Índice
Mensajes de Radael 2
Grupo Elron

 

Nerón

(CLAUDIO CÉSAR DRUSO GERMÁNICO)

 

Cuando desencarnó como Nerón, luego de suicidarse clavándose un puñal, descendió al plano -2, la Octava Esfera, desde donde logró salir en cuanto dejó de pensar en su sufrimiento para preocuparse por el del otro.  Más información en http://www.grupoelron.org/psicoaudintegracion/psicoauditacionneron.htm

 

Una de las cosas más sorprendentes que mi Thetán Radael ha explicado con toda claridad es la existencia de los universos alternos, donde al parecer se cumplen todas nuestras fantasías que en este universo “real” no hemos podido lograr. Sin embargo, curiosamente, hay una fantasía que no se puede realizar, y es que nosotros, en cuanto roles, no podemos acceder a los universos alternos. Desde ya que si algo así se pudiera hacer lo primero que yo haría sería visitar a Mariana Popea cuando mi otro 10 % se fuera a trabajar… ¡Menudo lío se armaría si el yo "2" de pronto regresara y viera al yo "1" acostado con Mariana Popea!

 

 

SESIONES DE CONTACTO TELEPÁTICO

con Radael

 

Sesiones anteriores

 

Sesión del 7/2/07

Sesión del 21/3/07

Sesión del 27/3/07

Sesión del 8/7/08

Sesión del 22/10/08

Sesión del 3/4/09

Sesión del 22/5/09

 

SESIÓN DEL 5/1/07

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar: Ruanel y Radael.

 

 

Interlocutor: ¿Radael?

Radael: Hola.

Interlocutor: Bueno, lo primero que quiero preguntarte es si quedan pendientes algunos incidentes para psicoauditar, o el de la vez pasada es el último. Me refiero a la tortura de la capucha.

Radael: Conmigo pasa lo mismo que con otras entidades. Yo en este momento me siento bien, no me siento con engramas conceptuales, pero a veces, uno, repasando incidentes de otras vidas, les cuesta confrontarlos, y eso puede llegar a sacar engramas a la superficie. En rigor, esto no está mal, porque de alguna manera están escondidos y los saca afuera.

Interlocutor: Por lo que me dices presupongo que si repasáramos nuestra vida anterior como Nerón aparecerían muchos engramas. ¿Es así?

Radael: Correcto.

Interlocutor: ¿Sería importante que los repasáramos?

Radael: No, no es necesario porque en este momento no tengo engramas conceptuales, sí tengo memoria de cosas, que seguramente si las repaso a través de este receptáculo pueden llegar a desestabilizarme emocionalmente.

Interlocutor: Está claro. Quiero hacerte una pregunta antes de que me olvide porque no la agendé. Por ejemplo, yo, en los dos universos alternos, donde estoy con un 10 % en cada unocon Mariana Popea, ¿puedo llegar a desestabilizarte? Me refiero a que si mi conducta negativa en esos universos alternos puede hacer que descendamos de nivel.

Radael: Tú eres el rol principal, y vale lo que hagas tú como 10 % y no las decisiones tomadas o no tomadas en esos universos alternos por otros 10 % nuestros. El hecho de que esos otros roles se desentiendan del Servicio no significa a su vez que sean crueles, significa como que pasan esa existencia, y para decirlo en vuestro lenguaje, "sin pena ni gloria".

Interlocutor: En concreto, entonces, esos roles nuestros en esos dos universos alternos no nos harán descender de nivel porque yo, de alguna manera, con lo que haga en este universo tengo prioridad. ¿Es así?

Radael: Así es, sus conductas no nos perjudicarán como para que sean un lastre.

Interlocutor: Perfecto, quedó muy claro. Ahora te hago la primera pregunta que agendé, y es ésta:¿Los infinitos universos alternos, donde por decisiones nuestras o de otros también estamos nosotros pero con partículas infinitesimales, ¿sirven de experiencia al espíritu? ¿O solamente se recogen experiencias de los 10 %?

Radael: La respuesta es que el Thetán recoge experiencia de todos ellos, no solamente de los 10 %. No obstante, son universos que al ir perdiendo el sentido se van secando, como un río que ha sido cambiado de cauce y en que el agua va mermando hasta desaparecer.

Interlocutor: Entiendo. ¿Esos universos alternos formado con nuestras partículas son completos? Me refieroa que si allí están todas las Aes, todas las Esencias, todos los elohim.

Radael: Lo que ocurre que lo que hay es como una proyección. Una proyección de Aes, una proyección de Esencias, una proyección de elohim.

Interlocutor: ¿Estamos hablando de proyección virtual? Lo pregunto porque en este momento estoy pensando en las imágenes de Internet, donde uno puede recogerlas y archivarlas en el disco duro y siempre siguen estando en el sitio Web original.

Radael: Sí, es algo similar. Fíjate que en cada universo alterno, de los miles de millones que cada ser forma por sus decisiones, no puede haber un elohim real. Son, para que me entiendas, como proyecciones holográficas.

Interlocutor: Lo tengo perfectamente claro, Radael, por la comparación con las imágenes virtuales de Internet. Ahora voy a la siguiente pregunta: si los elementales pueden hacer desaparecer objetos con tanta facilidad, ¿por qué no desaparecen más cosas? Me refiero por ejemplo a las biromes, que curiosamente no se gastan, desaparecen.

Radael: No solamente hacen desaparecer biromes, sino también muchas otras cosas, como encendedores, llaveros, etc., etc.

Interlocutor: Realmente no me imaginaba.

Radael: Sí, también lo hacen con los lápices, con las gomas de borrar, con los adaptadores.

Interlocutor: ¿Y por qué no desaparece el dinero? Bueno, por lo menos no lo he notado.

Radael: Lo que ocurre es que los elementales tratan de no causar un daño real, donde tú puedas meterte en algún apuro. Incluso las llaves, cuando tienes que utilizarlas, las encuentras. No es que no las encuentras más.

Interlocutor: ¡Ah!, ¿entonces los objetos que hacen desaparecer los vuelven a hacer aparecer?

Radael: ¡Sí, sí, después los devuelven! No hay nada que desaparezca para siempre.

Interlocutor: ¿Devuelven todo, entonces?

Radael: Sí, por supuesto.

Interlocutor: ¿Y los espíritus del Error, que son esencialmente dañinos, por qué no hacen desaparecer cosas?

Radael: Simplemente porque no tienen el don de la transustanciación que tienen los elementales. Cuando hablo de transustanciación me refiero a que pueden llevar los objetos al plano suprafísico.

Interlocutor: A ver si entiendo. Los espíritus del Error no hacen desaparecer cosas simplemente porque no pueden, porque si pudieran harían un desastre total. ¿Es así?

Radael: Por supuesto. Los espíritus del Error, con el rencor que tienen, cambiarían todos los objetos de lugar e incluso los harían desaparecer y jamás los devolverían. Harían todo el daño que pudieran.

Interlocutor: Pero pueden hacer daño haciendo foco.

Radael: Claro.

Interlocutor: Me pregunto, entonces, por qué no hacen foco y me arruinan la computadora.

Radael: La respuesta es simple: por curiosidad. En el fondo les interesa saber, es ego. Cuando tú escribes una nota o un artículo, directa o indirectamente estás escribiendo sobre ellos, y a ellos les encanta protagonizar, ellos se sienten protagonistas, no van a destruir justamente al autor. Incluso hasta quizás te ayuden, aunque no lo creas.

Interlocutor: Bueno, realmente me cuesta creer que estoy siendo ayudado nada menos que por los espíritus del Error, a quienes nunca dejo de atacar.

Radael: Es así como lo oyes. Pero eso no significa que hagas pactos con ellos.

Interlocutor: Obviamente. ¿Cuál es la mayor transustanciación que pueden hacer los elementales? La pregunta es si estamos hablando de objetos pequeños solamente o pueden hacer desaparecer por ejemplo un televisor.

Radael: No, no, estamos hablando solamente de cosas pequeñas, nunca podrían hacer desaparecer un televisor.

Interlocutor: Pero me sigue quedando la duda de por qué los espíritus del Error, pudiendo hacer grandes daños haciendo foco no lo hacen.

Radael: Por la sencilla razón, y esto los cubre a los seres encarnados, de que no pueden lograr el consenso de otros espíritus para reunirse y hacer foco para dañar a un encarnado determinado.

Interlocutor: No lo entiendo bien.

Radael: Lo explico. Los seres que están en la Octava Esfera sufren tanto sus propios dolores como también los que sufren otros en sí mismos, y esta circunstancia hace que sus mentes no tengan la lucidez necesaria al punto de urdir cosas y dañar a los encarnados.

Interlocutor: ¿Lo que me quieres decir es su propio dolor les impide pensar, igual que nos sucede en el plano físico cuando por ejemplo nos duele terriblemente la cabeza?

Radael: ¡Claro!

Interlocutor: ¿Y los espíritus del Error?

Radael: Los espíritus del Error podrían reunirse todos y hacer foco y producir combustión espontánea en miles de seres, pero tenemos un aliado a favor nuestro -y lo expreso así porque en esto me uno a ustedes-, que es el gran egoísmo que tienen.

Interlocutor: No entiendo.

Radael: Lo explico. Yo, espíritu del plano del Error 2, tengo odio por un ser que me ha sobrevivido y que cuando estuve encarnado me hizo la vida imposible. Entonces yo, que desencarné con un profundo rencor, busco ayuda en otros espíritus del Error para hacer foco y provocarle a ese ser encarnado una combustión espontánea que también lo haga desencarnar. ¡Pues no lo consigue porque ellos le responden, por ejemplo: "¡Oh, déjame tranquilo que estoy en otra cosa!", y entonces no se le unen.

Interlocutor: Y ese egoísmo de ellos beneficia obviamente a los seres del plano físico.

Radael: ¡Claro!

Interlocutor: Ahora sí lo entendí perfectamente. Paso entonces a la siguiente pregunta.

Radael: Bien.

Interlocutor: El Thetán siempre le sugiere cosas a su 10 %, más allá de que éste las perciba o no, o las acepte o no. En el caso de mi esposa, su thetán le brinda mensajes constantemente, que se traducen en intuición, como por ejemplo saber de antemano quién está llamando por teléfono o detectar dónde está cortado un cable que impide funcionar a un aparato eléctrico, y cosas similares.

Pero la pregunta es si el Thetán de mi esposa está más a favor mío que a favor de su 10 %, en razón de la misión que yo tengo y que ella, encarnada, está constantemente obstaculizando.

Radael: Te aclaro que ella ha bajado de nivel.

Interlocutor: Entiendo. Vamos a suponer que yo le sea infiel, ¿en este caso su Thetán le avisa, con lo cual se produciría tensión en el matrimonio que afectaría la misión, o lo callaría? Lo que quiero determinar es si la fidelidad del Thetán es a ultranza con su 10 %...

Radael: No creo que el Thetán de tu esposa lo tome como una infidelidad. Vosotros en el plano físico utilizáis mal las palabras. Así habláis de infidelidad o fidelidad, de lealtad, de honor, etc. Todo esto se basa en acuerdos provisorios que pueden ser modificados cuando hay factores que precisamente cambian las circunstancias sobre las cuales se hicieron esos acuerdos.

Si tú, cuando te casaste, juraste fidelidad, pero más tarde se rompe el diálogo con tu pareja y dejas de tener intimidad con ella y buscas otra, desde el plano de Luz se entiende y se justifica tu punto de vista, porque esa vía ya estaba cerrada, era un camino sin salida.

También se justifica cuando tú de pronto eres mujer y tienes que levantar tu campo áurico y tienes una relación con otro, eso tampoco es infidelidad porque de alguna manera, al levantar tu campo áurico lo que también estás haciendo es fortaleciendo tu parte espiritual.

Interlocutor: En concreto, lo que tratas de decirme es que hay excepciones en los que se justifica modificar incluso unilateralmente los acuerdos. ¿Es así?

Radael: Correcto.

Interlocutor: ¿Y en el caso del Thetán de mi esposa?

Radael: En el caso de tu esposa, su Thetán, viendo que su 10 % cada vez está más deteriorado y lo está jalando hacia abajo, va a tratar de sostenerse de mí, como Thetán, y a su vez de ti, porque somos los que vamos a orientarla a ella, a la parte encarnada...

Interlocutor: ¿Entonces sí va a estar de mi parte?

Radael: Por supuesto. Lo que ocurre es que en el plano físico, cuando tú dices "está de mi parte", "está de su parte", "está de parte de él", "está de parte de ella", es como si estuviéramos complotando, y no es así.

Interlocutor: Bueno, reconozco que en el plano físico somos un poco torcidos en nuestra manera de pensar.

Radael: Y no se trata de ningún complot, se trata de estar de parte a alguien para ayudar al otro, no para sabotearlo. Los que sabotean son los del plano 2, pero un ser del plano 4, cuando habla de atraer al otro a su lado es para tenderle una mano, no para hundirlo.

Interlocutor: Concretamente, entonces, si yo hago algo que a mi esposa no le gustará, su Thetán no se lo comunicaría. ¿Es así?

Radael: No, no se lo comunicaría porque trataría de evitar crearle más trabas. Esto es así porque la lógica del espíritu, algo que mucha gente en el plano físico no entiende, es que el espíritu es uno solo, y el 90 % no quiere que su 10 % esté mal porque lo jalaría hacia abajo.

Interlocutor: En concreto, entonces, buscaría no agregar más leña al fuego.

Radael: Correcto.

Interlocutor: La pregunta está contestada, porque mi duda, como ya dije, era averiguar si la "lealtad" del Thetán era siempre hacia su 10 % y veo que no es así, sino que depende de las circunstancias.

Radael: Ni siquiera se crea karma en absoluto la persona que, aunque no lo haga en la práctica, se imagina estar con otra persona cuando ese estar se justifica, porejemplo si no hay contacto físico con su pareja.

Hay muchos casos donde el tener sexo con otra persona que no sea su pareja se justifica.

Interlocutor: Esto está perfectamente claro y no necesito más explicaciones. Aquí va otra pregunta: ¿Ustedes influyen en mi entorno como para que se pueda hacer una sesión? Lo pregunto porque yo trato de evitarle trastornos a mi esposa para que no se entere cuando hago una sesión, ya que sabemos que se pone mal cada vez que sabe que voy o fui a visitarlo a Jorge.

Radael: Nosotros siempre influimos para que una sesión se haga, pero tenemos que respetar el libre albedrío de las personas. No manipulamos el decodificador de tu esposa para que se vaya a visitar a los nietos y así poder celebrar una sesión. Si ella tiene la necesidad de ir a verlos y dejarte a ti libre, entonces se aprovecha la oportunidad.

Interlocutor: ¿Pero hay aunque sea una sugerencia?

Radael: Reitero que no manipulamos, porque manipular significa "obligar a", y nosotros no obligamos a nadie, pero sí se le sugiere en su cuerpo causal que haga determinada cosa. Pero sugerir no es obligar.

Interlocutor: Concretamente, entonces, ¿para hacer esta sesión se ha "sugerido" en el cuerpo causal de mi esposa que vaya a visitar a los nietos?

Radael: Sí, totalmente.

Interlocutor: Ahora entendí plenamente este asunto. Sigo con las preguntas: ¿Cuáles son los factores que aún me faltan para llegar a ser OT XV? Lo pregunto porque en la sesión pasada tú me habías dicho que era sólo un OT V porque no había una total comunicación contigo.

Radael: Vamos a hacer al revés, yo te preguntaría a ti en qué diferimos.

Interlocutor: Sinceramente no lo sé.

Radael: Entonces enumeremos: Tú a veces te cuestionas cosas, yo no. Tú a veces tienes dudas, yo no. Tú a veces tienes pequeños problemas de euforia, yo no. Ahora bien, ¿qué diferencia notas entre este receptáculo y Johnakan?

Interlocutor: Bueno, Johnakan parece más inteligente (risas).

Radael: ¡Sí, por supuesto! (risas).

Interlocutor: En realidad no veo ninguna diferencia entre Jorge y Johnakan.

Radael: ¿Qué diferencias notas entre el Jesús encarnado y el Jesús espíritu?

Interlocutor: Bueno, tampoco ninguna.

Radael: Por eso Jesús llegó a OT 15; por eso este receptáculo es OT 14. Cuanto más te acercas a cómo es el Thetán, más comunicación tienes con el Thetán. Tú conmigo tienes algunas diferencias. La ventaja que tienes. Y aparte el hecho de que seas OT V y que ya estés llegando al OT VI es una maravilla porque la mayoría de los seres encarnados ni siquiera se comunican, no son ni siquiera OT, no son tampoco clear.

Interlocutor: Te hago una pregunta clave, y es ésta: Yo, OT V, cuando desencarne, ¿qué va a suceder cuando me encuentre con esas diferencias contigo? Lo pregunto para saber si va a haber algún tipo de vibración negativa porque no nos encastramos o no combinamos bien. En realidad no sé cómo preguntarlo.

Radael: Va a haber una mancomunión, así como dentro de varios miles de millones de años vamos a tener una mancomunión con el Creador. Tú tendrás al desencarnar una mancomunión conmigo y es como que nos cambiaremos impresiones.

Interlocutor: La pregunta va dirigida a que pienso que no va a ser lo mismo un OT 15 que desencarna con un OT V que también desencarna.

Radael: Lo que ocurre es que cuando más esté la persona que desencarna cerca del OT 15, mayor y más completo va a ser el encastre. Aquellas personas que desencarnan y que no han tenido una mancomunión con su Thetán, y más aún si no han tenido conocimiento de alguna manera de la existencia del mundo espiritual, tardarán en reaccionar sobre lo que les ha sucedido, de darse cuenta de que eran solamente un rol, se preguntarán sobre quién soy yo en realidad.

Interlocutor: Entiendo.

Radael: Aparte no se va a visualizar, porque en nuestro plano los espíritus no nos visualizamos, no nos percibimos.

Interlocutor: ¿No?

Radael: No, pero aparte no tenemos una forma como para percibirnos, solamente nos conceptuamos. Si yo soy un Thetán y tengo otro Thetán enfrente lo tacto conceptualmente y ya sé quien es, y si estuviera a dos años luz también lo tacto con un seudópodo y ya sé quien es.

Interlocutor: Eso está claro.

Radael: Tampoco tenemos un "mundo" porque el reino espiritual es solo uno, en cambio vosotros, encarnados, estáis "prisioneros" de vuestro mundo porque no podríais estar en otro ya que en ese otro no podríais respirar.

Nosotros, reitero, no tenemos "mundo". Yo estoy aquí en Sol 3 y voy ahacer una misión a Fulgor, a Antares, a Vega o a Betelgeuse, y visualizo desde mi plano esos mundos, pero yo no estoy en ningún mundo en particular porque, reitero, el mundo espiritual es uno solo.

Una vez, en las primeras canalizaciones, se ha dicho y fue mal interpretado, de que la mayoría de los seres encarnados en Antares 4 tenían sus Thetanes en los planos 4 y 5, siendo que aquí, en el planeta Tierra, la mayoría están en el plano 3.

Interlocutor: Sí, recuerdo que en ese momento se interpretó como que los planos espirituales estaban alrededor de cada planeta, o expresado de otra manera, que cada planeta tenía sus propios planos espirituales.

Radael: Y no es así, los planos suprafísicos no están bordeando el planeta. El Thetán que está en un plano espiritual 5 puede estar aquí perfectamente aunque su 10 % esté encarnado en Antares 5.

Interlocutor: En concreto, entonces, plano espiritual hay uno solo, pero mundos físicos hay muchos. Cuando hablo de plano espiritual estoy englobando a los diversos niveles vibratorios. ¿Es así tal cual?

Radael: Exacto. Lo que se quiso decir es que hay más Thetanes en los planos 4 y 5 encarnados en Antares que encarnados en la Tierra. Pero no significa que los Thetanes tengan que estar "presos" en Antares porque Antares no tiene un mundo espiritual propio, ni tampoco lo tiene cualquier otro planeta.

Interlocutor: Esto está muy claro y no se necesitan más aclaraciones. Voy a otra pregunta que tengo en el tintero: ¿Un espíritu del Error puede ser por ejemplo OT V?

Radael: Sí, definitivamente sí.

Interlocutor: ¿Es decir que un espíritu del Error puede tener una perfecta comunicación con su Thetán?

Radael: Sí, ¿pero por qué sucede esto? Porque el espíritu del Error puede tener ego pero al mismo tiempo estar libre de engramas, como al revés, un espíritu de Luz puede estar libre de ego pero tener engramas. ¿Se entiende?

Interlocutor: Perfectamente. Otra pregunta que tengo agendada es sobre cuántas almas gemelas tenemos. Me refiero a nosotros, no a todos. La pregunta apunta a saber si las almas gemelas se reúnen en el plano espiritual como en una especie de cofradía, o nunca se ven. También quisiera saber si las conocemos a todas, en fin, todo lo que puedas decirme al respecto.

Radael: No se hacen reuniones como las que se hacen en el plano físico, y no las conocemos a todas, porque puede haber almas gemelas en otras galaxias donde no te has contactado. Es algo similar a que tú, por ejemplo vas a una fiesta y conoces a una persona que te agrada y que nunca habías visto en tu vida.

De repente nosotros, como Thetanes o como espíritus puros, nos contactamos con un ser que no lo visualizábamos antes, y decimos ¡oh, qué bien que vibra!

Interlocutor: Concretamente, entonces, las almas gemelas no se reúnen.

Radael: No, no hacemos reuniones.

Interlocutor: ¿Y cuál es la diversión de los espíritus en el plano espiritual? Me refiero dejando de lado a los espíritus del Error, ya que sabemos de sus luchas por el poder. Concretamente, ¿cuál es la diversión de Radael en su plano, es decir, el 4º?

La pregunta la hago para saber si desencarno o me quedo para siempre en el plano físico encarnado (risas).

Radael: ¡Pues entonces te vas a quedar encarnado para siempre porque aquí no hay sexo! (risas).

Interlocutor: Es lo que me temía. Creo que voy a tener que hablar seriamente con Eón. (risas)

Radael: Generalmente lo que hacemos es ser útiles, Servir al otro, nuestro pasatiempo es reunirnos aquellos que vibramos en la misma sintonía y cambiar impresiones, algo que a muchas personas del plano físico les parecería aburrid.

Interlocutor: ¡Es aburrido!(risas).

Radael: No, no es aburrido, ¡es hermoso!

Interlocutor: Bueno, voy a estudiar si desencarno o no, pero por lo que veo me parece que me voy a quedar encarnado por un largo tiempo (risas). Aquí tengo una pregunta que se la iba a hacer a Ruanel pero se me pasó, y es ésta: Cuando visito los diversos sitios de la Red para buscar imágenes eróticas para luego poner en "Leyendas urbanas" me ha llamado la atención la infinidad de mujeres que se exhiben sin pudor, incluso las partes más íntimas. Y no me estoy refiriendo a los sitios directamente pornográficos, sino a aquellos de corte más bien erótico.

La pregunta es si esas mujeres son engañadas de alguna manera o les pagan. Mi perplejidad es porque recuerdo unas palabras del Maestro Jesús en una sesión que me quedaron grabadas a fuego y fueron éstas: "Lo que tengan que hacer, háganlo, pero siempre con dignidad".

En concreto, pienso que hay cosas que tendrían que quedar en la intimidad de uno y no ventilarlas a todos y menos a través de la Red. Incluso yo, que considero estar bastante liberado, no me cierra la facilidad con que esas mujeres exhiben sus partes íntimas como si fueran su último peinado, por dar un ejemplo.

Radael: La sociedad de este planeta piensa que el varón es más liberal que la mujer y no es así. Te voy a dar los dos ejemplos extremos. El Tantra Sexual Superior, que muy pocas personas lo conocen en Sol 3, puede llegar no sólo a levantar tu aura, sino que con dos o tres tratamientos puedes incluso elevar a tu Thetán a subniveles espirituales.

Ejemplo: si tu Thetán está en el plano 3.8, y tú de pronto levantas tu campo áurico sexual con el Tantra Sexual Superior, puedes llegar incluso al plano Maestro 4.1. Tú me preguntarás cómo puede ser posible que se eleve de esa forma a un plano Maestro si tiene roles del ego pendientes.

Lo que ocurre es que al elevarse espiritualmente gracias al Tantra Sexual Superior, puede llegar incluso a modificar esos roles del ego.

Interlocutor: ¡Increíble!

Radael: O sea que el Tantra Sexual Superior eleva la parte espiritual, incluso más allá del propio Servicio. Lo que ocurre es que esto yo no lo digo abiertamente, ni tampoco los otros Maestros de Luz, porque sería mal interpretado y la gente en lugar de prestar Servicio buscaría de alguna manera practicar Tantra, y como no tienen un conocimiento acabado del mismo lo desvirtuarían.

Pero el verdadero Tantra Sexual Superior, al mandar energía, hace que la persona que recibe esa energía pueda subir de nivel, pero no de nivel áurico, sino de nivel espiritual.

Interlocutor: Esto quedó claro.

Radael: Bien, ahora voy al ejemplo opuesto. Esas mujeres que se exhiben ni son engañadas ni son forzadas.

Interlocutor: ¿Pero entonces por qué lo hacen con tanta ligereza?

Radael: Lo hacen por vanidad egoica o por dinero.

Interlocutor: ¿Ninguna es engañada?

Radael: Así es, y te lo confirmo categóricamente, ninguna es engañada.

Interlocutor: Verdaderamente estoy perplejo por la enorme cantidad. No estoy hablando de un grupito, sino de miles y miles y miles. La Red está llena de mujeres que se exhiben así.

Radael: También hay engramas de por medio. El Maestro Johnakan dijo algo que lo tendré en mi memoria hasta que nos fundamos con el Creador: en el plano físico, del 100 % de seres encarnados, un 15 % están en completa oscuridad, un 15 % está en busca de la Luz, un 70 %, que es la barra del medio, los que no se comprometen, están en la total indiferencia.

Ahora bien, ¿cuántos seres espirituales están en los planos 4 y 5? ¡El 1 %! ¿Qué pasó entonces con ese 14 % restante si había un 15 % de seres que estaban en busca de la Luz? Simplemente se dispersó, se dejó estar, como le pasó a vuestro grupo hace casi diez años, cuando esa gente valoraba más tomar un café que ir a las sesiones a escuchar a los Maestros de Luz.

Interlocutor: Me acuerdo perfectamente del caso y que por eso desistimos de continuar.

Radael: Bien, si hay un 1 % de seres en los planos Maestros y de Luz, y un 99 % en los planos del Error, ¿por qué te asombras de esto que tú ves? Estas mujeres que se exhiben, como tú dices con tanta facilidad, es porque tienen tremendos engramas y esos mismos engramas son lastres que las tiran para abajo.

Así como el Tantra Sexual Superior puede elevarte de nivel espiritual, ese tipo de exhibiciones sin pudor bajan de nivel espiritual.

Interlocutor: Bueno, creo que este tema está definitivamente aclarado.

Radael: Deja por favor al receptáculo con algo de aliento. Haz una sola pregunta más, por favor.

Interlocutor: Está bien. ¿Qué es ese famoso enamoramiento que sentimos los que estamos encarnados? Yo lo he experimentado más que con ninguna otra mujer con Mariana Popea.

Radael: El enamoramiento a veces puede ser más fuerte que el amor de pareja, y no deja de ser un amor personal. El enamoramiento es un reconocimiento que no sería esencialmente de la vista, ni siquiera sería de los sentidos físicos. Es un reconocimiento de una vibración entre dos personas. De pronto tú sientes atracción por la otra persona y no le encuentras una explicación del por qué, y es porque vibras en sintonía con esa otra persona.

Interlocutor: ¿Vibra mi 10 % en sintonía con ese otro 10 %

Radael: Así es.

Interlocutor: ¿Influye el cuerpo también?

Radael: Seguramente que sí, porque el enamoramiento entra también por la vista. Pero más que de la vista entra por la vibración áurica, y te explico por qué. Tú, de pronto, como varón, ves una joven muy bonita, muy atractiva, modelo, y dices ¡oh, qué bonita!, y ahí terminó la cosa.

En cambio, alguien se te aparece de pronto y quedas con un deslumbramiento total, tan grande, que hasta se te nubla la mente, por decirlo en términos del plano físico, y no sabes la razón, que es por la vibración áurica.

Interlocutor: Es decir que el enamoramiento no tiene nada que ver con las almas gemelas.

Radael: Las almas gemelas, en realidad, es una vibración áurica completa, del 10 y el 90 %... No siempre esa vibración áurica tiene que ser de un alma gemela, y como ya se ha dicho, no siempre las almas gemelas vibran en el mismo plano.

Tú puedes estar en el plano 4 y puedes tener un alma gemela en el plano 3, porque vibra en tu sintonía, pero simplemente bajó de nivel por una cuestión de vivencia. Y aun así sigue vibrando en tu misma sintonía.

Interlocutor: Todo esto significa que con respecto a mi enamoramiento de Mariana Popea.

Radael: Simplemente vibrabas en la misma sintonía.

Interlocutor: Lo que ocurre es que ella no lo reconoció, por lo menos en este universo en el que estoy yo, no sé en los otros dos universos alternos..

Radael: No lo reconoció porque hay que gente que tiene una venda y no reconoce las vibraciones.

Interlocutor: ¿No todo el mundo reconoce, entonces, las vibraciones afines?

Radael: No, todo el mundo no.

Interlocutor: ¿Y no influye para nada en ese enamoramiento las vidas pasadas donde han estado juntos?

Radael: A veces sí y a veces no, depende. Hay veces que tú ves a una persona y sientes un aprecio innato por ella y piensas que la conoces de algún lado sin poder precisar de dónde. Esto significa que en alguna vida pasada pudiste tener momentos gratos con esa persona.

Ya sabes que, como lo ha dicho muchas veces Johnakan, los lazos kármicos no existen, ni a favor ni en contra. Es decir, si tú estafas a alguien no encarnas junto con esa persona para revertir ese hecho. Y de la misma forma, si en una vida anterior te amaste con alguien, eso no significa que también tengas que amarte en esta vida.

Pero sí, a veces sucede que pueden coincidir en otra encarnación y se reconocen, aunque no saben por qué.

Interlocutor: Bien, está por un lado Mariana Popea 10 %, estás tú 10 %, perfecto, desencarnan, es decir vuelven a ser espíritus puros 100 %, ¿cómo se perciben?

Radael: En el plano espiritual no existe el enamoramiento porque el enamoramiento involucra una vibración áurica y el aura es física, porque no deja de ser una energía que envuelve vuestro cuerpo.

Reitero, entonces, que en el plano espiritual no hay enamoramiento y, aldesencarnar, directamente se pasa al amor impersonal, porque no hay atracción física.

En el enamoramiento también puede influir la atracción física, el tener un cariño por la otra persona, un gran afecto, una necesidad de abrazarla. Por otra parte, como ya dije, el enamoramiento te eleva.

Interlocutor: ¿Cómo lo percibes en este momento, tú, como 90 %, al 90 % de Mariana Popea?

Radael: Con mucha confusión, no tiene sus cosas resueltas.

Interlocutor: ¿Y desde el punto de vista vibratorio?

Radael: En este momento no está vibrando en mi sintonía, porque lo percibo, reitero, con mucha confusión.

Interlocutor: Ésa era la pregunta en realidad. Es decir, todo lo que yo, como 10 %, percibo de Mariana Popea, ¿cuando desencarne eso desaparece completamente o se transforma en algo?

Radael: Seguramente sentirás un tremendo amor impersonal, pero al no tener ya cuerpo, al no ser una energía, tu concepto va a cambiar, porque aparte tú vas a estar en mí y yo en ti.

Lo que ocurre en realidad es que en este momento tu concepto es antropomorfo, tu concepto es humano, y al desencarnar, el rol de Mariana Popea deja de ser humano y entonces ese enamoramiento desaparece.

Interlocutor: Está clarísimo y doy por terminado el tema, no sin acotar que el saberlo no deja de producirme cierta tristeza "antropomórfica", para decirlo de alguna manera ilustrativa.

Quisiera hacer una última acotación, no una pregunta, y es que el saber tantas cosas que uno antes ignoraba nos hace cundir en un cierto desaliento porque ya no se ven las cosas como se veían. Me refiero al conocimiento de los roles, de la irrealidad del plano físico con respecto al mundo espiritual, y todas esas cosas.

Diríamos que, estando encarnado, hay cierto desencanto cuando uno sabe ciertas cosas que preferiría ignorar. Tú entiendes bien a qué me estoy refiriendo.

Radael: De ahí la sabiduría de Eón que a los elohim les dio indicaciones para evitar la memoria reencarnativa en los espíritus encarnados.

Interlocutor: Las razones son más que obvias.

Radael: Antes de dejarlo descansar a este receptáculo quiero hacer hincapié en que el enamoramiento es más fuerte que el mismo amor personal -el amor personal no significa estar enamorado y tampoco tiene que ver con el amor impersonal-, y eso directamente se debe a que un ser está captando del otro una sintonía similar.

Estar enamorado significa estar deslumbrado por la otra persona, pero eso se debe, reitero una vez más, a que vibran en la misma sintonía.

Lamentablemente no todo el mundo tiene en su 10 % esa vibración con otra persona, y digo lamentablemente porque esa vibración ayuda a quienes tienen las mismas vibraciones.

Interlocutor: Ahora que termina la sesión me voy a buscar a Mariana Popea y al diablo con la misión (risas).

Radael: ¡No, por favor! ¿Dónde quedo parado yo, entonces? (risas). Hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta luego, Radael, la seguimos en la próxima sesión.

SESIÓN DEL 7/2/07

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar: Primera parte, Ruanel; segunda parte, Radael.

Segunda parte

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias… ¿Ya estás incorporado, Radael?

Radael: Así es…

Interlocutor: Bien, la primera pregunta que te quiero hacerte es cómo se forma ese 10 % que vibra en consonancia con otro 10 %. Concretamente, nosotros, como espíritus, no vibramos en la misma sintonía del espíritu que actuó en el rol de Mariana Popea… ¿Es así?

Radael: Correcto…

Interlocutor: Sin embargo, al encarnar, ambos vibramos en la misma sintonía… ¿Cómo puede ser? Es decir, ¿de dónde surge esa similitud?

Radael: Si bien hay infinitas vibraciones, a veces por elección uno elige determinado organismo y ese organismo ya, hasta genéticamente, vibra en una sintonía determinada. No vibras en la misma sintonía, sino en una sintonía muy similar, que no es lo mismo. No es exactamente la misma escala de vibración. Es una sintonía muy similar, y de parte tuya lo notas, pero la otra parte no lo nota tanto, quizás por ser torpe, y esto lo digo con todo respeto por la otra parte, para captar la señal de vibración…

Interlocutor: Entiendo… Ahora bien, la pregunta es ésta: ¿Nosotros antes de encarnar acordamos o planeamos o proyectamos tener ese tipo de vibración y lo mismo el espíritu que actuó en el rol de Mariana Popa? ¿Fue un acuerdo, algo así como “vamos a vibrar en una sintonía parecida”?

Radael: No, son casualidades.

Interlocutor: ¿Puro azar, entonces?

Radael: Así es…

Interlocutor: Bien, ahora pregunto lo siguiente: Partamos de la base de que Mariana Popa y yo estamos desencarnados, o mejor dicho somos espíritus puros 100 %... ¿Está claro, esto?

Radael: Está claro, adelante…

Interlocutor: ¿Cómo planeamos encontrarnos después que hemos encarnado? ¿También es puro azar?

Radael: No es tan así… A veces las entidades espirituales conceptúan determinada cosa, por ejemplo pueden conceptuar encarnar con pocos años de diferencia en el plano físico, en familias amigas o conocidas, para determinada misión juntos, pero también puede suceder que uno de los espíritus diga: “Sí, ten en cuenta que yo quiero ocuparme de determinada misión y aun contactándonos no voy a tener tiempo como para tener un diálogo muy profundo”.

Y de repente, como espíritu, digo: “Bueno, pero yo de mi parte lo voy a intentar si a ti no te incomoda. Voy a intentar un acercamiento mayor”, acercamiento que después la otra parte no está de acuerdo… ¿Está clara la idea?

Interlocutor: Sí, completamente, ahora voy entendiendo muchas cosas, entre ellas la razón por la cual Mariana Popea me vio siempre como un perfecto extraño…

Radael: A veces no se acuerda algo en el plano espiritual, o sea, mientras un espíritu desea tal  cosa el otro dice que no, no por desinterés sino porque directamente considera que su misión al encarnar es otra y que sería más importante que lo otro…

Interlocutor: Entiendo…

Radael: Aunque después esa misión no la hace porque su 10 %, encarnado como mujer se casa, tiene hijos, hace una vida mediocre y, como decís vosotros en el plano físico, “muere sin pena ni gloria”.

Interlocutor: Está bien, todo esto está perfectamente claro, ¿pero cómo hicimos para encontrarnos? Lo pregunto porque parecería casi imposible que dos personas, o mejor dicho dos roles, se encuentren en el plano físico con tanta facilidad, aun cuando lo hayan planeado o acordado en el plano espiritual…

Radael: La respuesta es que cada Thetán acerca a su parte encarnada a la otra. De repente una de ellas tiene una fábrica y la otra persona dice: “¡Oh, es mi interés buscar trabajo”!, y entonces mira los avisos en el diario y encuentra que esa fábrica contrata empleados y va y habla con el gerente, que resulta ser precisamente el 10 % encarnado de uno de los espíritus…

Interlocutor: Entiendo…

Radael: Es como que los Thetanes guían a su 10 % como para que haya un encuentro y probar qué resulta, pero si ya la misión de vida es otra, aunque ese encuentro de produzca, no prospera…

Interlocutor: Ahora entiendo la razón de muchos desencuentros amorosos que parecen no tener explicación… Pero no puedo dejar de pensar que lo que no se dio en este universo principal, sí se dio en dos universos alternos donde Mariana Popea y yo formamos pareja…

Radael: Por eso se llaman “universos alternos”…

Interlocutor: Todo lo que me has explicado, en definitiva, es que si dos personas, por razones kármicas, tienen que encontrarse sí o sí nacen en la misma familia o como gemelos…

Radael: Es que ya lo ha dicho el Maestro Johnakan, nadie encarna por cuestiones kármicas, porque no existen los llamados “lazos kármicos”. Es decir, si una persona agravió a otra en una vida pasada cometiéndole algún acto hostil, es esa persona la que tiene el karma, no la otra, por lo que no tiene que volver a encarnar junto con la persona que es la damnificada para desagraviarla…

Interlocutor: Vale la aclaración…

Radael: Sí pueden intencionar encarnar juntos porque les ha resultado cómodo en otra u otras encarnaciones, pero sólo por eso, por acordarlo simplemente, no porque haya una deuda kármica de por medio…

Interlocutor: Lo que ocurre es que me olvidé de que no existen las deudas kármicas, y por eso reitero que vale la aclaración… Concretamente, entonces, aunque no por ataduras kármicas, sí es cierto que dos espíritus pueden encarnar juntos, por ejemplo para aprender alguna lección importante… ¿Es así?

Radael: Sí, es así… Tú de repente gracias –y aquí si digo gracias–, a que esa persona ha encarnado y a que tu has intentado un acercamiento, gracias a eso hubo una enorme enseñanza con respecto a los roles de ego…

Interlocutor: Bueno, todo esto lo considero perfectamente aclarado, y si apareciera alguna duda la anoto para consultártelo en la próxima sesión… ¿De acuerdo?

Radael: De acuerdo…

Interlocutor: Bien, ahora quiero preguntarte algunas cosas sobre el sueño, ya que tengo algunas confusiones…

Radael: Adelante…

Interlocutor: La pregunta es si yo cuando duermo, como 10 %, “desprendido” del cuerpo físico, puedo aprender algo… Por ejemplo, ¿Puedo ir a una biblioteca a estudiar algún tema que no tengo claro durante la vigilia?

Radael: Eso no es como sueño sino como viaje astral. Tiene que ser un sueño inducido…

Interlocutor: ¿Pero puede aprender algo de esa manera?

Radael: Lo que sucede es que en los viajes astrales, si son a través del sueño, a veces el decodificador hace una trampa y desvirtúa todo. De pronto nos hace visualizar una casa que nos resulta conocida pero que en realidad no es la nuestra, y tenemos la costumbre de relacionar todo con vidas pasadas, y a veces no son vidas pasadas las que recordamos, sino jugarretas del decodificador que te hace estar con una hija tuya y a lo mejor esa hija tuya tiene otra edad anterior a la que tiene actualmente, porque seguramente habrás soñado con una hija tuya cuando tenía 12 años y no la edad actual, en una casa que nunca existió… Pero éstas, reitero, son jugarretas del decodificador.

Interlocutor: A ver si lo entendí bien: los viajes astrales hay que inducirlos…

Radael: Los viajes astrales hay que inducirlos, pero a veces se hacen viajes astrales inconscientes durante el sueño…

Interlocutor: ¿Yo los hago?

Radael: Sí, por supuesto… Lo que sucede es que esos viajes astrales inconscientes durante el sueño son irreales porque el decodificador distorsiona las imágenes y entonces las que visualizamos no son las reales.

Interlocutor: En concreto, entonces, si yo me voy a dormir como todas las noches, es decir, sin inducir ningún viaje astral, y voy a una biblioteca en viaje astral inconsciente, todo lo que aprenda no me sirve para nada… ¿Es así?

Radael: Generalmente no porque van a ser aprendizajes irreales…

Interlocutor: Entonces tengo que suponer que cuando tengo ideas claras y precisas sobre determinado asunto es porque tú o algún Maestro de Luz me lo ha sugerido en mi cuerpo causal… ¿Es así?

Radael: Totalmente…

Interlocutor: Son dos cosas distintas, por lo tanto…

Radael: Totalmente…

Interlocutor: Bueno, doy por terminado este asunto… ¿Quieres dar algún mensaje antes de concluir la sesión?

Continuación de la sesión, sobre las relaciones de pareja y la selección genética.

 

Radael: Quiero hablar del tema puntual de la evolución de algunas razas en lo que ellos creen que es un tema de sabiduría cuando en realidad quisiera ponerlo en tema de debate, esto va a quedar como tema de debate posterior.

En la historia del planeta Tierra hubo muchas variantes en lo que es el tema de pareja. Durante muchísimos siglos el rol de la mujer en el plano físico fue relegada a posiciones inferiores a la del varón. Cuando en las épocas que vosotros llamáis prehistóricas el hombre salía a cazar su sustento, su alimento, la mujer homo sapiens sapiens se quedaba y era la que luego cocía esos alimentos. El hecho de tener el varón la "supremacía", hacía que llevara el control de la relación, tanto con la pareja como con las crías que luego se llamaron hijos a medida que fue avanzando la "civilización".

Posteriormente, aun habiendo aprendido lenguajes, aun habiendo aprendido escrituras, aun habiendo levantado casas, teniendo sistemas de sociedad, la mujer fue relegada incluso a un segundo plano, hasta que en la época moderna, lo que hoy llamamos "época moderna", en muchas regiones la mujer ha tenido un papel preponderante porque en algunos países llegó incluso a tener la presidencia de su nación.

Pero voy a hablar de otro tema. En una pareja, cuando se elige quién va a ser la pareja de uno, cuando las dos personas son jóvenes y están en edad de procrear, lo único que les interesa es si la otra persona les gusta, si la otra persona es atractiva, si la otra persona es buena para ellos...

Incluso en las personas que son como ellos mismos se denominan, espirituales, ven más allá de los ojos y buscan que la persona sea conceptualmente un igual, que tenga una manera de pensar similar, que ambos sean emprendedores, o que ambos sean magnánimos, o que ambos sean altruistas...

En algunos mundos dieron un paso más allá, y aquí está el tema de debate, si es un avance o es un retroceso.

Se está planificando incluso en algunas mentes terrestres esto que voy a decir a continuación.

Para procrear con una persona ya se está buscando la parte genética: ¿será una madre potable para tener hijos? Porque esta persona genéticamente ha tenido abortos espontáneos, o como genéticamente no está bien puede tener hijos que no sean sanos en cuanto a su decodificador, o pueden ser portadores de genes defectuosos que les produzcan enfermedades a medida que vayan creciendo...

Seguramente siempre van a elegir en la otra parte, porque dicen que primero entra por los ojos, que la persona sea agradable a la vista.

Seguramente van a elegir después una persona que sea potable en cuanto a una manera de pensar similar, porque les va a causar rechazo una persona que no piense de manera similar, pero va a pesar -y aquí me estoy copiando del lenguaje terrestre-, va a pesar mucho la parte genética. Van a elegir, como ya hay en otros mundos que lo eligen, en otros mundos pasa así, eligen que sea genéticamente similar a ellos; o femeninas que elijan a masculino que sean buenos reproductores, independientemente de que sean espirituales, independientemente de que sean buenos.

Interlocutor: Bueno, pero creo que eso no está mal, está bien.

Radael: Eso está bien en tanto y en cuanto no tenga preponderancia sobre el amor personal, porque como dijo el Maestro Johnakan, repitiendo los conceptos de Eón, el amor personal no es malo si el amor personal está encauzado en el equilibrio. Yo directamente, y aquí hago un chiste como lo haces tú, 10% mío, como niño obediente, copio las palabras del Maestro. El Maestro Johnakan dice que un amor personal con equilibrio llega a ser tan o más fuerte que el amor impersonal.

Interlocutor: Está claro.

Radael: Sucede que el amor personal, la mayoría de los seres encarnados no lo conocen. El amor personal se puede sentir directamente con tocar a otra persona, directamente con entender a otra persona. El amor personal se puede sentir directamente con mirar a los ojos a otra persona.

Entonces está bien lo que tú dices de que en otros mundos, y ahora en la Tierra se está dando en muchas relaciones, tengan en cuenta también que haya una compatibilidad genética y que la persona sea genéticamente sana, en tanto y en cuanto, esto lo agrego yo, esa parte genética no mate el amor.

El punto, entonces, es: ¿está bien que dos personas se casen, o dos personas convivan en pareja exclusivamente porque son compatibles genéticamente, pero de sentimientos nada?

Entonces, insisto, este tema es para debatir, es muy importante para debatir.

¿De qué estamos hablando aquí en conclusión? Estamos hablando de que en la antigüedad había preponderancia del ser macho. A medida que fueron pasando los siglos la preponderancia no sólo existió, sino que incluso creció al punto tal de que el mismo pueblo judío de la antigüedad, y aquí estoy visualizando el concepto de algunos historiadores, relegaban a la mujer a un cuarto plano, para ser sierva de su propia pareja masculina.

El riesgo está aquí en que, así como el amor tiene que ser equilibrado, también tiene que ser equilibrada la elección genética. No dar preponderancia a un factor por sobre el otro, porque de esta manera se mataría el amor personal, y la pareja podrá tener unos hijos hermosos pero sería infeliz en el aspecto sentimental.

Interlocutor: ¿Sería algo similar a lo que se quiso hacer en la época de Hitler?

Radael: No, no, no. No hablemos de eso. Aquí directamente se busca una selección. En el reino animal no pensante, de repente en la sabana de los leones sobreviven las cebras que pueden correr a más velocidad para que las leonas no las atrapen. ¿Sí?

Interlocutor: Sí.

Radael: Entonces, hay una selección natural donde quedan los genes de los machos y las hembras más fuertes para correr. En consecuencia, en cada generación va a haber cebras más esbeltas y a los leones les va a resultar más difícil cazar a esos ejemplares.

Pero, pero a su vez la familia de leones que cace pocos ejemplares porque son débiles las hembras, o los machos no tienen la astucia para hacer la encerrona, esa familia va a morir y van a quedar luego leones que van a ser mejores cazadores.

Consecuentemente, así como las cebras van a crecer en cuanto a que van a tener mayor velocidad para escapar, también va a haber leonas en generaciones futuras con mayor sagacidad para cazar. Digamos que las especies van a crecer.

La idea es que con el ser humano pase lo mismo, pero no en detrimento del amor. A eso me refiero, a un crecimiento pero no en detrimento del amor.

Interlocutor: claro. Yo puse el ejemplo de Hitler como ejemplo negativo.

Radael: como ejemplo negativo, correcto. Esto que estoy diciendo también sería un ejemplo negativo.

Interlocutor: Claro...

Radael: Si yo encarno en ti, tú eres mi 10%, y tú como 10% no te preocupas por el amor y estás con una persona de sexo femenino directamente porque genéticamente son compatibles pero no sientes nada por ella, sería muy lamentable, muy triste, y hasta podrías jalarme hacia abajo si directamente vives sin ese amor simplemente por el ánimo de hacer mejorar la especie.

Interlocutor: Pero parecería una utopía hablar de que se relegue el amor aunque sea personal, porque ¿acaso vamos a relegar lo más lindo?

Radael: Ya se está dando, por esto te lo estoy diciendo. No hablo de otros mundos, hablo del planeta Tierra donde muchas personas relegan el amor porque no les parece a ellos compatible esa mujer, o a esa mujer ese varón, no les parece compatible genéticamente.

Estamos hablando de las parejas que recién inician una relación, porque hay distintos tipos de parejas. Hay parejas que de repente han fracasado en su relación y cuando inician una nueva relación ya a su edad no están para tener hijos sino que están buscando una felicidad personal y eso está perfecto, así tiene que ser.

Interlocutor: La pregunta es si el amor que tiene una pareja en la relación sexual y en la venida de los hijos, esos hijos están influidos de alguna manera por el amor que pueden sentir los padres entre sí.

La pregunta en concreto es ésta: supongamos una relación fría entre un hombre y una mujer -digamos como ejemplo que no se pueden ver pero que igualmente tienen una relación sexual y aparece un hijo, ¿ese hijo es exactamente lo mismo que si los padres se hubieran amado eternamente? No sé si está clara la pregunta.

Radael: Sí, la pregunta está clara y la respuesta es ésta: la relación de la pareja antes o durante el acto sexual no influye absolutamente para nada en el ser a encarnar, en la criatura a nacer,

No influye para nada porque ese espíritu es independiente del sentimiento que tengan sus padres biológicos en el plano físico. Puede influir después, porque en la medida que esa criatura va creciendo, si esa criatura va creciendo en un hogar donde el amor no es correspondido y lo visualiza, esa criatura puede incorporar engramas nuevos o reactivar engramas de vidas pasadas donde ha sufrido situaciones similares, eso sí.

Interlocutor: Está claro...

Radael: Pero no influye porque puede ser un hijo fruto de una violación y sin embargo ser una excelente persona con cero engramas y cero roles de ego. ¿Se entiende?

Interlocutor: Sí, perfectamente. O sea, en concreto, que ese amor o desamor en el acto sexual no influye para nada en la parte física.

Radael: No influye en la parte física, reitero, pero puede influir después en la crianza, que es una cosa lógica.

Y por último voy a referirme a la segunda parte de una relación de pareja. Hay muchas parejas que, más en este siglo, en este mundo, sufren rupturas amorosas e inician nuevas relaciones.

En estas nuevas relaciones lo que tiene que primar, lo que tiene que ser primero, es el amor personal. El amor personal en esta relación donde ya sus aspiraciones es ser felices entre ellos no está mal, no está mal tener un acercamiento amoroso íntimo.

No está mal porque en una relación de pareja donde haya una atracción de un espíritu al otro, esa relación sexual puede elevar a una o a las dos partes espiritualmente.

Lo que pasa es que vosotros en el plano físico, por un mandato de sociedad, os han creado conceptos engrámicos tan difíciles con respecto al sexo que muchas personas se relegan de tener sexo justamente por ese mandato cultural y por esos conceptos engrámicos que quedaron registrados genéticamente.

Pero eso se puede corregir perfectamente. Una de las herramientas que combate esos mandatos es la fuerza de voluntad, y tener claro en el decodificador de la persona encarnada que una relación íntima donde haya una vibración similar va a elevar a la persona, la va a elevar espiritualmente. La va a elevar espiritualmente porque va a haber un intercambio de energías entre las dos partes. ¿Se entiende?

Interlocutor: Sí, perfectamente.

Radael: Un intercambio de energía que no habría si en la pareja no hubiera el afecto, o si en la pareja no hubiera una compatibilidad a nivel vibracional. ¿Se entiende?

Interlocutor: Con toda claridad.

Radael: Al contrario, el varón podría absorber a la mujer, y la mujer como correspondencia, mediante rol de víctima le podría crear entre comillas un "infierno terrenal" al varón.

Interlocutor: Está claro.

Radael: Eso es lo más importante. Aclarado esto, dejo el tema para debatir. Hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta todo momento, Radael.

SESIÓN DEL 21/3/07

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar: Primera parte, Ruanel; segunda parte, Radael.

Segunda parte

.

 

Interlocutor: ¿Ya estás incorporado Radael?

Radael: Así es. ¿Qué tal, como estás?

Interlocutor: Bien, como tú ya sabes. ¿Vas a decir algo antes o empezamos directamente con las preguntas?

Radael: Hagamos las preguntas.

Interlocutor: Bien, hay algo que me intriga muchísimo. Vamos al ejemplo práctico de Cor-Da-el, que tuvo problemas con la mano porque se la cortó en un accidente, o mejor dicho que casi se la cortó con una máquina. Ya sabemos que este accidente fue una cuestión kármica porque en una vida anterior, en la India, le había cortado la mano a su hijo para que mendigara.

La pregunta es cómo organizaron en el mundo espiritual para que el 10 % de Cor-Da-el tenga un accidente de esta naturaleza, especialmente para que no se la corte del todo, o si fue mera casualidad. Concretamente, ¿desde el plano espiritual hicieron de todo para provocar ese accidente?

Radael: No, porque se generarían karma aquellos que lo organizan. Aparte estaría en contra del libre albedrío. Si un Maestro de Luz organizara un acto hostil no sería Maestro de Luz.

Interlocutor: Eso está claro.

Radael: Y el provocar un accidente adrede es un acto hostil.

Interlocutor: Obviamente.

Radael: Segundo: ya lo han dicho los grandes Maestros de Luz que cuando uno encarna en determinadas circunstancias. Voy a dar un ejemplo: yo encarno con la idea de ser filósofo, de pronto mi padre, como fue doctor frustrado porque apenas llegó a ser enfermero, entonces incita, "obliga" a su hijo a estudiar Medicina, siendo que su misión era encarnar para ser filósofo. Como ese hijo no tiene memoria reencarnativa estudia lo que él, desde su plano espiritual, no había planeado.

Quiero aclarar, para evitar malos entendidos, que si bien la profesión de enfermero es una profesión excelente, hay muchas personas que al no rendir las materias para Medicina se vuelvan para enfermería. Insisto, entonces, que esto lo he dicho sin desmerecer la profesión de enfermero.

Interlocutor: Eso está claro.

Radael: Bien, vayamos ahora al accidente en sí. En una vida pasada cometo un acto hostil contra un hijo mío y entonces busco encarnar para que en esta vida, por una casualidad o causalidad, yo encarnado tenga un accidente y me lastime determinada falanges de mis dedos o directamente mi mano al punto de cortarme tendones. Algo así puede suceder como puede no suceder, porque como al estar en el plano físico y ser éste aleatorio pueden pasar mil cosas para que yo nunca trabaje con un objeto peligroso. Entonces no siempre se va a dar ni nadie me va a dirigir.

Interlocutor: ¿Pero qué sucedió en el caso concreto de Cordael?

Radael: En este caso el Thetán dirige al 10 % para que el 10 % pueda hacer una actividad manual donde tenga riesgos de mutilarse. ¿Se entiende?

Interlocutor: Sí, hasta aquí lo entiendo perfectamente.

Radael: Bien, pero el único responsable es su propio Yo Superior, no es que haya otro que lo dirija, porque entonces se generaría karmas.

Interlocutor: ¿O sea que el Yo Superior cuida de que no sea un acto hostil para que no se vuelva en su contra?

Radael: Pero en este caso sí se vuelve en contra de él porque el propio Yo Superior está provocando un acto hostil.

Interlocutor: Por favor aclárame esto porque entré en confusión.

Radael: Un Maestro de Luz nunca le va a provocar un acto hostil a un tercero, porque no está en la naturaleza del Maestro de Luz provocar un acto hostil. Pero el propio Yo Superior de Cor-Da-el, que es un espíritu del Error del plano 3, como arrastraba un karma de una vida pasada, en este caso manipula la mente del 10 % para que el 10 % intente algo manual y riesgoso.

Interlocutor: Y después es puro azar que llegue o no a mutilarse.

Radael: Exacto, después es azar de que en uno de diez le sale de que verdaderamente se puede automutilar.

Interlocutor: ¿O sea que es puro azar el hecho de que no se haya cortado totalmente la mano?

Radael: Correcto.

Interlocutor: ¿Pero estuvo bien lo que hizo Cordael con su 10 %?

Radael: No, no estuvo bien porque al fin y al cabo el espíritu es uno solo, y el 10 % está pagando las consecuencias de lo que hizo como rol en una vida pasada. Es como si tú en una vida pasada, o yo, porque somos uno, violo a una mujer, y entonces te induzco, si tú encarnas como femenino en esta vida, a ir a un barrio marginal donde hay una posibilidad enorme de que seas violada. Esto no deja de ser un acto hostil y no está bien.

Interlocutor: ¿Por qué no estaría bien en concreto?

Radael: Porque creería que lo estoy haciendo para revertir un karma como diciendo: "¡Mira lo que has hecho, ahora tú vas a asumir las consecuencias!". Pero en realidad el que se acuerda de lo que hizo en el otro rol en la India es el 90 % de Cordael, no el 10 %.

Interlocutor: Pero lo que yo veo es que si el Thetán no haría algo así, es decir, inducir a su 10 % a que tenga un accidente, el accidente nunca se produciría y las lecciones pendientes no se aprenderían.La pregunta es: ¿Hasta qué punto Cor-Da-el debía inducir a su 10 % a tener un accidente? ¿O no tenía en absoluto que inducirlo y dejar que las cosas sucedieran, si sucedían, por azar?

Radael: La lección ya estaba aprendida, porque al momento en que Cor-Da-el asume que cometió un acto hostil no hay más karma. Hacerle pasar al 10 % algo así es similar a los fanáticos cristianos que se laceran para agradar a Dios: "¿Has visto, Dios, lo que le hice pasar a mi 10 %?, ¡me he flagelado!". "¿Has visto, Dios, lo que le he hecho a mi 10 %? ¡Le hice cortar la mano! ¡Ahora seré perdonado!".

Interlocutor: Entonces lo de Cor-Da-el fue todo un disparate.

Radael: No fue lógico, no fue coherente lo que hizo, no lo comparto en absoluto.

Interlocutor: ¿Y esto que tú dices se podría aplicar a todos los casos donde alguien tiene un accidente kármico?

Radael: El haber cometido Cor_Da-el un acto hostil contra su 10 % no borra el karma anterior y está sumando engrama más engrama. O sea, el engrama Cor-Da-el lo revirtió por la Psicoauditación, no por haber cometido un acto hostil contra su 10 %...

Interlocutor: Está claro.

Radael: El 10 % en una vida pasada le corta la mano a su hijo biológico para que pueda pedir limosna con más éxito. Entonces el Thetán obliga en esta vida a su 10 % a trabajar con una máquina peligrosa donde tiene una posibilidad o no de mutilarse, como aquellas personas que trabajan en tornería y de pronto muchos se han cortado una o dos falanges de las manos.

Interlocutor: ¿O sea que en el caso de Cor-Da-el el accidente fue totalmente inútil?

Radael: Digamos que fue un "efectó dominó", porque gracias a ese acto "inútil" tú te has tomado el trabajo de auditarlo, al psicoauditarlo le has revertido engramas de la vida en la India, que si no hubiera sufrido ese accidente no lo hubieras hecho.

Interlocutor: Entiendo el punto.

Radael: Quizás esté mal lo que digo, pero a Cor-Da-el le salió bien la jugada.

Interlocutor: En concreto, entonces, es que algo así no se debe hacer.

Radael: Exacto, no se debe hacer. Algo así no es avalable en absoluto.

Interlocutor: Bueno, creo que este tema está debidamente aclarado, y para concluir la sesión te hago una pregunta que quedó pendiente desde la última vez, y es por qué razón me afectó tanto cuando vi los videos con las imágenes donde a través del Bondage se tortura a mujeres indefensas.

Radael: Hay una vida anterior, donde has encarnado como femenino -donde hemos encarnado como femenino-, y justamente has sido víctima de Bondage.

Interlocutor: ¿En qué lugar fue?

Radael: Fue en Italia, y resultó bastante duro, no tenía nada que ver con el Bondage actual, pero era muy similar de alguna manera.

Interlocutor: ¿De parte de mi propia pareja?

Radael: No, de parte de tu padre y de tu hermano.

Interlocutor: ¡Vaya, qué sorpresa!¿Puedes relatar cómo fue?

Radael: Muy brevemente porque el receptáculo está bastante agotado.

Interlocutor: ¿Con este relato bastará o habrá que abordarlo nuevamente en la próxima sesión?

Radael: No, no bastará, habría que reiterarlo. Bueno, fue en Verona, aproximadamente para el 1500, es decir, hacía poco del descubrimiento oficial de lo que hoy es América, tú tenías un padre bastante corrupto, un hermano que de alguna manera se había mimetizado con la corrupción del padre, tu madre había muerto cuando naciste, porque tu hermano te llevaba dos años.

Hay muchos casos similares a ésos, hay otro Thetán, cuyo 10 % está encarnado, que ha encarnado varias veces enVerona, donde también has encarnado tú, y las tres veces con distintos roles, algo que también es muy interesante.

Ese mismo Thetán del que hablo, su 10 % también encarnó contigo en Francia, en la época de la Revolución.

Interlocutor: ¿Qué edad tenía cuando me practicaron el Bondage?

Radael: Tenías 16 años.

Interlocutor: ¿Qué me hicieron o que nos hicieron?

Radael: Te han atado, y con la complicidad de tu padre, tu hermano y un pretendiente que tenías te han sometido salvajemente durante toda la noche hasta la madrugada.

Interlocutor: ¿Fueron torturas inimaginables?

Radael: Quizás torturas más leves, pero la inmovilidad y la vergüenza de ser humillada de esa forma por tus propios familiares provocó a ese rol bastantes engramas de desprotección, de sorpresa, de repugnancia.

Interlocutor: ¿Te alivia algo el contarlo?

Radael: Sí, me alivia bastante.

Interlocutor: ¿Habría que repasarlo?

Radael: Sí, habría que repasarlo, pero fundamentalmente para que tengas todos los datos de cómo fue ese sometimiento.

Interlocutor: Te hago esta consulta para terminar que quizás esté relacionado con este asunto. Hace unos días me quedé encerrado en la cocina porque se rompió la manija y tuve una especie de bajón energético. No hubo problema en realidad porque estaba mi señora, pero de lo contrario me hubiera quedado encerrado bastante tiempo antes de que encontrara la forma de salir. ¿Fue algo engrámico ese bajón y relacionado con este hecho?

Radael: Es engrámico por lo de Francia y también por lo de Italia-Verona.

Interlocutor: ¿Aún queda carga respecto del incidente en Francia, donde me torturaron con una capucha?

Radael: No, de Francia no, pero de Italia sí.

Interlocutor: Entonces en la próxima sesión lo profundizaremos.

Radael: Correcto. Hagámoslo a la brevedad.

Interlocutor: Trataré. Hasta luego, Radael.

Radael: Hasta luego.

SESIÓN DEL 27/3/07

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidades que se presentaron a dialogar: Johnakan Ur-el, Thetán de Jorge Olguín y Radael.

 

 

...

Interlocutor: Hasta luego, Johnakan, y gracias. ¿Ya estás incorporado Radael?

Radael: Así es.

Interlocutor: Creo que mucho tiempo de sesión no tenemos, así que vamos directamente al punto: lo primero que te quiero preguntar es por unas molestias raras generalmente a la noche, dolencias de estómago. ¿Es engrámico o es algo que estoy comiendo?

Radael: Generalmente son situaciones de estrés. El estrés -o el llamado distrés, que es el estrés negativo- a veces no lo acusa todo el mundo a nivel consciente sino a nivel inconsciente y, como dice el Maestro Johnakan, puede ser perjudicial para la salud.

Hay seres humanos que tienen órganos internos que son como una alarma. Hay personas que directamente canalizan su estrés en dolores cervicales, otras en problemas estomacales, otras en problemas de columna, otras en dolores de vista, otras en dolores de cabeza. Cada persona tiene uno o dos puntos débiles que son, digamos, el eslabón más débil de la cadena.

En tu caso no es en rigor un problema del estómago, sino un síntoma de alarma del estrés. Como dice el Maestro Johnakan, a quien respeto muchísimo, siempre es importante ver también a la parte médica. El estrés no siempre se produce por demasiado trabajo; a veces son por situaciones personales, a veces son por metas que para la persona pueden ser inalcanzables en ese momento, a veces pueden ser por cambios, por viajes, por mudanza, por separaciones, por pérdidas de seres queridos, por alejamientos.

Podría mencionar cien factores distintos pero no vienen al caso.

Interlocutor: Está bien. Entonces, suponiendo que en mi caso sea estrés por alguna razón, no es por lo que yo como.

Radael: Eso no quita que te cuides en las comidas, porque cuando hay un estrés el sistema inmunológico se debilita y así como podemos captar mucho más fácilmente cualquier síntoma también podemos debilitarnos si captamos un problema a nivel pulmonar o una gastritis estomacal.

Interlocutor: Está bien. En mi caso, o en nuestro caso, lo que percibes es una especie de irritación en los intestinos o en el estómago.

Radael: En los dos lados, a nivel gastrointestinal. Hay una irritación pero por estrés.

Interlocutor: Está bien. ¿Tendrá una relación con vidas pasadas, con lo que vamos a auditar ahora?

Radael: Así es.

Interlocutor: Entonces, vamos directamente al asunto del Bondage de mi vida anterior en Verona hasta sacarle toda la carga.

Radael: Bien. Voy a tocar una vida que no había tocado antes. En esa época mi nombre era Leticia, Leticia Delmónico, y me sentía muy frustrada. Siempre había sido una niña muy mimada, muy consentida. Si bien mi padre era un granuja, yo no tenía una figura materna que me dijera como ser mujer. Solamente tenía la figura de mi padre, que casi nunca estaba en casa, pero tenía a mi hermano que era dos años mayor que yo. Cataldo se llamaba en esa encarnación. A veces venía a mi aposento y se quedaba conmigo. Llegamos a tener incluso juegos eróticos.

Interlocutor: Ajá. ¿Hubo penetración?

Radael: No, juegos eróticos únicamente.

Interlocutor: Estamos hablando de Verona.

Radael: Sí. Esos juegos eróticos no eran malos en sí porque de alguna manera es como que me servían. Mi hermano me masajeaba en toda la parte de la columna y me hacía correr como una energía linda, una energía buena. Así como antes el Maestro Johnakan habló de bajón energético, yo en esa vida no sufría de bajón energético porque si bien Cataldo no conocía nada de digitopuntura el hecho de hacerme masajes en la columna me servía para que no tuviera ese bajón.

Interlocutor: ¿Qué edad tenías, o teníamos, en esa época?

Radael: Quince o dieciséis y él dieciocho o diecinueve.

Interlocutor: ¿A qué edad desencarnamos en esa vida?

Radael: A los veintinueve años y nueve meses.. Yo adoraba a mi hermano como hermano, a pesar de los juegos eróticos que teníamos. Durante el día no sentía un amor enfermizo como pueden sentir muchos. Era un amor verdaderamente de hermano, pero como yo tenía esa necesidad orgánica de sentir, aunque fuera un roce, no era molesto para mí el tener ese juego erótico. Incluso meditaba mucho en las noches que Cataldo no venía al aposento. Hacía meditaciones y me comunicaba con mi ángel, un ángel que le puse un nombre inventado -Tomasso- y él me daba como orientaciones. Si bien éramos de familia absolutamente católica, yo descreía de los sacerdotes, entonces le consultaba al ángel todo lo que hacía y le decía si estaba bien sacar esa necesidad a través de ese juego erótico.

Interlocutor: ¿Estamos hablando de eyaculaciones de ambas partes?

Radael: Sí, orgasmos de ambas partes, pero a través de juegos eróticos sin penetración. De acuerdo a mi creencia cristiana yo quería que el primero que tuviese una relación completa conmigo fuese mi prometido, al que conocí después y que fue un joven de España.

Conozco a un joven de España, Álvaro, un muchacho alto, moreno, medio delicado para mi gusto, pero yo tomaba su actitud para conmigo como caballerosidad, como gentileza. Conmigo era como frío. Me besaba pero nunca se acercaba; jamás nada más allá del abrazo tibio. Más de una vez quería que tuviera algo más de fogosidad conmigo.

Incluso una vez lo invité a mi aposento, lo abrazo y es como que se aparta y me dice: "Como te quiero, te respeto". Lo notaba raro pero de todas maneras me agradaba ese respeto hacia mí. Por otra parte, la costumbre que él tenía era muy común en esa época.

En el subsuelo había como un gimnasio donde se practicaba esgrima y lucha, muy similar a la grecorromana. Cataldo y Álvaro muchas veces practicaban esa lucha y yo dos o tres veces bajaba incidentalmente a ver, sin que me vieran, y veía que dentro de esa lucha se rozaban y se tocaban.

Había una parte más activa que la otra. Mi hermano era el activo y mi prometido el pasivo. No llegaban a tener relaciones íntimas en sí porque estaban con su ropa de gimnasia, pero sí había roces, abrazos y ese tipo de cosas. Y me sentí como despreciada.

Un día bajo al gimnasio y se lo planteo a los dos -porque de alguna manera por engramas estaba celosa de mi hermano- y me dice, porque yo siempre le había hecho notar que dudaba de su capacidad de inventiva: "¿Quieres tener verdaderamente algo que nunca has visto?". En ese sótano donde mi padre no bajaba -y si hubiera bajado hubiera participado también- es como que me ataron, como que me inmovilizaron.

Interlocutor: ¿A la fuerza o de alguna manera nos hemos prestado?

Radael: Primero me presté a ello. Fue algo menor porque en realidad empezaron con latigazos por todo el cuerpo. No era como un látigo español porque terminaba en varias puntas. Primero sentía como placer. Luego, cuando fueron siendo más fuertes, empecé a gritar y me amordazaron.

Interlocutor: ¿Ya estabas atada?

Radael: Estaba atada con las manos en la nuca y, a su vez, a un parante de madera.

Interlocutor: Está bien. En ese momento ya no podíamos hacer nada.

Radael: No, por supuesto, y también tenía los pies atados al mismo parante. En realidad fue algo liviano. Digamos que el engrama me lo causó más que nada la desprotección de ese momento. Mi hermano me empezó a tocar todas las partes íntimas e hizo lo que yo no quería. Digamos que esa consumación sexual, que me hubiera gustado que la hiciera Álvaro, realmente la hizo mi hermano, pero con los dedos directamente.

Interlocutor: O sea que hubo una desvirgación con los dedos.

Radael: Sí. Eso no me molestó, lo que sí me molestó fue la desprotección, la indefensión. En ese momento es como que me elevé espiritualmente y dejé de sentir, dejé de sentir todo tipo de dolor. Me comuniqué con el ángel, ese ángel tan querido.

Interlocutor: ¿Ese ángel era real o un invento nuestro?

Radael: Era un ángel verdaderamente el que se contactaba. Él me decía puntualmente: "Estás conmigo. De alguna manera no te salvas de generarte un karma porque tú es como que provocaste esta situación. Esto no quita que quien es tu hermano biológico y quien es tu prometido por ser un sometido sin carácter también tengan su karma, pero tú también tienes lo tuyo y te generarás engramas de desprotección. Simplemente puedo decirte que si bien puedes hacer eso desde tu libre albedrío, siempre tienes que pensar en el equilibrio".

Y yo a su vez le decía: "Sí, pero tu avalaste los momentos en que tuve los juegos eróticos con Cataldo". "Los avalaba por una sencilla razón: en ese momento era tanta la necesidad física que tenías, que ese juego erótico era como que descomprimía esa tensión, que la hubieras sacado a lo mejor por otro lado, o te hubieras creado un trastorno psicológico. Las visitas nocturnas de tu hermano Cataldo eran como una especie de catalizador para bajar un poquito tus decibeles de vibración".

Interlocutor: Antes de que sigas, ¿el 90 % de ese 10 % enviaba Luz o dejaba actuar al ángel? ¿O se mantenía aparte?

Radael: El 90%, en este caso yo, lo que hacía era estar pendiente de la entidad angélica porque era un honor el tener un ángel hablando.

Interlocutor: Está bien. Continúa.

Radael: Me comuniqué con el ángel y me dio mil lecciones. Me explicaba que el amor es una cosa muy importante.

Interlocutor: ¿Simplemente estabas atada en esa sesión de Bondage?

Radael: Sí, así es. Ángel mío, le pregunté: "¿Cuál es la diferencia entre el goce y la falta de respeto?". Y el ángel me lo explicó claramente: "La falta de respeto no tiene nada que ver con una relación sexual. La falta de respeto no tiene nada que ver con un goce sexual aunque sea sin consumación, aunque sea un juego erótico. Eso no es falta de respeto porque el cuerpo se presta a una transmisión de energía. Eso está bien. La falta de respeto es cuando te limitan a hacer algo que tú no quieres porque en determinado momento te ataron y pensabas que era un juego, pero cuando sufriste ese dolor querías desatarte y no te respetaron tu libertad de acción. Ésa es la falta de respeto.

- ¡Ah, mi Ángel, pero yo creía que la falta de respeto estaba en la relación en sí!.

- No, para nada. La falta de respeto está en coartar la libertad de la persona. Ésa es la diferencia.

Bueno, en ese sentido me siento más tranquila como parte encarnada y yo, como Thetán interactuando -sin participar pero captando con mis antenitas conceptuales- me sentía también más tranquilo pero de alguna manera no olvidaba que el 10% encarnado era cómplice de lo que pasaba porque había apretado el botón del disparador.

No era responsable directo porque no sabía hasta dónde iba a llegar el hermano biológico en ese momento, y no sabía qué poder de sometimiento tenía para con mi prometido. En ese momento termino de hablar con el ángel y me encuentro en una camilla desatada.

Interlocutor: ¿Desatada?

Radael: Sí.

Interlocutor: ¿Cuánto tiempo había transcurrido desde que comenzó todo?

Radael: Tres horas.

Interlocutor: ¿Tres horas habían transcurrido?

Radael: Sí. En ese momento yo, ya personificando a ese rol de Leticia, le pregunto a mi hermano: "¿Qué ha sucedido?" y me dice: "Pudimos estar nada más jugando -él lo llamaba jugando- veinte minutos porque después te desmayaste. Estuviste como dos horas y fracción desmayada".

Dije: "¿Cómo desmayada, si yo me.?". Y allí me callé. O sea, la comunicación con mi ángel fue en el momento en que estaba desmayada. Me sirvió, porque al estar desmayada, de alguna manera, al estar en contacto con mi ángel, mi mente analítica estaba funcionando al 100% y no permitió que la mente reactiva captara ese tremendo dolor y las palabras que decían mientras tanto mis dos opresores. ¿Se entiende?

Interlocutor: Perfectamente. ¿Es decir, en concreto, que lo que nos sucedió fue diferente a otros casos donde la persona está sin sentido y la mente reactiva está totalmente alerta y absorbe el engrama?

Radael: Claro, al estar contactada con mi ángel impidió que captara más engramas.

Interlocutor: ¿Pero algo de engramas hubo?

Radael: Por supuesto que sí. Pero para mí eso fue muy positivo porque logré el contacto pleno con el ángel. El ángel me dio la lección de que el verdadero pecado, como le dicen hoy los religiosos, es el coartar el libre albedrío de la persona. Todo lo demás que una persona pueda hacer a otra cuando hay acuerdo está bien. Eso es lo que comentaba el ángel.

Interlocutor: El Bondage, con la atadura inclusive, duró veinte minutos. Después te desataron. Perfecto. ¿Pero que queda, si queda algo, de carga engrámica de ese Bondage?

Radael: No, ya tengo toda la carga sacada porque era un engrama de indefensión, de desprotección. El hecho de repasarlo -y aparte la euforia que tengo en este momento por revivir el contacto con el ángel- hace que se haya descargado al 100%. Al contrario, en este momento estoy con mucho estado anímico.

Interlocutor: Te hago una última pregunta que va a ser de una respuesta cortita, aunque Jorge ya me la adelantó. Suponte que yo viajo al pasado -también se puede viajar al futuro pero digamos que viajo al pasado-, no importa si como viajero del tiempo oficial o clandestino. El 10 % viaja al pasado. Obviamente te arrastro a ti como 90%... ¿Qué pasa con los otros 10 %? ¿Se quedan sin Thetán hasta que regresemos? ¿Y si no regresamos porque morimos en el intento? Ésa es la pregunta, es decir, qué sucede con los 10 % que se quedan sin Thetán.

Radael: En un momento determinado es como que hay una conexión interdimensional. Si de alguna manera tú, 10%, mueres allí en el lugar al que trasladaste en el tiempo, volvemos ambos, ya como espíritu 100 %, al tiempo actual como si fuéramos una banda elástica. No quedo atrapado como espíritu en el pasado.

Interlocutor: Supongamos que estoy veinticuatro horas en la época de Nerón haciendo investigaciones como 10%... ¿Qué pasaría si me enamoro de una damisela y me quedo en la época de Nerón?

Radael: Si te quedaras allí, yo me quedo contigo y también interactuando con mi otra parte que es el otro yo, el otro 90 %, que anima a Nerón. O sea que vamos a cohabitar.

Interlocutor: Entiendo. Hay dos que preguntas concretas que quiero hacerte. La primera es: ¿Qué pasa con esos otros 10% de los universos alternos que se quedan sin Thetán? Y la segunda pregunta, y que se me ocurre en este momento, es algo bastante curiosa: ¿Qué sucede si yo, 10%, viajo al pasado, a la época de Verona? ¿Puedo tener relaciones sexuales con Leticia, o sea, conmigo mismo? ¿Eso se puede dar?

Radael: Con respecto a esta última pregunta, la respuesta es que sí, eso se puede dar. Y con respecto a la primera, la respuesta es que los otros 10% no quedan sin Thetán. Como ya dije, digamos que siempre hay como una especie de conexión, de la misma manera que un ser que está encarnado en el plano físico y tiene su Thetán en el plano -1 también tiene conexión, aunque ese Thetán no lo pueda orientar porque está en ese plano bajo.

En ese caso si yo, Thetán, viajo al pasado arrastrado por el 10 % pero no los voy a poder orientar, pues va a estar la conexión nada más. La conexión tiene que existir porque si no hubiera Thetán los otros 10 % de los universos alternos desencarnarían.

Interlocutor: ¿En concreto, entonces, por más que viaje al pasado el 10% principal, sigue habiendo una interconexión de los otros 10 % secundarios con el Thetán?

Radael: Correcto. La conexión estaría pero esos 10 % no tendrían ningún Yo Superior que los oriente.

Interlocutor: Bueno, eso era todo por ahora.

Radael: Hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta luego, y hasta la próxima.

 

 

SESIÓN DEL 8/7/08

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Radael.

.

 

Inicialmente hizo un resumen de la evolución de su 10% y de su forma de ser, destacando la voluntad de investigar y el importante trabajo que lleva a cabo. Tienen un gran contacto entre el 10% y el 90%. Relató una vida en otro planeta en el que había encarnado en una raza anfibia. Si bien podía respirar en la superficie, su verdadero hábitat era el agua. Existía otra raza humanoide que vivía en tierra. Ambas razas se trataban sin problemas. Se enamoró perdidamente de una chica de la otra raza, la cual le correspondía. Los padres no toleraban esa relación lo que le generó muchos engramas. Para evitar que se vieran un día lo encerraron, pero por engramas desencarnó paradójicamente ahogado. Expuso lo que sintió al volver a ser espíritu 100%, el pesar por no haber podido desarrollar una convivencia con su amada. Explicó como esta vivencia le ha afectado en esta vida, y los resultados previsibles de esta superación engrámica mediante psicoauditación. Hay algunos engramas de otras vidas pendientes.

 

 

Interlocutor: ¿Ya estás incorporado, Radael?

Radael: Sí, hace tanto tiempo que no me contactaba con el plano físico...

Interlocutor: Ajá.

Radael: ¡Oh!, Hay tantas cosas para decir, ¿no?, es como que el plano físico es un torbellino. Yo pienso humildemente que -y ahora hablando de vosotros, ¿no?- sé que tú tienes la inquietud, desde antes de conocer a este receptáculo, desde mucho antes de conocer a ese receptáculo, tienes la inquietud investigadora, al igual que la tiene el 10% de Morgan-El y al igual que la tiene este receptáculo y has pasado antes de conocer a este receptáculo por infinidad de fracasos, de decepciones...

Interlocutor: Sí, más los médiums.

Radael: ...y es como -y acá voy a hacer un pequeño chiste- es como si subieras al palo enjabonado y cuando estuvieras a punto de llegar resbalas y caes otra vez al suelo. Entonces, a veces, sé que en el plano físico uno se desanima y luego, bueno, has tenido grandes cambios en cooperación con este receptáculo, has logrado cosas extraordinarias pero no lo digo con afán de sobresalir, ni mucho menos, porque no estaría en el plano que estoy si tuviera un gramo de ego. Lo digo en el buen sentido de que se han logrado cosas, descubrimientos, aciertos, que no vale el tiempo en este momento enumerarlos...

Interlocutor: Pero yo quisiera decir algo. Que he aprendido que toda tesis, todo fracaso, trae una enseñanza y sin esos fracasos yo estoy convencido que no hubiéramos podido hacer con Jorge todas esas cosas porque justamente los fracasos han sido una enseñanza invalorable. Ese es el punto; no es que un fracaso -cosa que vos sabés también- sea en realidad un fracaso, en el fondo es un éxito por el aprendizaje que trae.

Radael: Aparte eres uno de los pocos que tuvo desde siempre -por lo menos en los últimos años más acentuadamente- una comunicación muy, muy grande conmigo, como parte espiritual, sin saberlo. Y lo voy a explicar porque no me interesan los misterios. Los misterios son para esas escuelas que quieren atraer gente mediante ellos. Tu segunda vida -por así llamarlo- física es el contacto con la parte espiritual justamente, las investigaciones que plasmas, cuando escribes con tu computador y eso te acerca a mí porque hay como una adrenalina que corre dentro tuyo mientras investigas, mientras buscas, mientras tratas de desmitificar trucos o fraudes y debido a ello te conectas conmigo, porque tienes esa avidez, esas ansias de lograr cosas y es como que tuvieras un segundo mundo dentro de tu mundo. Tú eres un rol al estar encarnado. ¿Hasta ahí me sigues?

Interlocutor: Sí.

Radael: El día de mañana te incorporarás a mí como 90% y seremos nuevamente...

Interlocutor: Espíritu puro 100%.

Radael: ...espíritu puro 100%.

Interlocutor: Perfecto.

Radael: Dentro de ese rol de 10% que tienes en este momento tienes un segundo rol que es ese mundo de investigación espiritual donde por momentos te evades del mundo físico pero -como dice el Maestro Johnakan: "El lenguaje es muy pobre"- entonces no es que te evades, tipo esas personas que tienen problemas en su decodificador, no, no, no, no, no; te evades exprofeso "saliendo" de esa realidad y buceas, te metes de cabeza dentro de ese mundo espiritual para aclarar cosas, y eso verdaderamente es hermoso porque eres útil, muy útil; eres más útil que muchos aún no siendo médium.

Interlocutor: Claro. Ahora, la pregunta es: Cuando yo -por ejemplo- escribo esos temas, llamémosles esotéricos, aunque no sé si la palabra es acertada, vos estás siempre presente obviamente...

Radael: Por supuesto, por eso digo que estamos conectadísimos cuando tú estás investigando...

Interlocutor: ...y a veces está Ruanel, ¿o Ruanel está siempre?

Radael: Ruanel está la mayoría de las veces.

Interlocutor: A la expectativa en todo caso.

Radael: A la expectativa seguramente; a veces obviamente me pregunta -por ética, conceptualmente- si puede orientarte y te ha pasado más de una vez -y esto te lo digo para que veas lo conectados que estamos- y para que aquel que escuche esa sesión vea que verdaderamente somos uno, te ha pasado más de una vez que estás investigando un tema y de repente cambias porque te parece mejor empezar con esto primero y pones tal otra cosa y luego mandas a publicar lo otro porque se te ocurrió y es algo que te fui diciendo yo, que parece mejor que empieces con esto y esto no es que lo dejes indefinidamente pero que después lo sigas.

Interlocutor: Está bien. Entiendo.

Radael: ¿Es así o no?

Interlocutor: Está bien, sí, sí. ¿Otros Maestros están pendientes si ustedes los llaman, por ejemplo, para tal o cual cuestión? o bueno...

Radael: Bueno, está Johnakan, está Ketter, el Maestro Jesús esporádicamente, el Maestro Durval para asesorar en algunos temas físicos, la Maestra Kuan Yin...

Interlocutor: Vaya con mi responsabilidad como 10%, ¿no?

Radael: Claro, pero a su vez en ese momento te olvidas de la responsabilidad porque tienes una tremenda avidez, no está mal tener esa avidez de querer profundizar en determinados temas y es cierto que muchos en el plano físico te critican tu manera de ser...

Interlocutor: Bueno, realmente cada vez me importa menos, o no me importa nada, en realidad.

Radael: ...a veces tú les has enseñado a muchos consultantes en el plano físico que es importante confrontar, y concuerdo con ello, que hay que confrontar; sucede que muchas veces hay gente que te conoce -de lo que sería la red virtual- que piensan que no confrontas sino que enfrentas, pero bueno; es tu personalidad en este rol encarnado y bueno, esto es lo que estás cumpliendo.

Interlocutor: Pero de cualquier manera ese enfrentamiento es aparente porque es una forma de que escuchen, como quien dice, como darle un sopapo a alguien y decirle: "¿Me estás escuchando o no me estás escuchando?" Porque la gente es tan abúlica que si uno no lo pincha un poco no pasa nada; o sea, es una pose...

Radael: Es un método. Está bien.

Interlocutor: ...porque parecería que soy tremendamente soberbio o tremendamente egoico, eso es una pose para lograr una atención; como decía Picasso, ¿no? que a la gente hay que incitarla para que presten atención.

Radael: Y hay otra cosa importante. No solamente tiene que ver -a veces- la calidad de recepción del médium de turno. En este caso este receptáculo empezó con un porcentaje menor al que tiene ahora de fidelidad de transmisión, puede haber empezado con un poco más de un 90% y ahora está dentro del 98% o 99% de fidelidad pero nosotros mismos como espíritus, tanto yo como el Maestro Ruanel, como el Maestro Rah, como el Maestro Tar, como el Maestro Johnakan o como Morgan-El recientemente aprenden con las mismas sesiones y voy a dar un ejemplo que quizá no es tan válido pero para que la gente lo entienda...

Interlocutor: Perdón, no te olvides que tenemos Psicoauditación.

Radael: Hay un profesor de facultad que está enseñando determinada materia y mientras él enseña a sus alumnos, él mismo al repasar esas lecciones profundiza y aprende de ellas. Entonces yo mismo, Radael, como Ruan-El u otros también hemos aprendido y seguramente hemos aprendido en este último lapso de once años más que en muchas vidas anteriores...

Interlocutor: Claro, es un "ida y vuelta", ¿no?

Radael: ...gracias a las sesiones. Por supuesto que es un "ida y vuelta".

Interlocutor: Te reitero que, como pasa el tiempo...

Radael: Bien. Quisiera repasar una vida pasada.

Interlocutor: Está bien. Esta es la sesión entonces. Adelante.

Radael: Pero todo es útil, todo es útil. Y quiero repasar una vida pasada que es muy, muy importante.

Interlocutor: ¿Esa vida pasada puede haberme estado afectando últimamente?

Radael: No es una vida pasada en ese mundo, en Sol-3, ¿eh?

Interlocutor: Está bien. ¿Pero puede haberme afectado?, me refiero a alguna reestimulación

Radael: Seguramente que sí. Lo que pasa es que ya lo dijo el Maestro Johnakan; a veces no tocamos determinadas vidas que nos pueden estar afectando de inmediato porque es necesario repasar otros incidentes que afectan en ese momento. Hay un incidente que afecta en este momento.

Interlocutor: Ahora, ¿en este momento, ese incidente que vas a relatar me está afectando o no? concretamente.

Radael: Sí, sí.

Interlocutor: Está bien. Bueno, adelante. Vamos a ver qué sucedió en ese mundo.

Radael: Es un mundo que se llama Robnor que queda a cinco mil años luz...

Interlocutor: ¿Cómo se llama?

Radael: Robnor.

Interlocutor: ¿Así como lo escribí?, ¿es así? "Robnor" cuatro...

Radael: Con la "b" larga. Tres.

Interlocutor: Bueno, listo. Adelante.

Radael: Está en una estrella amarilla a ciento sesenta millones de kilómetros, tiene casi la temperatura de Sol-3, sus habitantes son similares, esto que relato...

Interlocutor: ¿Similares a los humanos?

Radael: Similares a los homo sapiens sapiens por fuera, por dentro tienen un sistema respiratorio doble, o sea, respiran el oxígeno del aire y también respiran el oxígeno del agua.

Interlocutor: ¿En qué fecha encarnamos en ese planeta?

Radael: Hace exactamente quinientos setenta y tres años. Y has vivido nada más veinte años en ese mundo.

Interlocutor: No sabía absolutamente nada de esa encarnación.

Radael: No lo he tocado porque en su momento no era necesario. Entendí, humildemente, que era más importante relatar otras vivencias que te estaban afectando en ese momento.

Interlocutor: Ahora; ¿cuál fue la razón de encarnar en ese mundo, de casualidad, así por azar?

Radael: No, no, no. Sabemos que nunca es de casualidad ni por azar. Siempre tratamos de investigar y me interesaba investigar la vida marina. Hay mundos donde hay vida marina puramente marina y en ese mundo era una vida dual. Se podría decir anfibia.

Interlocutor: ¿O sea, los habitantes eran anfibios? ¿O sea, vivían tanto en la superficie como en el agua?

Radael: Exacto, exacto.

Interlocutor: ¿Y encarnamos así, en un anfibio?

Radael: Sí.

Interlocutor: O sea que podíamos respirar aire y además también...

Radael: Con un sistema de branquias.

Interlocutor: Bueno, adelante. A ver qué sucedió en este mundo.

Radael: Bueno, en este mundo te llamabas Jarmal...

Interlocutor: Con jota.

Radael: Con jota: Jarmal. Y eras un joven que le gustaba salir a cazar en tierra. En tierra había mamíferos cuadrúpedos y mamíferos bípedos que andaban dando saltos de una manera muy similar a los marsupiales de Sol-3 llamados canguros.

Interlocutor: Está bien. Aquí me estoy acordando de una historieta vieja donde el personaje se llamaba Namur, donde esta persona podía estar dentro del agua, este hombre, lo recordarás seguramente, Namur, ¿no? que podía...

Radael: Sí, así es.

Interlocutor: ¿Tendría alguna relación con esta gente o con estos anfibios?

Radael: Seguramente el escritor habrá canalizado ese planeta y lo habrá plasmado obviamente desfigurado porque si tienes una transmisión telepática de un treinta por ciento de fiabilidad, siempre vas a trasladar al supuesto héroe...

Interlocutor: Una parte nada más...

Radael: ...una parte nada más en otro mundo, de otra manera...

Interlocutor: Está bien. Era una curiosidad nada más. Adelante.

Radael: Y también, de alguna manera, te gustaba cazar, no lo tomabas como acto hostil porque cuando uno es criado en un ambiente donde la caza y la pesca es algo natural, instintivo, para comer, uno no lo toma como algo aberrante sino directamente como una necesidad de supervivencia. Y había una segunda raza en el planeta, había dos continentes; un continente que se llamaba Arquael con lo que se llamaría "q", Arquael y otro continente Tiamar. Y en Tiamar había homo sapiens muy similares a los homo sapiens de Sol-3 que directamente tenían pulmones y si bien ambas razas no tenían el mismo ADN, su conformación ósea, de ojos, era muy similar; se diferenciaban únicamente porque nosotros, nuestra raza, tenía en los dos costados laterales del cuello como pequeñas aberturas, como rejillas, ¿si se entiende? donde estaban las branquias, y la nariz era como más chata y más amplia en sus agujeros, las orejas eran más largas como en algunas regiones de vuestro continente África que se las estiran para ponerse adornos.

Interlocutor: Sí. Entiendo.

Radael: Bueno. En el resto, salvo los ojos, cuyas pupilas -nosotros las teníamos ovoides, como los felinos cuando hay luz clara, que las achican, las pupilas a nivel ovoide- en el resto éramos similares a los que vivían en tierra.

Interlocutor: Entonces a ver si aclaramos; nosotros éramos anfibios, encarnamos como anfibios, diríamos.

Radael: Correcto.

Interlocutor: ¿Y se podían aparear?

Radael: Entre los anfibios, sí.

Interlocutor: No, no, entre anfibios y los de superficie.

Radael: Sí, por supuesto que se podían aparear pero no engendraban descendencia porque era distinto ADN, y no había manera de...

Interlocutor: ¡Ah entiendo! Bueno, adelante.

Radael: Entonces si bien no eran hostiles las razas entre sí, como en muchas regiones de Sol-3 donde las familias, si una hija está con un hijo de otra familia -porque está mal dicho raza de otra familia- con uno de raza amarilla con uno de raza negra lo ven mal, porque en el fondo dicen que no son racistas pero sí son racistas, aunque la palabra "racista" está mal dicha porque la raza es humana en Sol-3, o sea que la palabra "racista" está mal dicha; hay tanta ignorancia por corregir en Sol-3, bueno; volvamos a lo nuestro.

Interlocutor: Fundamentalmente al engrama.

Radael: Vivías más en tierra que en el agua y te enamoraste de una joven -tú tenías dieciséis y ella quince- llamada Seena o Sina; es con "ese", doble "e", "ene", "a". Ella era de cabello rubio, largo hasta la cintura, ojos absolutamente celestes con tintes color miel y se enamoraron, se besaban y cuando tú cumpliste diecisiete se han llegado a aparear.

Interlocutor: ¿Ninguna relación con el espíritu que animó a Mariana Popea? nada que ver...

Radael: No. Nada que ver.

Interlocutor: Bueno, está bien. Lo aclaré por las dudas.

Radael: Es un espíritu que en este momento está en el plano 5.5.

Interlocutor: ¡Ah!, interesante.

Radael: Y obviamente las familias se opusieron. Tanto se opuso tu familia como la familia de ella en el sentido de que ambas familias si bien se agradaban entre sí esperaban descendencia, y vosotros no podíais tener descendencia por ser de distinta... ahí sí eran distintas razas, ahí sí de distinta raza. Había un país muy pequeño al sur de la región donde estaban los terrenales -por así llamarlos- que había como una especie de promiscuidad; promiscuidad en el sentido de que cuando jóvenes terrenales varones y mujeres y jóvenes acuáticos varones y mujeres querían aparearse sin tener que cuidarse, no había por suerte en este mundo enfermedades de transmisión sexual y el único cuidado era de no dejar preñada a un ser de la misma raza, ¿entonces qué hacían? iban a este país donde había una libertad total sexual y se apareaban entre razas para tener un goce sexual sin tener que cuidarse. Prescindían del amor, prescindían del amor.

Interlocutor: Entiendo.

Radael: Cuando las familias, que por una cuestión cultural tienen potestad sobre la hija y sobre el hijo hasta que contrae enlace -sería como el casamiento terrestre de Sol-3-, no es que tienen potestad hasta los dieciocho años en algunos mundos o hasta los veintiuno en otros países, sino directamente tienen potestad hasta que la persona contrae enlace con otra persona del otro sexo; puede haber una mujer que tiene treinta años pero si no contrajo enlace con un varón sigue bajo el mando de sus padres hasta que los padres desencarnan. Entonces los obligaron a los dos a no verse más. Obviamente tú no hacías caso. Se veían a escondidas con Seena y era tanto el tiempo que pasabas en tierra, tanto el tiempo que pasabas en tierra y tanto el engrama que te producía el que te manipularan, el que no te permitieran ver a la que era tu amada, la amabas con una fiebre tan grande, no te saciabas nunca de tenerla, no te saciabas nunca de poseerla, no te saciabas nunca de acariciarla, pero no era solamente el deseo físico; era también el compartir diálogos, dialogaban hasta ocho horas a veces -recuerda que ese mundo era muy similar a Sol-3, estaba casi a la misma distancia de su estrella, rotaba en veintiséis horas terrestres, también tenía una inclinación en su eje, o sea, que había estaciones; no se llamaban primavera, verano, otoño, invierno como en Sol-3 pero tenían nombres similares- y era como que formaba parte de ti; lo que aquí en la Tierra se llamaría -mal llamado- "alma gemela" -porque nosotros sabemos que almas gemelas...

                                                     

Interlocutor: Pueden ser muchas.

Radael: Pueden ser cien, mil o más si vibran en la misma sintonía y no necesariamente tiene que ser un amor de pareja el alma gemela; pero tómalo en ese sentido: vibraban en la misma sintonía. Cuando tú tenías que volver a tu hogar...

Interlocutor: ¿El hogar donde estaba, en tierra o en el mar?

Radael: No, no, no, no, no, tu vivías con tu familia en una ciudad submarina pero últimamente como que te ahogabas, es como que las branquias no te respondían; es como que tú querías respirar y es como si aquí tú no estuvieras aclimatado y estuvieras en una ciudad de Centroamérica a tres mil metros de altura y te sofocas porque tienes otra presión atmosférica...

Interlocutor: Está bien. A ver si entiendo porque creo que no lo había captado bien. O sea, nosotros vivíamos dentro del agua...

Radael: Correcto.

Interlocutor: ...y podíamos salir a la superficie...

Radael: Perfectamente.

Interlocutor: ... nada más que eso. Pero nada más que eso. No vivíamos en la superficie. Podíamos salir pero nuestro mundo era acuático.

Radael: Sí, pero podías respirar con pulmones en la superficie, con branquias en el agua.

Interlocutor: Pero a ver si entiendo; ¿teníamos también casa, habitaciones en la superficie?

Radael: No, no. Solamente los terrenales vivían en la superficie.

Interlocutor: Está bien. Está claro.

Radael: Podían estar una, dos horas al día cazando algún animal en la superficie; el resto del tiempo, en el agua.

Interlocutor: ¿Cuánto podíamos estar de tiempo en la superficie?

Radael: Tres, cuatro horas, porque ya es como que después les costaba respirar y entonces iban al agua.

Interlocutor: Está bien. Ahora entendí. Está claro.

Radael: En tu caso no. Como tú vivías prácticamente en tierra porque te gustaba, adorabas correr, adorabas treparte a los árboles, podías estar hasta quince, dieciséis horas en tierra y a lo último seguramente por un engrama de tu padre que te obligaba a cortar esa relación que tanto te ataba, te ataba en el buen sentido, sentías como una angustia y esa angustia la trasladabas a tu parte física al punto tal que te sofocabas en el agua, te sofocabas en el agua; entonces te escapabas a la superficie a ver a Seena. Ellos, los terrenales no podían estar en el agua porque se ahogaban -como los homo sapiens sapiens terrestres-

Interlocutor: O sea, Seena no podía ir al agua.

Radael: Un minuto, dos minutos podía aguantar la respiración pero no podía respirar abajo del agua; como tú en esta encarnación y este receptáculo.

Interlocutor: Nosotros éramos anfibios y ella terrestre.

Radael: Exacto. Bien. Cuando la crisis llegó a su final, cuando tú cumpliste veinte años, tu idea era escaparte con ella, irte al otro continente. Obviamente ella le contó a un hermano, el hermano le contó a los padres y a ella la tuvieron en la casa, se comunicaron con un aparato muy similar al teléfono terrestre bajo la superficie, porque había tecnología, y no te dejaron salir. Te encerraron en una habitación.

Interlocutor: ¿Estamos hablando de la superficie?

Radael: No, te encerraron en una habitación acuática en tu mundo. Lo que se llamaría tu mundo.

Interlocutor: Entiendo.

Radael: ¿Pero qué sucedió? Fue tal el avance engrámico de la angustia que te provocó el que te tuvieran manipulado, sujetado, que te coartaran la libertad, que te cortaran la libertad de amar, de salir, de vivir; es cierto que tú tenias un engrama de frustración de que con Seena no podías tener hijos; la amabas tanto que tú querías tener descendencia pero, obviamente, era imposible. No había un avance genético como para tratar que se pudiera modificar una de las dos razas. Era imposible. Pero a ti no te importaba con tal de estar con ella; el promedio de vida era de aproximadamente noventa, cien años...

Interlocutor: ¿A ella le sucedía lo mismo o menos?

Radael: A ella le sucedía lo mismo en cuestión de angustia pero no le afectaba en la parte física más que el estado emocional como le puede afectar a cualquier habitante de Sol-3 si se separa o pierde a su amor...

Interlocutor: Claro, pero la pregunta estaba dirigida en términos argentinos de "el metejón era parejo"...

Radael: Ambos se amaban de la misma manera, ¿sabes lo que quiere decir?

Interlocutor: Sí, sí, sí.

Radael: El "metejón" era "parejo". Ambos se amaban de la misma manera pero a ti te afectaba distinto. Por la parte del amor sentías la tremenda presión de tus padres que si bien ella también la tenía, como tú te acostumbraste al hábitat terrenal te costaba respirar bajo el agua y cuando te encerraron en esa habitación bajo llave -por así llamarlo- y aquí viene la paradoja, moriste ahogado. Y nunca lo pudieron entender. Cuando fueron a abrir la puerta estabas flotando inerte en el agua y te hicieron algo similar a lo que aquí en la Tierra se llama autopsia y descubrieron que habías muerto asfixiado. No podías respirar.

Interlocutor: O sea, ese engrama me ha afectado últimamente, ¿puede ser?

Radael: Sí, sí, sí. Entonces lo que tú sientes -y esto va también para aquellos que desprenden la comunicación con el 90% y el 10%- y te lo digo yo sin que me lo digas tú, a veces sientes como una opresión en el pecho, como una angustia y como que quieres respirar y es como que te cuesta respirar y obviamente eso se va a atenuar bastante luego de haber volcado yo esto. Gracias a Eón se va a atenuar bastante.

Interlocutor: Qué interesante, ¿no? Ahora, ¿con esto que me has contado queda liberado este engrama conceptualmente también?

Radael: Queda liberado este engrama conceptual porque tú interiormente -y obviamente transmitido por mi- sabes que no es a propósito sino no estaría en el plano que estoy; acuérdate que estamos en un plano de Luz ahora y obviamente que los engramas se transmiten al 10% y había un engrama de opresión, había reestimulaciones por tu mismo entorno, porque a veces en tu mismo entorno te sientes oprimido y aunque es una situación distinta porque no se trata de padres, no se trata de que te cortan en ese momento un amor, no se trata de que hay dos razas pero aunque la situación es completamente distinta a la más mínima opresión, objeción, manipulación o lo que fuese...

Interlocutor: Opera como reestimulador...

Radael: Por supuesto que sí y esto lo sabemos ambos.

Interlocutor: Ahora, ¿este engrama desde el punto de vista físico, celular, también quedó libre?, ¿limpio?, ¿hay que repasar algo?, ¿quedó algo?

Radael: Siempre queda una huella; no es que porque yo repaso esta vivencia ahora, automáticamente... siempre hay una grabación genética...

Interlocutor: Que queda por siempre, diríamos.

Radael: ...pero has liberado muchísimo y ya la sensación de opresión, si queda, -porque eso lo veremos a partir de ahora- puede quedar entre un 10% y un 15% del 100% total que había.

Interlocutor: Eso traía... porque algo de claustrofobia sentía.

Radael: Sí, pero eso también es por otras vidas donde has quedado sepultado y...

Interlocutor: ¡Ah!, ¿que no hemos tocado todavía?

Radael: No es solamente de esta vida anfibia pero lo más importante es que...

Interlocutor: Perdón, ¿habrá que tocar esas vidas, esas vivencias o no es necesario?

Radael: En otra oportunidad podríamos tocar otras vidas, aquí mismo en Sol-3, pero esta era muy interesante. Fue una vida de solamente veinte años terrenales porque prácticamente el año de ese mundo era muy similar al año de Sol-3 y bueno, y en esa corta vida has experimentado tantas cosas, una sensación de amor tan grande a nivel personal, una sensación de admiración hacia la persona, un amor tremendo por la vida de los bosques, llegaste a rechazar el agua a pesar de ser una persona anfibia, te molestaba que te tuvieran manipulado como si tuvieras un bocado y riendas como con los caballos -esto lo digo en sentido figurado, ¿no?- y el hecho del verte encerrado en esa habitación: "No saldrás por una semana", "Solamente te alcanzaremos comida y así no la verás", y esa misma noche sentiste como una sensación de ahogo tan grande, tan grande, tan grande, que mitad físico y mitad mental, y te ahogaste.

Interlocutor: Está bien. ¿Cuando desencarnamos en qué plano estábamos en este momento?

Radael: En el 3.9. Sentías una sensación de vacío, de dolor tan grande... ¿Lo bueno?, que no sentíamos odio por quienes nos manipularon, por quienes nos encerraron; sentíamos únicamente pesar por no haber podido concluir esa vida con... y trascender en el amor. O sea, lo bueno nuestro es que no tuvimos odio por quienes eran el rol de progenitores. Ni siquiera lástima, ni siquiera compasión. En ese momento lo que sentíamos era un pesar, un dolor grande por no haber podido concluir ese gran amor.

Interlocutor: Está bien. ¿Volvimos al mismo plano o subimos al cuarto?

Radael: No, nos quedamos en el 3.9 en este momento y bueno, supimos, -comunicándonos con el thetán de quien era Seena, ella mejor dicho se comunicaba con nosotros, porque nosotros no podíamos percibirla porque ella estaba en el plano 4.2 en este momento, su thetán- de que ella vivió hasta los ochenta años, se dedicó a lo que sería la botánica -en este mundo Sol-3 se llamaría botánica-, desarrolló estudios de las plantas, les enseño a los jóvenes de su continente que a las plantas había que amarlas, respetarlas y fue una maestra muy querida. Nunca tuvo pareja por más que los padres quisieron forzarla. Ella nunca tuvo pareja, siempre has estado en su memoria y bueno...

Interlocutor: Radael...

Radael: ...en ese momento son espíritus afines pero este ser espiritual que está en el plano 5º no está encarnado. Está como espíritu puro. Todavía no ha decidido encarnar.

Interlocutor: Está bien. Los pocos minutos que faltan de sesión, si te parece damos por terminada esta sesión y preguntaré a Ruanel si quiere dar algún mensaje en los pocos minutos que faltan. ¿O lo dejamos descansar a Jorge?

Radael: No, no, no. Vamos a dejar descansar al receptáculo...

Interlocutor: Perfecto.

Radael: ...y me siento -como diríais vosotros en el plano físico- "relajado" de haber podido relatar esa vivencia intensa y que deja en los seres terrenales -en mí no porque no tengo boca- deja un sabor agridulce. Hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta luego, Radael.

 


SESIÓN DEL 22/10/08

 

Médium: Esperanza Ruiz

Entidad que se presentó a dialogar: Radael.

 

Habló de su forma de servir, de una forma de hacerse sentir bien y del intercambio de conceptos en los planos espirituales. Sobre el sexo hay mucho desconcierto y problemas en este mundo. Trata el tema muchas veces por eso y porque es una terapia para él, como una forma de normalizar el tema. Resaltó la importancia de la documentación que se está haciendo del avance espiritual de thetanes y de 10% mediante las diversas técnicas, lo cual sirve de ejemplo para mucha gente.

 

Radael: Hola soy Radael. Estoy en el 5º plano, subnivel 2, siempre en constante servicio, buscando servir cada día mejor. Y como Maestro busco clarificar las cosas de una manera muy concreta, pero también hacerlo con humor; porque creo que es una manera de hacer que ciertas cosas entren mejor en el concepto, o de otra manera, una forma de que ciertas cosas sean más fáciles de digerir. Sé que hay Maestros que no opinan así y que piensan que usar humor en determinado momento puede ser contraproducente, porque piensan que es algo como inapropiado, pero yo por mi propia experiencia he comprobado que ese no es el caso; sino que muchas veces siendo uno como es y sabiendo cuando usar cada una de las herramientas puede haber muy buenos resultados.

 

Por lo demás puedo decirte que me siento bien en este plano en estos momentos. Siento que mi parte encarnada como 10%, está algo confundido ahora con respecto a algunos temas contrarios en referencia al Website y se está replanteando el tema de las fotografías. ¡Cosa que yo no entiendo porqué, porque es como si los seres humanos en Sol 3 no tuvieran un mínimo de humor! ¡Ja! Se escandalizan porque uno diga que la Creación también es humor, y también es naturaleza, y también es desnudo y también es sexo. Aunque desde los planos suprafísicos no podamos mantener sexo porque no tenemos un organismo para ello, pero muchas veces de manera impersonal nos arrimamos a otras entidades y sintonizamos nuestro concepto y hay como una vibración que causa un placer de compañía, de comprensión y amparo. Y es como que eso da euforia. Como una sincronía del concepto y de las energías. ¡Ese es -se podría decir-  el “sexo” de los planos suprafísicos! (Riéndose). Pero no es una unión corporal, o incluso como en sexo tántrico, una unión corporal y espiritual, sino que es más bien una unión conceptual donde se ensamblan dos unidades de energía-consciencia por un momento determinado. ¡Es como si empezaran a vibrar igual y se pusieran del mismo color si los pudierais visualizar¡ ¡Cómo si se estuvieran acompasando! Eso es que están en una colaboración profunda donde se sienten sintónicos. Y es hermoso el poder encontrar a alguien con el que acoplarse.

 

Además que podemos acoplarnos con más de una unidad de energía conciencia a la vez porque somos como “bolitas de luz” y tenemos como varios “enganches”, ¿no? No es como con los seres encarnados que sólo se puede de uno en uno cada vez lo que es el sexo. ¡Pero bueno, que no se mal entienda, porque ahora parecerá que aquí –en los planos suprafísicos- estamos todo el día de bacanales y no es eso! Sino que simplemente quise explicar el sentido también de compartir la intimidad con otro espíritu que si bien en el plano físico puede consistir en apartarse en una habitación y hablar o mantener relaciones, aquí consiste en dejar que otro espíritu entre en lo más profundo de tu concepto, como que te intime y te entre adentro. Y lo mismo haces tú. Y se encuentra como una especie de acompasamiento vibratorio de ambos donde existe una armonía y un intercambio de conceptos y un bienestar por la comprensión y el amor impersonal. Y eso es como un “enganche”, se “enganchan” dos espíritus, ¿no? Es como una conexión de dos o más de dos. Posteriormente se “desenganchan” y ya está.

 

Esto también se hace mucho para intercambiar conceptos (investigación) de una manera rápida y profunda entre espíritus Maestros que desean intercambiar un concepto en profundidad en lugar de hacerlo de una manera muy superficial, pues es como que una unidad de conciencia se acerca a la otra, se acompasan, se “enganchan” para hacer la conexión y es como que se transvasan la información. Como cuando tú pasas la información de pendrive al ordenador o del ordenador al pendrive. Es esa idea de trasvase, ¿no? Se conectan para trasvasarse información y si es con una cierta vibración afín además hay como una especie de chisporroteo energético, una especie de afinidad, unas ciertas ondas o vaivén de la energía del espíritu que es armónica, placentera y causa euforia. Tiene que ver con el estado anímico. ¡Y eso es lo que hacemos aquí! ¡Pero nada de amores románticos de corazones rojos como en plano físico! (Risas). Porque eso es para el plano físico, no para los planos suprafísicos.

 

Lo que pasa es que el amor de pareja muchas veces ha sido malinterpretado en el plano físico y hay muchos prejuicios y es como que las religiones han sido un lastre tremendo para comprender que dos personas puedan amarse,  que dos personas puedan compartir la intimidad, y que dos personas puedan compartir su cuerpo en una relación íntima; y es como que eso ha sido visto como pecaminoso o malo… ¡Y ahí hay muchísimos preconceptos y engramas referentes al sexo! Y también referentes a la sexualidad, al denudo humano, a los chistes sobre sexo, a las formas sobre los genitales, etc. ¡Hay un lío tremendo en muchas mentes de Sol 3 sobre este tipo de cosas! Porque siempre hay engramas de inseguridad, de desprotección, luego hay inseguridades respecto a los tamaños o las formas tanto en el hombre como en la mujer. Y es como que casi nadie es indiferente a sentirse incómodo ante determinadas fotografías o determinadas explicaciones. Es como que hay que ser una persona muy bien formada y madura como para poder hablar de todo este tipo de temas con una naturalidad absoluta sin sentir en ninguno de los momentos ni en ninguno de los puntos un bloqueo mental, sino poder hablar todo con naturalidad. Y eso es lo que no se da, porque quizás la gente hable de manera natural por ejemplo, de las relaciones que tiene con su pareja, pero luego hay ciertas cosas, por ejemplo, las fantasías sexuales que no se atreve a compartir porque piensan que son amorales. Y es por esa idea que se ha ido metiendo en la cabeza. Hay como mucha complejidad respecto a lo que es el sexo en Sol 3. ¡Y al fin y al cabo las fantasías no son amorales, son fantasías! Quizás, quizás lo amoral –si hubiera que calificarlo así- podría ser completar ciertas fantasías sexuales en el plano físico sí fueran aberraciones reales como ocurren en todos estos casos que se han estudiado o que se están estudiando y se han tratado en el Website como las Ponygirls o el Bondage y todo ese tipo de cosas.

 

[Radael, ¿ por qué te gusta tanto hablar sobre el sexo y hacer chistes sobre el sexo?].

 

Radael: (Risas). ¡Es que es como una forma de auto-terapia! Lo digo en el sentido de que yo muchas veces he tenido engramas como entidad espiritual respecto al sexo con varias relaciones muy conflictivas, por ejemplo en la vida de Nerón, donde hubo esas relaciones tan ambivalentes con Mariana Popea o con mi madre en aquella encarnación y es como que siempre me quedó marcada esa opción. Por eso mismo siento que es un mundo que es muy sobresaliente para mí y me llama la atención, necesito poder ubicarlo, hablar sobre él de una manera normalizada. Como Thetán comprendo y sé mucho sobre ello, no me escandaliza ni me remueve por dentro, pero es como una necesidad el poder hablar abiertamente de todas este tipo de cosas, incluso de lo que más “amoral” sería, como para desmitificarlo y quitarle esta carga tan inmensa que tiene… ¡Porque no sólo soy yo! Hay muchos Thetanes que han tenido experiencias traumáticas referentes a lo que es la sexualidad y el sexo y se sienten mal; y muchas veces no quieren comentar sobre este tema porque lo ven como muy delicado, como muy privado y cuesta mucho de tocar este tema. Entonces yo con estas bromas, con este intento lo que hago es intentar normalizarlo, intentar hacer ver a los demás que es otra parte más de la vida, que no tiene ningún problema en absoluto y que se puede hablar sobre ello tranquilamente normalizándolo. Y que precisamente que si hay algo que te remueve o hay algo por lo que te hace sentir mal pues seguramente sea que haya algún conflicto ahí y por tanto la solución no sea taparlo, sino clarificarlo más. Cosa que mucha gente no hace con sus problemas, que cuando ve que algo tiene, lo que hace es taparlo más para hacer como que no lo ve y que le dejen tranquilo, pero no lo van a dejar tranquilo nunca porque luego saldrá por otro lado, ¿no? Y es eso lo que yo creo que hay que hacer.

 

Y bueno… Con Jorge Olguín estoy contento. Él es mi Maestro, me ha ayudado mucho. Muchas veces ha canalizado mi ímpetu en el sentido de que me ha contenido y le estoy enormemente agradecido por toda la oportunidad de estar con él y poder estar  presente –como 10%-  y realizar las sesiones de contacto telepático aprendiendo tanto. Incluso como 90% el hecho de haberme visto contenido por la ayuda recibida a través de las sesiones y psicoauditaciones o a través del mundo espiritual con Johnakan y otros Maestros. Esto es algo que siempre está ocurriendo porque los Maestros siempre están ayudando, pero que no se había expuesto paso a paso antes como ahora se ha hecho; en el sentido de que ahora hay un seguimiento mucho más continúo de esos avances respecto a varios Thetanes y 10% encarnados. Entonces se ve muy bien como van ocurriendo estos procesos y como los Maestros van ayudando –como es el trabajo de los Maestros-, como un Thetán va clarificando sus temas negativos a confrontar, va descargando engramas o integrando su ego, y como eso en su 10% repercute de manera que alcanza un equilibrio y unas cotas de comprensión nuevas. Y eso es como que hasta ahora no se había documentado de esta manera. Es un gran trabajo que se está llevando a cabo. Muy importante por cierto.

 

[¿Alguna cosa más, Radael?]

 

Radael: Sí, que tú también te tienes que distender un poco más con el sexo porque tienes algunos engramas con el y es por ello que hay cosas que te impresionan más y te sientes contrariada. Bueno, pues ante eso no te ruborices simplemente explora el porqué. Siempre hay vivencias de vidas pasadas que condicionan, que hacen daño, que impactan porque afloran en momentos en que uno no está preparado para asumirlas y quedan marcadas como engramas. Por tanto si es así, simplemente explóralo. No lo niegues. No lo vuelvas a tapar si algo te está removiendo, si lo tapas, lo único que haces es como una olla a presión y luego hace más presión y explota. ¡Plof! ¡Pero no estamos aquí para eso, estamos aquí para clarificar cosas! Sino es como esos mojigatos que saben que les está tocando algo por dentro, que saben que tienen un conflicto, que sí se paran a pensar saben que hay algo que tienen que resolver respecto al sexo o respecto a ideas más generales como pareja, familia, etc., ¡y no lo hacen! ¡No lo hacen porque no les da la gana o porque tienen miedo! Entonces lo que hacen es volverlo a tapar. Lo tapan y lo tapan y luego vienen con moralina, ¿no? Y eso es lo negativo. ¡Es que el sexo es una parte vital de la vida y es uno de los puntos donde más conflicto engrámico hay! Y no porque durante tanto tiempo el sexo haya sido tomado como tabú o incluso hoy en día, que hay religiones que lo toman como un tema tabú, tenga que ser por eso obviado porque es como apartar un gran punto de intervención muy importante además. Es como que toda está gente no lo considera porque piensa que el sexo es una cosa que no se tiene que tocar y no hay que verlo. Pero es completamente susceptible de ser tocado, de ser intervenido y de poderlo tratar con humor con el objetivo siempre de destapar el conflicto, clarificar, normalizar, contener, dar a conocer, informar, o incluso provocar reacciones en los demás para que reflexionen sobre sus ideas sobre este tema. ¡Es lo que yo busco! ¡Yo soy un Thetán provocador! Soy un Maestro provocador…  Creativo, creo yo, que siempre trata de buscar maneras de hacer este tipo de cosas. No siempre soy entendido, porque a veces la manera en que yo enfoco remueve demasiado a otras personas o a otras entidades y a veces comentan que soy molesto. ¡Bueno seré molesto para su ego! (Risas). Porque no en otro sentido… No lo creo. El Maestro Jesús está aquí conmigo y dice que “las cosas van bien”, que “no hay de qué preocuparse”. Dice que en otra sesión ya dará algún mensaje.

 

[Radael, ¿está por ahí el Maestro Ruanel?]

 

Radael: Sí, aunque no te olvides que a Ruanel, le gusta ser muy concreto, no le gusta divagar y cada vez que tú le llamas o cada vez que alguien le llama, es para algo en concreto, sino se enoja, ¿eh? (Bromeando). Es como que dice que la gente a veces se hace una imagen un poco ogro de él, ¿no? (Risas). Y no saben que él es alguien que en realidad se está ocupando del bienestar de muchos y su faceta que pueda ser dura o directa no es más que una manera de ser que en el fondo lo único que está intentado es ayudar de la mejor manera que puede. Por tanto, tampoco aquellos juzguen a Ruanel de una manera lapidaria como si fuera alguien tan crítico que no pudiera estar en un plano de luz. Es falso. A veces el amor es duro. A veces el amor consiste en poner límites. A veces el amor consiste en decir cosas que no gustan al oyente escuchar. Pero también es amor, contención y responsabilidad. Y es como que Ruanel tiene un estilo más por este lado al contrario de otros Maestros que intentan no tanto confrontar sino contener de una manera no tan combativa (conciliar). Pero bueno, eso tú ya lo sabes porque ya conoces a varios Maestros, así que eso. Y hasta en todo momento. Fui Radael, 5º plano.

 


 

SESIÓN DEL 3/4/09

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Radael.

Habló sobre unos temas de salud. Relató una vida en España en un entorno religioso. De joven fue internado en una orden que resultó ser una secta con mucho componente sexual y de abusos. Por distintas vivencias se generó engramas principalmente de pudor y desprotección. Al pasar un tiempo las actividades de la orden fueron descubiertas y la eliminaron; él logró escapar.

(Las sesión a texto ha sido modificada en las partes donde el rol relataba escenas de mucha crudeza)

 

 

Me encuentro aquí, gratamente sorprendido de poder otra vez expresarme. Traigo un mensaje de Rah. En vuestro tiempo dura más o menos dos horas cuarenta, así que prepárate alguna poción caliente para escuchar…

 

Tienes dos tipos de dolores. Un dolor de estómago es atribuible a la parte hepática y tienes otro dolor que es distinto, que tú lo sientes distinto, y que tiene que ver también con ansiedad. O sea, a veces hay ansiedades inconscientes…

En este caso es ansiedad directamente que provoca cierto malestar estomacal que no llega a ser un dolor… Más bien un malestar hepático.

 

Bueno, hay dos plantas que para vosotros son casi imprescindibles: el cacao y el café. Así que tener una adicción al chocolate…

Es casi normal en tanto y en cuanto, como dice el Maestro Johnakan, se haga con equilibrio.

 

Sobre el tema de la próstata, primero y principal, que el médico constate el tamaño actual de las glándulas prostáticas.

 

Hay distintas medicaciones y ahora hay medicaciones de tercera generación que te permiten no solamente reducir la glándula prostática a menos de treinta y cinco gramos, sino también que te permitan orinar normalmente.

 

Voy a romper la dirección de la sesión y voy a relatar una sesión donde hemos encarnado en España hace tres siglos y medio. Una vida bastante, bastante corta donde encarné como Álvaro Alves.

 

Pero me pareció atinado tocarla porque tiene bastante carga. Lo voy a relatar desde la parte del 10% encarnado, rol en esa época como Álvaro.

De pequeño fui bastante feliz. Mis padres eran religiosos pero no fanáticos. Sí iban a la iglesia todos los domingos y entre semana también. Mi madre se llamaba Caridad. Justamente iba a un grupo de mujeres de caridad. Era una orden de mujeres pero obviamente comandada por un varón porque en esa época, como en muchas otras épocas, la mujer era considerada ciudadana de segunda. Entonces la orden siempre tenía que estar comandada por varones y las mujeres lo que hacían era oír y obedecer. Casi como ahora en muchas regiones, lamentablemente.

Yo, de pequeño, tenía como cierta resistencia a la autoridad; era más bien rebelde en cuanto a la autoridad. Me crié entendiendo que en ese lugar la autoridad no estaba manejada por los reyes sino por la Iglesia. Pero había cierta parte de la Iglesia que tenía una orden oculta, que la conocí cuando tenía catorce años.

Mis padres –mi padre más- para quedar bien con los sacerdotes me internaron en esa orden que se llamaba Vinicius. Era una orden no muy conocida, no muy dada a conocer por lo que voy a relatar a continuación.

Había un padre que tenía un acento desconocido. Hablaba bien el castellano, pero tenía un acento desconocido. Se llamaba Zacarías y, a diferencia de otros sacerdotes que eran demasiado crueles, él me trataba muy bien, muy cariñosamente al punto tal que yo, en determinado momento, pensé que me quería someter a nivel sexual. Si bien nunca desistí de ese pensamiento, después fui ganándome su confianza y fui viendo que su conducta era extraña. Incluso él conversaba con algunas hermanas, con algunas monjas muy jovencitas, algunas que directamente eran novicias y él es como que les lavaba el cerebro. Les decía que él era uno de los tantos enviados del supremo. El supremo era un sacerdote que los sacerdotes de la orden no le conocían su nombre, sino que le decían directamente el supremo. Veía como que él tenía cierta calidez con algunas novicias y les hablaba y les explicaba. Empecé a entrar en duda con respecto a la verdadera misión de la orden, si verdaderamente eran religiosos o directamente era una secta sexual. Luego lo comprobé porque había un sacerdote mayor, un sacerdote que tendría cerca de cincuenta y cinco años aproximadamente, que entró al cuarto de Dubois, que es un joven novicio francés que vino a España de muy joven… Este sacerdote lo estaba sometiendo al joven sexualmente. Pedí disculpas y me fui confundido y excitado. Le comenté a mi sacerdote y me dice: “Dubois se acerca a Dios”. Y me hizo una mirada como también de deseo y yo le dije: “Sí, es posible, pero a mí me gustaría acercarme a Dios con alguna novicia”. Y largó la carcajada. En este momento se puso serio y me mostró varios salmos y me dijo: “Lee por lo menos diez veces cada uno. Quédate en tu celda y ya veremos”.

            Fueron pasando los días. Mi sacerdote tenía por momentos miradas de lujuria y por momentos estaba severo pero creo que era porque dudaba de mí, de confiarse del todo, y yo también tenía temor de decirle mis pensamientos más íntimos, mis excitaciones nocturnas…

 

Cuando el supremo se fue con mi sacerdote -tenían que ir a Roma por cuatro días- dejó a otro joven sacerdote a cargo de la orden, por lo menos de ese internado, y teníamos cierta libertad. Recuerdo que Dubois vino a mi celda a pedirme disculpas por lo que yo tuve que presenciar.

Le digo: -No tienes por qué disculparte, o sea, no me fui mal.

-Bueno, eso me tranquiliza, eso me consuela.

-Al contrario –le digo–. Me fui excitado porque me hubiera gustado estar en lugar del sacerdote.

 -No digas bromas. Sabes que esto es algo muy importante para acercarnos al Supremo.

 Y seguí con las bromas. En determinado momento Dubois dice:

-¿Pero es que tú quieres hacerlo?

-Simplemente para saber que sintió el sacerdote.

Y en ese momento lo poseí a Dubois…

 

Lo poseí con una saña tremenda porque mientras lo poseía le hincaba mis dientes en el hombro. En lugar de besarlo le hincaba los dientes en el hombro hasta marcarlo, hasta sacarle gotas de sangre…

 

Luego de consumar el acto quedé absolutamente rendido pero no rendido por la sexualidad sino rendido por la pasión que puse. Me comentó que nunca había estado ni con varón ni con mujer hasta la posesión del sacerdote, de ese sacerdote de cincuenta y cinco años, y que yo fui el segundo que lo poseyó. Logré en él una excitación tremenda al punto tal de que llegó al orgasmo.

Me sentí con un temor tremendo, temor de que él lo contara. Obviamente que le hice prometer poniendo la mano en la Biblia que no lo iba a comentar.

No tenía complejo de culpa, digamos que me sentí normal pero con deseos… Mi deseo no era poseerlo sino someterlo. Y, al contrario, me hubiera gustado que hubiera ofrecido resistencia como para yo poseerlo lastimándolo, forzarlo. Se rebeló un poco cuando le hinqué el diente en el hombro izquierdo pero con ni mano derecha le bajé la cabeza porque ya se estaba irguiendo. Hice más fuerza de penetración todavía y es como que quedó pasivo. Le pregunté si sabía de otros novicios que él sabía sí hubieran sido sometidos.

Él me preguntó: – ¿Pero a ti te gustan los novicios?

Le digo: – No, me gustaría someter alguna novicia.

Lo que pasa es que yo sabía que entre los varones hablábamos entre nosotros. No es que no nos estaba permitido pero es como que no hablábamos con las novicias.

Cuando vino mi sacerdote me dice: –El sacerdote joven me dice que Dubois estuvo aquí en tu celda y se quedó bastante tiempo.

-Oh, sí, estuvimos repasando los salmos.

-Discúlpame, Álvaro, pero no te creo.

Me sentí tan presionado con su mirada que le conté que el hecho de haber visto que el sacerdote lo sometía me excitó y quise hacer lo mismo.

Y me preguntó si me gustaban los novicios.

Le dije: –No, fue un acto de sometimiento, no de gusto. Pero sí me gustaría alguna novicia joven.

Pero me dijo que me preparara para la noche, que iba por fin a estar cara a cara con el supremo. Ese mediodía no hubo poca comida sino que comí un guiso abundante.

Me dice: –No estudies, no leas, duerme, duerme tranquilo. Apenas baje el Sol te vengo a buscar.

Antes de que bajara el Sol tomé mi toalla y me eché agua fría con un balde. Me sequé, me cambié y ya estaba preparado cuando me viene a buscar. Fuimos a una especie de subsuelo -que yo no conocía- donde había un salón iluminado por una hilera muy grande de velas y faroles a los costados. Era un salón como de quince metros de largo por siete u ocho metros de ancho, con una impresionante la figura del supremo al final. Estaba con una especie de capucha negra, todo vestido de negro. Él hacía gestos nada más con el dedo. Había una fila de novicios y novicias y en ese momento mi sacerdote me dice: -“Escucha con atención”. Y el sacerdote de cincuenta y cinco años -aquel que había sometido a Dubois- dice: -“Bueno, ahora van a hacer la promesa. Cada novicio a cada novicia con esta jarra que les doy le va a poner unas gotas de agua bendita a la cabeza. Terminado eso la novicia va a hacer lo mismo con el novicio, le va a volcar agua bendita, luego se van a sacar el ropaje y cada uno va a consumar el acto con el otro, cada novicio con cada novicia que tiene enfrente”.

Desvié la vista brevemente de lo que hablaba porque no quería ser maleducado y que me reprendiera. Miré a la novicia que tenía a mi lado y el corazón me palpitó porque era una joven morena de ojos absolutamente negros y muy deseable. Pero después me latió el corazón por vergüenza por lo que estaba comentando el sacerdote. Lo teníamos que hacer en hilera, cada uno al lado del otro, y era muy difícil que pudiera tener erección.

Una vez que nos sacamos el ropaje, los ayudantes de los sacerdotes se encargaron de apagar cada vela. Quedaron solamente cuatro faroles prendidos en las paredes con llama titilante. Estaba todo en semi penumbra y el supremo hizo un gesto con la mano.

“Comenzad”, dijo el sacerdote de cincuenta y cinco años.

Comencé a tocarla a abrazarla y…

 

Ella estaba nerviosa pero se ve que fue ordenada, aleccionada por así llamarlo, por la madre superiora y me empezó a besar ella a mí, logrando una erección. La volqué de espaldas y consumé el hecho con un nerviosismo tan grande, tan grande que, a diferencia de que cuando estuve en la celda con Dubois -que estuve por lo menos como doce minutos- en menos de un minuto terminé y me quedé sentado allí en cuclillas. Vi que el cuarto de la fila también estaba sentado, que también había eyaculado precozmente. No sabíamos que hacer. Igual me excitaba mentalmente porque no me podía excitar de otra manera. Mi genital estaba fláccido pero me excitaba ver el movimiento de la cola, de las nalgas, de los otros discípulos encima de las novicias…

 

La edad que tenía yo, era la de los novicios y novicias, dieciséis años. Alguno que llegaría a diecisiete, no más de eso. Y ya no me quedé mirando a quien me había tocado en gracia sino que miraba excitándome como mentalmente cómo los otros estaban teniendo relaciones. Y veía los movimientos de sus cuerpos jadeantes. Lo que pasa que lo único que se veía era la cola de los varones. En este momento dejé de pensar en la compañía que tenía al lado para ver la cola de los varones que se movían una y otra vez con esos espasmos, poniendo las nalgas duras cuando bajaban, blanda cuando subían, dura cuando bajaban. Y a los quince minutos es como que ya estaban todos sentados como yo. El supremo hizo un gesto y el sacerdote mayor hizo un gesto de que nos pusiéramos de pie, nos pusiéramos la ropa y nos fuéramos.

 

Este incidente tiene una carga tremenda de pudor. Es una carga que la tengo hasta el día de hoy… y bueno, la estoy descargando al relatar esto justamente. Para esto es la vivencia dolorosa y uno la repasa y la borra y la repasa y la borra.

Cuando llego a mi celda me acompaña mi sacerdote -yo le digo mi sacerdote porque era el que más estaba conmigo- y cuando le voy a preguntar me hace un gesto de silencio y me dice: “Mañana hablamos. Ahora duerme”.

Al día siguiente me levanto excitado pero no sexualmente sino excitado de preguntas.

Le pregunto al sacerdote cuando vino: -¿Qué significó esto?

-Esto es lo más religioso para la orden y es un respeto al supremo.

-Sé que no conozco mucho de la vida pero alguna vez he conversado con mi padre biológico y yo sé que las mujeres quedan embarazadas. En este caso, alguna estaba en época fértil y queda embarazada. ¿Y luego qué?

-Bueno, luego aquellas que quedan embarazadas se apartan de las otras novicias y quedan en cuartos separadas.

-¿Y qué hay con el niño que nace?

-Esos niños que nacen van a ser elegidos y van a ser directamente novicios elevados.

-¡Pero se van a criar sin padre y sin madre! ¿En el caso de la que me toque a mí por suerte quede embarazada yo voy a saber quién es mi hijo? ¿Ella va a volver a verlo?

-No. Esos niños serán separados.

-Pero, padre, ¿eso no es cruel?

-Tú estás contrariando nuestras enseñanzas.

-No, estoy preguntando. Quiero saber.

-No. Todo aquel que se opone, aunque sea en pensamiento, a esto será cruelmente castigado.

Luego supe de qué se trataba ese castigo.

Había un joven que había estado culminando a cuatro filas más allá y debió haber cuestionado a su sacerdote de turno y ahora estaba en una especie de cepo donde tenía las manos y la cabeza agarradas y los pies encadenados. Uno de los sacerdotes le estaba lacerando a latigazos hasta hacerle perder el conocimiento. Se llamaba Ismael ese joven. Él me decía que era una aberración todo esto, que él se quería ir pero sus padres habían firmado en un pergamino como que le dejaban lo que sería la potestad al supremo, o sea, que él era como amo nuestro en esa época.

Le pregunté a mi sacerdote si mis padres habían firmado algo similar y asintió con la cabeza.

Me sentí con un engrama total y absoluto de desprotección en este momento.

La carga que estoy descargando al repasar el incidente es una carga de desprotección tan grande que por momentos me sentía como indefenso ante nada.

Salía al patio. Era como una especie de recreo que nos daban, donde podíamos conversar entre nosotros temas ajenos a todo lo que vivimos en estos tiempos. Podíamos conversar del tiempo, de las golondrinas, de que ya era enero y que estaba haciendo cinco grados bajo cero, pero nada más. Pero me sentía como desprotegido, como que me sentía seguro adentro de mi celda, y no sabía por qué en ese momento.

Desconocía lo que era un engrama y lo que eran roles del ego. El hecho de que ahora lo esté repasando me alivia muchísimo. Me alivia también el engrama de pudor.

Vino otras veces Dubois a mi celda y yo estaba con un pudor tremendo por lo que había pasado. Incluso le pregunté: -¿Por qué tú no participaste de nuestra ceremonia con las novicias?

-Porque no sé que sucedió conmigo que no puedo tener ningún tipo de erección si no soy penetrado.

Hoy, como entidad espiritual, me doy cuenta que Dubois tenía un engrama quizá peor que el mío porque debido a lo que le hizo el sacerdote o a lo que le hice yo no podía tener erección. Obviamente nunca me gustó quedarme con la duda y le dije: –Mira, ¿es por lo que te hice yo?

-No, porque –y esto que quede entre nosotros, por favor- lo que tú me hiciste es como que me gustó, me excitó, pero lo del sacerdote me sentí como violado. Entonces fue eso lo que me provocó esa falta de potencia si no soy penetrado. O sea, te libro de toda responsabilidad.

-Bueno, me quedo más tranquilo.

-¿Quieres que probemos, de vuelta?

-No– le dije. Déjame, ahora quiero estar solo.

Nunca más tuve intimidad con Dubois porque me sentía como mal. Volvimos cada mes a hacer esa ceremonia de supuesta iniciación con la que tocara. La segunda vez me tocó una rubiecita que le caían las lágrimas. Se ve que la primera vez había sufrido muchísimo. Traté de ser suave, condescendiente, pero igual hice lo mío. Pero fui muy suave. Incluso cuando la penetré lo hice con una suavidad que hasta tenía miedo de… Y cuando retiré también retiré con suavidad. Si bien ella no era virgen y ya había estado con otra persona. Por lo general la iniciación era con vírgenes.

La que me tocó a mí la primera vez era virgen. No fui todo lo suave que tenía que haber sido pero, aparte, mi experiencia había sido con un joven… Que me quedó carga de pudor. La segunda con esta joven y la tercera vez con una pelirroja que, a diferencia de la segunda, es como que se creía que era mundana, como que ya había tenido… Me daba la impresión como Álvaro de que nosotros, los varones, no ganábamos en experiencia. Yo la segunda vez me preocupé por la chica rubia que lloraba, que después me hizo una sonrisa de agradecimiento de que fui suave. La tercera vez tenía el mismo conocimiento que la primera y, en cambio, la que me tocaba de turno es como que sabía todo y, a diferencia de la posición que había en la hilera, ella me dio vuelta y se puso encima de mí. Me asustó tanto que me costó tener erección y es como que ella consumó el acto conmigo, no yo con ella.

Y es la primera vez que conmigo una mujer llega al orgasmo porque a mí me costaba muchísimo estando abajo terminar. Cuando ella llegó al orgasmo se aparta y yo pensé: “¡Pero cómo! ¿Y yo?”. Y después me puse a pensar: “Pero antes tampoco ninguna de las jóvenes llegó al orgasmo”. Y me quedé… O sea, no protesté.

 

Esa ceremonia duró todo un año, durante todos los meses. Hubo un problema que… Un obispo vino de Roma y había soldados. Debe ser que de algún modo alguien corrió la voz fuera de la orden. Intervinieron todo y vi que estaban las puertas abiertas por primera vez en un poco más de un año, y me escapé. Cuando estudiábamos los salmos…

Yo estaba casi todo el tiempo en la celda o salíamos al patio a conversar pero no nos estaba permitido ir a otros recintos. No conocía lo que había en otros recintos.

 

Había sacerdotes jóvenes que no trataban con nosotros que tenían relaciones con las monjas. Era prácticamente un templo orgiástico, por así llamarlo… Orgiástico-religioso. No conozco otros así... O sea, no adoraban a demonios ni nada. Era religiosa de Dios supuestamente, porque lo digo de una manera irónica.

Era forzado porque había una presión tremenda. Yo creo que fue más fácil los sacerdotes con nosotros que la superiora y las monjas con las novicias porque si bien no sabían lo que iba a pasar tenían un pánico tremendo. Se ve que las jóvenes habían sido torturadas psicológicamente -a diferencia de nosotros -porque ninguna gritó, ninguna opuso resistencia. Directamente se volcaron de espaldas y permitieron que nosotros accediéramos a su cuerpo.

 

Había otros patios donde estaban las novicias. Digamos que en ese patio éramos solamente varones. O sea, que no supe si ellas eran castigadas de la misma forma que nosotros.

Había unas torturas tremendas. Aparte, sé que hubo muertes de parte de novicias que directamente no querían participar.

Torturas que eran muy similares al bondage actual pero no lo hacían con novicias sino con las monjas.

 

Cuando me escapo voy a mi casa. Omito comentarle a mi padre la parte sexual pero le digo que había mucha perversidad moral y que las enseñanzas no eran lo que esperábamos. Mi padre me dice: -“Cállate, que no nos escuchen”. La orden era la que se había apoderado del pueblo pero desde antes de que yo naciera en esa encarnación.

Lo que pasó a continuación en esas dos semanas que siguieron es que hubo muchos incidentes de violencia. Los soldados que venían de Roma -evidentemente fueron avalados por la milicia española- y, bueno, aparentemente acabaron con casi todos los de esa orden.

Como rol de Álvaro vi que mataron incluso a muchos novicios. El sacerdote que estaba siempre conmigo -que yo le llamo mi sacerdote- tomó el libro con el último noviciado y lo llegó a quemar. O sea, que no quedó registrado que yo había estado ahí. Tenía pánico de que me vinieran a buscar. Esta orden estaba compuesta por cerca de cuatrocientos varones y mujeres.

 

La carga que me quedó fue de pudor, hasta el punto que tenía hasta temor de salir al aire libre, tipo agorafobia. Tenía vergüenza y pánico a salir. O sea, luego, de hecho, hice una vida se podría decir normal. Íbamos con mi padre en la calesa al centro, a los almacenes y le decía: -“Padre, no quiero hablar con la gente, no quiero salir”.

Pasaron como dos años -hasta pasados mis dieciocho años- hasta que pude ser –entre comillas- casi normal.

 

Hay muchos seres encarnados hoy que conocen el tema de los engramas, que conocen los escritos actuales pero que a su vez dudan -dentro de su credibilidad- que un repaso sobre el incidente doloroso pueda verdaderamente borrar ese sentir actual, y sí que lo borra. Y algunos se preguntarán: ¿Cómo puede ser un incidente doloroso algo que teóricamente da placer? Pero eso fue un minuto la primera vez y más tiempo la segunda. Directamente la tercera casi no gocé, y así sucesivamente. Se trata de la exposición, se trata del pudor de mi cuerpo, que me vean todos, varones y mujeres, porque una cosa es que tú tengas una intimidad entre cuatro paredes y otra cosa es que te veas expuesto aunque hayan apagado las velas y hayan quedado cuatro faroles solamente. Nunca entendí el goce del supremo mirando. Lo entiendo ahora pero no en ese momento. Entiendo que él gozaba viéndonos... La misma excitación que tenía yo cuando culminé. Veía a los otros varones encima de las jóvenes moviéndose espasmódicamente y yo me excitaba viendo esas nalgas que subían y bajaban…

 

No era una excitación física porque yo había culminado hacía segundos con la joven y, sin embargo, tenía una excitación conceptual, como si fuera una excitación conceptual del espíritu, si se puede decir así.

En ese momento como Álvaro no entendía -como yo luego de haber culminado seguía excitándome viendo a los otros- qué parte de mí se excitaba si el genital estaba fláccido. ¿Qué parte de mí se excitaba? Entonces me di cuenta que había algo más, que dentro mío había algo que me animaba –llamémosle alma-. Estamos hablando del rol de Álvaro con este poco conocimiento del mundo espiritual, esa alma que a su vez se excitaba ya que mi cuerpo estaba saciado momentáneamente. En esa época nos excitábamos y a los diez o quince minutos estábamos otra vez a la orden. Era excitación erótica conceptual.

 

Si pasaban diez minutos y yo veía que había otras parejas que todavía no habían culminado yo ya me excitaba físicamente de nuevo porque era muy joven y me excitaba fácilmente. Es lógico.

Todavía sigo teniendo el pudor a la exposición muy levemente con una carga de un veinte o de un treinta por ciento. Sigo teniendo el pudor a grandes espacios abiertos, a multitudes que me pueden chupar energía. Sigo teniendo temor -como carga- a lo que pasó, que me sentía como buscado, pero eso es menor.

 

En esta encarnación tuve una relación con una joven llamada María José y era mucho mayor que yo. Yo tenía veintiséis y ella tenía treinta y seis, o sea, era diez años mayor que yo.

 

Desencarné a los cuarenta y dos. No sé el problema que tenía pero rebajaba de peso, tanto que desencarné. Tal vez interpreto que había un problema hepático porque me dolía mucho la parte hepática.

 

Hay incidentes anteriores similares que están relacionado con  engramas de pudor y de excitación pero quiero dejar descansar al receptáculo porque le transmito toda esa carga, que él la absorbe y después la libera pero…

 

Lo que el Maestro Ruanel no sabía en vida es que en cada encarnación de alguna manera cabe la posibilidad de que te deje engramas. Lo dijo el propio Ruanel que no es así porque hay engramas raíces y hay engramas ramificaciones, o sea, para ambos lados.

 

En una sesión independiente hablaré sobre los dolores de cabeza están relacionados con este incidente y sobre otro tema, los viajeros del tiempo.

 

Me estaré comunicando. Hasta pronto.

 


SESIÓN DEL 22/5/09

 

Médium: Jorge Olguín.

Entidad que se presentó a dialogar: Radael.

Habló del aprendizaje para dar un mejor servicio, de las circunstancias mayormente imprevisibles por el libre albedrío de los demás y el azar, aunque igual hay que planificar. Durante los sueños buscan armonizarnos, y pocas veces nos pasan conceptos. La personalidad del 10% es una modalidad de la del 90%. Para que un universo alterno continúe tuvo que haber una voluntad real de hacer aquello que finalmente no se hizo; el thetán continúa atento a él si lo desea. Cuando hace webs capta el 10% del concepto que se le envía, aunque sí lo importante. Es habitual el miedo a afrontar posibles problemas por ejemplo de salud, ejemplificando sobre un problema prostático. Relató una vida en Zaragoza donde un tío le imponía temores que le generaron muchos engramas, los cuales tienen influencia sobre la vida actual. Finalizó hablando de la compasión.

 

 

Radael: Estoy en contacto con el plano físico. Antes de pasar a las preguntas quiero comentar que, si bien nunca dejo de lado el Servicio y el poder orientar a muchos seres encarnados cuyos thetanes a su vez conceptúan conmigo y refuerzo la orientación de ellos para con sus 10% encarnados, en este tiempo estuve conceptuando con distintos Maestros de Luz -tanto nuestro guía, Ruan-El, como el Maestro Jesús, el Maestro Johnakan e incluso Ketter, el Anciano de los Días- sobre distintos temas. El conceptuar para nosotros es mucho más sencillo que el diálogo vuestro puesto que en un segundo podemos intercambiar tanta información como vosotros en un lapso extenso. Y muchas cosas que si bien tenía en claro todavía faltaba -como decís vosotros en el plano físico- pulir detalles. Ahora las tengo casi transparentes, por así decirlo.

Todo aprendizaje sirve en función de poder ser más útiles en el Servicio. Quería decir eso.

 

Interlocutor: Está bien. Como ya sabrás, esta sesión la vamos a dedicar a Psicoauditarte. Ahora, yo no sé cuánto se va a extender porque tengo algunas preguntas para hacer que podemos hacerlas al final o ahora al principio o pasar directamente a la Psicoauditación. Todo depende de la extensión de lo que tengas que relatar.

 

Radael: Interpreto que es más útil ir primero a las preguntas y luego relatar una vivencia.

 

Interlocutor: Bueno, está bien. Aquí hay varias cosas: una cuestión de aclaración sobre los sueños, una cuestión de aclaración sobre la próstata -que es un tema general que le puede servir a todos los hombres; un problema que viene con la edad- y una cuestión bastante curiosa que he estado viendo y que tiene relación con el tan mentado libre albedrío, en el cual he observado que uno planea las cosas y las cosas -no digo que se resuelven porque no todas se resuelven- tienen una solución, diríamos, un desenlace por caminos totalmente inesperados que uno no previó ni por asomo e inclusive los desenlaces buenos o malos son totalmente impensados. O sea, parecería que el 10% de lo que sucede y el desenlace es lo que más o menos uno planea y el 90% son cuestiones absolutamente inesperadas que uno ni por asomo pensó que podían ir las cosas por ese camino. No sé si será una idea mía pero eso es lo que estaba comentando con Jorge. Estamos viendo que las cosas van sucediéndose en una forma que uno no lo espera, tal como que uno sale a tomar el colectivo y hay una huelga de tránsito totalmente inesperada, y cosas así. Si fuera un pequeño porcentaje uno ni lo comentaría pero el porcentaje es muy grande de las cosas que están a merced del accidente, para llamarlo de alguna manera. ¿Hay algo que tengan ustedes para decir sobre esto?

 

Radael: Bien. Vamos a responder este tercer interrogante ya que fue desmenuzado.

 

Interlocutor: Está bien. ¿Tiene relación con el libre albedrío? Y uno dice: ¿dónde está el libre albedrío si, como decía Gurdjieff, "todo nos sucede..."?

 

Radael: Tiene relación con el libre albedrío tuyo y tiene relación con el libre albedrío de los demás. Hay un refrán vuestro que dice: "La libertad de uno de uno termina donde empieza la libertad del otro". Esto significa que tú puedes hacer lo que te venga en gana en tanto y en cuanto no perjudiques a terceros. Entonces si tú te vas a expandir en un negocio a expensas de achicar el negocio del otro estás cometiendo un acto hostil. ¿Qué tiene que ver esto con la respuesta de debo dar? Es muy sencillo: esa huelga de tránsito -ya sea huelga de transportes, huelga de colectivos, huelga de taxis, etc.- es el libre albedrío de cada taxista o de cada colectivero que va a ir, obviamente, en detrimento tuyo y que están, de alguna manera, coartando tu libertad, es decir, está afectando a tu libre albedrío haciendo mal uso del libre albedrío de ellos.

Nosotros, como Maestros de Luz, siempre decimos que no debemos entrar en temas políticos, en temas policiales, así como tampoco es ético entrar en temas organizativos de la sociedad pero en este caso sí debo decir que si bien en muchos países es legal el derecho de huelga, a veces, cuando hay democracias -colgadas con broches o tejidas con alambre, para que se entienda- generalmente esos derechos de huelga son obstructivos para el resto de la sociedad. Si tú, de repente, tienes que ir a un médico de urgencia y hay una manifestación que no solamente te corta la calle sino que si tú quieres pasar encima te agrede con palos, no solamente está abusando de tu libre albedrío sino que encima está cometiendo un acto hostil agrediéndote de hecho, o sea, no permitiéndote ir a tu médico y causándote un mal que puede ser hasta irreversible si la consulta con el médico era algo grave.

 

Interlocutor: Esto está claro. No hago hincapié en eso porque está clarísimo. La pregunta concreta que hago yo es: El 90% de los seres humanos estamos a merced de la Ley del Accidente y solamente resulta que uno puede prever un 10% nada más. Ésa es la consulta. Pero vos me dirás: "No, un 10% no; es un 5% solamente. El 95% está a merced de la Ley del Accidente o de lo que decidan los demás sobre uno. O no; es un 20% y un 80%". Ésa es la pregunta mía, que no sé si está clara.

 

Radael: Muchas veces debatimos con otros Maestros de Luz sobre si es cierta o no la Ley del Azar, dejando de lado lo que tú siempre afirmas que todo está escrito para Eón. Para que esto sea entendido para aquellos que lo deseen escuchar dejemos provisoriamente de lado el concepto total de Eón y hablemos desde el punto de vista nuestro, ya sea tú como parte encarnada o yo como parte no encarnada, de que estamos dentro de la línea temporal y dentro de la línea de las causalidades y de las casualidades. Entonces puede haber hechos fortuitos que tú tienes que ir al médico y, de repente, hay una manifestación y se te ocurre ir por una calle lateral y en esta calle lateral está todo vacío y puedes acceder a tu consulta perfectamente.

 

Interlocutor: Claro, pero la pregunta es porcentaje, porque yo voy al porcentaje para saber cuánto libre albedrío tenemos.

 

Radael: El libre albedrío nuestro es total. Tenemos un 100% de libre albedrío. Ahora, si la pregunta tuya -para que la gente entienda- es si tu libre albedrío está condicionado al libre albedrío de los demás, bueno, tu libre albedrío se remonta únicamente a un 10%.

 

Interlocutor: ¿Mi libre albedrío?

 

Radael: Sí. Tu libre albedrío subjetivo.

 

Interlocutor: Entiendo. Porque el ejemplo que iba a poner yo es que yo puedo tener un coche que da 250 kilómetros de velocidad pero por el centro no puedo pasar de los 30 kilómetros. Entonces no importa si yo tenga el 100% de albedrío si al fin y al cabo no lo puedo ejercer. Ésa es la pregunta.

 

Radael: Puedes ejercer en muchos casos la totalidad, en otros casos un 40% y, en casos extremos -manifestaciones, paros, huelgas- un 10%.

 

Interlocutor: La respuesta a la pregunta que yo hice es que sí que estamos bastante condicionados y nuestro libre albedrío en promedio de un 10% y el resto, el 90%, son cuestiones fortuitas de los otros o de la naturaleza, llamémosle.

 

Radael: Dejando de lado la naturaleza -que no la vamos a tocar sino el tema de los espíritus del error- en el común denominador estamos expuestos a otros seres que han encarnado junto con nosotros y que ellos pueden ejercer su libre albedrío de una manera prepotente y vanidosa, ejerciendo su supuesto poder y no interesándose lo más mínimo en tu libre albedrío, porque son seres encarnados con un espíritu del plano 2 donde su meta es la violencia por la violencia misma...

 

Interlocutor: Está bien. Esto está claro y, en realidad, si bien la aclaración tuya vale no era el fondo de la pregunta. El fondo de la pregunta era una cosa que a lo mejor me he dado cuenta yo y muy pocos se han dado cuenta de que uno tiene tan poco libre albedrío y está tan condicionado a la naturaleza y al libre albedrío de los demás. Pero el otro asunto: ¿Para qué nos vamos a preocupar, entonces, tanto? ¡Uy! ¡Voy a decir que se presenta tal problema, si a lo mejor se soluciona! Hay un 90% de probabilidades que se solucione de una forma totalmente impensada.

 

Radael: Pero no estoy de acuerdo tampoco con esto porque daría la impresión que dejarías todo librado al azar y no es así. Las cosas se deben planificar. Que salgan o no salgan depende en parte de tu voluntad y depende en mucho de terceros. Porque ese médico que enfermó y que te tenía que atender, a su vez, él debe ir a otro médico y tú te quedas sin esa consulta.

 

Interlocutor: La pregunta es: ¿El médico ese que se equivocó en el diagnóstico? ¿Lo ubica?

 

Radael: Correcto.

 

Interlocutor: ¿Cómo es que se pudo equivocar un especialista cuando la empleada no se equivocó?

 

Radael: Porque por más especialista que sea, el médico miró el análisis que tú le dabas, al azar. Lo vio como un repaso y diagnosticó a las apresuradas como para "sacarte de encima". Y esa empleada, que si bien tenía un mínimo conocimiento de medicinas, dijo la verdad porque te prestó atención y se interesó en ti como ser humano, cosa que ese especialista no hizo.

 

Interlocutor: ¿Pero no influyó en esto el espíritu del error? ¿Para nada?

 

Radael: No. Influyó su espíritu, que es un espíritu del error.

 

Interlocutor: ¿Se puede adelantar una pregunta? ¿Cómo saldrá la biopsia? ¿O mejor no?

 

Radael: Eso déjalo para que tú no te condiciones ni a favor ni en contra.

 

Interlocutor: Entonces es que hay algún problema...

 

Radael: No.

 

Interlocutor: Está bien. Dejemos eso.

 

Radael: Falta el tema de la naturaleza. El tema de que cuando tú eras adolescente y organizabas un camping o picnic, si bien el pronóstico -que muchas veces se equivoca- decía sol radiante luego había una lluvia de cuarenta milímetros...

 

Interlocutor: Eso está perfectamente claro. La pregunta iba porque también quiero consultar con los sueños porque soñé en relación a la próstata. No recuerdo bien pero era una cosa más o menos luminosa con una franja negra. Ahora, la pregunta es -ya que los espíritus o los thetanes conocen todos los sueños- si es un sueño de tipo reparador automático, llamémosle así, o es un sueño influido por ti. No sé si está clara la pregunta. La voy a aclarar porque sirve para los que escuchen esto.

Sabemos lo que son los sueños, que no tienen ni ton ni son y también sabemos que si el thetán quiere a través de los sueños dar una indicación al 10% el decodificador del 10% lo tergiversa. Pero la pregunta es si a veces, igual, a pesar de eso dan [sueños] por si no lo tergiversa.

Y eso viene a cuento porque una vez que yo estaba con el asunto del monstruo de Loch Ness justamente soñé con el río de la Plata y un montón de monstruos mecánicos que estaban dando la pauta de que el monstruo no era real.

 

Radael: Correcto, pero en el tema que tú dices hubo lo que la gente común en el plano físico llama un inconsciente, donde tú lo indujiste al sueño. No hubo participación de parte mía ni de ninguna otra entidad espiritual.

 

Interlocutor: Está bien, perfecto. Con respecto a los sueños, ¿ustedes a veces inducen, a pesar de que el 10% o el decodificador del 10% pueden tergiversarlo? ¿Inducen algún sueño o nunca se meten en eso?

 

Radael: Influimos pero para armonizar. Siempre es para armonizar. Lo que se busca es que nuestro propio 10% encarnado armonice. Incluso podemos armonizar el sueño de otros 10% de otros thetanes compañeros.

 

Interlocutor: ¿Entonces, ustedes, a través de los sueños no dan respuestas? ¿Nunca?

 

Radael: No podemos decir nunca. A veces podemos dar una orientación pero no una respuesta propiamente dicha.

 

Interlocutor: Ahora, ¿qué sucedió con ese sueño de los monstruos mecánicos del río de la Plata? ¿O no tenían ninguna relación con...?

 

Radael: No. No tenían ninguna relación y también fue algo inducido por ti mismo como 10% en tu decodificador.

 

Interlocutor: ¿Nada más que eso fue?

 

Radael: Sí.

 

Interlocutor: ¿Seguro que no habían dado otra respuesta los Maestros de Luz sobre eso?

 

Radael: No. Por supuesto. No tengo porqué decir una cosa que no es. Es un tema que ya está conocido por muchísima gente y no tendría ningún sentido decirte una cosa que no es.

 

Interlocutor: Está bien. Bueno, si te parece vamos a la psicoauditación.

 

Radael: No. Habías hecho dos preguntas primero, antes de lo del libre albedrío, y vamos a profundizarlas.

 

Interlocutor: Una acotación: He estado bastante decepcionado. No de ti como thetán porque tú y yo somos lo mismo sino que como espíritus no somos chistosos, o sea, no tenemos tanto humor como el que tiene Ruanel. Yo creí que le sobrepasábamos a Ruanel tremendamente. ¿Cómo es que no tenemos nosotros humor como espíritu? O sea, ¿yo como 10% tengo más humor que el tuyo, el nuestro?

 

Radael: No es así...

 

Interlocutor: ¿No es así? ¿No estamos desautorizando a Ruanel?

 

Radael: Todo ser espiritual tiene humor dentro de lo que ese espíritu esté haciendo. Si de repente yo estoy orientando a un ser que está en sufrimiento obviamente que mi humor va a ser dejado de lado en ese momento y sí puedo aplicar mi humor a través de este receptáculo cuando estamos en un plan de broma. En este momento estamos en un plan de información y luego de psicoauditación.

 

Interlocutor: Pero yo pensaba que todo el humor que vuelco en la website del Grupo Elron, en las páginas del Grupo Elron, provenía de Radael y según Ruanel dice yo tengo más humor que el tuyo, el nuestro.

 

Radael: Sí, es cierto eso también. Pero no está mal, o sea, cuando tú estás encarnado tú tienes una personalidad propia como rol y no digo que sea independiente de la mía -porque somos un solo espíritu- pero desarrollas una modalidad independiente y el humor te hace bien porque, como dice el querido Maestro Johnakan, "el humor mueve endorfinas y te hace bien en la parte física". Entonces toda persona que tiene humor, toda persona que supere el humor y lo transforma en euforia se defiende contra las influencias negativas. Y esto no es un concepto mío sino de Johnakan Ur-El.

 

Interlocutor: Ahora, cuando desencarnemos -cuando yo desencarne, mejor dicho- ¿te contagiaré como espíritu este humor que yo tengo ahora? ¿Me lo llevaré al otro lado o lo dejaré acá?

 

Radael: No. Lo tienes incorporado tú como 10% y, obviamente, eso ya lo tienes.

 

Interlocutor: ¿Pero lo llevo después al 100%?

 

Radael: Sí, por supuesto.

 

Interlocutor: ¿Le superaremos a Ruanel o Ruanel nos seguirá superando?

 

Radael: Es muy difícil superar a Ruanel. Pero a ver si entiendes: Ruanel tiene otro tipo de humor. Él tiene un humor irónico.

 

Interlocutor: ¿Y el mío, qué? Irónico y cáustico es también.

 

Radael: Sí, pero lo de Ruanel ya sobrepasa los límites. Este receptáculo -no pido disculpas por ponerlo en evidencia- que me alberga muchas veces se ha preguntado cómo Ruanel está en un plano de Luz siendo tan caustico como es.

 

Interlocutor: Está bien. Tengo que suponer, entonces, que en muchas cosas, de los muchos chistes de las páginas que yo hago también provienen de Ruanel...

 

Radael: Claro que sí.

 

Interlocutor: Ahí está el asunto.

 

Radael: Antes de pasar a la sesión...

 

Interlocutor: Pero hay algo que quiero consultar -por favor, que si no me voy a olvidar- y que está relacionado todo lo que nosotros hablamos con los universos alternos. ¿Hay un universo alterno donde, por ejemplo, ese médico no se equivocó? ¿Está clara la pregunta?

 

Radael: Obvio.

 

Interlocutor: ¿Hay un universo alterno donde ese médico no se equivocó?

 

Radael: Sí.

           

Interlocutor: Entonces, ¿existe un universo alterno donde yo tomé ese colectivo antes de que se declarara la huelga?

 

Radael: Las posibilidades son infinitas y se pueden llegar a dar. Eso no significa que tú, como ser encarnado, tomes todas las opciones. Las posibilidades de opciones son infinitas porque tú te puedes bajar del transporte a la calle siguiente porque te has acordado de algo o te has olvidado de algo. Las posibilidades son infinitas. Esto no significa que ejerzamos todas las posibilidades. Esto sí que está claro.

 

Interlocutor: Sí. ¿Pero quiere decir que yo, en este universo, tengo diversas peripecias programadas o no y al mismo tiempo hay otros universos alternos donde se dan otras posibilidades que acá no se dieron?

 

Radael: Totalmente.

 

Interlocutor: ¿Es así?

 

Radael: Totalmente.

 

Interlocutor: Y en esos otros universos alternos esos 10% como yo o la ínfima parte de este 10% están creyendo que ese es el único universo, no en el caso nuestro, que sabemos que son muchos. ¿Es así?

 

Radael: No solamente eso sino que hay universos alternos donde el rol del 10% como tú y el rol de este receptáculo no se conocen, ignoran el mundo espiritual y hacen otras tareas.

 

Interlocutor: Claro que no estamos hablando de otro 10% sino de esa milmillonésima parte, ¿no?

 

Radael: Estamos hablando de posibilidades.

 

Interlocutor: Está bien. Ahora, tú, como Radael, como Thetán mío, así como conoces todos los sueños míos como 10%, ¿también conoces todas esas alternativas de los universos alternos?

 

Radael: Hay otro 10% en un universo alterno que no tiene tiempo para soñar porque está prácticamente las veinticuatro horas del día en diversión continua.

 

Interlocutor: ¡Uh, qué bueno! Y a mí me tocó la parte fea. ¡Bah!

 

Radael: Pero no te preocupes porque cuando desencarnen tú te vas a acordar de todas las...

 

Interlocutor: Las que hice.

 

Radael: Claro...

 

Interlocutor: A ver, la pregunta mía iba por otro camino. Esas infinitas posibilidades -las que se dan en esos universos alternos-, ¿el espíritu las conoce también o no? No sé si está clara la pregunta. Tú, como thetán conoces esta, 10%, y las otras dos encarnaciones 10% nuestras. ¿Está?

 

Radael: Correcto.

 

Interlocutor: Pero, ¿y las otras, las infinitas otras que se dan?

 

Radael: Hay una cosa que quiero aclarar porque esto creo que ni siquiera el Maestro Ruanel y ni siquiera el Maestro Johnakan lo han aclarado y por eso al comienzo di ese pequeño prólogo donde dije que he conceptuado con los otros Maestros como para que me enriquezcan y pueda dialogar sobre esto que justamente voy a decir ahora.

Igual hay dos temas pendientes del comienzo que eran preguntas que quedaron inconclusas que después las voy a dar.

 

Interlocutor: No las recuerdo.

 

Radael: Las primeras que tú tenías anotadas. Habías hablado sobre el tema de la próstata y sobre otro tema antes de hablar sobre la ley de causalidad y sobre las casualidades.

 

Interlocutor: Está bien, pero no me acuerdo.

 

Radael: Quiero tocar este tema. Todo espíritu cuando intenciona encarnar puede encarnar hasta en tres universos y tener un 30% encarnado y un 70% no encarnado. ¿Hasta ahí sigues? Pero, a su vez, hay otras posibilidades donde tú u otro 10% a su vez toman otras decisiones y pueden formar otros universos alternos y esos toman, a su vez, otras decisiones y pueden formar otros universos alternos. Para que se entienda, es como las ramificaciones del tronco de un árbol que, a su vez, tienen otras ramificaciones y esas ramificaciones otras ramificaciones.

 

Interlocutor: La pregunta es si esas las conoce el espíritu o el thetán.

 

Radael: Las conoce el espíritu original Radael. Las conoce y hay una partícula que el espíritu original Radael anima. Pero como esas ramificaciones son ramificaciones menores tienen poca vida, y ésos son los famosos universos alternos que se terminan secando, que muchos lectores no lo han terminado de asimilar o comprender.

 

Interlocutor: O sea, ¿no se secan los 10% sino esas ínfimas partes?

 

Radael: No se secan en tanto y en cuanto haya calidad de vida, calidad de expresión o vivencias intensas. De repente, el Maestro Jesús, en lugar de ser crucificado, le hizo caso a Pedro.

-Maestro, en lugar de esperar al Sanedrín vayámonos a Damasco.

-Tienes razón, Pedro.

Y en lugar de tomarlo de la solapa y decirle "Aléjate Satanás" combatiendo contra su propio ego le dice: -Sí, tienes razón porque yo, vivo, puedo seguir dando mensajes y orientando a más gente.

Y se forma un universo alterno firme porque ese Jesús está convencido que dando la Palabra en otras regiones va a educar o a liberar la mente de más gente que permitiendo el ser crucificado. Entonces se forma un universo alterno sólido.

 

Interlocutor: Está bien. Ahora, la cuestión esa de los universos alternos, ¿desde el punto de vista del espíritu se ve algo así como la Isla de la Fantasía? Porque esas decisiones que, por ejemplo, en este universo se dan, resulta que se dan en otro universo, y al fin y al cabo se dieron.

 

Radael: No es como la Isla de la Fantasía porque hay universos alternos donde de repente todo se pinta bonito y luego puedes tener una tremenda crisis con problemas mentales u orgánicos graves y de repente se transforma en la isla del terror.

 

Interlocutor: Claro, pero yo no me refería a eso. Vamos a suponer que yo voy por la calle y veo una hermosa mujer y resulta que pienso "¡Uy, qué lindo si me la pudiera levantar y acostarme con ella!". ¿Se forma un universo alterno sobre eso? En ese sentido hablé yo de la Isla de la Fantasía.

 

Radael: Ahí no se forma un universo alterno porque no deja de ser tu imaginación pero si tú eres una persona arrojada y decidida y hay una parte de ti que dice "Sí, yo voy a intentar conquistarla" y, de repente, con una excusa visualizas decirle por ejemplo: "¡Oh! Qué bonita que eres. Qué pena que tenga un compromiso; si no te invitaría a tomar un café".

 

Interlocutor: Aunque no lo haga bastaría esa fuerza de visión, diríamos.

 

Radael: Porque se intensifica tanto ese pensamiento que hay una parte de ti que sí lo hace, y ahí se forma ese universo alterno donde la joven o la señora puede decirte: "¡Oh! Pero qué galante. Acepto el café pero no piense mal de mí. Es solamente tomar un café". Y se puede iniciar una amistad y no necesariamente tiene que haber una intimidad. Pero no por pensar.

 

Interlocutor: Está claro. Esto viene a cuento porque, a veces, uno recibe consultas, mails de personas a las que se les contrarió un amor. ¿Ese amor puede estar en un universo alterno?

 

Radael: Correcto. Pero quiero terminar el ejemplo anterior. Hay millones de personas -y esto no lo digo arbitrariamente sino que es conceptuando los millones de thetanes que dejan que uno les conceptúe y no bajan su cortina conceptual- que sus 10% tienen fantasías, no a nivel eróticas sino a nivel de que ganan dinero o que tienen casas lujosas o hacen permanentemente viajes en crucero o se imaginan su genética que ha cambiado y son más esbeltos o triunfadores. Eso no significa bajo ningún punto de vista que se forme un universo alterno. Son simplemente fantasías. Para que se forme un universo alterno tiene que haber una decisión, un impulso que casi roce el "¿lo hago o no lo hago?" al punto tal de formarse una disyuntiva y que casi esté a punto de hacerlo.

 

Interlocutor: Eso está claro. Ahora, volviendo a la pregunta para que quede bien aclarada: ¿el thetán o el espíritu tiene percepción de todos esos millones y millones y millones de universos alternos que se forman, no solamente del 10% y 10%, además del 30%? ¿Tiene tanta capacidad como para conceptuar y conocer todo? Parecería imposible.

 

Radael: Voy a dar un ejemplo: así como vuestro decodificador es limitado porque tenéis una cantidad limitada de neuronas nosotros, como espíritus, tenemos un concepto limitado...

 

Interlocutor: ¿Cómo espíritus tienen un concepto limitado?

 

Radael: Sí. También tenemos un concepto limitado que comparado con vuestro concepto que necesita de un decodificador...

 

Interlocutor: Es ilimitado, se podría decir.

 

Radael: Comparado con vuestro concepto, pero es limitado.

Termino el pensamiento. Tenemos el concepto de esos millones de pequeños universos alternos que se forman pero luego los dejamos ser. O sea, tenemos el concepto, de la misma forma que tú te olvidas de que, por ejemplo, hace tres días le cediste el paso a una señora por ser gentil. Tú ese episodio lo has olvidado porque no formaba parte del contexto importante de tu vida cotidiana sino que simplemente es un gesto que has hecho y ya está, y lo dejaste pasar. Entonces no es que se borró de tu memoria pero no forma parte importante de tu memoria.

 

Interlocutor: El espíritu puede recordarlo si quiere, entonces.

 

Radael: El espíritu puede recordarlo si quiere pero esos millones de alternativas no las tenemos en cuenta, y luego las dejamos escapar como energía. No consumen nuestro concepto. No sé si se entiende.

 

Interlocutor: Pero una pregunta importante: Si yo tengo este vaso de agua que está lleno hasta acá yo tengo conciencia que está el 60% o el 65% vacío, que todavía lo puedo llenar. ¿El espíritu tiene esa sensación, o sea, "tengo mi mente conceptual llena un tanto por ciento y todavía puedo llenarla de tanto más"? No sé si está clara.

 

Radael: Sí. Hay como una sensación pero no tenemos el concepto de cuánto más se puede llenar. No lo tenemos. Así como vosotros tampoco tenéis el concepto -estando encarnados- de cuánto más libros podéis incorporar. Sí lo que hacemos es descartar lo intrascendente para no ocupar concepto que no tiene valor. Y esto no lo digo de manera despreciativa.

 

Interlocutor: A ver si entendí: yo tengo ese vaso lleno acá un 30%, le vuelco un 10% y entonces en lugar de quedarme 65% tengo 70% todavía de espacio...

 

Radael: Un 80%.

 

 Interlocutor: ...pero esa agua que tiré no la puedo volver a poner acá. La pregunta es si el thetán, cuando desecha de su mente conceptual esas partículas -es como cuando yo tiro el agua-, ¿no la puede volver a incorporar? ¿O si quiere la puede volver a incorporar de nuevo?

 

Radael: La puede volver a incorporar salvo que sea demasiado intrascendente y ya directamente lo borra de su concepto.

 

Interlocutor: O sea, ¿lo puede eliminar como yo tiro un poco de agua del vaso?

 

Radael: Si es muy intrascendente porque no hace a la cuestión de la elevación espiritual ni ayuda en nada al 90% o al 100% espíritu cuando está desencarnado por completo.

 

Interlocutor: Está bien. Antes de pasar a estas dos preguntas quiero preguntarte algo: cuando tú me dictas alguna página web o algún dictado, ¿en qué porcentaje lo capto yo? Porque supongo que en tu plano...

 

Radael: Lo captas en un 10%.

 

Interlocutor: ¿Nada más que en un 10%?

 

Radael: Sí.

 

Interlocutor: ¿Es tal la riqueza de lo que me mandas que hay un 90% que queda fuera?

 

Radael: De todas maneras el 10% que captas es como si fuera una especie de núcleo de lo que envié y entonces lo puedes volcar con bastante precisión.

 

Interlocutor: Está bien. En tu plano, en tu mente conceptual, la página la tienes tal cual la hago yo, más allá de que faltaría el 90%, inclusive las imágenes...

 

Radael: No, la tengo con muchísimo más detalle.

 

Interlocutor: Yo a veces me doy cuenta que encuentro -entre comillas- como de casualidad una imagen. ¿Vos me guiaste para que encuentre esa imagen?

 

Radael: Sí. Obvio. Ahí no existe la casualidad.

 

Interlocutor: O sea, que es una constante ayuda y los que...

 

Radael: Es que esto es porque estamos permanentemente conectados. O sea, sin desmérito a la ayuda que doy a otros 10% encarnados que quizá tengan thetanes en el plano 3 o en el plano 2 y necesiten ser ayudados, la ayuda contigo va a ser mayor no porque tenga preferencias, que por un sentido de...

 

Interlocutor: ¿La caridad empieza por casa?

 

Radael: No, porque eso sería egocentrismo, de alguna manera.

 

Interlocutor: Bueno, ¿por la misión que uno tiene que cumplir?

 

Radael: No, tampoco, es simplemente por el hecho de que estamos conectados. Es así de simple. Porque si yo tengo preferencias sobre ti obviamente que la preferencia va a estar porque si tú estás bien voy a estar bien yo y puedo hacer mejor servicio. Es como la persona que en el plano físico toca la guitarra y tiene un problema de tendones y se opera esos tendones sabiendo que a lo mejor tiene un hermano que también tiene que operarse pero si él es el sustento de la casa no es que él desprecie a la operación del hermano sino que él se opera primero porque como él es el concertista de guitarra y el hermano y él viven de ese trabajo él se opera primero no por egocentrismo o por dejar el hermano de lado sino porque los dos comen gracias a lo que él toca. Ahora, si los dos vivieran de otra cosa, si él es altruista va a dejar que el hermano se opere primero. Entonces, en este caso, yo te ayudo a ti para estar bien yo y poder ser más útil en el servicio y, aparte, por estar conectados pero no porque desprecie a otros 10%. No lo aclaro por ti. Lo aclaro porque, como dijo Johnakan y Morgan-El también lo ha dicho muchas veces, el lenguaje es tan pobre y la gente es tan susceptible que hay que aclarar hasta el mínimo detalle.

 

Interlocutor: Está bien. En realidad, la pregunta mía iba a esa tontería de tener ego por lo que a uno le están soplando. A ver si nos entendemos: quiere decir que en una página web pongo el 10% y el 90% me lo pone mi thetán y más o menos en todo lo que se crea...

 

Radael: El 10%. El 10% captas de mí.

 

Interlocutor: Bueno, está bien. Dejemos de lado el porcentaje que yo capto...

 

Radael: Es muy importante el porcentaje. Tú captas el 10% y el 90% sale de ti. Es al revés de lo que has dicho tú.

 

Interlocutor: ¡Ah! No había entendido. Entonces es bueno el ego.

 

Radael: Es buena la autoestima, no es bueno el ego. El ego puede empujarte a creerte perfeccionista y prescindir de la orientación. Cuidado con eso.

 

Interlocutor: O sea, que yo percibo de ti, como Thetán, el 10%. ¿Quiere decir que hay un 90% que no percibo?

 

Radael: Seguramente lo percibes de una manera muy ínfima y no lo captas con la fuerza que lo tendrías que captar. Pero, como dije antes, ese 10% de orientación que captas yo trato de que sea una condensación, como un núcleo de la idea que te quiero transmitir y entonces es muy válido.

 

Interlocutor: Hay una cuestión: es muy probable que si yo enriquezco la página con toda la riqueza de lo que tú me transmites podría resultar como pesado por tantos detalles porque una cosa es un sitio web de una o dos páginas y otra cosa de diez a veinte páginas que no las lee nadie.

 

Radael: Nunca quedaría pesado por los detalles porque en todo caso lo que harías es hacer varias notas sobre lo mismo y si es más extenso... Hay libros escritos en el plano físico que tienen más de seiscientas páginas o carillas -como llaman en algunos países- y no son absolutamente para nada pesados. Hay películas en el plano físico que duran hasta tres horas y no son pesadas -me copio de ti- para nada.

 

Interlocutor: ¿A qué se debe que no perciba más que un 10%?

 

Radael: Porque tienes avidez, y no es la primera vez que te lo digo. Tu misma avidez hace que captes algo y ya lo vuelques y ya está bien, y tú con eso te conformas. Pero es válido, o sea, las páginas son muy ilustrativas y dan mucho a entender porque son muy claras. Está bien. Si no yo haría hincapié en que captes más, pero está bien.

 

Interlocutor: Radael, vamos a esas dos preguntas que yo no me acuerdo...

 

Radael: La primera no tiene trascendencia y vamos a la parte prostática que tú decías que era una molestia en el varón. Ya se ha dicho muchas veces que la próstata es una glándula que directamente es generadora del líquido seminal y que en los varones a partir de los cuarenta años empieza -y lo digo con una palabra terrenal- como a degenerarse y crece.

 

Interlocutor: ¿En todos los hombres?

 

Radael: No necesariamente pero sí a partir de determinada edad comienza a crecer, que puede estar entre los cincuenta y los cincuenta y cinco años.

 

Interlocutor: En mayor o menor medida cada uno.

 

Radael: En mayor o menor medida cada uno pero antes dije a los cuarenta porque, en muchos casos, a partir de los cuarenta ya empieza a degenerarse, llegando a provocar en algunos casos la llamada prostatitis, que puede hasta impedir la micción, o sea, puede impedir el orinar.

 

Interlocutor: ¿Vos consideras, Radael, que yo fui negligente en este aspecto o no, en tratarme?

 

Radael: Muchos varones...

 

Interlocutor: Y la pregunta es, ¿cómo es que vos no me lo sugeriste?

 

Radael: ¿Quién dijo que no te lo he sugerido? Te lo he sugerido muchísimas veces a nivel conceptual y no me has dado importancia.

 

Interlocutor: O sea, hice un mecanismo de negación, diríamos.

 

Radael: Sí, así es. A veces los mecanismos de negación son engrámicos porque los engramas en muchos casos producen temor a "Si me hago ver, ¿qué me van a encontrar?". Eso lo tienes tú todavía y hay que trabajar mucho sobre eso.

 

Interlocutor: Sí, ¿pero quién quiere ir al médico?

 

Radael: Tu mente analítica quiere ir al médico pero tu mente reactiva no, porque tu mente reactiva porque el ego trabaja en la cabeza diciendo "¡me van a encontrar algo negativo!". Y entonces el miedo produce más miedo y el ego hace un festín con el miedo y hace presa de ti.

 

Interlocutor: Está bien. Para todos los que están escuchando esta grabación, normalmente un hombre, ¿cuándo tendría que hacerse ver de la próstata?

 

Radael: Obviamente que antes de sus cincuenta años de vida física, obviamente, y hay un montón de análisis. El varón no sabe que existe la ecografía prostática vesical porque piensan que la ecografía es cosa de la mujer en un embarazo únicamente. La ecografía ya lleva sobre el planeta Tierra tres décadas. Muchos no saben eso. Las primeras ecografías están desde mil novecientos ochenta y hay medicación para tratar...

 

Interlocutor: Reducir, incluso.

 

Radael: Claro, por supuesto.

 

Interlocutor: O sea, que con eso se evitaría la operación, la cirugía.

 

Radael: En este momento, gracias a las medicaciones, hay un noventa y cinco por ciento de personas que sufren de prostatitis que evitan todo tipo de cirugía. Aparte, existen análisis sanguíneos que pueden detectar o no -cuando digo 'o no' ya estoy mentalmente negando que la gente lo tuviera porque le mando amor a la gente- tumores prostáticos. O digamos que hay análisis sanguíneos que lo detectan.

 

Interlocutor: Radael, ¿cuál era el otro tema que me olvidé yo?

 

Radael: No tenía importancia. Quiero pasar a la sesión antes de que salga humo del decodificador de este receptáculo.

 

Interlocutor: Bueno, ¿tenemos tiempo?

 

Radael: Sí, pero muy breve.

 

Interlocutor: ¿Lo agotaremos el tema? Me interesaría si está relacionado con la neuralgia en los dientes.

 

 

Radael: Está relacionado con temores. Es una vida en España, en Zaragoza.

 

Interlocutor: ¿Pero hay unas molestias, dolores de cabeza que yo tengo?

 

Radael: Todo tiene que ver.

 

Interlocutor: Bueno, adelante. Ésta es la sesión, entonces.

 

Radael: Es una vida de hace mucho tiempo atrás en la Península Ibérica. Tú te llamabas Alberto Jiménez y voy a hablarlo en primera persona.

Tenía 12 años y me sentía un joven muy despreciado porque mi familia era muy pobre. Mi madre había muerto cuando yo tenía 10 de un problema pulmonar y mi padre siempre fue muy seco con nosotros -conmigo y con mi hermana Mariana-. Fuimos a la casa de los tíos, que se llamaban Joaquín y Ana. Joaquín y Ana son nombres muy ilustrativos para aquellos que han estudiado la historia de Jesús y de María, su madre...

 

Interlocutor: Sí, eso estaba pensando.

 

Radael: ...y bueno, en este caso es causalidad.

 

Interlocutor: ¿Causalidad?

 

Radael: Causalidad. Mis tíos, amorosos, me han criado muy bien pero hay algo que se llama genética y que, evidentemente, yo, como espíritu, quería experimentar. Siempre fui de físico esmirriado, como débil, y tenía fuertes dolores de cabeza y grandes temores. Si bien Joaquín y Ana eran amorosos, tenían un primo directo -un primo hermano de Joaquín y primo político de Ana- que era absolutamente religioso y él hablaba permanentemente de castigos. Y un día hablando con él me comenta: "¡Ay, ay, ay! Tú, chaval, no sé para qué has venido porque por algo tu padre te abandonó, por algo tu madre dejó este mundo. Tenía muchos pecados que pagar y ahora se está retorciendo en el infierno. Y tú, esos dolores que tienes es porque también eres un alma que tienes muchas cosas que pagar. Has venido a pagar tu pena y la estás condenando aquí".

Y yo temblaba de temor y me implantaba engramas.

"Y pronto vas a ver que tu cabeza va a estallar porque llevas un demonio dentro tuyo; el demonio te persigue vida tras vida".

O sea, me mezclaba un montón de cosas sin ton ni son pero yo, como niño e ignorante por la época, me creía todo.

Y fui creciendo con temor. Tenía temor a todo: a la vida, a las amistades, a salir solo, etc. Y cada vez que mis tíos iban a hacer una diligencia y yo me quedaba solo me retorcía de dolores de cabeza y dolores estomacales provocados por la soledad, por el temor, por la angustia de estar solo. Y, aparte, le tenía un pánico tremendo al agua -que eso venía de una vida anterior donde había en otro mundo muerto ahogado-. Mi vida era un caos siendo tan pequeño. Y por la noche lloraba, me hincaba y cruzaba las manos y le rogaba a Dios que perdone si yo cometí algún pecado, porque no recordaba de haberlo cometido. Tal vez, en sueños, yo me levantaba y cometía actos hostiles. Y un día le pregunté a ese tío segundo religioso qué actos hostiles había cometido y él, tapándose los ojos, me decía: "No, son inenarrables. Porque conozco tu alma; conozco tu alma".

A los 14 años tuve un paro cardíaco y desencarné.

 

Interlocutor: ¿A qué nivel hemos ido?

 

Radael: Nivel 3.

 

Interlocutor: No habíamos llegado al nivel 4 todavía.

 

Radael: Pero con ese raciocinio que tenía como espíritu lo primero que hice fue conceptuar al thetán de ese tío religioso. Ese tío religioso viajaba mucho y en la zona de esa región llamada Francia había cometido violaciones a niños. A la cuarta violación lo habían pescado, lo habían aprehendido...

 

Interlocutor: ¿A la cuarta violación?

 

Radael: Sí, en la región llamada Francia. Le habían dado una tremenda golpiza que por ese azar llamado fortuna -que no sé porqué le dicen fortuna al azar porque no se merecía ninguna fortuna- pudo escapar y cambió de identidad. Obviamente, a mi tío Joaquín le dijo que había estado en Roma -en Italia- con grandes obispos, haciendo grandes misiones, y ocultando esa verdad. Y él le tuvo un rencor tan grande a los niños y también tenía engramas propios por la golpiza y por todo eso, toda esa libido por las criaturas se le fue pero ese odio reemplazó la libido y por eso me dijo a mí lo que me dijo, creándome los engramas.

Sus engramas no son una justificación para que me causara engramas a mí. Como espíritu total sentí compasión y esa compasión evitó que roles del ego se apoderaran de mí. Sí, obviamente, tuve engramas y esos engramas, de alguna manera, pueden provocarte a ti actualmente temores en la parte médica, que te ates la cabeza cuando de repente un especialista te da un dictamen de análisis que no es tal y hasta no te deje dormir hasta que tu médico -el correcto- te diga "No, usted no tiene lo que le dijeron" y te tranquilice. Pero esos temores ya venían de esa vida...

 

Interlocutor: ¿La que estás relatando?

 

Radael: Sí. Y los dolores de cabeza son provocados también por ansiedad, por avidez y por temores.

 

Interlocutor: Que eso ya es general y forma parte de mí personalidad, diríamos.

 

Radael: Porque a veces los temores, como son engrámicos, se implantan en tu ADN. De todas maneras...

 

Interlocutor: ¿Pero eso puede desaparecer con la psicoauditación?

 

Radael: Sí, totalmente. De todas maneras esto que estoy relatando, a pesar de no haberlo relatado en primera persona, me ha dejado bastante bien.

 

Interlocutor: Quiero hacer un comentario que va a servir para todos. Antes de relatar esa vida, diríamos anfibia, yo tenía una especie -me venían de tanto en tanto- de sollozos, no sé cómo llamarle, un tremendo sollozo y después de la auditación esa nunca lo volví a tener más.

 

Radael: Bueno. Eso es bueno y sirve como testimonio. El Maestro Johnakan, a través de este receptáculo Jorge, ha dicho muchas veces que muchísimos, incontables seres humanos se despiertan por la mañana con sollozos inconscientes y luego, repasando el día, sacan cuentas de que no tienen por qué tener ese sollozo porque no ha sucedido nada en los últimos días; al contrario, han cobrado las sumas que les debían, han estado armoniosos en su relación -por lo menos en los últimos días- y con sus hijos han tenido un trato preferencial. Y Johnakan hace hincapié en que son sollozos de alguna manera transmitidos -obviamente no a propósito- por el propio thetán que, de alguna manera, recuerda esas vidas anteriores.

 

Interlocutor: Está bien. Ahora, una pregunta. Yo estoy notando -no sé si es normal o es anormal- una sensibilidad muy especial, por ejemplo, hacia los niños, cuando los veo mendigando por la calle. Y es una sensación que antes no tenía tanto, o lo negaba, diríamos. Ese aumento de la sensibilidad no es solamente con respecto a los niños pero principalmente con respecto a los niños que hasta uno quiere hacer algo, no sabe qué, por ellos.

 

Radael: Dice un aforismo chino de hace más de dos milenios: "No dejes que el árbol te impida ver el bosque". Esa avidez tuya de servicio quizá te impedía la compasión elemental. Ahora que has frenado un poco la avidez y estás más calmo sigues en la misión de servicio pero dejas asomar más a la compasión.

 

Interlocutor: ¿Eso está bien o está mal?

 

Radael: Eso está muy bien. Eso está muy bien porque la compasión, a diferencia de la lástima, no tiene ego. Eso ya lo dijo Johnakan. La lástima es una compasión egoica pero la compasión es un sentimiento puro como el amor, a diferencia del amor personal que abreva mitad de la emoción y mitad del sentimiento.

Para retirarme, agradezco profundamente las lecciones conceptuales de Morgan-El, de Ketter, del hermoso Maestro Jesús y de Johnakan, que me ha permitido profundizar en este último concepto que he dado.

 

Interlocutor: Y agreguemos al receptáculo que te ha aguantado, que nos ha aguantado, je, je. Veo que te resiste a ti más que a Ruanel, ¿eh?

 

Radael: Tú tienes un poco de agua. Échasela en la cabeza a este receptáculo para apagar el humo. No digo apagar el fuego porque fuego interior tienen todos. Gracias.

 

Interlocutor: Hasta luego, Radael.

 

Información adicional sobre el contacto entre el 10% y el 90%

Continúa en Radael 3