que no personifica no va a dar lugar al ego centrismo.

Seguidamente se transcribe una sesión de contacto telepático donde un Maestro de Luz habla de Psicointegración (en este caso lo hizo Ruanel).

 

 

SESIÓN DEL 7/4/2000

 

Médium : Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar : Johnakan Ur-el, Yo Superior o Thetán de Jorge Olguín y Ruanel.

 

Interlocutor: ¿Quién se va a comunicar?

Johnakan Ur-el: Soy Johnakan, y después de mi mensaje daré lugar al Maestro Ruanel para que brinde su opinión sobre diversos temas.

Quiero decir, en principio, que en el 5º nivel de vibración ya no tenemos una personalidad, porque la personalidad generalmente está "atada" al ego.

Pero sí existen ciertas peculiaridades, para decirlo de alguna manera, que distinguen a un espíritu de otro.

Así, por ejemplo, Ruanel es un poco más impulsivo y más directo que mi manera de ser; Kether, el Anciano de los días, que fue nombrado Logos Planetario dos veces y actualmente está encarnado en el planeta Aní, es un poquito más cortante en sus ideas y eso no está mal; Rah, de Antares 4, es un ser de voz muy dulce, igual que mi amado Maestro Jesús, y Tar, el "Mensajero de los eones", que encarnó en la Tierra en Egipto como Thot (Hermes Trismegisto) es muy estricto en sus mensajes.

Quiero explicar que yo, como entidad espiritual y Thetán de este receptáculo, estoy encarnado en un 10 % en el receptáculo, pero ahora el que está hablando es el 90 % restante que está en el plano 5º de vibración espiritual.

Interlocutor: ¿No está hablando el 100 %?

Johnakan Ur-el: No, el 100 % no, sino mi 90 % en este momento. Pero lo que quiero transmitirles ahora a los que no entienden la mediumnidad, es que lo que el espíritu da son conceptos, son ideas, no son palabras .

La palabra la va elucubrando el médium, y el médium puede transmitir solamente un determinado porcentaje de la idea o el concepto que quiere dar el espíritu, dependiendo de su capacidad mediúmnica y de otros factores, como el conocimiento, los engramas y los preconceptos que tenga.

Si mi parte espiritual se comunicara con otra parte espiritual, sea Ruanel, Jesús, o Lao Tsé, tal vez en una sola idea, en pocos segundos, se podría transmitir una hora o más de de diálogo de ustedes. ¿Se interpreta lo que quiero decir?

Interlocutor: Sí, perfectamente.

Johnakan Ur-el: Pero para llevarlo al idioma terrenal se precisa "filtrarlo", y muchas veces no se filtra del todo bien. Por eso, cuando mi parte encarnada, Jorge Olguín, hace las correcciones, evalúa cosas que puede eliminar, cosas que puede agregar, siempre corrigiendo para mejor, para que después aquel que lo lea tenga una mejor interpretación del mensaje que se quiere transmitir.

Interlocutor: Está clarísimo.

Johnakan Ur-el: Esto no significa que el receptáculo no sea buen médium, por supuesto, ya que una transmisión que ronda el 90 ó 95 % de fidelidad puede considerarse algo realmente excepcional, un caso único en el planeta Tierra.

Otra cosa que quiero hacerles notas es que algunos médium, erróneamente, consideran que si toman a un chino, tienen que transmitir como si fuera un chino, es decir haciendo hincapié en el acento especial de ese idioma.

Una transmisión así sólo enfatiza lo que puede o debería obviarse, porque en rigor lo que se está transmitiendo es la idea, el concepto, y no otra cosa.

Interlocutor: Pero en concreto, ¿poner énfasis en el acento idiomático está mal en la mediumnidad? Lo pregunto porque uno de mis médium anteriores, en una oportunidad que incorporó a Confucio, hablaba con acento chino.

Johnakan Ur-el: No está en mí juzgar a quien así transmite, sólo digo que es innecesario y no agrega nada a la fidelidad de la transmisión, e incluso puede dar lugar a confusión en el que escucha, porque el espíritu encarna una, diez o cien veces o más y no habría ninguna razón especial para que usara el acento del idioma de alguna de sus encarnaciones, aunque fuera la más conocida, como en el caso de Confucio.

Interlocutor: Esto quedó perfectamente claro.

Johnakan Ur-el: Voy a dar paso ahora a mi querido hermano Ruanel. Los saludo con todas mis bendiciones.

Interlocutor: Hasta luego, Johnakan, y gracias. ¿Ya está usted incorporado, Maestro Ruanel?

Ruanel: Querido discípulo.

Interlocutor: ¿Cómo le va, Maestro, tanto tiempo? Estaba como ausente.

Ruanel: Nunca uno se ausenta de aquellos que ama, por lo tanto, y esto es una metáfora, nunca nos ausentamos del universo conocido.

Antes que nada quería recordarles que todos los espíritus de Luz, del 4º y 5º nivel, se comunican con entidades que sufren de los niveles 2º y 3º, que son espíritus del Error, cuyo ego está tan acrecentado que los hace rencorosos, susceptibles., entonces nosotros vamos para consolar.

Interlocutor: ¿Cómo llegan a esos niveles?

Ruanel: Descendemos -descender es una manera de decir-, nos "densificamos", para comunicarnos con esas entidades.

Así como vosotros -y esto ya fue dicho por mí en una de las primeras sesiones- en el plano físico no pueden ver, salvo aquellos que tengan una videncia paranormal, a las entidades espirituales, los del plano 2 no pueden ver a los del plano 3, los del 3 a los del 4 y así sucesivamente.

En rigor, no es que nos "vean", pues decir "ver" es también una manera de expresarlo, porque en los planos espirituales no hay un "ver" con ojos, ya que no existen ojos.

En los planos espirituales hay otro tipo de visión, que es mucho más amplia. Además, nos percibimos como trazos.

Al descender nos comunicamos con sus mentes de alguna manera y les damos consolación, les mandamos Luz, como para hacer un poquito más placentero su estado.

Interlocutor: ¿Sufren ustedes en ese tipo de comunicación?

Ruanel: Siempre, porque compartimos la incomunicación. El ego hace muchas jugarretas. Están aquellos que tratan de someter a otros. y esto lo digo en términos terrenales, los que vampirizan a otros, los que se encierran en sí mismos y no quieren comunicarse. El espíritu no tiene edad, pero sin embargo se empacan como criaturas terrenales.

Esto es lo que quería decirles. Ahora pueden pasar a las preguntas.

María A.: Mi nombre es María A. y quería preguntarle si en el campo del arte literario estoy bien encaminada y forma parte de mi misión.

Ruanel: No debes dejar lo que estás haciendo porque no solamente es muy bello para tu persona. No crean que halagarse a sí mismo es falta de espiritualidad. Uno a veces debe tener incentivos, porque hasta en el plano 5º hay incentivos. Por ejemplo, nosotros nos incentivamos cuando vemos que hay seres del plano 2º que se elevan espiritualmente y van cambiando de plano hacia niveles vibratorios más sutiles.

Pero, por el contrario, ¡que poco incentivo es observar que hay miles y miles de espíritus del Error que nos escuchan y a pesar de ello hacen caso omiso de nuestras enseñanzas!

No nos sentimos lastimados, porque al no haber ego no hay forma de lastimarnos. Sí, hay una especie de desaliento -si se me permite esa expresión- al ver que el resultado que tenemos es muy escaso.

Volviendo al caso tuyo, hermana, es bello para tu persona lo que estás haciendo, y aparte es Servicio para los demás, porque todo lo que es escritura y después es leído por otras personas influye en su crecimiento.

María A.: ¿Puedo ampliar la pregunta?

Ruanel: Sí, adelante.

María A.: ¿En esta misión recibiré ayuda de entidades superiores?

Ruanel: Percibo a nivel telepático que ya estás recibiendo ayuda de diversas entidades.

María A.: ¿De qué modo recibo esa ayuda?

Ruanel: La ayuda la puedes recibir en el cuerpo causal o de ideas.Lo sabes porque, por ejemplo, cuando en un momento dado tienes que concluir un tema, que para elucubrarlo te llevaría mucho tiempo, de pronto la respuesta viene a tu conciencia en un instante. Esto significa como que te fue influido de alguna manera, pero no debe interpretarse que las entidades vayan a hacer el trabajo por uno. Sí, a veces pueden dar una especie de empujoncito. Y en el futuro vas a tener más apoyo aún.

María A.: Otra pregunta que quiero hacer es acerca de cuál es la diferencia entre Psicología Transpersonal, que yo he estudiado, y la técnica que ha desarrollado el profesor Olguín, es decir, Psicointegración.

Ruanel: Lo voy a decir yo por Johnakan, que es quien ha desarrollado Psicointegración. Psicointegración es un paso más allá de la Psicología Transpersonal. Se ocupa principalmente de la parte del ego. Se ocupa principalmente de lo que es el apego humano, la ignorancia que invita a no querer elevarse. En este momento Johnakan me está dictando una frase: "Cuanto más conocimiento tenemos en el mundo espiritual, más dolor sentimos".

Lo traduzco: Cuando uno más se integra a otro espíritu, cuanto más conocimiento se tiene del alma, sea humana o de seres de otros sistemas de nuestra galaxia o de otras galaxias, más uno se va dando cuenta de todo lo que le falta a la mayoría de esos seres para elevarse, y entonces más se sufre. Uno no puede dejar de sentir dolor por el sufrimiento de esos seres.

Psicointegración enseña, en este sentido -algo que Transpersonal hace en forma muy superficial, muy "de taquito", como dirían ustedes-, que "aquel que tiene más ego, más afán de dominio, que más trata de ser protagonista, es el que más sufre" .

La única manera que uno tiene de no sufrir es desapegarse. Pero esto puede ser mal entendido. Desapegarse o, como dice mi receptáculo, no necesitar , no significa no preocuparse por el otro, sino tener más tiempo para dar al otro, ya que esto es lo importante.

No significa "desamor", sino todo lo contrario, "tener más tiempo para dar amor".

Interlocutor: Otra pregunta es si Psicointegración sirve para todos o para algunos sirve la anterior técnica.

Ruanel: En el plano físico se descubrió la vacuna Sabin. ¿Qué me hace falta, si yo tengo seis meses de edad, la Sabin o la Salk?

Interlocutor: Obviamente la Sabin.

Ruanel: Entonces, si yo puedo darme la Sabin, que son gotas, ¿para que me voy a aplicar la Salk, que se da en la espalda?... Como cosa aparte te informo que yo me la apliqué en vida.

Es decir, ¿para qué utilizar cualquier otro tratamiento teniendo a mano Psicointegración, si nosotros sabemos que el origen del sufrimiento son la ignorancia y el ego y esta técnica es ideal para eso?

Concluyendo, si sabemos que en todos los espíritus -en todos-, la mente reactiva está, y si sabemos que integrando los yoes, integrando el ego, no hay manera de tener engramas, ¿para qué vamos a buscar entonces otro método si disolviendo e integrando los egos solucionamos el problema?

Interlocutor: Eso está bien, Maestro, pero cuando usted estuvo encarnado vino con la misión de desarrollar la anterior técnica, y Freud vino antes para desarrollar el Psicoanálisis. La pregunta es si a cada momento de la civilización le corresponde desarrollar una determinada técnica, para la que está preparada la raza y no otra para la que no está preparada.

Ruanel: ¡Aún no está preparada para Psicointegración! Nosotros sabemos que el 90 % de las personas hace Psicoanálisis freudiano, Psicoanálisis lacaniano, y conversando con entidades desencarnadas, grandes Maestros de la Psicología, ellos mismos reconocen que eliminando ese apego no es necesario ninguna ayuda psicológica que disuelva ningún tipo de trauma, porque no hay manera de sembrar traumas donde no hay ego.

Sería como si tú en el plano físico quisieras sembrar una planta en el asfalto.

O sea que la anterior técnica era necesaria, porque dentro del plano encarnado, y dentro de lo que vamos evolucionando, la raza todavía no está preparada debidamente para Psicointegración, porque esta técnica implica dejar de ser protagonista para otorgarle el protagonismo al otro.

Interlocutor: Sé, por experiencia propia, lo difícil que es lograr eso.

Ruanel: Fíjate que en el plano físico está jardín maternal, jardín de infantes, primeros grados de la primaria, los de la secundaria, terciaria, universitaria y los postgrados.

Y así como hay personas, y esto lo digo con sumo respeto por todos los credos, que según su idiosincrasia o necesidades van, por ejemplo, al culto que aquí se llama evangélico -y que en otros países se llama protestante o luterano-, hay otras personas que, también según su idiosincrasia o necesidades, van al culto Católico o al Espiritista.

Interlocutor: Entiendo el punto.

Ruanel: Vamos a hablar de los evangélicos. Ellos, con un pastor que diga ¡Aleluya!, ya están contentos. Pero esto a ti no te serviría, porque es como si fueras un profesor de álgebra y te quisieran enseñar a sumar con el contador. Obviamente dirías: ¡Pero por favor, esto ya lo pasé! No se le puede enseñar a sumar así a un profesor de Trigonometría, pero a otras personas sí les serviría.

Interlocutor: Esto está claro, Maestro. Me gustaría ahora que amplíe un poco la explicación, si es posible, sobre el sistema de auditación de Psicointegración.

Ruanel: En realidad, Psicointegración no es auditación. Lo que hace Psicointegración es que cada yo que está disperso recobre su verdadera función, que se acomode en la mente reactiva, para que esta mente sea analítica. Lo que se busca es disolver o transmutar ese ego. Al transmutar ese ego ya no hay campo fértil para los engramas.

No se audita a la persona con Psicointegración. Con Psicointegración se la trata como si fuera en Psicología Transpersonal, pero de alguna manera haciéndole ver a la persona que no debe necesitar, que debe tener todo el tiempo para dar.

Lo importante es no ser protagonista. Aquella persona que no es protagonista nada lo va a lastimar, nadie lo va a herir, no va a ser susceptible y por añadidura sus engramas van a desaparecer, porque los engramas aparecen en el protagonismo.

Interlocutor: ¿Podría ser válido el ejemplo para explicar a Psicointegración de que este tratamiento es como hacer infértil el terreno para que no crezca la hierba, es decir, en lugar de arrancarla como se hace enla anterior técnica?

Ruanel: El ejemplo es válido para ser entendido, aunque no es muy exacto del todo. Reitero, entonces, que no se trata de una auditación, ni siquiera de Psicoauditación, que es la auditación al Thetán.

Se trata de algo más profundo y sencillo a la vez. Se trata de que la persona deje de protagonizar. Lo que ocurre es que al estar uno encarnado es muy difícil dejar de protagonizar.

Todo es protagonismo. Es protagonismo aquel que de una manera se siente admirado por el otro. Es protagonismo aquel que tiene un título. En el verdadero Servicio no hay títulos, ni madre, ni padre, ni doctor, ni psicólogo, ni siquiera amigo. Somos todos Servidores. Los rótulos los ponemos porque estamos en una sociedad donde de alguna manera los precisamos, pero nosotros no tenemos que tomarlos así a la tremenda.

De alguna manera, si mi receptáculo es doctor, es doctor para los demás, pero no para él.

Interlocutor: En el caso de Oscar S., aquí presente, le serviría por ejemplo Psicoauditación, es decir, la auditación directamente a su Thetán?

Ruanel: Podría ser útil la auditación a su Thetán, pero aceptando Oscar ser tratado con Psicointegración, considero preferible esta técnica a su parte encarnada en lugar de Psicoauditación a su Thetán.

Considero que todos los caminos de Luz son válidos y los que fallan son los seres humano y no los caminos. Voy a dar un breve ejemplo antes de retirarme porque el receptáculo está muy agotado.

Una de las corrientes más importantes del Planeta es la de los sufíes, que se manejan en un 50 % por sus creencias y en otro 50 % por sus anécdotas, que son tan sabias que merecen, para decirlo de alguna manera, "reverencia" -o "sacarse el sombrero", como dicen ustedes-, de parte de aquellos que están en el camino.

Sin embargo, en la mayoría de los países donde se practica esa filosofía la ignorancia de sus habitantes es total, con un apego tan grande y unos deseos de poder tan enormes, sumado a una enorme indiferencia por el dolor del otro -igual que los países donde se practica el Budismo, que es una de las filosofías más importantes del planeta-, que llegan al colmo de la perversidad de amputar la mano de sus bebés para pedir limosna. ¿Qué clase de budistas son?, ¿qué clase de mahometanos son?, ¿qué clase de hinduistas son?

Nosotros, cuando estamos encarnados, amamos a nuestros hijos con un amor personal, y no está mal porque son etapas. Cuando yo estaba encarnado también amaba de forma personal a muchas personas. Este amor personal es algo natural en los seres humanos, y por eso nos es difícil concebir que alguien pueda tener una conducta tan antinatural, tan execrable.

¿Qué espíritu tan cruel es el que está dentro de esos receptáculos para que transformen en lisiados a sus propios hijos amputándoles sus miembros para que inspiren piedad a los transeúntes y obtener así algunas míseras rupias más?

Bueno, ¡ésos practican filosofías Sufí, Budismo, Brahamanismo, llamado hinduismo.!

El hermano de Luz Mahatma Gandhi dijo en una oportunidad: "Adoro la filosofía cristiana, pero estoy decepcionado de los cristianos". Y yo, Ruanel, por mi parte digo: "Adoro la filosofía oriental, pero estoy decepcionado con los orientales".

Obviamente, es una manera figurativa de expresarlo, porque los amo a todos, pero quiero que entiendan la paradoja de que filosofías muy elevadas puedan ser degradadas por sus seguidores.

El problema, por lo tanto, como ya dije, no son los lineamientos espirituales sino aquellos que los practican.

En uno de los primeros mensajes que se dieron hace tres años terrestres, se dijo que hay maestros que están tan equivocados que en vez de convocar para que de alguna manera reverencien al Creador, convocan para ser ellos mismos los reverenciados.

Ése es el gran error, pues lo que tiene que practicar un Maestro de Luz es, por sobre todas las cosas, la humildad, el Servicio, y eso las religiones tradicionales de Occidente no lo hacen: quieren ser servidos.

Se ponen en una especie de pedestal imaginario, o físico verdadero, y se hacen literalmente adorar por sus feligreses, y éstos van como ganado a adorarlos, olvidándose del Padre, que es a quien deben dirigir sus miradas.

El receptáculo está muy agotado y se cada vez más se le dificulta traducir mis ideas.

Interlocutor: Todo esto está muy claro, Maestro, no es necesario ahondar más en el tema. Para terminar la sesión, ¿qué espíritus están presentes?

Ruanel: El Maestro Jesús, los maestros Siddharta, Lao Tsé, Confucio, Dwjal Khul, Blavatsky, Serapis, Kwan Yin, Nagarjuna.

Quiero decir una palabra respecto a Nagarjuna. Nagarjuna es uno de los más grandes filósofos de todos los tiempos, alcanzando la culminación con su teoría del vacío. Me gustaría que busquen esa teoría y vean lo hermosa que es.

Interlocutor: Lo haremos.

Ruanel: Mis bendiciones para todos.

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.

 

 

Seguidamente se transcribe la primera sesión de Psicointegración celebrada en el planeta Tierra, donde le fue aplicada al propio interlocutor.

 

SESIÓN DEL 11/6/99

 

Médium : Jorge R. Olguín

Entidad que se presentó a dialogar : Johnakan Ur-el, Yo Superior o Thetán de Jorge R. Olguín.

Interlocutor: ¿Quién está presente?

Johnakan Ur-el: El Thetán de este receptáculo, Johnakan.

Interlocutor:Te recuerdo que la sesión de hoy la habíamos programado para que me apliques la terapia que este receptáculo desarrolló en el plano físico. Yo conozco la la anterior técnica y se cómo funciona, pero no sé nada de esta terapia.

Johnakan Ur-el: Psicointegración es un camino sencillo, tan sencillo que es obvio, y de tan obvio que es, tal vez la persona se desencante y lo desestime diciendo: "¡Pero esto no es lo que yo esperaba!".

¿Qué significa Psicointegración? Psicointegración significa "integrar todos los roles", integrar todos los "yoes".

El ser humano encarnado y los espíritus del Error tienen distintos yoes. Esos yoes hacen que tanto unos como otros vivan cometiendo errores y sean informales.

Interlocutor: Creo que Gurdjieff hablaba de algo similar cuando se refería a la falta de unidad en el hombre.

Johnakan Ur-el: Este Maestro, que está conmigo en el 5º nivel de vibración espiritual, cuando estaba encarnado explicaba que el hombre era como una casa en la que el amo se hubiera ausentado quedando al mando sus sirvientes.

Interlocutor: Sí, recuerdo ese pasaje en el libro de su discípulo Ouspenky, llamado "Fragmentos de una enseñanza desconocida".

Johnakan Ur-el: . y donde cada sirviente quiere tomar el rol de mando y lo toma mal, hasta que viene el encargado y ordena que cada sirviente cumpla con su rol, que cada yo cumpla con su rol.

Lo que Gurdjieff no sabía, porque obviamente no estaba al tanto de Psicointegración, es de que ese encargado es el Yo Central.

Interlocutor: ¿El Thetán?

Johnakan Ur-el: No. Dejemos al espíritu y hablemos de los roles del espíritu. Hay un Yo Central, que tiene cada espíritu -generalmente el espíritu encarnado- y que es el que comanda, pero no obliga.

Entonces, los distintos yoes, tomados por el ego, van a la periferia y en la periferia quieren sobresalir, quiere ser protagonista.

Cuando se contactan con el centro de la conciencia, ahí se contactan con el Yo Central, que es un yo de discernimiento. Ese Yo central es el que está conectado con el Yo Superior, que en este caso sería el 90 % del espíritu que esta en el otro plano de vibración.

Pero cuando el espíritu está desencarnado, el Yo Central y el Yo Superior son lo mismo, porque ya están unidos.

Esto no significa que el espíritu, al estar desencarnado, tenga más sabiduría. Tiene más conocimiento, tiene más memoria por todas las vidas anteriores, pero el ego hace que ese espíritu se olvide de todo lo bueno que puede haber aprendido, por querer sobresalir o por emplear distintos roles.

Lo que sucede con otras personas que poseen ese ego, es que el ego -y voy a utilizar una expresión de ustedes- es el primo hermano de la soberbia.

O sea, no se puede tener soberbia si no se tiene ego. No se puede ser susceptible si no se tiene ego. No se puede ser suspicaz si no se tiene ego.

Ningún espíritu se puede ofender si no tiene ego, porque cuando el ego ha sido integrado comanda el Yo Central, que es el yo de discernimiento, y nada puede ofender.

Muchos terapeutas creen -porque desconocen- que el ego debe ser vencido, pero la realidad es que el campo de la conciencia no es ningún campo de batalla.

Escucho a muchos terapeutas decir: "Hay que luchar contra el ego", "hay que luchar contra esa tentación", "hay que luchar contra.".

O si no dicen "pero". Al decir pero están oponiendo. El pero y la lucha son cosas negativas en el campo de la conciencia, porque cuando uno dice pero está objetando. El objetar no deja de ser un prejuicio, porque está dudando de lo que le está diciendo el otro.

En Psicointegración, entonces, se considera de mala educación, cuando una Entidad está hablando, decirle "pero yo creo.", porque al decirlo, indirectamente está objetando.

Interlocutor: ¿Y como se podría decir entonces cuando uno no está de acuerdo con lo que le explican?

Johnakan Ur-el: Se podría interrumpir a la entidad diciendo: "Quizás pudiera ser de tal manera.". Obviamente, las Entidades no se van a amilanar porque alguien diga: "pero", sino que lo van a tomar con sonrisa, con comprensión, pero como esto no es una sesión sino más bien una clase, estoy explicando que el pero no deja de ser una objeción hacia algo, y toda objeción es prejuicio.

Interlocutor: Entiendo el punto.

Johnakan Ur-el: Sigamos. Los roles pueden ser perfectamente integrados, y ésa es la manera de actuar. Ningún rol, ningún yo, debe ser vencido, porque el campo central de la conciencia, como ya dije, no es un campo de batalla. El campo central de la conciencia es un campo de integración.

Es muy difícil integrar los roles, porque siempre pensamos que ese yo que toma el mando es el Yo Real, que ese yo que toma "la posta", como dicen ustedes, somos nosotros mismos, y no es así.

Hay un ejemplo muy importante, y lo ha dado Gurdjieff cuando estuvo encarnado -me refiero a este Maestro porque tú recién lo has nombrado-, del joven que tiene un yo a la noche cuando se está por acostar que dice: "Mañana me debo levantar a determinada hora de la madrugada porque tengo que hacer determinada cosa y se duerme mentalizado de que tal cosa la tiene que hacer sí o sí.

A la madrugada, cuando suena el despertador, quizás el que esté al mando sea otro yo, un "yo perezoso", y cuando la persona que está con él le dice que se tiene que levantar, el "yo perezoso" responde que tiene tiempo de hacer la cita hasta las 12.

- ¿Pero no era que te tenías que encontrar con fulanito a las 6 de la mañana?

- Sí, pero en la oficina lo puedo encontrar porque va a estar hasta las 12. Voy a aprovechar para dormir una hora más.

Ese yo que a la mañana dice esto no tiene nada que ver con el anterior que estaba seguro de que se iba a levantar a las seis de la mañana. Y quizás sean las 9 de la mañana y todavía ese yo perezoso está haciendo que ese espíritu remolonee en la cama y no se levante.

Interlocutor: La pregunta es a dónde fue el yo de la noche.

Johnakan Ur-el: Está, pero en un plano relegado, porque el otro yo tomó el mando.

Interlocutor: ¿Se puede decir que es una lucha de poderes entre los distintos yoes?

Johnakan Ur-el: Así es. De la misma forma como en los planos 2 y 3 de vibración espiritual, que son planos del Error, hay luchas de espíritus por tomar el mando, dentro de un mismo espíritu hay luchas de yoes.

Aquel psicólogo que no entiende diría que es una persona paranoica, porque para ellos, según su versión de paranoia, una conducta así significa que la persona tiene distintas personalidades.

Interlocutor: ¿Personalidad dividida?

Johnakan Ur-el: En este caso no son personalidades divididas, por que "personalidad dividida" es como que uno no se acuerda lo que hizo la otra personalidad cuando tuvo el mando y hasta tiene una amnesia temporal de lo que el otro hizo, como aquel caso fabulado del doctor Jekyll y míster Hyde.

En este caso, el yo de la mañana -porque al fin y al cabo son roles, la memoria del espíritu está- se recuerda perfectamente lo que dijo la noche anterior a las 11 de la noche de que se tenía que levantar.

No es que tenga una amnesia y se olvide. No es paranoia, porque recuerda perfectamente, pero el hace que esa persona no se levante es el yo perezoso, que tomó el timón del barco.

Interlocutor: ¿Psicointegración es lograr que cada yo cumpla su función?

Johnakan Ur-el: No necesariamente.

Interlocutor: Me refiero a si se trata como de construir una casa, donde está el encargado de poner los ladrillos, donde otro tiene que preparar el cemento.

Johnakan Ur-el: Esa es la teoría de Gurdjieff. Pero Gurdjieff también tiene un dejo, con todo respeto por el Maestro, de no comprensión total, porque al fin y al cabo el hombre no es una casa, donde hay que cumplir distintas funciones, y los egos, los yoes, no son como los órganos del ser humano físico, donde el hígado cumple una función, el estómago otro y así sucesivamente.

En este caso, lo que hace el Yo Central con los distintos yoes es sacarlos de la periferia e integrarlos al Yo Central.

Al estar todos los yoes en el Yo Central, sería un solo yo conectado con la conciencia divina, con el Yo Superior, porque si comanda un yo que hace cosas torcidas, entonces no está comandando el Yo Central, sino un yo de la periferia.

Interlocutor: Está claro.

Johnakan Ur-el: Ahora bien, ¿cuál es el defecto que tiene el yo de la periferia? Es que es inestable, pero es un defecto a favor del espíritu, porque si hubiera un yo de la periferia que toma el mando y no fuera inestable sería un desastre, porque ese ser humano podría vivir torcido por toda su vida física y podría desencarnar con un karma tremendo.

Al ser inestable, otros yoes pueden tomar el mando. Hasta puede tomar el mando un "yo sabio" que censure al otro yo que antes comandaba.

Ejemplo: viene un yo rebelde que toma el mando del organismo, y en ese momento discutió con otra persona. Otro yo toma el mando. Ese yo se siente víctima: "¿Cómo puede ser que a mí me hagan esto? ¿Por qué yo vivo siempre sufriendo? Me viven atacando. ¿Por qué me viven haciendo esto? ¿Por qué me viven haciendo aquello?". Y así por el estilo.

Recuerda que cada yo que toma el mando es la persona, o sea, cuando ese yo toma el mando, es el espíritu entero el que habla. En ningún momento el yo al mando va a reconocer que es una parte de la persona. Va a creer que es la persona entera. Entonces la persona entera se va a sentir víctima.

Esa persona tomó quizás un transporte público y mientras va viajando algo le dice adentro: "Quizás estuve mal, debí ser más comprensivo, debí ser más tolerante, no es cierto que yo sea víctima, porque cómo voy a ser víctima si yo también puse mi cuota de acidez como para que esa persona me agrediera.

Ese yo que está hablando es un yo más sabio. Después, esa persona, cuando llega al lugar de destino, entra a un lugar público y pide un café o un te, y mientras lo toma piensa nuevamente. "¿Y por qué le tengo que dar la razón a la otra persona?¿Qué soy, acaso un tonto? No, a mí me agredieron, yo no tengo que perdonar, yo tengo que volver a mi casa y mostrar infelicidad para que esa persona se de cuenta de lo infeliz que soy".

Cabe aquí la pregunta: ¿Por qué si un yo más sabio había tomado el mando permitió que un yo rebelde volviera a la tesitura original?

Interlocutor: ¿Por la característica de inestabilidad que tiene cada yo?

Johnakan Ur-el: Exactamente por eso, por la inestabilidad de cada yo, y además porque ese yo que tomó el mando no era el Yo Central. Era un yo más sabio pero no muy seguro.

Entonces, permitió que ese otro yo rebelde, que quizás no sea el primero, quizás no sea el del transporte público, sino uno más rebelde aún, porque el yo en el transporte público decía: "Me usaron, me atacaron, me agredieron", y el tercer yo, más rebelde aún, dice: "Yo se los voy a hacer pagar, pero no agrediéndolos, van a ver mi cara, van a ver mi odio, van a ver mi enojo en ese momento y les voy a transmitir todo mi desdén, todo mi desprecio, les voy a mostrar todo lo que me hicieron".

Y este yo es peor que el primero, porque el primero era un yo de lástima, y éste es un yo de venganza.

Interlocutor: Pienso que una persona que a lo largo del día tiene tantos yoes distintos tomando el mando debe ser muy infeliz.

Johnakan Ur-el: Por supuesto que sí.

Interlocutor: Pongo por caso el de una persona que convive conmigo, que de pronto me insulta, al rato me sirve el café que me gusta con una sonrisa, más tarde se enoja conmigo por cualquier cosa y después me trata como si yo fuera la mejor persona del mundo.

Johnakan Ur-el: Cambió el yo, y hay un yo de conquista, hay un yo de docilidad, o puede haber un yo de cálculo: "Voy a tratar de estar bien para no sembrar más discordia, a ver qué tajada puedo sacar".

El espíritu que ya está ducho en esto desconfía de los yo conciliadores, porque si de repente hay un yo vengativo y al rato hay uno conciliador, deduce que debe ser un yo hipócrita, porque es un yo que trata de conciliar para evitar que la otra persona tome revancha, es decir: "Te ataco y después concilio para evitar tu represalia". ¿Se entiende?

Interlocutor: Perfectamente.

Johnakan Ur-el: Entonces no es verdaderamente un yo conciliador, porque para que ese yo sea verdaderamente conciliador tiene que transcurrir cierto tiempo. Esa persona tiene que estar primero quizás hosca, pensativa, y dar paso al arrepentimiento y tal vez con un yo un poquito más sincero. No es que quiera conciliar, sino que actúa con más naturalidad.

Interlocutor: Está claro. ¿Entonces una persona tiene miles y miles de yoes? ¿O cinco o diez?

Johnakan Ur-el: Cinco, diez, cien, depende. Es como los karmas: cinco, diez, cien. No es cierto que un ser humano encarna con dos karmas. Puede encarnar con veinte karmas, cincuenta karmas.

Interlocutor: Entiendo.

Johnakan Ur-el: Y hay espíritus que tienen cien roles distintos. Eso hace que el Yo Central, el campo de la conciencia, esté desintegrado. En ese momento, figurativamente hablando, el alma, en su parte encarnada, en ese 10 %, está desintegrada, está totalmente desintegrada.

Si la persona desencarna y sigue con esos roles, la desintegración va a alcanzar al 100 % del espíritu.

Interlocutor: Entiendo.

Johnakan Ur-el: Es muy fácil hablarlo, la cuestión álgida es llevarlo a la práctica. Esto no se lleva a la práctica con una sola toma de conciencia, porque los yoes vuelven a aflorar una y otra vez.

Interlocutor: ¿Es decir que se necesita una vigilancia constante?

Johnakan Ur-el: Así es, y se necesita una vigilia interior. Al decir "vigilia" no estoy diciendo "vigilancia", porque se puede entender mal. Vigilia significa "alerta", no que la Conciencia Central haga de "Gestapo", viendo cómo están los roles, controlando. No, en absoluto.

Interlocutor: ¿Esos yoes son, de alguna manera, entidades vivas?

Johnakan Ur-el: No se pueden tomar como entidades vivas, son partes de una unidad que directamente toman una conciencia aislada. Cada yo se alimenta de la propia debilidad del espíritu y trata de sobresalir.

De alguna manera tiene una similitud, aunque lejana, con la anterior técnica. Así como tú en la anterior técnica dices: "La mente reactiva no quiere desaparecer", el ego tampoco quiere desaparecer, y va a luchar hasta las últimas consecuencias. Y hay muchos casos en que el ego se disfraza para que el Yo Central no lo descubra. Eso es algo que quizás no se te ocurrió pensar que existiera.

Interlocutor: La verdad es que no. ¿Cómo es eso de que se disfraza?

Johnakan Ur-el: Se disfraza en función de servicio. Mi primo Siddharta, estando encarnado, tuvo dos Iluminaciones. Es primicia. Y a pesar de que estamos en Psicointegración, esto puede servir para aquellos que quieran saber algo más.

Siddharta llegó una vez a una Iluminación y sin embargo yo lo notaba como sufrido y le preguntaba: "¿Que te sucede?". Y me decía: "No sé, me siento infeliz y yo lo que quería es Servir. Yo estoy para servir al otro. Yo estoy para comunicar al otro. Porque yo estoy para dar. Porque esa es mi misión: dar. Porque yo sirvo para eso y sin embargo me encuentro torturado. Y cómo voy a estar torturado si soy muy importante para estar torturado".

Entonces, y esto lo digo con total humildad, lo ayudé yo. Por eso siempre fui puntal de los Maestros:

-Primo, hermano espiritual, ¿no será que hay un ego que se deja vencer y que se disfraza en función de servicio?".

-Eso que estás diciendo no puede ser, no tiene sentido.

-Claro, recuerda lo que has dicho: "Yo soy muy importante". No cuadra que digas eso, hermano.

En ese momento Siddharta me mira y dice: ¿Yo dije eso?

-Sí, tú has dicho eso. Has dicho: "¿Por qué me encuentro torturado, si yo desde hace rato que estoy sirviendo y estoy transmitiendo la Palabra. Y hace rato que con mi importancia le estoy dando una seguridad a mis seguidores. Haz nombrado a la importancia dos veces, hermano".

En ese momento se levanta y mientras se va me dice:

-Si te preguntan por mí, di que vendré a la brevedad. Quiero ir a meditar por el bosque.

Desapareció treinta días. Cuando lo volví a ver estaba con una luz resplandeciente. Su rostro irradiaba una belleza, una euforia, una alegría tan grande. y lo primero que hace es abrazarme. No le pregunté absolutamente nada. Simplemente le dije: "Maestro, estás Iluminado", a lo que él asintió agradeciéndome.

Interlocutor: ¿Es decir que había integrado ese yo que se había disparado?

Johnakan Ur-el: Ese yo que tenía Siddharta no quería integrarse dentro de la conciencia. Entonces se disfrazó de altruismo. Siddharta servía, hacía charlas, nunca una queja, nunca un problema, daba las mejores lecciones, las mejores palabras. Era verdaderamente lo más grande.

Pero yo notaba -los otros no- como una insatisfacción en él. Notaba como que él quería que le rindieran pleitesía. Porque había algunos discípulos que hasta le contestaba: "Pero eso no es así, Maestro.". Y Siddharta se enojaba.

Entonces yo me preguntaba: "¿Cómo, mi primo, mi hermano espiritual enojado?¿Cómo, mi hermano espiritual susceptible?¡Algo está fallando aquí!¿Se enoja cuando los discípulos no entienden algo?

Y lo enfrenté para bien. Entonces logró integrar ese ego restante y, de alguna manera, al ver que tenía todos los egos integrados, lo toqué y sentí como que tenía una energía divina dentro suyo. Lo había invadido la Energía Búdhica, de la cual me transmitió parte. En ese momento sentí como un shock, como un desequilibrio, y a su vez sentí como un gozo.

Pasaron siglos para que volviera a sentir ese gozo. Había ocurrido que había absorbido parte de la Energía Búdhica.

Voy a hablar más delante de cuando recibí la Energía Crística. Es un tema que lo quiero dejar para otra oportunidad, pues de lo contrario nos desviaríamos del propósito fundamental que es explicar el tema de los egos.

Interlocutor: ¿Yo estaría de alguna manera disfrazándome con el Servicio? Es decir, ¿hay algún ego muy grande que está al mando? Lo pregunto porque parecería que la parte física de K.A. es como que lo percibe ese dejo de soberbia que tengo al servir.

Johnakan Ur-el: Sí, es real. Y la anécdota de Siddharta, y estamos hablando de un Logos Planetario, viene justo para lo tuyo, porque no es que tengas un rol: hay 4 ó 5 roles que toman el mando.

Interlocutor: Y al hacerlo yo consciente, ¿eso no lo disuelve de alguna manera?

Johnakan Ur-el: Si tomas conciencia, esos roles se irán integrando. Los roles no se combaten. El campo de la conciencia, y esto ya lo aclaré, no es un campo de batalla. Es un campo de amor, es un campo de integración.

Por eso, la técnica creada por mí se llama Psicointegración, la integración del alma. Que el alma sea una unidad de amor.

Por eso, humildemente, y al decir esta frase la consulto con los Maestros para que no resulte pedante, la técnica de Psicointegración es la técnica más completa que existe en todos los planos.

Interlocutor: Una persona, sin tratarse con la anterior técnica, sin conocer nada de engramas, ni haciendo Psicoauditación, ¿solamente con Psicointegración podría salir a flote, es decir, obtener iguales resultados o mejores?

Johnakan Ur-el: Sí, perfectamente.

Interlocutor: ¿Eludiendo todas las técnicas mencionadas?

Johnakan Ur-el: Así es. Al revés, no, porque la anterior técnica, Psicoauditación, no tienen cómo manejar los roles. De todas maneras, y esto es muy importante, Psicointegración tiene también su punto débil a causa del libre albedrío.

Psicointegración no puede hacer nada si a pesar de que se la aplique la persona elige seguir alimentando su ego, elige seguir con la mente reactiva.

Interlocutor: ¿Antes que a mí, Psicointegración se le aplicó a alguien? Me refiero de la evolución terrestre.

Johnakan Ur-el: Tu fuiste el primero al que se le aplicó estando encarnado, pero el Maestro Ruanel, en quien tuve un gran colaborador para desarrollara, fue el primero al que se aplicó como espíritu, inmediatamente después de desencarnar.

Interlocutor: ¿Ya cómo espíritu 100 %?

Johnakan Ur-el: Así es. Y voy a explicar por qué. Cuando el Maestro Ruanel desencarna, lo hace libre de karmas. Pero cuando llega a su plano de vibración nota que en sus técnicas había muchas falencias.

El Maestro las comprende, pero, a su vez -aclaro que Ruanel está al lado mío y está al tanto de esto porque lo hemos conversado muchas veces- le da fastidio el haberse equivocado y lo invade el ego de una manera tremenda.

Al ego no se le puede dar la más mínima oportunidad porque cuando un espíritu de Luz deja un hueco, el ego se mente en ese hueco como una cuña.

Interlocutor: ¿Y desciende de nivel?

Johnakan Ur-el: Desciende de nivel, pero no automáticamente, sino en forma paulatina, empalideciendo poco a poco, y al frenar su vibración sutil, cae.

La técnica de Psicointegración que estrené fue muy rápida, a una velocidad enorme, lumínica. Ruanel captó lo que yo le estaba transmitiendo y quizás en diez minutos terrestres recapacitó y volvió a iluminarse.

Los "arranques" que tiene actualmente, críticas, etc., no lo hacen bajar de nivel porque los distintos planos de vibración fueron creados por los elohim con una especie de rango de tolerancia, como la que tenemos nosotros, y de alguna manera se permiten determinadas licencias, como las críticas que puede hacer Ruanel a alguna entidad, encarnada o no.

La crítica que él hace no es malévola, ya que sus fines con constructivos. Y así, cuando Ruanel "tira" acidez contra un espíritu mediocre que sobresale, bueno, lo hace como una especie de queja hacia nadie en particular sino hacia todo el entorno espiritual, como diciendo -empleando un lenguaje terrestre muy lunfardo- "Muchachos, miren lo que está sucediendo, dejémonos de embromar". Lo estoy imitando un poco a Ruanel.

Pero Ruanel es la primera persona a la que a nivel espiritual se le aplica, real y concretamente, Psicointegración.

Interlocutor: ¿En concreto, entonces, yo sería la primera persona encarnada a quien se le aplica Psicointegración?

Johnakan Ur-el: En este planeta, sí.

V ¿Y a Siddharta no se le aplicó esta técnica?

Johnakan Ur-el: No, porque lo que se hizo con el Venerable Maestro fue simplemente hacerlo recapacitar.

Lo mío con Siddharta no tiene más mérito que el de servirle de apoyo. El resto corre por cuenta de él. Esos treinta días que él desaparece, son treinta días de lucha, de meditación.

No son similares, pero fíjate que parecido que hay entre esos treinta días y los cuarenta días que el Maestro Jesús también estuvo luchando.

Interlocutor: Lo preguntaba porque parecería que yo tengo una gran responsabilidad por haber sido el primer encarnado terrestre a quien se le aplicó Psicointegración. Me refiero a demostrar que el sistema es una terapia válida y que funciona perfectamente.

Johnakan Ur-el: La única manera de que el sistema funcione es que los distintos roles sean integrados, y cuando los roles son integrados el hombre deja de ser actor, deja de ser protagonista, para ser un espectador más.

Interlocutor: ¿Hasta qué extremo el ego debe ser integrado? Por ejemplo, ¿puede uno estar interesado en algo o no debe estar interesado en nada, ni siquiera un poco.

Johnakan Ur-el: Un espíritu que no tiene ego no está interesado en nada. Incluso, tengo espíritus hermanos que aun no teniendo mi elevación -están en el 5º nivel pero en otros subniveles- son más estrictos que yo.

Uno de ellos, que está encarnado, es del Tibet y está viviendo en los Estados Unidos, considera que hasta la beatitud es ego. Sostiene que cuando nosotros servimos y tenemos gozo, este gozo es ego, porque ni siquiera tenemos que gozar.

Cuando un enfermera le aplica una vacuna a un chico, se la aplica con naturalidad, se va ése y viene otro. No goza, simplemente se la aplica. Entonces, ¿por qué, cuando nosotros ayudamos a personas a crecer, gozamos?

Yo tuve determinadas charlas a nivel espiritual con él y le dije: "Maestro, mi humilde punto de vista es de que el que yo tenga dicha por ayudar a un ser desvalido, para mí no me significa ego. Tengo dicha. El Maestro Jesús también tiene dicha.

Él, en cambio, dice: "Mi punto de vista humilde es que si yo tengo dicha soy protagonista, por lo tanto tengo ego.

Interlocutor: ¿No es eso llevar una postura demasiado a los extremos?

Johnakan Ur-el: ¡Claro! Es lo que yo le dije. Su punto de vista es válido, porque si no lo fuera hubiera bajado de nivel. Pero él está inmutable, con su Luz resplandeciente. Como yo también estoy inmutable con mi Luz, mi punto de vista también es correcto.

Entonces lo que aprendí es que haber dos puntos de vista que aunque no coinciden exactamente igual son válidos.

El tema es ayudar. El tema es servir. Él piensa que cuando uno goza está involucrándose y tiene ego. Yo le explico que quizás eso no sea ego, sino el dar rienda suelta a la alegría del espíritu, porque existen emociones positivas.

Una de las emociones positivas es la misericordia y no creo, humildemente, que la misericordia sea ego. Para él, el estado de beatitud es ego.

Quiero terminar la sesión de hoy explicando lo siguiente: Supongamos que el mundo físico es una película, y tú eres un espectador que estás en la butaca mirando esa película.

Quizás, si eres un ser humano emotivo, puedes llegar hasta las lágrimas, pero no te involucras con los actores. Puedes tomar partido. Tomar partido significa que si es una película donde hay una persona que no tiene ego y está siendo lastimada por la otra, inconscientemente estás tomando partido por "el bueno" de la película.

Es lo mismo como cuando uno quiere que cuando la película termine "el bueno" se quede con la "chica" y el "malo" vaya preso o aprenda la lección y desaparezca de escena. Uno se involucró, pero no participó. No fue lastimado por esa película

De la misma manera, como nuestra misión es de Servicio, también nos involucramos. Nos involucramos con la emoción positiva, con el altruismo, con el goce de dar, con el amor impersonal del Servicio, y nos involucramos con todo lo que sea Servicio para nuestros semejantes.

No nos involucramos con todo lo que nos lastima, porque si permitimos que nos lastimen, es que está participando nuestro ego. Si nuestro ego no participa, no hay nada que nos pueda lastimar.

Dije tiempo atrás, en un dictado a mi receptáculo, a mi 10 % encarnado, que nosotros, para aprender a integrar el ego tenemos que desidentificarnos, las mismas palabras que dijo mi hermana Teresa. O sea que llegamos a la misma conclusión por separado.

Interlocutor: ¿Qué es concretamente desidentificarse?

Johnakan Ur-el: Significa no comprometerse con la otra persona con la emoción mala. Hay personas que no lo interpretan y piensan que el no compromiso es el "lavarse las manos". Yo estoy hablando del no compromiso, del compromiso negativo.

El Servicio es un compromiso positivo. El compromiso negativo sería meterse en una discusión. Eso es lo que no debe hacerse porque uno se identificaría.

Otro hermano mío, Antonio de Melo, dijo, y esto está escrito en algunos libros, que "nosotros, estando encarnados, no podemos enojarnos con la lluvia porque nos moja, porque sería risible, ridículo e incomprensible para una mente analítica".

De la misma manera, a aquellas personas que tratan de lastimarnos, teóricamente las tendríamos que ver, estando encarnados, de la misma forma como vemos a la lluvia.

Mi propio receptáculo dijo que es muy difícil ser tan analítico, porque la lluvia te moja y nada más. En cambio, la otra persona hasta puede llegar a agredirte de hecho. Y no puede uno ser tan desidentificado como para hacer caso omiso de eso.

Eso es muy difícil. Lo que sucede es que, bueno, como dijo otro de mis hermanos, Lao Tsé, "un camino de mil millas comienza dando el primer paso". El primer paso es integrar un rol tras otro, día tras día.

Y llegará el momento en que se nota que están todos los roles integrados y que verdaderamente el que está haciendo el Servicio es el espíritu completo, que es el Yo Central

El ego está integrado cuando no te envaneces por el Servicio, cuando no te envaneces por el halago.

Si eres un profesor y te dicen: "Nunca escuché una clase tan hermosa", y al escuchar esto lo tomas con naturalidad, ya has integrado tu ego.

Si te envaneces, o verdaderamente te sonrojas, te pones colorado o te agrada lo que te dicen es porque todavía uno de los egos está pendiente de integración. Quizás integraste 99, pero hay uno yo rebelde que aún no se integró.

Ahora, si te dicen: "la verdad, lo felicito, su charla estuvo maravillosa, es lo mejor que escuché en mi vida, ¡y eso que he escuchado a grandes profesores!", y tu respondes con sinceridad, sintiéndolo realmente: "Lo que he dicho yo cualquier persona puede haberlo explicado igual o incluso mejor que yo", ahí es cuando se puede decir con certeza que has integrado los egos.

Y te voy a dar un ejemplo. Cuando el Maestro Jesús dijo: "Pueden hacer maravillas iguales a las mías o mayores", ¿dónde estaba el ego del Maestro? ¡No lo tenía! Porque si él hubiera tenido ego habría dicho: "¿Más que yo, más que Jesús? No, ustedes están locos, jamás van a llegar a mi altura".

¿Pero que nos dijo el Maestro?: "¡Pueden hacer cosas iguales o mayores que las mías!, y recalcó "mayores".

Interlocutor: La explicación está perfectamente clara. Ahora tengo la intriga de si esta sesión de Psicointegración ha repercutido en algo en mi Thetán? ¿O mi Thetán está integrado?

Johnakan Ur-el: No, no está integrado del todo. Pero la sesión no es tanto para tu Thetán. A mí me interesa, como Thetán de mi receptáculo, poner todos los esfuerzos en tu 10 %.

El problema es la parte encarnada. No es que no me interese tu Thetán, pero si la parte encarnada integra sus egos, ya está. El problema, entonces, es la parte física, no el Thetán.

Interlocutor: ¿Hay una influencia mutua entre el Thetán y su parte encarnada? ¿Se influyen positiva y negativamente uno al otro?

Johnakan Ur-el: Siempre.

Interlocutor: ¿Quiere decir que un día yo puedo estar mal porque mi Thetán está mal?

Johnakan Ur-el: Generalmente es al revés, porque el ser encarnado provoca más problemas que su parte que está en el otro plano.

Interlocutor: ¿Y cómo podría evitar yo, como parte encarnada, como sucedió la vez pasada, que una de las asistentes a la sesión grupal me afectara psíquicamente y físicamente por haber venido ella muy cargada?

Johnakan Ur-el: Eso es distinto, porque en este caso no te ha influenciado en tu ego. Te puede haber influenciado en tu ego cuando decía que era una gran profesora, que ella venía para escuchar, que no tenía nada que aprender, que venía por curiosidad. Lo otro es imposible de defenderse. Con los ataques psíquicos -que en este caso fue involuntario-, de la misma forma que alguien puede transmitir a otro un virus accidentalmente, en eso no tienes defensa, salvo la armonía.

Si tu te armonizas y te envuelves en amor, y verdaderamente tomas conciencia de eso, puedes vencer a esa desestabilización, física y anímica.

Lo mismo le transmito a mi receptáculo. Mi receptáculo hace poco estaba desestabilizado porque dos seres, a los que él ama, tuvieron una especie de encontronazo hostil, donde hubo críticas y donde uno de ellos reaccionó de manera más hostil todavía.

Como nosotros sabemos, la hostilidad genera más hostilidad. Entonces, mi receptáculo se sintió mal porque le dolió el dolor de las otras personas. Pero a su vez le molestó que en el futuro pudiera haber una hipótesis de conflicto, porque su temor es que él se desarmonizara y me transmitiera a mí, su Thetán, su desarmonía.

La desarmonía también puede hacer que el espíritu baje de nivel. Éste es el temor inconsciente de la mente reactiva de mi receptáculo.

Todo esto no es por hablar de mi receptáculo. Sirve como lección porque a ti te pueden pasar cosas parecidas. Entonces, mi recomendación es tolerar hasta límites insospechados los actos hostiles y siempre ponerse en el lugar del otro, porque puede suceder que ese otro no pueda vencer su mente reactiva.

Hay personas, lamentablemente, que en toda su vida de encarnados no logran vencer esos gigantescos roles que dirigen su vida, y finalmente desencarnan infelices.

Interlocutor: Lo que ocurre es que es difícil no desestabilizarse cuando esos seres que tienen conflictos están ligados emocionalmente con nosotros.

Johnakan Ur-el: Eso se debe a que nosotros, en nuestra parte encarnada, nos involucramos emocionalmente porque los queremos personalmente, terrenalmente, no impersonalmente, y nos duele saber que esos seres, esposa para uno, hijas para otros, no aprenden, y a como uno "olfatea" la cosa, uno ve, "a ojos de buen cubero", que va a ser muy difícil que logren revertir la situación.

Muchas veces mi intuición me hace notar cuándo el ser encarnado no va a evolucionar por terquedad, que es uno de los peores roles del ego.

La terquedad, en definitiva, es una ceguera espiritual.

Interlocutor: ¿Cómo sigue esto de la Psicointegración?

Johnakan Ur-el: Hay que seguir con las preguntas, viendo como está el ego, hay que seguir analizando. En Psicointegración, aparte del terapeuta, que te va a ir marcando qué vas evolucionando y qué no, para ver qué se corrige, uno mismo es su propio médico, uno mismo es su propio observador, pero en este momento, al igual que Siddharta en aquella ocasión, estás disfrazando más de un rol en vocación de servicio, y eso puede hacer que te envanezcas.

Piensa que nadie tiene todo el conocimiento, nadie tiene toda la sabiduría. A veces, a mi receptáculo lo invade un poquito la soberbia y entonces trato de comunicarme con su cuerpo causal para hacerle tomar conciencia de su error.

Interlocutor: Sabemos que cuando hay un determinado engrama en restimulación produciendo un determinado trastorno, y uno toma un determinado medicamento, la mente reactiva combate ese medicamento para que no le elimine el trastorno, porque para ella tal trastorno es "supervivencia".

Entonces, uno necesitaría tomar mayor cantidad de medicamento para contrarrestar a la mente reactiva, que sigue insistiendo en volver a poner en su sitio el trastorno que dicho medicamento pretende eliminar.

Es decir que hay que tomar cada vez más medicamento para producir el mismo efecto.

A donde apunta mi pregunta es: ¿Qué sucede si el trastorno no es engrámico sino genético? Por ejemplo, tengo algunos dolores de cabeza de origen genético y no engrámico.

Johnakan Ur-el: El peor de los casos es cuando el trastorno es genético y un pequeño engrama puede restimular más. El engrama quizás no sea tan potente como para anular los efectos del medicamento. No siempre es tan potente. Entonces el medicamento actúa.

Cuando se fueron los efectos del medicamento, el engrama está al acecho y vuelve otra vez el síntoma, que es casi lo mismo. El cuerpo se va acostumbrando a la droga y entonces precisa más.

Interlocutor: ¿Entonces lo mismo sucede cuando el trastorno es genético?

Johnakan Ur-el: Así es. Lamentablemente es así es.

Interlocutor: ¿Esto significa que si el dolor de cabeza es de origen genético yo tendría que tomar aspirinas lo menos posible?

Johnakan Ur-el: Tomar más sería como hacerle el "caldo gordo" a todo tipo de restimulación, porque aunque tengas sólo un 3 % de engramas, se puede, para decirlo de alguna manera, complotar la mente reactiva con los rasgos genéticos negativos haciendo que todo mal físico se sobredimensione.

Interlocutor: Con respecto a la aspirina, que tanto se ha estudiado aquí en la Tierra, no se han encontrado, como resultado de las investigaciones, contraindicaciones, salvo, como es obvio, tomadas en grandes cantidades,. Pero la pregunta es si causa, como otras drogas, adicción.

Johnakan Ur-el: No, no acarrea adicción.

Interlocutor: ¿Es decir que quien toma aspirinas no necesita aumentar la dosis para lograr los mismos efectos, como sucede con otras drogas?

Johnakan Ur-el: Así es. Lo que la aspirina acarrea es un acostumbramiento psicológico, o sea, si lo hablamos en términos de la anterior técnicaa, un acostumbramiento engrámico.

A una persona le duele la cabeza y se toma un par de tabletas. Al día siguiente le molesta un poquitito. Por acto instintivo -no engrámico, el instinto es ego- toma de nuevo. Quizás que en ese momento no la necesitaba, pero por acto reflejo la toma.

Ahí el que se tiene que imponer es el Yo Central diciendo no, qué estoy haciendo.

O sea que todo tiene que ver con eso también.

Interlocutor: ¿Con el Yo Central integrado yo podría combatir los trastornos genéticos?

Johnakan Ur-el: Depende, porque si es un trastorno genético, donde el espíritu eligió reencarnar para cumplir con determinado karma, eso se hace físico, y por más armonía que haya es una cosa física. Un roble no se puede transformar en cedro.

Interlocutor: Está claro.

Johnakan Ur-el: Y una persona que tiende genéticamente a la obesidad, por más que llegue a la Iluminación total va a seguir siendo obesa.

Interlocutor: ¿Mi Thetán podría decirme, si yo le preguntara, sobre los trastornos que me impuse padecer en la encarnación.

Johnakan Ur-el: ¡Por supuesto que te los puede decir! La cuestión es que quizás omita decirte algunos, porque, por ejemplo, si tienes un trastorno genético, cuyos genes se dispararán a la edad de 75 años que te provocarán una metástasis en tu cuerpo, y de repente se comunica contigo tu Thetán y te lo comunica, ¿cómo vas a vivir en ese estado de tensión sabiendo que en equis tiempo tendrás tal enfermedad? Porque aunque tú sabes que el alma es inmortal y que el dolor es algo ficticio, solamente de este plano 1, igual te vas a preocupar.

Entonces, hay cosas que quizás no te diga, por ejemplo cuando va a desencarnar, porque el espíritu sabe cuando su materia morirá.

Interlocutor: No tenía este dato. ¿Por qué lo sabe? ¿Acaso el propio Thetán lo fija?

Johnakan Ur-el: No, no es que lo fija él. Uno elige nacer en determinado cuerpo. Ese cuerpo tiene un código genético. Ese código genético sabe qué enfermedades va o no a desarrollar y qué expectativa de vida tiene.

Como nosotros, en esta época terrestre, no hemos desarrollado la técnica del cambio de genes, no podemos modificar ese código genético.

Entonces, tu Thetán podría decirte: "Nos vamos a encontrar en un 100 % en tal época.".

Interlocutor: ¿Pero en algunos casos no puede ser positivo saber cuándo uno va a desencarnar?

Johnakan Ur-el: Yo no lo veo como positivo el saber la fecha de desencarnación, porque te condiciona. Te condiciona para bien o para mal, porque si te dicen seis meses, tu dirías: "¿cómo hago para hacer la obra en seis meses!". Y si te dicen 35 años, "bueno, tengo tiempo de sobra" y te achanchas.

El Maestro Og Mandino, encarnado, dijo que debemos vivir cada día como si fuera el último. Y lo dijo falto de ego, como diciendo: "¿Por qué cada día no podemos abrazar a nuestro hermano, por qué cada día no podemos generar una sonrisa y eliminar todo acto hostil como si fuera el último día de nuestra vida?".

Cada uno de nosotros, y esto también lo dijo Og Mandino, se plantea qué sucederá el último día: intentaríamos estar con los seres queridos, dando amor, besándonos, pidiéndonos perdón por el mal que hicimos. ¿Por qué esto no lo hacemos todos los días?

Interlocutor: Interesante.

Johnakan Ur-el: O sea, son muchos los Maestros de Luz. No te envanezcas cuanto tú dices: "Yo sé mucho". Piensa en lo que ha dicho Og Mandino, en la altura de sus palabras y no se envanece.

Interlocutor: Está clarísimo. ¿Cómo está tu receptáculo en este momento para proseguir la sesión?

Johnakan Ur-el: Está un poco cansado porque vino de la sesión de ayer, donde hubo muchas negatividades, a pesar de que hubo entidades de Luz y a pesar de que se envolvió en armonía.

Interlocutor: Otra pregunta. Aquí, en una sesión pasada, se presentó, como viajero del tiempo, Kronbus, que venía del futuro -del año 2500 dijo-, el cual me dejó entrever la posibilidad de que él pudiera ser yo mismo. La pregunta concreta es: si yo pidiera ahora hablar con el Thetán de Kronbus de este presente, y no se presentara mi Thetán, ¿eso significaría que Kronbus no soy yo del futuro?

Johnakan Ur-el: ¡Eso es una cosa lógica!

Interlocutor: Pero la intriga que tengo es si yo llamo al Thetán de Kronbus de este presente y viene mi Thetán, ¿Cómo sabe mi Thetán que es Kronbus?

Johnakan Ur-el: Quizás no se podría responder. Tal vez mi receptáculo intenciona que venga el Thetán de Kronbus.

Interlocutor: ¿Estamos hablando del Thetán del Kronbus actual?

Johnakan Ur-el: Sí. Y de repente canaliza a tu Thetán. Tu Thetán va a decir: ¿Para qué me llamaron?, o ¿qué estoy haciendo aquí?

Pueden suceder dos cosas: 1) tu Thetán es Kronbus, o 2) el Thetán de Kronbus no se presentó y se presentó tu Thetán.

O sea que la duda va a quedar.

Interlocutor: ¿La duda la voy a tener yo pero no ustedes?

Johnakan Ur-el: No, nosotros no vamos a tener la duda, porque nosotros "vemos" en nuestro nivel. Sabemos quién es Kronbus.

Yo lo veo a tu Thetán como mi receptáculo te ve a ti. Entonces yo no voy a tener la duda.

Interlocutor: Concretamente, entonces, ¿en este momento tú sabes con certeza si mi Thetán es o no Kronbus?

Johnakan Ur-el: Se lo podemos preguntar a Kronbus en una próxima comunicación para que lo diga, ya que no hay ninguna razón para mantener el misterio.

El hecho de que Kronbus sea tu Thetán no le hace mella a su parte encarnada, que eres tú, porque el espíritu es inmortal y se supone que va a estar en el año 2500 y más adelante también.

Interlocutor: ¿Pero, concretamente, ustedes lo saben o es una incógnita también para ustedes?

Johnakan Ur-el: Esto lo tiene que responder, por una cuestión de ética, tu propio Thetán.

Interlocutor: Está bien, se lo preguntaré. Antes de terminar la sesión, quisiera saber quiénes están presentes.

Johnakan Ur-el: Está Gurdjieff, Ouspenky.

Interlocutor: Ellos saben que yo me interesé mucho por sus obras.

Johnakan Ur-el: Hoy es una sesión especial, y como se hace Psicointegración están todos los Maestros, a los que amo tanto. Están los Logos, el Logos Planetario -Siddharta-, el Logos Solar -Maestro Jesús-, Ruanel, tu guía personal.

Interlocutor: Pienso si alguna vez podré pagarle todo lo que me ayudó y aún lo hace.

Johnakan Ur-el: Le estás pagando porque al servirte -porque él te está Sirviendo- y entonces tú le está haciendo un favor. Vamos a hacer un juego de palabras. Ruanel es tu guía desde hace más de un año. Al ser tu guía te está Sirviendo. Al Servir, ¿quién se beneficia?

Interlocutor: Bueno, en realidad, ambos.

Johnakan Ur-el: Claro, pero desde el punto de vista del Servicio, que es lo que nos interesa, se beneficia más Ruanel que tú, porque él es el que está Sirviendo.

Interlocutor: Obvio.

Johnakan Ur-el: Entonces, él también te tiene que agradecer por permitirle Servirte. ¿Quién es más importante en este momento?

Interlocutor: Obviamente Ruanel.

Johnakan Ur-el: Claro. Todo es un juego de palabras. Ruanel no quiere ser importante, no le interesa. Ruanel solamente quiere servir.

Interlocutor: Lo entiendo perfectamente. Antes de terminar, ¿es posible hacer alguna evaluación en cuánto a mi comprensión de la técnica de Psicointegración?

Johnakan Ur-el: La comprensión tiene un porcentaje bastante elevado. Ahora es necesario que empieces a aplicar lo comprendido.

Interlocutor: Está bien. Creo que podemos terminar la sesión aquí.

Johnakan Ur-el: Te saludo con todo mi amor.

Interlocutor: Hasta luego, Johnakan, y gracias.

.

 

SESIÓN DEL 1/8/98

 

Médium : Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar : Asdoel, extraterrestre de Anthea 4, Ruanel y Radael.

 

Interlocutor: ¿Quién está presente?

Asdoel: Estoy aquí de nuevo con ustedes.

Interlocutor: ¿Quién se está comunicando?

Asdoel: Soy Asdoel, de Anthea 4. Hay muchos conceptos que no están bien claros. En principio quiero explicar por qué razón no nos terminamos de comunicar abiertamente con la raza humana.

Todavía no están preparados en la parte de amor impersonal. Es como que buscan el sometimiento, buscan de alguna manera el dominar uno al otro. Lo que he notado en los últimos años terrestres es mucha incomprensión, pero lo que más me alarma es que la incomprensión es aun entre dos personas más aparentemente.

Interlocutor: ¿Afines?

Asdoel: No tanto afines sino inteligentes, de pensamiento importante. Sin embargo, cuando llega el momento de ponerse de acuerdo en algo, o en la convivencia en común, tienen sus trabas, sus problemas.

Interlocutor: Lo que sucede es que entre nosotros todavía prima la mente reactiva y antes de que no seamos todos clear , ese problema va a existir.

Asdoel: Eso mismo es lo que sucede en lo que ustedes llaman "escuelas" -o "instructorios", como les llamamos nosotros-, tanto entre los alumnos como en los profesores.

Después, están los grupos armados, que a nosotros nos causa profunda aversión porque los grupos armados es para tener disputas entre ustedes mismos. No encaja en nuestro entendimiento el hecho de que una raza se arme para pelear entre sí, que es lo mismo que pelear entre hermanos.

Interlocutor: ¿Pero ustedes no han peleado acaso con gente de Orión? Lo digo porque tenemos conocimiento de que el que aquí se llama "Incidente Roswell" fue una colisión de combate entre un Ovni de Anthea y otro de Orión.

Asdoel: Son excepciones. Lo que sucede es que hay gente beligerante en todos los mundos. Esto no es para disculpar, pero generalmente agraden a otros mundos pero no entre sí.

La responsabilidad karmática, la rueda de encarnaciones que eso trae aparejado, no es menor porque ataquen a otros. Al fin y al cabo están coartando la libertad del individuo.

Es como que ante las razas de la Galaxia, causa más sorpresa cuando se pelean entre sí. Son como familias que se destruyen mutuamente. No tiene sentido.

Hay planetas que hace miles de años terrestres que están unificados, y han formado Federaciones. Hay sistemas enteros estelares que están unificados. Y hay sectores galácticos formados por cerca de mil, dos, mil, tres mil soles que están unificados.

Entonces, ver un minúsculo planeta, como Sol III, al que ustedes llaman Tierra, y que haya regiones en guerra, es una cosa que causa mucha sorpresa.

Voy a copiarme del idioma de ustedes. Mirándolo desde adentro, uno está acostumbrado y no lo nota. Pero pónganse en mi lugar: mirándolo desde afuera es como que causa extrañeza, es raro, entonces siento, con toda humildad, que todavía no es el momento como para hacer un contacto masivo.

Interlocutor: En realidad, los beligerantes terrestres son máquinas, mentes reactivas contra mentes reactivas, y hasta que el planeta no sea aclarado, liberado de su mente reactiva, ese problema va a existir.

Asdoel: En muchos mundos existen terapias alternativas, quizás similares a la la anterior técnica terrestre, y hay otros mundos que han avanzado con una terapia similar a la la anterior técnica mezclada con telepatía extracorporal.

Interlocutor: ¿Estamos hablando de mediumnidad?

Asdoel: Claro.

Interlocutor: Lo pregunto porque nosotros aquí estamos desarrollando Psicoauditación, es decir, la combinación de la anterior técnica con la mediumnidad o, si se prefiere, la telepatía.

Asdoel: Leo la superficie de tu mente y veo que en este último tiempo, en los dos meses terrestres últimos, has avanzado mucho en cuanto a comunicación, lo cual me alegra mucho.

Y veo que esta terapia que están desarrollando, mediumnidad con la anterior técnica, tiene un alto grado de confiabilidad.

Interlocutor: El mérito se lo lleva en realidad Ruanel. Y sé que en este momento está aquí, con nosotros, escuchando lo que digo, porque lo he convocado.

Asdoel: Sí, así es, está aquí a mi lado y le voy a dejar paso. Yo quería sólo transmitir mi pensamiento, porque nosotros somos una raza que hasta hemos mejorado los contactos energéticos sexuales.

Ya prácticamente hay algunos contactos físicos que los hemos mejorado al punto tal que cuando los tenemos, lo que entra en contacto es nuestra aura, nuestro campo energético, entonces tenemos, en una relación a nivel de pareja, una eclosión orgásmica que no solamente abarca la parte genital sino también todo nuestro campo energético.

Interlocutor: Entiendo. Por lo que me dices debo suponer que debe ser algo impresionante. Antes de que te retires quiero preguntarte si en este momento estás encarnado en el planeta Anthea IV.

Asdoel: Así es.

Interlocutor: ¿Tu cuerpo físico está ahora en una nave espacial, es decir, como tripulante de un Ovni?

Asdoel: No, mi cuerpo físico está en el planeta.

Interlocutor: ¿Cuánto tarda tu espíritu en trasladarse desde tu planeta hasta el nuestro?

Asdoel: El traslado es casi instantáneo, porque la distancia en este caso no cuenta, ya que estamos apenas a una distancia de 48 años luz. Cuenta en el plano físico pero no en los planos suprafísicos (espirituales).

Interlocutor: Está claro. ¿Qué eres en tu planeta, quizás algún filósofo?

Asdoel: Me ocupo principalmente de estudiar las características de las razas.

Interlocutor: ¿De tu planeta?

Asdoel: No, de otros sistemas. Hago contacto, con permiso de los Logos de cada Sistema -siempre tenemos un altísimo sentido de la ética-, pues no se avanza un paso si no se pide permiso. Y con todo el amor del mundo nos autorizan. Los Logos saben que la misión nuestra es estudiar las diferentes de razas, ver donde puede encajar una raza con otra. Hemos hecho uniones de planetas gracias a mis investigaciones y a investigaciones de otros colegas.

Digamos que somos un planeta que no solamente hemos hecho misiones en la Tierra, y más de una vez, sino que también buscamos hermanar mundos , algo que esperamos que finalmente los terrestres aprendan. La lectura de esto, en el futuro, quizás sirva de semilla.

Interlocutor: Una pregunta al margen: ¿tú te auditaste, es decir, te trataste con la técnica la anterior técnica o no lo has necesitado? Naturalmente, me estoy refiriendo a tu parte encarnada.

Asdoel: No, porque no lo he necesitado.

Interlocutor: ¿Pero conoces el procesamientode la anterior técnicao?

Asdoel: Es una de las cuatro terapias más importantes entre nosotros. Una de ellas es muy similar a la que ustedes llaman Psicointegración .

Interlocutor: ¡Qué interesante!

Asdoel: Nosotros, en nuestro planeta, estando encarnados también nos comunicamos telepáticamente con el mundo espiritual. En la época en que el Maestro Johnakan Ur-el estaba desencarnado, hace aproximadamente 80 años terrestres, tuvo un contacto telepático con un Maestro mío, llanado Jhu-an-el, actualmente desencarnado, y Johnakan le transmitió parte de Psicointegración

También ha estado en contacto con el Maestro Ruanel y junto con Johnakan le han transmitido principios básico de la anterior técnica.

Interlocutor: ¿En tu planeta también se llama la anterior técnica?

Asdoel: No, el nombre traducido a vuestro idioma sería "Audiolibre", que es una especie de auditación para liberar todo tipo de englobamiento traumático.

Interlocutor: Aquí te llamamos "carga engrámica".

Asdoel: No importa cómo se le llame. Nosotros lo llamamos así.

Interlocutor: ¿En rigor, audiolibre sería similar a la auditación la anterior técnica desarrollada en nuestro planeta?

Asdoel: Es muy parecido. Han colaborado conjuntamente, como dije, los Maestros Johnakan y Ruanel.

Interlocutor: ¿Tienen algún aparato para detectar ese englobamiento traumático? Lo pregunto por aquí nosotros tenemos un aparato llamado instrumento.

Asdoel: Tenemos dos aparatos distintos. Uno es muy similar al instrumento que usan en este planeta y otro distinto para medir pulsaciones, intensidad, cambio de presión. Es un aparato distinto y que mide de alguna manera un campo de conciencia.

Lo que sucede es que la tecnología terrestre no está tan avanzada como para construirlo. Porque no solamente mide la presión sanguínea, las pulsaciones, sino que también mide el campo áurico, o el campo de conciencia.

Y es superior al instrumento porque puede marcar cambios de colores en el campo electromagnético.

Interlocutor: Verdaderamente sorprendente.

Asdoel: Es importantísimo que lo tengan en cuenta y que lo escriban para que los científicos de vuestro planeta sepan que eso se puede construir, máxime que ya se está experimentando con campos electromagnéticos a nivel de cuerpo causal.

Interlocutor: ¿Tienen algo parecido a Psicoauditación?

Asdoel: Sí, pero solamente lo practican entidades encarnadas muy elevadas, como este receptáculo.

Interlocutor: ¿Se puede decir que en materia de la anterior técnica, y lo que le sigue, la anterior técnica, ustedes están más avanzados que nosotros?

Asdoel: Sí, gracias a los aparatos que mencioné. Además, hay pocas mentes reactiva en mi planeta. Vivimos en una total comunión, de modo que no hay excusas para reactivar mentes.

Interlocutor: Tú has hablado de cuatro sistemas terapéuticos. ¿cuáles serían los otros dos?

Asdoel: Bueno, tenemos Psicointegración y Audiolibre, de las que ya te he hablado. Audiolibre es realmente una técnica extraordinaria, junto con Psicointegración, porque ambas tienen que están hermanadas, ya que la integración de la mente es fundamental para la liberación del ego, que tantos estrago provoca en vuestra humanidad.

Interlocutor: ¿Y los otros dos sistemas?

Asdoel: Uno es un sistema de círculo cerrado, donde se pueden juntar 30 o 40 personas en una especie de recinto, donde directamente vuelcan sus experiencias. Quizás en el planeta Tierra se haga algo similar en los grupos de autoayuda. Es muy importante volcar, abrirse.

Interlocutor: ¿Y el cuarto sistema?

Asdoel: El cuarto sistema es el fortalecimiento de la autoestima.

Interlocutor: Entiendo. ¿En cuánto a la Psicointegración en Anthea es similar a la Psiointegración desarrollada aquí por Johnakan Ur-el, el Yo Superior o Thetán de este receptáculo?

Asdoel: Es similar.

Interlocutor: ¿También se llama así?

Asdoel: Así es, pero se le agrega "espiritual".

Interlocutor: ¿"Psicointegración espiritual"?

Asdoel: Exacto.

Interlocutor: Es decir, en definitiva, que ustedes con esta técnica buscan el control del ego.

Asdoel: Yo no diría el control del ego sino más bien integrar el ego. Lo que se busca justamente no es destruir, ni pelear, ni combatir ningún ego, sino integrarlo al total de la conciencia.

Entonces, todas las técnicas mencionadas dan un resultado similar, que el uno se junte con el todo, y que el todo se junte con el uno . Es importante que estas palabras queden registradas.

Interlocutor: Una última pregunta: en algún lugar yo leí en un libro sobre comunicaciones telepáticas, hace alrededor de 40 años, que se iba a llegar al caso en que una persona, con mente reactiva y engramas, entre a una especie de habitáculo y en forma automática o en poco tiempo sus células quedarían limpias de carga engrámica. ¿Tienen previsto ustedes algo así o es algo demasiado avanzado?

Asdoel: No, no es demasiado avanzado. Eso se puede hacer con un aparato de limpieza celular. Para terminar quiero decir que Johnakan y Ruanel han trabajado mucho juntos desde los planos espirituales, y ellos han podido, siempre con permiso de los Logos Superiores, investigar.. Han trabajado hermanados en dos oportunidades, hace 118 años y hace 80 años terrestres.

Obviamente, la memoria no reencarnativa de este receptáculo lo olvidó momentáneamente, pero considero que lo está sabiendo o recordando ahora porque se lo estoy comunicando.

Ellos han avanzado mucho en la investigación espiritual. Al decir espiritual me refiero al campo de conciencia , como verdaderamente se debe decir.

El tema, y esto lo quiero dejar bien en claro, no es que los espíritus encarnen, cumplan determinadas misiones en el plano físico y luego desencarnen, y esto sea todo el trabajo que hacen... Las misiones también se cumplen en los planos desencarnados. ¡Y cómo!...

Interlocutor: Sí, este dato ya lo tenemos, es decir, que se trabaja en los dos planos al mismo tiempo, el físico y el espiritual, y que mientras el Yo Inferior cumple misiones en el plano físico el Yo Superior cumple misiones en el plano espiritual. Siempre que hablo de "Yo Inferior" encuentro cierta resistencia porque temo que se interprete mal lo de "inferior", ya que se trata siempre del mismo espíritu, es decir que en realidad no hay ni "superior" ni "inferior".

Asdoel: . Por ejemplo, Ruanel, Johnakan y otras entidades de Maestría viajan a la velocidad del pensamiento a distintos mundos a "tirar" una cuerda, para expresarlo de una manera bien ilustrativa, a quienes lo precisan.

Interlocutor: Entiendo.

Asdoel: Están permanentemente en misión, porque en los mundos espirituales no se descansa, no se duerme. Esto, expresado en términos terrestres sería como que están ocupados las 24 horas.

Interlocutor: ¿Por qué ustedes siempre aclaran que se trata de tiempo "terrestre"?

Asdoel: Simplemente porque en cada sistema hay un modo de medición distinto del tiempo. Me retiro para dejarle paso a otras entidades que se quieren comunicar.

Interlocutor: Te agradezco tu presencia aquí. Hasta luego.

 

 

SESIÓN DEL 29/3/02

 

Médium : Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar : Ruanel.

 

Interlocutor: ¿Quién se presentará a dar mensajes en primer lugar?

Maestro Jesús: Soy el Maestro Jesús y vengo a dar el siguiente mensaje: Amados hermanos, cuesta traducir en conceptos la enorme cantidad de ideas que quiero transmitir a todos ustedes, a los que quiero con todo mi corazón. En principio quiero que sepan que hay dos maneras de evolucionar, una es la tradicional, haciendo Servicio por el otro, queriendo a vuestro prójimo, y la otra manera es creando. Muchos de mis hermanos, incluso mi discípulo querido, han creado, han hecho cosas muy hermosas, y hay otros que sin haber creado también han logrado misiones hermosas.

Quiero dejar en claro, reitero entonces, que hay dos cosas importantes para crecer: el Servir y el crear.

Es una energía tan alta la que cargo hoy que mi receptáculo está bastante desestabilizado. Lo voy a dejar descansar un poco y le voy a enviar mi Energía Dorada para restablecerlo. Pero antes quiero nuevamente destacarles, porque es muy importante, el Servicio y la creación.

Todos los espíritus de Luz Servimos y somos útiles al otro, pero hay algunos discípulos que se destacan creando, ya sea técnicas, ya sea complementos espirituales, para poder Servir mejor, para poder ser más útiles, y eso es muy elogiable.

Los voy a dejar para dar paso a mi discípulo Johnakan Ur-el quien va a dar un pequeño mensaje. Les envío todo mi amor impersonal, hasta pronto.

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias por el mensaje. Te escucho, Johnakan.

Johnakan Ur-el: Estoy aquí nuevamente con ustedes para profundizar sobre las distintas vicisitudes que tiene cada ser humano y cómo pueden ser resueltas a través de la técnica creada por mí llamada Psicointegración.

Quiero poner énfasis en que todos los seres encarnados tienen distintos roles nacidos del ego. Aun los más elevados en el plano físico están expuestos a esos roles. Por lógica no pueden estar exentos de ellos, porque al estar encarnados están casi indefensos.

Y es lógico porque es imposible estar todo el tiempo en estado de alerta, no se puede estar todo el tiempo con la atención puesta en los ataques externos. Todos los roles del ego, todos los yoes están supeditados a un Yo Central, pero quizás esté mal expresada la palabra, porque "supeditado" indica "a la orden" y en este caso no es así.

Ningún Yo que esté al Servicio del amor se impone sobre el otro. También estaría mal expresada en el pobre vocabulario físico la palabra "tomar el mando" porque el Yo Central no manda.

Sucede que el vocabulario físico transcribe tan pobremente el concepto que a veces las palabras del plano físico no alcanzan a interpretarlo. Pero lo cierto es que cada yo tiene un rol, tiene un papel, y ese papel puede durar horas o puede durar minutos y los yoes son tan egocéntricos que no se hacen cargo por lo que hizo otro yo minutos atrás.

Y esto lo hacen de forma tan inconsciente para la persona, que la persona puede cometer un acto problemático y al poco rato decir "pero si yo no hice eso", porque otro yo la está manipulando.

Ese otro yo, a su vez, la "obliga" a realizar otro acto, quizás hostil, y al poco tiempo la persona se hace la desentendida, como que no fue la causante de eso.

¿Esto qué trae consigo? Pues trae consigo decisiones apresuradas, decisiones equivocadas, impulsos que siempre van a ser negativos, porque no hay un solo impulso que sea positivo, salvo el impulso del abrazo, salvo el impulso del "te amo".

Pero aun esos impulsos tienen que ser controlados -aunque la palabra "controlar" también es pobre, porque estamos hablando de control y control implica "manejo". Mejor llamémosle entonces "contenido", porque esos impulsos tienen que ser contenidos y no controlados en realidad.

Siempre hay que encontrar en el plano físico las palabras adecuadas para que no se malinterprete el significado de lo que se quiere dar a entender, y en este caso no se quiere dar a entender como que se está forzando a algo: Psicointegración no fuerza, porque está lejos de toda manipulación y de toda obligación.

Psicointegración propone conductas, pero si vamos a buscar más abajo y a escarbar, la palabra "conducta" también responde a un control, porque estamos hablando de "conducir". Conducta viene precisamente de conducir.

Fijémonos que cuando hablamos de proponer determinadas conductas en determinado ser encarnado, lo estamos encarrilando en ese nivel, y encarrilar, aunque no sea sinónimo, significa "encausar", y encausar significa de alguna manera estrechar en un carril. No es lo mismo que "contener", porque contener implica más amor, implica más empatía.

Yo puedo contener a una persona para que no se desboque, para que no se desbande, pero encarrilar me suena como que uno está poniendo límites. Y en realidad aquí se trata de aplicar Psicointegración, que lo que busca es contener y no estrechar, lo que busca es sostener y no apretar, lo que busca es modificar, pero siempre con el permiso implícito de la persona a tratar.

En tu caso en particular, hermano querido, que en el plano espiritual eres mi hermano Domanisel, tienes en tu parte encarnada muchos roles.

Sucede que a veces los roles son tan sutiles, pero tan sutiles, que no se alcanzan a percibir, pero sin embargo son roles que te pueden llevar, muy sutilmente, a tener una conducta ciclotímica. Tienes una gran fuerza de voluntad en tu parte encarnada que impide que esos cambios sean notorios. Llegas a controlarte, pero los impulsos están.

Hay un Yo Central en todo ser encarnado, y esto lo quiero dejar bien en claro, que de alguna manera es el común denominador de todos los yoes. Pero el Yo Central, a diferencia de los otros roles, no viene del ego.

El Yo Central vendría a ser como el eje, como el vórtice, del Yo Superior, del 90 %. Es una manera de expresarlo, porque cuando hablamos de un espíritu que está desencarnado en los planos 2 y 3 también tienen roles. El espíritu desencarnado no tiene Yo Superior, porque él mismo es su Yo Superior.

Bueno, en ese caso su Yo Central es el yo que si estuviera en toda su apertura impediría de alguna manera que el ego se explaye en roles. En este caso el ego estaría integrado. Cuando el ego está integrado es cuando aparece el Yo Central. Por lo tanto, el espíritu desencarnado es 100 % espíritu.

El Yo Central se forma, es decir, sale a relucir cuando el ego está integrado y los roles han dejado de ser. Esto sucede en los planos 4 y 5.

En la parte encarnada, en el 10 %, el Yo Central surge también cuando los roles están integrados. Pero hay una diferencia, y es que como en el plano físico el ser encarnado está más expuesto a distintas situaciones, porque tiene un cuerpo que sufre, tiene un cuerpo que pide, tiene un cuerpo que exige, se depende mucho de la parte económica, se depende mucho de las exigencias físicas reales.

Un cuerpo físico tiene que alimentarse, respira, tiene relaciones sexuales, y todas estas cosas son de alguna manera necesidades de la parte física, algo que el espíritu obviamente no necesita.

Entonces, en el plano físico es muy difícil mantener todo el tiempo, sin detenerse el Yo Central en manejo. Por lo tanto, siempre van a escaparse distintos yoes.

Pero esto es una cosa normal. Aun los seres encarnados como es tu caso, que tu espíritu está en el plano 5º, en la parte encarnada siempre van tener yoes que se escapan. Esto le ocurre a todas las entidades que tienen una parte física encarnada y están en el plano 5º. Esto es normal y no es para cuestionar.

Lo importante es tener, la mayor parte del tiempo, los yoes integrados. Y esto es lo que logra en su gran mayoría Psicointegración.

Digo en su gran mayoría porque reitero que es absolutamente imposible tener las 24 horas del día el ego integrado.

Mi otro hermano de Luz y mi otra alma gemela, que cuando estaba encarnado era el Maestro Krishnamurti, durante los últimos veinte años de su vida, y esto poca gente lo sabe, ha sufrido fuertes, continuos, extremados, dolores de cabeza.

Pero tenía un control tan grande en su parte encarnada, en su parte física, que no le impedía en absoluto realizar las conferencias y las charlas.

Pero muy poco han informado sobre ese tema. No todos los seres encarnados tienen ese control. Es muy difícil.

Interlocutor: ¿Este mensaje forma parte de Psicointegración? Lo pregunto para saber si tengo que incluirlo en la técnica.

Johnakan Ur-el: Así es, este mensaje que estoy dando forma parte de Psicointegración.

Domanisel: ¿Qué es lo que hacer Psicointegración?

Johnakan Ur-el: En principio, Psicointegración no promete fórmulas mágicas. Sirve para que la persona aprenda a mirar la realidad desde el lado de afuera, a hacer de cuenta que hubiera una pantalla y uno saliera de ella y mirara todo el entorno, mirara a toda la gente como si fuera de detrás de un vidrio y así puede ver a todos y analizarlos fríamente.

El analizar fríamente a todos no significa prejuzgarlos, significa como que uno puede verlos como si estuviera mirando una película, viendo los distintos personajes sin identificarse, es decir, desidentificándose.

Nada de esa realidad, entonces, puede llegar a lastimar a la persona, porque en ese momento la persona encarnada está viendo a las otras personas desde afuera.

Es muy difícil desidentificarse las veinticuatro horas, porque no todas las personas encarnadas tienen las mismas vivencias. Hay personas que pueden ser agredidas de hecho y hay personas que pueden ser agredidas de palabra. En este caso, entonces, es imposible abstraerse, es imposible desidentificarse porque los ataques son directos.

¿Qué se hace en ese caso? Lo que hay que hacer, obviamente, como dice mi Maestro Jesús: "No permitas que los demás te hagan a ti lo que tú no les harías a ellos", o sea, el defenderse es una acción de supervivencia porque es una acción de autoestima.

Por lo tanto, el evitar el ataque, ya sea de hecho o de palabra, es válido. Y aun es válido, en los casos extremos, responder al mismo hasta donde las circunstancias lo permiten.

Lo que no es válido en el mundo espiritual es responder con más agresión de la que se ha recibido. De lo que se trata justamente es de detener la agresión, no continuar cebándose con el supuesto agresor.

Domanisel: ¿Cuáles sería los roles sobre los que yo debería trabajar?

Johnakan ur-el: El rol más destacado sobre el cual tienes que trabajar es el respecta a tus decisiones. Quizás inconscientemente puedes cuestionarte algunas cosas y puedes llegar a generarte complejos de culpas por las decisiones que tomas.

Estoy refiriéndome a "inconscientemente" porque sé que si lo razonas, si estás haciendo una evaluación racional de las decisiones a tomar, seguramente no vas a tener esos complejos de culpa porque eres una persona equilibrada.

Esto lo sé porque lo visualizo. Tienes la mente abierta y con el permiso de tu Thetán entro en tu mente y veo como que sí, que inconscientemente tienes ese trabajo por hacer.

Domanisel: ¿Qué tipo de decisiones serían?

Johnakan ur-el: De todo tipo, grandes o pequeñas. Pueden ser decisiones a nivel afectivo, decisiones a nivel familiar, decisiones a nivel de cambio de rutinas, y es como que inconscientemente puedes cuestionártelas, es decir que como que siempre va a haber un "pero".

Domanisel: Lo que ocurre es que conscientemente yo me siento libre con esas decisiones.

Johnakan ur-el: Por eso lo aclaré que conscientemente no hay culpa, porque si lo pones a nivel racional, lo profundizas una y otra vez, y estás liberada. Pero como arrastras engramas de vidas pasadas, y esos engramas trabajan en forma inconsciente en la mente reactiva, y el ego siempre está agazapado permitiendo que la mente reactiva recolecte cosas negativas, en el fondo, inconscientemente sí hay esa dramatización.

Domanisel: ¿Y cómo se modifica esto?

Johnakan ur-el: Se modifica de una manera muy simple, con trabajo interior. El trabajo interior es fácil, no tiene ningún misterio, no tiene vueltas y consiste en llevar a la superficie el razonamiento de los pro y de las contras. Esto significa que si cierta persona encarnada toma determinada decisión es cuestión de poner "en el tapete", como se dice en la jerga del plano físico, los pro y las contras.

Es decir, si yo tomo determinada decisión como Johnakan Ur-el en determinada misión, en determinado mundo, para de alguna manera orientar la mente de muchas personas a fin de evitar un conflicto ideológico, pero vencido ese conflicto ideológico resulta que quedó un bando minoritario desmoralizado, yo de todas maneras voy a tener un karma a favor porque salvé al por ejemplo al 80 % de esa población que ha revertido ese conflicto ideológico que de lo contrario veinte revoluciones solares después podrían generar en ese planeta un conflicto bélico de grandes proporciones.

Entonces, lo que yo busqué es el beneficio para la mayor cantidad de gente posible.

¿Qué tiene que ver eso con una decisión de una sola persona en el plano físico, y con tu persona en sí, con lo que yo he relatado antes? Tiene que ver en cuanto al concepto. Si tú tomas determinada decisión, que no a todo el mundo le parece correcta, siempre puede haber una persona que pueda salir lastimada. En ese caso uno tiene que evaluar cuánto pesa esa herida y cuánto pesa el beneficio que te puede reportar a ti en función de que después le puedas dar a otros.

Porque siempre, siempre, todos los beneficios que quieras lograr para tu persona tiene que ser en función de que después le pueda rendir a otros.

Nunca en el plano físico para evolucionar uno tiene también.

Voy a dar algunos ejemplos, quizás demasiado básicos a nivel personal de cosas que teóricamente no se aplicarían. Supongamos que mi parte encarnada de repente goza yendo un fin de semana a retozar en el pasto. Ahí una tercera persona puede visualizar que no hay un beneficio para otros y que lo está haciendo para su propio goce.

¿Pero qué sucede? Sucede que mi parte encarnada, una vez que terminó ese período de descanso, que en el plano físico se llamaría "de fin de semana", después al comienzo de su trabajo puede estar con una euforia tan grande que la puede transmitir energéticamente a las personas con las que puede rodearse.

Entonces, aunque directamente no esté relacionado el goce del fin de semana sentándose en el pasto con las personas que pueda contactar a las 24 horas, de alguna manera sí lo está indirectamente relacionado porque hay un sentimiento de euforia mayor que si tal cosa no hubiera pasado.

En este caso, y hablando específicamente de tu persona, si tú tomas decisiones con las que no todo el mundo está de acuerdo, son válidas mientras a ti te reditúe una euforia o una armonía o un equilibrio. Armonía, equilibrio o euforia, cualquiera de las tres es importante porque después van a ser "utilizadas" para que tú puedas servir a otros, donde muchos se van a ver beneficiados.

Entonces, en esa balanza va a pesar más lo que puedas transmitir por haber tomado esa decisión que lo que pudiera pesar si no la hubieras tomado teniendo en cuanta la opinión de los que no les gustaba.

Bueno, si eso lo sacas a la superficie, lo evalúas, haces una masa con ello, la disgregas y esa masa desaparece porque ya lo has digerido, entonces vas a disolver ese supuesto complejo interno que está muy escondido y siempre alguna vez puede salir a la superficie.

Si eso sale a la superficie y no solamente tienes tu racionalidad clara en tu parte consciente sino también en tu parte inconsciente, nadie de afuera puede volver a herirte, o como se dice en el plano físico "echarte en cara algo", es decir enrostrarte "tú haz hecho tal cosa y es un acto hostil". No es así.

No todos los actos hostiles son hechos en función de utilidad. Hay actos hostiles que son hechos en función del libre albedrío de cada uno. Cada persona encarnada en su momento tiene que tomar una decisión y siempre sucede que no todo el mundo está de acuerdo y no todo el mundo sale bien parado.

Voy a dar un ejemplo. Hay un hermano que está en el plano 4º y está encarnado y tiene alrededor de 40 años y tiene una fábrica. Pero lamentablemente está pasando por una situación económica bastante difícil y él tenía cerca de 30 personas trabajando a su servicio y tuvo que prescindir de 10. Ha creado una herida tremenda en esas 10 personas. Pero sucede que él hizo un cálculo contable de que si él seguía seis meses trabajando en esas condiciones hubiera tenido que cerrar y entonces todos se perjudicarían porque irían a parar a la calle irremediablemente.

Entonces, él tuvo que tomar una decisión. Yo lo tranquilicé haciéndole saber que esa decisión que el tomó no afectó en el plano espiritual a su Thetán y no bajó del 4º nivel porque fue una decisión consciente y equilibrada.

El equilibrio no está reñido con lo espiritual, sino todo lo contrario. El plano físico siempre nos pone en la encrucijada de decidir cosas. Y esto no es solamente en el plano afectivo. Esto puede ser en el campo laboral, en el campo familiar, en el campo de un obligado traslado a otra ciudad donde se tienen que dejar apegos, amores. Muchas veces sucede esto.

Entonces, lo que enseña Psicointegración es a evaluar -a través de la mente desprovista de ego, porque eso es lo más importante- qué sucedería si no tomamos determinada decisión, es decir, hasta qué punto, por favorecer a esas personas que estaban en contra de nuestra decisión, podemos o no hundirnos más en cosas que podíamos haber evitado, con el agravante de que en definitiva sea la mayoría la que al final se ve afectada.

En el plano físico es muy difícil lograr la aprobación de todo el mundo. Entonces, lo que uno tiene que hacer es dar lo máximo para la mayor cantidad de espíritus encarnados, o por lo menos dar lo máximo para aquellos espíritus a los que verdaderamente les importe el crecer, porque no en todos los casos Psicointegración va en busca de la cantidad.

Esto significa que si de pronto fueras una maestra y hubiera por un lado veinte niños que quieren aprender y por el otro lado cuarenta niños que no te prestan atención, ahí ya no irías a favor de la cantidad, sino que primero te esmerarías en enseñarles a todos, pero si los otros cuarenta hacen caso omiso de tus esfuerzos, lo lógico y razonable es que los utilices en los veinte que sí están atentos.

Y no deberías tener ningún complejo de culpa por tomar esa decisión de dejar a cuarenta desamparados, porque en realidad tú no los estás dejando desamparados, sino que ellos se han desamparado solos. ¿Se entiende esto?

Domanisel: Si, con toda claridad.

Johnakan Ur-el: Bien, eso es lo que enseña Psicointegración. Enseña que cada ser encarnado tiene que tener encaminados a todos sus yoes para que no transmitan nada negativo al Yo Central y que el Yo Central tome el control, para llamarlo de alguna manera, y que ese Yo Central impida espejismos.

Espejismos sería como que de afuera nos transmitan cosas que nos quieran hacer creer y que en realidad no son así.

Entonces, toda decisión que nosotros tomemos hay que hacerlo teniendo en cuenta que ni siquiera en el plano espiritual somos infalibles. El único infalible es el Absoluto, nuestro Padre.

Si en el plano espiritual no somos infalibles y a veces podemos equivocarnos en una misión, con más razón seremos susceptibles de equivocarnos estando encarnados. Lo importante es la intencionalidad. Entonces no vamos a bajar de nivel porque verdaderamente la intencionalidad mantiene nuestra vibración alta. En el plano espiritual nadie nos juzga, es la intencionalidad con la que hacemos las cosas lo que cuenta, no el resultado, porque a veces el resultado no depende de nosotros.

Incluso muchas veces tratamos de transmitir influencias positivas al cuerpo causal de muchas personas que están conflictuadas y de diez veces nueve fracasamos. Pero como ya se dijo en reiteradas oportunidades, en última instancia no importa tanto el fracaso, sino lo que nosotros intentamos.

Tanto tú en tu plano espiritual, que lo intentas permanentemente, como todos nosotros, incluso el propio Maestro Jesús, fracasamos nueve de cada diez pero a pesar de ello gozamos de esa misión.

Obviamente que nos ponemos tristes cuando no obtenemos el resultado total, pero igual gozamos la búsqueda, gozamos la misión, gozamos el intento, aun a sabiendas de esas probabilidades en contra.

¿Cómo se aplica esto en el plano físico para Psicointegración? Supongamos la comunicación a nivel familiar con tus seres queridos, a nivel de trabajo con tus pacientes, en tu vida personal, con tus amistades. Va a haber quien te escuche y quien no, va a haber quien te dé tu apoyo para cosas que quieras hacer y va a haber quienes después de habértelo dado te lo retiren. . Eso suele suceder.

No digo que no te contraríes, porque está en el ser humano encarnado contrariarse. Nosotros también en el plano espiritual nos contrariamos, pero lo razonamos, porque el contrariarse no lleva a ninguna meta. Si tuviéramos una medición como en el plano físico sería un contrarío que puede durar apenas una milésima de segundo.

Pero después razonamos que lo que gozamos es el dar y si hay otras personas que no aceptan nuestra manera de pensar o que no aceptan nuestra decisiones o que directamente si nosotros tratamos de impartir directivas a nuestros seres queridos tratan de borrarles esas directivas para imponerles otras, nuestra herramienta es no cejar y seguir continuamente con nuestro propósito, pero siempre despersonalizados .

Tú en el plano físico tienes lazos biológicos y a esos lazos biológicos pequeños tratas de darles indicaciones. Y tú sabes que hay otras personas que esas indicaciones las dan vuelta.

Bien, el secreto es que estés completamente despersonalizado, como para que trates de que te afecte lo menos posible el hecho de que te borren esas indicaciones poniendo otras que son totalmente absurdas.

La única manera de que no te afecten es, reitero, despersonalizándote para poder volver otra vez, empezando de cero, a transmitir tus indicaciones. Y como son hechas con amor ese resultado va a estar impuesto en el cuerpo causal de esos seres que son biológicamente cercanos y van a estar mucho más grabados en el inconsciente que las otras indicaciones que son superficiales, porque van a estar grabadas en el cuerpo de las ideas o en el cuerpo de deseos o emocional.

Y es importante que entiendas que el cuerpo causal graba de manera más profunda que el cuerpo emocional o de deseos. Entonces, las indicaciones de amor y de conducta positiva se van a generar de manera indeleble dentro del espíritu de cada ser biológicamente próximo a ti.

Sabiendo eso nadie puede modificar tu forma de ser, nadie puede modificar tu decisión, nadie puede modificar nada de lo que hagas, porque sólo tú podrás hacerlo.

Domanisel: Concretamente, ¿qué es el cuerpo causal?

Johnakan ur-el: El cuerpo causal es uno de los tres cuerpos sutiles más importantes. Es el cuerpo que contacta no sólo con el Yo Superior de cada uno sino también con las entidades de Luz. Pero de físico a físico, y esto es importante destacar, cuando una persona física le dice a otra persona física palabras importantes, ya sean de Luz, de amor, de evolución, también quedan grabadas en el cuerpo causal de esa persona que recibe esas palabras, de la misma forma como otras palabras más densas, se entiende vibratoriamente hablando, quedan grabadas en el cuerpo de los deseos.

Vemos constantemente cuánta gente hay que le trata de imponer al otro sentimientos de ira, de odio, deseos de venganza. y todo esto queda también grabado, pero en una capa más externa, porque el cuerpo de los deseos es más externo. El cuerpo de las ideas o mental es más interno. Y el cuerpo causal es el que está en el centro de todo. Ése es el que queda indeleble, no se borra nunca.

Entonces, no importa que a tus seres querido otras personas traten de implantarle otras ideas, mientras tú tengas la seguridad de que lo que tú le implantas sea lo correcto.

Aclaro que la palabra "implantar" en realidad está mal expresada porque significa "imponer". Lo importante es que tú entiendas a qué me estoy refiriendo.

Domanisel: Sí, lo entiendo perfectamente.

Johnakan ur-el: Estamos hablando de sembrar o de plantar , no de implantar, de modo que las semillas germinen en ese cuerpo causal. Ya sabes que las palabras apenas traducen una millonésima del concepto que se quiere expresar.

Domanisel: ¿Y con respecto a mi hija, que la encuentro bastante desequilibrada?

Johnakan ur-el: Es importante que no cejes con tu hija biológica y sigas sembrando en su cuerpo causal ideas de amor y de conciliación, tratando siempre de hacerle entender que lo único que la va a llevar adelante es la armonía y el confraternizar.

En este caso le estoy dando a la palabra confraternizar un sentido más amplio. No solamente confraternizar a nivel biológico contigo, sino también con su otro ser enfrentado biológicamente, la hermana, y confraternizar con todas las amistades que pueda tener. Y hacerle entender que el día del mañana una de las cosas que le va a enraizar en el camino espiritual es precisamente la responsabilidad.

La responsabilidad forma parte del crecer espiritual. Tienes que poner mucho énfasis en esto y explicárselo bien de la manera más entendible que sea posible.

Si ella razona cuál es la misión de la responsabilidad, su conducta va a hacer un cambio favorable muy importante.

Domanisel: El problema es cómo hacerle entender a una niña lo que es la responsabilidad.

Johnakan ur-el: En los espíritus encarnados, cada edad biológica tiene su propio sentido de la responsabilidad. A esa edad biológica tan prematura no se la puede poner al frente de un hogar, pero sí se la puede poner al frente de sus propias tareas.

Domanisel: Que es justamente lo que más le cuesta.

Johnakan ur-el: Claro, y por eso es importante que sigas poniendo énfasis en el tema de la responsabilidad. Nada de lo que hagas en este sentido caerá en saco roto.

Pero recuerda que tienes que hablarle sin "gesto fruncido", simplemente como si estuvieras narrando un cuento en ese momento, algo así como teatralizando, para lo cual sé que tú tienes aptitudes. Naturalmente, siempre teniendo en cuenta que la narración o la teatralización tiene que estar acorde con su edad biológica.

Aunque lo tome como un juego, que como un juego aprenda a ser responsable, y verás como al final lo logrará.

Todo esto forma parte de Psicointegración, porque el ego no es responsable. El espíritu es responsable, pero es responsable únicamente cuando el ego está integrado.

Entonces, Psicointegración sirve también para que cada ser encarnado sea responsable. Y ser responsable significa ser formal. Si tú te pones a analizar a cada ser que te rodea, verás que nueve de cada diez en alguna medida son informales.

Pueden ser informales en prometer y no cumplir. Pueden ser informales en horarios. Estoy hablando de casos que no sean de fuerza mayor, como pueden ser retrasos a causa de algún accidente o de cualquier otro problema. Pero mucha gente tiene el hábito de la informalidad, y la informalidad es un común denominador en todas las personas. Y ser informal es signo de no ser responsable. Y no ser responsable es porque el ego manipula las situaciones. ¿Se entiende lo que quiero decir?

Domanisel: Sí, está claro.

Johnakan ur-el: Analízalo y verás cómo de cada diez personas nueve en alguna que otra medida son informales y no cumplen lo que prometen.

Por último, y para que quede todo claro en esta primera profundización de Psicointegración, el ego traiciona a la propia persona. El ego no trabaja a favor de la persona, porque ese ego hace que la persona haga cosas de las que después se arrepiente mil veces.

El ego no actúa a favor de los intereses de la persona, no los defiende para nada, está totalmente en contra. Está solamente a favor de sus pasiones, algo que el espíritu justamente no tiene: el espíritu no tiene pasiones , porque el espíritu no tiene impulsos.

El espíritu es dulce, el espíritu es Luz. El apasionado es el ego, el impulsivo es el ego.

Razonando esto, el espíritu tiene que tener el don para quitarle el poder al ego e integrarlo. Y digo integrarlo porque el ego nunca se destruye. El Bien no destruye. El ego nunca se elimina, el ego no se combate, porque la mente, como lo he dicho muchas veces, no es un campo de batalla . La mente es un campo de armonía.

Aquí no se está luchando contra el ego, sino que se está integrando el ego. El ego es muy necesario cuando el espíritu encarnado nace, porque al comienzo el ser humano está completamente desvalido. El ser humano encarnado se encuentra entre los pocos animales que cuando nacen están muy desvalidos, es uno de los que menos se vale por sí mismo.

Entonces, al comienzo, el ser humano necesita de su ego, y su ego es válido porque hace que el bebé pida.

Sucede lo mismo que con los seres prehistóricos, cuya mente reactiva era necesaria para escaparse de los peligros del medio o para poder cazar a su presa. Pero una vez que el ser evolucionó, esa mente reactiva quedó fuera de lugar, estéril, inútil.

Una vez que el bebé crece, el ego ya es un lastre, porque el ego ve que el bebé se sintió cómodo pidiendo y teniendo lo que quería, que después pretende seguir haciendo lo mismo. ¿Se entiende lo que quiero decir?

Domanisel: Sí, perfectamente.

Johnakan ur-el: La mayoría de los seres encarnados siguen actuando como niños precisamente para obtener rédito de los otros.

Interlocutor: Johnakan, la cinta de la grabación se está terminando. ¿Doy vuelta el casete para proseguir?

Johnakan ur-el: No, no es necesario, con lo expuesto en esta sesión es suficiente. Analícenlo, medítenlo, y aplíquenlo. Me despido hasta la próxima sesión.

Interlocutor: Hasta luego, Johnakan, y gracias.

 

 

GLOSARIO

 

Términos extraídos del Diccionario Técnico de Psicointegración

 

CUERPOS SUTILES. Gr Elron. Según la filosofía esotérica, centros energéticos vibracionales que se encuentran alrededor de un ser encarnado, por los cuales fluye la energía vital. Estos centros comunican a ese ser, por un lado, con su Yo Superior (alma o Thetán), y, por el otro, con las entidades espirituales, tanto de Luz como del Error.

En el ser encarnado hay tres cuerpos sutiles: el Cuerpo causal , el Cuerpo de las ideas o mental , y el Cuerpo de deseos . Con el primer cuerpo se comunican los espíritus de Luz para transmitir conceptos de armonía y conciliación, tratando de que el Ego no tenga tanto "poder" sobre el ser humano. Con el segundo cuerpo se pueden comunicar todas las categorías espirituales: las de Luz para orientar en una confusión o en un lapsus de memoria, y las del Error para confundir o crear más caos en la mente de esa persona. Y con el tercer cuerpo, el de deseos, se comunican tanto los espíritus del Error (v.) como los Demonios (v.) y las Energías lúdicas (v.), que buscan hacer crecer el rencor, la tentación, la intolerancia, la soberbia, etc., que son los roles más conocidos del Ego. Si el ser encarnado se halla medianamente equilibrado, puede hacer caso omiso de su cuerpo de deseos (que muchos lo confunden erróneamente con el sexo) y prestar atención sólo a su Cuerpo causal.

La lucha entre esos dos cuerpos (el causal y el de deseos) es trascendente en la historia de la raza terrestre. Y ningún cuerpo tiene más poder que el otro (lo contrario equivaldría a cortar el libre albedrío que el Creador da a todos los seres)... El poder se lo da el receptor de acuerdo a cómo esté internamente.

El Cuerpo de deseos es llamado también cuerpo astral o emocional, proporcionando las experiencias relacionadas con los deseos y las emociones egoicas.

El Cuerpo causal perdura durante el ciclo de reencarnaciones, aun en los planos de Luz, pues dicho cuerpo no da cabida al Ego, que sí participa del cuerpo medio (de las ideas) y del cuerpo inferior (de los deseos).

Dicho Cuerpo causal, como está de manera permanente en todos los planos, forma parte de la evolución espiritual, sirviendo de comunicación entre nuestra conciencia terrenal y nuestro Yo Superior (el 90% de nuestro espíritu no encarnado, que está en los planos espirituales que correspondan a su vibración). También sirve de lazo entre nosotros y las entidades angélicas.

Ese Cuerpo causal o Cuerpo mental superior debe su nombre al hecho de que en el mismo residen las causas que se manifiestan como efectos en los planos inferiores; puesto que las experiencias de vidas pasadas acumuladas en el cuerpo causal son el origen de la actitud general que asumimos ante la vida, así como las acciones emprendidas. Pero mientras el Cuerpo de las ideas o mental sirve de receptáculo o depósito para la esencia de las experiencias del ser humano en sus varias reencarnaciones, en el Cuerpo causal se entreteje todo cuanto puede perdurar, y en el mismo se conservan las cualidades que el ser humano llevará a la próxima reencarnación. De manera que la manifestación inferior del hombre, es decir, la expresión pensante del mismo, se graba en su cuerpo de ideas y sus "aprendizajes" quedan arraigados en su cuerpo causal. Por eso el cuerpo causal es el receptáculo de todo lo duradero, de lo noble y armonioso. Toda emoción pura y elevada asciende en vibración en dicho cuerpo.

El Cuerpo de las ideas o mental es el vehículo de la conciencia que guarda relación con la experiencia terrena que el ser humano haya alcanzado durante sus vidas pasadas. Y así como la labor específica del Cuerpo causal es la decodificación del pensamiento espiritual, la tarea del Cuerpo de las ideas o mental es conservar las vivencias y los pensamientos en las distintas vidas. Lamentablemente, el Ego abarca este cuerpo mental y puede manipularlo para que los conceptos elaborados sean erróneos.

Los cuerpos sutiles son la clave para la Elevación espiritual, de acuerdo a la importancia que le brinde el ser humano encarnado a cada cuerpo.

En Budismo, el llamado Bodhisattva es aquel que renuncia a su santidad para seguir ayudando al prójimo. Si esto lo trasladamos al Cuerpo causal, diremos que el Bodhisattva rehusa al goce de la Iluminación que le transmiten los espíritus de Luz y sigue vivenciando el sufrimiento del entorno para estar "en compromiso permanente" con el dolor y enseñar que el mismo desaparece al vencer cada ser humano su apego.

 

Mente . Dic. Acad. Potencia intelectual del alma. ¦ Designio, pensamiento, propósito, voluntad. ¦ En Psicología, conjunto de las actividades o procesos psíquicos conscientes e inconscientes. ¦ Gr Elron. Conjunto de mecanismos (mente decodificadora, mente reactiva impulsiva, mente reactiva automática, mente somática) que ayudan a la supervivencia de los seres encarnados.

Ver también Mente analítica. Mente decodificadora.

 

Mente analítica . Dn y Cn. El Yo, la unidad de conciencia (v.), que utiliza a la mente decodificadora (v.) para plantear y resolver problemas relacionados con la supervivencia. La mente analítica no es una máquina, como sí lo es la mente decodificadora y la mente reactiva (v.). La mente analítica es la unidad de conciencia, el propio individuo, el Yo, el que piensa y actúa. El individuo puede utilizar la mente decodificadora pero no la mente reactiva, ya que ésta es un mecanismo automático de supervivencia ajeno a su control volitivo.

En sentido estricto, cuando hablamos de mente analítica nos estamos refiriendo al 10 % de espíritu encarnado. Al 90 % de espíritu que queda en su plano de origen y no encarna, lo llamamos Thetán (v.). No le llamamos "mente analítica" porque el Thetán no analiza para saber, directamente sabe sin analizar.

En sentido amplio, queremos significar el conjunto formado, de un lado, por el individuo, el operador, y del otro, la procesadora de datos llamada mente decodificadora, ya que ésta, siendo una máquina, cobra verdadero sentido solamente cuando se la concibe junto con la persona que la maneja.

 

MENTE CONSCIENTE . v. Mente analítica. Unidad de conciencia.

 

Mente decodificadora . Gr Elron. Sistema de control entre la unidad de conciencia (v,.) y el universo físico. La mente decodificadora no es el cerebro (v.). ¦ Parte de la mente que, bajo la dirección del Yo, es decir de la mente analítica (v.), procesa los datos de experiencia contenidos en el banco de recuerdos (v.) y luego actúa. ¦ Otra de las funciones de la mente decodificadora es convertir o transformar las imágenes o ideas del espíritu en conceptos entendibles en el plano físico. El médium, precisamente, utiliza esta mente para traducir los pensamientos (ideas) de los espíritus a palabras o expresiones del lenguaje corriente.

 

Mente egoica o mente no integrada. Gr Elron. La mente cuyo Ego aún no está integrado. Cada uno de los Yoes se turna en el mando y es el amo absoluto por un tiempo, conforme a su rol (de víctima, de sabio, de loco, de irascible, de pacífico, de susceptible, etc.). Después viene el Amo (el Yo íntegro o Yo Trascendental) y pone las cosas en su lugar, es decir, integra o unifica todos los Yoes. Un ejemplo aproximado de lo que podría ser una mente no integrada, sería el de una orquesta en la que, en ausencia del director, toma por turno la batuta cada uno de los integrantes, imprimiéndole a la ejecución una modalidad acorde con su propia personalidad o idiosincracia. Así, el impulsivo violinista obliga a la orquesta a una ejecución exaltada, el reflexivo y abúlico violoncelista, a una ejecución triste y aburrida. Más tarde, cuando asume la dirección el histérico tenor, brinda una ejecución perturbadora, incomodando a todos los presentes, y cuando lo hace el risueño y extrovertido saxofonista, transforma la profundidad de la 5ta. Sinfonía de Beethoven en una ópera bufa de Rossini. Y así por el estilo. Cuando por fin regresa el juicioso director estable, le imprime a la pieza el carácter que le corresponde y la orquesta queda integrada [3] ... y todo va perfectamente bien hasta que de nuevo se ausenta y vuelven a tomar la batuta y a dirigir la orquesta los distintos ejecutantes. Es decir, la persona que ha integrado su Ego no está libre de reincidir, porque los Yoes están a la expectativa, agazapados y listos para tomar nuevamente el mando. La vigilancia del Yo Íntegro o Yo Trascendental debe ser constante. La falta de unidad en el hombre es una de las causas que provocan los mayores conflictos, porque las ideas o las actitudes varían de acuerdo al Yo que haya tomado el mando en ese momento.

 

Mente integrada o EGO INTEGRADO. Gr Elron. Unificación o integración de los diversos Yoes en un solo Yo, el Yo Íntegro o Yo trascendental. Cuando la mente está integrada se producen dos cosas: 1) la mente analítica alcanza su nivel óptimo, y 2) la mente reactiva está imposibilitada de funcionar y por lo tanto no hay restimulación engrámica. El hombre es clear (v.) en forma permanente, y al estar libre de engramas computa y actúa racionalmente.

Ver también Conciencia trascendental. Yo íntegro o Yo trascendental .

 

MENTE REACTIVA AUTOMÁTICA . Dn y Cn y Gr Elron. Mecanismo creado por los elohim para la supervivencia en el plano físico del 10 % de los espíritus encarnados, ya que el 90 % de ellos queda en su plano de origen. La mente reactiva automática reacciona instantáneamente, impulsando al organismo a la huida, a partir de las experiencias engrámicas archivadas en su banco reactivo. ¦ Parte de la mente que archiva aquellos incidentes ( engramas [v.]) que contienen dolor físico o emoción dolorosa (por ejemplo, la caída de una escalera o el fallecimiento de un ser querido) y trata de dirigir al organismo mediante estímulo-respuesta (dado un cierto estímulo hay cierta respuesta). Sólo piensa en identidades: A=A=A=A. La mente reactiva no está bajo el control de la voluntad del individuo y ejerce poder de mando sobre su conciencia, propósitos, pensamientos, cuerpo y acciones. En esencia, es un mecanismo de supervivencia muy primitivo, de categoría subidiota, montado a nivel celular. En realidad todas las mentes reactivas se alojan en la amígdala cerebral, pero obviamente actúan en todas las células del cuerpo.

Ver también Computación reactiva . Mente reactiva impulsiva. Mente somática .

 

MENTE REACTIVA IMPULSIVA, IRREFLEXIVA o EMOCIONAL . Gr Elron. Mecanismo creado por los elohim para la evolución de los espíritus, cuya finalidad es, cuando el espíritu no está encarnado, de servir como obstáculo a vencer, ya que la mente reactiva impulsiva depende del Ego (v.), y, cuando el espíritu está encarnado, además de obstáculo a vencer, también como medio de supervivencia.

La mente reactiva impulsiva obra movida por los deseos o motivos afectivos que induce a hacer algo de manera súbita, sin reflexionar. De ahí que también se la denomine emocional o irreflexiva .

La diferencia entre la mente reactiva impulsiva y la mente reactiva automática (v.), es que mientras ésta, para reaccionar e impulsar al organismo a la huida, requiere la adquisición previa de engramas (v.), aquélla lo hace sin necesidad de ellos. El miedo a la oscuridad, a los insectos, al vacío, etc. forman parte, precisamente, del contenido inherente de la mente reactiva impulsiva .

El Ego constituye uno de los escollos de la evolución más difíciles de superar, porque su rol fundamental es el protagonismo (v.), que trae como consecuencia inevitable la ambición del Poder. A medida que el espíritu evoluciona, sus ansias de protagonizar se van reduciendo, y en la misma medida le va entregando el protagonismo al otro. Cuando el Ego está totalmente integrado, el espíritu ya no tiene ningún deseo de protagonizar y su necesidad de ser servido se transforma en una necesidad de servir. Esto lo puso de relieve Jesús cuando le lavó los pies a sus discípulos, momento en el cual el Maestro tenía el Ego totalmente integrado, sus deseos de protagonizar ya se habían disipado y los únicos y verdaderos protagonistas para él eran sus discípulos. Su enseñanza final fue que el líder debe ser un servidor .

Ver también Inconsciente. Mente reactiva automática . Mente somática .

 

MENTE REACTIVA INCONSCIENTE . Gr Elron. Tercera mente reactiva, junto con la mente reactiva automática (v.) y la mente reactiva impulsiva (v.), cuya función -negativa- es captar mensajes subliminales, frases sutiles, ideas y otras cosas, no en su verdadero sentido sino en el sentido equívoco, impulsando a la persona a una conducta errada. Por ejemplo, tú dialogas con otra persona y quizás estés mal predispuesto con ella, y, entonces, cualquier cosa que diga, tu mente reactiva inconsciente lo malinterpreta a gusto y placer.

De pronto tu computadora funciona mal y llamas al técnico, quien se excusa sinceramente de atenderte porque en ese momento está ocupado con otro cliente, y entonces tu mente reactiva inconsciente, evaluando en forma antojadiza que ese técnico no es digno de crédito, toma la excusa como una burla y a partir de allí lo difamas con otras personas para que no utilicen sus servicios. Así actúa en forma arbitraria esta mente.

La mente reactiva automática y la mente reactiva impulsiva no son exactamente el inconsciente, porque el inconsciente actúa aun estando la mente analítica funcionando a pleno. Y por Psicointegración (v.) se sabe que cuando la persona está analítica, es decir, en la plenitud de su razonamiento, no está reactiva, ni automática ni impulsiva. Y estando analítica, todo lo que ve, oye, o capta con cualquiera de sus sentidos externos va a archivarse a su banco de recuerdos (v.), que es un banco analítico.

El banco analítico es un banco que discierne, que elucubra, con un 100 % de raciocinio, porque, en definitiva, es el espíritu el que lo usa.

En esta mente analítica, sin embargo, opera también el inconsciente, que, vale la reiteración, capta mensajes subliminales, frases sueltas, ideas y otras cosas que cree que son así y en realidad no lo son.

Ese inconsciente no se identifica con ninguna de las tres mentes (analítica, reactiva automática y reactiva impulsiva) porque por dentro tiene pulsiones, tiene emociones, tiene deseos, y es tan irresponsable que no mide las consecuencias de sus actos. Es un inconsciente que lo único que busca es satisfacer sus deseos.

La mente reactiva inconsciente, a pesar de que abarca todas las mentes, es, en sí, un mecanismo mental completo. Se la incluye entre las mentes reactivas porque también reacciona. Pero es la más peligrosa y la más difícil de tratar, precisamente porque interactúa con todas las mentes.

Si una persona de alguna manera se vigila puede controlar los impulsos de la mente reactiva impulsiva, y eventualmente también de la mente reactiva automática, pero no puede hacer lo mismo con la mente reactiva inconsciente, pues como ésta está muy escondida, no puede percibir los conflictos que está gestando.

El secreto para que esa mente reactiva inconsciente no tenga poder es estar permanentemente en amor, es estar pensando continuamente en el otro, es estar respetando permanentemente al otro. Pero recordando primero que todo trabajo pasa por uno mismo .

No existe en ninguno de los planos una entidad que ame a otra si primero no se ama a sí misma, y esto no tiene nada que ver con el egocentrismo, sino con el egoísmo. Egoísmo no significa no querer a los demás, significa quererse a uno mismo.

Y el egoísmo está bien, porque la única forma de poder querer al otro pasa por aceptarse primero uno. Si uno se acepta, si uno se respeta, acepta y respeta al otro. Entonces, todas las pulsiones, todas las emociones, todos los deseos descarrilados van a quedar encarrilados dentro de esa mente y no van a afectar a terceros.

ver también Inconsciente.

 

Mente somática . Dn y Cn . Parte o función de la mente que, dirigida por la mente analítica, la mente reactiva impulsiva (v.) o la mente reactiva automática (v.), ejecuta las órdenes a nivel físico (por ejemplo, impulsando al organismo a la huida, produciéndole enfermedades orgánicas (artritis, úlceras, alergias, etc.) o trastornos mentales (depresión, fobias, etc.).

 


[1] No tomemos el tolerar como "soportar a alguien cuya presencia es desagradable", porque estaríamos hablando de un ego condescendiente. En este caso traduzco tolerancia como "aceptar o admitir, por amplitud de criterio, ideas u opiniones distintas de las propias".

[2] El espíritu o alma también es denominado en algunas filosofías orientales "Yo Superior". En la anterior técnica se le llama Thetán, siendo este término más apropiado porque erradica la falsa idea de que el hombre tiene un alma: el hombre es esa alma. En Psicointegración se comprobó que sólo el 10% de esa alma se encuentra encarnada en la persona y el otro 90% está en su plano de vibración correspondiente. A través de la telepatía -propia o utilizando un médium entrenado- se puede hacer contacto y dialogar con ella. El hombre, al "morir", regresa al nivel espiritual en que se encuentra su alma o Thetán, que es inmortal y se integra con él. Esa alma, sin embargo, puede ascender o descender de nivel, según su conducta en la Tierra. No hay ningún premio o castigo, solo consecuencia.

[3] La orquesta queda integrada, no cuando cada ejecutante cumple su rol, sino cuando todos los ejecutantes son uno con el director. Si sostuviéramos que cada ejecutante debe cumplir su rol, llegaríamos al absurdo de decir que cada ejecutante debe imprimirle a la partitura el carácter que se le ocurra, de acuerdo a su idiosincrasia o a su estado de ánimo de ese momento, en lugar del que considera apropiado el juicioso director.


Ver: Ejemplo de psicointegración

Hay muchos más ejemplos de psicointegración aquí

Más información sobre engramas en "El engrama" y en "Engramas en el plano físico"


Consultas recibidas

Hola profesor: En Psicointegración hay que aprender a estar atento, analítico y alerta, a ver si actúa algún rol del ego sin rechazar las malas experiencias, tomándolas como una oportunidad para aprender, dando como resultado una persona sin altibajos de personalidad ni altibajos emocionales.

Puede servir preguntarse a uno mismo ¿hago esto de verdad o lo estoy haciendo para manipular a otra persona?. Un abrazo.
Saludo a Ud. Atentamente J.


Estimado J.: Uno al comienzo está atento para que los roles del ego no te manipulen... pero luego te acostumbras a ese estado y estás alerta sin darte cuenta... lo haces como algo natural. De esa manera, estarás siempre analítico. Eso es lo valioso de esta técnica...
Con respecto a si ese estado te sirve para manipular a otra persona, te digo que no... porque quien manipula es el ego... integrando sus roles, solo quedas tú... y si aún deseas manipular a alguien, será tu espíritu quien lo desee y no un rol. Y eso ya es otro tema.
Cordialmente: Prof. Jorge.

Estimado profesor Olguín: Me refiero a si sirve preguntarse a uno mismo:
(¿hago esto de verdad o lo estoy haciendo para manipular a otra persona?) para darse cuenta si es uno mismo o es el ego. ¿Como se que soy yo y no es el ego el que actúa? Un abrazo.


¡Ah, es sencillo!  Es siempre el ego quien manipula... es siempre el ego quien se hace notar... pero ¿por qué? Porque busca la aprobación de los demás.
Tu espíritu no busca notoriedad ni trata de manipular a nadie... es el ego y sus roles los que viven aparentando (por eso son roles).
Un abrazo: prof. Jorge.

No logro entender bien la Psicointegracion, el mensaje que me transmite a mi 10% es dirigido directamente a mi o es genérico??? Vd. en función de cómo ve a mi thetan transmite un mensaje u otro??? gracias anticipadas, P.

P., si bien los Mensajes de Psicointegración son genéricos, también es cierto que se orientan a cómo yo visualizo al Thetán de la persona en ese momento... al punto tal de que ningún mensaje de Psicointegración es igual a otro.
Es verdad que el Mensaje a tu Thetán también puede servir para "despertar" a otra persona, pero el tema a tocar se elige de acuerdo al estado del Yo Superior del Consultante.

Un fuerte, fuerte abrazo: prof. Jorge.


Estimado Sr. Jorge Olguín,
le estoy muy agradecido por todo el aporte que realiza a través del Grupo Elron.
Me resulto de muchísima utilidad la anterior técnica, leí con gran interés el libro que me envió la fundación de la anterior técnica en Estados Unidos, y luego de releer algunos capítulos lo practiqué con mi esposa y se podría decir que casi exactamente lo que el libro describe es lo que sucede en la práctica de la terapia.

Estoy intentando practicar ahora Psicointegración porque para esto no requiero de alguien en cierta medida y esto me ayuda a practicar más rápidamente sobre mi mismo.
Mi consulta es la siguiente: he notado que los Yoes son muy astutos en su forma de aparecer, y no encuentro como determinar cuando lo estoy integrando o cuando estoy cambiando un Yo por otro Yo mas conveniente para determinada situación.
Le mando un gran abrazo y nuevamente le agradezco de corazón todos los aportes que he recibido de Uds. a través de su página y de todos los que colaboran con Ud. en sus sesiones.
Saludos cordiales.

Estimado Gabriel: Un Yo conveniente siempre va a ser protagonista. Un Yo integrado va a permitir que el espíritu actúe libre, sin apetencias personales.
Eso no significa que nosotros estemos exentos de disfrutar las cosas materiales, ya que vivimos en el plano físico y de alguna manera estamos involucrados.
Gozar de determinada situación no siempre es un rol del ego... es simplemente dejarnos fluir.
Un cordial abrazo: Jorge Olguín.


Estimado Prof., como está, lo saludo cordialmente. Tengo una inquietud, deseo saber si los roles del ego serian algo así como nuestros defectos como personas por ejemplo el ser irresponsables, agresivos, etc... Usted cree que mejorando nuestros hábitos de comportamiento como lo indican en un libro llamado LOS 7 HABITOS DE LA GENTE EFECTIVA, podremos vencer los roles del ego.
Al ser usted la primera persona que le aplicó Psicointegración ¿cómo ha mejorado usted en todo este tiempo? ¿Cuál ha sido su clave para integrar los roles del ego?
Muchas GRACIAS, son muy útiles sus explicaciones.
Ramiro

Apreciado: No en todas las personas los egos son iguales. En algunas el rol es de víctima, en otros es el de la irascibilidad, etc. Incluso hay roles de sabio, de equilibrado, etc.

El problema con los roles es que son efímeros, lo que significa que de pronto puede tomar el mando el rol de equilibrado y al minuto siguiente el de descontrolado. Cuando la mente está integrado el Yo Central es el equilibrado, el sabio, etc. pero en forma permanente. En mi caso, por ejemplo, el rol que primaba era el de reaccionar desmedidamente en determinadas circunstancias que por lo general no lo justificaban. La reacción es válida cuando se adecua a las circunstancias, pero deja de ser válida y configura un rol del ego cuando es desmedida. Esto es importante tenerlo en cuenta, porque de lo contrario vamos a quedarnos quietos cuando lo que tenemos que hacer es actuar.

Siempre digo y lo reitero porque Psicointegración es algo “mágico” y lo único que hay que hacer es comprender el mecanismo de los roles. Si uno comprende el mecanismo de los roles simplemente no les hace el juego. No se necesita más que tenerlo siempre presente.

¿Cómo se podría explicar el estado de la persona que tiene la mente integrada? Bueno, es el estado de la persona que siempre es dueña de sí ante cualquier circunstancia, y reacciona o no de acuerdo a su autodeterminismo. Es decir que las circunstancias no lo manipulan si la persona autodeterminadamente no se deja influir. Ésta es la idea.

Por supuesto hay que tener en cuenta que nadie es un robot y que habrá circunstancias extremas que a uno lo sacan de control. Probablemente el mejor ejemplo que se pueda poner es el del Maestro Jesús cuando sacó a latigazos a los mercaderes del templo. El Maestro siempre brinda este ejemplo sobre el peligro de descontrolarse, pero en mi opinión si no lo hubiera hecho habría pecado de indiferencia. Es una cuestión para debatir.

Un abrazo.


Hola Jorge, Me saltó una duda,... es posible que en oportunidades cuando estamos en una conversación, en una charla, etc. y nos quedamos pegados en algo que se dice y perdemos el resto... se podría hablar de que un YO tomó control, me dejó atrapado en ese concepto y no me dejó entender, observar o ver el cuadro completo que se estaba tocando en ese momento. ¿Podría decirse entonces que no tenemos a todos los "Yoes" integrados?

No por lo menos en ese momento... pero eso no significa que el ego "tome el mando", sino que tuvo el control por un momento y nos tildó. Y eso le puede pasar al más avanzado de los Maestros, ya que somos humanos encarnados y los roles nos siguen acechando... aun estado integrados. Abrazos: JRO.


¿Qué es Psicointegración?

Estimado Prof.:

Por favor explíqueme en palabras muy simples cómo funciona la psicointegración.
La psicoauditación es fácil de entender porque el receptáculo sirve como cable a tierra y el Thetán descarga lo que tenga de engramas.
¿Pero en psicointegración cómo es el proceso?
El Prof. Olguín dice que el thetán absorbe los conceptos, ¿pero qué pasa con el 10%?
Además ¿cómo se va dando la integración? ¿con solamente escuchar una sesión de mp3?
Ya leí mucha de la información del site y aun así no acabo de entender cómo funciona la psicointegración...
Muchas gracias, me encanta escribirle a usted por ser tan cuate, como decimos aquí en México.

Apreciado: Te lo voy a decir de la manera más sencilla posible, alejado totalmente de los tecnicismos, y basado en mi propia experiencia.

Bien. Psicointegración es simplemente darse cuenta de en nuestra mente hay muchos yoes que quieren tomar el mando y reemplazar al Yo Central. Y que estos yoes existen para fortalecernos al no permitirles que tomen ese mando y nos manipulen.

Uno de los roles más perniciosos, por ejemplo, es el rol de víctima, por el cual siempre le echamos la culpa de los que nos sucede a los otros. Sabiendo eso, no le damos cabida. Otro ejemplo es el rol de competir. Este rol siempre quiere tener razón y ganar cualquier discusión a cualquier costa. Sabiendo esto, uno no le da cabida y puede debatir racionalmente, y si uno observa que el otro tiene razón, pues se la da sin que le cause ningún desánimo el haber perdido.

Los ejemplos son infinitos y tú mismo puedes encontrarlos simplemente observándolos. Cuando siempre es el Yo Central el que está al mando de la orquesta, para decirlo de alguna manera, la persona está con la mente integrada, es decir equilibrada. Y el poder mayor que puede tener un hombre es el de ser capaz de confrontar cualquier cosa sin desequilibrarse.

El problema mayor de los seres humanos es la falta de integración mental. Y entonces vemos que las personas no actúan según quienes son en verdad, sino que los que actúan son los yoes que en ese momento están al mando. Y los cambios de personalidad se deben precisamente a los distintos yoes que se turnan para tomar el mando. En mi caso, por ejemplo, todos dicen que soy el mismo cretino de siempre, lo cual es para mí un halago...

Un abrazo.

Hola.
Quería añadir que al escuchar o leer una de las psicointegraciones publicadas, los conceptos contenidos en ellas ayudan a comprender cómo superar situaciones que generan desintegración en mucha gente.
Saludos. Daniel José.

El otro problema es que X persona me encarga una Psicointegración... ¿sí? Y le pregunto sobre qué tema quiere tratar. Me dice, por ejemplo, sobre baja estima, sobre problemas afectivos, sobre mi carácter ciclotímico, etc.
Y hago las sesiones... ¡¡pero las mismas le pueden servir a muchos, ya que los temas son impersonales!! Y el consultante en cuestión se incomoda, ya sea porque su expectativa era otra, o porque inconscientemente no desea compartir su tema o, como me pasó con una señora de Perú, que abiertamente me dijo (luego que recibió su sesión): -¿Para qué voy a seguir abonando mis sesiones si puedo elegir mi tema en las que ya están publicadas gratuitamente en la web?
Eso lo conversé con Daniel José, comentándoles:
-Aunque las "bajemos" del site, ya hay muchísimas sesiones publicadas en Youtube. Entonces, mi recompensa por brindar mi trabajo sin mezquindades, es perder nuevos encargos y de esa manera merma mi trabajo...
La respuesta de Daniel fue más o menos así: -Igual no podemos dejar de brindar Servicio... y "subir" las sesiones es una manera.
-Es cierto- acordé -Lástima que en el plano físico tengamos también necesidades físicas. Algo que no tienen los Maestros desencarnados. ¡Jejé!
Cordialmente: Prof. Jorge Olguín.


Hola.

He estado leyendo y me parece bastante interesante aquello de los yoes múltiples pero no logro entender cómo puedo trabajar en su unificación porque siendo sincera, sí muchos de lo que plasman los seres de luz es lo que me pasa a mí y pues sé que si para mí es molesto para los demás también porque doy una imagen confusa de lo que soy.

Hola.
La idea de la psicointegración, la integración de yoes, es darse cuenta que uno no está actuando de forma que tiene el control, sino que actúa siguiendo un patrón, un rol, actúa de una forma concreta sin pensarlo.
Por ejemplo: "cuando alguien me presiona un poco, yo pierdo la paciencia muy rápido". En este ejemplo, el rol hace que la persona en vez de razonar pierda el control. Entonces cuando uno se da cuenta que tiene un rol que le hace perder el control, se va dando cuenta que en esos momentos no está actuando de forma óptima, sino que actúa según un patrón irracional.
Por tanto la idea última es tener el control de uno mismo para poder razonar en todo momento.

En la sección índice de psicointegración hay varias páginas que tratan temas como los que comentas:
http://www.grupoelron.org/psicoaudintegracion/left.htm
por ejemplo la que pone autoestima, aunque hay varias otras que se aplican de forma genérica a cosas que comentas.
También en esta sección:
http://www.grupoelron.org/autoconocimientoysalud/leftnosotros.htm
donde por ejemplo hay algunas páginas que se aplican como el tema de la dignidad y la defensa
.

Saludos.


Hola profesor.
He recibido la psicointegración y tengo una gran duda, las palabras que pronuncia y la enseñanza que narra son palabras que he leído en libros de varios escritores, Herman Hesse, Anthony de Mello, Michael Russ,  Dyer, vienen también en el libro el Poder del Ahora, de cuyo escritor no recuerdo el nombre en este momento, pero que me gusto muchísimo, y un largo etc....Deepak Chopra, Louise Hays........
Intelectualmente comprendo y comparto esos conocimientos, amarse a uno mismo para poder amar a los otros, como muchas veces le he dicho a mi profesor de meditación cuando el insiste en que tenemos que conseguir que la consciencia común evolucione, lo primordial es encontrar nuestra propia iluminación, para así convertirnos en un faro de luz para los demás, solo cuando nosotros estamos a gusto y en paz con nosotros mismos, cuando somos capaces de amarnos y aceptarnos somos capaces de amar y aceptar a nuestros semejantes, estoy de acuerdo con cada palabra que pronuncia en el disco, pero existe una duda,¿como puede ayudar la psicointegración para que ese conocimiento pase de ser un conocimiento intelectual a un conocimiento espiritual?,como superar los roles del ego y como ayuda la psicointegración a conseguirlo?¿en que áreas de nuestro ser actúa la psicointegración?,me gustaría que me contestase a estas preguntas si es tan amable.
Un saludo
Yolanda

Estimada Yolanda: Es posible que muchos de los términos que utilizo en los monólogos de Psicointegración también hayan sido pronunciados por escritores de la talla de Herman Hesse, Anthony de Mello, Wayne Dyer y Eckart Tolle (autor de El Poder del Ahora), y considero un elogio la comparación.
La pregunta fue: ¿cómo puede ayudar la Psicointegración para que ese conocimiento pase de ser un conocimiento intelectual a un conocimiento espiritual? - y mi respuesta es: -Aplicando dicho conocimiento en función de Servicio... pero dicho Servicio debe comenzar por uno mismo, porque no podemos ser útiles a los demás si no lo somos primero con nosotros mismos, o como dice mi Yo Superior: -No podemos tender una mano a otra persona si primero no estamos de pie nosotros.
Y eso es lo que hace Psicointegración... nos enseña a ponernos de pie, levantando nuestra estima, fortaleciendo nuestra dignidad, despejando nuestra dudas existenciales... y erradicando nuestro roles nefastos al integrar el Ego.
Por último, es necesario aclarar que todos los excelentes escritores nombrados solo tienen una parte del rompecabezas, ya que no hay profundizado totalmente en la mente reactiva, gestora del ego y de los engramas.
Anthony De Mello, el querido sacerdote indio fallecido en 1987, es quien más se acerca al conocimiento del ego. Fíjate que hablaba de la desprogramación, ya que al igual que el excelso Krishnamurti sabía que el ser humano vivía condicionado. Por eso hacía hincapié en el "despertar", pues pensaba que el hombre estaba "dormido".
De Mello compartía muchas cosas que yo he enseñado a lo largo de 27 años y hay un razonamiento que he explicado más de una vez: -Cuando una persona programada te ofende sin motivo, tan programado estás tú como ella, por dejarte ofender, porque las dos reacciones son igual de absurdas e irreales. Ocurre que, cuando estás dormido, te molestan las personas que están dormidas, porque la programación del otro afecta la tuya, te la recuerda, y eso es lo que más te molesta, aunque no quieras reconocerlo. Si cuando un niño o un mono te hacen una mueca, reaccionas enfadándote, señal de que eres tan niño o tan mono como ellos. Estar despierto es no dejarte afectar por nada, ni por nadie. Y eso es ser libre.
Un saludo cordial: Prof. Jorge Olguín.


Buenas tardes, una pregunta sobre psicointegración. Transcribo de su página:

"Entonces, se avanza al segundo paso, que es buscar la integración de las distintas tendencias, unificándolas en la más elevada”

¿Cómo se unifica?, si una tendencia es más elevada que otra y la adopto, estoy rechazando a la que no adopto, no por rechazo en sí, sino, porque no la elijo,
El enunciado lo entiendo, pero no sé llevarlo a la práctica, si observo para no dejar a ningún yo tomar el mando, dudo de si soy yo quien observa o es otro yo, porque, no puedo desligar mis pensamientos de las emociones que me provocan, y si observo y no siento emociones, entonces que?, esto es muy difícil,

Si solo nos vemos en el plano físico como un rol, el secreto es intentar "salir de la película" y aprender a observarnos "desde afuera". De esa manera no daremos cabida a las emociones, que no nos permitirán ver si es el Yo Central quien decide u otro ego más...

¿La culpabilidad es un yo si se siente demasiado intensamente?

El complejo de culpa es uno de los roles del ego que más se transmite... generalmente se usa para manipular a otro.

Nota: esta técnica de estar alerta y observar el ego sin identificarse con el, ¿no es lo mismo que dice el yoga, el budismo, etc.? Pero sin darle el nombre de psicointegración, ¿qué diferencia hay?

El yoga y el budismo desconocen la mente reactiva y si bien tienes posturas similares, ignoran de donde provienen esos roles.
Atte: prof. Jorge Olguín.

 

Buenos días,

No entendí bien lo del complejo de culpa, cuando dice que se transmite se refiere de una encarnación a otra,
Y quién es el que manipula y cómo,

Gracias.

Te había comentado que el complejo de culpa es uno de los roles del ego que más se transmite... generalmente se usa para manipular a otro.  Pero no se transmite de una encarnación a otra, ya que en cada vida interpretamos roles distintos.
Lo que se lleva a una próxima vida son los engramas conceptuales y las lecciones kármicas. Obvio que si el espíritu está en un plano del error y arrastra roles de ego, se los puede transmitir a su parte encarnada... pero no es que los arrastremos de una vida a otra en forma directa, que sí hacemos con un engrama.
Atte: prof. Jorge Olguín.

Pero cuando dice que se usa para manipular a otro, qué quiere decir, que alguien hace sentir culpable a otra persona para manipularla, o es el que se siente culpable el que intenta manipular a alguien,

No, alguien hace sentir mal a otro para manipularlo...  es muy común ese tipo de personas...

¿Cómo evoluciona entonces un espíritu de error, si su yo superior no tiene integrados los yoes y encima puede transmitirle roles de ego a su parte encarnada?

Bueno... por eso cuesta tanto evolucionar...!!!

Por otra parte, leí en Conversaciones con Dios que no venimos aquí a aprender sino a recordar quienes somos. ¿Es esto algo incorrecto?

¡Es totalmente incorrecto, ya que eso no tiene sentido!  La única manera de evolucionar es aprender el Servicio hacia los demás...
Atte: prof. Jorge Olguín.


Página sobre el uso responsable de las nuevas técnicas


Estimado Prof. Olguín,
Le mando este mail porque siento el deseo de agradecerle. He estado escuchando psicointegración y he sentido un efecto maravilloso en mí, hasta  me siento más ligero, son palabras que llegan a tocar el Alma, lo desnudan a uno y le enseñan tal como es y le dice a uno es eso y uno dice sí es eso.
Y Por eso:
Gracias Prof. Olguín.
Y no se olvide también agradecer a Daniel José por la página del grupo Elron que lleva tanta luz a este mundo tan oscuro y lleno de falsos conceptos.
Saludos

Mati, un abrazo grande de nuestra parte y el agradecimiento es nuestro por tus palabras.
Cordialmente: Prof. Jorge.


Mente Reactiva, Ego y estados evolutivos

Estimado profesor, agradecería su ayuda, me han surgido algunas dudas acerca del ego,
1. ¿el ego nace de la mente reactiva?,
Sí, es un fruto de la Mente Reactiva, al igual que los engramas.

2. si nace de la mente reactiva, una vez que lo hace en donde se aloja después, ¿sigue estando en la mente reactiva, o pasa a ser parte de la personalidad básica?
Siempre forma parte de la Mente Reactiva, pero no pasa a ser parte de la personalidad básica... la forma, crea una personalidad dependiente de la aprobación de los demás.

3. cuando uno se audita lo hace para llegar al estado clear, después de ese estado ¿hay estados posteriores?,
Sí, los responderé en las preguntas siguientes...

4. ¿Cuando se integran los roles del ego, cómo se le llama a este estado?
Estado de "Despierto", que es un estado posterior al de Clear.

5. ¿El estado que resulta de integrar los roles de ego es mejor que el estado clear?, Es decir, ¿las características del haber integrado el ego son mejores que el estado clear?
Clear es estar libre de los condicionamientos que producen los engramas, pero todavía puedes estar presa de las pasiones egoicas y eso te limita.
El Estado de Despierto (al tener los roles del Ego integrados) te da una Percepción mayor, o sea, la Comprensión no es limitada por los Condicionamientos.

6. ¿La Iluminación es un estado superior al estado clear y es superior a integrar los egos?
La Iluminación (Nirvana según el Brahmanismo o Satori en idioma japonés) es la Percepción Total, el estar libre de todo apego, el estar exento de condicionamientos, aun del Amor personal (*).

7 y por ultimo  quisiera saber si hay algún libro de numerología o de tarot que me recomiende usted o el profesor Olguín, y si no lo hay, ¿no planean escribir algún libro ustedes?, disculpe tantas preguntas, de antemano muchísimas gracias.
Recomiendo "Jung y el Tarot", de Sallie Nichols.
(*) El Amor personal abreva mitad del Sentimiento (impersonal) y mitad de la emoción (ego), y eso impide que forme parte de la Iluminación.

Apreciado: En este link está la anterior técnica, donde podrás ver las distintas etapas. Un abrazo.  Nota: Haz clic en el mapa para ampliarlos.


Hola estimado grupo Elron, cómo están.
Bueno, la consulta es, a veces, porque a pesar de todo lo que sé y he aprendido todos estos años, me confundo, y a veces me siento tan solo, porque a veces llego a la conclusión que es más fácil mandar todo al diablo y dejarme llevar, y comportarme como la mayoría de personas.
Hay una lucha interna en mi ser, es como oír qué hacer y no hacer, queriendo suprimir el ego; es como aguantarse, y esto puede que explote algún día.
 
Pero hay momentos en que entiendo todo y solo me importa el servicio y mantengo la calma.

Es difícil cambiar al mundo, pero si se forma una cadena se puede hacer. Yo ya sé que es lo que tengo que hacer, pero... ¿Por qué no lo demuestro en mis acciones? Porque a veces me hundo, y luego tomo fuerzas y valor, pero esas caídas se dan a consecuencia de mi cuerpo, este cuerpo que se enferma y se debilita. ¿Creen que el Padre me pueda ayudar? Yo sé que mi alma es fuerte, pero mi cuerpo es débil. Y salgo pero vuelvo a caer, que es lo que hace que no haya más confusión. ¿Será el ego o es que todo es teórico?
Gracias.

Hola.
Es muy importante avanzar en comprensión, puesto que si te fuerzas a actuar de un modo determinado, sea el que sea, efectivamente la propia contradicción interna acaba por salir por algún lado.
Esto no deja de ser un rol, el forzarte a ser lo que no eres. En ese empeño hay parte de correcto, es decir tu voluntad de ser mejor, pero parte de incorrecto que es el hecho de obligarte.
Es por tanto primordial analizar las contradicciones que puedas tener para ir despejando dudas poco a poco, y eso te dará la seguridad que observas que te falta.
No es lo mismo comprender que tener incorporado. Puedes entender la partida de un gran maestro de ajedrez, pero quizás no puedas jugar como él. La evolución y comprensión real requieren tiempo y trabajo.
Por otra parte nadie es ajeno a la variabilidad anímica, y más estando encarnados, por lo que si bien obviamente es mejor ser estable tampoco tenemos que dramatizar si por el momento no lo somos demasiado.
Estamos a tu disposición.

Resumen de técnicas
Un abrazo. Daniel José.